Reign of Fire
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Novedades

- (30/05) Aviso Importante

- (18/05) Ya podéis pedir Los Dracs de Mayo

- (28/03) ¡Cumplimos 6 años online!

- (29/01) ¡Empezamos a publicitar por Tumblr!

- (18/01) Debéis hacer el nuevo Registro único

- (15/01) ¡La minitrama Ash Blessing ha empezado!

- (17/11) Revisad bien la normativa de las búsquedas, pues hemos añadido una nueva norma.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» Spirit Soul | Cambio de botón
It's been a long while (Corvinus) EmptyMiér Jun 10 2020, 09:24 por Invitado

» El ultimo Post
It's been a long while (Corvinus) EmptyMar Jun 02 2020, 15:19 por Selene Warren

» One Piece War [Afiliación Elite]
It's been a long while (Corvinus) EmptyDom Mayo 31 2020, 07:56 por Invitado

» En el bosque todo es más interesante || Luka
It's been a long while (Corvinus) EmptySáb Mayo 30 2020, 03:51 por Inaya

» Noche de guardia (Luka Schubert)
It's been a long while (Corvinus) EmptyJue Mayo 28 2020, 22:40 por Luka Schubert

» Una gran familia (Tamar y Anzu)
It's been a long while (Corvinus) EmptyJue Mayo 28 2020, 22:25 por Anzu

» Búsqueda romántica para un granjero (0/1)
It's been a long while (Corvinus) EmptyJue Mayo 28 2020, 12:16 por Luka Schubert

» El taller de las hermanas Balaur
It's been a long while (Corvinus) EmptyJue Mayo 28 2020, 04:55 por Daval

» You are finally here [Daval]
It's been a long while (Corvinus) EmptyJue Mayo 28 2020, 03:54 por Reeva

» El auspicio de la catástrofe [FB] (Oswin)
It's been a long while (Corvinus) EmptyMiér Mayo 27 2020, 15:26 por Oswin

Staff
Trystan
Admin
Selene
Admin
Faora
Admin
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
It's been a long while (Corvinus) G2TiwGkZ_o

06/06

Directorios y Recursos

08/10

Afiliados Élite

Limpieza 13/04


Time Of Heroes  photo untitled45.png
It's been a long while (Corvinus) V5tDusV Expectro Patronum
Crear foro
boton-aff
40/40


It's been a long while (Corvinus)

Ir abajo

It's been a long while (Corvinus) Empty It's been a long while (Corvinus)

Mensaje por Yanara el Dom Abr 07 2019, 18:36

Aquel día comenzó particularmente temprano. Toda una ironía sabiendo que mi trabajo y vida era mayormente nocturna. Los rayos del sol se habían colado por mi ventana abierta, bañando mi habitación paulatinamente de luz que pronto empezó a calentar el ambiente. Un ambiente que llegó a ser tan cálido que hasta mi subconsciente quiso espabilarme para salir de allí.

Abrí finalmente mis ojos, para espabilarme sorprendentemente rápido y levantarme con una inusitada sonrisa en el semblante.

Hoy tenía que ser un buen día.

Mi ánimo en los dos últimos meses había recibido una bocanada de aire fresco ante esa posibilidad que se barajeaba de que saliese de aquel antro que había estado consumiéndome hasta el desesperado punto de quiebre que alcancé, pero que no llegué a rebasar en ese impulso que tuve de saltar desde los acantilados. Fue una mano amiga quien impidió aquello. Y era esa misma mano, la que ahora movía hilos, cual tirititero, para que yo cambiase de dueño. Ignoraba lo que hacía falta, pues en aquel juicio que se celebró hacía ya más de cinco años, era vendida al dragón que regentaba aquel lugar. Y ahora, no tenía ni la más remota idea si se podía negociar con la posesión de una de las trabajadoras de aquel sitio.

Convenientemente, me había aseado, junté la mitad superior de mi melena dorada con un pequeño recogido en la parte alta y posterior de mi cabeza, y saqué de mi armario un vestido vaporoso y de tintes dorados que se entremezclaban con un reverso de todos azulados.

It's been a long while (Corvinus) 6ZAad2L

Como venía siendo costumbre, al bajar, siendo ya media mañana, Niall el humano encargado y bonachón que solía atender tras la barra ya andaba farfullando—. ¡Nara! —exclamó, llamando mi atención—. Ya era hora de que bajaras. —añadió, sabiendo que era la primera de todas, la que se dejaba ver por la planta baja—. Anda, hazle un favor a este vejestorio y ve al mercado a comprar hierbabuena y lima, para las bebidas. ¡Estas golfas se lo terminaron todo ayer! —se quejó, haciéndome rodar los ojos con una pequeña risa.
No seas quejica. Seguro que lo hicieron por encantar a sus clientes. —las excusé con una sonrisa, poniendo la palma de la mano hacia arriba, en esa petición tácita por el dinero. El hombre volvió a renegar, de mis compañeras, de sus clientes y hasta del dinero que llegó a darme. Pero, allí lo dejé.

Tras la puerta, una brisa fresca y renovadora, pasó a acariciar mi figura, cuyas curvas se adivinaban a través del vestido, en aquel paseo que me llevó al mercado. Disfruté de esos olores variopintos y productos de toda categoría en los que no había llegado a fijarme cuando mi ánimo se ahogaba en ese cenagal que había sido mi rutina hasta hacía poco. Y, en verdad, todo era mucho más sencillo cuando no había tanto drama de por medio.

Así, compré lo que Niall me había pedido y fui de regreso a la Flor. Sin mucha más novedad, las horas pasaron rápido, hasta que llegó la hora de adecentarme, cuando el Astro Rey caía hacia el horizonte. Me di mi rutinario baño de agua caliente con pétalos de rosas y volví a ponerme ese vestido del todo cómodo y sugestivo. Bajé de nuevo las escaleras, comprobando que algunos habitáculos ya se habían ocupado y la clientela comenzaba a aparecer. Y con ésta, pequeñas nubes de opiáceos empezaban a cargar el ambiente—. ¿Cómo estamos de ocupados esta noche? —inquirí al acercarme a la barra, habiendo esperado a que el humano estuviera cerca.
¿Por qué lo quieres saber? —inquirió con cierta desconfianza.
Ugh, Niall, no hay quien te soporte cuando tienes un mal día. —enuncié, sin perder la sonrisa.
¿Me lo dice la que ha estado mustia tantos años? —una pregunta retórica que fue diana directa y certera—. ¿Quién es ahora quien te alegra las noches, Venus? —acompañó un levantar de cejas con aquella pregunta. Era gracioso cuando cambiaba los hábitos y pasaba a llamarme Venus, el sobrenombre por el que se me conocía.
¡Eres un chismoso! Sólo es trabajo. —mentí. Había mucho más detrás—. Lo que pasa es que ahora me lo tomo... de otra forma. —me encogí de hombros, en lo que escuché el leve chirrido de la puerta, aunque no le terminara de prestar atención—. ¿Y bien? No me has contestado.
Nadie ha preguntado por ti ni tus servicios, si es lo que quieres saber. —respondió finalmente con un alzar de hombros. Al menos, pude sonreír, pues eso implicaba unos momentos más de tranquilidad.




It's been a long while (Corvinus) O7S0OB4
Yanara
Yanara
Hybrid

Mensajes : 185

Volver arriba Ir abajo

It's been a long while (Corvinus) Empty Re: It's been a long while (Corvinus)

Mensaje por Corvinus el Dom Abr 07 2019, 20:14

It's been a long while (Corvinus) Full-moon3

“Los hombres se fijan a sí mismos su precio, alto o bajo, según les parece, y cada uno vale el precio en que se estima. Valórate como hombre libre o esclavo, que esto no depende más que de ti.”

Epicteto de Frigia

La noche había llegado, y tras ella ese rastro de humedad que había estado presente durante todo el día; la estación de lluvias traía muchas cosas buenas, pero no tanto las temperaturas a su parecer. Los mosquitos hacían de las suyas, y sus picotazos traían consigo muchas enfermedades, algo con lo que había que lidiar y tenerlo presente. En sus boticas, había habido mucho movimiento, pero gracias a los remedios naturales se pudo poner algo de freno. Remedios como el limón y clavo.. el aceite de eucalpito.. o incluso tener cerca macetas de albahaca o alfábega, ayudaban mucho. Sí, habían estado entretenidos haciendo algunas remesas para tenerlas, ya que el tiempo, esa temporada de lluvias parecía que no iba a tener fin.

No quería postergar lo inevitable; Corvinus tenía una tarea pendiente y tras la.. ceremonia.. y tras lo sucedido en el mercado, ahora sacó tiempo para ello. Era un caso para ciertas cosas, se le olvidaban, y otras le pesaban demasiado sobre sus hombros, no hacía las cosas a malas, no.. pero su curiosidad le llevaba por unos caminos que muchas veces no eran los más adecuados. Caminaba por la calle, acompañado del sonido de sus botas resonando en el suelo. ¿Su indumentaria? Se había vestido ésta noche con una especie de traje de color negro, impoluto. Un traje rescatado de tiempos.. antiguos quizás. Botas de cuero cuidadas.. brillantes.. unos pantalones de suave tela, terriblemente cómodos.. una camisa de color blanco y una chaqueta que se ataba por medio de botones. Para nada era el atuendo que utilizaría un trabajador normal; pero.. es que en ese preciso caso, no tenía que aparentarlo. En su mano, llevaba su maletín: un maletín de cuero tratado de color marrón oscuro.. maletín que dejaba claro que había pasado por muchas y largas aventuras. Caminó por la calle de manera lenta hasta llegar al lugar indicado.

