Reign of Fire
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Novedades

- (30/05) Aviso Importante

- (18/05) Ya podéis pedir Los Dracs de Mayo

- (28/03) ¡Cumplimos 6 años online!

- (29/01) ¡Empezamos a publicitar por Tumblr!

- (18/01) Debéis hacer el nuevo Registro único

- (15/01) ¡La minitrama Ash Blessing ha empezado!

- (17/11) Revisad bien la normativa de las búsquedas, pues hemos añadido una nueva norma.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» Spirit Soul | Cambio de botón
FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) EmptyMiér Jun 10 2020, 09:24 por Invitado

» El ultimo Post
FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) EmptyMar Jun 02 2020, 15:19 por Selene Warren

» One Piece War [Afiliación Elite]
FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) EmptyDom Mayo 31 2020, 07:56 por Invitado

» En el bosque todo es más interesante || Luka
FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) EmptySáb Mayo 30 2020, 03:51 por Inaya

» Noche de guardia (Luka Schubert)
FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) EmptyJue Mayo 28 2020, 22:40 por Luka Schubert

» Una gran familia (Tamar y Anzu)
FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) EmptyJue Mayo 28 2020, 22:25 por Anzu

» Búsqueda romántica para un granjero (0/1)
FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) EmptyJue Mayo 28 2020, 12:16 por Luka Schubert

» El taller de las hermanas Balaur
FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) EmptyJue Mayo 28 2020, 04:55 por Daval

» You are finally here [Daval]
FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) EmptyJue Mayo 28 2020, 03:54 por Reeva

» El auspicio de la catástrofe [FB] (Oswin)
FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) EmptyMiér Mayo 27 2020, 15:26 por Oswin

Staff
Trystan
Admin
Selene
Admin
Faora
Admin
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) G2TiwGkZ_o

06/06

Directorios y Recursos

08/10

Afiliados Élite

Limpieza 13/04


Time Of Heroes  photo untitled45.png
FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) V5tDusV Expectro Patronum
Crear foro
boton-aff
40/40


FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV)

Ir abajo

FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Empty FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV)

Mensaje por Abbadon el Jue Dic 12 2019, 11:47

Después de llegar a Edén, Vaurien y Morgana comenzaron sus experimentos que ciertamente, no entendia ni por lo mas remoto. Pero yo no habia ido alli para recoger plantas ni cocinarlas, sino para custodiar el grupo y la zona donde nos encontrabamos en ese momento, para evitar que extranjeros intentasen algo extraño. Puede que Edén tambien fuera territorio del Imperio, pero habia mucha mas gente libre de lo que pensabamos, además de que mantenian cierta cultura del pasado, cosa que aún no se entendia. De hecho el propio Vaurien al descubrir esa planta, tuvo un encuentro con alguien que ni siquiera hablaba una lengua conocida. Pero lo bueno de Edén, es que habia mucho por explorar, mucho por ofrecer y cosas exóticas que en otros sitios no habia. Aunque algunas de esas cosas eran realmente peligrosas.

Vaurien y yo levantamos un pequeño campamento de tres tiendas, donde pudieran trabajar en una además de descansar las mujeres en otra y nosotros en la tercera. Sabia que mi amigo se habia tirado a la zorra de Morgana, olia a sexo, y aunque me alegraba por él ya que hacia siglos que su polla no se metia en ningún lado, por otra parte pensaba que era como tener sexo con una vibora venenosa de tres cabezas y cuerpo de escorpión. Como la odiaba, cada dia mas. A Ororo en cambio... simplemente habia empezado a ignorarla, porque no me aportaba nada salvo sus miradas impertinentes y poco mas. Durante el viaje comencé a comportarme mejor por las advertencias de Vaurien, y para evitar confrontaciones decidi hacer algunas aportaciones en la investigación, dandole ideas al propio dragón sobre mis ideas para lo que me habia presentado en su dia. Aunque nunca me habia gustado vender la piel del oso sin cazarlo antes.

Cuando comenzó a oscurecerse, sali de la tienda en dirección de la fogata para prender el fuego. Me arremangue de ambos brazos la camisa y trás colocar unos palos con hierba seca, empecé a encenderlo. Aún de cuclillas, mire hacia la tienda donde estaban Vaurien y Morgana trabajando, donde se oian ruidos de cacharros de un lado a otro y sus propias voces en susurros. Puse los ojos en blanco poniendome en pie comenzando a ir hacia el interior de aquella selva. Habiamos acampado cerca de la playa con la vista directa al barco que estaba atracado a metros de la costa, ya que no podia avanzar mucho mas por los corales y la poca profundidad.
Justo cuando iba a salir en busca de la cena, pensé que quizás Ororo tambien querria despejarse un poco de aquellos otros dos si volvian a armar un pequeño escándalo, pensando que nadie los iba a escuchar. Desde luego no me iba a traumar por ello después de ver a mi madre tirandose a mis amigos, pero si le iba a echar en cara a Vaurien que eso no se le hacia a un amigo, se lo iba a echar en cara para siempre.

Me acerque a la tienda de las mujeres y alcé la voz - Buenas noches Ororo, ¿le gustaria salir a dar un paseo? - mire hacia la playa y después a la selva. Era irónico que ahora le pediria dar un paseo a una persona a la que habia ignorado tanto, pero... cuando no hay nadie mas, es mejor que hablar con un coco - Voy a ir a por la cena, podriamos charlar de algo interesante. Prometo ser el más educado de estas tierras - sonrei ladino ante esto último, esperando que saliera la morena.




FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) 7dpfgSW
Abbadon
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 385

Volver arriba Ir abajo

FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Empty Re: FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV)

Mensaje por Ororo el Vie Dic 13 2019, 16:20

Los meses pasaron en el barco y pronto los ánimos pasaron del disgusto a la calma de ignorarse los unos a los otros. Una vez estuvo claro que mi tripulación estaba segura no tenía porqué cruzarme más con los inquisidores, manteniendo nuestro contacto limitado a las preguntas del viaje y la cena que ofrecía en micamarote cada noche, para mantener las apariencias.

Al llegar a tierra, pude respirar por fin. No quería saber los detalles de su operación, me había limitado a quedarme en el campamento organizando las carpas, los muebles y las provisiones mientras la expedición, conformaba por 3 dragones, se aventuraba a la selva.

Al regresar, me encerré en mi tienda y los evité. Podía oler la sangre en el aire...

Luego de varios días en mi reclusión forzada, me encontraba en la tienda que compartía con Morgana -por suerte no muy a menudo- recostada en un diván, leyendo un poco mientras anochecía; cuando una voz demasiado familiar comenzó a llamarme desde fuera de la tienda -Yo...- si, me hablaba a mi.

Parpadeé sorprendida un par de veces, con Vaurien y Morgana podía tener una conversación cordial pero Abbadon me ponía los vellos de la nuca de punta. Tenía la opción de decir amablemente que no, pero a la vez, mi encierro lejos de los dragones comenzaban a enloquecerme, la necesidad de tener una conversación agradable, inteligente, estimulante... eso fue lo que me hizo poner de pie -Eh... está bien- acepté.

Dejé el libro en la mesa y me aventuré por sobre las alfombras hasta la puerta de la tienda; iba descalza, con un vestido ligero de seda de color azul agua. Me puse una sonrisa, como una joya, una armadura, un arma; estaba demasiado fatigada para pelear. -Entonces Abbadon ¿qué planes tiene para la cena?- le pregunté amablemente y comencé a caminar hacia la playa, el horizonte ya se encontraba pintado de estrellas y la luna, allá distante y altiva le daba un agradable color a todo.

