Novedades

- (19/09) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (19/09) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
La práctica hace al maestro || Tizne  G2TiwGkZ_o
06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Time Of Heroes
 photo untitled45.png La práctica hace al maestro || Tizne  AO1UJIQ Expectro Patronum
Legends

60/64

Afiliados Normales


La práctica hace al maestro || Tizne

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

La práctica hace al maestro || Tizne  Empty La práctica hace al maestro || Tizne

Mensaje por Verenaa el Miér Oct 02 2019, 23:47

Rob no lo sabía pero le quedaban pocas horas de vida. Seguramente debería haberse pensado mejor la idea de ganarle el blasón familiar de oro a un dragón particularmente malo jugando a las cartas. ¿Era un poco exagerado mandar a una asesina? Quizás, pero así el siguiente mortal que jugase le dejaría ganar y además aquella mancha en su honor quedaría limpia. No era la primera vez que mataba por motivos de vanidad, en realidad entre los aristócratas eran los motivos más comunes. Verenaa se había acostumbrado a eludir aquella sensación en la nuca que le decía que era deshonroso. Ella había cazado rebeldes, ¿Qué hacía cazando mindundis? El mundo había cambiado mucho, y ella también, la caza ya no era tan noble pero seguía siendo la caza y ella seguía siendo una depredadora.

La expectación le cosquilleaba bajo la piel, le invitaba a meter la mano bajo la capa larga de su disfraz, aquella noche iba de burgués sin ningún rasgo dracónico aparente, que le cubría los hombros, sujetar el mango de su daga entre los dedos. Una parte profundamente primitiva deseaba desgarrar la carne, ahogar su sentidos en la carne que fallece, en el olor de la sangre caliente de la música de un corazón que muere. Rob giró una esquina y Verenaa se obligó a serenarse mientras le seguía con pasos silenciosos, haciendo un quiebro en un estrecho callejón entre dos casa para adelantarle. Le había seguido varias noches hasta conocer su recorrido al dedillo. Iba directo a la casa de juego, donde dedicaría varias horas a beber, toquetear mujeres y gastar su sueldo a las cartas. Verenaa estaba casi segura de que o era un genio jugando a las cartas o ganar al dragón había sido un golpe de suerte que le iba a costar muy caro. Verenaa pensaba abordarle cuando saliera.

Espero unos minutos y entró tras él, quitándose la capa y caminando como si entrará allí todos los días. No llamó la atención de nadie cuando se sentó en una esquina del local, pagó por una jarra y se palmeó el regazo cuando una mujer pelirroja y voluptuosa contoneó sus caderas y sacudió un exuberante pecho en sus narices. Lo atractivo de su cuerpo lo contrarrestaba un rostro vulgar con una mirada lasciva aún más vulgar pero cuando se sentó sobre su regazo Verenaa le besó y la envolvió en sus brazos. Ella empezó a susurrarle, invitándole a subir a su habitación pero la dragona en realidad solo estaba haciendo tiempo, esperando al momento oportuno, paciente.
Verenaa
Verenaa
Dragon

Mensajes : 261

Volver arriba Ir abajo

La práctica hace al maestro || Tizne  Empty Re: La práctica hace al maestro || Tizne

Mensaje por Tizne el Jue Oct 03 2019, 00:22

Verena últimamente estaba muy distraída. Lo bastante como para alargar demasiado mis días sin entrenamiento, lo bastante para dejarme demasiado tranquilo y lo bastante como para no darse cuenta de que estaba escondido en el armario de su despacho, conteniendo la respiración. Pude ver por el agujero de la cerradura donde escondía el contrato, que incluso tenía un hábil dibujo del futuro cadáver.

¿Qué habría hecho un buen aprendiz? ¿Preguntar a su maestra si todo iba bien? ¿Ser especialmente servil y obsequioso para que aceptara retomar los entremientos?

Mejor.

Demostrarla que podría ser de gran ayuda.

Seguirla fue extremadamente difícil, me vi obligado a permanecer a mucha distancia, siempre oculto y con el viento en contra, para que ninguno de sus afinados sentidos y habilidades llegara a detectarme. Solo el hecho de haberlo logrado, a mi parecer, era merecedor de halagos. Si después se lo hubiera contado se habría enfadado, pero en el fondo estaría sorprendida. ¿Pero por que detenerse ahí?

Me colé en la casa de apuestas por la carbonera, dejando allí escondido mi traje negro de asesino y recorriendo los oscuros sótanos en ropa interior y botas, aseándome con un trapo y buscando algo que ponerme que pudiera dar el pego. Fue en la escalera de servicio cuando una enorme mujer entrada en años me agarró de los hombros, haciendo que diera un respingo.

- ¿Tu eres el nuevo? Vamos, vístete-


-En realidad…-


Me apretó un puñado de ropa y se fue. Las vestimentas eran lujosas, similares a las que Verenaa mandaba hacer para mí, aunque con telas de peor calidad y mas vaporosas. Mi pecho quedaba al descubierto. Bueno, era lo único que tenía.

Al subir a la primera planta, la luz se volvió rojiza y sugerente. Otra mujer comenzó a frotarme aceite por todas partes y antes de que pudiera protestar, me había dejado a empujones en la sala principal. Casi cara a cara con un noble que se parecía mucho a Verenaa. Me di la vuelta deprisa, agarrando una bandeja para disimular y que no me viera. Durante un buen rato serví copas aquí y allá, observando a la victima de una forma que creía disimulada. Pero no debió serlo tanto, porque acabó apartando a la chica que lo acompañaba y llamándome con el dedo.

