Novedades

- (19/08) Ya están disponibles las novedades de Agosto.

- (19/08) Ya podéis pedir Los Dracs de Agosto.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
Cena a la luz de las velas... [pv] G2TiwGkZ_o
06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Time Of Heroes
 photo untitled45.png Cena a la luz de las velas... [pv] AO1UJIQ Expectro Patronum
Legends

51/64

Afiliados Normales


Cena a la luz de las velas... [pv]

Ir abajo

Cena a la luz de las velas... [pv] Empty Cena a la luz de las velas... [pv]

Mensaje por Ororo el Jue Jun 20 2019, 04:38

Había invitado a Sittiazus a cenar a mi casa, luego de habernos reencontrado en una de las plazas de la ciudad, y de haber pasado un tiempo hablando con él había sentido que lo más apropiado era poder tener una noche para sentarnos y pasar tiempo juntos. Mis días se complicaban, acababa de llegar de un viaje de negocios y debería visitar clientes en los próximos días, así que para no darle largas, había organizado un evento nocturno.

No sabía porqué me había emocionado tanto por la visita de Sit pero llevaba todo el día de un lado para el otro, había elegido tres vestidos diferentes, dos peinados y cuatro platos. Sentía que nada era lo suficientemente especial para esa noche, que nada podría evocar lo que sentía, y es que al volverlo a ver había sentido algo muy especial... no quería ponerle nombre, no lo comprendía muy bien y no recordaba haberlo sentido en mucho tiempo, pero ahí estaba. Esa sensación de ansiedad, que a la vez, me sacaba sonrisas cuando pensaba en sus ojos oscuros y su dulce sonrisa.

Karamo y las chicas habían trabajado en una cena perfecta, en una especie de cama redonda que tenía al lado de la piscina, en una esquina del jardín central, rodeada de un par de mesas con vino, frutas y destinadas para sostener otros manjares; además de las velas que adornaban el lugar, blancas como la luna. Había luna llena, así que aún sin las velas podríamos ver, pero las velas le daban un toque adicional y yo quería que todo fuera... perfecto.

Luego, me puse un vestido gris plata, con cristales bordados en la cintura y corte griego que resaltaba mi cintura. El cabello suelto, esponjado y libre, como yo, y la ansiedad a flor de piel, esperando que Sitti llegara para poder empezar la velada.

Y si no lo hacía pronto enloquecería de ansiedad...




Cena a la luz de las velas... [pv] X2upHNn
Ororo
Ororo
Dragon

Ocupación : Mercader - Contrabandista
Mensajes : 270

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Cena a la luz de las velas... [pv] Empty Re: Cena a la luz de las velas... [pv]

Mensaje por Sittiazus el Lun Jul 08 2019, 01:25

No, era la primera vez que me acomodaba la ropa me miraba al espejo y realmente siempre, en todo momento había detalle de mi mismo que no me gustaba, que si el pelo, que el traje, que esto y que lo otro.
¿Estoy bien Samara? aunque se haga la tonta vi a mi Esclava ggirar los ojos mientras se acercaba a mi a peinarme otra vez, mientras me acicalaba, y me decía, Sitti te ves fantástico enserio, no se porque te preocupas tanto por ello si Lady Ororo va a amarte

Ya dije poniéndome rojo como un tomate, intentando de todas las maneras que los nervios no me devoren, no puedo creer que Ororo me invitara a su casa, hace tiempo que no nos veíamos, y realmente lo que menos me esperaba en la vida breve que he tenido era volver a verla, pensé que en una de esas cosas que ves solo una vez, como esas luces extrañas en el cielo, no quería buscar mas explicaciones, lo único que quería era disfrutar el momento, disfrutar su compañía, sin preguntarme las cosas tanto y sin pensarlas demasiado.

Me mire nuevamente viéndome de perfil en el espejo mientras posaba, no tenía idea de lo que me pasaba, pero enserio no lo quería arruinar, no debería tener esas dudas, con Ororo nunca me puse ninguna traba, jamás nunca me vi en la necesidad de fingir algo, solo las cosas salen, ¿alli tenia

Que ser diferente? Como podía ser que luego de todo lo vivido me pusiera tan nervioso, si estuviera rodeado de un grupo de terroristas con armaduras de jade, no estaría tan nervioso como lo estoy ahora, enserio realmente me daba menos ansiedad el que vinieran a matarme  a estar con una mujer como ella.

