Reign of Fire
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Novedades

- (30/05) Aviso Importante

- (18/05) Ya podéis pedir Los Dracs de Mayo

- (28/03) ¡Cumplimos 6 años online!

- (29/01) ¡Empezamos a publicitar por Tumblr!

- (18/01) Debéis hacer el nuevo Registro único

- (15/01) ¡La minitrama Ash Blessing ha empezado!

- (17/11) Revisad bien la normativa de las búsquedas, pues hemos añadido una nueva norma.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» Spirit Soul | Cambio de botón
From wood we were born (Hades) EmptyMiér Jun 10 2020, 09:24 por Invitado

» El ultimo Post
From wood we were born (Hades) EmptyMar Jun 02 2020, 15:19 por Selene Warren

» One Piece War [Afiliación Elite]
From wood we were born (Hades) EmptyDom Mayo 31 2020, 07:56 por Invitado

» En el bosque todo es más interesante || Luka
From wood we were born (Hades) EmptySáb Mayo 30 2020, 03:51 por Inaya

» Noche de guardia (Luka Schubert)
From wood we were born (Hades) EmptyJue Mayo 28 2020, 22:40 por Luka Schubert

» Una gran familia (Tamar y Anzu)
From wood we were born (Hades) EmptyJue Mayo 28 2020, 22:25 por Anzu

» Búsqueda romántica para un granjero (0/1)
From wood we were born (Hades) EmptyJue Mayo 28 2020, 12:16 por Luka Schubert

» El taller de las hermanas Balaur
From wood we were born (Hades) EmptyJue Mayo 28 2020, 04:55 por Daval

» You are finally here [Daval]
From wood we were born (Hades) EmptyJue Mayo 28 2020, 03:54 por Reeva

» El auspicio de la catástrofe [FB] (Oswin)
From wood we were born (Hades) EmptyMiér Mayo 27 2020, 15:26 por Oswin

Staff
Trystan
Admin
Selene
Admin
Faora
Admin
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
From wood we were born (Hades) G2TiwGkZ_o

06/06

Directorios y Recursos

08/10

Afiliados Élite

Limpieza 13/04


Time Of Heroes  photo untitled45.png
From wood we were born (Hades) V5tDusV Expectro Patronum
Crear foro
boton-aff
40/40


From wood we were born (Hades)

Ir abajo

From wood we were born (Hades) Empty From wood we were born (Hades)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 04 2018, 11:32

Las gotas de lluvia caían rítmicamente, en una sinfonía tan delicada como devastadora. Aquella humedad era inusual para la época de sequía en la que se encontraban, mas la lucha en los altares elementales estaba teniendo sus consecuencias. No sólo las nubes lloraban. La tierra se quejaba en repetitivos temblores, sacudiéndose y creando inquietud en la mente de los lugareños. Los barcos no podían salir a pescar a altamar, la marina estaba imposibilitada a practicar en el agua salada y los comerciantes debían de buscar rutas terrestes.

La resistente era testigo de aquellos nuevos cambios que ocurrían en Talos y cercanías. Ella había luchado en el altar del aire y este no había sido sellado. El Anciano le había obsequiado con una medalla. A ella y a todos los que lucharon y ganaron en los altares. El fuego y el aire habían sido salvados. Y aún así, su alma aún estaba destrozada por la vil traición perpetrada. Su corazón convertido en cenizas todavía dolía en su pecho. Su bestia interior estaba desatada clamando por venganza y su mente descansaba en las tinieblas.

Trabajaba, sin embargo, sin descanso. Ampliaba sus tratos en busca de mayores beneficios y recursos para ambas partes, compartía los alimentos con los menos favorecidos para evitar las consecuencias de una posible nueva hambruna, servía de contacto al Gremio y salía a cazar para la resistencia. Aquellas tareas la distraían y la centraban, alejándola momentáneamente de su faceta autodestructiva.

No sólo el deber ocupaba su tiempo. El pequeño que había adoptado y la niña que Branagh había encontrado en el bosque también la distraían en cuanto regresaba a la cabaña del instructor. Su amigo la había llevado allí para frustrar sus intentos de suicidio, después de que se tirase del acantilado, y cuidarla. Poco a poco había logrado que venciese la tentación de una hoja afilada o la ingesta de hierbas tóxicas. Pero aún el dolor y el sufrimiento eran tan intensos que quedaba mucho por recomponer.

Ahora ya le permitían salir sola, confiando en que su instinto de preservación prevaleciese. Vestía completamente de negro. Botas altas, pantalones ceñidos, una camisa y una capa con capucha eran su atuendo. Sus largos cabellos oscuros estaban recogidos en una trenza que caía por delante del hombro izquierdo, cubierta en su mayoría por la capucha de la que se desprendían gotas de agua. En una mano llevaba su arco y el carcaj colgaba a su espalda.