Me señalé el pecho y miré hacia atrás. Si, era a mí. Se levantó y vino derecho.

-Hola, guapito. Ven, vas a venir conmigo arriba-


¡Me había confundido con un puto! Aunque… bueno, así sería más fácil matarlo.





La práctica hace al maestro || Tizne  Original
Tizne
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 849

Volver arriba Ir abajo

La práctica hace al maestro || Tizne  Empty Re: La práctica hace al maestro || Tizne

Mensaje por Verenaa el Jue Oct 03 2019, 19:27

Rob jugaba mano tras mano. Desde la distancia y con una pelirroja que se interponía entre ella y su víctima con su abundante pecho era difícil ver si la dragona fortuna volaba sobre el hombro de Rob aquella noche, pero o bien era así o el caballero tenía esperanzas puesto que no parecía dispuesto a dejar de jugar.

Verenaa notó el aburrimiento rondarle la mente y decidió que la mejor manera de no perder el interés sería distrayéndose un rato. Agarró bien fuerte a la pelirroja y la dejó juguetear libremente, besando sus labios avariciosos, dejando marcas rojas con sus dientes sobre su cuello y el escote generoso mientras lanzaba miradas en dirección a la mesa de su víctima. En algún momento se levantó y el primer instinto de Verenaa fue quitarse de un empujón a la chica del regazo, pero se contuvo y consiguió el efecto equivocado. Al notar tensión en sus manos la pelirroja se apretó contra ella, enterrando la mano en su pantalón (a aquellas alturas la muchacha había descubierto que no iba a encontrar una erección pero tampoco parecía importarle mientras la tarifa fuera la misma)

-E-espera -Farfulló sujetándola por los hombros. - Lanzó una mirada hacía la escalera. Rob subía las escaleras, dándole la espalda a la dragona, agarrándole el culo a una chica delgaducha que subía delante de él y con un caminar familiar. Le dio un escalofrío, que incómodo era reconocer a las muchachas del lugar después de haber estado allí tres o cuatro veces. Agarró la mano de la pelirroja. -Anda, aquí no, llévame arriba, preciosa. - Le dio un beso en los labios y la chica sonrío encantada. Verenaa se dejó guiar, aguantando la tensión en el cuerpo que le decía que echase a correr detrás de Rob o le perdería de vista.
Verenaa
Verenaa
Dragon

Mensajes : 261

Volver arriba Ir abajo

La práctica hace al maestro || Tizne  Empty Re: La práctica hace al maestro || Tizne

Mensaje por Tizne el Jue Oct 03 2019, 20:23

Me centré en el frio de mi daga contra el tobillo, bien escondida en la bota, mientras me manoseaba subiendo las escaleras. Todo esto me ponía muy nervioso. Trataba de mentalizarme, ya había pasado por algo así y no era tan horrible. Pero pensar en Thyraxes seguía siendo traumático, como si toda esa época estuviera difusa, como si no entendiera como había podido ser tan inocente.

La víctima cerró de un portazo y se me tiró encima, literalmente, buscando mis labios y empujándome hacia la cama.

- ¡Espera, espera! Eh… la jofaina-señalé hacía los instrumentos de aseo que habían colocado en un rincón. El tipo asintió y me dio la espalda para ir a lavarse. Me apresuré a esconder la daga bajo el jergón, quitándome las botas. Luego me senté sobre la cama, mirando las vías de escape. La habitación tenía un pequeño balcón, que, si no había calculado mal la forma del edificio daría a una callejuela poco transitada, desértica a aquellas horas. Bien. El tipo seguía lavándose a fondo, ya se había quitado toda la ropa. La ansiedad regresó, aunque logré reducirla al mínimo respirando hondo y jugando muy suavemente con la brisa que se colaba. Le mandé una corriente directa, solo por ver que pasaba.

-Brrrrr, ¡diablos que hace frio fuera! -

Cerró el balcón y me empujó a un lado, metiéndose bajo la sabana.

-Vamos chiquillo, ¿todavía no te has desnudado? Dime, ¿cuántos años tienes?

No sabía que era lo que quería oír, pero bajé hasta donde pudiera parecer creíble.

-Dieciséis, señor-dije quitándome los pantalones.

Me agarró de la barbilla.

-Si… ¿y todavía no tienes ni pelusilla de barba? - dijo rompiendo a reír.

Me puse rojo de vergüenza y de ira. Abrí la boca para soltarle alguna barbaridad que habría arruinado por completo la misión, pero aprovecho el momento para meterme la lengua hasta la campanilla, empujándome sobre el colchón y tapándonos a ambos con la sabana. Me movió hasta dejarme totalmente desnudo, aunque no se lo puse fácil, entre el aceite y las pocas ganas que tenía.

-Eres una lagartija, ¿eh? Mejor, mas divertido-

Todo su peso cayó sobre mi espalda. Estiré el brazo para alcanzar la zona donde había dejado la daga, pero me agarró de la muñeca y dobló mi brazo hacia atrás con mucha fuerza, arrancándome un grito de dolor que silenció con su manaza.

