Novedades

- (19/09) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (19/09) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa) G2TiwGkZ_o
06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Time Of Heroes
 photo untitled45.png Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa) AO1UJIQ Expectro Patronum
Legends

60/64

Afiliados Normales


Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa) Empty Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa)

Mensaje por Lorian el Lun 16 Sep - 18:26

Llevaba casi una hora arreglándome para la cena y mi madre había permanecido allí casi desde el principio, mareándome con consejos absurdos y rumores acerca de Verena.

Tiene su casa llena de gatos. Lo cual es peculiar, aunque puedo entenderlo. Son criaturas limpias y autosuficientes. Me preocupan más otras cosas.

¿Cómo que, madre? — respondí sin verdadero interés, por cortesía, ajustándome el cuello de la camisa.

Va por ahí con uno de sus esclavos.

¿Y en qué momento eso se tornó prodigioso en Talos?

¡Lo lleva a todas partes!

La mayoría de los dragones tienen un Elegido. Vos misma tenéis a Petra.

No oses compararlo.

Se acercó para revisar por si misma el cuello de la camisa, colocando con ambas manos lo que ya estaba perfecto, obligándome a alzar la barbilla y suspirar.

Petra nació en esta casa. Su madre era mi ama de llaves, y su abuela antes que ella. Tiene sesenta y dos años, una edad a la que pocos humanos llegan, lo cual le otorga una sensatez difícil de ver en su especie. También tiene mi confianza y que quede entre nosotros, mi afecto. Lady Verenaa…

Bajó la voz como si alguien pudiera escucharnos dentro de mi vestidor, pasando la mano por los botones del chaleco.

… lleva un muchacho. ¿Qué se le pasa por la cabeza? Las hembras de dragón alcanzamos la madurez mental antes que los machos. En los humanos, esa diferencia de desarrollo es abismal. Un muchacho joven es caótico, imprevisible y alborotador como un dragonzuelo recién salido de cascarón. ¡Ella debería saberlo!

Le hará compañía.

Por la Reina Madre, Lorian, no seas inocente. Cuando una dama quiere compañía, compra un perro de paseo. A menos que busque otro tipo de compañía. Y en ese caso, permíteme decirte que me parece de muy mal gusto lucirlo por ahí.

Me aparté con suavidad, revisando en el espejo si había quedado alguna arruga en el traje.

Si no os agrada, anulad todo esto y podremos seguir con nuestras vidas.

¡Ja! ¿Eso te gustaría, ¿verdad? Con todas sus deficiencias, Lady Verenaa es una dama apropiada para ti y… el enlace también es adecuado para ambas familias. Además, su padre si me agrada. Y su madre falleció, la Reina le tenga en su Gloria. Eso…

…eso os concede a vos el único puesto disponible de suegra fastidiosa. Y os encanta.

No me hagas abofetearte como a un chiquillo, Lorian.

Pues no me tratéis como tal, madre. Dejad que me vista en paz y parad de llenarme la cabeza con vuestras inseguridades. Todo esto fue idea vuestra, no mía.

Se marchó, visiblemente ofendida. Con un nuevo suspiro, terminé de ajustar las cadenillas del chaleco. Iba a ser una noche muy larga.



Poco despues



Como la mayoría de las noches en las ultimas lunas, la lluvia azotaba Talos, limpiando el adoquinado de los barrios lujosos y provocando barrizales en los más humildes. Nuestro carruaje se detuvo frente al Dragón de Oro con un traqueteo húmedo. El cochero se apresuró a abrir la puerta, ayudando a mi madre a bajar y cubriendo su cuerpo con un paraguas hasta que llegó al toldo del restaurante. Hizo lo mismo con mi padre, y yo me adelanté a sus atenciones pagadas bajando con mi propio paraguas.

Tomaos un buen vino a resguardo cuando dejéis a los caballos secos.

Le entregué unas monedas de espaldas a los demás, a lo que el respondió con una discreta reverencia, notando enseguida que mi acto de generosidad era encubierto.

El padre de Verenaa ya se encontraba a la puerta. Los míos se deshacían en disculpas por la tardanza, aunque todavía no había llegado la hora y el insistía en que su carruaje acababa de marcharse. Allí nos explico que Verenaa iría por su cuenta, por lo que les sugerí entrar a calentarse, yo me encargaría de esperarla. Y de paso me libraría de un rato de frases corteses y aburridas entre futuros familiares.

Quedé al cobijo de la amplia entrada, el suelo cubierto por una alfombra roja cuyos bordes ya empezaban a humedecerse. Solo a excepción del portero, me entretuve contemplando la forma en que el agua desbordaba ya los canalones. Me gustaba volar bajo la lluvia. En el mar, elevándome por encima de los temporales. O en el bosque, disfrutando del aroma de la vegetación y la tierra, dejándolo atrás hasta ver las diminutas luces de los pueblos lejanos. Esta noche habría estado en otro territorio, mojándome las alas, de no ser por toda esta pantomima.

Tras un buen rato, un carruaje nuevo de detuvo frente a la puerta. Me acerqué con el paraguas, si era otra persona bastaría disculparme por la equivocación...
Lorian
Lorian
Dragon

Mensajes : 21

Volver arriba Ir abajo

Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa) Empty Re: Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa)

Mensaje por Verenaa el Mar 17 Sep - 10:57

Para Verenaa:

Siempre tengo la sensación de que solo han pasado meses desde que te refugiaste en ese viejo castillo. ¿Te conté alguna vez lo mandé construir para Freya? Una lástima que no llegará a verlo pero se que esta en las mejores manos.