Respiré profundamente, disfrutando de la brisa salada, esperando a ver qué tenía Abbadon planeado.




FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) EeV5GOI
Spoiler:
FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Jf0dtvKFB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) X2upHNn

Ororo
Ororo
Dragon

Ocupación : Mercader - Contrabandista
Mensajes : 332

Volver arriba Ir abajo

FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Empty Re: FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV)

Mensaje por Abbadon el Sáb Dic 14 2019, 13:10

Haber sido aconsejado por Vaurien a la hora de llevar ropa fue de gran ayuda. Básicamente porque hubiera llevado lo mismo que llevaba en alta mar y Talos. Pero alli, en Edén, podria decirse que el clima era muy húmedo y a la vez realmente soporifero, ardiente. Era un placer ponerse al sol a pleno mediodia junto al mar. La noche seguia siendo cálida por lo que dormir era como estar en el nido, sintiendome incluso inocente estando desnudo entre las sábanas. Salir por la selva era otra cosa, ya que habia animales y plantas que podian ser peligrosos, de ahi que me pusiera ademas de una fina camisa clara, unos pantalones de tela y las botas, además de llevar el chakram y otras armas.

De ahi que cuando vi a Ororo con un simple vestido y descalza, iba a avisarla de que se cambiase para ir a donde tenia pensado ir. Pero la dragona llevaba tiempo demostrando hacer lo que le venia en gana, incluso cuando le decian algo a su favor, debia poner algo en contra. Pero la idea de pelear o decirla algo se desvanecio al oir una risita de Morgana en la tienda de los "cientificos". No tarde ni dos segundos en seguir a la morena hacia la playa para dejar de escuchar a la parejita, evitando un posible trauma mas a mi lista.

Una vez comencé a ver la arena en el suelo, decidi quitarme las botas y recoger un poco los pantalones a modo de dobladillo, para sentir dicha arena entre mis dedos al caminar, mucho mas fria que por las mañanas. Me mordi el labio inferior mirando hacia el mar sin olvidar el inmenso cielo que estaba completamente despejado.
- Habia pensado poner algunas trampas, o cazar directamente un animal de gran tamaño para asarlo - respondi a su pregunta con una sonrisa, metiendo mi mano en uno de los bolsillos mientras con la otra sostenia mis botas - Pero el cambio de ruta hará que cambiemos el menú - mire hacia Ororo enarcando una ceja - Le gusta tomar el mando ¿verdad? Siempre lo hace. Me gusta, lo admito. Denota tener decisión - mire al frente y rei levemente - Lo malo es coincidir con alguien similar. Supongo que debo disculparme por muchas cosas y palabras estos meses atrás - me encogi de hombros cuando me detuve dando un paso largo colocandome a un lado de la morena - Disculpeme capitana - saque mi mano del bolsillo para enterrar el hacha de guerra entre ambos - Piense que es una inversión: somos cuatro en este lugar y dos están todo el dia... - suspire mirando hacia atrás y volvi a mirar a Ororo - "Investigando". Puede que no le apasione la conversación de un inquisidor, ni a mi la de una mercante controladora, pero somos dragones inteligentes, con buen gusto y.. - mire hacia el otro lado donde las olas rompian en las rocas al final de la playa - ... tienen grandes recuerdos, ¿conoce las historias que contaban en el antiguo mundo? Esa del libro tan absurdo queee... ¿¿como era? ¿un hombre que abria las aguas? Era realmente divertido - de nuevo comencé a caminar cuando se me ocurrio algo - Podriamos llevar unos cocos, cangrejos, caracolas y lapas ¿le parece? Para variar - alcé ambas cejas. Estar en aquel sitio me relajaba, sin tener que trabajar tanto, sin torturar diariamente, sin estar rodeado de tensiones, de cosas que me obligaban a ser... un dragón leal.




FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) 7dpfgSW
Abbadon
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 385

Volver arriba Ir abajo

FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Empty Re: FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV)

Mensaje por Ororo el Lun Dic 16 2019, 23:14

Luego de cerrar los ojos un momento, disfrutando de la libertad de mi auto impuesto encierro, la respuesta de Abbadon no me sorprendió. Era algo como la supervivencia básica dracónica, atrapar algo grande, chamuzcarlo y para adentro -Veo- le respondí un poco distraída por la brisa nocturna.

Lo escuchaba acercarse por la arena, así que lo miré de reojo; por mi mente pasó la frase “en otro momento y otro lugar”, pues no podía negar que era bello como él solo y con la camisa ligera y los pantalones remangados parecía mucho más amable que en el momento en que lo había conocido. No sabía qué esperar del momento, así que lo dejé hablar, me miraba con la ceja enarcada y como si fuera su mayor dolor de cabeza -No puedo creer que sea la única dragona que le lleva la contraria- le respondí. Era viable, no muchos eran capaces de levantar la voz contra un inquisidor.

Pero lo que no esperaba, era que se disculpara; un hombre que tenía la voluntad de la reina de su lado podía mantenerse en su verdad y juzgar a todos quienes los rodeaban -La verdad me sorprendes Abbadon- comencé diciendo con brutal honestidad; pues me había sorprendido. Me giré para mirarlo a los ojos, le di la mano con una sonrisa complacida, era una especie de victoria pero también, una razón para bajar la guardia.

Luego, comenzó a hablar de las razones que teníamos para llevarnos bien, y tenía toda la razón porque yo también estaba harta de llevármela solo con mis libros -Está bien Abbadon, contigo tendrá que bastar- le respondí con sorna, no tenía sentido volvernos los mejores amigos de la noche a la mañana -literalmente- pero, estaba dispuesta a entretener la idea de poder llevarme bien con él y tener una conversación. Así fuera solo por al duración del viaje, a la final era un inquisidor, alguien con quien no querría tratar más de lo necesario.

Caminamos unos pasos hacia el mar, cuando Abbadon habló de un libro muy famoso en la época antigua en el cual un humano separaba el mar por la mitad -Si, lo he leído- dije pensando en las diferentes religiones que había conocido durante mi tiempo con los humanos -es interesante ver las cosas que la gente hace por su fe- musité como una puya, los humanos no eran los únicos con creencias ridículas. Ya se había comprobado.

Ahora, el menú había cambiado, sonaba lo suficientemente fácil, era cuestión de recolectar un par de cosas aquí y allá -Me parece una buena idea, creo que hacia allá- señalé a un punto por la plata -hay una zona pedregosa donde podemos conseguir los cangrejos- le sugerí. -Entonces Abbadon ¿qué acostumbras a hacer cuando no estás haciendo...- tomé una pausa para no decir alguna estupidez y medir mis palabras -lo que sea que hagan los inquisidores?- dije quitándole un poco de importancia a su trabajo. Todo era más llevadero si no pensaba en ello.

Y con esto, comencé a caminar por la arena hacia el lugar donde suponía encontraríamos los cangrejos.




FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) EeV5GOI
Spoiler:
FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Jf0dtvKFB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) X2upHNn

Ororo
Ororo
Dragon

Ocupación : Mercader - Contrabandista
Mensajes : 332

Volver arriba Ir abajo

FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Empty Re: FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV)

Mensaje por Abbadon el Jue Ene 02 2020, 12:14

Poco a poco la noche se habia cerrado por completo y dado paso a las estrellas mas brillantes. En Talos tambien se podian ver, pero era muy diferente estar junto a la ciudad, donde podia verse y oirse otras cosas, mientras que aqui apenas molestaba nada. Era como cuando aún era un joven dragón que salia al desierto para desquiciar a su madre, quejandose por las noches por las bajas temperaturas.

