Novedades

- (18/06) Ya están disponibles las novedades de Julio.

- (15/06) Ya podéis pedir Los Dracs de Julio.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» Draconians por Mes
Secretos (Corvinus) EmptyHoy a las 13:42 por Solanz

» ¿Qué estás escuchando? v2.0
Secretos (Corvinus) EmptyHoy a las 13:21 por Qalona

»  A pirate's mercy [Noctilus]
Secretos (Corvinus) EmptyHoy a las 13:12 por Hermes

» Suicide Squad of Fire (PRIV) CERRADO
Secretos (Corvinus) EmptyHoy a las 13:08 por Noctilus

» De lo mas normales (Priv) Tyra
Secretos (Corvinus) EmptyHoy a las 3:44 por Tyra Falk

» Redención (I) | Qalona y Viktor Vasko || +18
Secretos (Corvinus) EmptyAyer a las 21:44 por El Juglar

» Un pestañeo (Joe)
Secretos (Corvinus) EmptyAyer a las 14:39 por Rathian

» In the dead of Night (Rayden)
Secretos (Corvinus) EmptyAyer a las 11:10 por Rayden

» Draconians por Cerrar Temas
Secretos (Corvinus) EmptyAyer a las 10:59 por Hermes

» Our last night (+18) [Alaric]
Secretos (Corvinus) EmptyAyer a las 9:35 por Derek

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
Secretos (Corvinus) G2TiwGkZ_o
06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Time Of Heroes
 photo untitled45.png Secretos (Corvinus) AO1UJIQ Expectro Patronum
Legends

51/64

Afiliados Normales


Secretos (Corvinus)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Secretos (Corvinus) Empty Secretos (Corvinus)

Mensaje por Kenna el Mar 23 Abr - 15:19

Al día siguiente las lluvias seguían cayendo pero menos fuertes que la noche anterior, el cielo estaba gris pero los habitantes de Talos ya estaban hechos a la temporada de lluvias donde eso era normal.

Por la mañana temprano Corvinus llegó a la consulta, como cada día, y Fred estaba pletórico, de nuevo le dio las gracias por tener ahora al pequeño Fred y se pusieron a trabajar, Sara también había llegado y no se podía creer las buenas nuevas, así que parloteaba sin cesar causando cierto dolor de cabeza al dragón que estaba con un punto de resaca. La que no estaba donde debía estar es Kenna que no había llegado todavía. Posiblemente Corvinus pensó que estaría exhausta tras la noche tan dura que habían tenido y que se habría quedado dormida. Pero las horas iban pasando y no había noticia alguna de la pelirroja.

Por fortuna no había muchos pacientes citados ese día y un buen rato antes del mediodía la agenda del galeno se vació. Ahora ya sabía dónde vivía la pelirroja, así que paseó hasta la calle de las cesterías, donde estaba ubicada la morada de la mujer, y se detuvo en la puerta, que estaba cerrada. Llamó con los nudillos dos veces, pero no había respuesta al otro lado.  Se acercó a la ventana cuyos postigos no habían sido cerrados y al mirar a través del cristal vio la estancia oscura donde la noche anterior habían asistido el parto, y tras la mesa asomaba uno de los pies de la señorita Kenna, estaba claro que estaba en el suelo tendida, quizás inconsciente.


Última edición por Kenna el Lun 29 Abr - 16:47, editado 1 vez




Secretos (Corvinus) Kenna10

✩✩How can we rewrite the stars?✩✩

born of fire:

Secretos (Corvinus) Giphy
Secretos (Corvinus) Original
Kenna
Kenna
Human

Ocupación : ayudante de Corvinus
Mensajes : 75

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Secretos (Corvinus) Empty Re: Secretos (Corvinus)

Mensaje por Corvinus el Lun 29 Abr - 15:38

Corvinus llegó a la botica con algo de resaca. Y eso, en un dragón era mucho. Sonrió de manera cordial a Fred.. Porque sabía que se sentía feliz y después caminó hacia el interior. Sara hablaba mucho.. como siempre.. y lo peor era que ese tono de voz suyo le taladraba el tímpano hasta llegar al mismo cerebro.. Le dolían sitios que no creía que le pudiesen doler al escucharla.. Aunque claro, así era ella.. Era una tontería regañarla o decirle cualquier cosa, por lo que directamente el galeno, buscó centrarse en el trabajo.

