Reign of Fire
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Novedades

- (30/05) Aviso Importante

- (18/05) Ya podéis pedir Los Dracs de Mayo

- (28/03) ¡Cumplimos 6 años online!

- (29/01) ¡Empezamos a publicitar por Tumblr!

- (18/01) Debéis hacer el nuevo Registro único

- (15/01) ¡La minitrama Ash Blessing ha empezado!

- (17/11) Revisad bien la normativa de las búsquedas, pues hemos añadido una nueva norma.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» Spirit Soul | Cambio de botón
Twilight || Silvia EmptyMiér Jun 10 2020, 09:24 por Invitado

» El ultimo Post
Twilight || Silvia EmptyMar Jun 02 2020, 15:19 por Selene Warren

» One Piece War [Afiliación Elite]
Twilight || Silvia EmptyDom Mayo 31 2020, 07:56 por Invitado

» En el bosque todo es más interesante || Luka
Twilight || Silvia EmptySáb Mayo 30 2020, 03:51 por Inaya

» Noche de guardia (Luka Schubert)
Twilight || Silvia EmptyJue Mayo 28 2020, 22:40 por Luka Schubert

» Una gran familia (Tamar y Anzu)
Twilight || Silvia EmptyJue Mayo 28 2020, 22:25 por Anzu

» Búsqueda romántica para un granjero (0/1)
Twilight || Silvia EmptyJue Mayo 28 2020, 12:16 por Luka Schubert

» El taller de las hermanas Balaur
Twilight || Silvia EmptyJue Mayo 28 2020, 04:55 por Daval

» You are finally here [Daval]
Twilight || Silvia EmptyJue Mayo 28 2020, 03:54 por Reeva

» El auspicio de la catástrofe [FB] (Oswin)
Twilight || Silvia EmptyMiér Mayo 27 2020, 15:26 por Oswin

Staff
Trystan
Admin
Selene
Admin
Faora
Admin
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
Twilight || Silvia G2TiwGkZ_o

06/06

Directorios y Recursos

08/10

Afiliados Élite

Limpieza 13/04


Time Of Heroes  photo untitled45.png
Twilight || Silvia V5tDusV Expectro Patronum
Crear foro
boton-aff
40/40


Twilight || Silvia

Ir abajo

Twilight || Silvia Empty Twilight || Silvia

Mensaje por Edrielle el Mar Nov 05 2019, 19:39

Aún seguia algo aturdida y muy pensativa con lo que habia pasado en el cementerio, al encontrarme a Vindicare alli. Jamás hubiera pensado que llegase a cruzar los bastos territorios, sin apenas dinero en los bolsillos, tan solo con la idea en la cabeza de encontrarme. Lo habia subestimado, como lo hice en su dia con su padre, ignorandolo por ser tan sumamente vulgar a mis ojos de dragona engreida. Mi niño habia cambiado tanto que no parecia el mismo, y aún asi, seguia viendo al niño que trepaba por los árboles para atrapar alguna manzana y después lloraba por miedo a caer desde lo alto.
Lo pero de todo, es que ese niño, mi niño, seguramente habia estado presente en la fiesta de la cosecha en todo Talos. Hubiera deseado ir a buscarlo, ya que ponerse una máscara no hubiera sido extraño, pero aquel dia mi amo me dejó encerrada bajo llave en mi habitación, pues queria ver como era la única que no disfrutaba de aquella noche de libertad para todos. Al enterarme de lo ocurrido con aquellas arañas, ni siquiera me senti aliviada por mi o feliz porque a ese bastardo le hubieran quemado el carruaje, sino que la preocupación me inundo de lleno ¿Vindicare estaria bien?

Hoy debia hacer un encargo, aunque para mi era algo mas que eso. En otras ocasiones, ir como la "esclava" de un dragón, resultaba humillante cuando visitaba los negocios u hogares de conocidos e incluso amistades que ahora se avergonzaban de mi. Pero visitar a Silvia era tan distinto... no me sentia atada a nadie, ni juzgada por lo que hice, y sobre todo, podia notar que la dragona me escuchaba como una igual. Era confortable saber que alguien en Talos, me creia, y eso me hacia pensar que Vindare y yo debimos irnos de Talos un siglo antes de que Vindicare naciera, pudiendo evitar su muerte y lo que ahora mi hijo tenia que sufrir por mi culpa.