"La casa de la flor azul" Tomó aire un instante al ver el cartel y después se acercó a la puerta, posando su mano sobre la misma para poder entrar; Lo primero que azotó sus sentidos fué ese aroma a opio. ¿El opio afectaba a los dragones? Otro momento ideal para descubrirlo, porque era un olor muy.. particular. Prefería otro tipo de hierbas que poder fumar; algunas de aroma más dulce, sobre todo por esa intensidad del olor. El opio era demasiado fuerte. Agradecía, llevar consigo otros olores en los que poder centrarse. Caminó despacio por el local nada más entrar, dejando que la puerta se cerrase tras de sí. ¿Cuánto tiempo había pasado? Algo más de un año, estaba seguro. Miró levemente a su alrededor, no como si buscase a alguien con su mirada, sino que.. con ella.. buscaba reconocer los cambios. Tenía bastante buena memoria.. y buscaba ver si eso había cambiado: si sus gentes habían cambiado. Caminó de manera lenta hasta la barra, apoyándose levemente con su espalda en ésta. Sí, no se molestó siquiera en mirar al hombre que estaba tras ella, sino que parecía centrar su atención en todo lo que había a su alrededor.

- Buenas noches. - Dijo mientras que miraba de soslayo ahora al hombre. Sus ojos oscuros, completamente estrellados dejaban hablar por él. Era un dragón, y eso se veía a todas luces. Por supuesto.. al mirar al hombre se dió cuenta de que no estaba solo, y lo ignoró.. desviando la mirada para posarla sobre Yanara. La observó.. la recorrió con la mirada, aunque su semblante permaneció serio.. completamente tranquilo.. como si no la reconociese. - Buenas noches. - Dijo ahora a ella, directamente mientras que le miraba a los ojos. Despacio, se giró para observar al hombre. - Quiero SU compañía. Toda la noche. Y que preparen una habitación; deseo que esté insonorizada, que nadie nos moleste, y que haya varias cosas: De comida: carne asada y queso. El caso fundido, en una olla. Pan. De bebida: Vino especiado y ron. - Ordenó literalmente par después meter la mano en el bolsillo y sacar una bolsa de monedas la cual dejó sobre la barra. Se giró, ignorando de nuevo al hombre como se importase bien poco. - Oh y que traigan una muestra de.. eso que están tomando, así como hierbas dulzonas. Mientras espero a que todo esté preparado.. sírvame una copa de vino; amargo. Añada vieja. - Sí, estaba claro que ahora parecía comportarse como un noble más. Pedía, pagaba, y exigía lo que quería. O lo que necesitaba.




It's been a long while (Corvinus) ScVy1ES
Un poder creciente..:

It's been a long while (Corvinus) Hab1It's been a long while (Corvinus) Hab2It's been a long while (Corvinus) Hab3
Corvinus
Corvinus
Dragon

Ocupación : Bibliotecario/Cronista/Galeno
Mensajes : 152

Volver arriba Ir abajo

It's been a long while (Corvinus) Empty Re: It's been a long while (Corvinus)

Mensaje por Yanara el Sáb Abr 13 2019, 07:07

Sólo cuando escuché esa solemne y contundente voz, giré la cabeza para encontrarme con una grata sorpresa—. Buenas noches, milord. —la sonrisa me salió sola cuando reconocí a Corvinus: un dragón con una curiosidad impropia que se había ganado mi confianza a base de noches de conversaciones. Podría decirse que él había pagado como pudieran hacer Cedrik y Keith, en su intención de librarme de mi trabajo. La principal diferencia, era que yo no conocía al dragón. Y al principio, me costó entender que no le movía la avidez de la carne trémula, más allá de intentar comprender por qué me habían condenado.

Pero, al final, caí en esos encantos que se basaban en pequeños detalles. Podía decirse que me había hecho la difícil. Algo irónico pues estaba pagando para que yo me abriera de piernas y lo dejara hacer. No obstante, él no resultó ser como los demás.

Me sorprendió verlo por allí. Hacía meses que mis ojos lo habían perdido de vista, cuando aún no había sucumbido al desánimo y esa necesidad que me llevó a querer entregar mi vida a esos dioses en los que aún no tenía claro si creer o no. Nunca supe si había sido por un viaje, por trabajo o, simplemente, por algún ataque contra él (que ahora veía que no) lo que lo había tenido alejado de la Flor Azul, después de tanto tiempo.

Mis ojos se desviaron al encargado para divertirme con ese gesto de su semblante que denotaba agobio por todo lo que el dragón le estaba pidiendo. Pobrecillo. A él, que lo pagaban por complacer. Figuradamente, era una situación parecida, ya que él también estaba sujeto a la norma principal: el cliente siempre tiene la razón. Al menos, aquel humano se libraba de ser sometido, violado y, para colmo, cobraba. Ya que muchas de las chicas de la Flor eran esclavas, y todo su jornal, se lo quedaba la casa—. Parece que viene con muchas ganas de descansar... —enuncié con suavidad, cubriendo parte de la distancia que me separaba del aristócrata, con parsimonia.

Al llegar donde él, deslicé mis finos dedos por el dorso de su mano, con coqueta insinuación—. Venid. —murmuré, sólo para él, mientras que con la otra mano, me hacía con esa copa que Niall estaba llenando de vino, bajo esa última petición del dragón—. Tengo la habitación perfecta para que os relajéis. —añadí, marcando un poco más la sonrisa. Acto seguido, tiré suavemente de él, con esa delicadeza propia de toda hembra cautivadora, marcando los pasos, para que se deleitara con ese contoneo de caderas.

Sólo cuando él se levantó, se me ocurrió mirar al encargado—. Niall... —lo llamé, queriendo acaparar una brizna de su atención. El humano, a pesar de lo rollizo que era, se movía con bastante soltura, entre vasos y botellas y una pequeña comanda que escribió con rapidez.

Sí, sí. Areia subirá todo en cuanto esté. —asintió, en cuanto leyó en mi semblante lo que iba a decirle. No era difícil de adivinar, en realidad, pero se agradecía esa especie de compenetración entre trabajadores.

Subí las escaleras, sin llegar a soltarle la mano al dragón, quien subía detrás mío. La Flor apenas empezaba a llenarse. Y de la planta baja al primer piso, había un cambio importante. El pasillo era poco ruidoso y la mayoría de las puertas estaban cerradas o próximas a ello. Por mi parte, caminé por él, sin decir gran cosa. La duda de si había llegado a reconocerme, no crecería y se haría algo sólido hasta que no lo viera reaccionar en la intimidad de aquella habitación que alcanzamos. No tuve reparo en invitarlo a pasar, para cerrar la puerta con suavidad, tras él—. ¿Cuánto tiempo hace de la última vez? —me aventuré a preguntar, para volver a acercarme a él, con la intención de ayudarlo a acomodarse.




It's been a long while (Corvinus) O7S0OB4
Yanara
Yanara
Hybrid

Mensajes : 185

Volver arriba Ir abajo

It's been a long while (Corvinus) Empty Re: It's been a long while (Corvinus)

Mensaje por Corvinus el Dom Abr 14 2019, 17:46

El dragón miró de manera algo orgullosa a su alrededor; un mal necesario para mantener una cierta fachada mientras que mantenía entre sus dedos esa particular maletín de cuero desgastado por el paso del tiempo. Terminó por centrar su mirada estrellada sobre la mujer e inclinó levemente la cabeza, respondiéndole de esa particular manera a su saludo. — Señorita.. — Dijo calmadamente mientras que la miraba antes de apartar la mirada de la misma, centrándola en lo que tenía a su alrededor; siempre le resultaba curiosa la.. fauna.. que iba a esos lugares. El aroma a opio inundaba sus fosas nasales y le molestaba. Quizás podía tratase de un buen reclamo, pero también era una.. pérdida. Él haría una separación, haciendo que los que fumaban estuviesen en cómodos sillones, apartados del resto. Quizás recibiendo la atención de señoritas que llevaban las bebidas, pero ya. Centrándose así en el aroma y sabor del opio, así como en las.. propiedades que tenía. Pues el opio era un gran anestesiante y un inhibidor de muchas emociones. Seguramente si le preguntasen a Corvinus estaría hablando durante un buen rato, de manera bastante pesada, sobre las propiedades que tenía el mismo, y sobre cómo lo usaría él de manera más práctica.

¿Quizás haciendo una especie de disolución e inyectándolo? ¿Qué propiedades se podrían conseguir si se utilizase? Esa mera idea hizo que se le enciese la "bombilla" en su mente y que sonriese un poco de manera algo animada, pues tenía a alguien con quien hacer la prueba, Rokghul. La gran resistencia del híbrido podría servirle perfectamente en pos de crear un nuevo.. anestésico.. o puede que una especie de tranquilizante "de caballos" Sabía que el opio tenía un gran efecto negativo, como era que era adictivo. Que sus propiedades iban menguando conforme iba pasando el tiempo y se iba abusando de él, por lo que para obtener el resultado inicial, hacía falta que la cantidad aumentase y aumentase y.. ¡Oh! ¿Lo estaba haciendo otra vez? Mentalmente Corvinus se había aislado temporalmente mientras que pensaba lo que podía hacer o en las posibilidades, de modo que ni siquiera se dió cuenta de que la mujer se acercaba a él. De hecho se dió cuenta cuando estuvo deslizando los dedos por el dorso de su mano con una clara insinuación. ¡Bien! ¡Eso había sido un gran logro para él! Ya que se había dado cuenta.

Puede que porque la mujer estaba haciendo su papel del mismo modo que él estaba haciendo el suyo pero tampoco es que le molestase, porque sabía el motivo por el cual lo estaba haciendo. — Perfecto, os acompaño. — Añadió calmadamente mientras que desviaba la mirada hacia la copa que tenía la mujer y que le habían servido ya. Movió su mano y deslizó masculina sobre la femenina para terminar por tomar esa copa y entonces mecer el contenido ligeramente dentro de la copa antes de llevársela a los labios dándole un calmado sorvo. Quizás de esa manera dejaba claro lo evidente: el movimiento se demuestra andando. Así que era un poco tonto quedarse quieto en un mismo sitio. Corvinus se puso de pié para después empezar a caminar un poco por ese lugar alejándose de la barra y dejando que la joven hablase con ese.. encargado.. de aspecto algo rollizo. Quizás su trabajo le provocaba ansiedad y con esa ansiedad, se dedicaba a comer y a comer, queriendo mitigar problemas y frustraciones. Un claro sín.. ¿otra vez lo estaba haciendo? Corvinus se pasó la mano por la cara y suspiró levemente para después seguir con la mirada a Yanara cuando ésta empezó a caminar.