Era curioso, que no tenía cerca a la señorita Kenna. Echaba.. en falta su perspicacia y también esa mirada curiosa que a veces parecía entregarle.. Mezclada también con otra de reproche, quizás a partes iguales. El día se hizo bastante corto.. y en varias ocasiones preguntó a Fred y a Sara por ella. Al no tener noticias, cuando ya llegó el medio día.. y el trabajo pareció bajar de volumen, aprovechó para salir de la misma botica y dirigirse hacia su casa.

Sí, anoche se separaron ambos, ella se fué hacia su casa mientras que él... bueno.. Digamos que buscó secar el Mar Muerto como hizo Moisés hace muchos siglos, si es que realmente existió alguien llamado así. Al llegar a la puerta de la casa de la señorita Kenna, llamó varias veces a la puerta.

¿Señorita Kenna? ¿Hola? — Volvió a llamar despacio esperando respuesta, pero.. no hubo ninguna. Alzó una de sus cejas extrañado y se acercó hacia la ventana para observar el interior. Sí, ser mirón era algo mal visto. Pero.. él lo hacía por pura curiosidad sana, no es que fuese a verla desnuda. Por si acaso, él.. — Señorita Kenna.. Voy a asomarme ¿de acuerdo? Si está desnuda vístase.... — Miró a través del cristal y entrecerró sus ojos para focalizar bien, buscando así ver algo más..

Sí, lo hizo, se la encontró.. ¿Era ella? Encontró unos pies que sobresalían tras la mesa. Bueno.. Corvinus no es que fuese demasiado delicado cuando ocurría una emergencia. Se acercó hacia la puerta y sin mediar palabras le dió un puntapié. Sí, la puerta saltó de sus goznes y salió despedida hacia el otro lado de la estancia. Se adentró entonces en el interior y se acercó hacia la mujer, rodeando la mesa para ver qué le había ocurrido. ¿Su reacción? Observarla. Tomarle el pulso, buscar alguna herida superficial.. Reconocerla, con ese ojo clínico suyo.




Secretos (Corvinus) ScVy1ES
Un poder creciente..:

Secretos (Corvinus) Hab1Secretos (Corvinus) Hab2Secretos (Corvinus) Hab3
Corvinus
Corvinus
Dragon

Ocupación : Bibliotecario/Cronista/Galeno
Mensajes : 152

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Secretos (Corvinus) Empty Re: Secretos (Corvinus)

Mensaje por Kenna el Lun 29 Abr - 16:33

Kenna estaba inconsciente en el suelo, llevaba ya un buen rato así. De madrugada tras limpiar su casa de todo el tinglado que supuso el parto de Jenny, empezó a sentirse mal. Todavía le dolía la cabeza del día anterior, la luna llena acrecentaba sus migrañas, pero el dolor había ido en aumento. Había intentado dormir un poco en la cama pero era imposible y se levantó a prepararse una infusión de lavanda que no llegó a probar, la taza, la tetera y las hierbas estaban sobre el banco de la cocina.

La pelirroja tuvo una visión, no sabía cuándo, ni dónde ,ni quiénes serían esas personas, pero vio mucha sangre, dolor y gritos. La revelación fue como un hachazo en mitad del cráneo, se tambaleó y dio con sus huesos en el suelo quedando al borde de la inconsciencia. Pero fue la fiebre alta la que la sumió en el trance oscuro. El estrés, el cansancio y las visiones le provocaron un repunte del lupus que padecía y su cuerpo cedió ante tantos frentes abiertos.

La melena flamígera cubría su rostro pálido, de mejillas encendidas por la fiebre y perlado de sudor. Tenía las pupilas dilatadas, la respiración arrática y el pulso inestable y acelerado. Ardía en fiebre y a través de sus labios el aliento era como el viento de poniente. La erupción cutánea esta vez se extendía por el hombro izquierdo, parte del pecho y el cuello, allí su palidez se transformaba en eritema de rabioso color rojizo, con pequeñas ampollas que empezaban a intuirse. Necesitaba un baño helado o que le bajaran la fiebre de algún modo, porque su cerebro se estaba friendo en su propio calor.




