Reign of Fire
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Novedades

- (30/05) Aviso Importante

- (18/05) Ya podéis pedir Los Dracs de Mayo

- (28/03) ¡Cumplimos 6 años online!

- (29/01) ¡Empezamos a publicitar por Tumblr!

- (18/01) Debéis hacer el nuevo Registro único

- (15/01) ¡La minitrama Ash Blessing ha empezado!

- (17/11) Revisad bien la normativa de las búsquedas, pues hemos añadido una nueva norma.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» Spirit Soul | Cambio de botón
Synnove, La bella. EmptyMiér Jun 10 2020, 09:24 por Invitado

» El ultimo Post
Synnove, La bella. EmptyMar Jun 02 2020, 15:19 por Selene Warren

» One Piece War [Afiliación Elite]
Synnove, La bella. EmptyDom Mayo 31 2020, 07:56 por Invitado

» En el bosque todo es más interesante || Luka
Synnove, La bella. EmptySáb Mayo 30 2020, 03:51 por Inaya

» Noche de guardia (Luka Schubert)
Synnove, La bella. EmptyJue Mayo 28 2020, 22:40 por Luka Schubert

» Una gran familia (Tamar y Anzu)
Synnove, La bella. EmptyJue Mayo 28 2020, 22:25 por Anzu

» Búsqueda romántica para un granjero (0/1)
Synnove, La bella. EmptyJue Mayo 28 2020, 12:16 por Luka Schubert

» El taller de las hermanas Balaur
Synnove, La bella. EmptyJue Mayo 28 2020, 04:55 por Daval

» You are finally here [Daval]
Synnove, La bella. EmptyJue Mayo 28 2020, 03:54 por Reeva

» El auspicio de la catástrofe [FB] (Oswin)
Synnove, La bella. EmptyMiér Mayo 27 2020, 15:26 por Oswin

Staff
Trystan
Admin
Selene
Admin
Faora
Admin
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
Synnove, La bella. G2TiwGkZ_o

06/06

Directorios y Recursos

08/10

Afiliados Élite

Limpieza 13/04


Time Of Heroes  photo untitled45.png
Synnove, La bella. V5tDusV Expectro Patronum
Crear foro
boton-aff
40/40


Synnove, La bella.

Ir abajo

Synnove, La bella. Empty Synnove, La bella.

Mensaje por Synnove el Lun Mayo 04 2020, 19:46

Synnove Arthdal
Marina Moschen

Datos Básicos


Nombre: Synnove

Pseudónimo: La Bella, Nnove.

Edad: 26 años

Raza: Humano

Grupo: Army
Ocupación: Soldado.

Descripciones



Descripción Física:


Synnove:

Synnove, La bella. Tumblr_pajlo58RKf1wwhs5lo6_400Synnove, La bella. Tumblr_pajlo58RKf1wwhs5lo3_400Synnove, La bella. Tumblr_pajlo58RKf1wwhs5lo2_400Synnove, La bella. Tumblr_pajlo58RKf1wwhs5lo4_400Synnove, La bella. Tumblr_pajlo58RKf1wwhs5lo8_400

Synnove es una persona muy física, y no solo en lo referente a su cuerpo, su cabello y sus facciones; los cuáles para pertenecer a una mujer que se crió en las calles, son bastante llamativos, finos y de buen rasgo. Su lenguaje corporal es casi tan notorio y claro cómo su comunicación hablada. Si bien Synn no es inquieta, es expresiva. Todo su rostro lo es, cómo si fuera un libro abierto que todos pudieran leer con facilidad. Reflejo de esto también son sus manerismos, peinados y vestimentas. Por ejemplo, todo aquel que la conoce bien sabe que si tiene su larga cabellera negra trenzada, significa que Nnove esta concentrada, lista para trabajar.

El resto de su cuerpo es delgado y menudo, probablemente esto se debe a la infancia vivida entre la hambruna y la deshidratación; pero desde que se presentó al ejercito y a ha formado parte de él ha ganado musculatura, mejorado su postura y también su equilibrio. Es bastante alta, casi tan alta cómo cualquiera de sus compañeros del sexo opuesto. Y su cabello, es tan largo que pasa de su cintura. Su piel, tiene un tinte de color sobre su lienzo blanco, pero aún así se ve de tez clara, al punto de que cualquier ejercicio es visible en el rosáceo que toman sus mejillas por el calor de cualquier actividad.