Al llegar a las puertas principales de la dragona, no hizo siquiera falta tocar, pues ambas estaban abiertas y un par de esclavos me dieron el buen dia, a lo que les correspondi el saludo con una sonrisa - Me gustaria hacer un pedido de grandes cantidades, ¿esta Silvia? - uno de los muchachos asintio y camino hacia una de las habitaciones, mientras que el otro se fue cuando alguien exclamo un nombre, que por supuesto parecia el suyo, ¿de quién si no? Aprete los labios mientras miraba un cuadro colgado en la pared, de un hermoso caballo al galope con colores marrones y negros para el pelo y crines del animal, verdes y amarillos para el pasto y naranjas con rojizos para el cielo, mostrando un atardecer que parecia que nunca iba a llegar.




Twilight || Silvia Firma-emetri
Edrielle
Edrielle
Dragon

Ocupación : Esclava
Mensajes : 46

Volver arriba Ir abajo

Twilight || Silvia Empty Re: Twilight || Silvia

Mensaje por Silvia el Mar Nov 12 2019, 17:37

Silvia se encontraba entre pilas de papeles, a su lado su hermana le ayudaba y dos de sus consejeros, los que casi siempre tenía junto a ella en aquellas circunstancias por considerar los más fieles. La cantidad de documentos se debían a los habituales comienzos de mes, aún faltaban algunos lugares a los que debían entregar los cargamentos de madera y de aceite, también de algunos otros alimentos y plantas de los cuales ella y su familia debían hacerse cargo por la fertilidad de sus bosques y tierra, también por sus conocimientos en aquella materia. Pero debían hablar de la compra de nuevos esclavos y en recuperar los guardias perdidos luego de la catástrofe.  

En aquel año habían ocurrido cosas. Bueno, no encontraba un año donde no hubieran ocurrido sucesos, solo que los últimos habían sido trascendentalmente trágicos. Su hermana con su sobrino y su destino, lo que sentía como una traición por parte de su padre y el más reciente, el día de la Cosecha. En su vientre había quedado una cicatriz, al lado izquierdo de su abdomen una mancha rosa del tamaño de una moneda que aún no se curaba del todo. Y aunque ya no debería doler, lo hacía y no era una herida física, ya lo había comprobado varias veces al estar con su desnudez en la tina del baño, mirándose frente a algún espejo o solo acostada en su cama.

En su interior había una duda con un sin sabor sobre lo que en realidad había sucedido.
Y en casa al regresar, se había encontrado con que aquellas bestias milenarias habían cobrado varias vidas. Se sentía culpable por no haber estado allí. Guardias y esclavos, dragones y humanos habían fallecido.
La culpa, era un sentimiento horrible. Exagerado, contagioso y terco, descarado que hacía casa sin importarle si era invitado o no. Nunca lo era. Lo único que la aliviaba era saber que su familia estaba bien, sus hermanos eran fieros guerreros.

El día de hoy ya varias veces se había ausentado por completo en presencia de su compañía, quienes habían tenido que traerla de sus laberínticos pensamientos de la mano de un... Mi Señora, ¿Mi Señora? Ama Silvia, ¿se encuentra bien? Hermana... O con sutiles carraspeos para aclarar la garganta o la mano de Iris sobre su hombro. Silvia los miraba, sonreía, asentía y al final cuando ya se había cansado de su propia ausencia, solo había vuelto al trabajo.

Encontrarse con la mirada de su hermana era algo que no esperaba, era difícil de explicar luego de la Cosecha y de todo. Firmar papeles, revisar los datos y corregir errores. Llenar los grandes libros que tenían toda la información de sus movimientos desde que era la encargada de tal tarea. Era la parte más aburrida, pero era igual de necesaria.  Una dragona galesa que no volaba por los cielos. Una dragona que hacía cuentas, por lo menos tenía el sembrar la tierra y poder cuidarla.

Había prohibido que sus esclavos incursionaran en el bosque o los sembradíos sin ninguna compañía dracónica de sus guardias, no hasta saber que las arañas ígneas de sus terrenos se habían ido o se comportaban de forma habitual. También había toque de queda. Las bestias habituales habían comenzado a regresar, lentamente, pero ya se veían una que otra rondar y vivir en sus terrenos. Los sonidos naturales regresaban y la paz también.

