Reign of Fire
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Novedades

- (30/05) Aviso Importante

- (18/05) Ya podéis pedir Los Dracs de Mayo

- (28/03) ¡Cumplimos 6 años online!

- (29/01) ¡Empezamos a publicitar por Tumblr!

- (18/01) Debéis hacer el nuevo Registro único

- (15/01) ¡La minitrama Ash Blessing ha empezado!

- (17/11) Revisad bien la normativa de las búsquedas, pues hemos añadido una nueva norma.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» Spirit Soul | Cambio de botón
Esto no va a terminar bien… (Özgyur) EmptyMiér Jun 10 2020, 09:24 por Invitado

» El ultimo Post
Esto no va a terminar bien… (Özgyur) EmptyMar Jun 02 2020, 15:19 por Selene Warren

» One Piece War [Afiliación Elite]
Esto no va a terminar bien… (Özgyur) EmptyDom Mayo 31 2020, 07:56 por Invitado

» En el bosque todo es más interesante || Luka
Esto no va a terminar bien… (Özgyur) EmptySáb Mayo 30 2020, 03:51 por Inaya

» Noche de guardia (Luka Schubert)
Esto no va a terminar bien… (Özgyur) EmptyJue Mayo 28 2020, 22:40 por Luka Schubert

» Una gran familia (Tamar y Anzu)
Esto no va a terminar bien… (Özgyur) EmptyJue Mayo 28 2020, 22:25 por Anzu

» Búsqueda romántica para un granjero (0/1)
Esto no va a terminar bien… (Özgyur) EmptyJue Mayo 28 2020, 12:16 por Luka Schubert

» El taller de las hermanas Balaur
Esto no va a terminar bien… (Özgyur) EmptyJue Mayo 28 2020, 04:55 por Daval

» You are finally here [Daval]
Esto no va a terminar bien… (Özgyur) EmptyJue Mayo 28 2020, 03:54 por Reeva

» El auspicio de la catástrofe [FB] (Oswin)
Esto no va a terminar bien… (Özgyur) EmptyMiér Mayo 27 2020, 15:26 por Oswin

Staff
Trystan
Admin
Selene
Admin
Faora
Admin
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
Esto no va a terminar bien… (Özgyur) G2TiwGkZ_o

06/06

Directorios y Recursos

08/10

Afiliados Élite

Limpieza 13/04


Time Of Heroes  photo untitled45.png
Esto no va a terminar bien… (Özgyur) V5tDusV Expectro Patronum
Crear foro
boton-aff
40/40


Esto no va a terminar bien… (Özgyur)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Empty Esto no va a terminar bien… (Özgyur)

Mensaje por Zayah el Miér Feb 12 2020, 00:21

Estaba al tanto de los planes de Tiamat y.... se merecía aquella mansión. Había ayudado a su cruel plan de vender a la resistencia a su mejor amigo y compañero. Pese a que a ella le parecía una traición imperdonable, ya que su relación con Öz se había basado en un par de miradas y gruñidos por parte del dragón, se centró en ver que beneficio sacaba ella de todo eso.

Y vaya si lo sacaba...

Su jodida mansión estaba abandonada y a estas alturas el dragón seguramente ya estaría muerto o a punto de ello. Obviamente había intentado indagar y sacarle información a Tiamat, pero el tema parecía molestarle y la pelirroja sabía que en el fondo se sentía culpable... Culpable por ser un cerdo traidor, perdiendo así al mejor guardaespaldas. Pero no dejaba de ser su jefe y quién permitía que viviera en La flor azul de manera acomodada, ya que la había puesto al cargo de las demás chicas, de vigilar todo cuando él no estuviera, de que estuvieran perfectas y fueran serviciales.

El negocio tendría que ir perfecto y ella se encargaba de organizar todo. Siempre uqe cumpliera con ello, todo iría bien. Pero aquel día no pudo resistirse y sabiendo donde se encontraba exactamente la ubicación de la mansión de Öz, tras una seria amenaza por parte de Tiamat si abría el pico, decidió pasarse a inspeccionar.

Sabía que Öz era reservado y algo corto de palabras. Algo que nunca le había gustado mucho, pero tampoco habían tenido mucho tiempo de estrechar lazos, de haber podido la pelirroja habría usado sus habilidades para robarle, estaba segura.

Mostró una sonrisa felina al ver el que sería su nuevo hogar de ahora en adelante, paseándose por los pasillos, observando la decoración, cambiaría algunas cosas... Era jodidamente grande y ahora sería para ella. Ojalá esté bien muerto... Esperaba que Tiamat se asegurara de ello.

Pese a que había estado algún tiempo abandonada se conservaba en buen estado y la decoración no estaba nada mal... Para ser de un dragón que pasaba la mayor parte del tiempo fuera. Por ese motivo caminó hacia la habitación observando la enorme cama que había en el centro de la habitación y la bañera que había más al fondo...

No dudó ni un segundo en deshacerse del vestido y caminar desnuda hacia ella, comenzando a abrir el grifo y dejar que el agua corriera mientras rebuscaba a ver si encontraba algún jabón o sales de baño, lo que fuera que oliera bien. Empezó a tararear mientras pasaba su mano por el agua, comprobando que estuviera a su gusto.





Esto no va a terminar bien… (Özgyur) QNzANdq
La flor que crece en la adversidad es la más hermosa de todas
Zayah
Zayah
Human

Mensajes : 29

Volver arriba Ir abajo

Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Empty Re: Esto no va a terminar bien… (Özgyur)

Mensaje por Özgyur el Lun Mar 16 2020, 13:03

El sonido de la puerta al cerrarse consigue que suelte un gruñido doloroso mientras apoyo mi humillado cuerpo contra la vieja madera que conforma la que he considerado puerta de entrada principal a mi hogar. Jadeante por el esfuerzo que me ha supuesto arrastrar mi maldita pierna todo el trecho que me separaba de esta edificación golpeo con violencia la puerta con mi propia cabeza, mientras me maldigo una y un millón de veces por haber bajado la guardia, por haber sido tan estúpido como para no tener en cuenta la advertencia de Tiamat sobre los graves cambios acaecidos en Talos, algo que me ha pillado tan de sorpresa que ha sido cómo si me golpearan con mil puños en lo más profundo de mi ser, haciendo que algo dentro de mi se remueva, algo que hacía demasiado tiempo que no sentía, una rabia que parece querer romper el aislamiento en el que está confinada para apoderarse de mi cuerpo y volver a hacer que sienta algo, algo que no sea esta maldita sensación de pasividad, de conformismo que me ha estado acompañando estos últimos años.

Gruñendo nuevamente, aunque esta vez por el fastidio más que por el dolor al dirigir mi mirada hacia el profundo corte en mi hombro, aquel que me abrasa todavía como consecuencia del jade contenido en la daga que la ha provocado, hago acopio de mis fuerzas para apartar mi cuerpo de la pared, notando en ése mismo instante la aguda protesta de mi dañada rodilla, aquella que jamás volverá a ser la misma y cuyas molestias me acompañarán el resto de mis días.

Mientras avanzo renqueante por lo que había sido mi hogar con una clara mueca de dolor en mi rostro, dejando un ligero rastro de aquellas gotas de la sangre que no deja de brotar de la herida de mi hombro, no soy consciente de los claros signos de abandono que presentan todas y cada una de los pasillos y salas que conforman lo que hace unos pocos años rebosaba de vida. Como tampoco me he fijado en cómo mi jardín, una de las cosas que más mimaba y cuidaba de mi hogar se había convertido poco más que en una masa enmarañada de hierbajos, árboles mal cuidados, un simple nido de alimañas, tampoco me fijo en el polvo cubriendo los viejos muebles, ni el el yeso desconchado que cubre algunas paredes, ni los tapices raídos después de tantos años sin que nadie se encargue de ellos, pues mi marcha supuso la marcha de todos mis sirvientes. De hecho, de no haber sido por la insistencia de Tiamat en que no me deshiciera de lo que ahora es mi única posesión, ahora mismo no tendría más remedio que alojarme en su establecimiento, algo que conllevaría tener que soportar las miradas, escuchar los comentarios, los murmullos de todos aquellos con los que antiguamente compartí comidas y demás actos sociales y que, seguramente se sorprenderán de mi regreso.

Y justamente había sido una mirada la que me había desarmado completamente, sorprendiéndome al remover unos recuerdos demasiado duros, unos recuerdos que me han sumido en mi situación actual. Pues creo haberla reconocido, una mirada fría, tan carente de sentimientos como mi ser durante estos últimos años de autoimpuesto destierro, a pesar de que la mirada que yo recuerdo brillaba cargada de sentimientos, de pasión, nada que ver con la que me ha dado aquella amable bienvenida a mi llegada a esta jodida ciudad.

