Novedades

- (28/03) ¡Cumplimos 6 años online!

- (18/03) Ya podéis pedir Los Dracs de Marzo

- (29/01) ¡Empezamos a publicitar por Tumblr!

- (18/01) Debéis hacer el nuevo Registro único

- (18/01) Aquí están las novedades de Enero

- (15/01) ¡La minitrama Ash Blessing ha empezado!

- (17/11) Revisad bien la normativa de las búsquedas, pues hemos añadido una nueva norma.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» la Paz del Bosque- Inaya
Fundido a fuego lento (Silvia) EmptyHoy a las 04:21 por Tusk

» Registro único
Fundido a fuego lento (Silvia) EmptyHoy a las 02:56 por Tántalo

» Una última acción antes de dormir || Tusk
Fundido a fuego lento (Silvia) EmptyAyer a las 23:50 por Aisha

» Do you trust me? (Rhynn)
Fundido a fuego lento (Silvia) EmptyAyer a las 21:52 por Lyanna

» Perro malo (Rhynn) +18
Fundido a fuego lento (Silvia) EmptyAyer a las 21:33 por Lyanna

» Pájaro herido (Acheron)
Fundido a fuego lento (Silvia) EmptyAyer a las 18:06 por Oswin

» Nunca confies en una sonrisa (kishar)
Fundido a fuego lento (Silvia) EmptyAyer a las 17:55 por Vindicare

» No te haré descuento familiar || Acheron
Fundido a fuego lento (Silvia) EmptyAyer a las 17:47 por Acheron

» ¿Listo para la aventura? - Vindicare
Fundido a fuego lento (Silvia) EmptyAyer a las 17:44 por Vindicare

» ¿Alguien da mas? ¡Vendida! (Acheron)
Fundido a fuego lento (Silvia) EmptyAyer a las 16:08 por Edrielle

Staff
Trystan
Admin
Selene
Admin
Faora
Admin
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
Fundido a fuego lento (Silvia) G2TiwGkZ_o

06/06

Directorios y Recursos

09/10

Afiliados Élite

Limpieza 18/03


Time Of Heroes  photo untitled45.png
Fundido a fuego lento (Silvia) AO1UJIQ Expectro Patronum
Crear foro

38/40


Fundido a fuego lento (Silvia)

Ir abajo

Fundido a fuego lento (Silvia) Empty Fundido a fuego lento (Silvia)

Mensaje por Anzu el Lun Oct 21 2019, 14:35

Era una persona ocupada. Siempre lo había sido, la familia, la forja y, por si fuera poco, mis trabajos para la resistencia. Resultaba difícil acomodarse a todo ello, tratar de entender lo que el futuro tenía para mí. Por suerte o por desgracia, tenía que atender todas mis responsabilidades sola, y era algo que había terminado por aceptar e incluso apreciar.

Aquella jornada había sido dura. Había tenido que revisar y rematar muchos trabajos. Estaba cayendo la noche y había mandado a los trabajadores a descansar. Yo estaba ya sola, junto a un fuego que aún ardía con fuerza a pesar de que había dejado de darle fuelle. El sol estaba cayendo, y yo estaba sentada sobre la silla, extenuada.

Sudaba copiosamente, y respiraba con cierta dificultad. El cuerpo humano, incluso los que llevábamos los dragones, tenía sus limitaciones. Y era algo en lo que no podía evitar pararme a pensar. Bebí un trago de agua y observé al cielo. "A veces piensas demasiado, Anzu", me dije.




Fundido a fuego lento (Silvia) 2Tg8Gpx
¡Escucha mi rugido!:


Anzu
Anzu
Dragon

Ocupación : Maestra de Forja
Mensajes : 507

Volver arriba Ir abajo

Fundido a fuego lento (Silvia) Empty Re: Fundido a fuego lento (Silvia)

Mensaje por Silvia el Mar Oct 22 2019, 21:47

El resplandor de aquel fuego era su guía en medio de la oscuridad que  poco a poco se devoraba lento los callejones de Talos. A esas horas de la tarde las almas comenzaban a buscar la seguridad de sus casas y la vida nocturna se abría paso con sedosidad viole, a unas cuadras de allí había visto unas cuantas tabernas y a sus habitantes escurriéndose entre ellas como comadrejas a su madriguera. Había seguido de largo sin el menor interés con su ligereza silenciosa, como si tuviera una brújula en el pecho que marcará certera solo un lugar.

Ya decían los humanos que los niños buenos se iban a la cama temprano. ¿Ella era una niña buena? Humana nunca había sido. Niña había dejado de ser hace mucho tiempo y nunca se había considerado ni mala ni buena o tal vez nunca se lo había preguntado, pero últimamente había comenzado a sentir que quizás si algún día se sentaba a pensar sobre su propia opinión de sus acciones y si las calificaba de sólo pureza cometería una sobrevaloración con algunos cuantos y cuestionables errores.