- ¿Crees que soy un idiota, muchacho? ¿Crees que nací ayer, como tú? Mira la jofaina-

Me giró la cara con violencia. Una palangana, un jarrón de agua y un espejo.

- ¿Sabes lo que he visto en ese espejo mientras me lavaba?

Mierda.

-Vas a tener que contarme algunas cosas… pero primero voy a hacer lo que vine a hacer, y créeme que no te va a gustar-

Me separó las piernas con la rodilla y en ese mismo instante, el jarrón voló hacia su cabeza, rompiéndose en pedazos y dándome la ayuda suficiente para escurrirme fuera de la cama.





La práctica hace al maestro || Tizne  Original
Tizne
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 849

Volver arriba Ir abajo

La práctica hace al maestro || Tizne  Empty Re: La práctica hace al maestro || Tizne

Mensaje por Verenaa el Vie Oct 04 2019, 01:13

La guió por las escaleras pero cuando ella pensaba que iba a continuar el mismo camino que su víctima giró hasta otro pasillo. Verenaa le siguió docilmente y sin perder la calma.

-Espera - La retuvo, aún sujetándole por la mano que la guiaba. La chica tenía la otra mano en el pomo de su habitación. -He olvidado pagar la copa y no quiero que nos interrumpan. -Le acarició la mejilla, mostrándose receptiva para contrarestar el mohín que se dibujó en el rostro de su acompañante. -Espérame dentro, volveré enseguida. -La beso una última vez antes de dejarla entrar en su habitación. Una vez sola se arremangó las mangas y se desabrochó la camisa, mostrando una sombra de piel. Se pasó las manos por el pelo para disimular mientras caminaba hasta el pasillo donde había visto perderse a su víctima.

Estaba pensando como adivinar en cual había entrado cuando escuchó un grito familiar que le heló la sangre. No, no podía ser, era imposible.

-Tizne - Corrió como alma que lleva el diablo. Volvió a escuchar ruidos fuertes, el golpe del barro cocido al romperse y con eso pudo encontrar la habitación. La estampa que encontró en su interior la dejó desconcertada. -¡Tú! - Exclamó mirando a Tizne. En la carrera había sacado la daga y la llevaba en la mano, lista para ser usada. Verenaa le agarró por un brazó y antes de que pudiera salir por sus propios medio de la cama Verenaa le empujó fuera Y se abalanzó sobre su víctima, que se sujetaba la cabeza y se retorcía en la cama, rodeado de trozitos de jofaina.

De haber podido habría maldecido. No era así como tenía que acabar Rob, ni como tneía que haberle asesinado. Verenaa había esperado una buena noche de cacería, no una chapuza que ponía en peligro la operación al completo y que podía exponerla a ella y a su reputación. Alzó la daga, buscando un punto débil, pero Rob vio el reflejo y actuó rápido para ser humano. Verenaa gimió dolorida al recibir un puñetazo que la empujó hacía atrás, cayó al suelo y notó peso sobre su cuerpo. Recibió un nuevo golpe que envió la daga lejos.

-¡HIJOS DE PUTA! - Rob volvió a lanzarle un puñetazo a la cara.
Verenaa
Verenaa
Dragon

Mensajes : 261

Volver arriba Ir abajo

La práctica hace al maestro || Tizne  Empty Re: La práctica hace al maestro || Tizne

Mensaje por Tizne el Lun Oct 07 2019, 21:51

Según pude salir de debajo del tipejo, algo me agarró del brazo y me sacó como si arrancara una brizna de hierba. El brazo, que ya estaba a punto por la forma en que el me lo había retorcido, terminó de dislocarse. Di un aullido de dolor y me aparté reptando, reconociendo a Verenaa totalmente fuera de si. Todo ocurrió muy rápido. Fui a recoger su daga con mi poder, pero mientras planeaba en el aire, una corriente que yo no controlaba tiró de ella hacia el otro lado. Contrariado, volví a hacer fuerza. La daga bailó en el aire por unos instantes, lo que me llevó a comprender que “la victima” también era elementalista. No más fuerte que yo. Di un tirón y el arma salió despedida por la ventana, a punto de amputarme la nariz.

Pero el no parecía demasiado preocupado por eso. El recordaba donde había escondido la mía… que apareció rauda y se me clavó en el pecho hasta la empuñadura. Por suerte, estaba mas cerca del hombro que de otra cosa. Aunque por la posición, parecía una herida mas grave. Se me fue nublando la vista, aunque alcancé a ver el rostro de preocupación en mi maestra…





La práctica hace al maestro || Tizne  Original
Tizne
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 849

Volver arriba Ir abajo

La práctica hace al maestro || Tizne  Empty Re: La práctica hace al maestro || Tizne

Mensaje por Verenaa el Mar Oct 08 2019, 23:14

Verenaa no llevó a parar el segundo puñetazo que le impacto de llenó en la boca, partiéndole el labio. Los dientes y la lengua se bañaron en el sabor metálico de la sangre. Por la mirada de Verenaa se llenó de puntos brillantes y cabeceó desorientada intentando volver al momento. Sólo fue consciente de que un viento inesperado se levantó en la habitación.

El gritó de dolor de Tizne le devolvió la guió de vuelta a la realidad. Se retorció bajo el peso que la atrapaba contra el suelo hasta que vio al muchacho derribado en el suelo. Sus sentidos estaban nublados por el sabor de su propia sangre pero la flor escarlata que brotó en el pecho de su aprendiz brilló como si fuera la primera vez que veía sangre derramada.