Psicología:


Synnove es un ser que se ha visto privado de demasiado en la vida. No posee un apellido, no tuvo padre ni madre. Ni tampoco un techo o un sitio al que llamar hogar. Creció peleando por la comida, el agua y prendas para poder abrigarse. Aprendió a robar, a huir y a esconderse a muy corta edad, sin si quiera entender porque peleaba tanto por sobrevivir si la vida que llevaba no era otra cosa que una tortura. A raíz de toda aquella circunstancia, desarrolló un agudo y profundo sentido de desconfianza, volviéndose silenciosa y áspera con las personas. Después de todo cuando eres un niño, simplemente sigues lo que se te da de ejemplo, y si quienes la rodeaban luchaban por continuar respirando, ella también lo haría.

Synnove se considera a sí misma una observadora, le gusta contemplar a las personas y sus elecciones. Le gusta aprender de los errores ajenos, solo para asegurarse de que ella no va a repetir sus pasos. En ese sentido, es muy paciente, púes es capaz de tomar asiento y esperar los resultados de aquel del cuál está aprendiendo. También, es muy sincera, poco tímida. Mentir no es lo suyo, aunque sí, le es más fácil ocultar información o negarse enteramente a confesar lo que sea que está guardando.

Si bien creció sola y careciendo de bastante, no es envidiosa. Nunca lo ha sido. Prefiere trabajar duro para obtener lo que desea, probándose una mujer orgullosa y altamente independiente. Cualquiera que busque enojarla o molestarla, puede perfectamente atacar este flanco, el cuál es su punto más débil.

Se ha enseñado a sí misma a controlar sus emociones, a no dejarse guiar por ellas de manera impulsiva, aunque su rostro delate lo que sea que esta sintiendo.  A pesar de parecer una mujer con corazón de piedra, Nnove ha sentido más de lo que puede soportar. Le ha dolido y marcado profundamente el aprender a amar y a sentir compasión por su hermano en raza, el ser humano.

Muchas veces se ha jactado de que lo más importante para ella es vivir más que sobrevivir. Preservar la paz de su estilo de vida le ayuda a mantenerse sana mentalmente, pero no por eso le es fácil dar la espalda al sufrimiento de su raza. La culpa a veces la consume, y es por eso que ha decidido creer que en parte ella puede ser misericordiosa, y es por eso mismo que ha decidido dedicarse a usar el arco y la flecha cómo arma principal, pues, considerando su línea de trabajo, con su esplendida puntería ella cree que puede otorgar una muerte rápida e indolora, en lugar de torturas y sufrimientos largos e interminables.

En cuanto a su estilo de vida, su trabajo, se siente conflictuada, pero está agradecida de tenerlo. Gracias a su personalidad y carácter ha sobrevivido a la hambruna, a la calle, la intemperie. Se ha salvado a sí misma de la muerte y la prostitución. Y actualmente, con sus propias manos y pies, se ha encaminado y consagrado en el ejercito, asegurándose una vida a salvo de los castigos, la tortura, la esclavitud. Sabe que su trabajo no es bien visto, en especial entre los humanos, pues a nadie le agrada un traidor a la raza. Pero un cama en la que dormir y comida para poner en el estomago, hacen la diferencia.

Aunque, honestamente, no está completamente orgullosa. Es responsable y comprometida con su puesto en la armada, sí, pero también entiende todo lo que sacrifica al pertenecer a los uniformados. Todo el dolor que inflige al pertenecer a ellos la hace cuestionarse, pero, ¿pueden culparla? ¿Puede sentirse completamente culpable de asegurar su existencia? ¿Está bien odiarse a si misma cuando lo único que ha hecho es evitar el yugo de los opresores, la ira de los dragones?