¿Cómo te encuentras? Hace mucho que no recibo una visita tuya, o una misiva; tampoco puedo reprochártelo, mis viajes y mis actividades me mantienen ocupado pero no te quepa duda siempre estas en mis pensamientos y en mis oraciones.  Solo la Reina Madre sabe lo mucho que añoro tu compañía en estos tiempos convulsos para nuestro magnífico Imperio de Fuego, hija mía.

Tengo entendido que tu vida en Talos transcurre en tranquilidad. Me alegra saberlo. Verenaa, espero de todo corazón que tu alma por fin empiece a sanar esa herida que nos separó hace unas décadas. Se que era tu hijo pero ningún infiel merece tu dolor y tus lágrimas.

Precisamente por eso te escribo. Tengo buenas nuevas, espero que sean de tu agrado. No se si recuerdas todas las veces que he mencionado mis hazañas en la guerra, sabrás bien que luche junto a Brillo del Subsuelo y ahora buen amigo mio Clermont. Llevamos unos meses hablando y hemos acordado que sería una oportunidad excelente unir nuestras familias a través del sagrado rito de unión. Estoy segura de que encontrarás agradable a tu futuro prometido, Lorian, su madre, Maria-Helene, me ha hablado gratamente del joven dragón.

Entiendo tu dolor, hija, yo también lloré a tu madre pero ha llegado la hora de que tu luto termine y abraces una nueva oportunidad y recuperes tu lugar en la sociedad.

La semana próxima nos veremos todos en el Dragón de Oro, para presentaros formalmente y que podamos acordar todos los detalles del contrato matrimonial. Te adjunto con esta carta un informe sobre tu futuro prometido para que vayas con los deberes hechos. Nos veremos allí hija.

Que tu vuelo sea alto. Arkhai

P.D:  Acicálate correctamente, te enviaré un vestido que estoy seguro agradara a tu futuro esposo. y por favor, se discreta, no pasees a tu nuevo Elegido por todo Talos, levantar rumores no es propio de una dragona piadosa.

Verenaa dejó caer la carta sobre la caja abierta, intentando asimilar lo que acababa de leer. Miraba la caligrafía pulcra y estrecha de su padre roldeada de un halo de lino gris perla.

- Anda, menudo paquete ha recibido, señora. ¿Material para el taller? - Freya cerró la puerta a su espalda y miró la caja con curiosidad. Apoyado en la cadera y sujetado con una mano portaba una gran cesta de mimbre que despedía un agradable olor a lavanda y jabonosa, las flores que utilizaba para lavar las prendas de su señora. Dejó la cesta sobre la mesa y soltó una exclamación. - ¡Señora! ¡Qué vestido tan maravilloso! ¿Asistís a un evento especial?

Verenaa alzó la mirada, aún en shock.

-A mi boda.


* * *


-¡Me cago en la puta! - Jadeó al tropezarse por enésima vez con el dobladillo de su vestido.

- Señora cuide esos modales - Le regañó Freya que bajaba tras ella, sosteniendo un paraguas para que Verenaa no se mojara. Notaba sus dedos como colibríes retocando los últimos detalles aquí y allá sobre su cuerpo. Sabía que su doncella tenía buenas intenciones pero tenía la sensación de que en vez de a una cena acudía al matadero. El vestido le apretaba las costillas, el pelo recogido y trenzado hacía atrás le tiraba cuando movía la cabeza, el peso de las joyas le incomodaba y el maquillaje que la doncella había aplicado con esmero le picaba. Se lo habría arrancado todo a tirones. Pero en vez de eso aceptó la mano del cochero y subió a su carruaje que ya le esperaba, pulido y reluciente. - Salude a lord Arkhai de mi padre, señora y recuerde causar una buena impresión.

-Empiezas a hablar como mi padre, Freya -Refunfuñó ella, apoyando un codo en la ventana abierta del carruaje. Freya le lanzó una mirada severa. Empezaba a sospechar que el buen humor de su doncella de alcoba se debía a que tendría la oportunidad de organizar parte de la boda.

-Señora si sigue poniendo esa cara de vinagre no habrá servido de nada el tiempo que he dedicado a embellecerla.

-¡Adiós Freya! -Golpeó el techo del carruaje y notó como el cochero se ponía en marcha. Miró al cielo, con suerte no llegaría demasiado tarde.

* * *

Entendía la alegría de Freya, incluso entendía las pretensiones de su padre y no le molestaban, pero la idea de casarse... no terminaba siendo de su agrado. Nunca se había imaginado con una pareja estable, mucho menos un esposo pero claro, tampoco había planeado tener un hijo y había sido la mejor experiencia de su vida.

Contempló la oscuridad del carruaje. La soledad le alcanzó con una punzada de incomodidad (que nada tenía que ver con la varilla del corsé que se le incrustaba bajo el pecho). Si al menos Tizne estuviera allí podría haberse divertido con él, pero había entendido la indirecta de su padre perfectamente.

El carruaje se detuvo y ella regresó a la realidad. Miró más allá de la ventana. La fachada del Dragón de Oro relucía con esplendor. La puerta se abrió. Verenaa cogió aire y ayudándose de la mano del cochero salió, demasiado ocupada con los bajos de su vestido como para mirar al hombre que la ayudaba. El aire de lluvia era frío y le erizó el vello de los brazos.

-Gracias, vuelve al castillo, mi padre me llevará... - Verenaa detuvo sus indicaciones. -Usted no es mi cochero. - Afirmó, aún sosteniendo la mano del hombre. -Usted es... - Encajaba con la descripción que su padre había elaborado en su informe (bastante detallado y que Verenaa, por supuesto, había leído hasta memorizarlo).
Verenaa
Verenaa
Dragon

Mensajes : 261

Volver arriba Ir abajo

Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa) Empty Re: Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa)

Mensaje por Lorian el Mar 17 Sep - 13:42

¿Que llevo puesto?