-Serás cenizas - Le prometió ferozmente. Rob tenía los ojos oscuros y un sudor, mezcla del miedo y la adrenalina, le mojaba el rostro.

Él hombre no tuvo tiempo de darle una réplica, dragón y mortal se enzarzaron en una pelea sucia y patética. Giraron el uno sobre el otro, lanzandose patadas, rodillazos y puñetazos mientras giraban por el suelo. Verenaa podría haberse librado del mortal si sus golpes hubieran sido inteligentes y certeros pero al igual que Rob golpeaba motivada por la rabia. La imagen de Tizne sangrando marcada a fuego en su retina le hacía golpear una y otra vez sin control, furiosa, herida en el corazón. Cuando ella estaba sobre él le golpeó, devolviendo cada golpe que había recibido y en un ataque de furia se inclinó sobre él y le mordió en el hombro hasta que sus colmillos afilados rasgaron la carne. Rob arqueó la espalda gimiendo de dolor y un tirón huracanado la empujó hacía atrás con tal fuerza que la dragona se vio catapultada hacía atrás. Aquel cuerpo pequeño y frágil chocó contra la pared y los huesos chasquearon e incluso uno de ellos crujió, robándole el aire. Se sujetó el costado, jadeando rabiosa. Rob estaba en pie, olía a miedo ácido.

Verenaa se sacó una daga que llevaba escondida bajo la túnica y lo lanzó con un gruñido dolorido. El cuchillo se detuvo en seco. Con una sonrisa de satisfacción el hombre lo agarró y se acercó a ella.

-Hereje

- ¿Cenizas? Vuestro Imperio será cenizas. -Rob extendió el brazo para lanzar la daga.
Verenaa
Verenaa
Dragon

Mensajes : 261

Volver arriba Ir abajo

La práctica hace al maestro || Tizne  Empty Re: La práctica hace al maestro || Tizne

Mensaje por Tizne el Mar Oct 08 2019, 23:40

Dolía mucho, e intuía que sería peor cuando estuviera lejos de todo ese caos. Porque sabía que Verena me sacaría de allí, como siempre hacia si las cosas se torcían. Desde el mismo día en que me libró de las mazmorras y la esclavitud servil del Castillo, la dragona se había ocupado consciente e inconscientemente de sacarme las castañas del fuego siempre que era necesario.

Por esa misma creencia fue todavía mas horrible ver que la pelea con el humano era igualada. Algo iba mal. Podría haberlo dejado seco de un único golpe, en lugar de enzarzarse con él. Me moví para intentar ayudar, pero solo el intento de levantarme volvió a nublarme la vista. Toqué la daga y mis nervios mandaron una señal clara al cerebro: si la sacas, te desmayaras.

En el suelo, ambos rodaban entre puñetazos. Comencé a hiperventilar, cada vez mas nervioso. Me faltaba el aire. ¡A mí, al maestro del Viento! ¡Eso no podía ser! Lo visualicé, entrando y saliendo de mi boca. Nunca me había fijado en eso. Al hacerlo, pude sentir también las inhalaciones y exhalaciones de los contendientes. Mi maestra estaba cada vez más herida.

Con un doloroso esfuerzo logré erguirme apoyado en la pared. Moví los dedos, y el aire que salía de sus bocas vibró como una leve pulsión en un instrumento de cuerda. De nuevo las brumas de la inconsciencia se acercaron, era muy complicado manipular algo tan concreto.

Intenté concentrarme en lo que el respiraba. Era como meter la mano en agua con una corriente mínima. No, no podía. Cerré los ojos, volviendo a resbalar hacia el suelo sin darme cuenta. Toda la zona de mi hombro pulsaba sordamente y la sangre ya me humedecía hasta las piernas. Iban a matar a Verena… era imposible… ¿por qué parecía ir perdiendo?

Fue la daga con mortal trayectoria lo que me espabiló de golpe.

-¡¡¡No!!!-

Agarré la exhalación del hombre y tiré de ella, no solo de la parte que ya se alejaba de su boca, sino de todo lo que quedaba en sus pulmones. Fue como apretar una esponja, solo que el órgano no recuperó su forma original con la misma facilidad. El rostro de la dragona fue regado de minúsculas gotitas de sangre. La daga cayó. Rob, con los ojos abiertos, comenzó a convulsionar y a escupir más sangre. Se puso violeta antes de caer tambien.

En la esquina, yo seguía hiperventilando, boqueando como un pez fuera del agua, lívido salvo dos siniestras ojeras cada vez más negras. Pero la miraba a ella.





La práctica hace al maestro || Tizne  Original
Tizne
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 849

Volver arriba Ir abajo

La práctica hace al maestro || Tizne  Empty Re: La práctica hace al maestro || Tizne

Mensaje por Verenaa el Miér Oct 09 2019, 00:27

De pronto fue muy consciente del dolor de sus huesos, del cansancio agarrotándole los músculos de todo el cuerpo. Le temblaban ligeramente las manos y mientras miraba el filo de su propia daga se tensó. No quedaba más remedio, recibiría la puñalada, rezará a la Reina Madre para que guiara su filo y entonces le mataría incluso si tenía que hacerlo con los dientes. Pero nada de eso ocurrió.