Dejó que ella fuese delante, ¿por qué? La respuesta era tan clara que podía llegar a asustar. Era lo normal, ¿correcto? También era lo que se esperaba de una situación así, y él interpretó también su papel. Recorrió la espalda femenina con su mirada y centró sus ojos en su trasero, que al caminar e ir subiendo esas escaleras se iba moviendo creando una cadenciosa y sinuosa danza; después bajó esa misma mirada hacia sus largas piernas y se humedeció levemente los labios mientras que todavía estaba dándole la mano a ella, y era ella de hecho quien le iba guiando. Caminó por el pasillo con tranquilidad para después, cuando llegó a esa habitación, entrar en el interior y dejar que cerrase la puerta.

Un año, siete meses, doce días y 8 horas. — Dijo como siempre de esa manera tan analítica suya, quizás respondiendo a su pregunta de esa manera tan singular. El hombre levantó la mirada hacia ella y pareció curvar levemente los labios en una sonrisa. — ¿Como estás, Yan? — Preguntó directamente para después reirse un poco. — Vale, está claro que estás.. mejor. Por lo menos parece que sonríes, ¿cómo marchan las cosas por aquí? Cuéntame. — Dijo mientras que esquivaba el cuerpo femenino, moviéndose como siempre de esa manera suya natural, se acercó a una de las mesas donde depositó su maletín y después llevó las manos a la chaqueta que llevaba puesta, para empezar a quitársela, deslizándola por sus hombros para después dejarla a un lado.




It's been a long while (Corvinus) ScVy1ES
Un poder creciente..:

It's been a long while (Corvinus) Hab1It's been a long while (Corvinus) Hab2It's been a long while (Corvinus) Hab3
Corvinus
Corvinus
Dragon

Ocupación : Bibliotecario/Cronista/Galeno
Mensajes : 152

Volver arriba Ir abajo

It's been a long while (Corvinus) Empty Re: It's been a long while (Corvinus)

Mensaje por Yanara el Jue Abr 18 2019, 22:57

Apenas había cerrado la puerta cuando escuché esa meticulosa cuenta del tiempo que habíamos estado sin vernos, a pesar de que mi pregunta iba enfocada a una respuesta mucho más imprecisa. Inmediatamente, vi mi mente invadida de todos esos gratos recuerdos que tenía de aquel dragón, en todas (o casi todas) esas ocasiones en las que, como esta misma vez, había pagado por mi mera compañía. Fueron miles, las noches que hablamos, cientas, las veces que sufrió mi carácter, mi dolor y mi rabia; y contadas las veces que él y yo acabásemos metidos en la cama, como todo el mundo pensaba que estábamos desde el principio.

Más contados eran los hombres con los que había hecho algo así en mi vida. Y ahora, era justamente uno de ellos, quien se había llevado algo más que mis besos, mis pensamientos y mis sonrisas. De un modo que no habría esperado ni había vivido antes.

La cerradura sonó, con un pequeño golpe seco, indicando que el resbalón de la cerradura, por fin, había entrado en la contrachapa del marco de la puerta, estableciendo así ese hermetismo que nos regalaba cierta privacidad, aunque fuera deleble en cuanto hubiese oídos que quisieran escuchar.

Sólo entonces reí con cierta suavidad, sintiéndome lo suficientemente libre para poder dejar de actuar de cara a la galería—. ¿De verdad tengo que contestar? —respondí a su pregunta con otra, acompañando mi voz con una sonrisa sincera, consiguiendo fuera él el que riese por lo bajo. Dejé que se adentrase en aquella habitación, iluminada por ese gran ventanal que suponía la misma puerta a un pequeño balcón. La luz, castigaba aquellas finas cortinas que, al no ser opacas, esparcían su tonalidad rojiza por toda la estancia, generando un ambiente cálido ya de por sí, que derivaría en uno más íntimo, conforme las luces del cielo al anochecer, fueran tornándose oscuras, dando paso a la luz tenue de las velas, que terminaban de propiciar la burbuja perfecta para que los presentes en cada habitación se rindieran a los instintos más básicos.

No obstante, en cuanto le vi la intención de liberarse de la chaqueta, volví a acercarme a él, para ayudarlo. Llegué a tiempo, tomando esas hombreras, descubriendo esos fornidos hombros cuyas curvas se adivinaban a través de la ropa que llevaba. Me tomé la libertad de aguantarle la chaqueta, cuando ésta finalmente cayó para acomodarla sobre el respaldo de una de las sillas. Así preservaría su forma y no se arrugaría—. Aunque, pueda no parecerlo. —murmuré mientras me entretenía momentáneamente en quitar una pelusa adherida a la tela de la prenda. Él mismo me había visto tan hundida en ánimo después de tanto tiempo mellando mi carácter, que verme ahora sonreír, podía tildarse de milagro—. Hace mucho que no nos vemos. —resumí, encogiéndome de hombros, justificando ese cambio de humor en mí que se le había hecho tan evidente. En esos casi dos años, habían pasado demasiadas cosas—. Es sólo que... —me acerqué aún más a él, en actitud del todo confidente—. Es… posible que vuelvas a perderme de vista… pero no por tus viajes. —el tono, mi gesto y hasta mi sonrisa, eran del todo traviesos, mientras le ofrecía a Corvinus una pequeña muestra de cuán feliz me hacía esa expectativa que, ni era segura pero, existía.

No tardé en invitarlo a sentarse, en uno de las sillas acolchadas que había en el lugar y, con todo mi sutil descaro, sentarme a los pocos segundos en su regazo, rodeando su fuerte cuello con uno de mis finos brazos. Justo entonces, reí por lo bajo una vez más—. Y, ¿qué te llevó tan lejos de mí? —pregunté con divertido coqueteo, como venía siendo mi comportamiento normal, en aquel sitio, como parte de mi rutina para ganarme el derecho de poder vivir un día más—. ¿Has vuelto para quedarte o volverás a privarme de tu compañía otra temporada? —quise saber, con sincera curiosidad.




It's been a long while (Corvinus) O7S0OB4
Yanara
Yanara
Hybrid

Mensajes : 185

Volver arriba Ir abajo

It's been a long while (Corvinus) Empty Re: It's been a long while (Corvinus)

Mensaje por Corvinus el Sáb Abr 20 2019, 13:16

Quizás era inevitable que Corvinus haya respondido de esa manera; tenía una gran memoria y en muchas ocasiones, llegaba a recordar las cosas con una pasmosa claridad. Ese caso no era distinto, recordaba perfectamente la última conversación que tuvo con la joven señorita Yanara, así mismo como lo que sucedió después. Y, la verdad, no es precisamente que se arrepintiese de eso; toda acción tiene su fin, y todo lo realizado tiene un por qué, aunque a priori sea bastante confuso poder encontrar el mismo. Cierto era que Corvinus pagaba por la compañía de la joven. Digamos que el dinero, no era una cosa que le preocupase. Al igual que todos los aristócratas, y al igual que todos los dragones viejos, tenía una gruta escondida bien surtida de oro, joyas, cosas brillantes y otras que no lo eran tanto. Y ahora, se permitía vivir sin esas preocupaciones.

Era cierto también que, aunque la joven señorita Yanara había cerrado la puerta, les iban a molestar; estaba claro. Porque él mismo había pedido que les subiesen ciertas cosas. No solo comida, no solo bebida, sino también algo de opio que quería estudiar. Al escuchar sus palabras desvió un instante la mirada hacia atrás para mirarla de soslayo, y curvó los labios en una especie de sonrisa. — Dime, ¿cual es el sentido de preguntar si no es para conseguir una respuesta? — Ahí le devolvió la pelota en un particular juego de preguntas, que no dejaban de ser respuestas a fin de cuentas. Se rió ligeramente unos instantes para después negar un poco. — Por supuesto que quiero tu respuesta. Sincera.. directa.. Ya sabes que valoro la transparencia. — Y con él se podía hablar, o al menos, se jactaba siempre de que se podía hablar, pudiendo tratar cualquier tema. El ser tan analítico hacía que siempre pudiese responder, aunque muchas veces las respuestas que el daba..puede que no fuesen todo lo claras que la gente esperase. Corvinus era así, impetuoso, demasiado filosófico, y un tanto.. antiguo.

Era esa misma manera de ser, la que hacía que fuese de manera tan singular, y era la que le daba ese toque tan propio. Desvió la miarda hacia ella dejando que terminase de quitarle esa chaqueta, e incluso que la acomodase sobre la silla. Él tomó asiento sobre otra de las sillas cuando la joven Yanara le indicó que se sentase, notando como ella al poco terminaba por sentarse sobre su regazo, semiabrazándole de esa manera. Corvinus la observó, y durante un mismo instante no pareció inmutarse; al final deslizó su mano y la posó sobre el muslo femenino, buscando acariciar éste, su piel directamente en una suave caricia, larga y lenta, como si sus dedos fuesen lamiendo cada centímetro de su piel. En ese primer momento no respondió, sino dejó que ella hablase antes de responder.