Secretos (Corvinus) Kenna10

✩✩How can we rewrite the stars?✩✩

born of fire:

Secretos (Corvinus) Giphy
Secretos (Corvinus) Original
Kenna
Kenna
Human

Ocupación : ayudante de Corvinus
Mensajes : 75

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Secretos (Corvinus) Empty Re: Secretos (Corvinus)

Mensaje por Corvinus el Sáb 4 Mayo - 11:50

Corvinus examinó con ojo clínico y curioso el estado de la señorita Kenna; era inevitable no preocuparse. Quizás, mas allá de su apariencia física, buscó ver si a la hora de caerse o desmayarse se golpeó en la cabeza o en algún punto sensible. Pareció no ser así, algo que le alivió: uno por uno iba alejando esos males mayores. Ahora que sabía que no se golpeó a la hora de caer, no tenía necesidad de dejarla ahí tirada en el suelo. Se agachó y la tomó en brazos, alzándola un poco para después atraerla hacia su pecho.

Caminó con ella por esa estancia hacia la cama, donde de hecho la tendió con cuidado. La miró un instante a la cara y después alzó su mano para posarla sobre la frente: ella tenía fiebre. No estaba ahí ni Fred ni Sara, así que tenía que hacer las cosas solo. Como siempre, daba gracias por llevar su maletín con él.. Aunque con todo el trajín había olvidado meterlo dentro. Se separó de la cama y salió a la calle, cogiendo el mismo maletín que estaba cerca de la puerta. Tras cogerlo entró en el interior y dejó éste sobre la mesa de la estancia. Deslizó sus dedos para abrirlo y empezó a sacar algunas cosas del interior.

Sobre la mesa, fué posando lo que estaba sacando del interior del maletín. Se trataba de botecitos de cristal, y también viales de madera que parecían estar llenos de alguna clase de líquidos y unguentos. Por último sacó una daga. Se acercó de nuevo a la señorita Kenna y tomó con cuidado la tela del vestido: empezó a rasgar ligeramente ésta, haciendo que se fuese mostrando su piel hasta llegar al ombligo; no llegó a abrir la tela del todo, por lo que su cuerpo no mostraba más de lo que tenía que mostrar.

Regresó hasta la mesa y tomó un paño. Después se dirigió hacia la cocina y buscó un balde, el cual lo llenó de agua. Tras eso, se acercó a la señorita Kenna y tras humedecer el paño lo empezó a pasar por su frente. Buscó así aliviar esa fiebre que tenía y que parecía envolverla. Sentía el palpitar agitado sobre sus sienes, que denotaba que ella tenía el pulso muy acelerado y también errático. Parecía jadear. Necesitaba bajar esa fiebre y por supuesto estabilizarla, antes de buscar respuesta a lo que le ocurrió y a esas marcas sobre su cuerpo. Así que empezó a trabajar rápido.

Tras dejar el paño sobre su frente, se levantó y se acercó para tomar uno de esos viales, el cual mezcló con otro. Se acercó a ella y le tomó de la barbilla para abrir ligeramente sus labios, vertiendo en su boca ese contenido. Para ayudarla a tragar masajeó algo su garganta. Era una manera de forzarla a ello, pero algo muy necesario.

Tenía que ir por partes.. Primero bajar esa fiebre. Esperaba que lo que le había dado le ayudase; pero tenía que buscar templar su cuerpo y su temperatura.. Lo del paño era un parche. Iba a tener que sumergirla en algún lado. Dudaba realmente que en la casa hubiese un sitio adecuado.. pero tras asegurarse de que ella no iba a correr.. momentáneamente peligro, se separó para ir a la cocina y buscar algo.