Detuvo un momento sus majestuosos pasos, impropios de una humana, al descubrir a su guardián frente a ella, a unos pasos. El lobo de grisáceo y espeso manto la esperaba. Sus intensos ojos azules buscaron los claros irises de la mujer, en ese momento tan zarcos como la bóveda celeste en un día despejado. Y reanudó el trayecto, uniéndose a él.
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

From wood we were born (Hades) Empty Re: From wood we were born (Hades)

Mensaje por Invitado el Mar Jun 05 2018, 11:52

Había conseguido una nueva ama, Nimue, quien me había comprado hacia relativamente poco en el mercado de esclavos y lo había hecho por mi faceta de leñador y no por mi otra faceta de la cual no le había ni nombrado. No quería que nadie supiera quien era y mucho menos que hacía con mi otro amo, si podía aquello sería un secreto que me llevaría a la tumba conmigo sin dudarlo un momento. Estaba arto de ser reconocido o simplemente alagado por los combates que había llevado acabo en el pasado por pura supervivencia; yo no era un luchador, un guerrero, era un simple leñador que lo único que quería era una vida tranquila sin tener que mancharse las manos con sangre.

Por el momento mi nueva ama no me obligaba a luchar, ni si quiera me había tratado mal, por ahora, pero era pronto para relajarse y confiar plenamente en que me había tocado una ama de las que escuchaba hablar a veces, que eran buenas con sus esclavos y solo les intentaban dar comodidades si cumplían las simples tareas que esta les encomendara. Todo eso a mi me sonaba a cuento de hadas; cualquier amo era malvado sino ¿por qué tenían esclavos? La bondad no existía en aquel mundo para los esclavos, eramos meros peones, piezas indispensables que no servían para nada salvo para satisfacer alguna necesidad retorcida del amo que los poseía.

La cosa es que yo podría haber sido libre... si libre, y se que muchos que me escucharan dirían ¿que por que me quejo de algo cuando podría haber sido libre y haberme olvidado de la esclavitud para siempre? La explicación es que llevo toda mi vida como esclavo y de repente verme libre no hizo sino ponerme peor. No me acostumbraba al no tener alguien que me dijera que hacer, que me diera ordenes. Yo me sentía perdido, abandonado, sin saber quien era. Quien nace esclavo muere esclavo en la gran mayoría de casos y se podría decir que en mi caso era así, yo no valía para vivir en libertad, los años me habían hecho así por lo que tenía que seguir aguantando la esclavitud aunque no me gustase.

Aquel día, donde las gotas de lluvia cubrían todo con una fina capa de agua, donde el cuelo mostraba un gris de tristeza y las calles de Talos se veían completamente vacías de gente yo me dirigía hacia el único lugar donde me gustaba estar mas que en ninguna otra parte... el bosque. Mis maltrechas botas chapoteaban con el agua que se centraba en algunos puntos del suelo, el hacha que portaba en mi mano goteaba pequeñas gotas de agua, mi cabello quedaba completamente empapado como mis ropas de color marrón oscuro. La lluvia nunca había sido un impedimento para mi y aquel día tampoco lo iba a ser por lo que iría al bosque a talar madera para mi ama como debía hacer desde que esta me compro.

Muchos soldados que habían patrullando la ciudad se me quedaban mirando cuando pasaba por donde ellos patrullaban pero yo ni caso les hacía meramente seguía caminando hasta que finalmente salí de la ciudad para ponerme camino hacia el bosque. Una vez fuera podía ver a las personas que realmente lo pasaban mal y debían afrontar las cosas como mejor podían. Los campesinos pese a al mal tiempo que hacía aquel día estaban cuidando de sus cultivos, cuidando de sus ganados, asegurándose que tendrían algo al día siguiente para poder seguir viviendo y no morirse de hambre. Aquellas personas eran las que realmente vivían siempre al limite de la extinción y no los esclavos como muchos pensaban.

Pase las granjas y las zonas de cultivo para finalmente llegar al bosque y sin dudarlo adentrarme en este para is hacer lo que mi ama esperaba de mi, recoger madera. Podía escuchar los animales que habitaban el bosque moverse por allí, el sonido de las gotas de lluvia golpeando las hojas de los diferentes árboles que me rodeaban. Camine durante unos minutos hasta que me detuve frente a un árbol de un tamaño de tronco mediano y sin mas empuñando el hacha con ambas manos descargue el primer golpe contra este. Sabía que allí nadie me molestaría y que podría hacer aquello que me gustaba de la forma que mas me gustaba, en completa tranquilidad, centrado en mis pensamientos y sin importarme que la lluvia siguiera cayendo contra mi cuerpo.
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

From wood we were born (Hades) Empty Re: From wood we were born (Hades)

Mensaje por Invitado el Jue Jun 07 2018, 10:37

Con pasos tan majestuosos como los de un felino y la costumbre de quien pasa demasiado tiempo en la frondosidad del bosque, continuó su trayecto hacia un árbol familiar. Uno ya anciano, cuyas ramas había vivido mucho y grandes historias podían contar. En un hueco del endurecido y rugoso tronco, junto a las retorcidas raíces, estaba aquel arco y el carcaj con flechas que ella misma había fabricado hacía varios años. Cuando aún era esclava de su primera ama y mantenía un optimismo difícil de ignorar.