La oscuridad nocturna se cernía sobre humanos y dragones por igual con una paz que calmaba susurrante como el canto de una madre. Silvia caminaba a paso lento como buen depredador, atenta a cualquier amenaza y confiada en su poder, a su blanca figura la bañaban los últimos rayos de un débil sol que se veía opacado por una luna que desde ya se mostraba gigante y redonda, poderosa y magnificente. Cualquier rastro de luz se fundía con su larga cabellera plateada y la devoraban sus prendas negras de tul, encaje y perlas de obsidiana como hilos y huevos de araña.

Imposible perderse con el camino ya tallado en su mente, mucho más inaudito y segura de que aunque quisiera jamás llegar a su destino aquel fuego que parecía jamás querer extinguirse se lo impediría. Algún día llegaría, alguna otra vida quizás después del segundo letargo y segundo despertar. Llegaría como polilla a la hoguera.

¿Hace cuanto no veía el hermoso rostro de la egipcia? Intentó hacer memoria y le parecieron años, pero el tiempo después de unos siglos se convertía en nada para ellos. ¿Entonces que era su sensación de nostalgia? Se detuvo, al fondo de la calle, tres cuadras más adelante vio la forja, roja como el centro poderoso del corazón de la Reina Madre. Cálida. ¿Era cálido el corazón de la reina? Depende a lo que le llamemos calidez, recordemos que lo que despierta en los corazones fervor es casi siempre subjetivo.

Y contrastando con aquel corazón latente y palpitante de fuego estaba la figura de la maestra dándole a los ojos de Silvia la imagen de un hermoso claroscuro, su piel brillaba por el sudor cual joya preciosa y cerró los ojos escuchando sus latidos. Su respiración agitada. Momentos así le recordaban que no eran invencibles y aquel sentimiento lo devoraba como lobo hambriento por lo extraño que era. Pero eso no fue solo lo que llamó su atención, fue el momento de soledad e intimidad que estaba teniendo la herrera acompañada de la vivida hoguera y la oscuridad.

Rectificó el peso de su mandoble en la espalda. - ¿En qué piensas, faraona?- su voz suave y firme resonaría en la cabeza de Anzu, reiniciando de nuevo la marcha a pasos lentos y elegantes, los mismos de casi siempre. La guerra le desgastaba el ansia de lucir perfecta, aunque cansarse de serlo no implicaba dejar de ser.
Era seguro que la vería desde lejos pero se le antojaba alargar el misterio, sorprender.
Silvia
Silvia
Dragon

Mensajes : 85

Volver arriba Ir abajo

Fundido a fuego lento (Silvia) Empty Re: Fundido a fuego lento (Silvia)

Mensaje por Anzu el Mar Oct 22 2019, 23:55

Estaba a punto de dormirme allí sentada. Quizá se trataba de que trabajaba demasiado, era lo más probable. Entreabrí los ojos cuando me saludaron. "Faraona", esa forma de llamarme tenía chiste. Provocó que alzase la vista sin levantarme de mi puesto, encontrándome con una cara conocida, aunque hacía bastante tiempo que no la veía, y siempre era una agradable sorpresa.

_ Es la primera vez que me llaman así. Nunca he sido reina._ Dije, con una leve sonrisa mientras me acercaba y decidía, finalmente, ponerme en pie y crujirme los hombros. Estaba tensa, pero la curiosidad era más fuerte que el temor a que mi pasado se volviese en mi contra y revelase sus sentidos._ ¿Qué te trae a mi humilde forja?

Sonreí. Estaba frente a una cliente, que además era una bella mujer, una conocida. Tenía que mostrarme amable a pesar del cansancio. Había luchado grandes batallas con Silvia y ahora no podía evitar pensar que era bueno reencontrarnos.




Fundido a fuego lento (Silvia) 2Tg8Gpx
¡Escucha mi rugido!:


Anzu
Anzu
Dragon

Ocupación : Maestra de Forja
Mensajes : 507

Volver arriba Ir abajo

Fundido a fuego lento (Silvia) Empty Re: Fundido a fuego lento (Silvia)

Mensaje por Silvia el Lun Oct 28 2019, 20:06

Ante la respuesta de Anzu frunció el ceño con fingida decepción. - ¿Nadie?- en el tono de su voz hubo verdadera extrañeza. - Me alegra ser la primera. Pero si no te conociera acusaría a tus amantes de poco atentos.- sonrió. - Pero sé que eres selectiva y yo muy romántica.- se encogió de hombros mientras el sarcasmo en las palabras que se auto describían era notorio.