- Ama.- una voz proveniente de la puerta interrumpió a los del interior. Levantó la mirada y esperó la razón. - Solicitan su presencia, es la dama Edrielle.- Silvia sintió como si un gran peso se le fuera robado de la espalda y era algo por lo que no pelearía para recuperar. Dejó la pluma en el tintero y se levantó. - Caballeros, seguiremos mañana con lo demás. Creo que debo descansar y ustedes igual. -  los hombres asintieron y se levantaron inclinando la cabeza.

- Iris, podrías encargarte de anotar estos últimos nombres. - su hermana se levantó acompañándola hasta la salida con una sonrisa. - Procura descansar y eso significa no hacer nada más. Dale mis saludos a Edrielle. - Silvia acarició su rostro con un sí de su cabeza.
Fue guiada hasta el lugar donde su amiga la esperaba. Había pedido que nadie la llamara esclava y que fuera atendida de la mejor manera cuando estuviera en sus tierras, que aún portara el título de dama.

Aunque el destino de Edrielle, esposa de Vindare se había trazado hace mucho tiempo, antes de que su hermana pasara por lo mismo, Silvia jamás había estado conforme o feliz con su historia. Eran amigas desde hace mucho tiempo y ¿quién deseaba ver a una amiga en desgracia? Apenas vio su figura contemplando uno de los cuadros sonrió, caminando hacia esta. Se detuvo a su lado y miró la pintura. - ¿Esperas el atardecer prometido?- había sido un día largo, pero con la dragona presente, estaba ya dicho que sería mucho más fácil de llevar.

- Hace un mes que no me visitas. ¿Todo ha estado bien?-   pensaba en los trabajos duros y las infinitas posibilidades de castigo y crueldad que los amos tenían para con sus esclavos. Pensaba en su hermana y su amiga. En la forma en que quizás la vida le estaba sentenciando un destino que ella quería evitar a toda costa.
Silvia
Silvia
Dragon

Mensajes : 85

Volver arriba Ir abajo

Twilight || Silvia Empty Re: Twilight || Silvia

Mensaje por Edrielle el Mar Nov 19 2019, 19:24

Mirar aquel cuadro era como sumergirme en un sueño. No sabia quien era el artista, pero estaba segura que era uno de los esclavos de Silvia, o quizás debiera llamarlos sirvientes, pues a la dragona de cabellos finos y rubios, los trataba casi como empleados con derechos, con un sueldo, con dignidad. Aquello me hacia recordar la época en la que yo misma tuve una esclava, a la que adoraba por su fidelidad y confianza que ambas teniamos, ayudandome en todo lo posible, pero siempre limitando esas relaciones de clases frente al resto. Ahora conocia el otro lado y aunque la recordaba como una amiga, mi esclava seguramente me llegaria a odiar en algún momento, pues no habia sido capaz de ser independiente de ella, llegandola a tener a mi lado desde su juventud hasta su muerte.

Cuando senti la presencia de Silvia acercandose, no aparte la vista de la pintura pero llegué a sonreir ante su pregunta - ¿Existe ese atardecer? - respondi con un hilo de voz, girandome hacia ella con los ojos brillantes y aguantando el sollozo. Tome mis faldones para hacer una leve reberencia, tal como marcaba el protocolo, no el de una esclava hacia un amo, sino como el de una aristocráta a otra. Al alzar la vista y recolocar mi vestido, escuche la dulzura en la voz de mi amiga, en una pregunta que me hizo estar en silencio unos segundos que parecieron eternos. Finalmente no pude contener las lagrimas y me abrace a ella sin controlar mas el llanto. Mis rodillas comenzaron a temblar, y mi mandibula de igual modo parecia castañear de miedo.

- E-es.. al-go... espantoso - susurre controlando la congoja separando mi rostro de su hombro. Pase el dorso de mi mano por una de mis mejillas, para después con los dedos quitarme las de la otra - Ese desgraciado... - tome aire cerrando los ojos un segundo y volvi a mirar a Silvia - ... me llevó a Isaur, como cada año desde mi regreso. Pero esta vez... - aprete los labios bajando la mirada pensativa - Ha ocurrido algo, esta... todo... - senti un nudo en la garganta notando como las lágrimas volvian a brotar - Creo que no podré seguir adelante. Ahora no - me lleve la mano a la boca sin dejar de mirar a la dragona. Realmente no sabia si contarselo a ella, pues solo sabian de la condición real de Vindicare, mi actual marido y yo. Y si él conocia el paradero de mi hijo, lo mataria. Silvia correria peligro si conocia la verdad y no queria arrastrarla conmigo.