Su segundo paso por la esclavitud, todavía reciente y de sólo dos meses de duración, había sido aún más duro. Había estado rodeada por personas que la habían ayudado y aquel lobo le había indicado aquel hueco. Había redescubierto su habilidad como arquera y cazadora, durante un encuentro con un desafiado en medio del bosque. Yasha había estado tan amnésico como ella. ¿Qué habría sido de él? Lo último que había sabido era por boca de Nyssa, quien le había relatado la intervención decisiva de Yasha para informar de dónde podían encontrarla y facilitar su rescate. A él también le debía su vida.

Unos sonidos sordos que sucedían al clamor del metal llamaron su atención al girarse. Le hizo un gesto a su guardián, dispuesta a aproximarse y descubrir de qué se trataba. Con el rumbo cambiado, se dirigió al origen de la rítmica melodía. Y, una vez estuvo lo suficientemente cerca, desvió con la mano unas frondosas ramas de la maleza para observar a un hombre joven con un hacha. Un leñador, a juzgar por su actividad.

Salió de entre los verdosos arbustos, con el sigilo de un depredador. Parte de un leño saltó de repente hacia ella, cuando la afilada hoja lo partió. La cazadora adelantó una mano. Sus ojos adquirieron un brillo dorado y sus cabellos se volvieron áureos. Una ráfaga de aire golpeó al leño y, con un movimiento de su brazo, lo dirigió lejos de ambos humanos. La madera cayó sobre las briznas de hierba, aplastándolas bajo su peso. Y el aire regresó a su tranquilidad, como volvieron a ser oscuros sus espesos y sedosos mechones. Fue entonces cuando sus claros irises cambiantes, en ese momento de un intenso tono esmeralda, se posaron en la figura ajena-. ¿Soléis tener tanta energía siempre? -inquirió. No hubo reproche alguno en su voz, sólo fue una forma de romper el hielo. Después de todo, era ella quien lo había interrumpido en su trabajo.
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

From wood we were born (Hades) Empty Re: From wood we were born (Hades)

Mensaje por Invitado el Jue Jun 07 2018, 11:54

La lluvia siempre había sido pacificadora de mis malos pensamientos, de mis sufrimientos mas internos y de mis temores mas extremos. Para mi la lluvia tenía una milagrosa capacidad de llevarse lejos de mi mente todas las posibles cosas malas que pudieran pasarseme por la cabeza era por eso que me gustaba tanto estar bajo la lluvia siempre que podía. Incluso en los combates que había tenido que realizar en el pasado, cuando llovía me sentía completamente en paz conmigo mismo y mis movimientos llegaban a ser mucho mas fluidos que de costumbre, todo porque era capaz de dejar mi mente completamente en blanco y moverme por puro instinto.

Por suerte aquel día no requería de ninguna pelea pues mi nueva ama no deseaba que peleara, al menos de momento, pues poco tiempo llevaba con ella para saber exactamente que esperaba mi señora de mi; pero al menos por el momento solo requería de mis servicios de leñador y aquello era algo que realmente me agradaba hacer y me daba muchas mas energías de las que me podía dar la lluvia en un combate. Cierto era que aquel día llovía y que por lo tanto ir al bosque sería arto complicado pero a mi poco me importaba la lluvia o como pudiera estar el terreno que pisaran mis maltrechas botas, tenía un deber y debía cumplir como se esperaba de mi en todo momento.

Hacha en mano salí de la ciudad de Talos, pase las granjas donde los pobres granjeros trabajaban sin descanso en sus cultivos para tener que comer el día de mañana, hasta que finalmente me interne en el frondoso bosque. No me habían pedido un tipo de madera en especifico pero sabiendo a que se dedicaba mi nueva ama sabía perfectamente que tendría que buscarle maderas que fueran fáciles de moldear y sobre todo resistentes al ser sometidas a tensiones elevadas. No podía llevarle a mi ama una madera que a la mínima partiera y con la que no pudiera trabajar, aunque aun no confiara en ella yo era su esclavo y por lo tanto debía de cumplir con mis deberes de buena forma siempre que ella lo requiriese y así lo iba a hacer yo.