A decir verdad, yo había hecho mis propias averiguaciones sin la siniestra sombra de mi madre detrás. La Escama y la Tinta era una tienda de renombre entre las elites culturales de Talos, la única que realizaba esos delicados trabajos en la ciudad. Mis sirvientes llevaban allí los viejos tomos de obras teatrales para alargarles la vida, y en la última ocasión, también habían estado observando el aspecto y la personalidad de su propietaria.

No, no lo soy.

El cochero había visto como me acercaba para abrir la puerta y yo le había hecho un gesto con la mano para que permaneciera en su lugar. La mujer se había detenido a medio bajar, por lo que di un tirón suave pero firme, haciendo que quedara bajo el paraguas, ambos cuerpos juntos.

Lorian, el Incinerador de Paris. A vuestros pies, Lady Verenaa. El atavío que lucís armoniza con lo tempestuoso de la noche, aunque seria una lastima que se mojara. Estáis radiante.

Besé su mano y le di una de esas sonrisas calculadas que siempre funcionaban con las damas, natural, derrochando seguridad.

¿Habéis tenido buen viaje? Los demás ya han pasado dentro, con toda seguridad todavía están decidiendo las bebidas. Si me permitís el honor de acompañaros…
Lorian
Lorian
Dragon

Mensajes : 21

Volver arriba Ir abajo

Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa) Empty Re: Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa)

Mensaje por Verenaa el Mar 17 Sep - 14:19

El primer instinto de su cuerpo fue resistirse a ese tirón (lo que consideró que debía ser deformación profesional, puesto que sabía que más allá del matrimonio el dragón no tenía intenciones malvadas) pero se dejo hacer y acabó muy cerca de él, eso si resguardada de la lluvia. Freya le habría dado un aplauso por salvar sus horas de trabajo bajo la protección de su paraguas.

-Gracias, le daré tus felicitaciones a mi doncella de alcoba, el mérito es suyo. - Respondió con una sonrisa educada y sin un ápice vanidad. Si se hubiera tenido que arreglar ella misma no conseguirían casarla ni aunque fuera la última dragona en Talos. -Un placer conocerle. - Hizo la mejor reverencia que puso, escuchando esa insistente voz en su cabeza (que a ratos era la voz de Freya y a ratos la de su padre) que le recordaba que tenía que dar buena impresión.

El Incinerador de París, el Brillo del Subsuelo, la Llama de la Angustia... vaya, ¿Lo del sobrenombre era cosa de familia o simplemente mucha fanfarria. Verenaa nunca había visto la necesidad de llamarse "El Filo nocturno" o "La Caza Rebeldes" o algo por el estilo, normalmente su nombre hablaba por si solo, sobre todo en Talos donde era más conocida.

Verenaa le miró inclinarse y el cálido aliento contra sus dedos le produjo un escalofrío, en contraste con la fría lluvia el dragón parecía emitir el calor de una hoguera. Ella habría preferido darle la mano, pero empezaba a entender que no iba a tener la suerte. Su padre no mentía, Lorian era un dragón de excelentes modales.

- ¿Mi padre ya ha llegado? M... me temo que he llegado la última. - Le dedicó una sonrisa de disculpa y apretó los dientes. Había estado a punto de soltar una preciosa palabrota y dudaba mucho de que Lorian encontrase atractiva a una dragona malhablada como ella. - Si, entremos, estoy helada. - Se agarró al brazo que el caballero dragón le ofrecía y se dejó guiar hasta el interior del edificio. -Ha sido un paseo tranquilo, mis propiedades no están demasiado lejos de Talos. ¿Ha tenido usted un buen viaje? Tengo entendido que vivís lejos de la capital.

"Y así comienzan mi cena de compromiso. Hablando del tiempo y de viajes..."
Verenaa
Verenaa
Dragon

Mensajes : 261

Volver arriba Ir abajo

Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa) Empty Re: Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa)

Mensaje por Lorian el Mar 17 Sep - 15:30

¿Y ese era el temible basilisco del que me habían hablado? O los rumores eran erróneos o estaba conteniéndose, esforzándose para que todo saliera bien. Eso era una noble actitud.

Pernocté en Talos, suponiendo que las lluvias estarían presentes y podían estropear mis ropajes por el camino, o retrasar la llegada. Solo se puede acceder al islote volando o en pequeñas embarcaciones capaces de evitar la rompiente. No sintáis congoja, la espera ha sido corta y es protocolario que la prometida llegue en ultimo lugar, al igual que en las bodas.

Pasamos al interior y me detuve un momento en el vestidor, echando un vistazo alrededor para asegurarme de que nadie podría escucharnos.

Lady Verenaa… ha de ser difícil para vos. También lo es para mí. Creo que ambos estamos acostumbrados a la vida en solitario y esto nos ha tomado ligeramente desprevenidos. En mi caso, sabía que ocurriría tarde o temprano, aunque no tan raudo. Y me desharé en disculpas si estoy hablando de más, deduciendo que vuestra situación es similar.

Una pareja salió y yo guardé silencio hasta verlos desaparecer.

Existe la posibilidad de que mi madre se muestre impertinente durante la cena, la Reina Madre no lo quiera. Pero de suceder, os suplico que no entréis en su juego. Entre ambos podemos hacer de esta velada algo relajado, y cuando termine, os invito a salir y volar para negociar la relación en nuestros propios términos, sin intermediarios.