El concepto del tiempo es bastante difuso para mí, tiendo a mezclar muchas veces épocas y fechas. — Era un defecto de su edad, y era cierto que había dragones mucho mayores, pero que quizás eran capaces de aislarse mejor del exterior. Ladeó levemente su cabeza mientras que la observaba con esos ojos etrellados. — Vaya, vaya, deberías de empezar a contarme eso, paso a paso. Porque.. ahora mismo.. te contradices. — El dragón curvó levemente los labios en una sonrisa de nuevo para después, tras dejar un leve roce más sobre su muslo, llevar sus dedos hacia una de las manos femeninas. Tomó la misma con cuidado para después deslizar sus dedos por el dorso de la mano, hacia su muñeca. El gesto, podía parecer terriblemente sensual, aunque era simplemente algo cuidadoso. Sí, la verdad es que cualquiera en esa situación seguramente estuviese ya entre los suaves y cálidos muslos de la joven Yanara, sin embargo, él tenía otros intereses, y otras preocupaciones.

Movió su mano diestra y abrió su maletín sacando del interior una especie de algodón que ya tenía preparado con una solución húmeda. Lo acercó hacia la muñeca femenina y empezó a pasarlo con cuidado por la misma. ¿Por qué lo estaba haciendo? Ella llevaba un brazalete. Uno en cada muñeca, brazaletes que se encargaban de mantenerla bajo.. control.. con la contra de que dañaban su piel. Él había tomado eso como un particular ritual, deslizaba el algodón buscando aliviar así el dolor, así como fomentar la regeneración de su piel mientras que la observaba. No a ella, sino su muñeca.. Sino su piel.

Has dicho que es posible que vuelva a perderte de vista, ¿por qué? — Preguntó en un primer momento mientras que iba deslizando ese algodón por su muñeca antes de elevar la mirada hacia sus ojos. — Fué una petición de la Reina Madre. Tuve que ir a recuperar.. un viejo tesoro de tiempos pasados. "El Metraje perdido de Indiana Jones y la Última Cruzada" Debió de ser bastante apasionante, para ser la última cruzada de ese tal Indiana. — Dijo de nuevo para después bajar la mirada otra vez hacia la muñeca, terminando por sonreir. — He venido para quedarme de nuevo. No creo que tenga que volver a viajar en una gran temporada. — Respondió de manera sencilla para después mover un poco ese brazalete que ella llevaba. Sentía el particular tacto del jade, lo que seguramente dañaba su piel.

Sí, digamos que el dragón.. era particular.

Sobre todo porque muy pocos se marchan dejando a una sensual mujer, en búsqueda del metraje del director de "La última cruzada".

Es raro, sí.:
Pues eso, que sé que Corvinus es raro, pero es que es así. Ha vivido mucho, mezcla muchas cosas, es bastante singular. Aunque quiero dejar notar cómo se preocupa por ella, desde la cosa más sencilla como el posible daño que haya podido sufrir en su ausencia, hasta el qué ha pasado en éste tiempo. Supone que demasiadas cosas, y tienen una larga noche para ponerse al día. Jajaja. Saludetes.




It's been a long while (Corvinus) ScVy1ES
Un poder creciente..:

It's been a long while (Corvinus) Hab1It's been a long while (Corvinus) Hab2It's been a long while (Corvinus) Hab3
Corvinus
Corvinus
Dragon

Ocupación : Bibliotecario/Cronista/Galeno
Mensajes : 152

Volver arriba Ir abajo

It's been a long while (Corvinus) Empty Re: It's been a long while (Corvinus)

Mensaje por Yanara el Lun Abr 22 2019, 15:56

Su última visita parecía haber ocurrido hacía una eternidad. Tantos días, tantas noches, tantos hombres habían pasado por mi vida desde entonces que habían conseguido que me olvidara de algunas pinceladas que caracterizaban la forma meticulosa y atenta de ser de aquel dragón. Pero ese juego al que no evitamos caer, como reminiscencia de aquellas noches pasadas en la compañía del otro, era algo que sí recordaba a la perfección. Un juego particular, de preguntas que no dejaban de ser irónicamente respuestas, que terminó provocándonos una risa suave a los dos—. Hmm, depende… ¿es del todo necesario preguntar si se hace evidente la respuesta? Porque dudo que quisieras ser condescendiente… —alcé las cejas, en lo que deslizaba mi mirada hacia él, con diversión brillando en mis iris, acompañándolos de una sonrisa. El cambio en mi actitud, en mis gestos y hasta en el aura que desprendía, era del todo evidente. No obstante, no había nada que reprocharle, de no haberse dado cuenta. Pero algo me decía que Corvinus, aunque había preguntado, se había percatado de ese cambio.

Exhalé suavemente con una sonrisa satisfecha cuando él me recordó que le gustaba la transparencia—. En eso no has cambiado nada. —murmuré, agradeciendo internamente que así fuera, por mucho que se hubiera alejado por su trabajo. Sólo entonces, me permití contestar, como él habría querido, al preguntarme—. Estoy mucho mejor que cuando te fuiste. —admití, a sabiendas que era algo que había quedado en evidencia—. Pero, acomódate antes de que te cuente. —le pedí, en lo que le quitaba la chaqueta, antes de que finalmente la colocase en el respaldo de otra de las sillas y, acomodarme yo finalmente en su regazo, con todo el descaro divertido del mundo.

Nuestras miradas volvieron a conectar. Y pareció entonces que, sólo bajo ese permiso tácito que yo le daba con sólo mirarlo, él se atrevió a posar su cálida mano en mi muslo. Su roce fue cuidadoso, con un deje mimmoso, haciéndome saber que pese al tiempo fuera de Talos, la preocupación por mí era algo inherente. Como burdo premio a esa inquietud, deslicé mi mano hasta la parte posterior de su cabeza, perdiendo mis dedos con suavidad en su corto cabello. No contento con aquel gesto de aprecio, Corvinus fue un paso más allá cuando tomó mi mano ociosa por la muñeca y echando mano a su maletín aquel algodón que empezó a frotar con aquella sensible zona de mi piel. Ese frescor balsámico no se hizo esperar, sonsacándome un pequeño suspiro. Me seguían sorprendiendo esos pequeños detalles que él tenía conmigo, en los que yo no habría caído hasta que él tomaba medidas—. Tuve que tocar fondo en este sitio, para darme cuenta de que la solución a mis problemas era más sencilla que intentar seguir luchando contra todas las obligaciones que tengo, sólo por ser una esclava en este lugar. —comencé a explicar—. Justo ese día, un amigo mío apareció para evitar lo que habría sido una rendición en toda regla. Ahora lo sé. —Supuse que no le costaría al dragón sobreentender que había querido quitarme la vida. Quizás un comportamiento cobarde. Pero justo en ese momento, no podía ver nada más, estaba cegada por la rabia de soportar aquella situación por más tiempo—. El dragón que me condenó a esto, habría ganado si yo me hubiera dejado llevar por la desesperación. —porque aquella sierpe buscaba mi ruina, de cualquier forma—. Y prometió usar sus contactos y amistades para sacarme de este antro. —al menos, eso era lo que Keith me había dicho, además de tener paciencia, porque todo iría despacio—.No dudo que sea algo lento y difícil, quizás. —me encogí de hombros con cierta suavidad—.Pero sólo la posibilidad me ha devuelto una esperanza que creí perdida. —finalmente, sonreí cuando terminé de explicarle, grosso modo, lo que había pasado en su ausencia y ese motivo para tener el ánimo que tenía.

Terminé ladeando ligeramente la cabeza, cuando le tocó a él explicar el porqué de su viaje—. En todas las noches que hemos compartido, no me habías hablado antes de ese Indiana. ¿Qué más sabes de él? —me interesé, habiendo despertado mi curiosidad con aquel objetivo que lo había alejado por tanto tiempo de Talos. No obstante, una verdad prevalecía sobre todo aquello. Y, fallo mío, no se lo había hecho saber a aquel aristócrata. Así que, sólo tuve que esperar a que él, por propia voluntad, decidiera mirarme. Sí, él apreciaba la transparencia como yo pecaba de ser demasiado honesta muchas veces:— Me alegro de verte, Corvinus. —marqué un poco más la sonrisa, con sinceridad, antes de escuchar al fondo del pasillo unos pasos que, al final, llegarían hasta la puerta de aquella estancia en la que estábamos, para llamar.

Spoiler:
Jajaja el que sea raro lo hace especial, al final. Nara no se queja! ;p




It's been a long while (Corvinus) O7S0OB4
Yanara
Yanara
Hybrid

Mensajes : 185

Volver arriba Ir abajo

It's been a long while (Corvinus) Empty Re: It's been a long while (Corvinus)

Mensaje por Corvinus el Miér Abr 24 2019, 16:23

Creo que no se trata de ser condescendiente o no: se trata símplemente de que te dejes llevar, me cuentes, y te deshaoges. Creo que es la manera más acertada de decirlo. Por eso he preguntado, ¿qué tal todo? ¿Cómo estás? La próxima vez directamente te hago cosquillas y espero a que dejes de reir para contármelo. — Y digo si el dragón era capaz de ello. Tras reirse, tras símplemente ser capaz de desconectar, las cosas terminaban por salir solas. Y lo peor es que lo dijo con esa naturalidad tan propia suya. Aunque, tenía que reconocer que le había gustado la manera que tuvo Nara de responderle.

Curvó suavemente los labios en una sonrisa cuando ella habló, le respondió y ya al sincerarse un poco, le calmó. — Me alegra que estés algo mejor, aunque no se haya arreglado todo. Por lo menos puedes sonreir de manera natural y eso se agradece, créeme. — Tras tomar asiento y acomodarse, dejó que ella quedase sentada sobre él. Por supuesto, que "esperó" a que le diese permiso; era demasiado viejo para algunas cosas. O.. respetuoso.. Y para él, el hecho de pagar por compañía.. no autorizaba a hacer según qué cosas. E intentaba tratar a Nara como una amiga, simplemente. No la veía como un objeto que utilizar.