Twilight || Silvia Firma-emetri
Edrielle
Edrielle
Dragon

Ocupación : Esclava
Mensajes : 46

Volver arriba Ir abajo

Twilight || Silvia Empty Re: Twilight || Silvia

Mensaje por Silvia el Lun Dic 16 2019, 19:30

Vislumbrar la sonrisa de su amiga fue un instante lleno de emotividad, giró la cabeza y la observó con detenimiento y una inmensa paz que se mezclaba con una leve bruma de tristeza, no deseaba olvidarla nunca y así renovaba los recuerdos que tenía de ella. ¿Hace cuánto no sonreía Edrielle? ¿Era su sonrisa algo que alivianaba su ser en su vida como esclava? Le preocupaba un poco preguntarle, pero fuera como fuera la sonrisa había existido y nadie podría negarlo. Al escuchar su voz supo que estaba inmensamente triste, adolorida en esos ojos oscuros que siempre habían sonreido cuando era una dragona feliz, cuando tenía a su pequeño a su lado y a Vinare.

El semblante de Silvia se suavizó y mucho más su interior, natural y fácil el sentimiento de Edrielle entró en su cuerpo y la recorrió. No dijo nada ante la pregunta. Cualquier respuesta optimista parecería demasiado frívola y las pesimistas demasiado oscuras. Mejor recibió con un asentimiento ceremonial de su cabeza  la reverencia que esta le brindó como el respeto de la alcurnia que sus títulos les daban, fueran pasados o presentes, nadie podía olvidar o negar lo que ambas eran. Y su asentimiento también fue el reconocimiento de la fuerza y la valentía con la que miraba a Edrielle, estaba segura que de ser esclava se habría suicidado hace tiempo o se habría dejado morir de hambre, quizás hubiera obligado a que la asesinaran convirtiéndose en una esclava problema.

Se caería pronto la cortina de formalidad y vería la plateada lo que en realidad sentía Edrielle, sus oídos escucharían su voz entrecortada y los sollozos, sus ojos verían las lágrimas y la desesperación en el rostro de la dragona de cabellos lisos y negros, la abrazaría cuando buscó consuelo en sus brazos y la piel se le erizó y los ojos se le humedecieron cuando pudo sentir aquel calor frío y hondo de la tristeza de alguien que se ama en su cuerpo. Posó su mentón sobre la frente de su amiga y acarició sus cabellos con suavidad de madre cerrando los ojos. Sabía a lo que se refería, su amo y esposo era un dragón detestable, todos lo sabían y su fama se extendía hasta el final del mundo.

Se preguntó mientras ambas se alejaban qué pasaría si se encargaba de él, quizás Noctilus conocería a alguien que pudiera manejar tal asunto y librar a su amiga de una vez por todas de aquel inmundo ser. Tener que servir como esclava y hembra al asesino del único hombre que había amado debía ser insoportable, como dejar de respirar. Debe llegar un punto en el que deseas que todo paré de una vez por todas y no volver a abrir los ojos nunca. Pero tal vez todo terminara por empeorar y su amiga y el rebelde correrían peligro con tal idea.

Tenía un nudo en la garganta y pasó saliva sin saber qué hacer. Podía ella misma asesinarlo con sus propias manos.
Con el ceño fruncido por la preocupación trató de entender lo que sucedía, ayudó a limpiar las lágrimas de las mejillas suaves de Edrielle, para Silvia eran preciadas gotas que jamás desearía ver en ella a no ser que fuera por felicidad, como la de encontrarse con su hijo.  Aquella mano con la que la pelinegra cubriría su boca le daría a entender que aún no se decidía a contarle. La tomó de la mano y caminó llevándola delicadamente consigo al interior del salón más cercano.