Sonrei ladino mirando a la dragona, cuando está comentó que era la única que me llevaba la contraria - ¿Asi lo cree usted? Puede que coincida con otras congeneres del sexo opuesto, pero todas las mujeres me llevan la contraria en algo - amplie mi sonrisa mirandola fijamente un par de segundos, para después continuar nuestro camino por la playa. La sociedad habia tenido un cambio brusco, no solo por haber sido sometida por los dragones, si no que antes, los humanos tenian un estado patriarcal demasiado marcado, en el que las mujeres eran simples basijas para traer al mundo a sus retoños. Los dragones en cambio, habiamos crecido en una sociedad matriarcal, que lejos de ser hembrista, era completamente igualitaria. Al menos yo lo habia visto asi en toda mi vida. Tanto las mujeres y hombres de mi familia, habian ocupado diferentes puestos del Imperio sin importar lo que tuvieran entre sus piernas, tan solo lo que sus cabezas daban de si. Por lo tanto estar de acuerdo con una dragona o un dragón, simplemtente era complicado porque yo era dificil de satisfacer. Y si aceptaba de buen grado las ordenes de la Reina Madre, era justo porque era quien era y al fin de al cabo, la tenia en lo mas alto de un altar.

Enarque una ceja al oir que sorprendia a la morena. Cuando tomo mi mano, note su cálida y suave piel contra la mia, por lo que la estreché suavemente - ¿Le sorprende? Bueno, mi madre y mis instructores me dieron educación. Y sé que no he sido el mejor invitado del mundo en su barco - solté su mano poniendo los ojos en blanco, recordando algunas de las noches en las que me emborrache jugando con algunos marineros o, trepe por uno de los mástiles para tomar el sol, porque no aguantaba los susurros de Morgana. Tirarme a un par de marineros no contaba porque dormiamos todos tan juntos que... en fin.

Lo que Ororo dijo sobre el relato del libro humano ya olvidado, me hizo mirarla un tanto a la defensiva, ya que yo mismo siendo inquisidor hacia cualquier cosa por la fé hacia mi Reina - Creo que la fé no es buen tema ahora mismo - mis ojos rojos brillaron en la tenue luz, cuando decidi dejar de lado aquel momento, mostrandome demasiado serio. No queria sacar al inquisidor nuevamente, ya que estaba de alguna forma.... de vacaciones. Era agradable pero no podia dominarlo, ya que era parte de mi. Y si no estaba alli Vaurien para controlarme, debia hacer yo grandes esfuerzos.

Trás la indicación de la dragona, caminamos hasta la zona pedregosa en la cúal dejé mis botas a un lado, para comenzar a buscar con la mirada donde habria cangrejos, sacando una saca para poder meterlos - Cuando cojas uno, lo metes aqui - la indique abriendo la tela mientras le pasaba una daga, de forma que asi no tuviera peligro que le arrancase un dedo con las pinzas. Entonces continuo la charla, y la mire un segundo bastante divertido al ver como dudo en su pregunta - A los inquisidores nos tienen endemonizados ¿verdad? - me puse de cuclillas y segui con la mirada un cangrejo que salia entre las rocas, al cúal agarre de unas patas con rápidez y cuando quiso pellizcarme lo tire al saco - Tan solo somos dragones y dragonas como tu - me encogi de hombros y sonrei de lado - ¿En mi tiempo libre? Bueno, pues me gusta ir de compras, ir al teatro, cazar, salir con algunos amigos y amigas... - aprete los labios pensando que aquello era una verdad a medias, pues mas bien era ir a burdeles a veces con amigos y a veces solo, e incluso me quedaba en casa con mis esclavo y recibiamos compañia - ¡Oh! Tambien me gusta la jardineria, aunque parezca increible. Mi esposa, que en paz descanse, era una apasionada de la bótanica. Yo siempre preferi coleccionar mis propios esclavos, pero con el tiempo ellos me han enseñado mucho mas de lo que pensaba - ladeé la cabeza un segundo, y agarre otro cangrejo bien gordo que terminó en la saca. Mire a Ororo mostrando una sonrisa traviesa - ¿Y que es loo que hace una dragona mercante cuando no esta rodeada de toscos marinos, ni de su negocio variopinto? - alcé mis cejas mirandola con curiosidad.




FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) 7dpfgSW
Abbadon
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 385

Volver arriba Ir abajo

FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Empty Re: FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV)

Mensaje por Ororo el Mar Ene 07 2020, 01:34

Las estrellas, el sonido de las olas contra la arena de la playa y esa brisa que acariciaba la piel tan suavemente. Eso era lo que me hacía amar echarme a la mar, y a pesar de las circunstancias estaba disfrutando de la noche. Me recordaba épocas más sencillas, cuando vivía entre planicies y praderas, sin preocuparme de más normas que las nuestras, lejos de cualquier problema.

Así seguramente se habrían sentido los humanos de la región antes de nuestra llegada.

Abbadon respondió con la sonrisa a la que me había acostumbrado con el viaje -Es bueno saberlo-, aunque en el fondo estaba segura de que le gustaba más salirse con la suya. Luego habló de su educación, siempre había creído que por más que fuésemos de la misma raza, como a los humanos, nuestra providencia definía buena parte de quienes éramos. Estaba segura de que las costumbres en mi tierra y en la suya no eran las mismas, especialmente por lo remoto de mi hogar  -No todos nuestros congéneres tienen la humildad...- un valor en escasez en estos tiempos de supremacía -por eso es refrescante conocer a alguien como tú- le eché flores, pues en cuierta medida admiraba su honestidad y la forma de adecuarse a diferentes lugares y situaciones. Seguramente yo lo pasaba peor con las situaciones que me disgustaban.

La costumbre de 400 años de privilegio quería creer.

El comentario sobre la fé no pareció gustarle, no lo culpaba, lo había hecho con esa intención -de acuerdo- dije dejando el tema, enfocándome en las olas y la arena que se colaba por entre los dedos de mis pies. Respiré profundamente, inhalando la brisa salada, sonriendo aún.

Caminamos hasta el lugar, donde las rocas se encontraban inmersas en el mar y allí, nos pusimos a trabajar. Él, venía más preparado que yo, así que acomodó un saco y de paso me entregó una daga, para ayudarme con la tarea supuse -Si señor- musité con tono burlón, me divertía lo que sea que estuviera pasando entre nosotros. Tomé la falda de mi vestido y la até en mi cintura, convirtiéndolo a una minifalda y me aventuré al agua sin chistar. Por suerte las habilidades básicas de supervivenciano me eran esquivas, cazar con las manos, caminar descalza, todas eran cosas que me recordaban épocas más simples.

Él, puso manos a la obra, no sin recalcarme lo inapropiado de mi comentario -Lo siento, no quería que sonara así...- la verdad es que no tenía amigos inquisidores, los encontraba en reuniones sociales pero jamás me había interesado acercarme a uno de ellos. Desde el corazón de su ideología me sentía incapaz de poder tener una relación honesta con alguno de ellos. Lo escuché, mientras miraba atentamente el agua buscando el primer cangrejo, él lanzó uno al saco, yo metí la mano bajo el agua atrapando un segundo -Casi casi pareces un ciudadano normal- dije con una risita, pero antes de que me mirara con esos ojos rojizos aclaré -bromeo, bromeo...- la daga me estorbaba un poco en las manos, no era muy dada a las cosas con filo y si la historia algo me había enseñado era que no tenía habilidad para manejarlas, así que la guardé en mi cinto -pareces disfrutar de la vida de la ciudad- le dije, pero en ese momento soltó algo que en definitiva no me esperaba.