Tenía pensado haberla visto antes para hablarlo, o incluso escribirle, pero había mantenido hasta el ultimo momento la esperanza de que madre encontraría algo horrible en ella y todo se acabaría antes de empezar. No me gustaba actuar así. Tampoco quedaba más remedio.
Lorian
Lorian
Dragon

Mensajes : 21

Volver arriba Ir abajo

Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa) Empty Re: Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa)

Mensaje por Verenaa el Miér 18 Sep - 15:44

¿Estropear mis ropajes? ¿Sintáis congoja? ¿Protocolario? Verenaa empezó a rezar a la Reina Madre que Lorian solo estuviera haciendo exactamente lo mismo que estaba haciendo la dragona: fingir que era un repipi cursi para que aquella cena saliera lo mejor posible de cara a sus estirados progenitores. Al menos en el interior del edificio el frío y la lluvia no se sumaba a la ya larga lista de incomodidades que estaba sufriendo. Al menos hasta que Lorian se detuvo.

—Lady Verenaa… ha de ser difícil para vos. - No podía empezar a imaginar como de difícil ha sido - También lo es para mí. Creo que ambos estamos acostumbrados a la vida en solitario y esto nos ha tomado ligeramente desprevenidos. En mi caso, sabía que ocurriría tarde o temprano, aunque no tan raudo. Y me desharé en disculpas si estoy hablando de más, deduciendo que vuestra situación es similar.

—Existe la posibilidad de que mi madre se muestre impertinente durante la cena, la Reina Madre no lo quiera. - La Reina Madre iba a tener que repartir también un poco de paciencia para la dragona, que no estaba nada acostumbrada a que le tocaran las narices. - Pero de suceder, os suplico que no entréis en su juego. Entre ambos podemos hacer de esta velada algo relajado, y cuando termine, os invito a salir y volar para negociar la relación en nuestros propios términos, sin intermediarios.

-Gracias por la advertencia. - Respondió con sinceridad y lanzó una mirada al interior del local, temerosa de que los finos oídos de los dragones viejos pudieran alcanzar aquella conversación. Escamas y fuego, se sentía ridícula, era como volver a ser una dragoncita pequeña, temerosa de no complacer a su padre, de no cumplir con las expectativas que él había depositado en ella. ¡Por la Reina Madre que tenía 400 años! -Sinceramente yo jamás pensé que esto llegaría a pasar ni en mil años, nunca. Reconozco... - Verenaa volvió a mirarle. Era un incordio no estar segura de si podía actuar con naturalidad con él. -Reconozco que sería un verdadero alivio tener una conversación privada. - Acordó, esperando que entendiera que estaba aceptando aquella invitación tan educadamente realizada. -No tardemos más, mi padre prefiere la puntualidad.

Tiró de él, aún sujeta a su brazo tomando la iniciativa para entrar en el gran salón. Tal como su nombre indicaba el Dragón de Oro era un local reservado para la más alta clase de Talos, pero el lugar más selecto era un segundo piso que se habría hacía el interior del local, una balconada interior. Casi no se veían humanos, y los pocos que había llevaban la ropajes de servicio.

Indicaron a un muchacho humano que les acompañaran a la mesa de Arkhai y este amablemente les dirigió a un elegante reservado situado escaleras arriba. Verenaa se envaró al ver las escaleras. Iba a pegarse una leche de campeonato con aquel vestido. Putos vestidos y puta tradición. Se agarró con toda la elegancia que pudo, la justa (o más bien la mínima que podía tener una aristocrata) y aún sujeta a su brazo subió las escaleras intentando que no se notase que en tacones y vestido estaba más cerca de un pato mareado que de una orgullosa bestia que recorre los cielos.

Su padre se levantó nada más verla y Verenaa siguió el mismo impulso. Se soltó del brazo de Lorian y acudió hasta su padre con los brazos abiertos. Pesé a los años pasados aún era más alto que ella. Tenía el pelo oscuro y no demasiadas arrugas.

"Hija mía, estas hermosa" Susurro a través de su conexión sagrada mientras se abrazaban y la sostenía contra su pecho. Todavía usaba la misma fragancia pesada y profunda, una mezcla a tabaco y sándalo.

"Cuanto me alegro de verte padre" Correspondió ella abrumada durante un instante por el intenso lazo mental que se le palpito en le pecho. Era difícil describir la sensación de unidad, de nostalgia que sentía; dos dragones sintiendo lo mismo, compartiendo abiertamente el vínculo que les unía. Se separó antes de que aquel reencuentro fuera vergonzoso y sonrío a su padre, que le puso una mano en la espalda y empezó las presentaciones.

-Permitidme hacer las presentaciones... - Uno por uno presentó a todos los presentes, incluso a Lorian, aunque no era necesario puesto que Verenaa ya les conocía a todos gracias al informe.

-He oído muchas veces vuestras grandes hazañas en la antigua Francia, señores, es un honor conocerles.
Verenaa
Verenaa
Dragon

Mensajes : 261

Volver arriba Ir abajo

Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa) Empty Re: Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa)

Mensaje por Lorian el Jue 19 Sep - 5:44

Asentí levemente cuando aceptó, aliviado al notar que compartíamos turbación por lo precipitado de los últimos acontecimientos. Por el momento, poco más se podía decir. Un reducido grupo de dragones salía y ella tiró de mi hacia el interior para no retrasarse aún más.
Mientras compartía un momento intimo con su padre, vi como madre la evaluaba despacio, de los pies a la cabeza, con una sonrisa que parecía estar pintada en su rostro. Con un imperceptible gesto de fastidio, me coloqué cerca de donde mi prometida se sentaría para acercarle la silla llegado el momento.

Padre, siempre armado y gustoso de las ceremonias militares, desenvainó y llevó la empuñadura a la altura de los ojos con la hoja vertical hacia arriba, para envainar de nuevo y hacerle una recta reverencia.

General Verenaa, a su servicio. El honor es nuestro. Sus gestas con los rebeldes son bien conocidas en todo el territorio. Una lastima no haberlas compartido, pero por esos años yo estaba al servicio de la flota de Su Majestad en Puerto Krosan, haciendo labores similares.

