Novedades

- (28/03) ¡Cumplimos 6 años online!

- (18/03) Ya podéis pedir Los Dracs de Marzo

- (29/01) ¡Empezamos a publicitar por Tumblr!

- (18/01) Debéis hacer el nuevo Registro único

- (18/01) Aquí están las novedades de Enero

- (15/01) ¡La minitrama Ash Blessing ha empezado!

- (17/11) Revisad bien la normativa de las búsquedas, pues hemos añadido una nueva norma.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Trystan
Admin
Selene
Admin
Faora
Admin
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos


06/06

Directorios y Recursos

09/10

Afiliados Élite

Limpieza 18/03


Negocios en el mercado [libre] QxjH0JL Time Of Heroes  photo untitled45.png
Expectro Patronum
Crear foro

38/40


Negocios en el mercado [libre]

Ir abajo

Negocios en el mercado [libre] Empty Negocios en el mercado [libre]

Mensaje por Kezia Dabija el Mar Ene 07 2020, 21:02

El mundo de un gitano pasaba entre carretas, campamentos que se volvían pequeñas ciudadelas, telas y coloridos grabados. Nosotros vivíamos justo a las afueras de la ciudad, en un límite invisible entre la gente de bien y los nómadas que iban y venían. El campamento llevaba lo suficiente para haberse vuelto un par de cabañas de madera, pequeñas huertas y campos para los caballos. Claramente los cobradores de impuestos llegaban hasta allí, así los vecinos nos miraran como si fuésemos a robar sus hijos en la mitad de la noche.

El camino hasta el mercado de la ciudad no era tan largo, unos 60 minutos a pie, pero en la carreta el tiempo podía hasta duplicarse. Las calles de Talos era caóticas, sucias, llenas de gente y cientos de personas tratado de llegar al mismo lugar para poner sus puestos. Por suerte no hacíamos esto todos los días.

Veníamos al mercado dos o tres veces por semana, los productos que vendíamos atraían a gente de clase media y alta, ya fueran collares y pulseras para las niñas o medicinas para diferentes congojas. Yo sabía reconocer la mayoría de hierbas silvestres y prepararlas en concentrados y polvos que envasaba en botellas que hacía Padre y así siempre teníamos que comer.

Mi trabajo en la mañana era pedir ayuda a unos vecinos para atar el carro al caballo mientras padre empacaba la madera para poner el puesto. Podríamos haber comprado una carreta más sencilla pero Padre no lo creía necesario, era un viejo muy tradicional y muy orgulloso de ser viajero, y más importante, seguíamos la antigua creencia de los bosques, así ellos nos hubieran olvidado por una noche.

Llegamos al mercado, atamos al caballo con un cuenco de agua y otro de sobras de comida cercanas y empezamos a armar el puesto. Si alguien podía armar un puesto digno de los mejores mercados del mudo era mi padre. Muchos mercaderes tenían una alfombra en el suelo o una mesa sencilla, el nuestro era una especie de carpa que se armaba y desarmaba encajando maderos y telas para ser desbaratadas al final de la tarde, además, teníamos que montar casi dos puestos. Nuestro éxito también se debía al colorido puesto entre una carpa contra el carro, que colorido, le daba un fondo a la escena.

Mi voz se alzaba por sobre la multitud llamando gente al puesto, acompañada de la de mi padre llamando la atención hacia el suyo.

-¡Hierbas para la tos, la constipación y el ahogo!-
-¡Cuentas y collares-
-¡Hierbas para el dolor de estómago!-
-¡Jarrones en madera!-
Kezia Dabija
Kezia Dabija
Human

Mensajes : 28

Volver arriba Ir abajo

Negocios en el mercado [libre] Empty Re: Negocios en el mercado [libre]

Mensaje por Tizne el Dom Ene 19 2020, 20:27

El mercado era un ente vivo y si uno llevaba tiempo en Talos podría reconocerlo… en parte. Del mismo modo que cualquiera podría distinguir los cuernos del corzo o el copete de una abubilla, era fácil saber que esquina escogerían los mendigos, que zona libre de aleros buscarían los malabaristas o en qué calle se colocarían los vendedores de pieles, pero la mayor parte fluctuaba en cada ocasión. Si te dejabas llevar por la marea humana que lo inundaba cada mañana, encontrabas sorpresas. Un toldo desatendido. Un saquillo perdido y pateado. Gallinas fugadas, carretas a punto de volcar que generarían un bonito caos al mas leve empujón… o como ese día: los zíngaros.

Las carretas de esa gente eran, de lejos, las mas llamativas. Cuando vestía con los miserables trapos que nos daban a los esclavos de casta más baja del Castillo me habría acercado poco, sabiendo que estarían atentos a que no les robara. Llevando los lujosos ropajes que Verena me compraba, podría haber pasado por un dragón de no ser por la edad. Me arrimé sin tantos remilgos, mirando al viejo por el rabillo del ojo por si se enfadaba y tocaba salir corriendo.

De todas formas en el primer puesto no había muchos trastos interesantes, sino cosas de hierbas. Cerré los ojos y respiré profundamente la mezcla de aromas. Al volver a abrirlos, vi a la dependienta.

-Hola-

Me echaría de allí si no tenía interés por nada, seguro.

- ¿Tienes algo que haga crecer la barba? -





Negocios en el mercado [libre] Original
Tizne
Tizne
Human

Ocupación : Aprendiz de asesino
Mensajes : 1022

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.