Enserio Sith es demasiado para ti, dijo esa voz en mi cabeza le conteste, ya callate que aparece cada tanto, esa que sería la voz de mi conciencia a veces que me había salvado muchas veces, pero tenía razón, la mujer más bella de todo Talos había posado los ojos en mí una sola vez y eso ya era lo más bonito que podía pasarle a alguien de mi calaña.
Si voy antes pensara que soy ansioso, y voy después que soy un irrespetuosos, Samara trataba de calmarme Vamos señor, Lady Ororo  lo único que necesita para ser feliz es verlo a usted, ella es una buena mujer y usted es un buen hombre saldrá todo bien.

Samara me volvió a sacudir la ropa con un cepillo y me dio un beso en la mejilla. Estoy orgullosa de usted mi señor, va a ver a una mujer tan buena como ella, tiene mi bendición. Esperaba estar bien para ella, yo sé que ella estaría hermosa.
Me prepare para caminar hacia su casa, y tenía puesto en único traje que tenía, un abrigo con unos broches dorados, al lado con el símbolo de mi familia, salí de mi casa, no sin que Samara me diera su bendición y un ramo de flores que se había dedicado a recolectar, espera tú crees que… le dije a lo que ella me contesto con gesto de molestia, es un clásico Sith, créeme le gustara , y fui caminando lentamente, quería lentamente matar mi ansiedad con mucho cuidado de no ir corriendo ni ensuciarme, realmente no estoy acostumbrado a las fiestas, de hecho ellas me agradan, me gusta más una a la vieja usanza más que las fiestas de los estirados de la Aristocracia, tal vez por eso no me llevaban a ninguna.

Camine mirando la luna que estaba mostrándome toda su belleza sin ningún tipo de reparo, a  mí y a todos los habitantes de este mundo camine pacíficamente  respirando hondo, pensando lo feliz que era y sin dejar de sonreír.
Me pare en su puerta en donde uno de sus esclavas me miro siquiera y me aviso que ya estaría cerca ¿me había estado esperando?, me quede dándole una reverencia a su esclava, una que me devolvió mientras me acomode en su puerta, inhalando y exhalando otra vez.

Bueno Sith, no la cagues…
Dijo la voz de mi cabeza otra vez mientras sostenía las flores y esperaba a que Ororo me recibiera, jamás pensé en verla otra vez, había pensado esto cientos de veces, pero ya que estoy aquí




Cena a la luz de las velas... [pv] 68747470733a2f2f73332e616d617a6f6e6177732e636f6d2f776174747061642d6d656469612d736572766963652f53746f7279496d6167652f6c59757964755a52644c684b75413d3d2d3233312e313561333461373162646266393134613639383930323436363632372e676966
Sittiazus
Sittiazus
Dragon

Ocupación : Soldado, miembro del escuadrón Obelisco
Mensajes : 62

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Cena a la luz de las velas... [pv] Empty Re: Cena a la luz de las velas... [pv]

Mensaje por Ororo el Mar Jul 09 2019, 02:49

Había ordenado a mis sirvientes que me avisaran apenas Sit llegara, y el momento por fin había llegado. Había elegido un vestido rojo, sencillo y muy ligero, no llevaba zapatos ni joyas, solo el vestido y mi cabello alborotado. Dejé mi habitación, tratando de reprimir mi ansiedad al mantener mi paso lento, hasta llegar al recibidor.

Al ver a Sit de espaldas, mi corazón dio un salto, se veía tan alto y apuesto con su abrigo oscuro, sonreí, estaba muy feliz de verlo y no había razón para esconderlo. Me acerqué un poco antes de llamar su atención -Estás muy apuesto- le dije acercándome hasta él, esperando que se girara para apoyar mis manos en su pecho, estirándome un poco para depositar un beso en su mejilla. -Espero que no haya sido una complicación venir hasta acá- entendía que el ejército tenía otras muchas responsabilidades, esperaba no haberlo importunado.