Mhmm.. ¿Puedes explicarte mejor? — Preguntó el dragón mientras que deslizaba ese algodón por su muñeca, observando el efecto que el jade había tenido sobre su piel. De hecho ahora no la miraba, parecía estar concentrado en revisar sus heridas, aunque la estaba escuchando, y realmente bien. — Efectivamente, ahí pienso igual que tú. El dragón que te condenó a ésto, habría ganado si te rindieses así, de ese modo. ¿Quitarte la vida? Perderías tú más, que él. — Añadió de manera calmada para después soltar con cuidado esa muñeca y tomar la otra, empezando a observar la misma. Tras humedecer de nuevo el algodón, empezó a pasarlo sobre esa piel que iba dejadno al descubierto.

Comprendo. Y permíteme que te diga una cosa: los dragones somos seres terriblemente orgullosos; para hacernos salir de nuestros.. escondites.. basta con golpearnos donde más nos duele. El orgullo. Y no es en el dinero.. no es en las riquezas.. no es en nuestras posesiones.. Es en el orgullo. En lo que somos, o en lo que hemos hecho para llegar hasta donde estamos. ¿Comprendes? — En realidad le estaba diciendo algo con segundas. Algo que no podía decir abiertamente. Él no podía ir en contra de uno de los suyos, ¿engañar a otro? Por supuesto. Eran juegos de apuestas. Pero.. no hasta ciertos extremos, y tenía que tener cuidado.

Hay muchas opciones y maneras de que puedas salir de aquí; si has iniciado un camino.. Entonces.. tienes que estar de enhorabuena, al final.. después de una gran y larga noche, siempre llega el amanecer. No hay que perder la esperanza, y sobre todo cuando no estamos solos. — Sonrió ligeramente, sin mirarla, pues estaba curando esa herida de su muñeca. — Puede que no te sirva mucho, pero ahora que estoy aquí, puedo pasarme todas las semanas. Algún par de noches entre semana, y.. aliviar tu carga un poco. Darte conversación, curarte éstas rozaduras, y asegurarme de que duermes. — Por lo menos iba a ser más llevadero, ya que el dragón.. bueno.. No pedía nada a cambio. De hecho, se contentaba con que, cuando él no estuviese, ella.. o sus hijos.. se acordasen de que algún día existió un viejo dragón, que se llamaba Corvinus, que ayudó o aconsejó a su madre. Eso.. para él, no tenía precio.

Uh. Saber.. Junto a esa caja, encontré una especie de libro, y venían muchas imágenes.. Como pequeños cuadros y dibujos. El próximo día que venga me lo traeré. Aunque estaba maltrecho.. y sucio.. pero se podían ver bien. Al parecer ese tal Indiana, era una especie de bibliotecario o profesor.. Le gustaba proteger y descubrir tesoros de una época pasada.. Y luchaba contra aquellos que querian robarlos. Los llamaban natzis.. O algo así. — Alzó levemente los hombros mientras que levantaba ahora la mirada hacia ella para después sonreir ligeramente.

Oh vamos. Que te alegras de verme.. Mira que eres zalamera. ¡Jajajaja! — Negó un poco para después guiñarle uno de sus ojos, moviendo la mano al final para guardar el algodón. Por lo menos, había conseguido aliviar un poco ese dolor que ella tenía; y una pizca de esa pesada carga sobre sus hombros.

Parece que llega la cena.. y la bebida.. Espero que tengas apetito. Creo... que yo llevo cuatro días sin comer. — Dijo con cierto aire distraido, como si hubiese caído en la cuenta ahora.




It's been a long while (Corvinus) ScVy1ES
Un poder creciente..:

It's been a long while (Corvinus) Hab1It's been a long while (Corvinus) Hab2It's been a long while (Corvinus) Hab3
Corvinus
Corvinus
Dragon

Ocupación : Bibliotecario/Cronista/Galeno
Mensajes : 152

Volver arriba Ir abajo

It's been a long while (Corvinus) Empty Re: It's been a long while (Corvinus)

Mensaje por Yanara el Lun Abr 29 2019, 20:30

Me encogí de hombros con su última respuesta. Ciertamente podía sentir esa confianza con él como para desahogarme, a sabiendas de que él mostraba su interés con esa simple pregunta que en la inmensa mayoría de los casos, solía ser condescendiente. Y, de hecho, lo había dicho sabiendo que él era de esas contadas visitas que realmente sí se interesaban por mí. ¿El resto? Sólo preguntaban para establecer una conversación a partir de la cual llevarme a la cama.
Era algo que ninguno de los dos podíamos negar.

Y esa divertida amenaza velada de hacerme cosquillas en vez de preguntarme, me sonsacó una sonrisa–. No suena del todo mal. –confesé, con aire divertido pero tranquilo. Cierto era que las cosquillas no eran santo de mi devoción, y me ponían en exceso nerviosa, hasta el punto de propinar alguna patada como instintivo reflejo de protección. No obstante, dudaba mucho el llegar a lastimarlo así. Y, según la conversación avanzó, ante ese matiz sobre, justamente, la curvatura de mis labios, me hizo marcarla un poco más. Mis ojos brillaron en agradecimiento por ese halago velado, sin segunda intención. Que todavía tuviese visitas que desprendieran cierto respeto hacia mi persona, a pesar de mi profesión y género, era de agradecer. Como así era el tenerlo enfrascado en sanar esa irritación de mis muñecas que, de haber sido realmente dragona, hubiese sido mucho peor.

Me había sido tan fácil e irremediable, enervar mi ánimo cuando aquel dragón entraba a la conversación, que no había visto algo tan sencillo como su victoria si yo llegaba a quitarme la vida–. Hay veces que algo tan claro como eso, no se ve como tal. –expliqué mientras me dejaba hacer, y le ayudaba, poniendo a su disposición esa otra mano para que continuase con su minucioso trabajo (y detalle) para conmigo–. Reflexionar a la desesperada es lo peor que se puede hacer, sí. –sentencié, ahora bien consciente de que sería algo que tardaría en volver a caer.

Fruncí un poco el ceño, sin embargo, cuando me describió esa característica tan evidente de su propia raza–. Lo entiendo... –¿También iba con mensaje oculto? Si bien, algo percibí, tenía clara una cosa:– Pero mi situación me limita demasiado para golpear donde más duele. –relajé el gesto de mi rostro–. Hubo un momento en el que sí me vi sola... –expliqué–. Porque, quizás, quise verme así para tener la excusa de desaparecer. –ya no tenía del todo claro si había llegado a boicotearme a mí misma para excusar mi acto "a la desesperada".

Sobraba decir, y como él mismo podría recordar, que sus historias, sus curiosidades y hasta cuentos, eran algo que llamaba poderosamente mi atención. Como en esa ocasión, con ese tal Indiana. ¿Bibliotecario? ¿Natzis? Se me antojó ciertamente parecido a lo que Corvinus hacía, salvando libros y legado de la casi extinta humanidad, de los dragones y su afán por destruir todo lo que tuviera un mínimo que ver con ellos–. Me gustaría mucho retomar nuestras charlas nocturnas. –terminé confesando, con una suave sonrisa y una ligera añoranza sonando en mi voz.

No obstante, el momento se vio lleno de diversión cuando él rió ante mi comentario del todo sincero. Y... sí, podía tener razón. Mi profesión me había hecho mejorar mis habilidades en cuanto a zalamería se trataba. Aún así, en esa ocasión, creí no pecar de ello. Entrecerré mi mirada al ver su guiño, fingiendo molestia, pero haciéndolo evidente, al apretar los labios, aún curvados por una pequeña sonrisa–. Y tú demasiado modesto para ser un dragón. –lo regañé con diversión. ¿No que los dragones eran seres dignos y orgullosos? La realidad no siempre coincidía con la expectativa.

En ese justo momento, llamaron. Con algo de resignación, me levanté de su regazo, para acercarme a la entrada, abrir la puerta y ver a la muchacha que Niall había mandado con lo pedido por el dragón–. Pasa. –le invité con gesto afable–. Deja la bandeja en esa mesa, Areia. –le pedí, señalándole la mesa más cercana a Corvinus. La chica, menuda, se acercó, dejó lo que llevaba e hizo una pequeña reverencia antes de volver sobre sus pasos y dedicarme una pequeña sonrisa ladeada antes de salir–. Gracias. –dije al despedirme para cerrar la puerta después. Acto seguido, me acerqué al dragón otra vez, aunque mi intención fue prepararle el plato de carne con un cazo, sacándolo de la olla. Lo acompañé con un poco de queso que también había partido–. Bueno, veo que no has perdido esa faceta tuya que te sumerge en tal concentración que se te olvida hasta lo más básico. –enuncié con suavidad antes de tenderle el plato–. Buen provecho. –añadí. Sólo cuando me aseguré que él comenzaba a comer, me tomé la libertad de tomar un pequeño trozo de queso y llevármelo a la boca. Tras un par de mordiscos pequeños, en comparación con ese hambre de Corvinus que se me hizo evidente, le hice saber que yo no tenía mucha hambre.

Spoiler:
Siento la tardanza, se me juntó unos días enferma y un viaje uwu




It's been a long while (Corvinus) O7S0OB4
Yanara
Yanara
Hybrid

Mensajes : 185

Volver arriba Ir abajo

It's been a long while (Corvinus) Empty Re: It's been a long while (Corvinus)

Mensaje por Corvinus el Sáb Mayo 04 2019, 18:54

Fué graciosa la manera en la que la joven Yanara se había encogido de hombros, de una manera casi.. ¿vulnerable? Por supuesto era que Corvinus era curioso, y se daba cuenta de esas pequeñas cosas, aunque siempre las achacaba a otras distintas. Era.. un singular detective que necesitaba aprender la manera en la que unir esas piezas pequeñas. Claro, que las palabras femeninas fueron un particular desencadenante para que él hiciese lo que iba a hacer. Tras dejar el algodón con el que la había estado curando, llevó sus manos hacia la cintura femenina, y con las mismas le empezó a hacer cosquillas. Era tonto decir que no conocía el cuerpo de Nara. Por supuesto que lo conocía, y bastante bien. Cada curva, cada recoveco, cada centímetro. Su memoria era bastante buena para esas cosas, y más para saber y recordar los puntos en los que ella se estremecía, los puntos en los que ella se erizaba y los puntos claros en los que sin quererlo ella conseguía jadear. En ese caso.. Él no estaba buscando eso. Buscaba una risa sincera, buscaba que ella se riese, y que ella no pensase en ese instante: ni en ninguno. Al menos, mientras que él, estaba presente.

