Novedades

- (18/11) Ya están disponibles las novedades de Noviembre.

- (18/11) Ya podéis pedir Los Dracs de Noviembre.

- (17/11) Revisad bien la normativa de las búsquedas, pues hemos añadido una nueva norma

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Trystan
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Admin
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos


06/06

Directorios y Recursos

04/10

Afiliados Élite
The beatitudes [Vaurien Aureon] QxjH0JL Time Of Heroes
 photo untitled45.png
Expectro Patronum


41/50


The beatitudes [Vaurien Aureon]

Ir abajo

The beatitudes [Vaurien Aureon] Empty The beatitudes [Vaurien Aureon]

Mensaje por Mysandre el Vie Ago 30 2019, 21:20

Los rumores no tardaban.

La Dama Roja había salido de Edén con un propósito fijo. El carmesí de sus ojos que se miraban como el fuego se habían centrado en un objetivo tan igual como el que la había movido en tiempos del Despertar: Guiar por la senda de luz a aquellos que yacían perdidos en el vestigio de voces de dioses blasfemos y falsos, en los ideales de traidores y desleales, en la duda de incrédulos y fantasiosos que creían estar a la altura del poder de la Diosa. Sí, ciertamente habían echado raíces; todos sus hermanos, incluyéndola a ella en especial, lo habían sentido. La Fe se debilitaba, la llama que ardía iluminando el mundo se hacía débil y la oscura noche amenazaba con extinguirla, afectando así el corazón de su Madre.

Mysandre, quien había sido esclava de Yaveh, lo había visto antes, y ciertamente no había algo que temiese más que ello: la ira de un Dios cuando la fe moría era devastadora y las cosas que empezaban a ocurrir con la Reina Madre eran un aviso de que nadie escaparía al juicio del Fuego. Dependía de sus hijos entender su rol en la pirámide y cumplirlo, tal como ella lo hacía ahora. Llegando en un simple barco pesquero en el cual nadie se imaginaría que una Guardiana, y ademas aristócrata, iría, desembarcó en los Puertos de Talos sembrando la curiosidad entre los habitantes. Se había establecido en una posada muy barata, siendo su presencia, así como su identidad, un misterio que los primeros días solo circundo entre navegantes y locales sin que dragones diesen menor importancia. Para su suerte, ningún dragón había notado su presencia porque era muy fácil, al menos para los que tuviesen mas de 300 años recordarla. Así entonces, Mysandre había empezado a hablar, pasado los días, sobre la fe, haciendo que más y más curiosos se acercaran a escucharle. Pronto el rumor empezó a cobrar fuerza entre los suyos y no tardó en alcanzar la red dragonica: Una mujer de vestiduras rojas que hablaba de la Reina Madre como no se había visto en mucho tiempo, un hecho que caía como anillo al dedo ante los últimos acontecimientos.  Fanática o no, el hecho era qué, los días pasaban y el rumor cobraba fuerza con el hecho de la atracción de cada vez, ya fuera por miedo o por fe real en las profecías y palabras de la Dama Roja, más adeptos que arrepentidos de dudar buscaban el perdón de la Diosa a través de las manos de Mysandre.

Entonces, ese día, se hallaba en el centro del creciente pueblo, y la multitud le rodeaba mientras hablaba. -Bienaventurados los que lloran por su Diosa, porque ellos recibirán consolación. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados. Bienaventurados los que no dudan, porque en ellos es hallada la luz del fuego. Bienaventurados los de limpio corazón y mente, porque ellos verán a la Diosa y no temerán. Bienaventurados los que no se inclinan a dioses paganos, porque no arderán junto a quienes lo hacen. Bienaventurados los que buscan la verdad, porque que el fuego sagrado les iluminará.- Decía Mysandre, a voz audible en medio de la multitud que atenta escuchaba. Y de entre todos en aquel lugar, una presencia que no pasó desapercibida y que le miraba en silencio, sin interrumpirle, le hizo sonreír suavemente al reconocer de quien se trataba.

Sus ojos carmesí, clavados en los de Aureon entre las gentes, parecieron centellear con complacencia, como si de alguna forma Mysandre hubiese estado esperándole. -Bienaventurados son cuando por causa de nuestra Madre den su vida, porque ella nos premiara a cada uno según convenga y, juzgará, a cada uno según convenga.- Esclareció, para apartar la mirada de su hermano dragón y ver a las gentes. -Gócense y alégrense, porque el galardón es grande para aquellos que la luz les hes revelada y la eligen. Renacerán del fuego y no perecerán.




#990000
The beatitudes [Vaurien Aureon] 2XqH2sX
Mysandre
Mysandre
Dragon

Ocupación : Guardiana del Templo de Edén
Mensajes : 36

Volver arriba Ir abajo

The beatitudes [Vaurien Aureon] Empty Re: The beatitudes [Vaurien Aureon]

Mensaje por Vaurien Aureon el Mar Sep 03 2019, 23:11

Los rumores no mentían.

Realmente Mysandre estaba en Talos. Cuando Vaurien lo oyó, no pudo evitar salir a comprobarlo en persona. La verdad era que eran tiempos inciertos para los seguidores de la Reina Madre. La llegada de su más ferviente (y prácticamente exclusiva) sacerdotisa no podía ser más oportunamente planeado.

