Novedades

- (18/11) Ya están disponibles las novedades de Noviembre.

- (18/11) Ya podéis pedir Los Dracs de Noviembre.

- (17/11) Revisad bien la normativa de las búsquedas, pues hemos añadido una nueva norma

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Staff
Letyko
Admin
MP
Trystan
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Admin
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos


06/06

Directorios y Recursos

04/10

Afiliados Élite
Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna QxjH0JL Time Of Heroes
 photo untitled45.png
Expectro Patronum


41/50


Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna

Ir abajo

Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna Empty Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna

Mensaje por Aisha el Vie Sep 27 2019, 00:29

Hacía pocos días, cuando la pelirroja se encontraba bebiendo en silencio dentro de una de las tabernas de mala muerte dentro de los suburbios de Talos, había escuchado una conversación ajena, digna de captar su atención. El supuesto descubrimiento de una planta de belladona carca del río que daba con la cascada, en el bosque de Talos. La pelirroja sabía que las cosas que se hablaban dentro de las tabernas podían ser tan ciertas como inciertas, por lo que aunque era tentador no era algo que podía dar por cierto tan fácilmente. No obstante había escuchado en más de alguna ocasión sobre esos misteriosos avistamientos de dicha planta, una que debido al daño que le causaba a  los dragones se intentaba eliminar.

Movida por la curiosidad y la recurrente posibilidad de que pudiera hallar de aquella planta pidió ayuda a la resistencia para poder ir con alguno de ellos a explorar el bosque en busca de la hierba. Sabía podía serles de utilidad a ellos y por qué no, también para ella, pues aunque a veces la abordaban esos pensamientos de odio en contra del reino de fuego sabía también que estudiaba sanación para que en vez de pensar en destruir vidas, las salvara y la belladona además de dañar dragones podía curar algunas enfermedades humanas.

Salió de su casa a media tarde, con una capa para tapar su cabello rojo, además de llevar una bolsa colgada a su cintura, donde pretendía guardar parte de la hierba. Caminó por el bosque acompañada de su búho que como de costumbre la sobrevolaba como si de guardaespaldas se tratase. Llegó hasta una roca gigante con forma de luna menguante que se encontraba a orillas del río. El lugar donde habían acordado juntarse con alguien de la resistencia.

- ¿Lynne? - preguntó a la mujer morena que parecía estar esperado a alguien al lado de la roca. Solía preguntar por otro nombre para asegurarse de estar hablando con quién debía, un solo error podía significar ser descubierta y no pretendía ser llevada a juicio por algo que podía evitar. Así en caso de que no le corrigiera el nombre o le daba otro solo debía retirarse del lugar y dejarlo para otra ocasión.




Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna WqJWZPk
La sombra del tonel:

Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna Jf0dtvK
Aisha
Aisha
Human

Ocupación : Artista musical/colaboradora de la resistencia/aprendiz de curandera
Mensajes : 322

Volver arriba Ir abajo

Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna Empty Re: Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna

Mensaje por Rayna el Sáb Sep 28 2019, 17:04

Hacía un par de años que me había unido formalmente a la resistencia, siendo un miembro de la misma, a la que me había adaptado junto a mi hermana como si lleváramos toda la vida en ello. Quizás se debiera al hecho de que nuestro tío –quien también formó parte- nos había entrenado toda nuestra vida desde que teníamos uso de razón para enfrentarnos no solo a los peligros, sino también a defendernos en un mundo donde la opresión de los dragones cada vez parecía ser mayor conforme pasaba el tiempo. De mi cabeza y de mi memoria no podía borrar aquella última escena que a veces se repetía como una pesadilla cruel que no me dejaba descansar en paz, repitiendo la última vez que vi a mi madre y a mi tío, la última vez que pude despedirme de ellos. Desde entonces y a partir de formar parte de la resistencia había hecho todo cuanto estaba en mi mano para poder devolver todo ese odio, la rabia, la ira y la sed de venganza que me corroía por dentro contra los dragones, los seres que más odiaba y por lo que había jurado encontrar la manera de buscar un equilibrio mientras la venganza latía en mi interior sin perder fuerza incluso con el paso del tiempo. Era por eso mismo que aceptaba todas aquellas misiones que sabía que podían ser importantes, o aquellas en las que podría jugar una baza a nuestro favor para poder ganar un poco de terreno en una partida donde los dragones parecían que tenían más el control y el poder que nunca. No había sido fácil mis comienzos en la resistencia pero había demostrado, junto a mi hermana, que ambas estábamos unidas por la causa y aunque a veces no podía hacer ciertas misiones me había ganado un pequeño “lugar”, no es que fuera demasiado ni tampoco pretendía llegar a lo más alto pero, demostrar que valía para ello era también una forma de honrar a mi tío. Debido a eso es que se había estado comentando como rumor que se había encontrado una pequeña plantación de belladona, una planta que para cualquier dragón podría ser peligrosa y para los humanos una buena ayuda contra la lucha.