Había un árbol de buena madera al que le había echado el ojo alguna vez que otra y al cual no le había acercado el hacha en ningún momento pero aquel día de lluvia, un poco de viento y tranquilidad era el momento en que aquel árbol y yo tuviéramos nuestro encuentro como leñador y árbol. Así pues tras caminar unos minutos me encontré con aquel árbol de tamaño medio y me coloqué justamente delante de él mirándolo fijamente. Tras unos segundos meditando un par de cosas alce mi hacha por encima de mi cabeza, notando su mango de madera contra mis manos que lo aferraban con fuerza hasta que finalmente el primer golpe fue lanzado contra el tronco del árbol.

Los golpes empezaron a ser consecutivos haciendo que diferentes astillas de madera, de diferentes tamaños saltaran hacia diferentes zonas que rodeaban donde yo me encontraba trabajando. Como era costumbre en mi, mi mente ya empezaba a sumergirse en los pensamientos en los que de normal me gustaba centrarme cuando estaba en mi mas perfecta soledad. Uno de esos pensamientos iba referido a mi hermana menor; ahora que tenía nueva ama y un nuevo lugar donde vivir debía de hacer méritos para que mi nueva ama me dejara salir en su búsqueda pues, esperaba poder encontrarla en el templo y así poder contarle quien era ella, quien eran sus padres y quien era yo realmente.

Recordaba un día en el que fui a visitarla al templo después de una larga jornada de peleas donde estaba exhausto, herido y medio inconsciente; y que por una casualidad del destino fue ella quien decidió en atender mi maltrecho cuerpo y atender cada una de las heridas que tenía. Aquel día me sentí tentado a contarle toda la verdad, a abrazarla fuertemente y decirle que no estaba sola en el mundo pero no podía la promesa que les había hecho a nuestros padres en aquellos momentos era mas pesada que mis puros sentimientos, lo único que esperaba de todo aquello era que ella siguiera estando bien y que no le faltara de nada.

Fue de repente, cuando un trozo de madera de un tamaño considerable, salto por encima de mi hombro dirigiéndose a mi espalda cuando note algo raro en el viento pero no fue hasta unos momentos después, cuando escuché la voz de una fémina que me di cuenta que no estaba en absoluto solo en aquel momento. Con total tranquilidad me di la vuelta para clavar mis ojos de color marrón en la figura encapuchada de la fémina que tenía justo delante mía acompañada de un magnifico lobo en la que ambos estaban observándome detenidamente mientras yo les sujetaba la mirada con tranquilidad y seriedad.

Aquella fémina me había formulado una pregunta y aunque la veía armada con un arco sabía que no estaba allí para usarlo contra mi sino no me hubiera hablado cuando me tenía de espaldas y a su completa merced. -Siempre mi señora.- Respondí a su pregunta con naturalidad sin apartar mis orbes marrones de ella. -Un leñador siempre debe estar enérgico para poder cumplir con sus tareas sino no podría ocuparse al trabajo de cortar madera mi señora.- Siempre me habían enseñado a ser respetuoso con la gente aunque no la conociera de nada por eso le hablaba de señora aunque se veía que era una persona joven. -¿Vos que hacéis en este bosque? ¿cazar?- Deducía que así era por el arco que ella portaba y por el sigilo que había mostrado al acercarse a mi por mi espalda sin que yo escuchara sus pasos contra la hierba mojada que nos rodeaba.
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

From wood we were born (Hades) Empty Re: From wood we were born (Hades)

Mensaje por Invitado el Vie Jun 08 2018, 11:04

Observó al joven varón desde la distancia, con una presencia enigmática y que casi parecía de otro mundo. Las puntas de sus dedos se deslizaban por el espeso y sedoso pelaje grisáceo del lobo que la acompañaba. Como si de una acostumbrada y familiar caricia se tratase. Del dorso de sus finas y alargadas falanges femeninas se deslizaban gotas de lluvia, creando una húmeda película en su piel. Siempre era enérgico. Su hacha entraba en contacto con cada leño, su afilada hoja penetraba en la madera y lo cortaba a la mitad con una fuerza y decisión que no muchos llegaban a poseer.

Mas ahora, aquella melodía de contundentes golpes rítmicos había cesado. En su lugar, el sonido de la lluvia caer era más evidente-. Sin duda alguna, un trabajo que requiere fuerza y destreza. No hay necesidad de que me llaméis señora, no merezco tal tratamiento -respondió, con una voz ligeramente grave y femenina, agradable al oído. Tenía un deje innato de sensualidad en el timbre, en la forma de pronunciar y entonar las palabras. Uno del que ni siquiera parecía ser consciente y que resultaba cautivador a la hora de hablar.

