Reign of Fire
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Novedades

- (30/05) Aviso Importante

- (18/05) Ya podéis pedir Los Dracs de Mayo

- (28/03) ¡Cumplimos 6 años online!

- (29/01) ¡Empezamos a publicitar por Tumblr!

- (18/01) Debéis hacer el nuevo Registro único

- (15/01) ¡La minitrama Ash Blessing ha empezado!

- (17/11) Revisad bien la normativa de las búsquedas, pues hemos añadido una nueva norma.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» Spirit Soul | Cambio de botón
Night prayers [Adsid - FB] EmptyMiér Jun 10 2020, 09:24 por Invitado

» El ultimo Post
Night prayers [Adsid - FB] EmptyMar Jun 02 2020, 15:19 por Selene Warren

» One Piece War [Afiliación Elite]
Night prayers [Adsid - FB] EmptyDom Mayo 31 2020, 07:56 por Invitado

» En el bosque todo es más interesante || Luka
Night prayers [Adsid - FB] EmptySáb Mayo 30 2020, 03:51 por Inaya

» Noche de guardia (Luka Schubert)
Night prayers [Adsid - FB] EmptyJue Mayo 28 2020, 22:40 por Luka Schubert

» Una gran familia (Tamar y Anzu)
Night prayers [Adsid - FB] EmptyJue Mayo 28 2020, 22:25 por Anzu

» Búsqueda romántica para un granjero (0/1)
Night prayers [Adsid - FB] EmptyJue Mayo 28 2020, 12:16 por Luka Schubert

» El taller de las hermanas Balaur
Night prayers [Adsid - FB] EmptyJue Mayo 28 2020, 04:55 por Daval

» You are finally here [Daval]
Night prayers [Adsid - FB] EmptyJue Mayo 28 2020, 03:54 por Reeva

» El auspicio de la catástrofe [FB] (Oswin)
Night prayers [Adsid - FB] EmptyMiér Mayo 27 2020, 15:26 por Oswin

Staff
Trystan
Admin
Selene
Admin
Faora
Admin
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
Night prayers [Adsid - FB] G2TiwGkZ_o

06/06

Directorios y Recursos

08/10

Afiliados Élite

Limpieza 13/04


Time Of Heroes  photo untitled45.png
Night prayers [Adsid - FB] V5tDusV Expectro Patronum
Crear foro
boton-aff
40/40


Night prayers [Adsid - FB]

Ir abajo

Night prayers [Adsid - FB] Empty Night prayers [Adsid - FB]

Mensaje por Mysandre el Jue Dic 19 2019, 22:15

Fija.

La mirada estaba fija, y el objetivo claro. Una vez más, la fe lo demandaba. Era el momento de actuar, y de que cada pieza en el tablero empezará a tomar su posición recordando, con clara convicción, porque eran quienes eran y porque hacían lo que hacían. Mysandre de Edén, la más antigua de las guardianas, la primera, y la dragona que predicaba de la Diosa desde tiempos inmemoriales y ya olvidados, retornaba, desde el levantamiento y fundación de Talos hacía trescientos años cuando acababa la guerra que había durado cincuenta años, a la misma ciudad donde todo había empezado. Al centro de la luz de todo el Imperio del Fuego, desde donde con su llama, la Diosa iluminaba todo el mundo, brillante y hermosa como una llama inalterablemente divina: la Reina Madre. Lo había visto y lo había entendido, la Dama Roja, quien resguardaba como Guardiana de Edén, la ciudad que era la joya del Imperio del Fuego, estaba, al igual que el resto de sus hermanos muy al pendiente de todo lo que se precipitaba sobre el Imperio del Fuego, del como durante los últimos años las sombras y la noche se abalanzaban sobre la luz, haciendo menguar la llama de fuego que ellos representaban, amenazando la fe. Dioses blasfemos y paganos, envidiosos de ser olvidados. Dragones traidores que olvidaban la senda antigua, humanos incapaces de aceptar la misericordia de la Diosa… todo anticipaba tiempos oscuros, tiempos en los que una vez más, como en el pasado, la necesidad demandaba el actuar de su misión como Guardiana y como guía hacia el verdadero camino.