Tomé sus manos, con una sonrisa embobada -Planeé un pequeño picnic en el jardín- dije, enredando mis dedos con los suyos, no había razón para no hacerlo, él conocía todas mis curvas y recovecos, no había secretos entre nosotros. Me giré un poco, para empezar a caminar con él hacia el rincón del jardín que había organizado para esta noche, donde las velas brillaban en medio de la noche creando un nido de luz en el jardín que iluminaba la piscina -Debes contármelo todo- comencé a decirle mientras tomaba asiento sobre el mullido cojín blanco -tenemos mucho de qué hablar- le dije, haciéndole una invitación para que se sentara a mi lado.




Cena a la luz de las velas... [pv] X2upHNn
Ororo
Ororo
Dragon

Ocupación : Mercader - Contrabandista
Mensajes : 270

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Cena a la luz de las velas... [pv] Empty Re: Cena a la luz de las velas... [pv]

Mensaje por Sittiazus el Jue Jul 11 2019, 04:28

Con nervios esperaba poder verla a Ororo, al ver a la esclava que había tenido tan de cerca no me esperaba que ella llegara tan rápido a verme, así que estaba supuesto a esperarla el tiempo que había sido necesario alli, no tuve que esperar demasiado, solo tenía que quedarme alli unos minutos cuando esa voz, tonada única y peculiar que no podía olvidarme en otro quinientos años que llevo de vida.

Me gire despacio, con mi sorpresa una que mantuve mientras la vía de arriba abajo, tratando de ser sutil, ese vestido que resaltaba su bella figura, amoldándose a su cuerpo esbelto, iluminando todo a su alrededor con esa bellísima sonrisa que iluminaba más que la misma luna, ah, dije como un tonto perdido mientras no podía dejar de mirarla, estaba demasiado embobado con su belleza, y créanme, cualquier hombre (o mujer) lo estaría.

Esto dije para volver un poco en mí, Ororo estas hermosa... dije escuchando como ella me había dicho que yo también me veía bien, cosa que me cuesta creer porque yo mismo me veo siempre espantoso, o por lo menos eso es l que yo siento.

Claro que no lo fue, sabes que  mí me gusta caminar, así que no te preocupes, además el trayecto. Fue lindo, la luna está muy linda esta noche, pero no te hace competencia. Le dije tratando de lucir galante, un esfuerzo que en mi opinión resulto fatídico, peor no sé, me gusta poder decirle lo bonita que esta,, me encantaría gritarlo a los cuatro vientos, pero ese sería el último, por ahora, no quiero ser tan empalagoso.

Sentí sus manos en mi pecho, ese tacto, esa forma de acercarse a mí y tocar mi piel eran la misma, su manera de rozar mi cuerpo con sus dedos podría distinguirla si me quedara ciego, nunca me olvidare de esas manos y de las caricias que las acompañan, no pude evitar sonreír como un niño, ella siempre me provoca eso.
Disfrute cada paso que dimos en conjunto mientras sostenía su mano, contento y caminando a su ritmo un paso tranquilo mientras seguíamos al unísono, Me parece una idea excelente, así podremos disfrutar del cielo.

Le dije mientras seguimos caminando por ese bello lugar hasta llegar al jardín, me tome un momento para mirar alrededor para poder acercarme a ver todo lo que Ooror habia preparado, las velas que le daban ese toque encantador, ella lo había preparado todo y yo me sentía muy honrado, de verdad era algo que considerar, tomo aciento invitándome a quie hiciera lo mismo escuchando sus preguntas, el viaje que habia tenido habia sido fantástico y estaba dispuesto a contárselo.
Pues… no sé por dónde empezar…

Dije un poco tímido mientras me acomodaba a estar cerca de ella, sin necesidad de invadirla ni de cerca, Pues lo primero que podía decir es que cuando comienzas a viajar es… extraño, pues es como que en los primeros días estas condicionado a como serás las cosas en la ciudad, donde la jerarquía te fastidia,  donde las opiniones vuelan y demás, pero no es así, he conocido personas maravillosas, diferentes maneras de ver el mundo, he visto cantantes, artistas, escultores arquitectos y personas que sueñan con dedicarse a lo que les gusta también, además he visto guerreros que se mueven de maneras que aquí en Talos ni soñarías.

Estaba demasiado emocionado contándole.
Es extraño, eres mercader y yo sé que has estado en Krossan, Isaur y demás, pero es completamente extraño cuando vas por algo de negocio o cuando vas por…solo ri, es como que vez más cosas a tu alrededor, mientras vez a las personas como viven sus vidas, realmente te da una perspectiva de las cosas tan distinta, el viajar siempre hace bien.
Le dije tomando su mano un segundo.