¿En realidad no era romántica? Un poco. No, en realidad nunca lo había sido más que para admirar el arte o una poesía, una buena tragedia, drama o una novela de esas que sacan lagrimas. Nunca lo había sido como su hermana, la misma que se había enamorado de un humano, que había sido madre y que ahora era una esclava. Y ahora,  Silvia comenzaba a serlo poco a poco, muy lento, pensando que era un lujo y un riesgo, ahora más que nunca le parecía bello ser romántico.
Desde sus pérdidas veía al amor como un sentimiento digno de ser protegido.    

Caminando sus ojos claros se encontraron y mantuvieron en los dos abismos de Anzu. Sintió que era una completa decepción no haber podido conocer el lugar que la había visto nacer. De muchos viajeros había escuchado que había sido un lugar hermoso, muchos afirmaban que aún lo era y ella aunque estaba convencida de que así debía ser, pensaba que nada como el pasado. Le hubiera gustado ver aquella gran civilización, oler sus perfumes y vestir los ropajes de sus reinas, que trenzaran sus cabellos y sentirse protegida usando un ank y escarabajos de lapislazuli en el cuello. Navegar en el Nilo mientras sus esclavos abanicaban su rostro espantando así el calor, aunque eso para ella habría sido innecesario. Enamorar emperadores romanos con solo una mirada y morir en la dramaturgia con un áspid como sentencia.

Mientras los pasos de ambas las llevaban al mutuo encuentro, al verla caminar así, supo que sí, era una decepción no haber podido conocer a la maestra en su entorno, verla de blanco y pocas prendas, con oro adornando su figura, caminando por las calles del Cairo o Luxor, camuflada entre los otros de piel bronceada. ¿Alguna vez habría sido indefensa o ingenua? Ahora que la tenía frente a frente sabía que la respuesta era un no rotundo. A veces sentía que ningún dragón nacía ingenuo, sabía claramente que ninguno era indefenso.

Por fin dijo palabra en voz alta. - Igual creo que te equivocas, si eres reina. La reina y maestra de tu forja. - acarició su rostro y suspiró mirando sonriendo. - Quería saber de ti y bueno... - llevó la mano a su espalda desenvainando su mandoble para mostrarlo ante los ojos de Anzu y de paso mirarlo como si fuera la primera vez. - Runa ya te extrañaba. - Ambas ya lo conocían. Pero quiso mirarlo una vez más, a la luz del fuego y en compañía de la herrera, le parecía un arma hermosa, sencilla pero poderosa.

Una vieja amiga como Anzu. Plateada y dorada con aquella runa roja como la sangre en la hoja cerca de la empuñadura que hacía honor al nombre que silvia le había dado cuando su padre se la había entregado. - Puedo enviar por ella después, siento que ha sido un largo día para ti.- con suavidad, arte y lentitud giró la hoja sobre sus manos, ofreciéndole el mango a la egipcia. No le venía mal una charla, a eso también había venido pero no lo diría. A veces no le gustaba ni divertía ser tan explicita.
Silvia
Silvia
Dragon

Mensajes : 85

Volver arriba Ir abajo

Fundido a fuego lento (Silvia) Empty Re: Fundido a fuego lento (Silvia)

Mensaje por Anzu el Lun Oct 28 2019, 23:27

_ Tampoco se trata de una lista demasiado larga... No hay mucho que reseñar en ese aspecto._ Comenté. Faraona... lo cierto es que me hacía pensar en Cleopatra... y no eran recuerdos demasiado agradables. Aquella mujer me había hecho la vida imposible._ No me gustaría usar ese título. No quisiera que nuestra madre se ofendiese.

No pude evitar sonreír. Yo sí que había sido siempre una romántica. La que había velado durante siglos a su marido antes de olvidarle, la que había caído en los brazos de una violinista muda porque le había lanzado una mirada que le había hechizado. Supongo que era como una auténtica condena.

_ Toda una maravilla... una vieja gloria como nosotras, supongo._ Dije, mientras observaba el arma con ojo experto. Tenía que templarla de nuevo y afilarla con delicadeza. Pero nada demasiado importante. La había cuidado bien. Dejé el mandoble a un lado._ Te sigo, pues.




Fundido a fuego lento (Silvia) 2Tg8Gpx
¡Escucha mi rugido!:


Anzu
Anzu
Dragon

Ocupación : Maestra de Forja
Mensajes : 507

Volver arriba Ir abajo

Fundido a fuego lento (Silvia) Empty Re: Fundido a fuego lento (Silvia)

Mensaje por Silvia el Lun Nov 04 2019, 21:24

La respuesta que escuchó la hizo sonreír con complacencia y picardía.
No se oponía ni juzgaba las costumbres y naturaleza de su raza, los dragones eran fuego y provenían de las más profundas y cálidas entrañas de la tierra. Les era permitido disfrutar de las mieles del sexo como se les antojara y lo hacían con libertad, con los brazos y cuerpos abiertos se entregaban al amor y lo que venía de él y aún si no fuese amor, el más sutil roce de pieles era una experiencia a ojos de ellos, natural, justa, gloriosa y merecida.
Pero con la misma libertad y devoción, Silvia había entregado su cuerpo a unos cuantos, pero su corazón a casi nadie.