La Dama Roja podía haberlo hecho, sí. Era una aristócrata, y poseía todo a su favor para viajar cómodamente hasta Talos, pero Mysandre, de intenciones siempre ocultas, imposibles de descifrar, había accionado de otras formas. Nadie, a excepción de las esclavas que servían al templo, esperaban ni sabían que la más antiguas de las guardianas se disponía a volver e Talos tras tres largos siglos. La ordenes de la Guardiana habían sido claras: debían informar a todos los fieles que fuesen en busca de su consejo y su guianza, que se había ausentado y tardaría largo tiempo en volver. Y en ese sentido, de usar las cosas a su favor, había decido pagar a un hombre, un mercader, la suma de oro correspondiente a que le brindase un espacio en su barco a cambio de, siendo quien era, brindarle protección ante los peligros del océano.

No reveló más, quedando aquella propuesta que al Capitán no le hacía gracia por su clara falta de afectividad para con los dragones, pero, se le hacía un trato que le vendría bien, además del dinero venido de una aristócrata. Más allá de Mysandre haberle pedido que obtuviese en total secreto que ella abordaría, no le reveló más. No tenía por qué hacerlo, dejando en la oscuridad ese halo de misterio que envolvía siempre a la milenaria y enigmática dragona. Sin embargo, para ellas sus intenciones estaban claras, respondían mucho más que a convicciones simples. Su trabajo, uno semejante al que había realizado antaño, predicar la Palabra de Fuego, comenzaba en el mismo momento que dejaba Edén, y mientras estuviese en aquel barco, su misión era revelar la luz a aquellos que hoy yacían ciegos.

Una misión de fe.

El viaje era largo: tres largos meses les esperaban. Durante el primer mes, los días pasaban en altamar. Habían gozado de tranquilas aguas y Mysandre poco o nada se relacionaba con los tripulantes, lo que había hecho que su sola presencia, aquella imagen de poder y enigmatismo de una dragona de tres milenios de edad, levantase la incomodidad entre los marineros que murmuraban cosas y se hacían preguntas, hablando de la mala suerte que traía la presencia de una mujer en el navío o el hecho de que su Capitán hubiese aceptado llevar a un dragón entre ellos, y no solo eso, sino de que hubiese dispuesto que el camarote, sería donde la aristócrata estaría. La tensión no disminuía menos con las prácticas religiosas de la Dama Roja, que dos veces por semana, salía del camarote a horas de la madrugada, y levantaba clamores en lenguas totalmente desconocidas para todos, excepto, en efecto, para ella misma.

Y así, como muchas de aquellas frías noches, Mysandre se disponía a hacer lo mismo. Perfectamente cubierta con sus rojas vestiduras, que le ocultaban de miradas indecorosas, la Guardiana caminaba por sobre la superficie del navío, silenciosa, y acercándose a la proa, observando hacia orizonte, echo la capucha de su túnica hacia atrás, centelleando el rojo carmesí de sus ojos, y levantando clamores en idiomas inconexos a su Diosa. -alihat al'umi , ha 'ana 'usafir alan eabr al'aemaq waslm nafsi lilbahr alghadib walhayij ; huna , fi almiah alty tarmini min janib 'iilaa akhir bayn alsama' wal'ard , kayf sthmini hadhih alsafinat alsaghirat dhat alhaykal alsaghir waldaeif min nafsiha? min , 'iidhan , hal sadie , lisu' alhazi , thqty? 'awah , ya alihatan wasayidat , faqat fik wafi qawtik warieayat al'umi , li'anah la yumkin li'ayi rajul wala li'ayi min makhluqatik 'an yunqidhani.