Pero si pensaba que ya nada más podía sorprenderme en los cambios explicados por mi viejo amigo estaba bien equivocado, pues pronto me queda bien claro que ni tan solo la santidad de mi hogar se ha salvado de la plaga que se ha extendido por toda Talos, infectándola, pudriéndola como una manzana plagada de gusanos, de esos malditos y traicioneros humanos, causantes únicos de su propia desgracia y que en mal día la Reina permitió que no fueran exterminados. Pues, nada más abrir la puerta de lo que era mis aposentos me encuentro a una humana, puesto que su desnudo cuerpo carece de cualquier marca dracónica, preparando un baño en la que fue mi propia bañera al tiempo que tararea tranquila una canción. Por suerte mi verdadero yo, aquel dragón que antaño fue y que Tiamat parece emperrado en hacer que regrese a la vida, no tiene el control de mi cuerpo, ya que sino ahora mismo abría convertido en cenizas el débil cuerpo de la mujer, antes incluso de que pudiera haber abierto la boca para hablar. Por lo que el dragón que ahora controla mi cuerpo, aquel dragón que tan ajeno se me antoja, simplemente se queda mirando inexpresivo a la mujer, haciendo que broten de mis labios unas palabras que poco tienen que ver con lo que realmente debería decir. - Supongo que te envía Tiamat a modo de regalo de bienvenida – escucho una voz cansada que creo me pertenece, puesto que la única explicación lógica a la presencia de la mujer desnuda en mi propio cuarto no es más que mi amigo, conocedor de mi llegada, me habría querido ofrecer a una de sus prostitutas a modo de obsequio por mi regreso al hogar - Dile que muchas gracias, pero no necesito ninguna concubina – añado sin poder evitar que un ictus de dolor cruce momentáneamente mi rostro al notar una fuerte descarga dolorosa proveniente de mi rodilla, la cual ha sido duramente castigada por la maldita encapuchada.




Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Ozgurd
Özgyur
Özgyur
Dragon

Mensajes : 36

Volver arriba Ir abajo

Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Empty Re: Esto no va a terminar bien… (Özgyur)

Mensaje por Zayah el Miér Mar 18 2020, 00:15



Lo cierto es que aquella mansión estaba hecha un asco, pero era algo normal después de que su dueño la hubiera abandonado. Por decirlo de alguna manera, pues ella sabía el motivo por lo que aquel hogar había perdido a su dueño tanto tiempo  y había jurado morir antes que contar el secreto. Algo que para nada, entraba en sus planes. Öz siempre había sido distante y frío con ella, pero no la había tratado mal nunca. Ni tampoco la había mirado como un trozo de carne, un detalle que le había gustado bastante, pero que por otra parte no entendía que no sucumbiera a sus encantos. Claro que, Tiamat le había pedido expresamente no insinuarse a su gran amigo y mucho menos no tener mucha relación con él.

Y así había sido.

Pero mentiría sino reconociera que la jugarreta que le había hecho Tiamat había sido desleal y una gran traición. Había estado cautivo y sufriendo a saber que torturas y demás infiernos. Tiamat guardaba un colgante que tenían ambos, desde hacía muchos años, sin que el dragón lo supiera, Zayah lo había cogido y había visto el momento de la captura de Öz, horrorizándose ante aquel acto y sin poder creer que fuera Mat quién organizara todo. Pero le debía su más sincera lealtad y fidelidad y así se mantendría.

La pelirroja se sentía un alma libre, por eso se había escapado para estar sola y pasar un rato tranquilo, ordenando sus sentimientos y pensamientos. Tanteando y planeando sus siguientes jugadas. Pensando también en su encuentro no hace mucho con un amigo de la infancia, a quién pensaba que jamás volvería a ver... Pero estaba claro que se equivocaba y el destino había decidido juntarlos de una manera algo brusca. Pero por un momento pudo ver lo mucho que había cambiado y que ya no era ninguna niña sino una mujer con una vida difícil y problemas reales. Los cuales solucionaba con su cuerpo o con su preciado don. Sabía perfectamente que gracias a su don y lo que era capaz de ver y percibir, era valiosa, por eso se esforzaba en mejorar y ampliar sus visiones.

Cuando la bañera estuvo llena metió la mano y después rebuscó en los cajones en busca de algún jabón. Sonrió victoriosa cuando encontró uno, bueno, la mitad. Pero le serviría. Claro que, al volver de nuevo a la bañera estaba tan concentrada que al escuchar la voz de Öz se asustó, tanto que el jabón se cayó al agua y ella gruñó por haber sido tan torpe. Sin caerse al agua de milagro y girándose de inmediato para contemplar al dragón, el cual tenía un aspecto deplorable. ¿Acaso lo habían vuelto a secuestrar? Por los dioses, ese dragón siempre tenía un aspecto lamentable.

- ¿!Özgyur?! - dijo con voz chillona, sorprendida, para después coger su vestido y cubrirse el cuerpo. - !Estás herido! ¿Qué te ha pasado? - No pudo evitar preguntar, esperando que el dragón respondiera sus preguntas, pues la curiosidad la invadía en aquel momento.

Le vino de perlas cuando le escuchó hablar que creyera que la mandaba Mat para darle la bienvenida, a lo que asintió enérgicamente. - Sí, eso es. Pero no estás en condiciones. Déjame que te ayude. - Le pidió mientras se acercaba despacio, tanteando su reacción a su cercanía.

Al ver como su rostro mostraba una expresión de dolor directamente se acercó para ayudarle a caminar y conducirle hasta la cama. Claro que esta vez no iban a hacer lo que supuestamente Tiamat había preparado y por lo que Öz intuía que estaba ahí. Era la mejor excusa y la seguiría a pies juntillas. - Mi madre me enseñó a curar estas heridas. Tienes suerte de que haya traído algunas cosas en mi bolso. - Sus ojos brillaron al acordarse de los botes que llevaba, los cuales eran un encargo, pero el dragón lo necesitaba en ese momento.





Esto no va a terminar bien… (Özgyur) QNzANdq
La flor que crece en la adversidad es la más hermosa de todas
Zayah
Zayah
Human

Mensajes : 29

Volver arriba Ir abajo

Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Empty Re: Esto no va a terminar bien… (Özgyur)

Mensaje por Özgyur el Sáb Mar 28 2020, 13:15

Oír el nombre por el que me conoce todo el mundo proveniente de los labios de la mujer arranca un leve gruñido de los míos, mientras dirijo toda mi atención hacia ella, fijándome ahora sí en la humana que tengo delante. Entrecerrando mis ojos, intentando apartar de mi mente la debilidad causada por la maldita herida de jade de mi hombro y la constante protesta de mi rodilla, intento averiguar cómo es posible que ella conozca mi nombre, puesto que su cara no me es familiar, algo que tampoco me sorprende demasiado ya que no suelo fijarme en los humanos demasiado. Aunque, tras esos comentarios en los que parece que realmente se preocupa por mi estado físico, cosa que no hace sino confirmar que me tiene que conocer, sus rasgos empiezan a recordarme a alguien, concretamente a una de las putas que tiene Tiamat en su local. Pero no usa de esas vulgares prostitutas que se pasean buscando clientes gracias a sus contoneos y ligereza de ropa, sino a una que creo recordar que siempre se mantiene más alejada, más distante, como si realmente estuviera allí por otros motivos que solo mi amigo debe conocer y por lo que, sin lugar a dudas, no me fijé demasiado en ella.

Pero ahora la última cosa que deseo es que uno de esos insectos se pasee libremente por mi jodido y puñetero hogar, por muy regalo que sea por parte de Tiamat, quien supongo la ha enviado para endulzarme el regreso con un cuerpo femenino atractivo y cálido. Por eso mi rostro se torna más oscuro, más peligroso cuando noto su presencia demasiado cercana llegando incluso a tener la osadía de sujetarme por un brazo supongo que para llevarme a la bañera. - Quita tus sucias manos de mi brazo sino quieres que te reviente la cabeza como un melón maduro – siseo en un tono frío, agresivo, mientras le dirijo una mirada cargada de repugnancia y advertencia antes de realizar un movimiento violento con el brazo, consiguiendo liberarme de su repulsivo contacto a pesar de sentir como un fuerte mareo se apodera de mi cabeza, haciendo que mi visión se torne borrosa unos escasos instantes. - ¿Suerte yo?, no me hagas reír humana – le suelto clavando mi gélida aunque ligeramente ausente mirada en su rostro - Está claro que la zorra que te parió debería haberte enseñado a no molestar a un dragón – añado en el mismo tono frío antes de dar un doloroso paso hacia mi cama, recuperando la visión normal al tiempo que aparto mi mirada de la mujer, apretando los dientes con fuerza y obligando a mi cuerpo a avanzar visiblemente renqueante hacia la mi vieja cama - Te lo he advertido dos veces, no habrá una tercera. Lárgate o Tiamat tendrá que buscarse otra puta de lujo – le suelto a medio camino de distancia de mi cama, sin girarme tan siquiera en su dirección, esperando que el sonido de sus pasos me indique que es lo suficientemente inteligente como para dejarme tranquilo.




Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Ozgurd
Özgyur
Özgyur
Dragon

Mensajes : 36

Volver arriba Ir abajo

Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Empty Re: Esto no va a terminar bien… (Özgyur)

Mensaje por Zayah el Mar Mar 31 2020, 02:41

No estaría mintiendo si reconociera que Öz siempre le había dado cierto respeto y... miedo. Pues no había tenido demasiado trato con él y por como la miraba sabía que la despreciaba a ella y a todo el que no fuera un dragón como lo era él. Pero era amigo de Tiamat y ya imaginaba lo que pasaría si era capaz de irse y dejarlo allí solo y herido. Por no hablar de que Zayah provenía de un legado de sanadores de varias generaciones e iba en contra de sus principios dejarlo en ese estado. Incluso aunque Öz estuviera arisco y algo agresivo, tenía que intentar ayudarle. Aunque ello terminara en que pudiera pegarle, porque abusar de ella en esas condiciones ya sabía que iba a ser imposible, pero teniendo en cuenta lo frío y distante que era desde que lo conocía, dudaba que hubiera echado un buen polvo a lo largo de su vida. Que hubiera hecho algo más que estar malhumorado todo el tiempo. Las humanas eran auténticas, sabía que el sexo con ellas era mucho mejor que con una dragona. Y sino, solo tenía que demostrarlo.

Por eso cuando escucha su voz y su advertencia, Zayah retiró las manos y las mantuvo en lo alto unos segundos queriendo demostrar que estaba bien, que no lo volvería a tocar más. Maldita la hora que había pensado que ir allí era una buena idea, ahora estaba metida en este lío que no sabía ni como solucionar, pero que sin duda iría improvisando.  ¿Porque Öz y Tiamat eran tan amigos? Siempre había tenido curiosidad y antes de que le apartara la mano la pelirroja tuvo una pequeña visión donde vio como Öz estaba atado en un estado deplorable.

Siempre que tenía una visión cerraba los ojos y se quedaba en trance, por lo que tras unos segundos los abrió y sin pensar le preguntó. - ¿Qué te han hecho? - Aunque al principio estaba decidida conforme sus palabras salieron de su boca fueron perdiendo intensidad hasta terminar en un susurro. - He visto a alguien... - Se dijo para sí misma al mismo tiempo que se alejaba para no alterarle más y evitar que se desmayara.

- Mi madre era una excelente sanadora y yo he seguido sus pasos. Así como también tengo el don de ver ciertas... "cosas". No necesito saber que te ha pasado, yo misma lo veré. - Le dijo tras armarse de valor para dejarle las cosas claras. - No me voy a ir. - Al decirlo notó como le había temblado un poco el labio y tuvo que parpadear varias veces mientras mantenía la distancia.

- Tiamat no me lo perdonaría, le hice una promesa. - Mintió, pero si con eso conseguía que le bajaran un poco los humos le bastaba. - Puedo ayudarte Öz, a que tus heridas curen más rápido. Después me iré y no volveré a molestarte. Déjame hacerlo por Tiamat, iré rápido y me marcharé, te lo prometo. - Le dijo intentando convencerle y esperando que su enfado, el que sabía que iba a tener, no fuera demasiado grande.

Preparándose para recibir la ira del dragón.





Esto no va a terminar bien… (Özgyur) QNzANdq
La flor que crece en la adversidad es la más hermosa de todas
Zayah
Zayah
Human

Mensajes : 29

Volver arriba Ir abajo

Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Empty Re: Esto no va a terminar bien… (Özgyur)

Mensaje por Özgyur el Lun Abr 06 2020, 17:05

Era indignante, completamente indignante. Ya no solo por el hecho de haber sido atacado impunemente en las calles de Talos, que un humano hubiera sido capaz de atacar a un dragón sin que los guardias, los soldados, hubieran hecho nada para impedirlo, sino que, además, una cucaracha se hubiera colado en sus aposentos era el colmo. La suerte es que estoy seguro de que ha sido un regalo de Tiamat, con el que tendré que hablar seriamente para expresarles mis disculpas por no haberme creído lo mal de la situación en la ciudad y haberle hecho perder tiempo y saliva en convencerme, y más ahora que he vivido en mis propias carnes lo peligrosa que se ha vuelto esta maldita ciudad. De hecho, de no tener esa certeza sobre el obsequio de mi amigo, habría calcinado a la mujer en cuanto entré en mis aposentos, sin llegar a preguntar siquiera por ella, por sus intenciones o sus motivos para estar en mi hogar, pero considero que habría sido muy descortés hacia mi gran amigo el acabar así con una de sus concubinas más especiales, porque siempre he creído que tenía en demasiada estima a la mujer, algo curioso pero que, como no me incumbía para nada, no le echaba mucho cuento.

El problema radica en que ha osado tocarme, justamente ahora, sin motivo aparente, simplemente para ayudarme, algo que, viniendo de la boca de la escoria humana no mayor valor que el sonido del aire al soplar entre las ramas de los árboles, porque les conozco demasiado. Conozco demasiado bien a esos seres traicioneros que no dudan ni un instante en volverse contra ti, como las serpientes que son.

Aferrándome a la fuerza que me provoca la rabia que siento por la presencia y el roce de la humana, consigo seguir avanzando hacia mi lecho, a pesar de la gran debilidad que el jade ha causado en mi organismo y de mi dolorida rodilla que no deja de martirizarme a cada paso, haciéndome casi perder el equilibrio a escasos pasos de mi cama, la cual, por cierto, parece demasiado limpia, demasiado bien cuidada por lo que supongo que más que una puta, su misión era la de adecentar un poco mi hogar ante mi llegada.

El gruñido que brota de lo más profundo de mi ser indica lo mucho que me ha molestado la pregunta de la mujer, la cual parece estar encabezonada en no obedecerme, algo que consigue que mi rabia aumente y que la mirada que le lanzo cargada de ira se clave en sus ojos al girar mi cabeza hacia ella. - Y será la última que veas como sigas aquí… – le siseo en un tono tan gélido como amenazador que le deja bien claro lo cabreado que estoy con ella. Pero son justo sus siguientes palabras las que consiguen adentrarse profundamente en mi mente y remover viejos recuerdos, viejas vivencias y ciertos pensamientos y creencias que todavía anidan en mi ser pese a todos los siglos transcurridos. Son esas palabras las que hacen que mis ojos se entrecierren más todavía en una expresión más oscura, más fría y calculadora, puesto que la improbable posibilidad de que sea razón, de que pueda ver cosas la convierte en alguien interesante, en alguien útil, y si algo me caracteriza es que solo me rodeo de gente que tiene utilidad para mi, de gente que se gana su derecho a recibir mi aceptación y, quizás, esa puta de lujo pueda ofrecerme algo que creía se había perdido en el transcurso de las generaciones humanas.

Manteniendo mi mirada escrutadora clavada en su rostro, buscando el menor indicio de mentira en su rostro, comprobando perfectamente el nerviosismo lógico que la situación le genera, el temblor en sus labios al desafiarme tan abiertamente, algo que le habría causado la muerte instantáneamente de no ser por esa ínfima posibilidad de que tenga realmente ante mi a una oráculo, a una humana con poderes semejantes a las antiguos humanos de las frías tierras del norte, escucho pacientemente lo que va diciendo, sabiendo que seguramente me está mintiendo pero que, cabe la posibilidad de que Tiamat sepa realmente de esos poderes y por eso la haya tenido siempre tan celosamente guardada y alejada de la clientela habitual.

Así, tras escuchar que se marchará después de cumplir con su cometido, dejando que la curiosidad ante la posibilidad de sus poderes pero, sobretodo por el debilitamiento que siento en todo mi cuerpo, soltando un sonoro bufido, aparto mi mirada de la humana retomando mi camino hacia mi lecho, quitándome no sin dificultad la larga chaqueta que portaba antes de dejarme caer pesadamente sobre mi cama, notando su agradable firmeza y suavidad a la vez, dándome cuenta de lo mucho que la había echado en falta.

- No necesito de tu jodida ayuda, humana – le digo impregnando con todo el desprecio que puedo la última palabra mientras dirijo nuevamente mi mirada hacia la mujer, una mirada que aún rezuma cabreo y enfado hacia ella - Pero, por la amistad que me une a Tiamat, dejaré que no faltes a la promesa que le hiciste. Así que, haz lo que le prometieras a Tiamat y luego lárgate de aquí – añado en un tono impersonal, frío, calculado en todas y cada una de las palabras.




Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Ozgurd
Özgyur
Özgyur
Dragon

Mensajes : 36

Volver arriba Ir abajo

Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Empty Re: Esto no va a terminar bien… (Özgyur)

Mensaje por Zayah el Dom Abr 12 2020, 03:07

Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Original

Cualquiera en su sano juicio le tendría miedo a Özgyur... Y la pelirroja tuvo que hacer un gran esfuerzo por ocultar el suyo. Especialmente controlando el querer dar pasos hacia atrás y ese tartamudeo que le daba cada vez que le hablaba. Por lo que tomó aire y tras mentalizarse de que tenía que conseguir ayudar a Öz antes de irse, volvió a hablarle. - No juzgues a todos como iguales. - Le soltó ya molesta con sus continuos desprecios, aunque inmediatamente se arrepintió.