Ella no había perdido su toque, ni mucho menos. Después de lo de Navidad, la popularidad de la Reina estaba en su punto más bajo desde la Guerra del Despertar y, sin embargo, Vaurien notaba como algunos de los gestos de los humanos presentes cambiaban de furia a desconcierto, de desconcierto a curiosidad, de curiosidad a duda, y finalmente, de duda a confianza. Un trabajo impecable, pensó él.

Durante su discurso, los ojos carmesí de ella se encontraron con los de él, de color rubí. Con esa conexión, no hacían falta palabras, ni siquiera un contacto por la red. Las intenciones de ambos estaban claras. Por ello, una vez terminado el sermón. Vaurien acudió a su lado y le ofreció su mano enguantada en negro para ayudarla a bajar del estrado improvisado.

-Un discurso excelente, Dama Roja.-saludó Vaurien, con una sonrisa calmada.

-Permítame ser el primer Inquisidor en darle la bienvenida a Talos. La Diosa sabe que es necesaria aquí ahora mismo. ¿Puedo invitarla a una copa?-





The beatitudes [Vaurien Aureon] Vaurien_firma_by_dymanga-dbtq8e8
Vaurien Aureon
Vaurien Aureon
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 568

Volver arriba Ir abajo

The beatitudes [Vaurien Aureon] Empty Re: The beatitudes [Vaurien Aureon]

Mensaje por Mysandre el Vie Sep 06 2019, 22:55

La fe.

La fe, para Mysadre, era desde siempre su pilar, su razón de ser y existir. Aquella que le había llevado a encontrar un significado, a buscar respuestas, a encontrarlas. A tener una razón, para saber quién y qué era, y eso se resumía hoy en una sola palabra: Reina Madre. Ese fuego ardiente que brillaba en su interior desde tiempos ancestrales, sin haberse jamás y nunca apagado, era lo que se miraba en todo lo que ella era y como una luz, parte muy minúscula de una luz sagrada, de la primera de todos, guiar e iluminar con su llama a aquellos que estaban envueltos en el cobijo de la larga noche que para ella no era más que la ignorancia y la cegues. Era esa luz de fuego, ardiente y purificadora, la que salía de su boca, haciendo como en los primeros tiempos del nuevo Imperio del Fuego, que la palabra de Fuego fuese escuchada y los ojos de todos fuesen abiertos, para que entonces todos pudiesen elegir.

Muerte o vida, castigo o redención. Esa era la elección. No había puntos intermedios. Muchos consideraban aquello crueldad, nada más alejado de la realidad. Ella lo sabía: era la bondad de la Reina Madre.

Las gentes a su alrededor, que habían ido creciendo con el pasar de los días de haber llegado a las costas de Talos, despertando así el rumor de su arribo algo que serviría para recordar que la fe, lejos de morir, seguía viva. Que todos iban a hacer lo que fuese necesario para que el Imperio del Fuego permaneciera fuerte. Y aunque pareciere imposible, los humanos empezaban a creer de nuevo. El fuego estaba siendo avivado y las palabras de Mysandre calzaban en los corazones apagados, no solo de humanos, también de dragones que circundaban el lugar, soldados del ejército y miembros del cuerpo de la Marina en su mayoría, quienes recordaban en las palabras de la Dama Roja el origen de todo lo que eran hoy y les llevaba a una sola cuestión: elegir. Mysandre, terminada su prédica, y viendo como Vaurien Aureon, a quien recordaba desde hacía siglos, se acercaba. -Lord Aureon- Le dijo, con una sonrisa sutil y enigmática, demostrando que, aunque hacía siglos que no le miraba, estaba al tanto de aquel título honorario que había reclamado, y ella respetaba. Aceptó a bien su cortesía, tomó su mano, y bajó del estrado improvisado. Enarcó una ceja cuando rebajó lo que había dicho a un “discurso”. -Oh, honorable Aureon, la sutileza sigue sin ser tu fuerte.- Le declaró, posando su suave y delicada mano en la mejilla del dragón, y dando como una caricia de condolencia por parte de su barba, como si de un pequeño niño inocente al cual su madre, con amor y agrado, le explicaba algo. -Hemos vivido mucho, hermano mío, tanto como para saber la diferencia entre palabras de fe y un simple discurso. La palabra de Fuego es real, y quema como nuestro poder mismo, porque es de ella quien proviene, de la primera de todos. Tan fuerte y veraz que incluso los dragones creímos, y nos unimos.- Dijo, con el rostro levantado y sus ojos carmesí clavados en los del contrario, para luego quitar su mano del rostro de Vaurien.

Volvió a sonreírle, cuando este le dio la bienvenida. -Y es algo que agradezco y una invitación que estoy dispuesta a aceptar con agrado, viniendo de quien aún mantiene su fe viva.




#990000
The beatitudes [Vaurien Aureon] 2XqH2sX
Mysandre
Mysandre
Dragon

Ocupación : Guardiana del Templo de Edén
Mensajes : 36

Volver arriba Ir abajo

The beatitudes [Vaurien Aureon] Empty Re: The beatitudes [Vaurien Aureon]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.