Me encantaría que aunque sea una vez podamos conocer algún lugar juntos, mas allá de lo que el común de la gente ve, así como nos conocemos más allá de lo común entre nosotros.

Esas palabras me salieron del alma, y no se si fueron empalagosas, pero poco me importaba, realmente quería volver a viajar, y quería que ella viniera conmigo.


Última edición por Sittiazus el Lun Jul 22 2019, 07:26, editado 1 vez




Cena a la luz de las velas... [pv] 68747470733a2f2f73332e616d617a6f6e6177732e636f6d2f776174747061642d6d656469612d736572766963652f53746f7279496d6167652f6c59757964755a52644c684b75413d3d2d3233312e313561333461373162646266393134613639383930323436363632372e676966
Sittiazus
Sittiazus
Dragon

Ocupación : Soldado, miembro del escuadrón Obelisco
Mensajes : 62

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Cena a la luz de las velas... [pv] Empty Re: Cena a la luz de las velas... [pv]

Mensaje por Ororo el Jue Jul 18 2019, 18:45

El camino hasta el jardín fue agradable, tenerlo agarrado de mi brazo, la sensación de las piedras bajo mis pies y esa tranquilidad que me traía, eran magia.

Al sentarnos juntos, sentía cómo su cuerpo aún estaba algo tenso, envuelto en las formalidades de una sociedad que no nos estaba mirando, así que sonríendo pícarona y con una seña de la mano le señalé a una de mis sirvientas para que se acercara, arrodillándose en el suelo para sacarle las botas a Sit. Sabía que se tensaría -Quiero que estés cómodo- le dije antes de que se negara, era lo último que mis doncellas harían por nosotros esta noche. Toda la casa tenía permiso de apagar las lámparas e irse a descansar y con eso, tendríamos total privacidad.

Sit cedió ante mis deseos de que me contara de sus viajes, hablando con la emoción de quien emprende una aventura, lo escuché, atentamente, mirándolo a los ojos con una sonrisa dibujada en los labios. Porque a diferencia de su seriedad normal, en este momento estaba emocionado y sonriendo, hablando de cosas que le hacían ilusión y se le veían en los ojos. Me mordí el labio inferior tratando de esconder una sonrisa cuando tomó mi mano -Entiendo lo que dices, ha pasado mucho tiempo desde que pude visitar un lugar sin ninguna espectativa, por las ganas solo de viajar y ver lugares nuevos- le conté. Incluso las aguas termales que conocía las había encontrado en un viaje de negocios.

Cuando él me propuso que viajáramos juntos una emoción extraña estremeció mi cuerpo -Me encantaría viajar contigo, volver a irnos solo los dos, sin preocuparnos de mucho- dije emocionada, era una idea linda poderme tomar unas vacaciones donde los dos pudiéramos estar alejados de las responsabilidades y de todo lo que estaba sucediendo en el imperio.

Me giré, subiendo los pies sobre el mueble, quedando de rodillas en una posición algo infantil, mirándolo a los ojos con una sonrisa dulce. Imaginarme todo eso con él a mi lado era una de las pocas cosas que había hecho que mi corazón saltara de alegría en mucho tiempo. Posé mi mano sobre su pecho, sintiendo su corazón bajo la camisa de lino -Entiendo, a veces quisiera dejar todo atrás y solo volver a estirar las alas e irme al bosque para siempre... pero...- levanté la mirada y mis ojos se clavaron en el cielo oscuro donde las estrellas se divisaban claras y juguetonas, era un deseo que me atacaba de vez en cuando, olvidarme de las reglas, de el caos en el imperio, de la reina y todo lo que la rodeaba para poder ser libre de nuevo -muchas personas dependen de mi- dije, viendo cómo una a una las luces de la casa se apagaban hasta dejarnos a nostros en una isla de luz.

Acaricié su mejilla fugazmente -¿Quieres vino?- le pregunté, tomando una copa y la jarra en la mesilla de al lado, sirviendo en ella el mejor vino que tenía. Quería atenderlo pero además, necesitaba algo para relajarme, estaba sintiendo que mis emociones me abrumaban un poco.

¿Me había sentido así alguna vez?