-¡¡¡No!!!-

Rob escupió sangre, le salpicó caliente en el rostro. Le miró paralizada durante unos segundos. Por un momento pensó que la Reina Madre realmente había escuchado sus pensamientos y había enviado una mano invisible para salvarla a ella, su devota y fiel Verenaa. Rob convulsionaba a sus pies. Tenía la mirada perdida y sintió la certeza de que ya no quedaba vida para aquel hombre, aunque no pudiera entender como estaba muriendo. Entonces recordó su grito.

-Tizne - Masculló tan bajo que casi ni escuchó su hilo de voz. Con esfuerzo y dolor saltó por encima de la cama y se acercó al muchacho, desparramado en el suelo y luchando por vivir. Le temblaron las manos cuando le tomó el rostro entre los dedos. Estaba vivo. -Gracias Reina Madre, gracias... - Farfulló sin fuerzas, inclinándose sobre él. Tizne estaba vivo, su niño estaba vivo. -Ssh...Ssh...Tranquilo, todo va a ir bien. - Le prometió, con sus ojos danzando de la daga en su pecho ha su rostro maliciento. Intentó sonreír pero nunca sabría si fue convincente. Tenía que sacarle de allí, tenía que ponerle a salvo. La adrenalina empezó a bombearle fuerza renovada. -Esto te va a doler. - Advirtió antes de pasarle los brazos por las rodillas y la espalda. Se dedicó un momento para reunir fuerzas, respirando con dificultad. Apretó los dientes, ahogando un gemido por pura cabezonería. -Vas a ponerte bien, Tizne, vas a ponerte bien.

Abrió la ventana de una patada y dejó que brotasen sus alas, no tenía tiempo para la delicadeza. Alzó el vuelo, dejando que la oscuridad la engullera a ella y a los errores de aquella noche.


Última edición por Verenaa el Miér Oct 09 2019, 01:05, editado 1 vez
Verenaa
Verenaa
Dragon

Mensajes : 261

Volver arriba Ir abajo

La práctica hace al maestro || Tizne  Empty Re: La práctica hace al maestro || Tizne

Mensaje por Tizne el Miér Oct 09 2019, 00:58

No podía hablar, no podía respirar y cada vez intentaba hacerlo mas rápido, mas fuerte, consiguiendo justo el efecto contrario al deseado. Queria decirle que me alegraba de que estuviera bien, que no sabía lo que había hecho, que me perdonara por haber salido esa noche. Incapaz de manifestarlo, me abracé a ella con el brazo que podía mover en cuanto estuvo lo bastante cerca.

Apenas llegué a entender lo que decía. La última gota de dolor colmo el vaso y me desmayé en sus brazos, permaneciendo laxo hasta que me depositó allá donde fuera. Laherida no había afectado ningún organo, pero la daga seguía dentro y el brazo estaba dislocado. Al igual que la última vez que use todo mi poder, los signos vitales se redujeron al mínimo para no gastar demasiada energía...

DIAS DESPUES

Desperté con un sobresalto, incorporandome de golpe y notando la tensión de una venda. El dolor y el mareo llegaron despues, haciendo que volviera a recostarme con un murmullo débil. Estaba en una cama. Algo se revolvio a mis pies. Por el rabillo del ojo vi a Muñones, como llamaba de modo cariñoso al gato blanco que le había regalado a Verenaa. Bostezó y volvió a dormitar mientras yo iba tomando conciencia de que estaba en mi pequeña habitación. Con las cortinas echadas, tuve que tantear la mesa buscando la jarra de agua que no estaba allí. Tenía la garganta seca y rasposa.

Poco a poco, los recuerdos llegaron. Desagradables. Difusos. ¿Y la dragona?

Volví a intentar levantarme, temiendo que siguiera malherida.





La práctica hace al maestro || Tizne  Original
Tizne
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 849

Volver arriba Ir abajo

La práctica hace al maestro || Tizne  Empty Re: La práctica hace al maestro || Tizne

Mensaje por Verenaa el Miér Oct 09 2019, 02:14

Verenaa estaba en un lugar oscuro, acorde con su estado de animo. La puerta de aquella habitación estaba cerrada con llave. La única copia la tenía ella y jamás se la entregaba a nadie, si quiera a Freya su doncella de compañía. Estaba oscuro pero a través de las ventanas ciegas se filtraban los primeros rayos del amanecer, lo suficientes para ver bailar el polvo en el ambiente. Aquel era un lugar prohibido, un lugar secreto a medio camino entre la arrogancia y la vergüenza. Quizás por eso mismo había prohibido a todo el mundo entrar allí.

Solo Rao II le hacía compañía, sentado en su regazo, respirando lentamente mientras ella sentada en el suelo alzaba la vista para contemplar. Era hermosa, siempre lo había sido. La hicieron los mejores herreros de las forjas Imperiales, fundida en el aliento de sus hermanos y forjada con polvo de escamas. En la oscuridad sus placas parecían tinta. Hacía más de veinte años que no se ponía su preciosa armadura. Una vez había sido uno de sus mayores orgullos, el mayor signo de su estatus, de todos los años de lucha por la Reina Madre y la bendición y el honor que suponían para ella servir a su Diosa.

Llamaron a la puerta. Verenaa se movió muy despacio y cuando abrió era Freya, que la miraba con sincera preocupación en el rostro.