#990000
Night prayers [Adsid - FB] 2XqH2sX
Mysandre
Mysandre
Dragon

Ocupación : Guardiana del Templo de Edén
Mensajes : 68

Volver arriba Ir abajo

Night prayers [Adsid - FB] Empty Re: Night prayers [Adsid - FB]

Mensaje por Adsid el Jue Dic 19 2019, 23:26

Mi viaje a Éden había sido por puro trabajo, simple y rutinario trabajo. Resultaba que mi objetivo, un mercader, había conseguido evitarme de tal manera que había tenido que perseguirlo hasta el otro continente donde por fin pude darle muerte tras unas semanas de dura búsqueda pues le había llegado a perder la pista mas de una vez, era alguien escurridizo; pero bueno el trabajo ya estaba hecho y debía pensar como volver a Talos, a mi hogar donde los altos cargos del Gremio esperaban mi informe sobre la misión que se me había encomendado y cuyo éxito había sido rotundo a la par que costoso cuanto menos.

Conseguí que un mercader me dejara viajar oculto en su barco, el no me haría muchas preguntas y yo le pagaría su precio justo por el viaje un viaje que iba a durar tres largos meses. No me importaba esperar pues así tendría tiempo para centrar mis ideas y agudizar mi mente en cosas con mayor importancia como próximos objetivos a los que pudiera enfrentarme en un momento dado cuando el Gremio me lo solicitara. Claramente también aprovecharía para cerrarme mas a las personas ya había sufrido mucho por muchas perdidas de personas cercanas y no pensaba sufrir por ninguna mas en mi vida.

El primer mes se me hizo largo donde me mantenía en mi escondite todos los días saliendo meramente las horas de luz a comprobar el rumbo y tomar el aire unos minutos antes de volver a dentro. Aun así en todo lo que llevaba en el barco había algo que me inquietaba y era que los marinos parecían molestos por algo que a mi se me escapaba y que tampoco me preocupaba demasiado, podría ser por mi pues era alguien misterioso siempre ocultando el rostro bajo una capucha o podría ser cualquier cosa, eso poco me importaba a mi la verdad fuera dicha.

El primer mes había pasado ya y aquel día se me ocurrió salir antes de lo previsto de mi escondite, fue una casualidad del destino que por aquella idea de salir antes encontrara justo lo que desde hacia un mes llevaba escamandome todos los días. Mis ojos se centraron en una mujer de ropajes rojas que caminaba por la proa hacia un lateral del barco pronunciando palabras que no entendía pero que claramente se entendían que eran algún tipo de rezo y por las caras de los marineros no uno que fuera de su agrado aun así parecía que ninguno tenía intenciones de decirle nada al respecto.

Me acerqué a ella con pasos tranquilos y me coloqué a su lado, a unos metros de distancia, apoyado en la barandilla del barco mirando así el mar que se abría ante nosotros. -No creo que tus rezos sean los mas acertados en este momento.- Dije sin mas con un tono totalmente frío y pasivo. -Los marinos no les parece muy adecuado y me atrevo a decir que pensaran en tirarte por la borda como esto se alargue mucho.- Pronuncie con tranquilidad. Suponía que aquella mujer era una dragona por eso nadie se atrevía acercarse a ella a decirle algo pero a mi que fuera una dragona no me intimidaba en absoluto.




Night prayers [Adsid - FB] LazyPeskyAdder-size_restricted
When darkness surrounds me and I feel defeated, I look at my wounds and stand up again
Adsid
Adsid
Human

Ocupación : Hassassin
Mensajes : 122

Volver arriba Ir abajo

Night prayers [Adsid - FB] Empty Re: Night prayers [Adsid - FB]

Mensaje por Mysandre el Lun Dic 23 2019, 18:09

Era solemne.

La figura de Mysandre, envuelta en sus religiosos ropajes, hacían el contraste perfecto de la imagen de una fiel creyente. Mysandre de Edén, la primera guardiana de la fe, la predicadora de la palabra de Fuego en los tiempos del Despertar, llevando en su boca el mensaje de salvación para la humanidad, la resurrección de un nuevo mundo que ardía para nacer de entre las cenizas: puro, limpio, perfecto. La buscadora, en fin, más antigua de la Diosa quien predicó de ella desde tiempos muy antiguos en donde la existencia de una Diosa Dragón no era más que una locura o un disparate. Sus ojos, rojos intensos, miraban el horizonte y el viento, calmo, pero no menos recio, hacía que su hermoso y delicado rostro fuese acariciado mientras su cabello, de un igual intenso rojo carmesí, parte, al igual que aquellos ojos, de su rasgo dragónico.