No pude evitar mirarlo un poco anonadada -Oh!! La jardinería- sonreí, era algo sorpresivo. Pero no quise comentar más pues ya estaba quedando mal con mi exceso de honestidad. Mientras buscaba otro cangrejo le respondí a su pregunta -Suelo ser una mujer de casa, tardes en la piscina, con mis gatos, cenas en casa de amigos o en mi jardín. Mi vida es muy poco interesante cuando estoy en la ciudad, pero es un buen contraste a los meses en el mar- mis amigas y mi madre bromeaban constantemente -mi madre dice que así nunca conseguiré marido- me reí.

No era que me importara mucho pero era mi mejor esfuerzo de mantener el ambiente tranquilo, mientras trataba de ganarme la cena de hoy.




FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) EeV5GOI
Spoiler:
FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Jf0dtvKFB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) X2upHNn

Ororo
Ororo
Dragon

Ocupación : Mercader - Contrabandista
Mensajes : 332

Volver arriba Ir abajo

FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Empty Re: FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV)

Mensaje por Abbadon el Miér Ene 08 2020, 22:58

Cuando la dragona se refirio a mis disculpas como algo humilde que no abundaba, resople con una de mis cejas enarcadas para respirar hondo - Querida, ser humilde no tiene nada que ver con pedir perdón. No existen dragones humildes, jamás han existido - terminé por reir - ¿O crees que estariamos en la cima si lo fueramos? A veces creo que los humanos nos hicieron un favor cuando nos vencieron aquella vez, hiriendo nuestro orgullo para hacernos aún mas fuertes - conclui con mis pensamientos en alto. Puede que la intención de Ororo fuera otra al halagarme con aquella palabra, pero yo era de la vieja escuela y ser humilde en mi mente era como ser una persona que se conformaba con lo mas bajo, que no se aventuraba a hacer nada, que no sabia disfrutar de la vida, que no conocia el honor y mucho menos el orgullo. Mire sonriendo a la dragona - Pero sé a lo que te refieres. Gracias - hice una leve reverencia con la cabeza sin detener mi paso, mostrando agrado por el esfuerzo de la morena por querer agradarme.

Pero no era fácil cuando la religión se nombraba, asi que corrimos un túpido velo ante esto. No me apetecia volverme inquisidor lejos de Talos, sacar las garras y colmillos para ponerme como una cabra loca, defendiendo algo que estaba claro que debia ser asi. Tan solo de pensarlo se podia ver mi cara algo tensa, de ahi que comenzase a imaginar a Ororo sin ropa, solo por diversión y bueno, para jugar un poco con mi perversidad. Tenia una figura expectacular y era una dragona hermosa, después de tanto tiempo no era complicado imaginar una dama de curvas cúal guitarra sin telas de por medio... ¡ahora me sentia mucho mas tranquilo!

Cuando se disculpo porque se habia entendido que los inquisidores eran una especie de raros o mas bien, monstruos del aberno, alcé una ceja mirandola terminando por reir cuando dijo que parecia normal - Pues lo cierto... - me quede pensativo con aquello. Habia oido insultos por parte de traidores, comentarios y rumores por parte de ex compañeros de la armada, e incluso de mi propia familia, dejandome claro que los inquisidores no eran lo mejor. Eso lo entendia y no iba a imponerme, no al menos ahora porque no merecia la pena - ... soy todo un diablillo. Ser inquisidor no significa ser un santo, no soy un sacerdote del templo. Tengo mis debilidades y tentaciones - sonrei travieso recogiendo otro cangrejo que se me escapó de la mano, pero de nuevo lo atrape después de un pisotón.
Ante el comentario de disfrutar de la vida de la ciudad, me encogi de hombros - En realidad, disfruto en cualquier lado desde el Despertar. Estuvimos tanto tiempo alli abajo que aún tengo pesadillas. Me gusta sentirme libre y hacer lo que sea, en ciudad o en naturaleza - agarre una roca y jugue con ella tirandola al aire para atraparla de nuevo - Me jure muchas cosas cuando estuve alli abajo - medio sonrei recordando algunas cosas, una de ellas como la mujer de mi vida me prometio estar a mi lado, pero no pude estar al suyo ni en el de nuestro hijo por tantos motivos. Temriné por lanzar la piedra al mar haciendola rebotar unas cuantas veces en la superficie hasta que se hundio.

Que las mujeres se sorprendieran cuando decia que me gustaba algo, ya no me sorprendia. Mi fama era la correcta frente a los demás, al menos hacia los desconocidos, claro que después de todo dar detalles de mi vida no era gran cosa puesto que no me definian en absoluto. Era lo maravilloso de haber sido criado por la madre que me pario. Y hablando de la mencionada, llegué a pensar en ella cuando Ororo nombró a la suya, llegando a quedarme serio, mas bien con la mirada entristecida.
- Ya... ¿piscina? Eso es una terma ¿verdad? A veces confundo lo anglosajón con la lengua antigua - aprete los labios, pues habia cosas que con tantos años, pues llegaban a liarme un poco, después de todo, Europa para mi no habia sido mi hogar la gran parte del tiempo, sino Africa y por supuesto la gran ausente ahora Oriente. Me puse en pie y camine por las piedras con cuidado metiendome al agua, mojando mis pantalones - Intentemos recoger unas lapas y caracolas de las rocas - señale las rocas mas grandes para que Ororo fuera con la daga a ellas. Yo saque otra daga para ir a por los animalitos.

- Parece que tu madre es buena mujer - mencione en alto como si nada - Aunque yo tambien soy como ella. Siempre me metia con mis hijas e hijos para que se casarán - sonrei de lado - Bueno, algunos siguen solteros y lo dejó por imposible - terminé por reir recogiendo unas lapas, notando como al agacharme, el agua me mojaba mucho mas que por la rodilla y las olas me cubrian por encima de los muslos. Mire a Ororo un segundo y continue con mi tarea - ¿Y no tienes descendientes? En mi familia es casi tan obligatorio como aprender a sobrevivir y no morir en el intento - llegué a forzar una risa nasal, pensando que de lo trágico que sonaba, era gracioso pensar que habia logrado tener mas de dos milenios después de que mi propia madre creyera que no duraria en este mundo ni dos décadas.




FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) 7dpfgSW
Abbadon
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 385

Volver arriba Ir abajo

FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Empty Re: FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV)

Mensaje por Ororo el Mar Ene 14 2020, 20:49

Abbadon se tomaba todo demasiado en serio, mis palabras parecían causar en él siempre una reacción de desaprobación a lo que decía o pensaba. En este caso, la humildad. Dejé el tema, aunque agradecí internamente que de alguna forma hiciera el esfuerzo por entenderme.

No tenía sentido seguir discutiendo, parecíamos un gato y un perro, peleando sin ninguna razón. Así que decidí tratar de evitar toda discusión, no porque mi orgullo dejara de estar presente sino porque era la decisión más inteligente.