 Pero había algo más en aquella voz. Dolor. Uno que nacía de lo más profundo de su alma y que no podía ocultar. Se reflejaba en sus pupilas, en aquellos grandes y expresivos irises de cambiante color que eran las ventanas en su alma. Y sus labios bailaban al compás de su mirada-. Así es, soy cazadora -declaró, sin mentirle ni ocultárselo. Ladeó ligeramente la cabeza, mientras la lluvia caía sobre la capucha de su oscura capa-. Vuestra forma de hablar dista de la de un humano común. ¿Dónde la aprendisteis? -se interesó, usando ella misma vocabulario inusual para su raza.

La mayoría de los humanos poseían un vocabulario escaso con palabras comunes y no cultas. No saber escribir ni leer era algo extendido. Y los que sabían, un buen porcentaje lo hacía mal y con serias dificultades. Muy pocos eran los afortunados que eran versados en el lenguaje oral y en el escrito, enseñados por los dragones mismos.
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

From wood we were born (Hades) Empty Re: From wood we were born (Hades)

Mensaje por Invitado el Vie Jun 15 2018, 15:46

El sonido rítmico de la lluvia caer contra le follaje del frondoso bosque donde me encontraba de una manera un tanto inusual pero aun así yo seguía firme en mi sitio, empuñando mi hacha para golpear con fuerza el tronco que delante de mis ojos quedaba sin importar lo mojado que estaba o las gotas de agua que caían desde la punta de mi nariz al suelo o de la misma hoja de mi hacha cuando esta quedaba quieta y no atacaba el tronco del árbol el cual intentaba derribar para poder conseguir los tocones que aquel mismo árbol podría darme si me esforzaba adecuadamente.

La lluvia podía ser molesta para la gran mayoría de personas pero para mi no lo era, me gustaba la lluvia y me gustaba sentir las gotas de agua caer contra mi piel y crear una fina película de agua sobre todo mi cuerpo. Era una manera de relajarme, una de pocas, y si además la sumaba a mi trabajo como leñador podía decir que mi labor era mucho mas productiva de lo normal pues me centraba mucho mas en lo que debía hacer que cualquier otro día por eso mis golpes eran tan enérgicos y precisos a cada movimiento de mis brazos que alzaban la hacha sobre mi cabeza para cada golpe.

Era mas que normal encontrarse con cazadores en el bosque, no era la primera vez que me encontraba con uno, pero si era la primera vez que me encontraba con una cazadora que iba acompañada por un majestuoso lobo al cual acariciaba como se de un felino se tratase en vez de querer cazarlo. Aquello me resultaba extraño pero al igual que habían domadores de leones y conseguían que estos los obedecieran dentro de lo que cabía ¿por qué no se podría aplicar aquello mismo a los lobos salvajes? Yo era de los que pensaba que todos los animales podían vivir junto a las personas si sabías como tratarlos exactamente.

La fémina que tenía justo delante poseía una voz bastante hermosa pero estaba cargada de un dolor que estaba seguro que pocos serían capaces de captar sino estaban bien atentos aun así no era asunto el porque aquella mujer podría estar afligida y estaba seguro que hablar de ello tampoco sería de su agrado así que me limite a quedarme allí quieto observándola mientras ella me hablaba. Decía que no debía llamarla señora que no merecía ese trato ¿entonces pues como debía llamarla? Mi costumbre era llamar a las personas por encima de mi por señor o señora dependiendo de si eran hombres o mujeres.

Tenía bastante claro que aquella fémina era cazadora y ella me lo había confirmado del todo con sus palabras, después de un breve silencio llego una pregunta por parte de la mujer que me hizo mirar un momento a un lado y luego volver a clavar mi mirada en ella mientras las gotas de lluvia seguían resbalando por mi rostro. -Fue un antiguo amo que tuve el que me enseño a hablar con tal respeto a las personas señora.- Cuando volví a decir lo de señora negué levemente con la cabeza. -Disculpadme me habéis dicho que no os diga señora pues no merecéis ese nombramiento entonces... ¿como debería nombraros?- Deje un momento de silencio antes de presentarme yo mismo pues aun no me había presentado. -Mi nombre es Hades un placer conoceros.- Dije con total respeto y educación.
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

From wood we were born (Hades) Empty Re: From wood we were born (Hades)

Mensaje por Invitado el Mar Jun 19 2018, 22:37

Aquel humano también hablaba demasiado bien para su raza. La curiosidad hizo mella en la resistente, de cuyos carnosos y rojizos labios brotó una pregunta. La evidencia de otra historia similar llegó a ella con la respuesta que el varón pronunció. Había sido esclavo. O seguía siéndolo-. Debo deciros entonces que a mí también me enseñó una antigua ama -declaró la morena, poniendo de manifiesto parte de aquel pasado que compartían.