¿Es justo recriminarse por querer vivir?, ¿esta bien olvidar su voluntad?, ¿su propio deseo y bien estar? Muchos años son los que ella vivió sin entender el sentido de la vida, hasta que simplemente sintió cómo propio el deseo de querer seguir viviendo. ¿Por que, para qué?, aún no lo sabe. Pero quiere vivir, por las futuras oportunidades, por ella misma y por él. Synnove es una mujer de palabra, y sabe que debe cumplir con su promesa, o de lo contrario, no podría enfrentarse a él en su próxima vida.

Es por eso que no se arrepiente de ser leal a sus compañeros en armas. A los humanos que buscando algo mejor en la vida, entraron al servicio de armas de las bestias que los someten a diario. Querer vivir no está mal, y elegir ser parte de la armada para hacerlo, no es algo de lo que avergonzarse, ¿verdad? Querer vivir sin tener que sobrevivir es una elección digna.

Y vivir... ¿Que significa vivir?

Vivir significa amar al prójimo. Odiar al prójimo. Convivir con el prójimo, sea de la raza que sea. Y respecto a eso, a amar al prójimo... Para Nnove es complejo, pues no es algo que ha explorado con profundidad, pero con la probada que tuvo, descubrió que es una mujer leal. Descubrió que es tan humana cómo su prójimo. Synnove entiende que amar requiere de madurez, comprensión, honestidad, comunicación y flexibilidad. Synnove comprende que ella puede desarrollar todas esas cualidades, y actualmente se encuentra trabajando, internamente, en ello.

Habilidades:


  • Para ser una simple humana, Nnova es rápida y ágil. Todo gracias a su cuerpo menudo, el cuál le ha permitido desarrollar la fléxibilidad y capacidad motriz de su cuerpo.

  • En su juventud fue carterista, tiene manos ligeras y rápidas. Aún a la fecha, cuando por orden persigue a alguien, tiende a intentar meter sus manos en los bolsillos de su presa, en caso de que esta se escape, obtener algo de valor que sea útil para la investigación.

  • Sabe luchar y mantenerse firme en una pelea cuerpo a cuerpo. No es la mejor atacante, pero tiene resistencia suficiente para aguantar su postura en defensa y así alargar los encuentros. Cosa que le es muy útil para distraer a su contrincante hasta poder vencerle o agotarle.


Conocimientos:


  • Tiene una excelente vista y una buena memoria. Obsesionada con los detalles, rara vez algo se le escapa. Con los años ha cultivado la paciencia suficiente para buscar minuciosamente, hasta que algo termina por llamarle la atención, ya sea porque esta fuera de lugar o le parece extraño.

  • Pocos lo saben pero es retratista. Su talento se centra en el realismo y los detalles. Muchas veces a prestado su servicio para retratar los avisos de más buscados y fugitivos.

  • Sabe reconocer plantas medicinales, por simple memoria. Accedió a este conocimiento gracias a Vithor, cuyos parientes son sanadores y curanderos.  


Otros:


  • Además de poseer prendas propias, lleva el uniforme del ejercito, y a pesar de llevar consigo el armamento reglamentario de la institución (una espada y un cuchillo en una de sus botas), carga además un arco y un carcaj con flechas propios de su persona.  

  • Tiene insomnio. Pocas veces consigue dormir plácidamente, y cuando lo logra, el sueño dura poco pues despierta en llanto, llamando a Vithor en sus sueños.

  • Le teme a los dragones. No los odia ni reciente demasiado, pero si les teme y mucho. Pues sabe que su vida no es valiosa, ni que tiene oportunidad alguna contra estás bestias. Es por ello que vive en la forma en que lo hace, con la cabeza abajo y obedeciendo a los caprichos de aquellos seres. Le prometió a Vithor que sobreviviría, y que vería aquel mañana en el cuál el derecho a vivir fuese eso: un derecho. Y la joven intenta mantener su promesa.  

  • Le gusta bañarse con agua fría y preferiblemente natural. Cuando tiene tiempo, tiende a escapar a los bosques para bañarse con tranquilidad.

  • Su crimen más grave no es el robo, si no el asesinato. Dicho acto lo ha cometido en más de una ocasión, y siempre que ha recurrido a el, lo ha hecho para sobrevivir.