Cena a la luz de las velas... [pv] X2upHNn
Ororo
Ororo
Dragon

Ocupación : Mercader - Contrabandista
Mensajes : 270

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Cena a la luz de las velas... [pv] Empty Re: Cena a la luz de las velas... [pv]

Mensaje por Sittiazus el Vie Ago 02 2019, 03:28

La casa de Ororo en realidad era un sueño, más de una vez me había imaginado estar en este lugar, con detalles que en este momento no es necesario recordar, pero era mucho mejor de lo que imaginaba, ese lugar amplio y bello, ese patio con las velas encendidas que se podían ver a la distancia, iluminando el lugar, lo justo ni mucho ni poco, parecía que  el Destino le había regalado eso, jamás pensé en volver a ver a esa bella mujer en el barco, y aquí estoy en su casa, a punto de cenar con ella.

Ororo  parecía estar feliz con mi relato, es que tenía tanto que contarle, tanto `para decirle, pero también me hubiera gustado que lo viera, como cuando no puedes poner en palabras la belleza de algo tan inspiración, después de todo esa es la belleza del arte. Realmente quería que lo apreciara conmigo, cuando aprecias una melodía de una guitarra,  algo mas alla de las palabras, algo digno de ella, las palabras se quedan cortas cuando se trata de ella, querer compartir esas cosas que vivi me parecia que es lo mejor que yo podía hacer.

Sonreí escuchándola hablar, mientras un detalle me distrajo y me hizo querer besarla alli mismo, como cuando se enciende una antorcha, ver esa sonrisa activo la mía que hizo que me tapara la boca, haciendo un  gesto demasiado evidente, mucho mayor al de ella, una risita se me escapo, pero continúe, y sobre todo no había soltado su mano.

Ella se cambió de posición y yo cruce las piernas para sentarme a su misma altura, quería ver sus ojos directamente, a mí me importaban poco los lujos y en la calle me sentaba así e mis viajes, en una especie de posición mariposa, así que sin problemas, como un niño cuando juega con los demás.

Su suave tacto en mi pecho realmente me hizo temblar, sentía que mi cuerpo entero e iba a estremecer en ese momento y mi pulso se aceleró un poco, mi mano fue inmediatamente a la que posaba en mi pecho y cerré mis ojos porque quería amplificar el sentido del tacto mientras la veo mirar a las estrellas, no pude evitar sonreír antes de que me soltara un “pero” palabra que odiaba con todo mi ser, no porque ella la usara, sino porque era una palabra que dominaba mi ser entero y realmente me enfermaba. El eterno “pero”.

Suspire luego de oír sus palabras, porque de alguna manera mes esperaba eso, aunque volví a verla a los ojos.Quedándome en esa posición, las luces se apagaron en el momento perfecto, cuando conecte mirada con ella antes de que me ofreciera vino, al cual me hizo volver a la realidad y mirar una copa, mientras ella servía y no dejaba de verla con una sonrisa inocente.

Tenía ya la copa en mi mano y bebí un poco era delicioso, bastante fino a decir verdad. Mi paladar esta extasiado esto es muy bueno, dije inocentemente antes de  volver a ella una vez más.
Sabes… en el momento en que tengo memoria he hecho y dicho lo que los demás me decían, además de nacer en el seno de la guerra, las Guerras del Despertar fueron mi vida entera y ese Sith siempre fue el que mi familia amo, pero no el que yo queria.

Y cuando viaje, sentía que por primera vez podía sacarme de ese ser sádico y bestial que alguna vez e dominaba, podia ser yo por primera vez.

Miraba la copa de vino Roja, que parecía reflejar todo a su alrededor, incluso la belleza de Ororo y las verdaderas intenciones.

En ese viaje he vivido las mejores cosas de mi vida y he viajado sin pesos, he conocido lo que es la felicidad y tu eres parte de eso, una de las mejores de las partes de lo mejor de mi vida.

Me acerque a ella y cuando deje la copa en la mesa pude acercarla y tocar su barbilla, recurriendo su mejilla con mi pulgar, mientras suspire otra vez.
Lamento no ser tan detallista y de ser así tan directo, el romanticismo y demás no es algo que domine y ni siquiera que practique,asi me expreso pero es lo que siento y yo contigo no tengo barreras, me haces tan feiz con tu solo ser Ororo y debo decir lo que eres para mí.
Suspire y mire al suelo antes de volver a mirarla a los ojos.