Madre le hizo también una ligera reverencia, sentándose cuando Arkhai se apresuró a acercar su silla. En contra de mis predicciones, la bebida ya estaba sobre la mesa, variada para que estuviera al gusto de todos.

Cuando estuvimos sentados, madre se apresuró a hacerse con la palabra.

Bonitos ropajes, Lady Verenaa, alabo vuestro buen gusto y espero que el lugar sea de vuestro agrado. ¿Habéis venido sola?

Ninguno de los varones de la mesa vimos el dardo que contenía la pregunta, dedicándonos solamente a colocar las servilletas.
Lorian
Lorian
Dragon

Mensajes : 21

Volver arriba Ir abajo

Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa) Empty Re: Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa)

Mensaje por Verenaa el Jue 19 Sep - 17:11

Verenaa tuvo un ramalazo de nostalgia aún más fuerte cuando su futuro suegro hizo un despliegue de protocolo militar y le hizo un saludo a la altura del cargo que una vez había ostentado. Inconscientemente se cuadro de hombros y levantó la barbilla, como habría hecho si llevará su armadura imperial en vez de aquel incómodo vestido y asintió con elegante gratitud.

No os restéis importancia, vuestra labor en puerto Krosan fue tan importante como la mía, todos dimos lo mejor de nosotros por la Gracia de la Reina Madre. - Le encantaba echarse flores sobre sus propias victorias y hazañas pero era consciente que la vanidad militar no era la mejor carta de presentación, por mucho que fuera verídica. Tomó asiento, sin pasarle por alto que fue Lorian quién le acercó la silla como todo un caballero cortesano.

—Bonitos ropajes, Lady Verenaa, alabo vuestro buen gusto y espero que el lugar sea de vuestro agrado. ¿Habéis venido sola?

Verenaa miró a la otra dragona. La mujer sonreía con una naturalidad insultante. Así que era eso, acertó a pensar la dragona, su padre no la había vestido al gusto del hijo sino al de la madre. Verena apretó los dientes. No estaba en una taberna, allí las cosas no se arreglaban con amenazas ni a golpes.

¿Me esperaba acompañada? Siento decepcionarla pero mi Elegido haría de esta una velada muy desagradable, además sería un poco de mal gusto traerle a una cena como esta, ¿No cree?. - Le dedicó la peor sonrisa educada de la que fue capaz antes de servirse una copa de vino tinto y llevársela a los labios. Por supuesto, ni siquiera podía beber un buen ron. Verenaa no servía para los comentarios velados y mordaces así que se enfrentaba a las intrigas de cara, y su futura suegra tenía suerte, de no haber estado su padre allí habría sido mucho más directa y vulgar.

"Suegra vieja, metomentodo como mi padre y encima chismosa. La Reina Madre me acoja en su gloria si no la apuñalo antes de que acabe la noche."

Se giró hacía Lorian.

Tengo entendido que también participaste en la caída de París, debió de ser magnífico, la leyenda dice que fundisteis las piedras. — Anécdotas militares, Verenaa podía trabajar con eso. Por lo que sabía Lorian había desechado la carrera militar muy pronto pero siempre era un punto de encuentro, un hilo del que tirar para encontrar algo de complicidad con él.

Verenaa
Verenaa
Dragon

Mensajes : 261

Volver arriba Ir abajo

Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa) Empty Re: Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa)

Mensaje por Lorian el Lun 23 Sep - 15:01

Madre mantuvo la sonrisa en sus labios, imperturbable, aunque alguien familiarizado con sus gestos como lo estaba yo, pudo ver casi por casualidad un ligerísimo fruncimiento de ceño. Sonreí, una respuesta tan clara le quitaría las ganas de fastidiar durante un rato.

A riesgo de hacer perder ingredientes a la salsa de mi propia fama, he de reconocer que eso son solo rumores, Lady Verenaa. Pero si llegamos a fundir algunos metales que formaban parte de los cimientos.

El olor a cadáveres calcinados me golpeó, un recuerdo tan vivido como desagradable. Odiaba jactarme de algo que a estas alturas solo consideraba una deshonra y un abuso de poder imperdonable.

Eran otros tiempos— comenté a modo de expiación personal, mirando la carta.

Pero padre no iba a dejar pasar la oportunidad de contarlo.

¡Oh, Lorian es demasiado modesto! ¡Todos y cada uno de esos humanos muertos fueron mérito suyo! Estábamos perdiendo soldados. Esas ratas habían logrado recuperar armamento bélico suficiente como para matar docenas de dragones. Pero él estuvo rastreándolos durante semanas hasta encontrar los túneles donde se escondían, y el ideó el plan para que nunca volvieran a salir de ahí. Todavía puedo escuchar los gritos de los que no tuvieron la suerte de caer ante la primera llamarada-río.

El padre de Verenaa le acompañó en el jolgorio y madre se aclaró la garganta.

Querido, vamos a comer. La muerte, incluso la de humanos, no es un tema de conversación adecuado.

Le hizo una seña al camarero, que se acercó diligente.

Yo tomare cangrejos con especias orientales y asado de ciervo.
Lorian
Lorian
Dragon

Mensajes : 21

Volver arriba Ir abajo

Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa) Empty Re: Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa)

Mensaje por Verenaa el Lun 23 Sep - 15:58

Verenaa no pudo quedarse mirando fijamente a la mujer, cosa que le habría encantado hacer para ver su cara de pasmada, pero ante su delicioso silencio dio por hecho que tenía justo el efecto que deseaba, callarle la bocaza a aquella dragona vieja y cotilla.

-Aún así seguro que fue formidable. - Admiró, restándole importancia a la modestia de Lorian. No solo prefería pensar que las leyendas tenían más verdad de la que el dragón estaba dispuesto a admitir, además había dado en el clavo con el tema. Los dos dragones más viejos se vieron atrapados en sus propias batallitas. Verenaa escuchó con recatada atención, notando como el cintó con forma de luna empezaba a incrustarle la pedrería del vestido por todas partes. El vestido era precioso, pero obviamente lo habían cosido con la intención de que solo lo vistiera una percha, o al menos una percha menos quejica que Verenaa.