  • Synnove es muy reservada respecto a este tema, pero la verdad es que se entregó y unió a Vithor. Ambos sellaron lo que sentían el uno por el otro cómo hombre y mujer, en medio de la naturaleza y un par de amigos de Vithor, quienes junto a las deidades elementales, fueron testigos de la "ceremonia". Nadie sabe de las creencias que unieron a los amantes, pero para todos quedó claro que eran pareja, prueba de esto: un anillo en la mano del hombre y unos aretes a juego en las orejas de la mujer.

  • Algunos lo saben, algunos lo comentan y otros por respeto no dicen nada: pero es sabido que Synnove, La Bella, es una viuda.  

  • Si bien, Syvonne podría haber usado el apellido de su amado desde un comienzo, decidió no hacerlo para evitar sospechas. Luego de su fallecimiento, anunció que en honor a su memoria y la relación que compartían tomaría el apellido Arthdal.

  • Su apodo, "La Bella", fue entregado a su persona por el mismo Vithor, y lejos de ser un cumplido, la palabra pretendía ser un insulto. Cuando Synnove entró al ejercito, lo primero que llamó la atención, fueron sus rasgos. Bellos y definidos, finos, lejanos a la belleza normal de cualquier mujer perteneciente al vulgo. Sus rasgos, denotaban los de una alta dama, de esas que pocas veces podrían sobrevivir el entrenamiento y el estilo de vida del ejercito. Con el paso del tiempo, Synnove demostró su valía y calló la boca del hombre que a futuro sería su compañero de vida.

  • La razón por la cuál la relación de Vithor y Syvonne no afloró en hijos y una familia es porque ella no quería, por lo que acudió a su suegra para que la ayudase a evitar quedar embarazada a toda costa.

  • Le tiene miedo al dolor. No tanto al dolor físico, pero si al dolor emocional. Aún no se recupera de la muerte de su difunto esposo, y teme profundamente volver a abrirse a alguien más. No quiere volver a encariñarse con nadie, pues el dolor de la pérdida y el vacío han probado ser demasiado para ella.

  • Siempre ha sido reservada. Y a pesar de que ha compartido lecho con su marido, desde su muerte se ha negado a varias proposiciones. Pocas y raras son las ocasiones y personas con las que se enreda en cama ajena.

  • Detesta sus rasgos físicos, Nnova cree profundamente que la belleza esta sobre valorada y maldita, pues más de una vez a recibido comentarios y se ha visto en situaciones amenazadoras a su existencia por su sexo y belleza. Y en todas ellas, tuvo que hacerle entender a sus agresores que una falda y un rostro bello, no son invitación para hacer con ella lo que sea les dicte el deseo.




Biografía


Familia:


  • Padre: Desconocido. No se sabe si esta vivo o muerto  
  • Madre: Desconocida. No se sabe si esta vivo o muerto.
  • Esposo Vithor Arthdal. Fallecido en acto de servicio en el ejercito de la Reina.
  • Suegro: Horem Arthdal. Vivo.
  • Suegra: Suhad Arthdal. Viva.
  • Cuñado: Avan Arthdal. Vivo. Gemelo de Reubem
  • Cuñado: Reubem Arthdal. Vivo. Gemelo de Avan.
  • Cuñada:Hesena Arthdal


Historia:

La infancia de Syvonne está hecha de retazos y pedazos. Desde que tiene uso de memoria y razón ha sido una rata callejera, cómo muchas otras. Parte de la plaga más densa de Talos. Durante aquellos años, Nnova aprendió la regla de oro observando a todos aquellos que trataban las calles bajas de Talos cómo si fuera su propio Reino: sobrevivir a toda costa. Robando, peleando, mordiendo y arañando. Este estilo de vida, no es para cualquiera, no es para un niño, pero contra todo pronostico, Synnove se adaptó rápidamente a ella. Al principio siguiendo a grupos que se preocupaban por los menores, y ya luego decidió continuar con aquel camino por su propia cuenta.