- ¿Quieres saber lo que no suena del todo mal? - Sonrió de manera algo enigmática mientras que le estaba haciendo cosquillas. Pero, de nuevo, la respuesta era bastante sencilla. Era ella la respuesta. Su risa, esa naturalidad. Eso no sonaba para nada, mal. Al contrario, era algo que le gustaba bastante. Dado su posición, dada su.. cuna.. digamos que la gente, o al menos todos aquellos de la aristocracia, tendían a tratarle de la misma manera. Estaba cansado de máscaras y máscaras, como si todo fuese un eterno baile de ellas; baile en el que todo el mundo ocultaba su verdadera naturaleza y sobre todos, los verdaderos motivos que tenían para hacer las cosas.

Tras esas cosquillas, volvió a deslizar su mano por su muslo de manera terriblemente lenta; y es que era inevitable, ya que le gustaba la suavidad de su piel, y cómo a cada roce, se iba encrespando con sutilidad. Ladeó la cabeza un poco antes de negar. - Muchas veces, cuando estamos sumidos en la tristeza.. pena.. desesperación, tendemos a hacer las cosas de manera.. impulsiva, o visceral. Porque de hecho, no pensamos con claridad. Con ello...tendemos a cometer más errores de lo que nos gustaría, errores que al final terminan por pesarnos mucho. Lo sé. - Sonrió un instante con algo de tristeza en esa sonrisa, para después alzar su mano y darle un toquecito con el dedo, sobre la nariz femenina.

- Vamos, no digas eso. ¿Tu situación te limita demasiado a golpear donde más duele? ¿De verdad? - Sonrió como si supiese algo que ella no sabía, o quizás no se había dado cuenta. - Nara; los machos en general, somos bastante simples. Nos sentimos cegados por unas buenas curvas, unas palabras melosas, unas caricias en el sitio correcto y unos meneos de cadera muy convincentes. ¿Comprendes? Tu situación te permite perfectamente golpear donde quieres.. o necesitas, ya que un macho es débil, influenciable.. volátil.. cuando está... - Piensa las palabras de manera sencilla. - Con el estómago lleno, el cuerpo agotado de una buena mujer, y la cabeza nublada por el licor. - Sonrió de nuevo. Pues para él estaba tan claro como el agua del manantial. Ella podía utilizar sus encantos para manipular y jugar a ese juego tan sutil como divertido que era la seducción. Lo peor de todo, era cuando el dragón, cuando el mismo Corvinus se daba cuenta de eso. Y es que debía de ser realmente.. evidente.

- Quizás el problema era que te agarrabas solo a eso, a la desesperación. Los dragones, los machos en general, podemos ser realmente crueles cuando queremos.. Y cuando no, también. Pero nada nos supera en crueldad, en inventiva.. en imaginación.. que una hembra cuando está enfadada.. molesta.. o tiene rencor. Te aseguro que eso, es algo a temer, y quien diga lo contrario, miente. Jajajaja. - Corvinus se rió de manera divertida, pues era completamente cierto lo que estaba diciendo. ¡Miedo da una mujer enfadada! Miedo porque el golpe no te lo da en el momento, sino.. cuando más débil te encuentras. Saben encontrar el momento oportuno.. la circunstancia exacta. Sí.

Ladeó levemente la cabeza mientras que la observaba todavía con esos lentos y calmados roces sobre su muslo. De hecho la expresión femenina era terriblemente dulce, interesada como siempre en las historias que el dragón tenía que contar y también en sus mismas vivencias. Sonrió ligeramente al escucharla y asintió. - Bueno, ahora que estoy de vuelta, podemos retomarlas por supuesto y seguir charlando como antes. - Añadió antes de acomodarse mejor donde estaba sentado, de hecho todavía con ella en sus piernas sentada de esa manera cómoda. Le gustaba notarla así, quizás con esa cercanía que denotaba no solo confianza, sino también tranquilidad.

- ¿Demasiado modesto para ser un dragón? No te vayas a pensar cosas que no son. Hum. - Hinchó levemente los mofletes quizás simulando estar ofendido para después reirse de manera generosa y divertida. - En realidad no es que sea modesto, o no lo sea. Es una cosa que me da igual. Cada uno es como es, ¿cierto? La raza no es que tenga demasiado que ver, en ciertas cosas.. - Aunque tuvo que dejarlo y no pudo seguir hablando ya que en ese momento entraron en el interior de la habitación. Dejó que la otra chica dejase la bandeja junto a él. De manera algo.. orgullosa.. hizo un deje con la mano, como si con el indicase que le molestaba la presencia de esa mujer que acababa de entrar. Formaba parte del teatrillo. Tampoco quería que la joven Nara tuviese problemas debido a la.. condescendencia.. del dragón. Así que prefería dar a entender que realmente la estaba tratando mal.. Como un objeto y todas esas cosas.

- Hay taaantas cosas que se me olvidan. Y otras taaantas que no puedo quitarme de la cabeza.. Digamos que todo está bastante equilibrado. El problema está en que sí, que se me olvidan algunas cosas básicas. No me olvido de dormir porque literalmente me caigo sobre la mesa.. que si no... - Bromeó otra vez mientras que la miraba para después tomar ese plato que ella le había preparado. Tras agarrar el cubierto empezó a comer mientras que la observaba. Claro, ella no parecía tener hambre, pero él.. bueno, estaba famélico. Y ahí podía disfrutar de buena compañía.. Comida.. y daba también a entender a otros dragones que tenía ciertos instintos que saciar. Era mejor, que no ser considerado un monje célibe extraño.. rodeado de libros.. de palabras antiguas y de dibujos de posturas extrañas en libros que hablan de camas y de sutras. Sea lo que sea eso. ¿No?




It's been a long while (Corvinus) ScVy1ES
Un poder creciente..:

It's been a long while (Corvinus) Hab1It's been a long while (Corvinus) Hab2It's been a long while (Corvinus) Hab3
Corvinus
Corvinus
Dragon

Ocupación : Bibliotecario/Cronista/Galeno
Mensajes : 152

Volver arriba Ir abajo

It's been a long while (Corvinus) Empty Re: It's been a long while (Corvinus)

Mensaje por Yanara el Dom Mayo 05 2019, 17:35

Francamente y aunque podía decir que lo conocía, no me esperé que Corvinus llegara a hacerme cosquillas. Empecé a revolverme entre risas que pese a ser naturales, no podía controlarlas—. ¡Para! —exclamé buscando sus manos con las mías, intentando agarrarlas y quitármelas de encima, sin apenas fuerza por esas carcajadas que él me estaba provocando—. ¡Ay! —me quejé, sonando del todo divertida, sintiendo que me llegaba a faltar el aire en esa leve desesperación por librarme de mi captor y culpable de que riera sin control.

Ni siquiera llegaba a ser capaz de contestar a su pregunta lanzada, sintiéndome vulnerable de la forma más divertida aunque no me gustaba nada, todo fuera dicho. Por suerte para mí, el dragón detuvo, por fin, sus fuertes manos, a las que llegué a sujetarme para no caer rendida del esfuerzo. Había perdido mucha capacidad física desde que cambiara de oficio. Con un suspiro y una fingida mirada de advertencia, volví a acomodarme en su regazo, agradeciendo sentir ese calor característico del aristócrata de nuevo sobre mi pierna, que llegaba a estremecerme por momentos.

Mis ojos no perdieron detalle de sus gestos y respuesta, reconociendo que estaba totalmente de acuerdo con él. Por ello asentí. Las emociones y sentimientos eran clara influencia en nuestras decisiones. Para bien y para mal. Y, sobre todo, como él decía, en el peor de los casos, nos hacía cometer muchos errores. Sentí un deje nostálgico en su voz ante esos errores que él había cometido que le pesaban particularmente. Yo no era ninguna entrometida, y prefería que fueran los demás los que sintieran la libertad de expresarse y contarme lo que ellos quisieran antes de tener que preguntar yo. Y, aunque sabía que Corvinus confiaba en mí, prefería reconfortarle con una sentida y suave caricia de mi mano sobre su nuca. La inquietud se dibujó sobre mi semblante hasta que sentí ese toquecito esporádico sobre mi nariz. Él sabía cómo quitarle hierro a las conversaciones y hacer de una confesión profunda algo más liviano para aquellos que lo escuchaban. Pero, no por ello dejaba de sentirlo importante.

Terminé enarcando una de las cejas, cuando me reveló ese gran poder que las mujeres solíamos tener. Algo que no podía negar a estas alturas, habiendo aprendido el arte de la seducción. No obstante, no le había sacado gran partido, centrada y ansiosa por salir de aquel lugar. Algo que si bien seguía deseando, mi manera de abordarlo era completamente diferente. Mucho más tranquila. Era algo que se daría con el tiempo. Ahora lo sabía. Y, aún así, sonreí con picardía por lo que estaba diciendo—. Estás hablando demasiado... y revelándome uno de tus puntos débiles. —le advertí. No era algo que no supiese, pero también debía contar con que, gracias al lazo peculiar que nos unía, nunca podría aprovecharme de él—. ¿Estás seguro de querer darme tanto poder? —pregunté, no obstante, llegando a reír por lo bajo.