Sobre lo otro elevó la mirada inocente... Precisaba más prudencia, era cierto. Lo de Faraona, Diosa, Zarina, Monarca y sus derivados. Podrían ofender a la madre de todos y poner el destino de su familia y el suyo en peligro. Le parecía algo egoísta que la Reina Madre pudiera ponerse celosa por tales juegos, a fin de cuentas nadie podría hacer lo que ella hacía, tener las libertades que ella tenía, ser idolatrada de la manera en que ella lo era, tener su misma paranoía y amor para todos nadie podría ser ella. Que jugaran designando aquellas palabras a otros no tendría que ser más que un halago para la Reina Madre, no un insulto, solo un eso, un juego de niños, debería sacarle una sonrisa orgullosa al ver a sus hijos jugando a querer ser ella.

Pero vivían en aquel mundo y no debía olvidar cómo comportarse aún con los últimos eventos en su vida, en la vida de todos. Además parecía que la egipcia no disfrutaba de tal apelativo. Asintió llevando a sus labios sus dedos índice y pulgar unidos, trazando una línea horizontal sobre la unión de su boca roja, como señal de silencio. No lo haría de nuevo. - Pero recuerda que para mi sigues siendo una reina. - susurró por lo bajo con una sonrisilla traviesa que armonizó con la de Anzu. ¿quién podía saber en qué estaba pensando aquella dragona en lo más profundo de su mente? ¿Qué dichoso recuerdo había evocado? No dijo palabra y la dejó ausentarse en su memoria el tiempo que deseara.

Cuando dejó su arma en sus manos y mientras la maestra observaba su estado soltando aquel comentario, una risilla invadió la soledad que las rodeaba e hizo eco a su alrededor. Claro que sí, eran tres reliquias las presentes.  - No digas eso, Anzu, Runa te escuchara y puede que se resienta. Creo que puede estar enojada conmigo. Hace mucho que no la uso.- dijo, pero aunque pudiera parecer una broma, Silvia siempre había pensado que las espadas tenían alma y temía que su mandoble estuviera receloso por su olvido.

- ¿Tú qué crees? ¿Es cierto o solo una extraña y obsoleta creencia mía?- comenzó a recorrer el taller con curiosidad y lentitud, pasando sus dedos por el filo de cada una de las armas que veía, estuvieran o no listas. - ¿Tienes vino o vamos a alguna taberna a recordar viejos tiempos?- le vio de reojo y siguió el paseo por el taller. Cualquiera de las dos opciones le parecía buena si estaba cerca de ella y podían conversar. Quizás la soledad les daría más libertad. Vivían en un mundo en el que nunca estaban solos.
Silvia
Silvia
Dragon

Mensajes : 85

Volver arriba Ir abajo

Fundido a fuego lento (Silvia) Empty Re: Fundido a fuego lento (Silvia)

Mensaje por Anzu el Mar Nov 05 2019, 09:15

Desearía poder decir que me gustaba la idea de ser una soberana. Había estado cerca, más de una vez. Incluso había liderado una pequeña aldea en tiempos, pero no me consideraba ya una líder. Prefería ser simplemente una persona más entre el gentió, alguien que hiciera buenas acciones y fuera recordada por tener un gran corazón... no por ser una persona poderosa. Aunque esa era una faceta mía que para la persona que hablaba conmigo era desconocida.

_ No tengo intención de olvidarlo, Silvia. Jamás podría olvidar unos halagos de tu parte._ Le dediqué una sonrisa mientras colocaba a Runa sobre un estante. Iba a trabajar en ella cuando llegase la mañana. Pero eso... era trabajo para la Anzu del día siguiente._ Supongo que ambas respuestas pueden ser ciertas. No me parece extraño que quieras ser cauta.

Me dirigí hacia las puertas y cerré lentamente. Por respuesta, saqué una botella de vino y dos vasos. Siempre tenía vino para ocasiones como aquella. Ser una mujer de negocios exigía estar preparada para esas cosas... y en circunstancias más distendidas, como era el caso. Serví las copas y puse la suya entre sus dedos.

_ Creo que te prefiero para mí sola.