Ororo, tu eres Libertad.


Le dije en ese momento y pude sentir como después de eso pude compartir un silencio mientras no dejaba de verla, cada miembro de mi ser temblaba por haber hecho algo tan tonto, pero no lo sé, me sentía libre de por lo menos sentirme así con ella, no importaba, nada más importaba, si ella era quien tenía en ese momento conmigo.




Cena a la luz de las velas... [pv] 68747470733a2f2f73332e616d617a6f6e6177732e636f6d2f776174747061642d6d656469612d736572766963652f53746f7279496d6167652f6c59757964755a52644c684b75413d3d2d3233312e313561333461373162646266393134613639383930323436363632372e676966
Sittiazus
Sittiazus
Dragon

Ocupación : Soldado, miembro del escuadrón Obelisco
Mensajes : 62

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Cena a la luz de las velas... [pv] Empty Re: Cena a la luz de las velas... [pv]

Mensaje por Ororo el Lun Ago 05 2019, 14:43

Le entregué la copa y ambos bebimos; podía sentir algo diferente en el ambiente. No era deseo, no era ansiedad era... algo diferente.

Sittiazus comenzó a hablar, se notaba que lo que decía era importante para él, que salía del fondo de su corazón. Y poco a poco pude entender que se estaba abriendo de una forma que había visto muy pocas veces antes.

Acarició mi rostro con delicadeza, siempre había sido un misterio para mi cómo unas manos tan fuertes pudieran tener un tacto tan delicado y suave. Ladeé mi rostro como un gato buscando una caricia mientras mis ojos grises se mantenían clavados en los suyos. Lo escuchaba en silencio, atesorando cada palabra qué decía. Mi corazón comenzaba a acelerarse sin motivo, emocionado por las palabras qué salían de sus labios.

En el tiempo que habíamos pasado juntos en el barco había aprendido a atesorarlo, a amar cada una de sus palabras y sobre todo su honestidad.

Libertad, libertad era una palabra que nunca antes había escuchado ser asociada a mi, pero sabía el significado que tenía. Era lo más bello e importante que me podría haber dicho, era más grande de lo que esperaba y estaba totalmente conmovida -Sit-dije acercándome un poco más a su rostro, sentía cómo su mano temblaba mientras agarraba la mía. Me encantaba esa inocencia, esa honestidad con la que hablaba, tanto que todo su cuerpo lo sentía.

Apoyé mi frente en la suya, en un gesto íntimo. Cerré los ojos, conteniendo un poco la emoción que me abrazaba -es lo más hermoso que me han dicho en mucho tiempo- posé mi mano en su mejilla, acariciando su barba y suspiré, suspiré cómo si todo el futuro del imperio dependiera de ello, porque él había abierto su corazón y amaba todo lo que había dicho, cada palabra que había salido de sus labios, cada gesto de duda o conmoción.

Me separé un momento, encontrándome con sus ojos oscuros de nuevo; me mordí el labio inferior, siempre lo hacía cuándo estaba nerviosa. Y es que sentía que le debía mi honestidad, mi corazón y por primera vez en la vida, quería dejar que las palabras salieran desbocadas sin pensar las consecuencias, sin dudar de él y lo que pudiera pasar -Eres la primera persona con la que- me detuve ¿era prudente decirlo? Él me había abierto su corazón y solo era justo que yo hiciera lo mismo -... con la que he pensado en tener un futuro juntos-. Y con esto las cosas empezaron a andar solas, las palabras se formaban solas en mis labios y no quería guardarme nada.

La copa de vino descansó en la mesita y volví a mirarlo -Sit, te amo y...- agaché la mirada sonrojada -no quiero que te vayas de mi lado... jamás- le pedí, cómo una especie de ruego. No sabía si él sentía lo mismo por mi o si en sus planes estaba el estar con alguien pero no podía esconder mis deseos. Mis labios acariciaron los suyos, finalmente, depositando un beso dulce y lleno de sentimiento en sus labios.

Ahora era a mi a quien le temblaban los labios. Porque había estado con muchos hombres antes, había querido a muchas personas antes pero a nadie cómo a él.