En primera instancia creyó que podría lograrlo sola, pero prontamente comprendió que ser una chica joven y sola en los barrios bajos de Talos era un peligro. En más de una situación se vio en problemas, y en todas ellas tuvo que recurrir a lo impensado para poder sobrevivir. La primera vez que le arrebató la vida a un hombre tenía catorce años, el hombre en cuestión, era viejo, delgado y apenas si tenía fuerza en sus músculos y huesos, y aún así intentó aprovecharse de ella. Nadie hizo nada por salvarla, y nadie hizo nada por salvarlo a él, pues, una boca menos contra la que pelear por sustento, era un alivio.

A medida que el tiempo fue pasando, Synnove comprendió que no podía seguir valiéndose de vandalismo para sobrevivir. Dieciséis años tenía cuando escuchó una muy interesante conversación. Las ventajas de adquirir una posición en el ejercito de la Reina: comida, ropa, abrigo, dinero... sustento para vivir una existencia decente. Nnove nunca fue una real admiradora de los seres draconianos, pero la realidad era esa: ellos eran los únicos que podían darte las llaves para una mejor vida. Y Nnove estaba dispuesta a conseguirlas. A partir de entonces la joven intentó, a toda costa, evitar cualquier problema o vandalismo. Incluso, trabajó como recadera para los comerciantes del pueblo, y resistió cómo pudo hasta que se le dio la oportunidad de poder postularse al ejercito de la Reina.

Jamás olvidará el día de la selección. Tenía dieciocho años

No era demasiado alboroto, de hecho, al parecer mientras más humanos estuvieran intentando entrar, mejor. Más vidas para desechar. Aquel año, la vida de Synnove cambiaría completamente. No solo el entrenamiento era complejo, algunos de sus compañeros, hicieron todo lo posible por hacerla sentir poco bienvenida en cada entrenamiento. Por más que le cueste admitirlo, para Nnova no fue fácil, le costó bastante hacerse un lugar y un nombre entre los demás reclutas.

No. No entre todos, si no más bien uno en especial: Él. Vithor Arthdal. Un joven dos años mayor a ella, quien rápidamente tomó disgusto por la personalidad de Nnova. Arthdal declaraba que sus compañeras no estaban a la altura de la situación, en especial Synnova, quién a su juicio no era más que una chiquilla petulante y delicada, con una personalidad con demasiados aires para su gusto. Synnova había previsto ciertas reservas por parte de los integrantes masculinos a los femeninos, pero Arthdal rápidamente le colmó la paciencia, ya que si bien las declaraciones de su compañero podrían ser ciertas, la joven no estaba dispuesta a dejarse molestar.

A medida que los días pasaban, transformándose en semanas y las semanas en meses, la situación entre ambos se transformó en un asunto que interesó a la mayoría de los reclutas. La competencia entre ambos era palpable, no importaba la actividad en la que estuvieran entrenando, siempre se atacaban el uno al otro como dos animales rabiosos. Apenas salía el sol, los insultos, las bromas y las respuestas sardónicas y sarcásticas no se hacían esperar.  

Mientras el tiempo pasaba, tanto Vithor cómo Synnove no cedían, y una tarde, su conflicto les causó problemas. Estaban practicando, peleando en la arena.

Synnove insultó la personalidad dócil de Vithor. Vithor en respuesta la provocó hasta que la joven no aguantó más y atacó, olvidando que aquello era una práctica. Aquel niño no sabía por todo lo que ella había pasado, y no era quién para juzgarla, por lo que atacó con todo. Y él se defendió. Golpe tras golpe, los demás se detuvieron para vitorear el espectáculo, hasta que por ordenes de su superior ambos, ensangrentados y amoratados, fueron separados.

Sin derecho a que los atendiera un sanador, ambos fueron encerrados en celdas separadas pero vecinas.

Las horas pasaron, el sueño no vino. El silencio se hacía cada vez más incomodo y entonces, Vithor habló. Si bien no se disculpó, increpó de una manera más calmada la personalidad de Synnove. En un comienzo, ella simplemente alzó su altivo rostro y lo ignoró, y el ignorando su desprecio siguió hablando. Habló de su familia, de sus anhelos. De porque resentía la actitud de Synnove, la cuál no se dejaba ayudar ni ser parte del pelotón que a futuro formarían. "Allá afuera nos van a matar si no trabajamos cómo un equipo bien formado." le dijo "Si no eres capaz de trabajar con nosotros te sugiero que te vayas, no pienso morir por culpa tuya." sentenció finalmente, mirando el rostro de la joven a través de los barrotes.