- No lo entiendes... - Empezó diciéndole. - Puedo ayudarte con mi don... A averiguar quién te ha hecho esto. - Dijo finalmente manteniéndole la mirada. - Ya que mi objetivo principal no va a ser posible. - Sentenció, refiriéndose a lo primero que habría pensado teniendo a la puta favorita de Tiamat en su casa y desnuda.

No sabía si él mismo sabía quién le había hecho aquello, pero si había una sola oportunidad de que la dejara acercarse sin tener ganas de matarla, sería todo un logro. Por lo que levantó una mano y con la otra señaló su bolso, dándole a entender que no le tocaría más, sino que solo quería coger una cosa. - Vengo de una familia de sanadores... Mis tatarabuelos eran conocidos por hacer maravillas con diente de león, literalmente, lo usaban para cualquier remedio. - Le dijo sabiendo que seguramente volvería a decirle que le importaba una mierda, pero dándole conversación.

- Puedo ayudarte a darte un baño, si lo prefieres. - Se ofreció, aunque ya sabía también la respuesta. Zayah era demasiado altruista y aún sabiendo la negativa, lo intentaría todo.

Una vez cogió su bolso, rebuscó dentro para sacar un par de cosas. - ¿Dónde has estado metido todo este tiempo? - Le preguntó por curiosidad, ya que ella ya lo sabía de la boca de Tiamat, también quería saberlo de la de Öz, quizás Mat le había mentido, pero no lo sabría hasta que el dragón no se decidiera a dejar de verla como si fuera una rata.

Se acercó donde estaba Özgyur y tras escuchar sus últimas palabras agachó la cabeza. - Gracias... - Sabía que estaba haciendo todo un esfuerzo y que tenía suerte de que no estuviera en condiciones, ya que estaba segura de que  le habría dado una paliza. O bien habría tomado su forma de dragón para quemarla viva. Fuera la opción que fuera, ella acababa muerta, la diferencia era si sería rápido o indoloro, o si Öz se tomaría su tiempo queriendo disfrutarlo.

- Le-levántate la camiseta... Por-por-favor. - Le pidió para después carraspear. - Esto te ayudará a cicatrizar más rápido. Y.. a, a cicatrizar la herida. Las flores de la celidonia son de color amarillo y naranja. - Comentó ese dato sin venir a cuento, solo para romper ese incómodo silencio que la hacía parlotear sin poder evitarlo.

"Si tuviera una mandrágora es posible que se la diera a comer" Pensó para luego negar con la cabeza. Ya que no sería capaz, a no ser que fuera en defensa propia y su propia vida estuviera en peligro. - Puedo contarte cosas sobre plantas y remedios caseros. Mis abuelos hacían rituales con todo tipo de plantas medicinales... - Le propuso, presa del nerviosismo.





Esto no va a terminar bien… (Özgyur) QNzANdq
La flor que crece en la adversidad es la más hermosa de todas
Zayah
Zayah
Human

Mensajes : 29

Volver arriba Ir abajo

Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Empty Re: Esto no va a terminar bien… (Özgyur)

Mensaje por Özgyur el Dom Abr 12 2020, 23:42

Estaba claro que la maldita escoria humana no iba a dejarme descansar tranquilamente, lago que me deja bien claro que las cosas han cambiado y para mal en estos últimos años si una humana no es capaz de obedecer a un dragón a la primera advertencia. A parte que su parloteo incesante no estaba ayudando precisamente a que el fuerte dolor de cabeza que siento mejore, sino al contrario, esa voz empieza a meterse en mi cabeza como si se tratase de un sonido horrendo y chirriante que no hace sino empeorar mi estado de ánimo.

Pero, a pesar de no estar prestando real atención a lo que dice, el tono molesto de su frase me llega perfectamente, haciendo que dirija mi rostro hacia el suyo de una forma lenta y peligrosa, centrando mi fría mirada en su rostro, un rostro tan débil, tan fácil de desfigurar y destrozar que siento ganas de hacerlo yo mismo, de deleitarme con sus gritos de dolor mientras le voy arrancando la piel de su rostro tira a tira.

Mirándola serio, con la frialdad visible en mis ojos, disfrutando mentalmente de las mil formas en que podría acabar con su patética existencia, ni se me pasa por la cabeza responderle, puesto que no deja de ser una simple humana, un insecto despreciable que puedo aplastar como a una cucaracha y que, a fin de cuentas, no merece más atención. Por lo que permito que siga con su cháchara sobre su supuesto don y no sé que tonterías de los desgraciados de sus familiares, algo que pienso comprobar cuando me encuentre mejor, cuando el maldito dolor y la debilidad abandonen mi viejo cuerpo. Dejando también que busque y saque lo que sea que necesite de su bolsa, una especie de zurrón hecho de piel, o quizás cuero, que tanto me recuerda a los antiguos zurrones, aquellas bolsas que llevaban los sanadores en mi juventud, cuando era tan estúpido como para creer en una alianza con esos miserables seres humanos.

Soltando un sonoro bufido de molestia, aparto finalmente la mirada de su rostro, hastiado ya de su parloteo y de sus tonterías sobre plantas, pero sobretodo por su empecinamiento en permanecer ahí. Algo que estoy seguro le ha ordenado Tiamat para mantenerme entretenido hasta que nos encontremos en su local dentro de un par de días, que es cuando le dije que me presentaría ya que antes debía arreglar unos asuntos, como adecentar mi hogar, el cual ha sido mancillado por esa jodida cotorra.

- En el coño de tu puta madre – le respondo finalmente a su pregunta sobre mi paradero en estos últimos años, dejándome llevar por mi mal humor y cansancio, agachándome para retirar las botas de mis pies sin prestarle más atención ya, permitiéndole finalmente que haga lo que acordó con mi amigo con la esperanza de que se largue de una puta vez y me deje tranquilo. Escuchando como finalmente termina por acercarse a mi y vuelve a atormentarme con su incesante parloteo, aunque ahora que está a mi alcance se torna más nervioso, más balbuceante y eso consigue que mi orgullo se sienta ligeramente aliviado después de tantas humillaciones, algo que hace que le preste algo de atención, cosa que hace que eleve nuevamente mi mirada hacia la suya, mostrándole una ligera sonrisa maliciosa en mi rostro claramente hostil. - ¿Celidona eh? – le digo en tono divertido - ¿Realmente te piensas que no sé de venenos como para no conocer esa planta, puta?, ¿Crees que no sé para qué sirve también esa planta? – añado, puesto que he oído cómo esa planta es utilizada no solo para cerrar cicatrices o eliminar tejidos, sino que es capaz de paralizar a una persona y llevarla a la muerte - Sí, ramera, yo también sé cosas de sobre plantas, así que, si no quieres tragarte toda tu jodida celidonia vamos a dejar las cosas bien claritas, porque parece que en esa cabezota tuya no hay más conocimiento que el justo y necesario para pasar el día – le continúo diciendo en un tono que ya nada tiene de divertido y sí mucho de amenaza - Prometiste a Tiamat que me ayudarías, perfecto. Lo acepto. Así que, cuando me levante mañana espero que toda mi casa esté limpia y ordenada, que el desayuno esté en mi mesa y que tenga mi ropa limpia y arreglada. ¿fácil no?. ¿Qué quieres ayudarme con las heridas?, bien, pero como me hagas una pizca de daño, te aseguro que luego te lo haré yo, multiplicado por mil veces – le suelto sin apartar mi fría mirada de la suya, hablándole serio, demostrándole que lo que digo pienso cumplirlo, que ya no estoy para más tonterías y que mi paciencia ha llegado a su límite. - Tú decides – termino de decirle, sin apartar mi mirada de ella, mientras comienzo a desabrochar los botones de mi camisa con la única mano que tengo útil, pues la herida de la jodida daga de jade en el hombro me impide mover bien el otro brazo sin que un latigazo de dolor me sacuda cada vez que intento moverlo.




Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Ozgurd
Özgyur
Özgyur
Dragon

Mensajes : 36

Volver arriba Ir abajo

Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Empty Re: Esto no va a terminar bien… (Özgyur)

Mensaje por Zayah el Lun Abr 13 2020, 21:19

Había conocido a muchos dragones y muy pocos eran seres admirables, la mayoría de ellos estaba cortado por el mismo patrón. Que solía ser la superioridad, frialdad, manipulación, egocentrismo, falta de escrúpulos, vengativos. Unos seres tan cegados por su propia codicia que son capaces de ver más allá. Tan sólo conoció hace tiempo a un dragón que le pareció diferente, pero cuya carga llevaba a sus espaldas le hacía tener que tomar decisiones que variaban mucho de las que él tomaría de por sí. Pero la familia era la familia y al fin y al cabo, su intención era proteger a la poca que le quedaba.