-¿Han hecho lo que ordené? - Preguntó sin esperar a que la muchacha le hablase. Asintió y extendió las manos. En ellas llevaba prendas de un conjunto de asesino que suponía había pertenecido a Tizne. También habían recuperado su daga. Cogió la daga. -Quémalo junto a mi disfraz, no deben quedar pruebas.

-Pero señora... por favor, el médico a insistido en verla...

-No- La cortó, lanzandole una mirada helada. Entendía su preocupación pero tenía cosas en las que pensar, no podía desperdiciar el tiempo en que atendieran sus heridas y limpiaran su carne. Aquel era el castigo que sufrían los incompetentes y los chapuceros. El dolor era el castigo de los incapaces, como ella, que habían hecho de una misión un estropicio, algo sucio y vergonzoso, algo que no debería haber ocurrido.

- Por favor, señora, aún tiene sangre, su rostro...

-Vuelve a llamar cuando el estado de Tizne cambie.- Cerró de un portazo. Se sentó donde había estado antes y contemplo su armadura. ¿Habría cometido el mismo error de haberla llevado puesta?


- - -


- Señora - Desde la noche en que había entrado con Tizne desangrandose entre sus brazos y ella malherida la doncella le había tratado con sumo cuidado, como si cada vez que se acercase a ella estuviera tratando con un depredador, con una bestia a punto de atacar. En el fondo Verenaa pensaba que era la primera vez que la muchacha le trataba como lo que realmente era.

Levantó la mirada de su escritorio. No importaba su estado de animo, la correspondencia de su compromiso demandaba una respuesta educada y rápida. Al menos satisfacer las demandas de su padre era algo que podía controlar.

-Freya.- La muchacha dio un respingo y no se lo tuvo en cuenta. Tenía un aspecto lamentable a pesar de haberse aseado. El labio seguía roto e hinchado, la mandíbula derecha tenía un hematoma tan oscuro que parecía negro. También tenía golpes en los brazos y el cuerpo y las costillas seguían torturándola con un dolor tan intenso que había pasado los últimos días allí arriba encerrada, en su alcoba, rodeada de gatos y con la única compañía esporádica de Freya, que subía regularmente a informar del estado de Tizne.

Era ridículo engañarse a sí misma. Tizne se había vuelto una debilidad, una carga aquella noche y un peligro para su tranquila existencia. No podía controlarlo y aún así... no podía evitar ser vulnerable a su mirada frágil y a la necesidad que veía en su interior.

-Ha... ha despertado, señora. Le he dado agua pero creo que quiere verla, esta muy desorientado. - Freya le miró a los ojos solo un momento, antes de apartar la mirada otra vez. No sabía como se tomaría la respuesta y lo cierto es que Verenaa tampoco sabía como tomarsela. Durante aquellos días la idea de que Tizne no despertase nunca le había atormentado tanto como la de que lo hiciera. ¿Qué iba a hacer después? Estaba cansada para hacerle entender, para intentar explicarle que había sido precisamente aquella debilidad que él suponía lo que les había llevado a los dos a aquel lugar y que en última instancia él era el único responsable de lo ocurrido aquella noche. Si hubiera sido un soldado en el ejército Verenaa le habría expulsado incluso antes de que despertará.

-De acuerdo, iré a verle. Envía estas cartas, por favor. - Se detuvo un momento para mirarla. -Y gracias Freya.



La puerta se cerró a su espalda muy despacio, casi sin hacer ruido y ella se giró lentamente para encarar al muchacho, a sabiendas de que su estado físico era, como mínimo, chocante.
Verenaa
Verenaa
Dragon

Mensajes : 261

Volver arriba Ir abajo

La práctica hace al maestro || Tizne  Empty Re: La práctica hace al maestro || Tizne

Mensaje por Tizne el Miér Oct 09 2019, 13:57

La puerta se abrió despacio y el gato aprovecho para salir como una flecha, a un ritmo que parecía imposible para tener solo tres patas.

- ¿Tizne? ¡Túmbate! -

- ¿¿¿Dónde está Verena???-


Freya me empujó suavemente, pero estaba muy tenso y no podía obligarme a volver a esa posición sin hacerme daño en el hombro. Me toco la frente y arrugó la nariz.

-Ella esta bien. Está descansando, como deberías hacer tú. ¿Tienes dolores? No entiendo esas ojeras. Y el medico tampoco. No me gustan, no hay motivo para ellas-dijo intentando tocarlas. Yo intenté apartarla y gemí al hacerme daño en la herida. Ella arrugó todavía más la nariz y vertió el contenido de un frasquito en un vaso, acercándomelo a la boca y agarrándome con fuerza de la nuca. Bebí, estaba demasiado sediento.

- ¿Qué es eso? ¿Cómo esta Verena? -

-Shhhhhhh te ayudará con el dolor. Y ya te dije que esta bien. Voy a avisarle, ni se te ocurra moverte de ahí.

Se fue, dejándome frustrado y nervioso. Pero a los pocos minutos, el nerviosismo se fue junto a los dolores y empecé a sentirme atontado. Las cortinas dejaban pasar algunas líneas de luz del exterior, que adoptaban formas juguetonas. Formas muy realistas. Rostros, arboles, animales. Me miraban. Levanté el brazo sano para intentar tocarlos, pero eran huidizos. La habitación se deformaba y el aire que contenía tenía colores que se juntaban y separaban en una danza absurda. Estuve alucinando casi una hora hasta que Freya consideró que debía avisar a la dragona.