Las oraciones, en medio de la noche mientras la mayoría de marineros dormían, eran audibles como murmullos que aumentaban su eco a medida que se estaba más cerca de ella. Y fue ahí cuando lo supo, su sentido auditivo, mucho más desarrollado que el de cualquiera sobre la nave, le avisó de una presencia que acercaba de forma lenta, pero sin intenciones que la alertaran.

El rostro de la Guardiana se viró entonces con gracia y plena tranquilidad ante las palabras que emitía el hombre de poca fe. En el rostro de Mysandre, se visualizó una sonrisa tranquila mientras el rojo de sus ojos miraron fijo a su nuevo acompañante, atravesando en aquel simple acto visual los ojos del otro como fuese capaz de desnudarlo y supiese más de él de lo que él mismo creía. Era simple: eran una mirada de tres mil años delante de una simple y corta vida humana. ¿Qué miraba o buscaba realmente la Guardiana en aquel acto? No había respuesta. Siempre, como era, quedaba todo al misterio de lo imposible de las verdaderas intenciones de la Guardiana. Volvió entonces a mirar hacia el horizonte, y cerró sus ojos para pronunciar nuevas plegarías, esta vez, no en aquella lengua humana ya olvidada, sino en una que él humano pudiese entender bien y escuchar con claridad: Aquel que tenga oídos, oiga lo que la Reina dice. -El viento sopla a donde quiera que quiera, el mar levanta sus olas, debajo de mí no veo ni tierra ni cimientos, y por encima de los cielos solitarios. Los hombres que me asisten están en peligro y preocupados; por lo tanto, oh Diosa, yo levanto mis ojos sólo a ti, de quien viene mi ayuda, mi ayuda viene de la Diosa. A ti me entrego en cuerpo y alma, vida y propiedad. A ti solo miro, en ti solo pongo mi confianza, mi esperanza está en ti, no hay ayuda en el hombre.

Tú sostendrás esta pequeña barca en tus alas, y me protegerás por dentro y estarás conmigo en la barca, de lo contrario, oh Diosa, pereceremos; pero si sólo te tengo a ti, ¡no te pediré nada al cielo ni a la tierra! Sí, mientras que ahora me voy de la tierra y dejo lo mismo detrás de mí, ayúdame a abandonar y negar toda confianza en la ayuda mundana y humana, y a comprometerme sólo a ti.

Madre, he aquí que me he sometido enteramente a tu voluntad, hazme lo que te parezca bueno a tus ojos, para que redunde en el bienestar y la salvación de mi alma. Me entrego a tus manos, porque tú me has atraído a tus brazos, y nadie me arrebatará de tus manos, porque soy miembro del redil de Fuego, y una llama de su viva vida, en la que gustosamente arderé y menguaré con la ayuda de tu luz. Amén.


Sus rezos concluyeron, y entonces abrió los ojos y disfrutó del silencio de los minutos y la brisa marina, hasta que decidió hablar. -El mar... Lo recuerdo bien: Los tuyos, hombres levantado oraciones pidiendo protección y gracia a su Dios.- Explicó, y sonrío casi burlona. -Su fe era admirable.- Declaró, y luego se voltio para mirar al desconocido. -Lastima que Yaveh no fuese precisamente un Dios condescendiente. Pregonaba amor, pero incluso hacía que los tuyos se enfrentarán unos con otros por causa de su propio nombre... Eso al menos hasta que pareció cansarse, y hacer creer a los humanos que los dragones éramos el enemigo. Él, junto a esos otros supuestos dioses.- Suspiró. -Si fueron tiempos oscuros sin duda. Dioses verdaderamente crueles.- Reflexionó.

Volvió a mirar hacia el océano. -Dime, ¿cuál es tu nombre?- Le preguntó, esperando una respuesta.