Fundido a fuego lento (Silvia) 2Tg8Gpx
¡Escucha mi rugido!:


Anzu
Anzu
Dragon

Ocupación : Maestra de Forja
Mensajes : 507

Volver arriba Ir abajo

Fundido a fuego lento (Silvia) Empty Re: Fundido a fuego lento (Silvia)

Mensaje por Silvia el Jue Nov 21 2019, 15:42

Silvia asintió. No podía negarlo, le gustaban los halagos, los de todo tipo. Los que se decían con sinceridad, los falsos por conveniencia, los llenos de sarcasmo evidente o no, los ingenuos que sonrojaban a quien los decía y a quien los recibía. Los que menos le parecían atractivos eran los que se obligaban a decir con violencia, esos perdían toda gracia y carecían de juego alguno, eran una de las representaciones más burdas de la fuerza bruta. Y odiaba aquella fuerza a no ser que se mostrara en batalla.

¿Qué razón había en humillarse maltratando a alguien más por recibir un halago? Para la dragona blanca no había ninguna.
Ella misma entraba en el fastuoso juego de los halagos, los había dicho por gusto genuino, los había dicho porque debía y era lo único que había o porque las normas le decían que así debía hacerlo, por furiosa complacencia u odio. Los había dicho por amor y había dejado que sus mejillas se sonrojaran mientras se entretenía con la reacción del otro.

Los amigos estaban en ese lugar, le gustaba que entendieran lo que pensaba de ellos y sin duda creía que Anzu, la maestra o mejor, la diosa del metal era merecedora de ser una reina. Aunque con el actual reinado quizás las soberanas estaban sobreestimadas. Era mejor ser libre y no pensaba en la libertad de poder hacer lo que se le antojara ordenando a miles de siervos y tener un gobierno, cosas que sólo al final parecían no ser más que cadenas. Se refería a la libertad de poder hacer lo que quisiera con su vida.

Pero no pretendía engañar a nadie diciendo que había logrado salir de aquel círculo infinito cual engranaje llamado Imperio, de las dos la más libre esa sin duda la egipcia. Y eso era admirable, envidiable. Una tentación que querer abrazar con todo su cuerpo. Pero Silvia tenía tantos hilos importantes de irrompible diamante que la ataban a aquella vida a las afueras y a la vez al interior de Talos. Hilos importantes como su familia, hilos banales como los lujos que tenía. Ella debía seguir rodando, como todas las piezas de aquel aparente perfecto mecanismo.

-Gracias. Ahora eres tú quien me halaga.- le mostró una sonrisa sincera. ¿Tenía mayor honor el halagador que sus palabras jamás fueran olvidadas o se tomaran en serio? - Aunque no importa que lo olvides. Estaré aquí para recordártelo. - sentenció con una suavidad que contrastaba en extremo con la caprichosidad de sus palabras. Silvia levantó la cabeza mirando al techo. Sintió un leve peso en su espalda que con el movimiento se hizo evidente.

No miró ningún punto en específico, sus ojos se negaron a hacerlo tal como su atención, esa estaba en las palabras en su mente.
No es malo que quiera ser cauta, se repitió a su misma. Ya ni sabía si seguían hablando de la Reina Madre y la exclusividad de su título, si era sobre Runa y sus celos recelosos de haber sido casi olvidada, o si era un consejo para la vida en general. Para eso que era tan importante y se llamaba sobrevivir.
Parpadeó algunas veces, perezosa, algo ausente. - Vivimos en tiempos cautelosos. - sonrió amarga y bajó la cabeza.

- La cautela es algo que se respira a cada segundo, hace parte del aire de Talos. Está donde quiera que vayamos. Y al igual que el oxígeno es buena para la salud. - le dijo sarcástica mientras se acercaba a ella y tomaba la copa. - Yo también nos prefiero para nosotras solas. - cerró los ojos y...y lo intentó. Jamás había probado hacer una cosa así o querer comprobar la verdad de aquello que se rumoraba en secreto y que era un delito.

El poder de desconectarse de la red haciendo que todos pensaran que seguía unida a ella en un reposo absoluto. Una bella durmiente era un papel que se le antojaba en toda aquella tragicomedia. Engañar al sistema sonaba muy difícil, pero útil.
Y con la actual situación, necesitaba un escape.
Cautela.
Se sentía a veces en los últimos tiempos a punto de querer mandar al exilio tal palabra. Le parecía un artefacto obsoleto y era algo que la hacía avergonzar, se supone que era ya casi una anciana para no tener aquellos sentimientos o problemas en su interior, se suponía.

Podía ser que la sabiduría fuera lo que la estaba incitando a intentarlo. Era la sabiduría buscando una salida astuta a su dueña mientras le daba la oportunidad de vivir siendo libre.

No tuvo que esperar mucho como si aquella senda traidora la estuviera esperando hace tiempo. Su conexión con la red se dividió, pudo sentirlo en toda su cabeza, en su ser. Ya no podía escuchar como antes, ya no podía sentir como antes, estaba lejana, adormilada en el interior pero en su conexión con la realidad estaba despierta, demasiado. Abrió los ojos y miró a Anzu, quizás ella sentiría que estaba dormida. Si era así, había funcionado su intento y estaría en problemas si alguien la descubría.