Tarde unos segundos en darme cuenta de que estaba allí. Todavía tenía las pupilas muy dilatadas y apariencia de drogado, pero fue muy consciente del estado de ella.

Hasta ese día, mis llantos rara vez habían sido del todo sinceros. A veces estaban cargados de autocompasión, sin ninguna empatía hacia los demás. Un lamento físico causado por el dolor mental, que solo buscaba aliviar eso. El llanto debilitaba la ansiedad, disipaba los propios errores, daba una liberación. Cuando derramaba lagrimas por eso, lloraba en un acto de egoísmo.

Otras veces lo hacía para librarme de cosas. De discusiones, de castigos, de enfrentamientos. Sabía cuan frágil parecía la imagen de un varón sollozando y lo aprovechaba. Era uno de mis actos más miserables.

También estaban las lágrimas de ira, que se sumaban al cupo de pura autocomplacencia, solo que sin tener control alguno sobre el acto. La rabia se acumulaba y encontraba ahí su salida, aportando de nuevo cierta paz.

Por lo general, hablaba. Me excusaba, intentando culpar a la otra persona de forma consciente o inconsciente. “Yo solo quería…”. “Pensé que…”. En el fondo lloraba porque me sentía víctima y no verdugo, inocente ante el culpable, mártir ante acontecimientos que escapaban de mi control.

Lloraba sin vergüenza, sin piedad o redención.

Cuando vi el rostro de Verenaa, me tapé el mío con las manos y empecé a llorar en silencio. No trataba de inspirarle lastima ni la sentía por mi mismo. No pensaba en que me echaría de allí, en que podía perder todo lo que tenía. Ni se me pasó por la cabeza que podía dejar de ser su aprendiz. Que me golpearía, que diría cosas hirientes o permanecería en un silencio todavía más hiriente. No era la vergüenza por lo estúpido de mis actos lo que sacudía mi cuerpo en sollozos mudos. No había rabia ni dolor. No había prisa por pedir disculpas.

Lloraba de pura tristeza y culpabilidad. La potencia de sentimientos tan compasivos, el segundo totalmente desconocido para mí, me estremecía.





La práctica hace al maestro || Tizne  Original
Tizne
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 849

Volver arriba Ir abajo

La práctica hace al maestro || Tizne  Empty Re: La práctica hace al maestro || Tizne

Mensaje por Verenaa el Jue Oct 10 2019, 00:39

Con el mismo silencio con el que Tizne empezó a llorar, Verenaa se le quedó mirando desde donde estaba. ¿Cómo se habían truncado tanto las cosas?

Le recordó derribado, al borde de la inconsciencia. Habían pasado los días pero aún tenía sobre la piel la sensación de su sangre caliente, la respiración tan ligera que mientras volaba había pensado que no conseguiría que viese la siguiente mañana. No había sido capaz de pensar en otra cosa hasta que le dejó en manos del médico.

Había tenido tiempo para pensar que era lo que iba a hacer en aquel momento. Había bajado allí con las ideas claras. Iba a sentarse en una silla, iba a explicarle que había pasado y todas las razones por las que ya no podía enseñarle más, no había más que mirarla para que entendiera que Tizne era una peligro para sí mismo y para los demás. Había pensado mucho en la muerte de Rob. Al principio había estado muy confusa pero al final había llegado a la conclusión de que la Reina Madre no le había fulminado con un rayo de voluntad, solo Tizne podía ser el responsable. Si no había podido enseñarle a ser un asesino inteligente y cauteloso... ¿Cómo iba a enseñarle a ser un elemental capaz? No podía protegerle de él mismo y por tanto no estaba capacitada para protegerle del mundo. Encerrada frente a su armadura entendió que Tizne en sus manos acabaría de la misma manera que Brisa y aquello le había roto el corazón.

Y ahora que veía sus hombros estrechos se convulsionaban llorando en silencio, mientras e muchacho temblaba, el rostro oculto. Le había visto llorar en múltiples ocasiones, sabía que podía llorar a demanda como un actor del Trovador Ígneo pero jamás le había visto llorar así, en silencio, avergonzado. De pronto todos sus planes se vieron truncados por la pena y el dolor que sentía por su niño. Se acercó a él despacio y con mucho cuidado le sujetó la cabeza y lo empujó contra su vientre y le acarició el cabello.

-Ya está, ya pasó.
Verenaa
Verenaa
Dragon

Mensajes : 261

Volver arriba Ir abajo

La práctica hace al maestro || Tizne  Empty Re: La práctica hace al maestro || Tizne

Mensaje por Tizne el Jue Oct 10 2019, 22:08

Crispado por un llanto incontenible, me dejé llevar por su consuelo a sabiendas de que no lo merecía. La aferré con el brazo sano como uno se agarraba a un salvavidas. Durante largos minutos mis lagrimas empaparon su ropa, deteniéndose solo cuando fue físicamente imposible producir más. Todavía permanecí allí un rato, temiendo que se fuera si me movía. Al final me erguí, mirando las sabanas con los ojos arrasados, rojos como brasas. Tuve que respirar hondo para poder hablar y comencé negando con la cabeza.

-Da igual cuanto lo intente. No sirvo. Porque el problema no esta en mis manos o pies, está en mi cabeza-

Sorbí por la nariz, pasándome la manga de la camisa por la cara.