#990000
Night prayers [Adsid - FB] 2XqH2sX
Mysandre
Mysandre
Dragon

Ocupación : Guardiana del Templo de Edén
Mensajes : 68

Volver arriba Ir abajo

Night prayers [Adsid - FB] Empty Re: Night prayers [Adsid - FB]

Mensaje por Adsid el Lun Dic 23 2019, 21:41

Las plegarias nunca habían sido mi fuerte, yo era un hombre sin fe, que no creía absolutamente en nada de dioses e incluso pensaba que aquellos que se arrodillaban por seres que no movían ni un solo dedo por ellos eran idiotas pues la única manera que tenía una persona de seguir en pie a cada día que pasaba de su vida era él mismo, lo demás eran puras tonterías que le metían a la gente en la cabeza para volverlos dóciles y estúpidos sin ser capaces de usar su propia razón para encaminar su vida como eran debidos.

Salí a cubierta para que mis ojos azules se enfocarán en la mujer de ropajes rojos. Sus palabras eran incomprensibles para mi aun así sabía que era un rezo por su postura y su tono de voz, y lo mas seguro es que era un rezo a aquella estúpida reptil que todos pensaban que era la Reina de todos los dragones y de todos nosotros, estupideces sin sentido alguno. No era mas que una loca que estaba en algún lugar escondida como una cobarde mirando como el mundo se derrumba a causa de su estúpida locura y delirios de grandeza.

Si sabía que con mi forma de pensar podría meterme en muchos problemas pero no pasaba nada si mis pensamientos solo se quedaban en mi cabeza, además como miembro del Gremio me podía permitir el hecho de pensar de aquella forma dado que no debíamos decantarnos por ninguno de los dos bandos; lo que me molestaba era que en aquellos momentos de tranquilidad en alta mar una dragona se pusiera a manifestar su fe como si nada y aunque nadie se atrevía a decirle nada yo no me callé en absoluto y le dije que pensaba.

Mis palabras fueron respondidas con mas plegarias en el idioma que entendíamos todos aunque me seguían pareciendo una autentica tontería sin sentido alguno. Luego llegaron mas comentarios que a mi me importaban bien poco en que creyeran cada persona ya fuera humano, dragón, híbrido o desafiado; me importaba muy poco la idiologia religiosa que tuviera cada uno. -Adsid.- Respondí sin mas a aquella pregunta que me había lanzado la dragona con referencia a como me llamaba y a la pregunta que me daba igual responder porque mi nombre no era mas que uno mas entre todos los humanos que vivíamos en el mundo.

Mire a la dragona de nuevo con seriedad. La examiné de arriba a bajo un momento rápido y puse una mueca de asco pues por sus ropas debía de ser alguna fiel de los templos de la estúpida Reina Madre. -Lo que hicieran los humanos por sus dioses me importa bien poco.- Solté de repente. -Aquellos que siguen ciegamente a un dios, sea cual sea este, una dragona o unos dioses elementales; me parecen que son idiotas por dejarse influenciar por seres que nunca moverán un dedo por ellos.- Volví a soltar aunque supiera que mis palabras me pudieran traer problemas para con aquella dragona. -El único ser vivo inteligente es aquel que es capaz de sobrevivir por si mismo sin depender que alguna fuerza divina inexistente les ayude de una forma inexistente por mucho que digan que existen.- Sentencié apoyándome en la barandilla del barco sin apartar mis ojos de la dragona.




Night prayers [Adsid - FB] LazyPeskyAdder-size_restricted
When darkness surrounds me and I feel defeated, I look at my wounds and stand up again
Adsid
Adsid
Human

Ocupación : Hassassin
Mensajes : 122

Volver arriba Ir abajo

Night prayers [Adsid - FB] Empty Re: Night prayers [Adsid - FB]

Mensaje por Mysandre el Dom Dic 29 2019, 02:26

Ignorancia.