Verenaa estaba a punto de meter baza en la conversación, contando una de sus batallas favoritas, cuando la otra dragona de la mesa hablo. Los hombres, que habían estado riendo se enderezaron, como niños advertidos por su madre, recuperando la compostura.

—Yo tomare cangrejos con especias orientales y asado de ciervo.

-Yo tomaré ternera asada con verduras, trae algo de queso y esos panes con mantequilla y especias al horno que probé la ultima vez, estaban exquisitos. - Estaban cojonudos, pero claro, se le habrían salido los ojos de las órbitas a su padre si hubiera dicho eso en voz alta.

Cuando el camarero se hubo marchado se quedo un silencio pesado en la mesa. Verenaa agarró su copa de vino y le dio un trago. Miró a su padre, que en pleno ataque de esnobismo estaba colocando los cubiertos a una distancia milimétrica del plato vació. Miró a Lorian, el también parecía abstraído en su propio mundo. Ahora que lo pensaba no había parecido muy satisfecho por el cariz de la conversación. Sabía por el informe que hacía décadas que había abandonado el ejercito, que era un dragón un poco bohemio, por decirlo de forma educada.

-Padre, señores, no he tenido la ocasión de ver a mi padre antes de este encuentro así que no he tenido ocasión de preguntar. ¿Porque tanto interés repentino en este enlace?
Verenaa
Verenaa
Dragon

Mensajes : 261

Volver arriba Ir abajo

Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa) Empty Re: Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa)

Mensaje por Lorian el Lun 23 Sep - 20:02

Ensalada de espárragos trigueros con salsa de hierbas aromáticas. De segundo, tallarines de calabacín con queso fresco. Gracias.

Le devolví la carta y el camarero se marchó tras apuntar el resto de los pedidos. Me tomé unos segundos para desconectarme de la red, que bullía de actividad a esas horas. Había pedido lo más ligero de la carta, pues el por otra parte bien intencionado comentario de padre se había llevado todo mi apetito. Eran abundantes las ocasiones en que me veía obligado a hablar del titulo que arrastraba, pero en esa, con los nervios de la propia cena y el enlace, me había resultado particularmente molesto. De poco servía que ahora ayudara a los esclavos. El daño ya estaba hecho, con mi pequeña contribución.

La pregunta de Verenaa, clara y directa, me sacó del ensimismamiento. Madre y padre se miraron. Arkhai pareció perder el control sobre su mandíbula inferior, que de haber caído un poco más habría rozado el mantel.

¡Cascarita!

*¿Cascarita?*

La pregunta mental a la dragona fue acompañada de una disimulada mirada burlona. Sabia que no era apropiado dado la escasa relación que teníamos, pero no pude evitarlo. Y en realidad, el protocolo tenía ciertos vacíos legales respecto a la red, cosa que yo aprovechaba a menudo.

¡No seas impertinente!

Padre quiso interceder.

Bueno, supongo que tienen derecho a…

Pero madre le interrumpió.

No estamos aquí para eso.

Bebí un trago y me limpié los labios con la servilleta.

¿Y para que estamos, madre?

¡Para que os conozcáis!

Nos habríamos conocido mejor estando solos. En realidad, estamos aquí por un formalismo. E hilando mas fino, para que vosotros podáis evaluar a Lady Verenaa mientras Lord Arkhai hace lo propio conmigo. Dada la intensa correspondencia que habéis mantenido, en realidad todo eso no es necesario. Así que podemos pasar la siguiente hora hablando de la guerra, del clima o de los comadreos de otros miembros de la aristocracia… o podemos ser sinceros. Creo que lo segundo sería un buen inicio en lo que parece ser un negocio con cinco socios.

Los platos llegaron en medio del silencio que provocaron mis palabras.

¡Oh, pero que buen aspecto! —comenté alegre por el pequeño triunfo.

Fue Arkhai quien comenzó.

Como ya te expliqué en mi carta, hija, Clermont y yo nos conocemos desde hace mucho. Le confiaría mis alas y el haría lo mismo con las suyas.

Padre asintió, solemne.

Tu eres algo más preciado que mis alas. Eres el mayor tesoro que he tenido jamás, Verenaa. Y si he de compartirlo, se que no hay nadie en el mundo mejor que la sangre de mi amigo. Ese momento ha llegado, por mucho que descoloque tus planes. Vuestros planes-acabó mirándome.

Padre volvió a mirarse con mi madre, que asintió. El hecho de que ella callara mostraba su preocupación, la cosa era seria. Convirtió su voz en un murmullo.

Hay mucha tensión en Talos. Mas de la que podáis pensar. Lo que ocurrió en Navidad… bueno, mucha gente piensa que la Reina cometió un error. El mero hecho de que nuestra diosa pueda hacer algo desacertado es una blasfemia y también un dilema espiritual. Nadie puede negar que el asunto de la Plaza podría haberse resuelto de mejor forma. Algunos preferimos achacarlo a un plan mayor que se nos escapa. Otros hablan de malos consejeros, lo cual en si mismo ya es moverse por el filo de una espada. Y otros tantos… me refiero a dragones, no solo a humanos, tienen ideas que no voy a reproducir en esta mesa, pero son sencillas de imaginar. Hay sospechas de traición sobre gente cuyas trayectorias parecían intocables. Secretos a voces y voces secretas. Espías trabajando a tiempo completo. Las mazmorras están desbordadas. Todos nosotros hemos vivido ya tiempos así. Sabemos lo delicados que son, sabemos… que la mas pequeña pavesa puede incendiar un bosque…

Arkhai asintió pesaroso y madre tomó el relevo.