Señora no era un buen nombramiento para ella, pues aún era joven y no estaba casada. Y quizá nunca lo estaría, dado lo selectiva que era, que sólo había tenido una pareja en toda su vida y que ahora desconfiaba de las palabras bonitas y promesas vacías-. Me podéis llamar por mi nombre. Moira Isolde O'Brien. O quizá por mi apodo, El Fénix. Lo dejo a vuestra elección -contestó en un susurro, permitiéndole acortarlo como gustase. Rechazaba así el número impuesto como esclava por parte de Lady Morgana, Trece. En su mente revoloteó el apodo de White, dado por Daphne hacía un par de meses. Parecía que había pasado una eternidad desde que jugasen con el nombre de Snow White.

Tras el silencio otorgado por el leñador, él mismo se presentó. La cazadora inclinó con suavidad la cabeza-. Es un placer, Hades. ¿Es vuestro nombre de nacimiento? -se interesó, antes de hacerle un gesto de invitación-. ¿Os gustaría ir a un lugar menos amenazado por la intemperie y quizá hacer una hoguera para secarnos? -indicó en un susurro. Podía ser bajo un frondoso árbol, una cabaña abandonada o una pequeña cueva en el bosque.
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

From wood we were born (Hades) Empty Re: From wood we were born (Hades)

Mensaje por Invitado el Miér Jun 27 2018, 11:47

No era una costumbre en mi dejar de trabajar por muy mal que estuviera el tiempo e incluso podía decir que la lluvia venía bien para aquello que nos dedicábamos a cortar madera pues el agua hacia que los duros troncos se hicieran algo mas blandos por lo que costaba menos fuerza hundir el hacha en ellos a cada golpe que uno daba. Era por eso que aunque veía caer las gotas de agua por mi nariz y por el poco flequillo que tenía en aquellos momentos yo seguía con aquel forzoso trabajo que de tanta paz me llenaba cada vez que lo practicaba, claramente cuando la mujer encapuchada acompañada por aquel lobo apareció cese en mi trabajo para conversar de buena manera.

Observaba a la mujer con tranquilidad mientras que mi mano aferraba fuertemente el mango de madera mojada de mi hacha el cual se había hinchado un poco por las filtraciones de agua que el mismo había sufrido. No empuñaba el hacha de aquella manera porque pensara que aquella mujer fuera a atacarme, tenía mas que claro en mi cabeza que no era aquella la situación que acontecía entre nosotros pues de haberme querido hacerme algo lo habría hecho cuando se puso a mi espalda sin que yo me percatara de su presencia hasta que su voz llego a mis oídos momentos después.

Mencionar a mi antiguo amo me hizo torcer gesto en mi interior pues exteriormente seguía con el mismo gesto de seriedad que siempre. Si mal no recordaba la única vez que mostré una buena sonrisa fue aquella vez que mi hermana pequeña atendió mis heridas una vez que fui a verla y que al fin tenía un momento para estar a solas con ella y saber como le iba todo aunque era mas que obvio que no le dije en ningún momento quien era yo, y no me arrepentía de no haberlo hecho pues era una promesa hecha a mis ya difuntos padres que iba a mantener mientras ellos vivían.

La lluvia no parecía atenuarse por lo que veía que sería mejor resguardarse de la lluvia un tiempo hasta que esta menguara de intensidad pues aunque me gustaba trabajar bajo la lluvia no me apetecía tampoco ponerme enfermo por estar mucho tiempo expuesto a las condiciones climáticas y así entorpecer el trabajo de mi nueva ama Nimue. Al escuchar sus palabras petañee un par de veces pues al parecer ella también había sido esclava o lo era pero estando en el bosque con aquel lobo al cual acariciaba estaba claro que esclava ya no era. Era la primera esclava que conocía liberada pero aun así eso no cambiaba mi forma de verla como alguien por encima de mi pues ella ahora era libre y yo seguía en la esclavitud.

La había llamado señora y ella me había dicho que no debía llamarla así pues no era digna para tal nombramiento, ahora podía entender un poco mas a lo que se refería pero aun así, bajo mi punto de vista seguía siendo la correcta para esa mención aun así esperé a ver como quería ella que la nombrara hasta que pronto escuche su nombre y un seudónimo por la que se le conocía seguramente. -Señorita Moira es un gusto conoceros.- Le dije cambiando aquel señora por señorita pues tal vez de aquella manera se sintiera menos incómodo se la llamaba de aquella manera menos directa y refinada como lo era decirle señora.