Mysandre había vivido mucho ya. Tres milenios había vagado por el mundo, y había encarado ella misma a la incredulidad de los seres vivos. Sus propios hermanos habían sido y eran victimas de aquel sentimiento, vagando por el mundo y viviendo entre hombres, sirviendo a dioses ajenos o, exactamente así: sin creer en nada. Reconocía la sombra y la oscuridad del vació ante la falta de fe. Reconocía un lugar sin una llama de fuego en su interior. Por algo, la más antigua predicadora de la Diosa Madre supo que; habiendo creido primero, cuando nadie más lo hacía, cuando la existencia de una Diosa Dragón era una absurda patraña; su misión era hacer misericordia con los otros así como la Diosa había hecho misericordia con ella cuando era esclava del Yaveh y su pueblo: Judá, al revelarle el fuego que ahora ardía en su corazón, y tal misericordia, incluso, se extendía a ellos, los insensatos humanos. Incluso ellos, una raza inferior, tenían derecho a la misericordia de la Madre, y no había forma más hermosa de mostrar tal acto que habiendoles permitido vivir y servir a los dragones. Por eso, las palabras del humano no le sorprendían en nada.

La mirada carmesí de la Dama Roja se mantuvo calma, sin expresión más que la de un rostro que dibujaba una suave risa en su rostro, lleno de misterio y reflejando poder.

No le interesaba que un vulgar humano despotricara de esa forma sobre creencias, pero no estaba en su mano juzgarlo, sino, como al igual que con todos, guiarlo al fuego verdadero. Mysandre se giró y esta vez, en medio de aquel silencio, lo examinó con mucho detalle. -Adsid.- Mencionó el nombre, procurando no olvidarlo y se empezó a acercar a él, con las manos a la altura de su regazo. -Todos son lo que son, y estan donde estan por una razón.- Mencionaba a cada paso que daba. -Las cosas terribles pasan por una razón...- Dijo, estando tras el humano, y pasando hacia su otros costado. -Como lo que pesa sobre ti, Pupilo de la Muerte.- Añadió, posando su mano sobre el antebrazo de Adsid.

-Sin miedo, sin temor. Sin nada que perder incluso a sabiendas de lo que significan tus palabras ante mí, Mysandre, la Dama Roja, Guardiana del Templo de Edén, la primera y más antigua de todas ellas, nombrada por la Diosa en persona hace más de tres siglos.- Mantenía su sonrisa tranquila y misteriosa mientras el rojo de sus ojos miraban fijamente al humano. -Conozco tus ojos, ojos que han visto la muerte de cerca, más de una vez. Ojos que no temen...- Susurro. -...Quizá has visto mucho para ser humano, pero ignoras demasiado. Nada es casualidad: tú y yo aquí. Incluso para los humanos hay misericordia y oportunidad.- Explicó. -Nada escapa a los ojos de la Diosa.- Concluyó y le sostuvo la mirada unos minutos, para soltarle.

Suspiró entonces y camino para darle la espalda y, volver a girarse y mirarle. -Ven conmigo. Puedo ofrecerte algo mejor de lo que seguro has recibido en tu escondite.- Y se volvió a girar, habiendo pues extendido su invitación, para añadir. -Y no es magia, si te lo preguntas. No es exepcionalmente dificil darse cuenta que definitivamente no eres parte de esta tripulación, y mucho menos de Edén, extranjero.- Y entonces continuó su camino hacia el camarote, esperando que fuese tras ella.




#990000
Night prayers [Adsid - FB] 2XqH2sX
Mysandre
Mysandre
Dragon

Ocupación : Guardiana del Templo de Edén
Mensajes : 68

Volver arriba Ir abajo

Night prayers [Adsid - FB] Empty Re: Night prayers [Adsid - FB]

Mensaje por Adsid el Lun Dic 30 2019, 22:59

Creencias... ¿hacía cuanto que yo no creía en nada? Tampoco hará mas de un año de ello, antes había creído en muchas cosas como en la familia, la resistencia, el Gremio; ahora ya nada de eso quedaba dentro de mi solo una oscuridad y soledad alimentada por la perdida, la perdida de todas aquellas personas que una vez fueron cercanas a mi. Familia, amigos, amores; no me quedaba absolutamente nada de nada... estaba completamente solo en un mundo donde lo poco que me movía era mi deber para con el Gremio y mi sed de venganza para con mi madre, solo esas cosas eran los engranajes que hacían girar mi día a día.