Entre la aristocracia ya corre el veneno. Hay intereses cruzados, dragones poco escrupulosos que ya sea por codicia o por viejas rencillas, quieren ver rodar cabezas de lo que consideran competidores. Vosotros dos no tenéis competencia en vuestros respectivos negocios, así que por ese lado podemos respirar tranquilos. Pero tampoco tenéis la mejor reputación de Talos. Tu, hijo, te pasas la vida entre el teatro, las fiestas y el islote, desconectándote de la red cuando te viene en gana. Y Lady Verenaa…

Miró a Arkhai, que se ocupó de describir a su propia criatura.

Nadie duda de tu lealtad a la Reina Madre y el Imperio de Fuego. De hecho, es una de las cosas que te caracteriza ante los demás dragones. Y eso puede situarte como blanco para uno de los bandos… pero aparte, tienes excentricidades que levantan rumores…

Padre siguió.

Un enlace normalizaría vuestras situaciones. Os haría parecer mas normales, hablando claro, caray.
Lorian
Lorian
Dragon

Mensajes : 21

Volver arriba Ir abajo

Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa) Empty Re: Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa)

Mensaje por Verenaa el Mar 24 Sep - 17:46

"¿¡CÁSCARITA?! ¡PADRE!" Verenaa se agarró a los reposabrazos de la su silla para no abalanzarse sobre su señor Padre, que contemplo con regocijo como las mejillas de Verenaa se tornaban desde el gris espantó al más rojo de los rubores. Sólo ella pudo interpretar la mirada que le estaba echando. Lo había hecho a posta, si Verenaa avergonzaba a su padre el la avergonzaría a ella.

*¿Cascarita?* La voz divertida le susurro en los oídos sin ser pronunciada. Aunque tenía a Lorian a se quedo mirando a la pared que tenía enfrente, apretando los dientes para no dejarse llevar por la mezcla de rabia y vergüenza. No le hacía falta mirarle, en el tono de su pregunta estaba la burla. Había demostrado no ser la más protocolaria de todos los presentes, pero aún así le pareció de mal gusto. El vínculo no era algo que se usase tan a la ligera con una desconocida.

Por lo menos aquel ridículo sirvió para que Lorian decidiera salir de su mutismo, se pusiera de su padre, e insistiera en la pregunta que a la dragona no habían deseado responder. Verenaa aprovechó la llegada de la comida para ahogar la rabia en pan caliente con mantequilla, ajo y especias, demasiado obstinada en su enfado como para que le importase que su padre desaprovechase que su hija se manchase los dedos de mantequilla.  

—Como ya te expliqué en mi carta, hija, Clermont y yo nos conocemos desde hace mucho. Le confiaría mis alas y el haría lo mismo con las suyas. Tu eres algo más preciado que mis alas. Eres el mayor tesoro que he tenido jamás, Verenaa. Y si he de compartirlo, se que no hay nadie en el mundo mejor que la sangre de mi amigo. — Claro, por que ella, una dragona hecha y derecha era un "bien preciado" que solo era digno de compartirse, ni que ella tuviera, no sé, independencia, intereses propios. Contuvo las ganas de lanzar un bufido, para algunas cosas el Imperio estaba totalmente chapado a la antigua.—  Ese momento ha llegado, por mucho que descoloque tus planes. Vuestros planes.

Verena masticaba el pan mientras escuchaba. a todos los dragones ancianos se les llenaba la boca cuando hablaban de política, que la única guerra que podían librar en la actualidad y que a Verenaa cada día le importaba menos. En otro tiempo le habría hervido la sangre en pensar en herejes y golpes rebeldes por parte de los mortales, pero ahora solo recordaba lo preocupada que había estado al darse cuenta de que Tizne no estaba en el Castillo cuando había recibido el mensaje por la red de mentes. Además, hasta el momento no había nada relacionado directamente con aquella boda.

Le costó no lanzarle una mirada desconcertada a Lorian. ¿Desconectarse de la red? ¿Acaso tenían permitido hacer algo así y encima airearlo con tanta facilidad en medio del salón de una taberna? Se inclinó, apoyando la espalda en el respaldo de la silla mientras evaluaba lo que habían dicho los padres.

-Claro que sí, mis... excentricidades - Verenaa le dedicó una sonrisa tensa a su padre. Incluso él, después de tantos años, se empañaba en señalar que sus "excentricidades" eran las directas causantes de su escasa vida social.

"Ósea que utilizan la política como excusa para casar a sus hijos díscolos. A ti por hacer lo que te da la gana en tus fiestas y en tu isla y a mi por coleccionar gatos, como si la mitad de Talos no hubiera decidido darme la espalda voluntariamente después de lo que pasó." Refunfuño mentalmente, lanzándole el mensaje a Lorian. Si el no tenía reparos en usarlo, ella no iba a ser menos.

-Espere... ¿Esta sugiriendo que podría sufrir alguna clase de atentado rebelde? - Lo dudaba mucho, Verenaa solo era objeto de rumores y chismes. Si no la protegía su reputación de ermitaña loca de los gatos lo haría la de cazadora de rebeldes y despiadada asesina. -Espero que no os moleste, Lorian pero resulta un poco ofensivo, teniendo en cuenta mi historial militar la idea de que necesito la compañía de un varón para mantener la seguridad de mis propiedades y la mía propia. Por no hablar de que la única manera de calmar los ánimos de la aristocracia de Talos sería hacer que esta boda fuera la boda más absurda y ridiculamente grande y festiva que se recuerde durante generaciones.