Seguí luchando contra los cangrejos, esta tarea era más fácil con trampas y seguramente mañana tejería algunas, disfrutaba esas labores manuales y mis hombres tenían suficiente trabajo recogiendo los suministros para el retorno, ya que no había ningún mercado cerca. Atrapé otro cangrejo en mi mano, pero, al no agarrarlo bien se me resbaló de la mano y cerró su tenaza en uno de mis dedos -auch-me quejé, pero sin ganas de demostrarle debilidad a Abbadon, no quería ser la chica quejona de la ciudad. Así que me tragué un quejido e hice un puchero soltando al cangrejo de mi dedo para meterlo en el saco con un poco de odio.

Me dijo que era un diablillo, sonreí -Hay muchos tipos de diablillos- le respondí a su tono juguetón con uno igual. Esa era la magia que tenían las palabras y tanto me gustaban, de poder darle sentido a las cosas con el cambio del tono, algo totalmente diferente al idioma dracónico que era más directo y plano -¿Y has cumplido esas promesas?- le respondí -yo me hice una de dormir más, acompañada, me tranquiliza, y no lo he cumplido mucho-  y no dormía mucho tampoco. Sufría de insomnio constantemente.

Cuando hubo estado de acuerdo con la cantidad de cangrejos que teníamos, me indicó que quería ir por unas lapas agua adentro. Asentí, el agua era cálida y las olas nos mecían con un ritmo que me calmaba y me subía el humor. Avanzamos y avanzamos hacia las rocas más grandes donde el agua le daba a él a medio muslo, pero a mi, era una historia diferente. Un palmo más pequeña que él, me llegaba a las caderas, mojando la seda del vestido para pegarlo a mi cuerpo, y había algo tan suave y dulce en el tacto de la seda mojada... Y también había algo extremadamente fundamental, no me molestaba estar desnuda o mostrar mis curvas, al contrario, estaba orgullosa de ellas -Si, es como una terma o una alberca- le respondí con una sonrisa ante su pregunta de la piscina.

Hablar de cosas normales me hacía sentir de nuevo, normal, como si no estuviera casi que secuestrada en esa isla con gente con la que no quería estar.

Me preguntó si tenía descendencia, la verdad, ese había sido un tema al que le solía tener aprehensión -No... no tengo- le respondí a la vez que me agachaba para buscar entre el agua cercana a las rocas -por suerte no fue un requerimiento de mis padres, pues los hubiera decepcionado- le seguí contando como a un amigo. Me reí, recordando las sonrisas de mi padre cuando hablábamos del tema -Mi padre siempre decía que era como guepardo, un cazador solitario. Además, en nuestros territorios no habitaban muchos dragones. Había pocos humanos y no tanta aventura como en los territorios romanos o germanos- y por eso me había escapado a ellos, viviendo un par de cientos de años entre sus tierras y aprendiendo de todo un poco.

Me había distraído mirándolo y sonreí, porque la idea de él cuidando a un montón de cachorros en el césped verde me daba la impresión de que todo era normal. Continué con la tarea de buscar un molusco bajo el agua, usando la daga para separarlos de la madera. Era bien consciente de como el agua movía la seda a la altura de mi trasero y como las colas de la falda flotaban a mi alrededor, me acerqué a él para meter mi primera captura en el saco -eres bastante bueno en esto ¿dónde aprendiste?- había algo mágico en las historias del pasado.

Me acerqué a él para guardar el molusco en el saco, cuando la sensación del agua comenzó a bajar, y bajar, y bajar por mis piernas. Había estado las suficientes veces en el mar que sabía lo que significaba -¡Cuidado!- dije, tomando a Abbadon de un brazo. Me giré, buscando con la mirada la magnitud del riesgo pero ya era tarde.

Una ola de unos tres metros nos golpeó de lleno, lo único que atiné a hacer fue a abrazar a Abbadon, como si tuviera una oportunidad de salvarlo de las aguas del mar.




FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) EeV5GOI
Spoiler:
FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Jf0dtvKFB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) X2upHNn

Ororo
Ororo
Dragon

Ocupación : Mercader - Contrabandista
Mensajes : 332

Volver arriba Ir abajo

FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Empty Re: FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV)

Mensaje por Abbadon el Jue Ene 16 2020, 12:45

Si, pude escuchar el leve quejido de Ororo al quejarse y, pude comprobar que por como echaba el cangrejo a la bolsa con el dedo encogido, seguramente se lo habia pillado. No le di la mas minima importancia, eramos dragones y un cangrejo era nuestra comida, ademas, de que no tenia sangre y si la tuviera, demostraria que era demasiado torpe como para salir de casa sin tropezar con una piedra y matarse. A veces era mejor que la naturaleza se encargase de los débiles y dejase a los mas fuertes al frente, por muy cruel que sonase, asi lo preferia.

- Cierto, hay muchos tipos ¿en cúal me encajas tu? - enarqué una ceja mirandola seriio unos segundos, pensando si se atreveria a decir algo, por lo que sonrei para darle confianza y continue con lo mio. Al escuchar lo que dijo sobre lo que ella se prometió con lo de dormir mas frunci el ceño - ¿Mas? El Letargo no nos dio mucho mas que sueño y revolcones - alcé mis cejas llegando a suspirar - Incluso a veces era complicado moverse con tanto niño cerca, pero siempre habia un rincón - me encogi de hombros. Entonces me incorporé y pensé en mis propias promesas y sonrei ladino - Yo... tengo muchas pendientes - mire a la dragona con misterio, pues no queria revelar parte de ellos. En parte porque me veria aún peor de cuando nos conocimos, y porque si le contaba otras cosas, pensaria que estaba chiflado.

Cuando fuimos a por las lapas metiendonos al mar entre las rocas, hablar de la familia, o mas bien de mi madre, me hizo ausentarme de la conversación unos segundos. Todo el mundo tenia la sensación de tener una vida dura, de haberse criado con monstruos y tener complejo de un ser infernal. Yo podia sentir muchas cosas hacia mi madre y describirla de muchas cosas, lo triste era que la daba las gracias por todo lo que habia hecho por mi, claro que eso jamás lo sabria ella ni nadie.
Llegué a escuchar lo que dijó Ororo sobre la no concepción de hijos y que sus padres no les supuso una decepción. Para mi hubiera sido mas que una decepción que uno de mis descendientes no encontrase un compañero de vida, pues era algo mas que simple sexo, al igual que tener hijos y estos los suyos. Ahora habia perdido a mi esposa y estaba seguro que no encontraria a nadie como ella, después de todo nosotros ya habiamos cumplido en este mundo como especie. Ahora yo vagaba solo a la espera de mi reencuentro con Zestka.

Alcé la vista cuando la dragona preguntó por mi habilidad recogiendo lapas con el cuchillo. Vi como el vestido se le levantaba pero la desnudez en ese momento ya me daba igual - Bueno, no siempre estoy detrás de una mesa. Me gusta ir con Vaurien por ahi - pensé en las excursiones que el barbudo y yo soliamos hacer, en las que él buscaba sus plantas y cosas, mientras yo hacia el idiota o me relajaba tranquilamente en mitad de un bosque o desierto. Al ver que Ororo iba a colocar una de las lapas en el saco, estire el brazo para acercarselo mirando hacia la orilla, pues quizás podiamos ir a buscar otra cosa como eran cocos. Pero la loca me agarro del brazo bruscamente haciendo que me asustase y pusiera en guardia, cuando derepente senti un golpe tremendo en la espalda que me tiró al suelo contra la arena, haciendome soltar mi cuchillo y saco.