- Debe ser algo muy grave para que pienses que no puedes seguir adelante. Y eso es algo que no podemos permitir que te pase. - dijo con una levedad llena de seguridad de que así debía ser. - No hasta que seas feliz de nuevo y veamos ese atardecer.- giró la cabeza para verla, le sonrió con amor y la invitó a entrar al salón. Amplio de altos ventanales y velos traslúcidos como cortinas color agua, en las paredes con altos espejos de marcos dorados como los cómodos muebles, una atmósfera azul y verde muy pacífica las rodeaba. Ordenó a sus siervos que trajeran té con toques de valeriana y manzanilla, también unas barras de chocolate amargo.

La llevó hasta unos de los muebles y la sentó para que respirara y descansara, brindándole un pañuelo de seda para que secara su rostro, tomó asiento a su lado. Cerró los ojos y sintió las emociones de su amiga en la red, suspiró y sintió ganas de llorar, se quedó en silencio largo tiempo, ambas necesitaban calma. Era extraño en ella que quisiera llorar, pocas veces en su vida había sentido una verdadera razón para hacerlo o el corazón roto, pero cuando se le rompía no volvía para nada a ser el mismo. Ya lo había comprobado.

- Mi corazón se rompe por tus desgracias y tristezas, amiga mía.- dijo afligida. - Sé que me dirás que no debo estar así o que no deseas que haga nada y entiendo porque lo haces, pero,- abrió los ojos, la miró y tomando sus manos entre las suyas, - cuéntame lo que te sucede, es lo único que te pido. - suplicó. - No debes cargar con todo sola, por favor. - susurró acercando las manos a su pecho.




Twilight || Silvia AXrmM3a

Tramitas:

Twilight || Silvia Jf0dtvK
Silvia
Silvia
Dragon

Mensajes : 85

Volver arriba Ir abajo

Twilight || Silvia Empty Re: Twilight || Silvia

Mensaje por Edrielle el Miér Dic 18 2019, 16:15

Lamentaba haberme roto en llanto, pues me habia delatado finalmente frente a Silvia, quien no tardó en comenzar a consolarme como una hermana mayor, tal y como habia hecho desde que nos conocieramos tiempo atrás. Puede que me considerase fuerte, e incluso tenia fama de no doblegarme fácilmente, pero cuando estaba rodeada de los mios era tan frágil como una flor en la cima de una montaña helada, una de esas montañas que ya no existian y en parte, incluso anhelaba tanto de ver.

Las palabras de la rubia hicieron que fijase mi mirada en el mármol del suelo, aguantando la respiración para contener las lagrimas. Si, era grave lo que habia ocurrido y aunque no era feliz desde hacia años, ahora mi vida se habia convertido en una bajada a los infiernos incontrolable. Mi actual marido puede que fuera lo peor, que me humillase de mil formas posibles, que llegase a castigarme fisica y mentalmente, e incluso hacerme sentir una inútil que no habia podido salvar a Vindare por ser una cobarde. Pero ahora habia un factor que se escapaba de todo aquello, algo con lo que un dia crei que no volveria a ver intentandoló mantener a salvo.
Completamente sin palabras y con lagrimas corriendo por mis mejillas, dejé que Silvia me llevase a uno de sus salones, haciendome sentir aún mas a salvo si podia. Los colores neutros, los aromas, el calor ambiental, las propias manos de la dragona sobre las mias que habian comenzado a temblar inconscientemente... no pude evitar cerrar los ojos para serenarme, intentar ser la dragona adulta que era realmente, enfrentar la realidad, ser la madre que Vindicare necesitaba.

Una vez sentada junto a Silvia, la observe mientras hablaba, apretando mis labios viendo como el joven que traia una bandeja de plata, la dejaba sobre una mesita baja con una tetera, dos tazas, chocolate y algo de miel para endulzar la bebida caliente. El chico se retiro amablemente, pero aún desconfiada mire la puerta por donde habia salido, hasta que lo perdi de vista y volvi a mirar a Silvia - N-no... no es fácil - baje la mirada apretando ligeramente las manos de mi amiga - Te pongo en problemas tan solo por esto. Si alguien te viera tratarme como una igual... - frunci el ceño alzando ambas cejas, cerrando los ojos un segundo. Tome aire calmadamente - Si Zaphiro se enterase de esto, si supiera que lo sabes, te acusaria de traición Silvia - la mire fijamente a los ojos - Fue capaz de matar a Vindare y de esclavizarme a mi casi un siglo después con tal de vengarse. Tuvo demasiada suerte como para encontrarnos al sur - baje la mirada pensativa, ya que alguna vez se me pasó por la cabeza que Zaphiro habria usado a un humano con poderes adivinatorios. Fue cuando me di cuenta que habia usado el plural en mis palabras, y mire asustada a Silvia - A mi, solo a mi, me encontró a mi... - intenté rectificar llevando sus manos a mis labios, besandole los nudillos entre lagrimas y sollozos - Lo siento, lo siento... - terminé por cubrir mi rostro por pura vergüenza, mientras no dejaba de llorar con una gran congoja a causa de mi estupido error. Sin querer habia involucrado a una de mis mas leales amigas en todo esto.