Sacudió la cabeza, con una sonrisa divertida ante aquella idea tan absurda pero al mirar a su padre se dio cuenta de que acababa de dictar su sentencia sin quererlo.
Verenaa
Verenaa
Dragon

Mensajes : 261

Volver arriba Ir abajo

Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa) Empty Re: Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa)

Mensaje por Lorian el Miér 2 Oct - 13:32

Las explicaciones de nuestros progenitores no resultaban convincentes. No del todo, al menos. Disimule una risita con la servilleta cuando Lady Verenaa me habló por medio de la red, estaba pensando algo similar. Tomé la última pizca de ensalada, comiendo como si toda esta conversación no estuviera alterándome.

Oh, estoy seguro de que no era eso lo que trataban de decir, Lady Verenaa. Insinuar que una hembra de dragón no puede valerse por si misma sería como insultar a la propia Reina Madre, y eso no sucedería jamás en esta mesa. Puede que sea a mí a quien desean proteger, todo el mundo sabe que mi tiempo como militar pasó hace mucho, puede que consideren que me he oxidado, incluso siendo el dragón de mi familia que más tiempo pasa en su forma real.

Bien, ahora mis padres estaban igual de crispados que los de mi prometida.

Por favor… dirijo un teatro. He visto coreografías menos organizadas que ese jueguecito de pasaros la palabra. No se si esos son los motivos reales. Tampoco voy a preguntar demasiado. Simplemente diré… ¿qué ocurre si nos negamos?

De haber estado transformado, hubiera notado una corriente de aire frio en las escamas. Varias bocas se abrieron a la vez, pero el camarero apareció con los segundos platos, alargando la tensión. Volví a utilizar la red.

Opinión acertada, lo de “la boda más absurda y ridículamente grande”. Parece que conocierais a mi madre.
Lorian
Lorian
Dragon

Mensajes : 21

Volver arriba Ir abajo

Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa) Empty Re: Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa)

Mensaje por Verenaa el Miér 2 Oct - 15:25

Verenaa lanzó una mirada sorprendida a Lorian, aunque intento disimular. Miró de reojo a su madre, esperando que soltase algún apodo cariñoso que estuviera a la altura del ridículo que había hecho gracias a su progenitor, pero la dragona fue más lista y se limito a mirarle horrorizada ante la falta de decoro de su hijo.

La dragona se quedo tan petrificada como se había quedado el resto de dragones presentes en la mesa, solo que ella se llevo carne a la boca y masticó lentamente. ¿Podía decir que no? Ni siquiera se le había pasado por la cabeza, lo que la hizo sentir bastante estúpida. Frunció ligeramente el ceño. ¿Por qué no había pensando en eso? Desde el primer momento en que había leído la carta de su padre había dado por sentado que la boda iba a ocurrir, que no podía hacer nada para evitarlo por que esa era la voluntad de su padre y él mismo le había enseñado en que honrar a sus progenitores era honrar a la Reina Madre y al sagrado Imperio de Fuego.

Y en el fondo seguía teniendo la sensación de que no podía evitar que aquello ocurriera. Verenaa no tenía motivos sólidos para negarse, más allá de que no le hacía gracia pero... joder, había hecho muchas cosas a lo largo de su vida que no le habían hecho gracia y había sobrevivido, sin duda el matrimonio no podía ser peor que décadas de años de guerra. Además, Lorian parecía bastante más razonable que su madre.

-¿Estás dispuesto a poner en ridículo a tus padres y a mi con tal de mantener caprichosamente tu estatus de "libertad"? - Verenaa siguió comiendo de su plato en silencio, evitando lanzar una mirada a su padre, que hablaba con esa severidad que le indicaba que no estaba contento con el devenir de la conversación. Quería a su padre con el amor infinito de una hija devota, pero no podía negar que a su padre nunca le había gustado que le llevasen la contraria. Vio por el rabillo del ojo que apretaba los puños sobre la mesa, tenso. Las escamas de sus manos tensas.
Verenaa
Verenaa
Dragon

Mensajes : 261

Volver arriba Ir abajo

Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa) Empty Re: Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa)

Mensaje por Lorian el Jue 3 Oct - 16:48

A veces era sencillo olvidar que debajo de esa forma blanda y frágil se escondían dragones. Mis ojos se clavaron en los de Arkhai, igual de duros, fríos y amenazantes. No me había agradado nada ese tono. De haber estado en mi forma natural, hubiera gruñido y soltado humo por el hocico. Por desgracia, estaba demasiado acostumbrado a mantener las formas. Y sabía que un dragón de su edad, a parte de ser merecedor de respeto, era más fuerte.

Libertad.

Una pausa larga, sin que nos apartáramos la mirada.

En Talos. ¡No me haga reír!

¡LORIAN! —mi padre hizo amago de levantarse de pura indignación.

¡Schssssssss!

Mi madre nos chistó a todos, mirando alrededor inquieta. En esos momentos estaba más preocupada por la posibilidad de que hiciéramos una escena que de la boda. Y con razón, porque los cuchicheos ya habían comenzado.

No te preocupes, madre. No alzaré la voz. Lady Verenaa, lamento todo esto. Ha sido un placer conoceros, sois una dama encantadora y parecéis sensata. La única en esta mesa.

Me levanté y tiré la servilleta encima de mi plato, dispuesto a salir de allí. Mi padre se inclinó para detenerme, pero madre le sujetó con fuerza, impidiendo que llamáramos todavía más la atención. Luego intento disculparse con Verenaa y Arkhai, visiblemente afectada.

Yo… oh, diosa, lo siento tanto… se le pasará. Entrará en razón, estoy segura. Por favor, os ruego que nos disculpéis por esta cena bochornosa.

Parecía a punto de echarse a llorar.
Lorian
Lorian
Dragon

Mensajes : 21

Volver arriba Ir abajo

Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa) Empty Re: Una cena de negocios matrimoniales (Verenaa)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.