Cena a la luz de las velas... [pv] X2upHNn
Ororo
Ororo
Dragon

Ocupación : Mercader - Contrabandista
Mensajes : 270

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Cena a la luz de las velas... [pv] Empty Re: Cena a la luz de las velas... [pv]

Mensaje por Sittiazus el Mar Ago 20 2019, 06:31

De alguna manera extraña, Ororo parece corresponder a absolutamente todo lo que hacía, de esa extraña manera en la que sentía que parecía que me guiara a cada cosa que hacía, sin ser forzada en lo absoluto, es extraño y tal vez no se pueda explicar, aunque  realmente pareciera que nos movemos al unísono, su mano busco mi tacto enseguida, realmente no puedo saber las dimensiones de lo que a continuación vendría.

Ororo se acerca a mí y yo tiemblo, como el niño asustado que soy, como el Dragón joven que está a punto de conocer lo que realmente es el amor, porque era eso lo que sentía, ella sería la primera en decirlo, yo soy un cobarde y jamás saldría de mi por lo menos a secas, no sin antes realmente sabré que alguna vez se vería sus intenciones y me apuñale, a veces lo hacía solo por el deseo de sentir algo, era tan desconfiado, antes era tan soberbio y ni siquiera podía distinguir de un cariño genuino a la pantomima que la gente usa como mascara, mis padres son basura al igual que el resto de mi familia, y realmente no puedo entender el cómo tarde tanto de alejarme de ellos, ellos nunca me enseñaron el aprecio a mis semejantes y ahora, que lo vivo de cerca, realmente Pero no quería pensar en ellos, de hecho no lo hacía, solo tenía a la mujer más hermosa del mundo delante de mí, pronunciando mi nombre y llenándome de dicha al hacerlo.

Nos acercamos nuevamente frente a frente, otra vez, sentir su respiración, respiración que recordaba cada vez que era feliz y quería evocar recuerdos de felicidad, mis sentidos se agudizas y siento su perfume a Jazmin, escuchando que era lo mas indo que le habia dicho en un largo tiempo, Es la verdad, dije cerrando mis ojos también, su mano recorría mi barbilla y yo n la imite, tocando su rostro suave también, ese rostro que tanto me encantaba
En un punto se alejó de i, y quería preguntar el porqué, pensé otra vez que lo arruinaría, el decirle semejantes cosas no era momento tal vez, no lo sé, pero yo volví a posarme en sus ojos, tal vez un poco confuso, ladee la cabeza un segundo como un niño que parecía que estaban a punto de regañarlo.

Nunca había visto a Ororo así, como si intentara decir algo profano, algo que tal vez pareciera que fuera a destrozarme en pedazos, o mucho, muchísimo peor, como si fuera algo que a ella la destrozaría, la observe un poco atónito y me levante un segundo para acercarme a ella y abrazarla si así ella no necesitaba, había alejado la vista de mi unos segundos y estaba un poco confuso, y me di cuenta que para lo que me dijo, tuve que haberme sentado.

Mi corazón se volvió loco, jamás, pero jamás en la vida pensé que alguien pusiera a llegar a decir una cosa así, mire a suelo, como si me hubiera dado un susto de muerte, pero su presencia puede volver a calmarme de lo peor y así fue, así fue cuando volvió a verme. Me dijo que no quería que la dejara y lo más importante que me amaba, no era la primera vez que alguien me lo decía, pero palidecían, palidecían absolutamente todas las demás si salían justamente de esos labios.
Nuevamente me beso, y correspondí como casi un acto instintivo, mis labios nuevamente tocaron los suyos, y para ellos fue como un sediento luego de meses en el desierto, realmente no me daba cuenta cuanto la extrañaba, no me daba cuenta hasta cuanto la amaba hasta tenerla conmigo otra vez.

Ororo yo... dije casi temblando, ella estaba nerviosa y yo lo estaba el doble, quería más que nada el que ese momento, ese justo momento no se terminara nunca en la vida. La rodee con mis brazos y luego del beso no la solté colocando mi barbilla en su hombro, como si quisiera siempre descansarme en ella, aunque fue suavemente.
Ororo, la vida a pesar de que los Dragones pensamos que estamos por sobre todo lo demás, nos sorprende cada día de nuestra vida y nos sorprenderá.
Acaricie su mientras sonreí y la tenía entre mis brazos, sintiendo en mi oreja su respirar. Yo tuve la suerte de que la libertad me llevara de un puerto a otro en Krossan, donde la conocí y fui feliz, como nunca antes.
Respire, era complicado decirlo, aunque salieran de lo más profundo de mi corazón.