Pero, si analizaba a Öz, alguien que le resultaba tremendamente fácil de analizar. Podía ver a un dragón hundido y desorientado. Por los acontecimientos de sus últimos años que habían conseguido calarle hondo, mostrando un Öz irritado. No podía decir que le sorprendía su asco hacia los humanos, pues estaba acostumbrada. Pero era el típico perro ladrador, poco mordedor, pues la verdadera advertencia iba seguida de la acción. Las palabras solo eran eso, por ese motivo pese al respeto que sentía hacía él cuando le miraba y le hablaba, sus palabras no le dieron tanto miedo como realmente debería. Lo que estaba claro, es que la lealtad y perseverancia era algo que le definían y con eso jugaría la pelirroja, pues si le hacía daño, correría a Tiamat, quien casualmente era como un hermano y le contaría todo sabiendo perfectamente como manipularlo para crear un conflicto. Por lo que, aunque no lo dijera, a sus ojos, Öz estaba jodido si se le ocurría darle una paliza o algo por el estilo, claro que si la marcaba serían más puntos a su favor.

- ¿Te enseñaron los Vikingos a reconocer las plantas? - Tras decir aquello agachó la cabeza, ya que si le atacaba de esa manera con su pasado no llegaría nunca a suavizar la relación con él hasta que se recuperara y ella pudiera irse sin problemas. Pues si lo dejaba en ese estado y Tiamat se enteraba, por muy protegida suya que fuera no le temblaría la mano contra ella.

Si hubiera conocido a su madre, aun siendo humana, no se atrevería a hablar así de ella. Pero no iba a discutir por esos comentarios, le resultaba más fácil ignorarlos. - No voy a envenenarte... ¡Por los dioses! - Susurró para sí misma. - Soy sanadora, no voy a envenenar a nadie...!!!! - Eso era como un insulto. Pero si era cierto que la celidonia es una de las plantas más tóxicas y tiempo atrás, tuvo que aprender meticulosamente que hojas escoger para preparar su medicina, quitando con seguridad las que eran perjudiciales, por lo que estaba segura que, no mataría a nadie.

- No soy una chacha... - Le dijo despacio componiendo una sonrisa, ya que aunque no era algo que le hiciera especialmente ilusión, si se lo pedía lo tendría que hacer. - Prefiero hacer cosas de putas, se me da mucho mejor. - Le soltó mientras abría de nuevo su bolso y luego le miraba. - Está bien. Curaré tus heridas, me encargaré de tus necesidades y desapareceré lo más pronto posible. - Le confirmó, pues en cuanto estuviera mejor o el jade permitiera que pudiera curarse, ella se escaparía de allí.

- Tómate esto. - Le entregó el frasco, el que le había enseñado. - Soy curandera, te aseguro que te ayudará a recuperarte. - Le afirmó mientras se lo entregaba. - Esa planta tiene principios curativos aluci.... - Al ver como volvía a poner esa expresión de enfado cada vez que ella hablaba intentando explicarle el porque no debería preocuparse... Calló de repente.

- ¿Pero sabes que? Siempre llevo algo encima con lo que defenderme de abusones... - Enseñó el otro bote y luego lo metió entre sus pechos, bien guardado en esa zona. Lo guardaba en un bote especial, que no se rompía con facilidad, ya que de ser así podría envenenarse ella misma y eso si sería una muerte absurda. Pero desde hace muchos años, sus padres se habían empeñado en una planta de llamativos colores a la que creían que podían sacarle mucho partido. - Con solo una gotita de este podrías sufrir desde náuseas, vómitos, convulsiones y finalmente una parada cardíaca. - Se volvió a acercar con una sonrisa. - Estás en un estado lamentable, si te duele, es que cura. - Le soltó sin atreverse a mirarle a los ojos.

Quizás no podía callarse porque si la echaba de allí podría volver a "casa", por lo que no era descabellado que la pelirroja pensara inconscientemente en esa opción. - Tu hermano tiene un mensaje para ti. Iba a decírselo a Tiamat para que te lo hiciera llegar. - Le dijo para que entendiera, que no se refería a su amigo que consideraba como su hermano, sino al de su sangre de verdad. - Pero ahora debes descansar. - Tragó saliva nerviosa, sabiendo que despertaría su curiosidad o igual la tomaría por una lunática. - Primero hay que curar hemorragias internas, ahora prepararé algo para eliminar el Jade. -Se acercó a la bañera y cogió algo de agua con un recipiente para luego dejarlo en la mesa.




Última edición por Zayah el Dom Abr 19 2020, 21:12, editado 1 vez





Esto no va a terminar bien… (Özgyur) QNzANdq
La flor que crece en la adversidad es la más hermosa de todas
Zayah
Zayah
Human

Mensajes : 29

Volver arriba Ir abajo

Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Empty Re: Esto no va a terminar bien… (Özgyur)

Mensaje por Özgyur el Vie Abr 17 2020, 19:37

Su alusión a aquel antiguo norteño humano me hace dudar sobre cuánta información posee sobre mi la maldita humana, puesto que ningún humano actualmente me conoce a un grado tal como para que sepa de mi juventud entre aquellos considerados bárbaros pero que me enseñaron mucho sobre diferentes temas, entre ellos el conocimiento de ciertas plantas que crecían en sus frías y poco hospitalarias tierras. Pero está claro que es algo que no le incumbe en lo más mínimo y que, cuanto menos sepa sobre el alcance real de mis conocimiento en esa materia, tanto mejor. Así que ignoro el comentario como si no lo hubiera hecho, en vez de darle una clase magistral sobre todo aquello que aprendí.

El grito de protesta que lanza ofendida al haberse visto descubierta, puesto que tengo la certeza de que lo que pretendía era incapacitarme con la jodida planta, se me clava como un cuchillo en el cerebro, el cual ya me duele lo suficiente con su incesante cháchara como para soportar, encima, un estridente berrido. Por lo que mi mano se crispa durante unos segundos, haciéndome casi imposible la tarea de desabrochar un triste botón de la jodida camisa y que le lance una furibunda mirada. Una mirada que choca radicalmente con la mirada tranquila y sosegada que luce su rostro, una mirada bien lejos de la atemorizada o espantada que deberían reflejar sus claros ojos y que no deja de confirmarme la dura verdad que me esperaba si regresaba a este infecto agujero del mundo, que todos conocen de mi fracaso, de mi humillación a manos de aquellos malditos humanos  y que, el respeto antaño recibido, se ha perdido definitivamente, un duro golpe a mi orgullo que pensé evitar al negarme a regresar a Talos, pero que, ahora que he regresado no puedo evitar encontrar, aunque, curiosamente, no me afecta en lo más mínimo pues hace ya tiempo que siento como si estuviera viviendo un sueño, como si mis emociones, mis sentimientos estuvieran dormidos, ocultos bajo una gran capa gris de la que no consiguen salir, manteniéndome en un estado de inactividad muy impropio de dragón que era.

Pero al menos parece que ha entendido la esencia de mis palabras, o al menos eso parece cuando me confirma que, aunque no le guste, hará lo que le he dicho y se marchará, librándome por fin de tener que aguantarla ni un solo momento más del estrictamente necesario. Aunque, cuando la veo alargar su mano con un frasco que acaba de sacar de su bolsa, empiezo a dudar de si realmente hablamos el mismo idioma o, peor aun, me está tomando por estúpido algo que hace que mi rostro se oscurezca más. - ¿nógenos? – termino su última palabra, aquella con la que pretendía empezar a aumentar mi dolor de cabeza con una absurda explicación sobre las propiedades de lo que sea que haya en el frasco que me ha entregado.

A mi modo de ver con un intento ya había sido suficiente, por lo que tengo muy claro que no voy a tomarme nada, absolutamente nada, de lo que la supuesta sanadora pretenda entregarme, por lo que sostengo el frasco entre mis dedos sin dejarla de mirar fijamente, viendo cómo saca otro frasco el cual, según continúa torturándome con su voz, es un remedio de defensa, un supuesto veneno cuyos efectos va enumerando. Supongo que su intención es que sea tan estúpido como para cambiar el frasco que me ha dado por el que tiene entre sus generosos pechos, puesto que seguramente he de creer que el bueno es el que ella tiene y el veneno el que me ha dado, pero soy demasiado viejo como para caer es este tipo de juegos, por lo que, simplemente, continúo sosteniendo el frasco entre mis dedos mientras ella se vuelve a acercarse con esa estúpida sonrisa en sus labios pero con la decencia de no mirar directamente a mis ojos, los cuales se mantienen clavados en ella con una expresión nada agradable.