Apoyándose en los barrotes de las celdas conjuntas, y dándole la espalda, Synnove se sentó a su lado, intrigada. "¿Que estás haciendo aquí?", preguntó ella, peinando su cabello pegado y enredado con sangre. Aquella pregunta los acercó de manera infinita, de manera intima. Hablaron toda la noche, y por primera vez en años, Synnove encontró a alguien digno de admirar. Vithor venía de una familia numerosa, y si bien tenían un oficio, no estaban completamente a salvo. Y mientras ella estaba allí para sobrevivir, el estaba allí para dar una mejor vida a su familia.

El no buscaba que su gente sobreviviera. El buscaba que su gente viviera en paz, sin preocupaciones. Y esperaba que llegase el día en el que pudiesen ver algo mejor, y si para eso tenía que jugar su parte cómo recadero de los Dragones, estaba dispuesto hacerlo, pues no había vergüenza alguna en querer velar por su familia.

En cierta forma, su forma de pensar causó una fuerte impresión en Nnove.

Con la llegada del alba, Synnove se acercó a los barrotes, tomándolos entre sus manos. Y sin mayor decoro, aún altiva y orgullosa, lo miró a los ojos y solo le dijo "Lo voy a intentar" Aquel día, Synnove se convirtió en un verdadero soldado. Obedeciendo cada orden y ejecutando cada actividad cómo se esperaba de ella. Estuviera sola, o puesta con algún compañero. Synnove dejó su superioridad de lado, y trabajó codo a codo con los demás. En perfecta sincronía.

Finalmente la luna alcanzó su ciclo y un año pasó. Synnove durante ese tiempo se encontró acompañada por los soldados, cómo una más de una extraña hermandad, que a pesar de las circunstancias y diferencias, se hacía compañía. Algunos con familias y otros solos, como ella. Fuera quien fuese, todos estaban allí porque pensaban igual: querían asegurarse una vida. Y entre ellos, por su puesto, estaba Vithor Arthdal, el que había despertado el interés de Synnove y su corazón de piedra.

Veinte años tenía cuando ya llevaba un par de lunas trabajando cómo perro del gobierno. Y se había ganado el odio de sus congéneres en raza, pero no era la única. Vithor y los otros sufrían su parte también, y si bien era doloroso y difícil, no estaban solos, pues Vithor y Synnove habían iniciado algo que la joven jamás pensó experimentar. Y a fines de ese mismo ciclo, se unieron cómo hombre y mujer, bajo la creencia de la Familia Arthdal.

Los Dioses Elementales, en los que ella acabaría creyendo también, bendicierón la unión que los transformó en marido y mujer.  

Ya se habían acostumbrado al ritmo de vida que les exigía el ejercito. Y a pesar de que mantenían su relación con un perfil bajo, a vista de todos, Synnove y Vithor estaban juntos, eran felices. Y por un tiempo, fue así. Pocos años, pero sin dudas los más felices que aquella chica de las calles había experimentado en su vida.

Desgraciadamente, cómo todo en la orden natural, el ciclo de su felicidad llegó a su fin hace un año atrás. Veinticinco años tenía. Estaban persiguiendo a los aclamados terroristas, e iban en grupos. Las ordenes eran claras, si era posible debían capturar a alguno con vida, pero también podían acabar con la vida de más de uno. Synnove, Vithor y dos soldados más se habían adelantado. La mujer, con arco y flecha en mano se había ocultado y protegía desde una buena altura a los soldados que estaban abajo.

Pero el papel que interpretaban era el de carne de cañón, y cómo era de esperarse, fueron emboscados.

Estaban sobrepasados en número y Nnove desde su posición podía hacer poco. Cuando los rebeldes ya se hubieron dispersado, la mujer descendió hasta la ubicación de sus compañeros, encontrando solo a dos. Vithor tendido en el suelo, sujetando su vientre y a uno de sus camaradas poniéndose de pié, victima de heridas menores. Synnove perdiendo el control que la caracterizaba, ordenó al joven que fuera por ayuda, y mientras el corría levantando tierra al hacerlo, ella se recostó en el suelo junto a su esposo. "Vas a estar bien. Vas a estar bien." le repetía una y otra vez mientras acariciaba su cabeza y su mejilla, allí recostados en el suelo.