Aquellas situaciones me resultaban de lo mas incomodas, sobre todo porque sin querer llegaba a tragar demasiada agua, ademas con arena hasta en los calzones. Lo bueno de ser un dragón, es que tenemos la fuerza suficiente como para ponernos en pie contra olas de esta clase, pues lo que nos habia pasado a Ororo y a mi habia sido un descuido. Al incorporarme con cara de hastio, llegué a adentrarme un poco mas en el mar retando a la ola que chocaba contra mi cuerpo sin llegar a moverme un pelo hacia atrás. Hice crujir mi cuello al sentir mi ropa completamente mojada y no tener nada en mis manos. Me gire para buscar con la mirada a la dragona, para ver como se encontraba - Supongo que nos hemos quedado sin cangrejos y lapas - farfullé de mala gana, pues al ver el saco pasando por delante, lo levante y no habia nada salvo agua. Lo tiré con rabia hacia las rocas, comenzando a caminar a la orilla - Será mejor que volvamos. No quiero tener ropa húmeda encima - poco a poco fui saliendo de alli, llegando a quitarme la camisa blanca, la cúal se transparentaba. Ya sin ella, las escamas de mi espalda quedaron al aire, pareciendo gotas que decoraban mi piel por su tono claro y similar a esta.




FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) 7dpfgSW
Abbadon
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 385

Volver arriba Ir abajo

FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Empty Re: FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV)

Mensaje por Ororo el Lun Ene 20 2020, 15:36

Definitivamente no me consideraba una mala persona pero si tenía mis particularidades -como todo dragón-, imaginé muchas cosas para decirle, como no creía en la monogamia, cómo había vivido como esclava, tantas cosas que me definían ahora... pero no me sentía cómoda revelándole esa verdad -¿Yo? - sonreí con picardía -si te dijera no habría misterio- lo piqué.

Hablar de dormir me traía malos recuerdos de mi insomnio -Estar encerrada en la oscuridad y no dormir no son lo mismo- le respondí, pues dormir nunca había sido de mis fuertes -aún hoy, 400 años después, descansar no es uno de mis fuertes-. Muchas veces me hacía falta compañía para tan solo conciliar el sueño luego de un par de días y en lugares como este, con tan mala compañía se me hacía difícil.

Luego de agarrar el brazo de Abbadon y ponerlo alerta, la ola nos golpeó a los dos, pude sentir como el brazo de Abbadon se tensaba bajo mi agarre. Mi cuerpo recibió el impacto bastante bien, pues había tenido tiempo para apoyar bien los pies en el agua y girar mi torso lo suficiente para evitar que el agua inundara mi boca y nariz. Con la segunda ola, Abbadon se giró, para hacerle frente a la segunda ola, se notaba que era un dragón de temperamento guerrero. Y como vinieron desaparecieron, las olas volvieron a la normalidad y nos dejaron allí escurriendo agua.

Me reí, era una situación completamente ridícula y era como si los dioses no supieran cómo más castigarme. El agua escurría por los mechones de mi cabello y los pliegues del vestido.

A Abbadon no pareció divertirle la situación como a mi, pues se molestó por la pérdida de la comida y además, lanzó el saco lejos -Vamos, no te vez tan mal mojado- bromeé, pues ya no había forma en que me iba a molestar más. El mar de leva era algo que pasaba un par de veces al año en cada playa y nos había tocado justo a nosotros. Él, se quitó la camisa, revelando una anatomía bastante agradable, acompañada por el brillo de un patrón de escamas que llamaban la atención -uno de mis fetiches-.

Sonreía, porque me divertía la situación y me gustaba lo que veía. Había una magia en la anatomía humana, una belleza y equilibrio que me llamaban la atención y esas escamas, además, invitaban a ser tocadas. Seguramente, en otro momento, hubiera podido

Al ir saliendo del agua, las ataduras que mantenían mi falda atada a la cintura se deshacían, permitiendo que la falda se escurriera por mis piernas hasta convertirse en una segunda piel. Era un poco incómodo caminar con la falda pero sabía que resaltaba mis curvas y eso no me molestaba en ningún momento.

Tenía dos opciones, quedarme así o quitarme el vestido, pues estaba tan pegado que me impediría moverme cómodamente. Resignada, tomé la fíbula del hombro y la solté, una a una, empecé a soltarlas hasta que pude despegar el vestido de mi cuerpo y con un sonido gracioso pude despegarlo de mi cuerpo. Lo extendí sobre la arena -Lástima, era uno de mis vestidos favoritos- le dije a Abbadon, dejando caer el remanente de seda a la arena. Mi piel oscura daba unos visos dorados aún a la luz de la luna, era solo la magia del sol sobre mi cuerpo. Y en la espalda, dibujadas con delicadeza, la línea gruesa de escamas que protegían mi espina dorsal, terminando en el último hueso de ella.

Lo miré de reojo, no sabia si nos íbamos a llevar mejor que en ese momento, pero yo estaba dispuesta a disfrutar de la noche, la calidez de la brisa y las estrellas que adornaban el cielo  -Siento que no te estés divirtiendo, pero la noche es joven y hay cosas mucho peores que mojarse un poco con el agua del mar- dije sentándome sobre los remanentes del vestido, para evitar llenarme el derriere de arena. Comencé a trenzar mi cabello, con el agua se había desordenado y sabía que si no hacía algo iba a terminar con un nudo terrible.

Mientras terminaba la primera trenza volví a mirar a Abbadon, tratando de medir sus emociones -Creo que tendremos que cambiar los planes para la cena- le dije sonriendo, volviendo a mirar al mar que se había calmado luego de escupirnos con malicia.




FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) EeV5GOI
Spoiler:
FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Jf0dtvKFB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) X2upHNn

Ororo
Ororo
Dragon

Ocupación : Mercader - Contrabandista
Mensajes : 332

Volver arriba Ir abajo

FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Empty Re: FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV)

Mensaje por Abbadon el Mar Ene 21 2020, 11:58

Lo acontecido con la ola me habia producido un malestar bastante fuerte, ya que no tenia planeado ni mucho menos perder lo poco que habiamos capturado, además de los cuchillos. Por otro lado, la sensación de estar empapado con la ropa puesta era de lo mas incomoda, por lo que no tarde en quitarme la camisa tirandola a la arena con cierta rabia, pensando que aquel viaje solo traia problemas, y que tanto Vaurien como Morgana, no estaban haciendo absolutamente nada, salvo follar como conejos mientras los demás estabamos a sus ordenes. Quizás aquello era lo que mas me cabreaba al final, pero decidi olvidarme de todo eso, pues al notar la brisa marina un escalofrio recorrio mi espalda y cerré los ojos. Coloque mis manos en mi cadera y echando la cabeza hacia atrás recorde lo ocurrido hace unos segundos.

Al escuchar que se acercaba Ororo, recupere mi erguida pose para caminar hacia la arena, donde habia dejado las botas tomando mi camisa del suelo completamente llena de la propia arenilla que habia traido la marea. Al oir el piropo de la dragona frunci el ceño - Muy graciosa - medio sonrei sin mirarla, ya que estaba de espaldas a ella. Al seguir pensando en la ola tirandonos como simples mocosos de teta, una sonrisa se amplio en mi cara. De la nada empecé a reir ya que me hacia gracia que hubiera sido tan patético a mi edad ser vencido por una simple ola. La risa me hacia sentir bien, como si me quitase de encima años y un gran peso de encima, como si no hubiera disfrutado de algo asi desde hacia tiempo, cosa que era verdad.