- Siempre pensé que Tiamat era un dragón cabal… pero si tiene en tanto estima a una concubina tan estúpida como tú, es que es un rematado idiota – le digo finalmente, tras soltar un suspiro de cansancio, dando por sentado que realmente me está tomando por imbécil o algo así. - Creía que los humanos sabíais perfectamente que no necesitamos hablar verbalmente con otros dragones… pero ya veo que me ha enviado a la loca del lupanar… ¿Es que te crees que soy tan idiota como para creer que mi hermana no me iba a comentar lo que tuviera que comentarme mediante la Red, cretina? – continúo hablándole mientras se acerca a la bañera - Y… como con la planta… deberías informarte bien antes de intentar tomarle el pelo a nadie. Porque yo no tengo hermanos solo una hermana y te aseguro que jamás caería tan bajo como para entregarle un mensaje a un insecto – le comento en un tono más bien burlón mientras se acerca con un cuenco con agua que ha tomado de la bañera y que deposita sobre la mesa antes de insinuarme que va a continuar preparándome remedios contra el maldito jade.

Aprovechando que todavía mi debilidad no es tal como para no poder moverme, cansado ya de su voz y con una extraña idea que se ha formado en mi mente, decido acabar de una vez por todas con todo esto. - ¡Eh!, mujer – le suelto, elevando el tono de voz para captar su atención tras conseguir desabrochar el último de los botones dejando parte de mi pecho descubierto. En cuanto su mirada se centra en mi no dudo en hacer pedazos con relativa facilidad el frasco que me ha entregando, notando como su líquido resbala por mis dedos goteando al suelo. Seguidamente, apretando con fuerza los dientes para soportar la fuerte protesta de mi dolorida rodilla y hombro al levantarme lentamente de mi lecho, dando el paso necesario que necesito para acortar la distancia que nos separa, me quedo frente a ella. Sin decir nada más, harto ya de tanta tontería, elevo mi brazo sano con rapidez hacia ella, sujetándole su esbelto cuello con mi mano, presionándolo con fuerza sin dudarlo, cortando eficientemente el tan necesario intercambio de aire con la presión que ejerzo sobre él - Vaya… si puedes callarte – le digo con franca ironía sin aflojar mi agarre sobre su cuello ni apartar mi dura mirada de la de ella - Sabes, empiezo a dudar que realmente te haya enviado Tiamat, así que voy a hablar con él. Como me confirme que no te ha enviado él, significará que has venido a joderme, por lo que estamparé tu bonita cabeza contra la mesa tras aplastarte la garganta con mi mano – añado serio, mientras me abro a la Red, buscando la mente de mi querido amigo para preguntarle directamente si me ha enviado él a su prostituta de lujo o no. Una pregunta que se ha formulado en mi cabeza por culpa de la cantidad de incongruencias que ha ido soltando y que me hacen dudar seriamente sobre el motivo real de su presencia en mi casa.




Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Ozgurd
Özgyur
Özgyur
Dragon

Mensajes : 36

Volver arriba Ir abajo

Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Empty Re: Esto no va a terminar bien… (Özgyur)

Mensaje por Zayah el Dom Abr 19 2020, 01:03

Con lo fácil que habría sido quedarse en silencio o simplemente responder con palabras o monosílabos, esperar a que se durmiera presa del cansancio y salir corriendo de allí... No había podido ser más estúpida, pues tal era el miedo que sentía que no podía dejar de hablar, como si tuviera que sorprender o caerle bien a ese dragón amargado, realmente preocupada por ayudarle a recuperarse, un gesto que no había servido  y es que era imposible ayudar a quién no quiere que lo ayuden...

Por eso cuando fue a por el agua, le dedicó una mirada mientras agachaba la cabeza. Su pasotismo y desapego por todo lo sentimental era tal que la invadió haciéndole sentirse vacía, probablemente como se sentía el dragón. Pero con esa tosca actitud era lo que se merecía, por imbécil. - Yo jamás insinuaría que es idiota. - Le dijo automáticamente, con sinceridad, porque aunque lo sintiera sabía interpretar de sobra por fuera para que no se notara lo que pensaba realmente. A lo que a la frase le sumó con un enérgico movimiento de cabeza, para que viera que no le tomaba el pelo, al menos no era su intención vaya. - Sólo quiero ayudar... Por eso mi incesante parloteo. - Repitió sus palabras, sabiendo que con lo irritado que estaba no servirían de nada y también dándoselas un poquito de niña buena.

Ya en su mente imaginaba su respuesta "Si quieres ayudar, lárgate, humana estúpida, que solo eres una idiota" Habría soltado un suspiro de estar sola. Pero al menos le quedó claro que lo último que quería era su ayuda, por lo que no insistiría más. Por eso volvió a guardar los frascos, dejando el agua que había cogido en el recipiente sobre la mesa. Ya no haría falta.

Entonces fue cuando sintió como se tensaba al escuchar el crujido de la cama que indicaba que Öz intentaba levantarse de la misma, acompañado con un grito que la hizo dar un respingo mientras la pillaba desprevenida y la cogía por el cuello. Abrió los ojos mostrando la mezcla de sorpresa y miedo que sentía a la vez que intentaba liberarse en vano. Ahora no le parecía tan mal haber sido una bocazas, pues si la mataba como decía que haría, jamás sabría el mensaje de su hermano. Porque ella sabía que tenía dos y asesinó a uno de ellos, el espíritu del difunto se lo había contado. Claro que esos detalles lo omitiría, como el hecho de que Tiamat fue quién lo vendió y traicionó para que lo torturaran. ¿Ahora quién es la estúpida? Si él supiera... Una simple humana con tan grandiosa información.

Al escuchar sus palabras quiso negar con la cabeza desesperadamente y como pasab la mayoría de veces, aunque contactara con Tiamat en el fondo sabía que intentaría ayudarla de cierto modo. Porque para Tiamat la pelirroja era su oráculo personal, algo que Öz no sabía y era tan arisco y ensimismado que ni siquiera se daba cuenta de lo que tenía delante suya. Y a lo que estaba a punto de matar claro, con algo tan simple como estrangularla. Pero muy efectivo contra su frágil cuerpo humano en comparación al de un dragón. Cerró los ojos mientras seguía forcejeando sin mover lo más mínimo a Öz pese estando herido, seguía siendo más fuerte que ella. Zayah tenía la cara roja y los ojos llorosos  y empezaba a sentir la muerte muy de cerca....

Por eso, en un acto desesperado, haciendo acopio de las fuerzas que le quedaban y sabiendo que tenía la rodilla lastimada, le propinó una patada con todas sus fuerzas, sabiendo que aún así era probable que no consiguiera nada, pero tenía que intentarlo. Así que se concentró en castigar esa zona, porque sus pulmones le pedían desesperadamente que hiciera lo posible por librarse de la mano que amenazaba con aplastarle la garganta.

- He dicho hermano, un varón. Me dijo que estabais muy unidos. - Y como llevaba haciendo todo el rato, volvió a hablar de más. Pero tenía un mensaje de su hermano y estaba segura de que querría saberlo, pese a lo mucho que se notaba que la estaba odiando en ese momento.





Esto no va a terminar bien… (Özgyur) QNzANdq
La flor que crece en la adversidad es la más hermosa de todas
Zayah
Zayah
Human

Mensajes : 29

Volver arriba Ir abajo

Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Empty Re: Esto no va a terminar bien… (Özgyur)

Mensaje por Özgyur el Vie Abr 24 2020, 23:16

Jamás me había llegado a imaginar que mi regreso a Talos fuera como esta siendo. De hecho mi mayor miedo, aquello que me impedía regresar era el saberme centro de burlas, comentarios y demás ataques a mi destrozado orgullo. Pero el ser atacado impunemente casi nada más entrar en la ciudad, el encontrarme mi casa ocupada por una mujer, una mujer que había conseguido provocarme uno de los mayores dolores de cabeza que pueda recordar con su incesante parloteo, todo ello parecía tan subrealista como cuando me atraparon aquella panda de rebeldes y, quizás, eso y la conversación mantenida con Tiamat en las afueras de Puerto Krosan parecían estar despertando al viejo Özgyur, como si poco a poco fuera despertando de un sueño y mi auténtico yo empezara a resurgir en mi interior.

Tanto es así que incluso he sido capaz de sacar la fuerza necesaria pese a la debilidad provocada por el jade para levantarme y sujetar a la incordiante mujer por el cuello. Una sensación agradable, realmente agradable la de notar su cálida piel presionada por mi mano, aderezada con los restos húmedos de lo que sea que hubiera en el frasquito que he destrozado previamente y que me recuerda el placer de acabar con la vida de estos seres, de estos insectos que no saben mostrar el debido respeto a sus superiores, a sus amos y señores, a nosotros los dragones.

Mirándola fijamente, disfrutando de la expresión horrorizada de su rostro, notando cómo el cartílago de su tráquea va cediendo lentamente a mi presión, impidiendo la entrada y salida de aire de sus pulmones no puedo dejar de sentirme extrañamente bien, demasiado bien, notando como aquel odio, aquella rabia ardiente contra los malditos humanos parecen revivir en mi mientras ella boquea luchando por respirar un aire que le es negado al tiempo que se debate fútilmente por liberarse de mi agarre.