Ya casi había caído la noche cuando los encontraron y trasladaron a las facilidades en las del cuartel. Aquella fue la noche más larga de su vida, y la última de Vithor en la tierra. Antes de morir, su esposo le rogó que dejase de sobrevivir. Que empezara a ver a futuro, y que esperase por una vida mejor, una cómo esa que ambos soñaban cuando dormían en los brazos del otro. Le hizo jurar también, que no volvería a tomar distancia de lo que pasaba al rededor de ella, fueran amigos o enemigos, le hizo prometer que no volvería a ser indiferente. Que viviría con todo lo que ella era capaz de entregar, para bien o para mal.  

Llorando por primera vez frente a él, ella asintió y se acurrucó a su lado en lágrimas escuchando los latidos de su corazón, cada vez más débiles y lentos. Mientras el tiempo pasaba, la temperatura del cuerpo ajeno descendía con sus latidos.

Y de un segundo al otro, Vithor ya no estaba con vida.

Ha pasado un año desde su muerte, y Synnove cómo prometió, sigue viviendo. Aunque ha vuelto a poner paredes y a distanciarse de cualquier acto social, se ha mantenido leal a sus compañeros. Procurando que todos y cada uno de ellos se encuentren bien. Actualmente, vela también por la familia de Vithor, procurando que nada les falte a pesar de la distancia que la chica a decidido guardar de ellos.

No sabe cuánto tiempo más durara su propia existencia en la tierra de los Dragones, pero la joven vive cada día solo para llegar al otro. Su meta es vivir una vida larga y duradera, y mientras hace eso, trabaja en cumplir con lo que le ha prometido a su esposo. Intenta, desde lo más profundo de su ser, despertar y acercarse a la sociedad de la que es parte, incluso si esto significa, tomar un bando por algo más que mera sobreviviencia.


Te has ido y
me has dejado con la promesa de que no te seguiría. :
Synnove, La bella. 980d0c7d8a254902de72a705287ee22b907129a7


Actualidad:

Synnove debió habérselo esperado, claramente, después de prometer que haría lo posible por vivir un paso a la vez, el mundo pareció enloquecer. Cuando vivía con Vithor, solo existían ella y él, el resto podía arder en llamas. Intentando ser fiel a su palabra, ha puesto más atención en todo lo que acontece:

  • Le sorprende, por ejemplo, la existencia de la raza híbrida. Jamás pensó que pudiese existir alguien más hipócrita que ella, pero los Dragones se han probado líderes del título. Aparentemente, no somos una raza tan inferior, pus por lo visto algunos no han podido mantenerse dentro de sus margenes y han decidido, por error o deseo, dejar su descendencia regada en la matriz humana. Nnove espera que esta nueva raza, que mezcla a las otras dos anteriores, pueda regar algo de luz al actual régimen, y que así el mundo que esperó ver junto a su esposo pueda llegar pronto.

  • Si bien lleva años desde que se casó y que se inició en la Fe de los Dioses Elementales, aquella creencia la hecho propia. Cree fervientemente, que la posibilidad de que las bestias aladas puedan ser puestas a raya, es cada vez más posible gracias a los Dioses. Primero, porque sabe que hay más fieles de los que se cree y segundo, porque de lo contrario, los Dragones no mostrarían tanta atención ante la creciente fe hacia los Dioses Elementales.

  • No le agrada la existencia de la Inquisición. Cree que su existencia solo acarreara más y más problemas para la precaria situación en la que se encuentra Talos. Cómo si la raza humana no tuviese suficiente con la existencia del ejercito entrando a sus casa y arrebatando sus vidas.

