Novedades

- (18/01) Ya podéis pedir Los Dracs de Enero

- (18/01) Debéis hacer el nuevo Registro único

- (18/01) Aquí están las novedades de Enero

- (15/01) ¡La minitrama Ash Blessing ha empezado!

- (17/11) Revisad bien la normativa de las búsquedas, pues hemos añadido una nueva norma.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Trystan
Admin
Selene
Admin
Faora
Admin
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
Our time is coming [Reeva] G2TiwGkZ_o

06/06

Directorios y Recursos

09/10

Afiliados Élite

Limpieza 20/01


Time Of Heroes  photo untitled45.png
Our time is coming [Reeva] AO1UJIQ Expectro Patronum


29/40


Our time is coming [Reeva]

Ir abajo

Our time is coming [Reeva] Empty Our time is coming [Reeva]

Mensaje por Rhynn el Sáb Ene 11 2020, 15:27

El páramo. Siempre había oído grandes historias sobre ése remoto lugar pero jamás había estado en él. Y, ahora que su casi infinita extensión se extiende debajo de mi entiendo perfectamente que hace honor a su nombre. Lejos de la tierra ardiente, de las zonas devastadas muchas generaciones antes, cuando los dragones volvieron al antiguo mundo, esta región está cubierta de una vegetación enfermiza, con pequeños árboles esqueléticos agrupados en las vaguadas protegidas del viento. Pero por lo general no deja de ser una zona inhóspita sin capacidad para ser explotada por nada, ni por nadie, una zona en la que me ha parecido divisar extraños seres, criaturas, esconderse entre la escasa vegetación ante la sombra que produce mi forma bestial sobre el mustio suelo.

Ahora entendía perfectamente porque nadie en su sano juicio se aventuraría en estas tierras a no ser que fuera huyendo de algo o para conspirar contra la Reina y sus seguidores. Y justo este último era el motivo por el que me encontraba sobrevolando aquel páramo alejado.

Hacía ya casi dos lunas que no sabía nada de Payge, por lo que casi estaba seguro de que mi fracaso anterior había significado una gran decepción para ella y que, en vista de lo importante que estaba organizando, de la tarea mastodóntica que se traía entre manos, haber perdido el tiempo conmigo había sido un grave error para ella. Es por eso que me sorprendió sobremanera recibir aquella nota. Nota que pude leer, no sin gran esfuerzo por mi parte, gracias a las enseñanzas de Iraida, quien lleva tiempo jugándose la vida al enseñarme el arte de la lectura y la escritura. Una nota corta y concisa, en la que me citaba en esta región y en la que me instaba a venir preparado para lo que se avecinaba. Y así había hecho.

Aprovechando la ausencia de mi dueño, con la excusa de ir en busca de nuevos metales para realizar ciertos encargos, abandoné Talos antes de las primeras luces del día para poder llegar al punto de encuentro a la hora indicada. Lugar al que creo haber conseguido llegar sin despertar sospecha alguna, pues solamente tomé mi forma bestial bien lejos de los límites de la ciudad, donde no sembraría sospechas y, lo más importante, blindé mi mente lo mejor que pude en la Red, pues, a pesar de que todavía no soy capaz de no estar conectado a ella cuando no estoy en forma humana, sí que creo haber aprendido a mantenerme lo más alejado posible y, lo más importante, a no dejar que su belleza me atrape como lo hizo la otra vez.

Llegados a este punto decido aterrizar en las cercanías de una pequeña loma, en un pequeño promontorio rocoso que quizás no haya sido fruto de un capricho natural pues parece demasiado fuera de lugar, como si hubiera pertenecido a una antigua construcción olvidada y limada por los vientos del tiempo. Una vez allí, tomando nuevamente mi forma humana procedo a sacar mis ropas del pequeño atillo que llevaba en mis garras con todas las pertenencias que he creído oportuno traer conmigo, la mayoría de las cuales no dejan de ser herramientas destinadas a la extracción de minerales y piedras preciosas, así como también una muda y la nota de Payge, nota que vuelvo a leer mientras espero la llegada de su escritora.

” Querido Rhynn.
Ha pasado mucho tiempo ya desde que, el fracaso te abrió una puerta clara para lo que estoy decidida a construir. Es un camino de decisiones que demandan ir a todo o nada. Espero que tengas la entereza para entender lo que ello implica. Lo que implica que confie en ti.
Espérame en dos días en las lejanías de Talos, los Paramos. Es un lugar peligroso para todo curioso, pero será útil para lo que sigue en tu formación. Toma precauciones.
No debes morir de forma inútil.
Y recuerda... híbridos, y orgullosos.”
.

Tras leerla la guardo cuidadosamente en uno de mis bolsillos, me acerco a los restos rocosos que se alzan a pocos metros de la cima de esa extraña colina, agudizando mis sentidos a la espera de cualquier sonido que me traiga la presencia de cualquier criatura, amistosa o no, pues esta vez pienso demostrar a mi mentora que no le defraudaré y que ha valido la pena el esfuerzo y tiempo invertido en mi por su parte.




Our time is coming [Reeva] NRP6sHA
Rhynn
Rhynn
Hybrid

Ocupación : Esclavo
Mensajes : 87

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.