-Me iré cuando me quiera. No le daré mas problemas nunca. Y si quiere devolverme a la Corona, seguro que hay algún modo-

Quería decirle muchas cosas, como que si permitía que me quedara podría estar como un sirviente más, que temía que me vendiera, pues era consciente de que no resistiría vivir con otro amo y todo acabaría muy mal. Que lo sentía de verdad. Que había sido como una madre para mí. Cosas que podían influir en su decisión, por eso callé.





La práctica hace al maestro || Tizne  Original
Tizne
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 849

Volver arriba Ir abajo

La práctica hace al maestro || Tizne  Empty Re: La práctica hace al maestro || Tizne

Mensaje por Verenaa el Vie Oct 11 2019, 00:53

Cómo mordiscos de serpiente el dolor de las costillas rotas le tensaron los músculos cuando Tizne se agarró a ella pero la dragona no dio ni la más mínima señal de dolor o queja. Se quedó donde estaba y siguió acariciándole el pelo, contemplando con ojos tristes como Tizne se deshacía en lágrimas, mojando su túnica. Ver a su muchacho roto le dolía en el alma con cada latido que daba pero una discreta parte de ella se alegraba de verle llorar, de sentir su corazón latiendo contra el cuerpo; de sentirle vivo.

Por primera vez desde que le conocía le dejó llorar sin decir ni una sola palabra. Se quedo allí para el, esperando pacientemente hasta que habló. Entonces Verenaa se sentó en la cama a su lado y le cogió la mano.

-Tienes razón. En todo lo que has dicho. - Empezó ella en voz baja, mirando sus manos entrelazadas. Qué pequeñas parecían las suyas en comparación, que jóvenes y a pesar de todo que peligrosas podían ser. -Lo que hiciste la otra noche fue una imprudencia, te podría haber costado la vida y yo... yo perdí la razón cuando te vi sangrar, me hiciste débil y esto que ves es el resultado de una asesina que no usa la cabeza para pensar. - Suspiró y las costillas volvieron a dolerle. En realidad no habían dejado de palpitar de dolor desde que se habían roto y no dejarían de hacerlo hasta que se curasen o bien hasta que se tomara su forma real y su cuerpo sobrehumano sanase. -Tienes razón, eres peligroso y debería alejarte de mi porque no he conseguido tu respeto a través de la bondad pero tampoco seré capaz de conseguirlo a través del miedo.  

Se inclinó hacía él y sus cabezas se juntaron con un golpecito suave, indoloro. Le dio un apretón cariñoso. Tizne, que tan poco tiempo había pasado a su lado no era consciente de todo el poder que tenía sobre ella, sobre una dragona que hasta hacía muy poco no habría dedicado un solo segundo de su tiempo a pensar en un mortal como él, alguien que nunca le habría dado una mínima oportunidad. Se avergonzó de la persona que había sido, cuanta crueldad y despotismo había albergado.

-¿Pero sabes qué? No es la primera vez que me enfrento a una tesitura como esta. - Verenaa cerró los ojos. Se le vino a la mente la imagen de Brisa. Le recordó entre sus brazos, poco más que un dragón recién salido del cascarón que rehusaba tomar su forma humana por que sin sus alas no era feliz, le recordo chapoteando bajo la lluvia, la primera vez que uso una armadura, su primera pelea. Con aquellos recuerdos felices también vinieron los amargos como la última vez que discutieron, la última vez que le dirigió la palabra o que le dio un abrazo, la última vez que le vio débil y herido, atado con jade. No había pasado ni un solo día en que no se arrepintiera de haber dejado su destino en manos de la Reina Madre y la Corona. Siempre se había preguntado que haría ahora si tuviera una segunda oportunidad y en el fondo siempre lo había sabido.
-¿Recuerdas que una vez te dije que soy madre? Fue un milagro, uno de los últimos huevos fecundados antes de que las dragonas nos volviéramos yermas. Fue un accidente pero le quise con locura desde el primer momento en que tuve su huevo entre mis manos. - Notó que se le quebraba la voz y calló durante unos minutos. Llevaba tanto tiempo sin hablar de Brisa que le costaba dar voz a sus pensamientos. Le costaba encontrar las palabras adecuadas para expresarse. -Mi hijo Brisa se enamoró de una muchacha, una esclava. Por supuesto les descubrieron pero yo no estaba asustada. Yo era fiel, era devota, la Reina Madre sería misericordiosa conmigo y no me arrebataría a mi hijo... cometí un error. El peor error que he cometido en toda mi vida. El dolor que siento no sanará jamás de la misma forma que ahora tus errores estarán contigo siempre. Lo único que puedo hacer ahora es utilizar la sabiduría que el dolor me ha dado para intentar hacerlo mejor esta vez. - Se llevo su mano pequeña al corazón y la apretó allí contra ella. Ya había perdido a Brisa, no estaba dispuesta a perder a Tizne. -No vas a volver a la calle y no vas a volver a la corona. Te vas a quedar aquí conmigo, por que eres mío y me da igual si a veces me asustas o si a veces pienso que eres idiota, eres mío y punto y no se abandona a quién se quiere de esta manera.
Verenaa
Verenaa
Dragon

Mensajes : 261

Volver arriba Ir abajo

La práctica hace al maestro || Tizne  Empty Re: La práctica hace al maestro || Tizne

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.