Una suave risa que terminó en un suspiro, antes de explicarme algo mejor—. Me refería a él en concreto. —al maldito dragón que me había metido en la Flor Azul—. Te recuerdo que por decirle que no esa única vez, acabé aquí. —gracias a un juicio con acusaciones falsas. Tenía que reconocer que se lo había montado bien, para salirse con la suya—. Aún busca que me entregue a él por voluntad propia. ¿Me ves capaz de acceder? —recordé, sintiendo que esa seducción y ventaja con la que contaba, no me servían en este caso particular—. Es la única victoria que me puedo permitir. —aunque él había llegado a forzarme, no había podido conseguir salirse con la suya por completo—. Porque, de tener libertad... podría hacer algo más. —mi parte más rabiosa lo hubiera ahogado, pateado, golpeado hasta la muerte pero era mi yo más realista la que me ataba en corto, concienciándome de que no era tan fácil. Y, ante ese comentario que le sonsacó la risa, poniendo a las dragonas como lo peor a lo que un macho podía enfrentarse, si llegaban a enfadarse, alcé el dedo índice, advirtiéndole—. Me gusta que tengas las cosas claras y hayas optado por ser dócil conmigo. —bromeé. Dócil no. Caballeroso, implicado, curioso y hasta cuidadoso. Eso había sido Corvinus conmigo. Un noray al que aferrarme a tierra incluso en la peor de las marejadas. Por ello, sonreí de nuevo y abiertamente, cuando accedió a retomar sus visitas y nuestras charlas—. Me encantará. —mis ojos brillaron levemente con una emoción infantil y centelleante ante la expectativa.

Reí por lo bajo, haciendo el ademán de pellizcar esos mofletes hinchados, en esa sucesión de divertidos comentarios que evidenciaban el cariño que nos profesábamos en la intimidad de aquella habitación—. Oh... ahora es cuando me dices que los dragones son completamente humildes y no una raza de orgullosos y dignos que muchas veces no tienen razón, ¿no? —enuncié abiertamente. Con Corvinus tenía esa libertad, ese margen, de poder hablar con claridad, sin florituras, tapujos o cinismos. No había otro dragón con quien pudiera hacer algo así.

Una vez servida la comida, me senté en otra de las sillas, dejándole comer con tranquilidad y algo de espacio. Llegué a servirle algo de bebida caliente, para que acompañara la comida cuando hiciera un inciso, antes de plantear una solución que se me hacía cómoda y lo libraba de andar pendiente de... desatender ciertas necesidades—. Quizás... podrías tener a alguien que te ayudara a no olvidarte de esas cosas básicas. —sugerí, ignorando que ya contaba con una peculiar humana pelirroja bajo su tutela—. Así podrías dedicarte a tus investigaciones al cien por cien sin dejar de comer, beber... ¿no crees?




It's been a long while (Corvinus) O7S0OB4
Yanara
Yanara
Hybrid

Mensajes : 185

Volver arriba Ir abajo

It's been a long while (Corvinus) Empty Re: It's been a long while (Corvinus)

Mensaje por Corvinus el Jue Jun 13 2019, 14:56

Sus dedos se movían de manera suave por el costado femenino sintiendo como ella, como si se tratase de una serpientilla, se iba retorciendo de una manera completamente graciosa y también completamente divertida. Se revolvía. También notó sus manos intentando sujetar, sin éxito, las manos masculinas.. Oh, vamos. ¿De verdad ella pensaba que iba a poder detenerle? La verdad era que por mucho que lo intentase, no lo iba a conseguir, a no ser que el mismo dragón fuese el que quisiese detenerse. Cosa que, al final, ocurrió. Apartó sus dedos de sus costados y entonces le guiñó su ojo para terminar por acomodarse mejor donde estaba.

Ella se acomodó sobre sus rodillas, en su regazo y por supuesto, Corvinus aprovechó el momento para deslizar la mano por su muslo: eso le gustaba, ¿por qué lo iba a negar? No podría. Esa suavidad de su piel tan sugerente, propia de la misma seda. Hablaba y decía mucho a su vez: Decía que se cuidaba, que se tomaba su tiempo para cuidar su cuerpo, su piel, eliminar cada ínfima imperfección para dejar tras de sí la sensualidad y suavidad. ¿Qué cremas se echaría en la piel? ¿Aceites? ¿Oleos perfumados? Siempre eso era algo que le fascinaba, pero también era cierto que le gustaba.

- ¿Eso crees? Peco siempre de hablar demasiado, aunque mis palabras pueden ser tomadas de una u otra manera. ¿Uno de mis puntos débiles? Tengo demasiados, pero sobre todo para aquellas personas que son capaces de.. verlos. No, en realidad te estoy diciendo algo que comparten todos los dragones. Ese ego.. ese orgullo.. Quizás es el punto débil de todos los dragones, porque está escrito en nuestra.. Esencia. Hasta yo, tengo.. bastante ego, pero referido en cierto aspecto en particular. Depende de tí, buscar.. el punto débil y dónde golpear. Pero.. una mujer es la idónea para eso, ¿no te parece? Perspicaces.. sagaces.. y también dispuestas a mucho para cosneguir su objetivo. Tan solo una persona que ha sufrido realmente tanto, puede saber qué es capaz de hacer para conseguir su objetivo. Es.. sugerente. - Sonrió ligeramente mientras que la miraba, todavía continuando con esos lentos roces de manera terriblemente suave. Sus dedos, iban dibujando figuras imposibles sobre la piel femenina, aún de hecho sin alejar la mirada de la suya.

Fué.. entretenido. Escuchó sus palabras como él solía hacer, y también como ella sabía que él hacía, pero por contra, Corvinus era algo más analítico y veía el poder que ella tenía, un poder del cual no parecía darse cuenta y a su vez, un poder que parecía resultar.. divertido, como inconmesurable a su vez.

- Verás.. El ego es fascinante. Luchamos para conseguir cosas que no podemos siempre tener. Y cuando las tenemos. Puf.. perdemos el interés en ellas. O, llegamos a atesorarlas tan fuerte, que terminamos por olvidarnos de ella. - Sonrió ligermaente para después continuar con esos lentos roces sobre su muslo otra vez antes de reirse un poco. - Vamos, ¿dócil? Ni que fuese una mascota. Creo que siempre soy.. terriblemente cuidadoso contigo. ¿No es así? Aunque hay veces que me pregunto por qué. ¿Por qué esa deferencia? Puede que sea que porque me estoy ablandando.. y ya no soy ese cruel.. sádico.. monstruoso dragón que hace 2000 años recibía ofrendas en beltane.. O puede que sea que echo de menos ciertas cosas.. En fin, considéralo charla sin sentido de alguien que tiene demasiado tiempo y ya no sabe qué dice, ¿mejor? Jajajaja. - La verdad era que Corvinus hablaba de esa manera misteriosa, en la que no se sabía realmente si lo que decía era cierto, o cuán ciertas eran sus palabras. Misterios, la vida estaba llena de misterios y él era un misterio tan complejo, como imposible de desentrañar.

- Ohms. Puede ser. Quizás necesito a alguien que esté cerca y se encargue de darme algún que otro golpe para recordarme que tengo que comer, cuándo tengo que hacerlo y cuándo tengo que parar. - Alzó levemente los hombros como respuesta a sus palabras, para después tomar algo más de esa comida. Sí, se le antojaba entretenido. Disfrutar de una buena comida.. en buena compañía.. con una agradable charla. Aunque más tentador sería si ella no llevase nada de ropa. ¿Pervertido? ¡En absoluto! Cual artista, disfrutaba de un hermoso cuadro, y un sensual lienzo, en el respirar y pulsar de cada latido.




It's been a long while (Corvinus) ScVy1ES
Un poder creciente..:

It's been a long while (Corvinus) Hab1It's been a long while (Corvinus) Hab2It's been a long while (Corvinus) Hab3
Corvinus
Corvinus
Dragon

Ocupación : Bibliotecario/Cronista/Galeno
Mensajes : 152

Volver arriba Ir abajo

It's been a long while (Corvinus) Empty Re: It's been a long while (Corvinus)

Mensaje por Yanara el Miér Jun 26 2019, 20:38

Si hacía una retrospectiva de esa relación entre Corvinus y yo, resultaba evidente la confianza con la que hablábamos y las libertades que él se tomaba para hacerme cosquillas. Sin duda, un comportamiento que ninguno de los dos tendríamos fuera de aquella estancia, con más gente presente. Claro que, tampoco tendríamos conversaciones tan transcendentales ni directas. ¿Hablar de puntos débiles? ¿De ese orgullo dracónico tan irritante y ridículo? ¿De aquel congénere suyo que había sido el causante de mi desgraciada rutina? No, casi podía decirse que eran temas totalmente prohibidos.

Quizás los dos representábamos un refugio en el que resguardarse temporalmente, para el otro.

La verdad, no sabía bien cómo definirlo. Y a pesar de sentirme tan segura con aquel aristócrata, no negaría que había echado en falta esos momentos compartidos. Escuché su respuesta, sin escatimar en brevedad como yo en gusto, sin perder la sonrisa y ese estremecimiento que erizaba el vello de mis piernas, por sus roces—. Y... llamativo, me parece.—añadí—. Una hembra que no se deje doblegar, plante cara a cualquier varón... y lleve las de ganar, siempre capta más atención que una mujer dócil y complaciente. —por lo que había podido ver, analizar y vivir en ese cuarto agenciado a mi persona en aquel local, los hombres se divertían más con las mujeres con carácter—. Os gustan ese tipo de retos... —enarqué una de mis cejas, con una sonrisa socarrona—. ¿No?—pregunté con cierta retórica.

Efectivamente, Corvinus tenía razón. Los dragones se volvían del todo ambiciosos cuando se encontraban con algo que no podían obtener con facilidad. Y en el mismo momento en el que lo conseguían, perdían el interés. Claro que, cuando ese hecho se extrapolaba a lo que aquel dragón no había podido obtener, yo me negaba a dejarme hacer o complacerlo de buen grado. Me negaba a doblegarme ante la posibilidad de que él perdiera el interés después. Porque, ¿qué pasaba si no lo hacía? Él habría conseguido lo que quería y mi situación no cambiaría.
Y me negaba a dejar que justamente eso pasara.