Una vez mas calmada, me limpie el rostro de nuevo mirando hacia los ventanales para comenzar a hablar con un tono tibio, como si yo no estuviera alli y solo leyera un pasaje de un libro - Cuando escape, Vindare me habia dado el mayor de los regalos. De hecho si no llega a ser por él, el exilio hubiera terminado conmigo rápidamente - hice una breve pausa - Aquel bebé era mi mundo, era mi todo. No necesitaba al resto, ya no. Queria darle lo mejor, lo bueno de este mundo, enseñarle que los humanos y los dragones pueden convivir, que los hibridos son iguales al resto, que no hay diferencias, que hay que ayudarse, que es mas fácil ser bueno que malo - desvie mi mirada a Silvia - Durante cien años, mi hijo crecio en paz junto a mi. Mi bebé habia crecido y aunque era un hombre, lo segui tratando como el cachorro que salio del cascaron el primer dia - a punto estuve de sonreir, pero aprete los labios bajando la mirada - Entonces Zaphiro nos encontró. Mi hijo no sabia nada, pero nos amenazó con delatarnos al imperio con sentencia de muerte. A cambio me propuso un trato: ser su esclava y dejaria en paz a mi hijo. Acepte y asi lo cumplio. - asenti una vez y mire a Silvia muy seria - Pero hace poco, lo vi aqui, en Talos. Vindicare, mi niño, me busco por tierra y mar... esta aqui - nuevamente lagrimas se asomaron por mis ojos - Tuve que engañarlo, que insultarle, que decirle cosas horribles para que se fuera, para que creyera que lo odio y escapase de las garras de Zaphiro - alcé la mirada tomando aire - Tengo miedo de que no me hiciera caso, de que sea como su padre, que quiera demostrar su cabezoneria... tengo pánico a que lo descubran, porque no es un dragón criado para este mundo Silvia, es un ángel caido del cielo a las brasas del infierno - mire aterrada a la rubia, ahora si, mucho mas desahogada por haberle contado aquel secreto.




Twilight || Silvia Firma-emetri
Edrielle
Edrielle
Dragon

Ocupación : Esclava
Mensajes : 46

Volver arriba Ir abajo

Twilight || Silvia Empty Re: Twilight || Silvia

Mensaje por Silvia el Miér Feb 12 2020, 13:32

Escuchó y en cada palabra que le decía solo sintió mucho más el desconsuelo de su amiga, lo atrapada que se sentía y los sacrificios que había tenido que hacer durante su vida. Incluso pensaba en ella, pidiéndole de manera inconsciente que se salvara a costa de negarle el respeto que Silvia sentía que se merecía frente a otros, frente a todos, para ella poco o nada importaba que fuera esclava o libre. Sobre traiciones habló la hermosa castaña, también de la forma en que había terminado en manos de Zaphiro, la sangre le hervía de imaginarlo todo, los ojos se le humedecieron aún más.
Un momento… ¿Había dicho nos?
Por primera vez sintió que algo faltaba, algo no estaba bien, debía existir una razón para que su amiga se mantuviera tan dócil sin vengar a su esposo, la conocía y se parecían mucho, ella mataría si alguien lastimara a Noctilus. Pero aguardó, si deseaba contarle lo haría a su tiempo, podía estar siendo una paranoica y podría ser la resignación de Edrielle solo cansancio, el mundo entero estaba en su derecho de querer dejar todo al viento cuando se sufría tanto.