Alguien había contactado con nosotros para  que le ayudáramos en la misión, quizás como apoyo por si surgían problemas, y cuando me avisaron de ello ni siquiera tuve que pensarme en aceptar la misión o no, ¿qué había que pensar cuando podía ser algo beneficioso para nosotros? Ya había sido informada del lugar donde me encontraría con el contacto y me dispuse para prepararme con el ropaje que solía llevar cuando salía de misión; principalmente vestía de negro para por la noche poder moverme con más libertad aprovechando las sombras, unos pantalones con una pequeña banda alrededor de mi muslo donde llevaba la daga que me había regalado mi tío –y de la cual no me desprendía de ella nunca- así como la espada en el cinto ya que nunca estaba de más ir prevenida. También llevaba una pequeña bolsa donde poder guardar la planta y poder entregarla, y con ello tras colocar la capa y así ocultar mis armas partí hacia el bosque donde tendría lugar el encuentro. Siempre me gustaba llegar antes de lo acordado a la zona por dos motivos esenciales; el primero era poder observar el área y así ver si estaba “limpio” sin ningún enemigo, y el segundo era para saber quién se acercaba y estar siempre preparada. Cuando llegue a la roca en forma de luna, junto a la orilla del río,  bajé la capucha dejando mi rostro al descubierto iluminado por la luz de la luna hasta que escuché que alguien se acercaba al lugar. Una voz de mujer se alzó en el reinante silencio preguntando por el nombre de una mujer, alcé levemente la comisura de mi labio pensando que era una buena manera de que no la delataran en caso de equivocarse ya que dudaba que alguien se reuniera allí a esas horas de la noche.



—Creo que eres tú a la persona que ando esperando —me giré por completo para observarla de frente— mi nombre es Rayna —ya me habían informado de que debía de esperar a una mujer y ella cumplía con las características de la descripción recibida. Me acerqué restando la distancia entre ambas para quedar a su altura y no tener que alzar la voz, aunque no hubiera nadie por los alrededores— según has informado es posible que haya una zona en el bosque donde se encuentre la planta, y si es así, debemos ser raudas y encontrarla antes de que otros lo hagan o que puedan eliminarla —miré hacia los lados pensando que si era la única debería de estar escondida, lejos ojos indiscretos— ¿tienes alguna idea de por dónde deberíamos de empezar a buscar? Cuanto antes la encontremos menos probabilidades tendremos de que alguien se nos haya adelantado —porque si ella sabía de dicha planta me hacía una idea de que no sería la única, alguien debió de haberla visto primero y era posible que no fuéramos las únicas con intención de tenerla en nuestro poder.




Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna J1Zcd29

I'm a warrior:

Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna Phoebe-Tonkin-phoebe-tonkin-38299969-250-250Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna Original

Part of me:

Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna 7bc9d18729f4973bb1adb9128a2f279eo
Rayna
Rayna
Hybrid

Mensajes : 53

Volver arriba Ir abajo

Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna Empty Re: Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna

Mensaje por Aisha el Lun Oct 07 2019, 21:16

Ladeó la cabeza al escuchar de la mujer que quizás ella era la persona que estaba esperando, sonriendo al escuchar el nombre de la chica que coincidía con el que le habían dado - yo soy Aisha, un gusto - dijo dejando a un lado las sospechas una vez Rayna comentó la misma información que ella había entregado, agradeciendo en su interior que mencionara todo, quizás juntamente para poder lograra la confianza necesaria para poder continuar con la misión que la convocaba en ese lugar.