Pero confiaba en ella. - ¿Lo has intentado alguna vez, Anzu?- ¿debería decirlo? - ¿Alejarte del Imperio?- dio un trago al vino y lo disfrutó. - Está exquisito. - dijo relamiendo el sabor en sus labios como si no hubiera pasado nada, como si de sus labios ninguna palabra prohibida hubieran salido, aún más, como si en su interior ningún cambio importante hubiese ocurrido. Tanto tiempo sin hacer algo así, tanto tiempo sin encontrarlo una necesidad. - Es muy añejo. ¿Verdad?- sus ojos brillaban con fuerza.

Quería gritar que sentía que lo había logrado.
Estaba emocionada.
Silvia
Silvia
Dragon

Mensajes : 85

Volver arriba Ir abajo

Fundido a fuego lento (Silvia) Empty Re: Fundido a fuego lento (Silvia)

Mensaje por Anzu el Jue Nov 21 2019, 19:24

Cautela... algunos pensaban que yo era cauta... Yo... yo pensaba que la cantidad de riesgos que corría eran demasiados. Mi traición me exponía a guardar secretos que ansiaba no tener que esconder... a arriesgarme a que mis hijas me vieran como una traidora... Y lo harían correctamente. Todo porque Jeanne me había hecho ver algo que hasta entonces sólo intuía.

Pero yo no había hecho aquello que Silvia acababa de hacer. Había escuchado muchos rumores, pero no había osado aventurarme en ese campo. Yo no sabía si aquellos nuevos dioses eran, en sí, dignos de confianza. Pues las historias las escriben los vencedores y ellos muestran así a sus héroes. Bien podían no ser distintos de la propia reina.

_ ¿Cómo has? Bueno... no importa, no quisiera meterte en un lío._ Dije, quitándole importancia. Yo no podía estar más alejada del imperio... pero eso... eso era algo que Silvia no vería. Ella jugaba con artes prohibidas mientras yo me ahondaba en los caminos de la resistencia._ Sí, lo llevaba guardando bastante tiempo.




Fundido a fuego lento (Silvia) 2Tg8Gpx
¡Escucha mi rugido!:


Anzu
Anzu
Dragon

Ocupación : Maestra de Forja
Mensajes : 507

Volver arriba Ir abajo

Fundido a fuego lento (Silvia) Empty Re: Fundido a fuego lento (Silvia)

Mensaje por Silvia el Jue Ene 02 2020, 22:20

Esa extasiante y excitante emoción que tenía dentro era incomparable.
Silvia había sentido la bondad del amor, la vehemencia del sexo, el poder y la libertad del vuelo, la ebriedad de la guerra, lo azul de la tristeza, pero en su interior no podía encontrar un momento en su vida en la que hubiera sentido ese sentimiento recorrer su cuerpo. ¿Habrían más veces así? Se sentía desconectada del mundo dracónico que conocía, pero su embriagadora inquietud no era solo por la proeza que acababa de lograr, era lo que significaba para toda la sociedad y su vida. Una grieta honda en el  corazón del sistema. Qué temor la invadía, pero cuán hermoso se sentía.

Sus manos temblaban junto a la copa que sostenía entre ellas  y el brillo en sus ojos los hacía ser dos pozos claros donde el agua permite ver el corazón de la piedra y la arena allí abajo donde nada debería verse y todo quedar oculto. Y con el deseo de gritar aún con mucha fuerza en ella volvió a dar un trago más, sin dejar de ver a Anzu. - ¿Por qué no terminas la pregunta?- dijo sin ningún miedo, nadie la escuchaba a parte de su amiga y lo sabía porque la extraña sensación de ausencia no la había abandonado. - ¿Temes por mi?- se inclinó al frente buscando que la mirara, tal acto la hacía sentir protegida, más confiada y amada.

Le sonrió con estima sincera y se ruborizó. - No lo hagas. Hacer esto es elección mía y no culpa tuya. - no sería culpable la egipcia de que llegara a su casa un día la Inquisición y su padre para llevarsela como tributo y traidora a la madre de todos.  - Debo confesarte que cada vez siento que estoy más lejos de ella. - se refería a la reina madre. - La amo y admiro como a la madre que perdí en su guerra y no puedo quejarme de lo que nos ha dado, ha hecho feliz a mi padre y mis hermanos, tengo lujos y admiración, pero tal como me ha dado, me ha arrebatado. No sé tampoco si quiera volver a como estaba antes de... - dijo guardando silencio de repente. Recordar era doloroso.