Me tomo mi tiempo, disfrutando de la agradable visión de las venas de su frente al hincharse, de la mirada desesperada que me regala, para abrirme a la Red, localizar la mente de mi amigo y lanzarle una simple pregunta destinada a saber si él había enviado a una de sus chicas a mi casa.

Mientras espero su respuesta, no puedo dejar de apretar un poco más mi mano, notando la fragilidad del cuello de la humana y su agradable tacto. Un tacto terso, suave, femenino, digno de una prostituta de su fama, puesto que siempre ha estado muy cotizada entre los clientes del lupanar de Tiamat. Aunque mi gran amigo siempre la ha tratado con demasiado respeto, con demasiado cariño por decirlo de alguna forma, convirtiéndola en su favorita. De hecho, de ser su esclava estoy seguro de que sería su favorita sin el menor lugar a dudas, encamándose con ella cada noche pues es bella para ser humana. Sin embargo, lo curioso, lo que no acabo de entender es qué le ofrece ella a él para que la tenga en tanta estima, pues Tiamat puede conseguir a cualquier mujer que desee y esa obsesión por la humana escapa a mi comprensión, como si ella tuviera algo especial, aunque está visto que no debe ser por su gran conocimiento sobre plantas, pues hasta yo conozco las propiedades de esas que ha ido nombrando.

Por desgracia la chica no tarda en cerrar sus ojos privándome del espectáculo de ver el terror reflejado en ellos, la agonía por la falta de aire, el ardor que seguramente ya debe estar sintiendo en sus pulmones. Detalle que no impide que apriete un poco más mi presa sobre su cuello al tiempo que la respuesta afirmativa de mi amigo me llega gracias a la Red, a ese contacto tan íntimo y especial entre los dragones cuya privación durante mi encierro fue mil veces peor a cualquiera de las torturas físicas a las que me sometieron. Pero Tiamat me lo dejaba bien claro, él la había enviado por lo que la historia de la humana era cierta, una lástima, pues ahora mismo me apetecía tanto, pero tanto terminar de cerrar mi puño y disfrutar del crujido de su cuello al partirse que tengo que hacer un esfuerzo por obligar a mis dedos a ceder levemente su presión sobre él.

Es entonces cuando sucede otro hecho completamente inesperado, otra reacción que escapa a mi control, o mejor dicho, otro cambio que confirma todo lo que Tiamat me había comentado sobre los cambios desastrosos ocurridos en la capital imperial. Tan centrado estoy en el recuerdo de lo que se siente al terminar con la vida de un miserable humano que no me fijo en la patada que prepara y que impacta limpiamente contra mi lesionada rodilla, la cual jamás volverá a recuperarse del todo tras los acontecimientos durante mi encierro, en el que se encargaron de que jamás sanara completamente. El repentino, así como inesperado dolor que recorre todo mi cuerpo me arranca un gruñido de dolor al tiempo que mi pierna cede irremediablemente condenándome a una segura caída por culpa de la pérdida del equilibrio así como a la debilidad provocada por la herida de jade de mi hombro. Así, sin poder hacer nada al respecto, me veo obligado a soltar el cuello de la pelirroja para buscar el apoyo de mis manos sobre la mesa, impidiendo finalmente que caiga de rodillas frente a ella, algo que sería demasiado humillante.

Y si pensaba que ya nada podía sorprenderme hoy, sus siguientes palabras me confirman lo muy equivocado que estaba. Unas palabras que me golpean con la fuerza de cientos de mazas de guerra, consiguiendo que mis ojos se abran al máximo, que mi cuerpo de un visible respingo de sorpresa y que mis manos empujen a mi debilitado cuerpo con rapidez hacia atrás, sin tener en cuenta el precario equilibrio de mi castigada rodilla, cambiando rápidamente la expresión de sorpresa por una de dolor que mantiene la lividez que ha acudido con rapidez a mi rostro ante la mención de un hermano varón, pero sobretodo por la aclaración de uno al que estaba muy unido.  

Al instante mi mente empieza a trabajar frenéticamente puesto que éramos siete hermanos, de los cuales seis éramos varones, todos ellos muertos. De hecho solo mi hermana queda con vida pero se allá más allá del océano y de mis hermanos, aquel con el que estuve más unido murió a mis manos cuando descubrí su miserable traición, un crimen duramente castigado por las leyes de la Reina, pero del que solamente una persona tiene constancia, Tiamat, quien me ayudó a organizar mi venganza y me lo sirvió en bandeja para que pudiera matarlo, acabar con mis propias manos con su vida sellando así mi destino al de mi amigo, quien, de esta manera posee una gran baza a jugar en mi contra en caso necesario. Pero que estoy seguro que no ha compartido con la humana, la cual parece tan segura de sus palabras y, lo peor aún, dice tener un mensaje de él. "Aunque bien podría ser de otro hermano, o simplemente me sigue tomando por un estúpido", posibilidad esta última que me parece la más lógica y a la que me aferro con igual fuerza que al borde de mi cama, al que he llegado casi tropezando por culpa de la maldita rodilla.

Sentado nuevamente en la cama, con el rostro pálido por culpa del debilitamiento, del dolor y de la sorpresa, respiro profundamente un par de veces, aclarando mi mente, relajando mi corazón el cual ha estallado en una alocada carrera al escucharla hablar. - Todos mis hermanos murieron, asesinados por los de tu especie, así que no sé de qué cojones me hablas – le suelto apretando los dientes con fuerza mientras noto cómo todo a mi alrededor comienza a dar vueltas peligrosamente, haciendo que cierre los ojos con fuerza durante unos momentos para deshacerme del maldito mareo repentino antes de volver a abrirlos y tratar de enfocarlos en ella, a pesar de que todo parece estar demasiado borroso, como si no fuera capaz de enfocar bien las cosas con mi mirada.




Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Ozgurd
Özgyur
Özgyur
Dragon

Mensajes : 36

Volver arriba Ir abajo

Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Empty Re: Esto no va a terminar bien… (Özgyur)

Mensaje por Zayah el Dom Mayo 03 2020, 03:43

Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Scarlett-johansson-gif-avengers-8

Tiamat también tenía sus demonios y Zayah sabia de buena tinta por lo que había pasado, ya que ella misma había visto con sus propios ojos algunos de esos recuerdos que a día de hoy le seguían quitando el sueño. Pero si algo sabía es que Öz había pasado por cosas muy chungas para quedar así de traumatizado y no se refería solo a que lo hubieran atrapado, humillado y torturado día tras día. Por no hablar de que Özgyur no sabía que su gran amigo lo había vendido y Tiamat no sabía que Zayah disponía de esa información. Una que no creía tener que utilizar nunca contra Tiamat, pero que se guardaba para sí misma, porque de saberlo el dragón quizás podría atentar contra ella por temor a que se lo contara a Öz.

Pese a la agonía por la que estaba pasando y la tensión unida del pánico que estaba sintiendo por aquel encuentro, Zayah entendía que Öz se hubiera convertido en un ser amargado, desconfiado, borde y frío. quizás ella también actuaría de la misma manera, aunque pensara que no, la vida acaba cambiándote a golpes.

El miedo recorrió su frágil cuerpo cuando le dijo que iba a preguntarle a Tiamat si la había enviado, confiaba en el dragón y aunque le salvara el culo en ese momento; después tendría que darle explicaciones. Y la verdad era que había sido una idiota por pensar que sería divertido ir a aquella mansión y disfrutar de unas horas a solas. Pues realmente no tenía ninguna mala intención, pero claro el dragón la había pillado allí y a los ocupas no los veían con muy buenos ojos. Hacerle creer que Tiamat la había mandado en modo puta para satisfacerle le había venido al pelo, pero le había quedado claro que Öz no se fiaba un pelo ni de una inocente humana. Una que convivía muy de cerca con Tiamat y que sabía que la apreciaba y la necesitaba por x motivos.

¿Así iba a terminar su vida? ¿De verdad la iba a matar sin haberle hecho absolutamente nada? Aparte de solitario y agresivo también era muy injusto, pero claro, a quién le importaba si este dragón con un shock enorme por tantas situaciones de estrés la mataba? ¿A Tiamat? ¿Le haría pagar al que consideraba su hermano por matar a su oráculo y polvo favorito? Siguió intentando zafarse de Öz, quién obviamente tenía una fuerza increíble y cerró sus ojos en parte por el dolor de sus pulmones al no poder respirar y en parte porque no quería que la mirara así. Ella no era su enemigo. De hecho, si había pecado de algo, era de querer ayudarle. Solamente de eso.

Volvió a abrir los ojos la notar como apretaba más su cuello, temiendo que de un simple movimiento se lo partiera y pusiera así fin a su vida, pero entonces en un acto desesperado golpeó la pierna dolorida, donde sabía que su rodilla cedería y así soltaría su agarre. Era una forma rastrera y la reacción del dragón podía ser abalanzarse encima de ella y volver a estrangularla, pero esta vez acabando de verdad con ella. Lo que la salvó, fue que Öz estaba demasiado débil, pues de haber tenido algo más de fuerzas sabía que no habría tenido tanta suerte.