- Suelen crecer cerca de ríos y bajo la sombra, por eso pedí que fuera este el punto de encuentro - dijo la pelirroja en respuesta a la pregunta que le hacía su compañera - según lo que oí se encuentra cercano a este lugar, río arriba - apuntó en dirección contraria al flujo del agua - así que es cosa de comenzar a buscar, ¿conoces como es la planta? - preguntó a la morena mientras se ponían en marcha - es un arbusto que da unas bayas negras y brillantes, además de tener una flor violeta … - comentó mientras sacaba de entre su ropa un pedazo de papel en que que veía dibujado el arbusto. Suponía con eso era posible reconocerla, pues si era sincera ella misma jamás había visto en persona la planta, difícil hacerlo en una sociedad donde estaba prohibida - aunque supongo estarás más preocupada  de que no se acerque nada ni nadie - comentó medio en broma, puesto que el apoyo que había pedido era justamente para eso, para poder tener alguien que la protegiera en caso de que las cosas se pusieran tensas.  

Se adentraron al bosque para buscar la sombra, donde se supone crecía la planta, manteniendo la vista en el río para no perder el rumbo. Creía estar en la dirección correcta, pero no podía evitar tener algo de incertidumbre al respecto. Por esto miraba el alrededor con especial cuidado, buscando cada detalle que pudiera resaltar entre tanto verde. Fue cuando pausó su camino extrañada por no hallar nada después de haber avanzado tanto que llamó su atención una roca cercana al río de la cual sobresalía un pedazo de ella que funcionaba como techo. Se acercó un poco más para notar que debajo de ese techo había un pequeño arbusto con las características que podía reconocer en la planta que buscaban. No la había visto nunca en persona, pero era como si pudiera saber con certeza que era lo que buscaban - ahí está - informó a su acompañante en voz baja, cuidándose de no alertar a nada ni nadie, pues aún cuando parecían haber estado sin problemas hasta el momento sabía que era mejor prevenir que lamentar, pues todo podía suceder.

Sacó la bolsa que colgaba de su cintura y su navaja para poder sacar algunas ramas de la planta, sin querer quitarla completa, para tener posibilidades de volver a sacar más adelante. Comenzaba a guardar lo cortado cuando el sonido de ramas y hojas crujir en el alrededor las alertó. Algo o alguien que aproximaba a ellas.





Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna WqJWZPk
La sombra del tonel:

Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna Jf0dtvK
Aisha
Aisha
Human

Ocupación : Artista musical/colaboradora de la resistencia/aprendiz de curandera
Mensajes : 322

Volver arriba Ir abajo

Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna Empty Re: Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna

Mensaje por Rayna el Lun Oct 21 2019, 17:18

Solo me sentí más tranquila cuando ambas nos dimos cuenta de que estábamos hablando con la persona correcta, intuía que no iría demasiada gente a ese lugar del bosque y a esas horas tan intempestivas pero nunca estaba de más asegurarse y poder ir con comodidad sabiendo que estabas con la persona correcta. Mi objetivo así como la misión estaban claros y aunque sí tenía en parte prioridad por llevar algo de aquella planta que pudiera ser beneficioso para nosotros y que pudiéramos utilizar contra los soldados de la reina e incluso contra los mismos dragones. Pero también estaba allí no solo para el tener una pequeña parte de aquella planta, sino para garantizar la seguridad de la joven y velar porque nada le pasara mientras ambas nos encaminábamos al lugar donde había escuchado que podía encontrarse en lo profundo del bosque. Eso me hacía pensar, aunque lo comprobé en cuanto la tuve delante, que quizás no supiera o tuviera nociones de lucha aunque nunca podías dar nada por sentado y siempre podía sorprenderme quizás con la magia elemental... nunca se sabía. Sabía que parte del éxito de la misión recaía en que ambas confiáramos la una en la otra aunque no nos conociéramos de nada, pero de no estar en el mismo bando o pensara igual que nosotros no nos había dado el soplo y ya por ello aquella colaboración debía de empezar con buen pie, mismo motivo por el que le comenté todo lo que me habían dicho e informado sobre la misión por si ella tenía que aportar algo nuevo o diferente y siempre esperando y contando con su punto de vista y con lo que pudiera añadir, debíamos de tener una igualdad si queríamos que aquello saliera bien y pudiéramos encontrar la planta antes que nadie pues el tiempo corría y cada segundo era importante. Escuché con atención lo que tuvo que decirme apuntando cada detalle en mi mente para poder hallar el lugar y la planta y asentí con la cabeza haciéndole ver que la había escuchado para después mirar hacia la corriente del río antes de emprender camino en la dirección correcta, debíamos dirigirnos río arriba y adentrarnos aún más en el bosque para hallar el lugar correcto. Lo cierto es que yo no tenía demasiada idea de cómo era la planta ya que solo había oído de esta, de lo que podía hacer en los dragones y cómo lograba debilitarlos... incluso llegué a pensar que era todo una farsa o que la reina ya se habría encargado de mantener un control para que nadie pudiera debilitarlos. Negué con la cabeza cuando me preguntó si sabía cómo era la planta ya que no quería mentirle, si ella podía arrojar un haz de luz y ayudarme a diferenciarla de las demás estaría más que agradecida.


—Lo cierto es que solo he oído hablar de ella en contadas ocasiones, y tengo un recuerdo vago de cómo era exactamente.... y si te soy sincera creía que o bien no existían o que la reina se había encargado de tener un control sobre las mismas para que nadie pudiera utilizarlas en su contra —dije mientras ella parecía sacar un trozo de papel donde tras encontrar lo que andaba buscando se acercó a mí para mostrarme la figura y la forma que tenía la planta, dibujada como si ella hubiera sido la autora de dichos trazos y me explicaba cómo era para que pudiera diferenciarla. Tomé el tozo de papel entre mis dedos para examinarlo con más detenimiento y finalmente se lo devolví asintiendo con la cabeza— no es sólo el hecho de que alguien la encuentre antes, también mi prioridad es acompañarte y asegurarme de que no hayan peligros en el camino. La planta es importante pero también lo es el velar por ti, por eso es que pediste que te acompañara alguien de la resistencia —mientras conversábamos más nos íbamos adentrando en el bosque siempre siguiendo y teniendo presente el río que nos marcaría el camino para dar con la planta. Amabas íbamos pendientes de mirar y observar con detenimiento el entorno para que nada se nos escapara y para cuando ella se paró yo me giré para mirarla con una ceja alzada, preguntándome si es que había encontrado algo. Solo cuando dijo que la había encontrado fue que me encaminé en su dirección y allí estaba, bajo lo que parecía un “techo” en una roca en el río y era tal y como ella la había descrito— démonos prisa, hasta ahora hemos tenido mucha suerte —dije dejándole hacer a ella para que tomara lo que necesitara de la planta mientras yo vigilaba, aquel silencio y la quietud sabía que no traería nada bueno y no pasaron apenas más que un par de minutos cuando a lo lejos y con mis sentidos pude escuchar pisadas que se aproximaban en mi dirección, unas que reconocía con facilidad— mierda —murmuré entre dientes para agacharme y quedar a la altura de Aisha hablando bajito para que solo ella me escuchara— se acercan unos soldados en nuestra dirección, ese ruido característico de sus armaduras es inconfundible. No podemos dejar que nos encuentren aquí a ambas así que vamos a hacer algo; voy a distraerlos haciendo de cebo con la bolsa que llevo haciéndoles creer que tengo la flor para que vayan tras de mí. Intentaré despistarlos y volver lo antes posible, pero si algo hay que tener claro es que no pueden verte a ti —no iba a arriesgarla a ella sin saber si podía luchar o no, tampoco lo haría si era quien llevaba la planta y en eso no iba a claudicar por mucho que me dijera.




Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna J1Zcd29

I'm a warrior:

Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna Phoebe-Tonkin-phoebe-tonkin-38299969-250-250Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna Original

Part of me:

Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna 7bc9d18729f4973bb1adb9128a2f279eo
Rayna
Rayna
Hybrid

Mensajes : 53

Volver arriba Ir abajo

Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna Empty Re: Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna

Mensaje por Aisha el Jue Nov 07 2019, 17:02

- Ciertamente la reina ha hecho lo posible por eliminarlas del todo - comentó la pelirroja a las palabras de la rebelde - pero al igual que con los terroristas, no es algo de lo que pueda tener todo el control - le guiñó el ojo animada mientras guardaba el papel con el dibujo de la planta y continuaba el camino.

A pesar de que no conocía a la morena de nada antes de ese encuentro, de algún modo con sus palabras y actitud pudo sentirse cómoda y hasta protegida por ella, como si no fuera tan difícil confiaren ella - es cierto, agradezco la preocupación, aún cuando sean ustedes los que más arriesgan por la causa - dijo un tanto pensativa, pues a veces sentía que no hacía tanto como ellos y que quizás la farsa no era más que una excusa para mantener su comodidad. Aunque lo cierto era que en realidad mantener la doble vida comenzaba a pesarle más de la cuenta y al ver la vida de los terroristas y todos los riesgos que pasaban siguiendo lo que realmente creían, a veces se cuestionaba si era realmente necesario vivir una vida falsa para poder ayudar.

Tras encontrar la planta que buscaban, la pelirroja no tardó en comenzar a quitar parte de ella para poder alejarse ahí lo más pronto posible y así evitar problemas. No obstante al poco rato se escucharon pisadas cerca del lugar, alertando a ambas mujeres. Aisha se quedó en silencio y dejó de moverse para evitar todo ruido mientras pos¿nía atención a lo que le decía Rayna. Estaba sorprendida de lo rápida que fue la rebelde para armar un plan al respecto, pero bueno, para eso entrenaban. Sintió algo de culpa por ser quien debía estar escondida y libre de los guardias y tener que dejar que la morena se arriesgara. No obstante era la mejor opción, después de todo si era vista dejaría de poder mostrar su rostro en la ciudad y con ello perdería todo lo que había logrado hasta el momento, además de arriesgar la misión actual - nos encontramos en la misma roca donde nos juntamos - dijo en voz baja y tras terminar de guardar las hojas y flores se levantó para ir con sigilo hasta el punto de encuentro, al mismo tiempo que veía como la rebelde iba en busca de llamar la atención de los guardias.

No tardó en llegar al lugar, donde se escondió  en unos arbustos cercanos a la roca para no verse tan expuesta. Se quedó esperando un rato, pero conforme pasaban los minutos se sentía más intranquila, pensando en la posibilidad de que algo le pudiera estar sucediendo a la morena. Movida por el sentido de compañerismo decidió volver al lugar, sabiéndose mover por entre los arbustos para no ser vista, hasta que logró visualizar a Rayna, rodeada de un par de guardias cerca de una caída de agua.




Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna WqJWZPk
La sombra del tonel:

Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna Jf0dtvK
Aisha
Aisha
Human

Ocupación : Artista musical/colaboradora de la resistencia/aprendiz de curandera
Mensajes : 322

Volver arriba Ir abajo

Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna Empty Re: Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna

Mensaje por Rayna el Sáb Nov 16 2019, 17:24

Si algo había aprendido con el paso del tiempo es que todos suman de una manera u otra, y todos son importantes sin hacer especial distinción en las funciones que hicieran para la rebelión. Todo sumaba y todo contaba, eso era lo importante y algo primordial que se tenía que tener en cuenta  para que funcionara o al menos es lo que a mí me habían enseñado. Esa fue la respuesta que hubo en mi cabeza ante las palabras de Aisha cuando alegó que nosotros arriesgábamos más por la causa, sí y no, también aquellos que nos ayudaban en las “sombras” se arriesgaban puesto aunque nosotros no vivíamos en la ciudad ellos sí... por eso todo era importante y todo contaba. Mi objetivo estaba claro y la planta sería de gran ayuda para una balanza que no teníamos para nada equilibrada, pero también lo era su protección y no descuidaría esta por mucho que la planta fuera importante. A veces tenía buen ojo para la gente y las personas y la forma en que ella comunicaba y transmitía con esa calma que llevaba, y esa seguridad, me hizo saber que se podía confiar en ella y que quizás no supiera luchar pero tampoco era necesario. Su aportación era importante para nosotros y no por ello debía de descuidarla, no nos conocíamos de nada pero me daba buenas sensaciones su presencia y se estaba arriesgando más de lo que ella imaginaba al ser ella misma la que fuera en busca de la planta. Y por el momento habíamos tenido suerte al encontrarla y saber que no habían llegado antes que nosotros, pero era muy consciente de que la suerte podía cambiar en cuestión de un segundo y ponerse en nuestra contra, por lo que tendríamos que ir con rapidez si queríamos salir de allí sin ser detectadas. Pero al parecer la reina y no se iba a dar por vencida y seguramente le habrían llegado los rumores de dicha planta y la querría para deshacerse de ella ante los peligros que presentaba. Escuchaba los pasos de los soldados que se acercaban, aún estaban a una distancia considerable como para trazar rápido un plan y ponerlo en marcha antes de que nos encontraran. Mis sentidos fueron los que me pusieron en alerta y en cuanto supe que en pocos momentos llegarían hasta donde nos encontrábamos llamé la atención de mi compañera para que me escuchara, ella tendría que esconderse y mantener la planta lejos de la vista de los guardias y yo me encargaría de llamar su atención y distraerles, quizás les hiciera pensar que llevaba la planta y podría así alejarlos de ella. Algo en su mirada me hizo pensar que quizás no estaba tan de acuerdo con el plan pero ofrecerme como cebo era la mejor opción, y tras obtener sus palabras acordadas con el plan y se hubo alejado un poco puse en marcha el mío. Esperé un poco haciendo tiempo hasta que finalmente me alcé como si atara la bolsita con la planta en su interior, totalmente a posta, haciéndoles creer que no les había visto o sería más sospechoso.


—¡Alto ahí! ¡Entréganos lo que llevas!
—No tardaron en caer en la trampa y entonces puse en marcha mi plan; corrí en dirección opuesta mientras estos me gritaban que me parara para entregarles la bolsa. Sabía que no me libraría de ellos esquivándolos y solo me paré cuando vi que mis opciones de seguir huyendo eran reducidas al llegar a un lugar donde lo que se extendía ante mí era una caída de agua, con los guardias rodeándome. Exigieron que le entregara la bolsa o me matarían de no hacerlo, algo que sin duda no pensaba dejar que sucediera.
—Bueno, creo que llegados a este punto no hay más opción; me rindo —alcé las manos como si fuera a rendirme, el primer guardia  -un humano- se acercó para atar mis manos con una cuerda, quitarme la bolsa de las manos y obligarme a ponerme de rodillas. Mientras el otro se encargaba de abrir la bolsa sin que el guardia que me había atado se lo esperara, estando a mi lado, me alcé rauda y con las manos juntas golpeé su rostro no dándole tiempo a reaccionar solo para empujarlo hacia el vacío y así tener un uno contra uno. Rompí las cuerdas que ataban mis muñecas y saqué la espada ya con el guardia cabreado dándose cuenta de que le había engañado y siendo uno menos. Este me preocupaba más porque sabía que era un dragón, tenía el rasgo dracónico justo en su ojo derecho y sabía que sería más peligroso. Empezamos a luchar blandiendo las espadas y llevando ambos cuidado de no acercarnos demasiado al borde para sufrir lo mismo que su compañero, la lucha estaba casi igualada y en mi fuero interno rezaba porque Aisha se hubiera quedado donde acordamos y esperara mi regreso, no podía alargarlo más. Sin embargo fue que escuché las pisadas de otro guardia que se acercaba y al fijarme en su dirección me di cuenta de que ella estaba allí, escondida- ¡Cuidado! –Le grité para que huyera antes de que el guardia la cogiera descuidando a mi adversario quien no dudó en herirme; tenía un corte en mi hombro gracias a que logré moverme en el último segundo, pero era profundo y la sangre pronto manó sin control.




Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna J1Zcd29

I'm a warrior:

Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna Phoebe-Tonkin-phoebe-tonkin-38299969-250-250Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna Original

Part of me:

Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna 7bc9d18729f4973bb1adb9128a2f279eo
Rayna
Rayna
Hybrid

Mensajes : 53

Volver arriba Ir abajo

Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna Empty Re: Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna

Mensaje por Aisha el Vie Dic 06 2019, 22:09

Se quedó quieta y silenciosa tras unos arbustos mientras miraba a su compañera actuar. Ciertamente verla contra dos y en tan desventajosa posición la preocupó, lo que la motivó a tomar una roca cercana para lanzar como despiste en caso de que fuera necesario. Por suerte no fue el caso, pudo notar la habilidad que tenia la morena para zafar en dichas situaciones, no teniendo problema alguno para lidiar con el primer guardia que cayó ahogado en un grito. El problema era que el segundo era más peligroso. Un dragón según lo evidenciaba su rostro, lo que sumado a su gran habilidad con la espada lo volvía mucho más peligroso.

Estaba tan pendiente de la batalla de su compañera que no alcanzó a escuchar con antelación la llegada de un tercer guardia, siendo alertada nada más por la voz de la terrorista que terminó siendo herida al ser desconcentrada. En cosa de segundos la pelirroja volteó para ver como la espada del guardia se alzaba en su contra, lanzando por inercia la piedra que recién había tomado, acercando al rostro de suerte. Eso le dio tiempo para alejarse apenas unos pasos de él y generar un terremoto al área cercana, intentando guiarlo especialmente hacia el dragón que atacaba a Rayna. Pedía al dios de la tierra que le ayudase, pues no era capaz de entender del todo aquella fuerza y por lo tanto tampoco sabía muy bien como manejarlo.  Si bien debido a su falta de experiencia no fue capaz de dirigirlo, al menos el movimiento fue suficiente para desprender parte del suelo que se encontraba en el borde de la caída de agua, desestabilizando al dragón de ojo reluciente para dejarlo colgando del borde, quizás Rayna podía atacarlo desde esa posición o eso esperaba, pues no le era conveniente ser reconocida como una traidora por nadie, no aún.

Pero las cosas no terminaban ahí, aún quedaba el otro soldado que se les acercaba con evidente molestia. Merlín, el búho que acompañaba a la cantante se encargó de enterrar su garras en la cabeza del aparentemente humano, logrando distraerlo durante un momento, tiempo que aprovechó la pelirroja para acercarse a la morena - déjame frenar el sangrado - dijo media nerviosa mientras vertía un poco de agua en la herida para limpiar y luego cortó un pedazo de tela de su falda para poder hacer un torniquete en su herida, frenando así el sangrado.

Se sentía muy mal por haber estado ahí, quizás todo hubiera salido mejor si ella solo hubiera esperado lejos, como lo habían planeado. Se culpaba por ello de la herida de la morena, pues seguramente no hubiera ocurrido y ahora ella habría podido estar escapando. Estaba nerviosa y al mismo tiempo avergonzada de su mala decisión y de su poca habilidad para poder ayudar más al respecto.




Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna WqJWZPk
La sombra del tonel:

Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna Jf0dtvK
Aisha
Aisha
Human

Ocupación : Artista musical/colaboradora de la resistencia/aprendiz de curandera
Mensajes : 322

Volver arriba Ir abajo

Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna Empty Re: Mejor en nuestras manos que en las de otro || Rayna

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.