- Vamos, intentalo. - quizás eso sí la haría a ella culpable de tentarla de esa manera a pasar el claro límite que hace tiempos les habían impuesto. Esto sí...esto no. Esclavitud, exilio. Traición, parias. Lo cierto es que se sentía como una adolescente de nuevo. Muy viva y algo enojada. - ¿Qué podemos perder? Nos lo merecemos, Anzu. Hemos vivido y hecho muchos años como para morir sin descubrir lo que realmente somos capaces de ser. - le habló con complicidad seductora, tal como Eva le debió haber hablado a Adán para que probara aquel dulce fruto, Silvia había leído aquella historia. Lo cierto es que en su corazón otras razones la llevaban a ser una incipiente rebelde.

Se mordió el labio y suspiro. - Pero si no quieres no lo hagas, amiga. - bajó la mirada algo avergonzada. - No quisiera tampoco yo que te sucediera nada, no eres la causante de mi escéptica actitud frente al Imperio y arrastrarte hasta lo que me pasa no es lo que deseo. Perdoname. Es solo que extraño mucho a Enya. - sonrió con amargura afectuosa levantando la copa ante su anfitriona para vaciarla de un trago. Suspiró profundo y observó la brillante y roja fragua aún encendida.




Fundido a fuego lento (Silvia) AXrmM3a

Tramitas:

Fundido a fuego lento (Silvia) Jf0dtvK
Silvia
Silvia
Dragon

Mensajes : 85

Volver arriba Ir abajo

Fundido a fuego lento (Silvia) Empty Re: Fundido a fuego lento (Silvia)

Mensaje por Anzu el Vie Ene 03 2020, 10:54

Ella era como una jovencita que quebrantaba las reglas y yo... yo era un miembro de la resistencia de incógnito. Lo que me proponía era algo que podía ponerme en peligro y que, sin embargo, era muy útil. Mantenerme fuera de la red era importante, era algo que bien podía necesitar. Era difícil mantener una hilera de pensamientos complejos mientras trataba de ocultar a todos lo que realmente estaba haciendo, lo que estaba pensando.

_ Eso no cambia que me preocupe por ti. Es peligroso... Aunque entiendo que sientas curiosidad._ Soledad. La soledad más absoluta. Era algo que a mí me asustaba. Porque los rumores de mis hijas... en ocasiones de Jeanne, también, me ayudaban a sobrellevar el día._ Lo intentaré.

Cerré los ojos, tratando de aislarme... de quedarme sola. Y ocurrió. Sentí como poco a poco se alejaban todos de mí. Nunca me había sentido tan aislada del mundo. Sentí la necesidad desesperada de volver, y eso hice, respirando con dificultad... tenía los músculos en tensión.




Fundido a fuego lento (Silvia) 2Tg8Gpx
¡Escucha mi rugido!:


Anzu
Anzu
Dragon

Ocupación : Maestra de Forja
Mensajes : 507

Volver arriba Ir abajo

Fundido a fuego lento (Silvia) Empty Re: Fundido a fuego lento (Silvia)

Mensaje por Silvia el Mar Feb 25 2020, 18:30

Podía recordar el momento en que ella misma había descubierto que los dragones podían hacer algo más que volar, lanzar fuego y disfrazarse de humanos. Todo también iba más allá de comunicarse por la red por medio de un vínculo.
Había sido con él, con Noctilus, la primera vez en descubrir que podía crearse un lazo muy íntimo con otro dragón. Solo con él y su familia Silvia lo había usado, pero luego de eso jamás había indagado en qué más podía descubrir o de qué otra cosa era capaz.
Sí, siempre se había conformado a creer sin pensar más allá.
Nunca vio la necesidad, siempre fue feliz aún a pesar del fallecimiento de su madre, las guerras para Silvia eran causas de muertes aún más naturales que una enfermedad o la mordedura de una serpiente. Era algo a lo que se había acostumbrado siendo una joven dragona.

Pero ahora todo era diferente. Ahora haría todo aquello por lo que se había contenido inconscientemente, lo que le habían impedido hacer las ilusiones de las mentiras. Ya había abierto la caja de Pandora y lo que había encontrado allí dentro estaba siendo extraordinario como aquel fuego que se movía dentro de aquella fragua de su amiga la herrera. La miró y sonrió. - La curiosidad es exquisita y el más valioso pago a mi rebeldía.- dijo con picardía, la hacía sentir motivada, efusiva, una niña consentida a la que le premian por sus caprichos. Bebió más del delicioso vino que le había compartido.

Se acomodó en la silla al escuchar a Anzu decir que lo intentaría, se sentía una precursora de un misterio que grita revolución, Silvia sabía que su amiga no era una ingenua y menos tonta, pero no estaba ni cerca de sospechar que ya era una rebelde que hace tiempo había abierto los ojos y que no estaba dispuesta a seguir creyendo mentiras sin primero pensar dos veces con mente propia. No lo sabía, por eso creía ser la primera en guiarla a aquel mundo.
¿Se sentiría decepcionada al descubrir que no lo era? Para nada, sería saber que no estaba sola, que sus amigos y seres que quería la apoyaban en aquella empresa.