Por lo que, una vez la soltó sintió como su boca se abría y buscaba violentamente ese aire que el maldito dragón porque le había dado la gana le había negado. Y se alejó de él, cayendo al suelo y arrastrándose chocando con la pared, estando lo más lejos posible. - Lo-lo siento. - Le dijo con voz ronca por haberle dado la patada y pasó su mano por el cuello mientras sus ojos llorosos daban paso a unas lágrimas, presa del miedo que había pasado. Hasta le temblaba el labio inferior y notaba su corazón ir a mil por hora, costándole calmarse, limpiando con el dorso de su mano las lágrimas. - A él no lo mataron los humanos, no..... Me lo contó todo.- Tomó aire y agachó la cabeza, para así evitar mirarle.

La sorpresa en el rostro de Öz le había indicado que había dado en el clavo. Y ahora le había dejado claro que lo sabía todo. Que sabía que había matado a su hermano y éste le había dado un mensaje a ella para que se lo entregara al dragón.





Esto no va a terminar bien… (Özgyur) QNzANdq
La flor que crece en la adversidad es la más hermosa de todas
Zayah
Zayah
Human

Mensajes : 29

Volver arriba Ir abajo

Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Empty Re: Esto no va a terminar bien… (Özgyur)

Mensaje por Özgyur el Dom Mayo 10 2020, 11:43

"¿Cómo podía ser? ¿cómo era posible que todo esto estuviera ocurriendo?", preguntas que se forman en mi cabeza mientras recobro poco a poco la respiración y la lividez abandona ligeramente mi rostro, pues sé que necesito de reposo para recuperarme de la maldita debilidad causada por el despreciable jade en mi carne. Por eso me dedico a permanecer sentado unos minutos, dándole vueltas a esas preguntas, pero sobretodo recordando perfectamente la última de mis consultas a las runas, entendiendo ahora perfectamente todo su significado, aquello que en su momento no alcanzaba a comprender, aquella tenacidad de Wyrd por salir en posición de resultado, indicación inequívoca de que la respuesta a mi consulta no estaba disponible. Ahora, todas y cada una de las que surgieron a mi consulta sobre si debía regresar o no a este infierno de ciudad comienzan a cobrar sentido, un sentido que, aunque no me gusta, debo aceptar para poder elegir el camino correcto. Interrumpiendo esa líneas de pensamientos unos instantes al recibir la respuesta de Tiamat por la red, esa confirmación por parte suya de que él ha enviado a la mujer a mi casa, algo que corrobora su versión y mi impresión primera, pero que no hubiera supuesto ningún cambio si hubiera llegado mientras la mantenía sujeta del cuello, privándole del aire necesario para vivir, puesto que la muerte de una humana más o menos no tiene la mayor de las importancias.

Pasados esos instantes en los que mis pensamientos me ayudan a relajar mi cuerpo, a centrar mi visión, me centro en la maldita humana. La cual se encuentra apoyada de espaldas contra la pared opuesta a donde me encuentro, acurrucada contra ella mientras las lágrimas de terror recorren sus blancas mejillas. Una imagen de puro miedo, del miedo experimentado al ser llevado a las puertas de la muerte y que, extrañamente me relaja. No solamente me relaja, sino que me gusta, "El rostro de tu enemigo al entender que le has arrebatado la vida, que su alma te pertenece…", palabras largamente olvidadas y que acuden a mi mente por unos momentos, conduciéndome a recuerdos largamente vividos y profundamente enterrados en mis largos años de existencia. Unas palabras escuchadas una noche, bajo un cielo estrellado, al lado de una gran hoguera, junto a la efigie de uno de aquellos poderosos dioses nórdicos, salidas de la boca y el conocimiento de uno de los mayores y mejores guerreros que jamás haya conocido "A pesar de ser humano… porque entonces, aún no sabías lo traicioneros que son esas miserables ratas".

Pero a pesar de lo reconfortante de ver el miedo en su rostro, las lágrimas brotar de esos preciosos ojos, del agradable recuerdo que me aporta y que me hace preguntarme nuevamente "¿Dónde estás Özgyur?, ¿Dónde demonios te escondes?", pues sé que mi auténtico yo parece haberme abandonado, pronto me lamento realmente por no haber continuado apretando la piel de su delicado cuello, por no haber terminado partiéndole su patética columna a pesar de su golpe tan ruin, pues, increíblemente vuelve a hablar. A pesar de haberle dicho, por activa y por pasiva, de lo molesto que me resulta su parloteo, la muy zorra tiene la desfachatez de volver a hablarme algo a lo que respondo con un resoplido molesto, realmente molesto. Sin embargo, por mucho que me moleste el sonido de su voz, la cual suena más rasposa seguramente debido a mi anterior acción, el significado que encierran es demasiado importante, demasiado increíble y desconcertante como para no lamentarme lo que habría pasado si la hubiera matado, pues realmente parece que, por mucho que me cueste creerlo, se refiere a Korak.

El mero hecho de recordar a mi hermano y a la traición de la que fui víctima por su parte, consigue que mi rostro adquiera una expresión más seria, más hostil hacia la humana. - Habla humana – le ordeno escupiendo la última palabra sin moverme de donde estoy, manteniendo mis brazos apoyados en mis piernas mientras la observo con mis ojos que se van cerrando hasta formar dos finas rendijas - ¿Qué te contó Cosdol? – le pregunto, usando premeditadamente el nombre de otro de mis hermanos, en un intento por traslucir hasta qué punto es verdad lo que narices quiere que sea que pretende decirme.




Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Ozgurd
Özgyur
Özgyur
Dragon

Mensajes : 36

Volver arriba Ir abajo

Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Empty Re: Esto no va a terminar bien… (Özgyur)

Mensaje por Zayah el Sáb Mayo 16 2020, 23:53

- Puedo marcharme, no te volveré a molestar nunca más. Te lo prometo Öz. -Le dijo en tono desesperado, aún con la mano en el cuello mientras seguía temblando presa del susto que se había llevado al comprobar que el dragón no se andaba con tonterías.

Ella no había tenido el placer de conocerlo antes, pero se creía cuando Tiamat le decía que su gran amigo había cambiado. Lo que no le sorprendió es que, como siempre, su querido Tiamat, le estaba volviendo a salvar el culo. Levantando así las sospechas de todos al notar extraño las muchas molestias que se toma por una simple puta, por muy bella o buena que fuera en la cama. Zayah era consciente de que era una simple humana, una simple e insignificante humana fácil de matar si alguien así lo decidía. Como parecía haber sido la decisión de Öz hacía unos segundos, pero que a la pelirroja le había servido como una lección, pues para la próxima estaría callada. No volvería a cagarla por querer ganarse la confianza de un dragón al que veía de lejos que necesitaba ayuda y que lo que tenía delante era el resultado de sufrimiento, frustración, torturas y humillaciones.

Obviamente Özgyur quería respuestas y la pelirroja lo entendía, ella también las querría. Le habría dado pistas que era normal que quisiera saber más. El problema es que estaba tan irritado con ella, que Zayah estaba asustada y no podía concentrarse. Si estaba en una situación pánico o miedo, su don no funcionaba con naturalidad, se bloqueaba. Por no hablar de que la información no le llegaba cuando ella quería, sino cuando estaba más receptiva aunque no se diera cuenta. De querer percibir algo al momento, tenía que concentrarse y estar tranquila, algo totalmente opuesto a como estaba ahora. Ya que seguía acurrucada en una esquina, abrazándose las piernas. Volvió a limpiar las lágrimas con el dorso de su mano y negó con la cabeza. - Fue Korak. - Le dejó claro, ya que el nombre que le había dicho no era el del ente que se había comunicado con ella.

Que en ese momento no estaba, pero que le había dejado un importante mensaje, después de contarle y mostrarle lo ocurrido. El mensaje era algo largo y, tenía claro, que después de como la había tratado no iba a dárselo, no estaba en condiciones tampoco. Si quería mensajes de su hermano muerto, lo primero era seguir las normas  y aprender a tratar a un oráculo. Se dijo así misma indignada.

- Quiero irme. Por favor. - Le pidió sollozando.

Sabiendo que el dragón volvería a amenazarla, pero segura de que esta vez no podía hacerle nada fisícamente y agradeciendo internamente que estuviera tan mal herido, porque así no volvería a cogerla del cuello. Aunque estaba tan tensa que como acto reflejo retrocedió un trozo más, aún estando sentada y de espaldas, buscando salir de allí.





Esto no va a terminar bien… (Özgyur) QNzANdq
La flor que crece en la adversidad es la más hermosa de todas
Zayah
Zayah
Human

Mensajes : 29

Volver arriba Ir abajo

Esto no va a terminar bien… (Özgyur) Empty Re: Esto no va a terminar bien… (Özgyur)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.