  • Piensa que es algo que se pudo preever. Pues entre altaneros, es fácil entenderse, y a pesar de que nunca lo ha dicho en voz alta, cree que la Reina o sus estrategas debieron prever el asunto. Respecto a la hambruna que fue entregada casi como desenlace ante esos hechos, no esta segura. No sabe a quién culpar, tampoco es que este en su lugar hacerlo. Actualmente se encuentra un tanto decepcionada de la facción terrorista, a quienes de alguna manera, siempre admiró. Piensa que ellos también debieron sopesar todos los posibles desenlaces, aunque todos los que están en la tierra, jamás podrían haber previsto el actuar de los Elementales y la naturaleza.

  • La destrucción de los altares es una ofensa que se ha tomado personal. Aunque no pueda expresarlo. Se siente dolida y sabe que la familia de su difunto esposo también lo está. Teme profundamente que la guerra entre la Reina y sus Dragones en contra de los Dioses Elementales alcance un nivel de exterminio que continuará afectando solamente a los humanos.






Creado por Frozen




Synnove, La bella. Tumblr_p6uhx6NWNy1uivtrxo3_100Synnove, La bella. Tumblr_p6uhx6NWNy1uivtrxo2_100
Synnove
Synnove
Foreigner

Ocupación : Soldado
Mensajes : 3

Volver arriba Ir abajo

Synnove, La bella. Empty Re: Synnove, La bella.

Mensaje por Synnove el Mar Mayo 05 2020, 02:47

Ficha terminada y a la espera de corrección.
p.d: me preguntaba si podían agregar el apellido Arthdal junto al nombre de mi usuario.




Synnove, La bella. Tumblr_p6uhx6NWNy1uivtrxo3_100Synnove, La bella. Tumblr_p6uhx6NWNy1uivtrxo2_100
Synnove
Synnove
Foreigner

Ocupación : Soldado
Mensajes : 3

Volver arriba Ir abajo

Synnove, La bella. Empty Re: Synnove, La bella.

Mensaje por Faora el Jue Mayo 07 2020, 20:55

Hola querida Synnove, bienvenida al foro  :dragonmono:

Paso a comentario un único detalle que me genera un poco de confusión en la ficha. Es en relación a los dioses elementales, los cuales mencionas como punto principal en tu historia amorosa.

@Synnove escribió:Synnove es muy reservada respecto a este tema, pero la verdad es que se entregó y unió a Vithor. Ambos sellaron lo que sentían el uno por el otro cómo hombre y mujer, en medio de la naturaleza y un par de amigos de Vithor, quienes junto a las deidades elementales, fueron testigos de la "ceremonia". Nadie sabe de las creencias que unieron a los amantes, pero para todos quedó claro que eran pareja, prueba de esto: un anillo en la mano del hombre y unos aretes a juego en las orejas de la mujer.

Y luego en la parte pertinente en la historia. Imagino que lo que quieres reflejar con todo esto es el culto por los dioses, y no que ellos mismos hayas "asistido" de forma física a esa ceremonia, lo cual es imposible porque ellos no se aparecen a las personas. Supongo que esa ceremonia es una boda pero debes tener en cuenta que todo seria meramente simbólico por lo que te comento. Necesito que me matices esos detalles un poquito.

Como ves es un detalle de nada, que puede que incluso yo no haya comprendido bien, pero los dioses elementales son un tema delicado y no se pueden usar normalmente en la ficha a no ser que este muy bien justificado. Una forma rápida de solucionarlo seria no mencionar que son los dioses elementales, si no los dioses en los que cree la familia de tu marido.

Cuando lo tengas avísame y paso a aceptarte la ficha  :dragonmono:




Synnove, La bella. ZdXqbBN

Mi mundo...:

Synnove, La bella. 6Qn2otE
Habilidades:

Synnove, La bella. Eb51c910
Synnove, La bella. Uooj_by_dymanga-dc10hiy
Habilidades en desarrollo:
Falso dragón 1
Falso dragón 2
Mi fuego interior:

Synnove, La bella. B7e8d0fb626188ca8b0d1e79a949f899Synnove, La bella. D76cabfa186ff77532b94768387a607e
Faora
Faora
Hybrid

Ocupación : Protección y vigilancia de Talos
Mensajes : 1444

http://cinemaxuniverse.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Synnove, La bella. Empty Re: Synnove, La bella.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.