La escuchó corregir sus palabras y volver a hundirse en su dolor.
Imaginó las noches de llanto silencioso, las mañanas y sus tardes largas junto a su amo, acarició sus cabellos tan suaves como la seda y la dejó desahogarse. Inspiró hondo. -  No te preocupes por mi, no deseo incrementar tu pesada carga. Edrielle, - una pausa necesaria -  la verdad es que estoy en un momento de mi vida donde poco me importaría ser acusada de traición al Imperio.- su voz sonó profunda, una verdad que salía de una caverna donde había esperado mucho tiempo y donde estaba cansada de vivir escondida. Se sintió muy bien. - Me parece ahora un crimen tan superfluo, como decir una mentira blanca.- aún así no se atrevía a mirar a su amiga y se distrajo sirviendo el té para ambas con una delicadeza que casi siempre tenía, pero que ahora contrastaba demasiado con sus palabras.

- Desde lo que sucedió con mi hermana y mi sobrino estoy cada día más segura de que quiero cambiar las cosas, de que algo puedo hacer. Siendo quien soy ahora creo que deberías preocuparte más por Zaphiro, si continua haciéndote daño le arrancaré el corazón y me lo comeré crudo, te tomaré de la mano para que volemos lejos de esta mentira.-   colocó la taza sobre la mesa frente a Edrielle y la habitación se llenó del exquisito y suave aroma del té. Era la primera vez que era tan sincera.

Guardó silencio y dio un giro a su taza de té sin tomarla de la mesa antes de llevarla a sus labios. ¿Era este el momento más oscuro de su vida? Creyó que sí porque no conocía su futuro y en su pasado  habían existido momentos cruciales y tristes pero no tan seguidos y siempre había habido una luz al final, suponía que era porque antes del despertar no habían sido más que ella y su familia cuidándose entre sí, luego llegó el soldado romano a sus tierras, luego Edrielle y Sititazus, Anzu, Thanatos. Ahora amaba a más personas. Ahora tenía más que perder.

Cuando se tienen secretos que guardar se pueden tomar dos caminos. Pensar que solo nosotros los poseemos como precioso oro que otros pueden robar o preguntarnos cuáles son los de los demás para saber si son más oscuros que los nuestros. Nos convertimos en custodios y en ladrones a la vez. Pero hay secretos y confesiones que nunca se ven venir, que parecen irreales. Eso fue lo que escuchó Silvia de Edrielle. La miró, a su rostro y mirada ausente, cuando sus ojos se encontraron y la remembranza dolorosa, orgullosa y llena de un amor infinito cuando habló de él, su miedo.

Le habló de un bebé, de un milagro y de la gran amenaza que los perseguía como una sentencia.

Ahora lo entendía todo. Los sacrificios de Edrielle le dolieron en la piel, pero había algo más, regocijo, una alegría escondida que no pretendía lastimar o ser fría con la tristeza de su amiga. Al contrario, ese regocijo quería iluminarlo todo.
El corazón se puso como loco, le latió veloz bajo su coraza de humana y huesos de dragón.
Vindicare.
Decían los antiguos que si decías el nombre de alguien tres veces seguidas aparecía frente a ti.
Vindicare. Vindicare. Vindicare.
Entreabrió los labios. Pero no supo qué decir. Pasó saliva y dejó la taza sobre la mesa, se levantó del diván y cubrió sus labios con una de sus manos, mirando al suelo caminó algunos pasos ausente. Ató cabos y lo recordó todo junto a él.

Y sonrió, con mucha felicidad las lágrimas se deslizaron por sus mejillas y se devolvió, se acercó arrodillándose sobre el suelo a los pies de su amiga, sus manos que temblaban se posaron sobre las rodillas de Edrielle y la miró a los ojos. - No debes tener miedo, amiga mía. - limpió algunas de las lágrimas ajenas. - Tu sacrificio no es en vano. Conozco a un dragón, muy joven de cabellos rizados y castaños, de piel blanca, facciones de niño y ojos salvajes y asilvestrados, de carácter fuerte, valiente y sincero, pero inocente. - colocó la frente sobre sus manos que aún seguía en las rodillas de su amiga y las lágrimas cayeron al suelo. Estaba emocionada.

Ya entendía que se le hiciera tan extraño, tan nuevo. - Él también se llama Vindicare y parece no conocer nada de nuestro mundo tan lodoso y mezquino. Me dijo que su nombre significaba el que desafía. Y vaya que hace honor a aquel nombre. - la sonrisa no se borraba. - No estás sola, Edrielle. Créelo.- levantó la mirada a ella, para ella esto era un regalo de los dioses elementales y su magnificencia, del amor que les profesaban. Esto era esperanza en pago a su fe. -Me tienes a mi, más dispuesta que nunca a proteger lo que amo, como sea.- a fuego y sangre.