Aunque aún su familia seguía creyendo con fuerza en el Imperio o eso parecía, nunca se había atrevido a preguntarles si así era o qué opinaban. Tenía miedo, y no a que la reina lo supiera o algún inquisidor, era miedo de alguna mirada extraña por parte de ellos o de ser traicionada por alguno más, no sabía si podría aguantarlo si alguien más le fallaba.
Eso le daba terror.
Aguardó a que su amiga lo intentara, fija su mirada en esta, su mente ida en lo hondo de su miedo, una mezcla febril de pánico y excitación. Luego de unos minutos de solo escuchar el calor de la fragua la buscó en la red y la halló dormida, en reposo aparente mientras que sus ojos le decían que no, estaba frente a ella desafiando al sistema.

Al verla y sentirla regresar con aquella violencia se levantó y aproximó posando una mano en su corazón y la otra en uno de sus hombros.  - Tranquila, Anzu. Todo está bien. Respira. - quiso entender qué sentía su amiga, tenía los músculos tensos, lo sentía en la palma de sus manos, la rigidez. La violencia de la ausencia del vínculo con la red, decían que por eso muchos de los exiliados se volvían locos. Era cierto, por algo era uno de los grandes castigos. ¿Pero entonces por qué ella había experimentado aquella felicidad y regocijo?

Sin separarse le permitió volver a recuperarse.  - Lo lograste, pero dime, amiga. ¿Qué sentiste?- le habló suave mirándola desde arriba. - Sospecho que no fue agradable para ti. - y la culpable había sido ella. Tomó la copa de la egipcia y se la acercó hasta las manos para que pasara aquel mal trago con algo que mojara su garganta. - Perdóname. Tenía tantos deseos de compartir contigo esto que descubrí que no pensé el daño que podría hacernos.- susurró con cierta y sincera impotencia.




Fundido a fuego lento (Silvia) AXrmM3a

Tramitas:

Fundido a fuego lento (Silvia) Jf0dtvK
Silvia
Silvia
Dragon

Mensajes : 85

Volver arriba Ir abajo

Fundido a fuego lento (Silvia) Empty Re: Fundido a fuego lento (Silvia)

Mensaje por Anzu el Mar Feb 25 2020, 19:35

Aquel momento fue otra de mis grandes revelaciones. Aún me sorprendía el poder que dormitaba dentro de los humanos, frágiles y débiles a ojos inexpertos. Los humanos no tenían una red, estaban siempre en la más fría y absoluta soledad... la misma que había experimentado hacía apenas un momento. Y a ellos no les asustaba, vivían cada instante de su vida en aquella negrura, en aquel silencio.

Cada día estaba más convencida de lo sensato que era abandonar ese desequilibrio de poder. Había tanto que aún podíamos aprender de los humanos y que se nos escapaba entre los dedos. Como arena que se deslizaba entre nuestros dedos sin que hiciéramos el menor esfuerzo por recogerla. Di un trago a la copa... en silencio. Aquella habilidad era útil, necesaria para la resistencia, pero me asustaba.

_ Soledad. En todos estos años nunca me había sentido tan... sola. No notaba a mi hijas... era como si estuvieran tan lejos que no pudiera sentirlas. Por un instante llegué a tener la sensación de que las había perdido._ Como si mi mayor temor se hubiera vuelto una realidad. Quizá Arciria fuese muy cortante conmigo, y viese muy poco a Névena... pero ese rumor que indicaba su presencia en la red era una sensación que necesitaba._ No quiero asustarte... estoy bien. Es sólo que... es extraño, nada más.

Yo ya era una dragona vieja, había visto muchas cosas... imperios alzarse y caer. No acostumbraba ya a ver o sentir cosas nuevas. Todo se antojaba conocido, aún con sus pequeñas variaciones... me gustaba pensar que resultaba difícil convencerme. Mi última verdadera sorpresa había sido descubrir a Jeanne... no esperaba otra tan sólo unos años más tarde.

_ No creo que me haga daño... tan sólo por unos momentos al menos... pero me ha dado mucho en qué pensar._ Giré la copa entre mis dedos._ Silvia... creo que eso es lo que más temo, ¿Sabes? No la muerte... o la condena... temo la soledad por encima de todo. No me gusta que eso me haga parecer tan débil.




Fundido a fuego lento (Silvia) 2Tg8Gpx
¡Escucha mi rugido!:


Anzu
Anzu
Dragon

Ocupación : Maestra de Forja
Mensajes : 507

Volver arriba Ir abajo

Fundido a fuego lento (Silvia) Empty Re: Fundido a fuego lento (Silvia)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.