-Es mi nombre de nacimiento señorita, el que me dieron mis padres al nacer.- Respondí a su pregunta con total naturalidad justo antes de escuchar lo que ella sugería hacer para resguardarnos de la lluvia que seguía cayendo sin cesar ni un segundo sobre nuestras cabezas. -Me parece una muy buena sugerencia la vuestra señorita. Procedamos a refugiarnos de la lluvia.- Dije caminando hacia ella para que me guiara en caso de que conociera algún lugar donde poder resguardarnos de la lluvia pues yo del bosque conocía lo justo y necesario para poder conseguir aquello por lo que normalmente venía a aquel lugar.
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

From wood we were born (Hades) Empty Re: From wood we were born (Hades)

Mensaje por Invitado el Mar Jul 03 2018, 21:56


Inclinó la cabeza con suavidad, ante la educación del varón. Así finalizaban las presentaciones, conociendo el nombre uno del otro. Hades era el nombre de nacimiento, el que sus padres le habían dado. Un detalle que les indicaban que no estaban solos en aquel mundo. Que alguien, alguna vez, los había querido lo suficiente como para que tuviesen un nombre.

Eso le hizo recordar el suyo propio. Tenía dos nombres, el primero que su padre había querido que tuviese. El segundo, Isolde, por parte de su madre y una tradición familiar. Y el apellido paterno, O'Brien. Ambos la habían querido, le habían dejado de legado sus raíces, parte de ellos consigo-. Mi nombre también es de nacimiento. Mis padres me lo pusieron -murmuró. Aunque su madre era quien la había nombrado así, habían sido los dos quienes lo habían decidido. Eso era lo que le contaba su difunta progenitora en una carta años atrás.

Nada más el más joven aceptó su proposición de ir a refugiarse, miró en rededor. Su lobo fue el primero en empezar a moverse. La resistente, confiando en él, le hizo un gesto al leñador y comenzó a caminar rápido. Hasta encontrar una cabaña abandonada cuya puerta abrió. El lupino se sacudió, salpicando gotas de lluvia a su alrededor, antes de entrar. La morena esperó a aquel esclavo, sujetándole la puerta para que pudiese pasar en el interior de la construcción.
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

From wood we were born (Hades) Empty Re: From wood we were born (Hades)

Mensaje por Invitado el Vie Ago 17 2018, 01:40

No era muy habitual en mis salidas de trabajo encontrarme con alguna persona que por una casualidad quisiera conversar conmigo, y mucho menos que se tratara de una chica acompañada de un lobo que se dejaba tocar como si de un perro enorme se tratase, en si una combinación de lo mas extraña pero aun así no me sentía asustado o intimidado, nada de eso, la chica no me estaba dando motivos para ello con sus palabras así que me mostraba bastante tranquilo y amable para lo que la situación realmente podía llegar a ser.

Muchas personas se sorprendían por el nombre que mis padres me habían dado, llegando a pensar que realmente gastaba un seudónimo en vez de mi nombre real, fue por eso mismo que la pregunta de la pelinegra no me pillo por sorpresa o me resulto molesta, nada de eso; era una pregunta a la que ya estaba bastante acostumbrado por lo que responderle con sinceridad y cortesía no fue ningún problema para mi persona en ningún momento dado de la pequeña conversación que estábamos teniendo bajo aquella lluvia.

Moira, como se había presentado mi interlocutora, dijo que su nombre también era el dado por sus padres. Me resultaba un nombre curioso y a la vez hermoso, suponía que me resultaba hermoso por ser un nombre compuesto con apellido y todo mientras que yo únicamente era Hades sin apellidos, sin segundo nombre, únicamente Hades. En aquellos momentos que había conocido a Moira en mi se despertó  la idea de que me hubiera gustado poder preguntarles a mis padres cuales eran mis apellidos si es que los teníamos.

Recogí mi hacha para llevarla cogida por mi mano izquierda y con el brazo derecho y sobre el hombro cargue unos cuantos trozos de madera para poder encender aquella hoguera que la chica había propuesto hacer cuando encontráramos refugio. El lobo andaba primero, después ella y por último iba caminando yo siguiendo tanto al animal como a su dueña que estaba seguro se conocían mejor aquellos bosques de lo que me los podía conocer yo mismo en mis dos años de libertad que había tenido.

-Muchas gracias.- Dije cuando Moira me sujeto la puerta para que entrara a la abandonada cabaña que acabábamos de encontrar. Por suerte aquella cabaña tenía chimenea por lo que deje los tocones de madera justo al lado junto al hacha y me senté en el suelo para preparar la hoguera. -Habéis dicho que ha usted también le enseño a hablar con modales una antigua ama ¿es entonces usted señorita una esclava liberada?- Había escuchado lo de esclavos que eran liberados pero nunca me había encontrado con uno como tal y la incertidumbre me inundaba por dentro a decir verdad.
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

From wood we were born (Hades) Empty Re: From wood we were born (Hades)

Mensaje por Invitado el Vie Ago 24 2018, 22:48

Inclinó la cabeza, en silencio, ante el agradecimiento de su interlocutor. Nada más el ingresó en la cabaña, ella entró también, cerrando la puerta detrás de sí. La lluvia se oía caer fuera, contra la superficie de la vivienda abandonada. El esclavo se encargó de la hoguera, por lo que la morena simplemente miró por la ventana un momento.