Aquel mes que había pasado en alta mar, escondido en aquel barco, me había dado mucho tiempo para pensar en todos aquellos que me habían dejado ya y en lo solo que me había quedado y en las oscuridad que me dominaba. Mis ojos que anteriormente habían mostrado una luz cálida, amable y decidida ahora mostraban una faceta oscura, fría y turbia. Aquel muchacho que era antes había muerto junto al resto de mis seres queridos, aquel asesino de bonita sonrisa y agradable presencia cara a los demás había sido sustituido por alguien sombrío que no temía en nada las cosas que pudieran pasarle por decir aquello que le parecía correcto.

Aquella dragona era claramente una de las fieles religiosas de esa maldita dragona loca que se creía Reina y encima parecía que quería hacerme ver que su fe era correcta, pobre dragona ilusa que no sabía que se estaba dando de bruces contra un muro insuperable. Como había dicho antes mi fe se había extinguido por completo y mi alma era dominada por una oscuridad absoluta donde solo cabía lugar a la muerte y el asesinato. Mis ojos claros miraban en todo momento a la dragona mientras soltaba palabras y palabras que simplemente se las llevaba el viento ¿para que quería intentar que yo viera el mundo como ella? Era absurdo.

La mire nuevamente cuando me dijo que la acompañara a "su camarote". No me sorprendía que supiera que no era un tripulante, no tenía la apariencia de uno como ella tampoco la tenía. Era una propuesta intrigante la que me ofrecía la dragona, seguramente querría estar a solas para intentar comerme mas la cabeza, podría ser un buen pasatiempo ver como se daba de cabezazos contra el muro que mi propia alma había levantado. -No pienses que por ofrecerme comodidades que poco me importan dragona vas a conseguir algo.- Escupí de repente mientras caminaba tras ella. Iba a ser muy divertido ver como intentaba algo que no iba a conseguir en su vida.




Night prayers [Adsid - FB] LazyPeskyAdder-size_restricted
When darkness surrounds me and I feel defeated, I look at my wounds and stand up again
Adsid
Adsid
Human

Ocupación : Hassassin
Mensajes : 122

Volver arriba Ir abajo

Night prayers [Adsid - FB] Empty Re: Night prayers [Adsid - FB]

Mensaje por Mysandre el Dom Ene 12 2020, 18:06

Indecifrables.

Así era Mysandre. Así eran siempre las verdaderas intenciones de la más antigua pregonadora de la fe. Nadie, podía o terminaba nunca jamás de poder ver entre las sombras las verdaderas intenciones que la enigmatica dragona ocultaba entre su imponente figura de poder y misticismo, una que aprendió a moldear con el tiempo, el cual sin duda era mucho, vagando por el mundo. Mostraba el orgullo de su raza en su propia confianza para saber y tener muy claro que solo un verdadero estúpudo se atrevería a tocarla sabiendo la propia importancia que Mysandre significaba en el Imperio del Fuego, como una humilde y leal servidora de Su Majestad, la Diosa. Tenía el suficiente entendimiento para hacer ver, de forma simple, que aunque Guardiana y guía de la fe, no dejaba de ser lo que era, la hija de una Diosa, una dragona y su palabra ante cualquier humano estaba por encima y debía ser ley. Tenía la sabiduría de tres milenios mostrada en el aura de su enigmatismo y misticismo, que desvelaba en su ojos una fe sustentada en mucho más de lo que era simple para el resto de los demás. La Dama Roja era sin duda la digna representación de todo lo que era y al mismo tiempo todo lo que era nunca dejaba de estar claro, menos, por supuesto para mentes tan cortas como la de un humano.

Caminaba, con la elegancia propia de una mujer de fe y posición solemne entre los suyos por el barco. Fue invisible ante su comentario.