Podía pasarme las horas fácilmente escuchando a aquel dragón y su retórica. Era fascinante como mantenía mi interés en la conversación. Y hasta extraño, cuando me percataba de ello. Sonreí ampliamente cuando él mismo puso en palabras aquello que yo ya pensaba. No obstante, fruncí un poco el ceño, ante esa pregunta propia, de la cuál no tenía modo de saber la respuesta. ¿Por qué me trataba tan bien?— Si hay alguien aquí capaz de contestar esa pregunta, eres tú. —elevé sutilmente uno de los hombros, después de reír suavemente por su ocurrencia que le otorgaba más misterio a su persona—. Y ya que has despertado también mi curiosidad... ¿intentarías contestarla? —inquirí, en ese desafío tácito e inocente que no tenía más intención que saciar mi interés repentino.

Cuando la conversación derivó en esa compañía que al dragón le hacía falta, para que no se perdiera comidas u horas de sueño, yo me incorporé de mi asiento—. Lamento no poder ayudarte en eso, al estar tan... limitada. —murmuré caminando con pasos lentos hasta colocarme a su espalda. Había dejado que mi mano izquierda acariciase y ascendiese por su fuerte brazo, en el proceso. A juego, terminé posando mi mano derecha en su otro hombro, para comenzar unas caricias con mis finos dedos y algo de presión, por aquellos músculos marcados de su cuello y parte de su espalda, para su deleite—. Bueno, ¿qué te pareció la comida? —pregunté, con viva curiosidad. Teniendo hambre, seguramente no pondría objeción alguna, pero nunca estaba de más saberlo. Corvinus se conformaba con más cosas de las que él llegaría a admitir—. Eres persona importante aquí. —sonreí de lado antes de inclinar mi cabeza, para dejarla a la altura de su oído—. ¿Se esmeraron lo suficiente o tengo que desplegar mi encanto y buenas artes para ahorrarles el mal rato? —pregunté finalmente, con una risa sutil, divertida.




It's been a long while (Corvinus) O7S0OB4
Yanara
Yanara
Hybrid

Mensajes : 185

Volver arriba Ir abajo

It's been a long while (Corvinus) Empty Re: It's been a long while (Corvinus)

Mensaje por Corvinus el Vie Jul 12 2019, 21:44

Corvinus quería precisamente que la joven señorita Yanara pensase. Sabía que ella era más lista de lo que parecía, simplemente necesitaba ser conducida en la dirección adecuada. Un empujoncito. Y era reconfortante ver como ella, con esa mirada tan sagaz que tenía parecía darse cuenta de las cosas, en el justo momento.

También era particular la manera en la que el vello femenino se erizaba cuando iba deslizando su mano; sin prisa en ese lento y cadencioso ascenso. De esa manera buscaba estimularla: su mente.. sus reacciones.. Absolutamente todo. Ladeó ligeramente la cabeza y curvó sus labios en una sonrisa divertida. - Bueno, recuerda que siempre atrae más aquello que resulta inalcanzable. Eso incluye, una hembra. El reto.. el desafío. Los dragones.. o mejor dicho, los machos en general somos así. Nos atraen esas cosas, la complicación. Del mismo modo que a las hembras, por norma general, les atraen los "tipos malos" porque creen que pueden cambiarlos, o porque junto a ellas se vuelven menos malos. Quién sabe, jajaja. - Sonrió ligeramente mientras que la miraba de soslayo antes de alzar un poco los hombros.

- Por eso mismo te comento que, en realidad tú tienes más poder del que.. crees. Por algo tan sencillo. Ya no solo por ser inteligente.. Eso, es otro tema. Terriblemente fascinante. Las hembras y su inteligencia, que supera por mucho a la de los machos. ¡Aaahh! Podría escribir un libro de ello tan grande como una torre, y no podría llegar a expresar ni la mitad de la fascinación que despierta pero.. Eso es otro tema, esa es otra historia, y ahora, puede resultar un poco aburrida. - Añadió de nuevo de manera terriblemente calmada, quizás sintiéndose en ese instante un poco ¿viejo? era inevitable. - Señorita.. reconozco que sabes jugar bien tus cartas, jajajaja. Serías buena compañera de juegos. Pero, hay cosas que no puedo decir, del mismo modo que hay cosas que tienes que descubrir por tí misma. ¿Qué gracia hay si nos dan todo hecho? nos privaríamos de lo más importante: crecer, andar, evolucionar, ser nosotros. - Alzó su mano para tomarle levemente de la barbilla dejando un suave roce en la misma antes de dejar que ella se alejase un poco de él.

- No te preocupes. Las cosas son como son y vienen como vienen. De todas maneras ya sabes que disfruto de nuestras charlas, son bastante estimulantes. Esclarecedoras, y también muy.. significativas. - Sonrió otra vez mientras que la miraba de soslayo, siguiendo cada paso que ella daba para después entrecerrar un poco sus ojos, sintiendo esas caricias que ella le daba.

- Abuntante, demasiado elaborada para mi gusto, aunque estaba bastante buena. Gracias. - Aunque no tenía necesidad de dar las gracias, siempera era algo que salía solo. Terminó por cerrar los ojos cuando escuchó su voz, cuando sintió su aliento en su oído, y entonces curvó sus labios en una sonrisa. - Soy un dragón. Como piedras, carne cruda. Cualquier cosa elaborada, siempre va a estar deliciosa. Aunque.. Por supuesto que podría haber estado mejor. Quién sabe. Quizás con un.. postre.. a la altura. - Movió su mano hacia atrás, para deslizar ésta por el muslo de ella de nuevo, arañando sutilmente su piel, para buscar esos puntos de presión que hiciesen que una descarga recorriese el cuerpo de ella por completo.




It's been a long while (Corvinus) ScVy1ES
Un poder creciente..:

It's been a long while (Corvinus) Hab1It's been a long while (Corvinus) Hab2It's been a long while (Corvinus) Hab3
Corvinus
Corvinus
Dragon

Ocupación : Bibliotecario/Cronista/Galeno
Mensajes : 152

Volver arriba Ir abajo

It's been a long while (Corvinus) Empty Re: It's been a long while (Corvinus)

Mensaje por Yanara el Vie Jul 26 2019, 17:22

No negaría que había echado demasiado, quizás, en falta aquellas visitas de aquel aristócrata. Su particular forma de conversar, de profundizar en cada tema, suponían todo un reto mental. Principalmente, porque era el único de sus congéneres que no pagaba para que yo me abriera de piernas y le dejara hacer. Corvinus había tenido el detalle de querer conocerme y, sin pretenderlo, había logrado estimular mi aguante, mi cordura, y ayudarme a no sucumbir a la situación que había prevalecido durante tantos años.

Sin embargo, no podía negar lo evidente. Esa atracción tan diferente que se sentía entre nosotros, terminó precipitándonos al lecho en su momento. Lo bueno era que, no por eso, aquel dragón había llegado a cambiar su actitud para conmigo. Aquellas visitas suyas habían llegado a faltarme en el desgaste de tantos meses, que me habían llevado a querer cometer lo que Keith finalmente evitó. Y todo había sido diferente desde entonces.

Hice sonar un murmullo en mi garganta ante sus palabras—. Podría ser. —sentencié, a sabiendas que tenía razón. Toda hembra que plantease un desafío mínimo para cualquier dragón, ya entraba dentro de su ambición, como si fuéramos meros objetos o trofeos por esa escala de poder que iban cubriendo ellos al poseernos—. Depende también del carácter de la hembra, desde luego. —insistí, a pesar de que Corvinus ya había mencionado a esas mujeres que resultaban mínimamente complicadas a ojos de un dragón.

Dejé que hablara una vez más, divagando un poco más sobre aquel tema que parecía asombrarlo sobremanera, sintiéndome curiosa por todo aquello que no contaba, alegando falta de tiempo. Una excusa que me hizo sonreír hasta reír con suavidad. Resultaba irónico que dijera algo así, teniendo aún todas esas horas de la noche por delante, conmigo—. Bueno, noche a noche, no me importaría escuchar esa fascinación tuya que tiene difícil medida. —le garanticé. Así me aseguraba el estar entretenida escuchándolo. Porque bajando hasta los niveles más instintivos y animales, no podía negar que aquella voz grave, esos penetrantes ojos y la manera que tenía de mirarme, me hacían estar predispuesta a todo lo que a él se le antojara hacer.
Internamente, no era algo que me gustase, pues apreciaba la libertad que él me daba en la intimidad de aquella estancia.
Simplemente era algo que no podía controlar.

Sonreí abiertamente, ya después de aquella cena, por ese halago a nuestras conversaciones. No era algo que me llegara a sorprender, porque yo también las consideraba ciertamente adictivas.

Cuando me levanté, caminando hasta posicionarme tras él, sentí que recibía con gusto ese pequeño masaje que tenía más intención de agradarlo que de liberar la tensión que pudieran tener aquellos marcados músculos—. Hmmm... —emití al sentir su mano cálida por mi muslo otra vez, provocándome ese estremecimiento buscado, que ya había conseguido antes cuando había estado sentada en su regazo—. Quizás debas aclararme un poco mejor qué tipo de postre querrías. —susurré, sin alzar la voz, con una sonrisa pícara que reflejaba la travesura en mi voz, mientras deslizaba mis finos dedos de la mano derecha hasta su cuello y ascendía con ellos, hasta ocultarlos parcialmente entre su cabello.




It's been a long while (Corvinus) O7S0OB4
Yanara
Yanara
Hybrid

Mensajes : 185

Volver arriba Ir abajo

It's been a long while (Corvinus) Empty Re: It's been a long while (Corvinus)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.