El lobo gris de intensos ojos azules se echó en el suelo, cerca de la fémina. Para cuando el joven volvió a hablar, los irises femeninos se posaron en su silueta-. La primera vez, sí, fui liberada en navidad. La segunda vez, me rescataron -respondió, dejando los detalles a un lado. No le gustaba hablar mucho desde que había regresado. Y tampoco confiaba información a quienes no se la habían ganado.

Volvió a observar las gotas de agua que caían sin detenerse-. Es algo de lo que no quiero hablar -agregó con sinceridad y seriedad. Simple y llanamente. Había demasiado relacionado con esa esclavitud. La oscuridad en el alma de otras personas, monstruos que la habían destrozado. No, no quería hablar de ello.

Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

From wood we were born (Hades) Empty Re: From wood we were born (Hades)

Mensaje por Invitado el Vie Oct 05 2018, 18:57

Sabía que la vida de una persona no era de mi interés, la gente muchas veces optaba mas por intrigarse por las vidas agenas que por otras cosas, en mi caso nunca había sido así, mas que nada porque no quería hacer lo que no deseaba que hicieran conmigo. Yo tenía cosas de mi vida que no quería que nadie nada mas que yo supieran así que tampoco era persona que quisiera investigar la vida de otros, cada uno tenía sus secretos y si eran secretos era por algo y nadie salvo esa persona tenía el porque saber de lo escondían estos. Intentar averiguarlos era como invadir la privacidad de la otra persona sin ni siquiera pedir permiso alguno.

La lluvia nos había pillado en mitad de la nada, lejos de una zona donde poder ocultarnos, por suerte antes de que se pusiera a caer la verdadera lluvia Moira consiguió guiarme hasta una casa que parecía abandonada, algo que agradecí bastante, aunque la lluvia siempre me había dado igual, disfrutaba de la sensación de la lluvia caer sobre mi cuerpo. Podría decir sin miedo alguno que cuando notaba la lluvia caer contra mi cuerpo era cuando realmente me sentía libre del todo aunque realmente no fuera libre por completo pero era una manera de sentirme así.

Me encargué de encender la hoguera para al menos secarnos un poco y mantener el calor, aunque el calor no era problema alguno en Talos, lloviera o no siempre hacia calor. Me preguntaba muchas veces si volveríamos a pasar un frío inusual como el que paso anteriormente, un cambio que diera alguna señal de que la vida en si también estaba cambiando. La vida siempre era extraña y por mucho que intentaba buscarle sentido no se lo encontraba, ya últimamente me decía a mi mismo que debía seguir mi camino, ese que marca el destino, y que tarde o temprano las respuestas a mis propias preguntas serían resueltas.

Tras mis palabras la chica de pelo negro me contó que si había sido liberada aunque esclavizada de nuevo y rescatada posteriormente. Una triste historia esa, seguro que algún cuenta cuentos de esos que pululan por ahí estaría encantado de escuchar para así difamarlo por haya donde pasara. En mi caso mis labios permanecían sellados hasta que la fémina habló de nuevo diciendo que no quería hablar del tema. -No os preocupéis señorita Moira no preguntaré mas no es de mi incumbencia.- Dije con tranquilidad, pues era verdad no iba a preguntar por los, seguros, funestos recuerdos de esos tiempos vividos.

Me era curioso sin embargo que una esclava liberada pudiera ser nuevamente esclavizada. ¿Que habría tenido que pasar para que se le arrebatara la libertad que seguramente tanto le había costado conseguir? Los dragones muchas veces eran mezquinos y abusadores, yo mismo lo había experimentado mismamente, aun así privar a alguien una libertad ya ganada me resulta algo... molesto y desagradable, una injusticia que en este mundo estaba bien vista para desgracia de muchos como Moira pero por suerte ella había sido liberada de nuevo por gente que seguramente le tenían aprecio.

-Que una persona se gane su libertad y luego se la arrebaten debería estar castigo, sin embargo el mundo el que vivimos no es para nada justo con algunos.- Dije fijando mi mirada en las bailantes llamas de la hoguera, quedándome fijamente observnadolas. -Yo mismo fui libre cuando mi amo murió, no porque el me liberara, sino porque nadie podía reclamarme, aun así no estoy hecho para vivir en libertad, no sabría como hacerlo, así que me volví a entregar a los esclavistas hasta que encontré una nueva ama.- Dije sin mas, sin apartar la mirada del fuego. No sabía realmente porque le había contado aquello, simplemente lo había hecho sin pensarlo.
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

From wood we were born (Hades) Empty Re: From wood we were born (Hades)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.