Twilight || Silvia AXrmM3a

Tramitas:

Twilight || Silvia Jf0dtvK
Silvia
Silvia
Dragon

Mensajes : 85

Volver arriba Ir abajo

Twilight || Silvia Empty Re: Twilight || Silvia

Mensaje por Edrielle el Jue Mar 05 2020, 19:40

No pude evitar mirar a Silvia sorprendida, e incluso asustada cuando insinuo o mas bien declaró que le daba igual ser juzgada por traidora. Pose mi mano en su mano negando con la cabeza mientras explicaba su motivo. La comprendia, era lógico que aquello la hiciera tirar todo por la borda, pero no merecia la pena. Trague saliva y respire hondo sin dejar de negar a sus palabras, finalmente cerrando los ojos.
- No puedes darte por vencida como lo hice yo - me quedé seria mirandola a los ojos - Tu eres una de las pocas en las que puedo confiar, una de las pocas personas en esta sociedad que pisa a los débiles, consigue equilibrarla para que podamos respirar en igualdad - mire hacia los ventanales que daban a los jardines donde a lo lejos lograba ver a varios empleados trabajando e incluso descansando comodamente en el césped como si estuvieran en un picnic - Si no estuvieras, ellos conocerian lo que es la esclavitud o lo que es sobrevivir bajo el yugo de otros dragones. Y yo... - la volvi a mirar - ... no podria visitar a mi mejor amiga. En cuanto a Zaphiro creo que podrias ayudarme en algo que he pensado estos dias - aprete los labios un segundo. Habia oido en el puerto rumores de muchas cosas, la mayoria absurdas, pero iba a ir hablar con Noctilus para pedirle un favor, por lo que si me corroboraban si era cierto lo que pensaba, sabria donde ir.

Vi como Silvia realizó un majeatuoso baile con su mano y la taza de té para tomarla con sumo cuidado. Trás explicarla todo lo que habia hecho el último siglo, y la razón de porque aguantaba las palizas sin escaparme, terminando por llorar al confesar lo que le habia hecho a mi propio hijo para que huyera de Talos, la rubia me sorprendia nuevamente con sus palabras, describiendo a la perfección a mi niño. No pude evitar abrazarla notando mis lagrimas, pero tambien una sonrisa en mi rostro - Mi pequeño, mi bebé... lo viste ¡lo conoces! - me aparte para mirarla tapandome la boca - ¿Esta bien? ¿Como esta? ¿Donde esta? ¿Sabes algo de él? - en menos de un segundo lancé todas estas preguntas en una rafaga que habia cambiado incluso mi mirada, mucho mas intensa e incluso brillante - Le dije que se fuera, sabia que no lo haria. Es tan... - cerré los ojos suspirando y llegando a sonreir - Es como Vindare, un verdadero cabezota - senti ganas de llorar pero saber que mi hijo era igual a su padre, me enorgullecia mas que otra cosa.

Mire a Silvia cuando explico parte de su encuentro, como cuando rebeló el significado de su nombre, cosa que me hizo reir - ¿Lo ves? Nació para desafiar al mundo, y torpe de mi, lo rodeé de algodones - me encogi de hombros culpandome por la inocencia que tenia Vindicare. Agarre las manos de Silvia y la mire a los ojos - Y tu me tienes a mi. Sabiendo esto, me das fuerzas para seguir adelante. Las dos lo haremos - aprete los labios termimando por quedar seria - No tenemos que hundirnos, somos dragonas y manejamos nuestro destino, no los demás - me fui poniendo en pie ayudando a Silvia para ponerla junto a mi - Tomemos té y celebremos que cada dia estaremos mas cerca de un Imperio justo, el cúal debio crear la Reina Madre desde cero hace mucho tiempo con la cabeza y no con el odio - comencé a servir el té en otra taza echandole un pòco de miel, terminando de dar vueltas con la cucharilla.




Twilight || Silvia Firma-emetri
Edrielle
Edrielle
Dragon

Ocupación : Esclava
Mensajes : 46

Volver arriba Ir abajo

Twilight || Silvia Empty Re: Twilight || Silvia

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.