Continúo y abrío el camarote, esperó que este pasara, y entonces cerró la puerta. Una vez dentro, se adelanto por el sitio hasta una mesa donde yacían: vino, carne, frutas y pan. La dragona se sentó sobre una de las sillas, habían dos dispuestas en el camarote, y luego invitó a Adsid. -Adelante.- Le mencionó tranquila. Al tenerlo frente a frente le sirvió, ella misma, un poco del vino y se extendió, en la mesa. -Come y bebe lo que desees.- Añadió a su cortesía. -Dime, ¿qué a traido a un isaurí a Edén? Son tierras lejanas estas que dejamos, más para alguien de Isaur, ¿cuál es tu motivo, Adsid?




#990000
Night prayers [Adsid - FB] 2XqH2sX
Mysandre
Mysandre
Dragon

Ocupación : Guardiana del Templo de Edén
Mensajes : 68

Volver arriba Ir abajo

Night prayers [Adsid - FB] Empty Re: Night prayers [Adsid - FB]

Mensaje por Adsid el Lun Ene 20 2020, 16:08

Las oscuridades que rodeaban mi ser y mi corazón eran muy intensas por lo que era muy complicado poder atravesarlas de ninguna manera posible algo que parecía que aquella dragona quería conseguir con sus palabras. Era aburrido ver como intentaba que sus palabras de fe causaran en mi el mismo efecto que causaban en la mayoría de humanos que se dejaban intimidar por los sermones de aquellos que adoraban a la loca reina como si fuera una puñetera Diosa, realmente no tenían ni idea aquellos que se dejaban amedrentar por aquellas palabras lo cual no iba a pasar conmigo.

Me resultaba algo molesta la obsesión que parecía haber desarrollado por mi, parecía que no se quería dar por vencida en cuanto a sus palabras para que me hicieran efecto; por otra parte eso me hacía gracia porque no iba a conseguir tal cosa. Mi odio por la dragona puta de la Reina Madre era tan grande que nadie iba a poder cambiar ese aspecto de mi en su vida. Por culpa de aquella maldita dragona había perdido a muchos seres queridos y si podía acabar con ella no dudaría en hacerlo pero sabía que aquello sería una misión suicida por lo que me limitaba únicamente a ver como su imperio se venía abajo poco a poco.

Seguí a la dragona en silencio observando sus movimientos pues no me fiaba de ella, realmente no me fiaba de nadie ya, pero daba la casualidad que estábamos en un lugar donde los únicos humanos que habían estaban mas de parte de la dragona que de la mía misma así que me debía andar con mucho ojo. No sabía que intenciones tenía la dragona para conmigo a la hora de invitarme al camarote que ocupaba pero tampoco perdía nada por averiguarlo; así que llegamos al camarote y entré dentro mirando lo que ella hacía y analizando todo lo que me rodeaba a la vez, si intentaba algo contra mi me defendería con todo lo que tenía.

No veía nada fuera de lo normal en aquel lugar por lo que no tendría que estar alerta de que alguien me atacara por sorpresa pero aun así mi guardia se mantenía completamente alta pues no confiaba en nadie del barco. Escuché las palabras de la dragona y enarque una ceja ¿de verdad esperaba que le contara mis motivos por los que había ido a Edén? que equivocada estaba. -Soy de Talos pero pase mucho tiempo en Isaur por eso tu confusión.- Dije sin mas cruzándome de brazos. -Y mis asuntos en Edén son solamente míos dragona.- Añadí con total tranquilidad y frialdad. -No quiero vino pero gracias por la oferta.- Era lo mas educado que iba a conseguir de mi. -¿Que quieres de mi dragona?- Estaba cansándome de los juegos de la dragona.




Night prayers [Adsid - FB] LazyPeskyAdder-size_restricted
When darkness surrounds me and I feel defeated, I look at my wounds and stand up again
Adsid
Adsid
Human

Ocupación : Hassassin
Mensajes : 122

Volver arriba Ir abajo

Night prayers [Adsid - FB] Empty Re: Night prayers [Adsid - FB]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.