Suspire pasando mi mano por mi rostro, para calmarme un poco cuando empecé a notar que mis pantalones empezaban a pegarse mas de la cuenta, seguramente por culpa del agua el tejido menguaba un poco y tenia la sensación que no era de mi talla. De hecho la propia Ororo parecia quejarse por algo similar - Una lástima si, pero solo es ropa. Puedo recomedarla una buena modista en Talos, tiene las mejores te... - comencé a desabrocharme los botones, cuando me fui girando, descubriendo a Ororo completamente desnuda - ... las y gran control sobre las agujas. Es maravillosa - no pude evitar una risa al ver su cabello ahora completamente chafado por el agua, al igual que el mio. Cuando esta se tumbo recriminando que no me divertia, dejé mis pantalones sobre unas rocas colocando las botas junto a estos y cruzandome de brazos frunci el ceño - Vale vale... ¿porque dices eso? ¿Crees que por ser inquisidor no sé divertirme? ¿Por ser padre y abuelo? Que sepas, tengo nietos mas aburridos que una piedra al sol - la señale con una gran sonrisa - Y lo de antes... - volvi a reir señalando el mar - Fue un descuido, por eso me molesto. Soy orgulloso, pero tambien fui un crio alguna vez, y la verdad me gusta la sensación de parecer idiota - volvi a reir unos segundos arrodillandome junto a la dragona mientras esta se trenzaba el cabello - Aunque eso ya lo sabrás. Las noches en tu barco lo hice a menudo - movi mis cejas de arriba a abajo un par de veces, mirandola con mis iris rojos y una enorme sonrisa.

Finalmente, la frase sobre cambiar los planes para la cena, me hizo tomar a la morena en brazos y levantarla del suelo - ¡A la mierda la cena! ¿Tu tienes hambre? Porque yo no. Además, hay cocos en el campamento. Si Vaurien y la bruja quieren comer otra cosa que muevan el culo - habia comenzado a caminar en dirección al agua, empezando a meterme en ella con Ororo - Asi que... ¿a la dragoncita le hizo gracia la ola, eh? - la mire a los ojos, cuando note que el agua ya me llegaba a la cadera. Entonces lancé a Ororo al frente - ¡AHI VIENE UNA! - rei lanzandome a un lado de la dragona, para sumergirme trás la ola que venia, de un tamaño mucho menor de altura y fuerza, haciendo que nadar fuera una delicia. Abri los ojos para ver bajo el mar, contemplando la figura de la otra, acercandome por su espalda, acariciando sus escamas un segundo para salir a respirar, volviendo a ponerme en pie - Boo - susurré cuando vi su cara, dando la espalda a las olas, nuevamente, ya que ahora si poco me importaba que me derrumbasen, queria divertirme.




FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) 7dpfgSW
Abbadon
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 385

Volver arriba Ir abajo

FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Empty Re: FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV)

Mensaje por Ororo el Vie Ene 24 2020, 02:35

Él le quitó importancia a la pérdida de la ropa, tenía sentido, llegaba un punto en el que los lujos y el alcance de nuestro oro estaba más allá de cualquier cosa que nos pasara en las vidas. Seguramente trataría de que mi lavandera y las manos mágicas de una amiga pudieran solventar la pérdida así que le sugerí hacer lo mismo -Deberías visitar a Linett, sus costureras son maravillosas- le respondí, había estado concentrada en mis trenzas y hasta ahora había volteado para encontrarme con la grata vista de Abbadon con aún menos ropa. Le sonreí, no podía negar que era un hombre bello, con un cuerpo para estudiar anatomía.

Al parecer, todo lo que le decía lo rozaba de la forma incorrecta, no tenía nada que ver con lo que asumía sino en como reaccionaba él a todo lo que nos rodeaba y todo lo que nos habíamos dicho -Pones palabras en mi boca-. No parecía ganar una con él, pero por suerte se rió y pude ver otra cara del hombre serio con el que había lidiado por meses. Suspiré -eres incorregible- dije con honestidad, pues sabía a lo que se refería con el barco -Mis hombres dicen que eres un amante generoso...- le respondí, dejándole claro que me había enterado de los detalles -...para ser dragón- lo piqué. Iba a poner una de mis manos en su mejilla, para juguetear pero él pasó sus brazos por debajo de mi cuerpo y me levantó en el aire -¿ahora soy tu princesa?- lo volví a molestar.

Maldijo a nuestros invitados, y me reí, porque enunciaba claramente lo que sentía por mis invitados -jajaja, está bien- le respondí, encantada con el cambio de actitud de Abbadon luego del baño involuntario. Poco a poco me fue llevando al agua, y podía sentir la firmeza de su cuerpo contra el mío, lo que me causaba sentimientos encontrados. Pero por ahora quería disfrutar de lo que fuera esto. La caballerosidad de Abbadon se acabó cuando me lanzó al agua como un saco, pero no me molestó, era como un juego de jóvenes.

Salí a la superficie, por suerte, al tener el cabello trenzado, las trenzas solo cayeron detrás de mis hombros sin impedirme ver. Me limpié el agua del rostro y comencé a buscar a Abbadon a mi alrededor.

Un escalofrío subió de mi coxis hasta mi nuca, delineando toda mi espina dorsal y extendiéndose por todo mi cuerpo cuando Abbadon rozó mis hermanas -Oye...- le dije girando mi rostro para buscar el suyo, sin girarme aún -eso es trampa-, mentiría si no admitiera que ese contacto y el hecho de sentirlo detrás mío no habían afectado mis sentidos generando un hormigueo en mi piel que me ponía nerviosa. Me giré y sin ningún tipo de pena o pudor, apoyé mis manos en la linea de su cadera. Lo miré a los ojos y sonreí -¿más cómodo con las olas?- le pregunté acariciando su pecho con una de mis manos, lo miré a los ojos rojizos con los míos grises y me mordí el labio inferior en un coqueteo que escondía una venganza -Vamos, alcánzame si puedes- susurré contra sus labios, retándolo burlona, luego de todo no se lo podía dejar todo tan fácil y con esto lo empujé de espaldas en el agua. Me lancé al agua y comencé a nadar hacia mar abierto, sin mirar atrás ni esperarlo, asegurándome de poner espacio entre nosotros antes de que se animara a seguirme.

Definitivamente me gustaba más este Abbadon que el que sentía que podía colgarme del mástil en cualquier momento.

Sabía que por el tipo de oleaje, había un arrecife cerca y allí, seguro podríamos ver peces coloridos y tiburones durmiendo en la noche. Además de quitarle el apoyo a sus piernas y ver qué podía hacer fuera de su elemento.

Luego de nadar un par de minutos, me detuve, allí, ya el agua estaba lo suficientemente alta para que no pudiéramos tocar el suelo, así que me giré para ver si me había seguido y justo en ese momento, una luz azul comenzó a brillar a nuestro alrededor creando ondas de diferentes tonos de azul que se alejaban de mi cuerpo creando figuras en el agua

FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) HT_Blue_Glow_170317KA_12x5_992

-¡Qué hermoso!- dije mirando a mi alrededor más que a él.




FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) EeV5GOI
Spoiler:
FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Jf0dtvKFB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) X2upHNn

Ororo
Ororo
Dragon

Ocupación : Mercader - Contrabandista
Mensajes : 332

Volver arriba Ir abajo

FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Empty Re: FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV)

Mensaje por Abbadon el Vie Ene 24 2020, 16:10

Desde luego tendria en cuenta el nombre de Linette en un futuro, ya fuera para poder hacer un pedido de ropa, ya que no habia escuchado de ella antes. Para mi eran otros quienes diseñaban y cosian ropas, que, a mi parecer eran de lo mas exclusivo por su gran muestra de detalles, telas y adornos, ademas de originales y novedosos patrones, como los propios pantalones que me habia quitado en ese momento. Mire a Ororo cuando constraatacó con sútileza mis palabras, mostrandose genuina y gozosa de saber que habia "jugado" con parte de su tripulación - No hace falta poner nada en tus labios. Sé ve en tu mirada - susurre y sonrei divertido - ¿Eso dicen? Puede que exageren... - acerque mis labios a su oido bajando aún mas el tono llegando a suspirar el salitre sobre su piel - ... o quizás no, quién lo puede saber, sino alguien que lo viva de primera mano - sonrei de lado apartandome mientras tomaba aire sin despegar mi mirada de la morena, para echar el aire por la boca poco a poco en un ronco gemido que provoque con la fuerza de mi garganta.

Trás llevar a la dragona de vuelta al agua, me acerque algo mas a ella cuando se apoyo en mis caderas, tomandola de su cintura, mirandola a los ojos y abriendo levemente la boca, mientras la acercaba a mi cuerpo. Se podia notar el contraste del agua con nuestro propio calor en aumento, y no pude sonreir maquiavelico al escuchar lo que decia sobre si habia hecho trampas - Todo vale - alcé ambas cejas un segundo cuando posó su mano en mi pecho y pase mis manos a su espalda para abrazarla - Sea aire, tierra, fuego o agua... siempre estoy comodo - susurre mientras comenzaba a acercarme para besarla, cuando de la nada me empujó con fuerza de espaldas, hundiendome de nuevo bajo el agua, trás retarme a seguirla. Cuando sali a tomar aire, vi como se alejaba nadando y echando mi cabello hacia atrás noté que, además de mi enorme erección, queria ganar a lo que fuera. Haciendo incluso trampas.

Por eso no tarde en sumergirme y comenzar a bucear hacia Ororo, mientras iba tomando mi forma de montura bajo el agua. Aquella forma, aunque mas tosca, me daba la posibilidad de empujarme bajo el agua a una velocidad apabullante, además de mantener el aire mucho mas. No tarde en encontrar y pasar a Ororo bajo el agua, tal y como si fuera uno de esos pequeños tiburones deambúlando por el fondo marino junto a otros peces cuando iban a cazarlos. Pero al ver como la figura de la morena se iluminaba con una extraña luz, la observe durante un par de segundos, pues parecia uno de esos cuadros en los que los humanos imaginaban extraños seres de leyenda con hermosas figuras e imposibles de alcanzar.
Volvi a tomar mi forma humana comenzando a subir hacia su cuerpo, comprobando como aquella luz azulada intensa iba incorporandose a cada movimiento de mi cuerpo. Acaricie los tobillos de Ororo, continuando por sus gemelos y rodillas, sin dejar de subir para llegar a la superficie, pero necesitaba respirar ya, por lo que cuando consegui alcanzar sus muslos, mis manos que antes la acariciaban con las yemas de los dedos, ahora usaba completamente mis manos para que bajase junto a mi bajo el mar. Una vez bajo esta, me uni a la dragona en un abrazo tomandola con fuerza de la cintura y acto seguido la comencé a besar mientras una mano la colocaba en su nuca, haciendo que nuestros labios estuvieran unidos lo suficiente, como para tomar aire de los de ella, compartiendo no solo eso, sino como una sensación de travesura y placer crecian en aquel momento rodeados por nuestros cuerpos dando luz a un mar oscuro del que no se avergonzaba de aquel encuentro.




FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) 7dpfgSW
Abbadon
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 385

Volver arriba Ir abajo

FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Empty Re: FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV)

Mensaje por Ororo el Dom Feb 02 2020, 18:17

Me retaba, Abbadon me retaba y no se lo iba a poner fácil. Así que por un momento me sentí completamente complacida al no verlo nadando detrás mío, al sentir que se había desvanecido pero mi emoción no me iba a durar tanto.

Una caricia en mis tobillos desvió mi atención del brillo del agua a mi alrededor hacia el fondo de esta. Mi vista dracónica me permitía ver a través de las sombreas de la noche y la oscuridad del fondo marino y allí estaba él, sonriente como siempre, rodeado por las motas de azul que brillaban en el agua y sus manos, hábiles y delicadas delineaban las lineas de mis piernas subiendo por mi cuerpo. A pesar de disfrazarnos de humanos, siempre había considerado que los dragones éramos algo más similar a los animales, más primitivo y motivado por algo mucho más puro.

Y en este momento se estaba notando, pues la lujuria me motivaba más que cualquier diferencia que pudiera haber tenido con él.

Por un momento mi visión se nubló por el rápido movimiento de sumergirme bajo el agua, y antes de que pudiera hacer algo ya me encontraba envuelta en los brazos de Abbadon. Mentiría si dijera que me molestaba sentirlo tan cerca o que no había disfrutado cuando nuestros labios se juntaron en un beso apasionado, o el cruce de mi aliento hacia su cuerpo. Hubiera podido tratar de alejarme, o luchar contra sus brazos pero no quería. Todo se sentía bien, sus manos rozaban con la fuerza necesaria para hacerme estremecer.

Su cuerpo torneado, su sexo duro contra mi piel y la luz azulada que traspasaba mis párpados cerrados. No había porqué pensarlo más.

Nuestros labios jugueteaban con cierto nivel de experticia, danzando al compás del deseo de nuestros cuerpos y mis manos, traviesas e impacientes, recorrían su espalda, disfrutando del tacto de sus escamas, esparcidas a lo largo y ancho de su cuerpo.

Pronto, el aire comenzó a hacernos falta, pero me rehusaba a separarme de él, así que patee hacia arriba, con fuerza suficiente para llevarnos a los dos hasta la superficie sin soltar el abrazo. Una vez allí, abrí mis labios, sin separarme de los suyos para tomar una bocanada de aire.

El tacto de nuestras pieles unidas en ese abrazo, el contraste del blanco y el castaño sumados al brillo azul del agua a nuestro alrededor convertían la escena en una digna de ser retratada.

Mi diestra recorría su costado -Eres un diablillo- susurré contra sus labios, divertida por la situación, aunque suponía que se lo decían a menudo. Lo bueno de estar en mar profundo es que las cosas requerían un nivel adicional de imaginación para lograr cualquier cosa. No era tan fácil como lanzar a alguien sobre un barril o una mesa, y él me había retado. Quería ver qué era capaz de hacer.

Mi diestra subió por su costado, pasando por en medio de nuestros pechos unidos por el abrazo y recorrí el camino hasta su clavícula, dibujando la línea del hueso para luego depositar un camino de besos desde sus labios, por su mejilla, bajando por su cuello hasta terminar con una pequeña mordida en el hombro.




FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) EeV5GOI
Spoiler:
FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Jf0dtvKFB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) X2upHNn

Ororo
Ororo
Dragon

Ocupación : Mercader - Contrabandista
Mensajes : 332

Volver arriba Ir abajo

FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV) Empty Re: FB - No somos tan diferentes || Ororo (PRIV)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.