Las sorpresas no se saben lo que nos traerán, Ororo, pero lo que si se es que mientras me quede aliento en esta vida, yo estaré para ti…

Le dije antes de volver a su rostro, tocando sus labio otra vez con los míos, aferrándome a ella con fuerza, pero a su vez con cariño y sobre todo ton amor, como un abrazo que traía un voto solemne, no quiero soltarla nunca, y esa promesa se la hice a ella y a mí mismo, nunca, nunca la soltaría.




Cena a la luz de las velas... [pv] 68747470733a2f2f73332e616d617a6f6e6177732e636f6d2f776174747061642d6d656469612d736572766963652f53746f7279496d6167652f6c59757964755a52644c684b75413d3d2d3233312e313561333461373162646266393134613639383930323436363632372e676966
Sittiazus
Sittiazus
Dragon

Ocupación : Soldado, miembro del escuadrón Obelisco
Mensajes : 62

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Cena a la luz de las velas... [pv] Empty Re: Cena a la luz de las velas... [pv]

Mensaje por Ororo el Mar Sep 10 2019, 18:16

El tiempo se detuvo, las palabras que habían salido de mis labios habían evadido la realidad por el tiempo suficiente para sentirse como un peso que se liberaba, dejándome con la sensación de estar flotando en las nubes.

Lo besé, no, nos besamos, dejando atrás todos los prejuicios y los secretos; como si desde ese día en el barco no hubieran pasado años, sino días. Y en ese beso, dejé con honestidad una parte de mi corazón, esa a la que le pesaba el hecho de habernos separado, esa que había esperado por meses encontrárselo en cualquier puerto y la que había dado un brinco al verlo ese día en el mercado; me había vuelto totalmente suya.

Separarnos fue una tortura.

Él reposó su barbilla en mi hombro, mis dedos se colaron en su cabello acariciándolo suavemente; sus manos fuertes acariciando mi cintura,. La fragancia de su cuerpo me embriagaba y reforzaba esa sensación de no quererme separar de él, esa necesidad que tenían mis manos de juguetear con los mechones de su cabello. Mi corazón se aceleró al escuchar su voz tan cerca de mi oído, esa voz un poco áspera que decía las cosas que yo había querido decir, que revelaban que no estaba sola en mi sentir y llevaban más felicidad a mi corazón -Sit... yo...- no sabía qué decir, no había palabras que pudieran resumir lo que sentía, expresar lo vulnerable, feliz, enamorada y todo lo que sentía.

Sus brazos envolviendo mi cuerpo, dándome esa firmeza que tanto me hacia falta para saber que esto era de verdad, que esto tenía futuro; que no debía tener miedo. Nuestros labios se movían a un compás casi ensayado, como si nuestros cuerpos hubieran sabido qué hacer, claramente durante estos 50 años. Mis dedos, a su vez, se enredaron en su cabello, impulsados por las ansias de tener a Sit más cerca, de poder fundirme con su piel y no separarme de él nunca.

Mi mano libre, se aventuró entre nosotros, allí por donde no había espacio, allí entre nuestros pechos juntos y apresó su camisa, en búsqueda de algo que me ayudara a mantener el control, pues mi cuerpo comenzaba a caldearse con los recuerdos de lo que había pasado cuando nos conocimos y aún así quería tomarme las cosas con calma.

En búsqueda de aire, apoyé mi frente con la suya, suspirando profundamente para retomar el aire que me hacía falta. Mordiendo mi labio inferior con una sonrisa tímida, o quizás juguetona. Mis dedos, recorrieron el espacio hasta el botón de arriba de su camisa, desabrochándolo. -¿puedo?- pregunté sin intención de esperar la respuesta, y uno a uno, bajando lentamente, desabroché cada uno de los botones sin separar mi mirada de la suya.

Siempre me había gustado el tacto de su piel.




Cena a la luz de las velas... [pv] X2upHNn
Ororo
Ororo
Dragon

Ocupación : Mercader - Contrabandista
Mensajes : 270

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Cena a la luz de las velas... [pv] Empty Re: Cena a la luz de las velas... [pv]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.