Bueno, digamos que hubo suerte, que ella era una mujer y tenía una tina, así que cogió algunos cubos y empezó a llenar ésta con agua. Cuando ya estuvo lo suficientemente llena, regresó de nuevo hacia la cama, donde ella estaba tumbada y la tomó en brazos. De nuevo la alzó pero ésta vez la llevó hacia la misma tina, donde la empezó a meter con cuidado, buscando así que la temperatura corporal empezase a normalizarse.

De hecho, así se quedaría; tras introducirla en la tina, él iría a buscar esos unguentos que habría pasado. Se los empezaría a untar por la piel, viendo esas particulares marcas. O más bien sintiéndolas a través de sus mismos dedos. Buscaba aliviarla y también hacer que eso, no fuese a mayores.

Preguntas.. siempre preguntas.. ¿Qué le había llevado a ese estado?




Secretos (Corvinus) ScVy1ES
Un poder creciente..:

Secretos (Corvinus) Hab1Secretos (Corvinus) Hab2Secretos (Corvinus) Hab3
Corvinus
Corvinus
Dragon

Ocupación : Bibliotecario/Cronista/Galeno
Mensajes : 152

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Secretos (Corvinus) Empty Re: Secretos (Corvinus)

Mensaje por Kenna el Dom 5 Mayo - 13:32

La fiebre empezó a bajar tras estar sumergida un rato en agua fría, también el prurito de las lesiones de la piel, que le daban una picazón terrible, disminuyó exponencialmente cuando la temperatura fue descendiendo. La consciencia de Kenna navegaba por lugares extraños, el delirio del fuego, la oscuridad y los mundos oníricos e inexistentes, la llevaron por paisajes imposibles y caras impensables. Cuando su cerebro reconectó con la realidad, abrió los ojos de golpe, los tenía enrojecidos y brillantes. Aprisionó la camisa de Corvinus con ambas manos, ejerciendo una fuerza bestial, como si se le fuera la vida en ello.

-no me sueltes... quema...todo arde... viene a por mi...

Susurró débilmente, mientras en su cabeza se fundían imágenes de un mar de lava bajo sus pies, ella flotaba sobre el infierno volcánico agarrada a Corvinus, que posiblemente segundo antes fuera una rama en un acantilado pedregoso, pero no estaba aún lo suficientemente lúcida para darse cuenta de la diferencia. Movió las manos con desesperación, buscando dónde agarrarse, encontrando el cuello del galeno con una, su ropa con la otra, y tratando de trepar por él como si el agua de la bañera fuera ácido y la estuviera corroyendo. Respiraba agitadamente y el dragón trató de calmarla, sujetándola con pulso calmado y fuerte, hablándole con la serenidad que el galeno solía emplear.

Poco a poco su respiración se fue normalizando, sus pupilas empezaban a retornar a su tamaño habitual y ya no veía chiribitas que herían las retinas. ¿Estaba soñando? ¿Era una pesadilla? ¿qué le había pasado? ¿quizás otra visión? empezaba a estar desorientada. Un momento... estaba sin apenas ropa sumergida en agua y...¿abrazada al dragón?

Se removió levemente, aflojando el agarre, soltando a Corvinus, dejando que el agua la empapase de nuevo. En su rostro campaba la confusión evidente.

-¿qué...? ¿qué ha pasado?...¿qué día...qué dia es hoy?

Ni siquiera recordaba qué día era, no podía recordar nada más que aquel infierno de fuego con el voraz monstruo que quería engullirla, sus ojos rojos la miraba todavía desde la oscuridad, podía sentirlo en su nuca.




Secretos (Corvinus) Kenna10

✩✩How can we rewrite the stars?✩✩

born of fire:

Secretos (Corvinus) Giphy
Secretos (Corvinus) Original
Kenna
Kenna
Human

Ocupación : ayudante de Corvinus
Mensajes : 75

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Secretos (Corvinus) Empty Re: Secretos (Corvinus)

Mensaje por Corvinus el Mar 4 Jun - 15:15

Era terriblemente intersante. ¿Por qué iba a negarlo? Corvinus era un dragón que se guiaba ahora por la lógica, y por lo que momento a momento iba descubriendo. Había observado a la señorita Kenna, mas allá incluso de que sus ropajes hubiesen quedado pegados a su cuerpo revelando así su figura. Él la observaba, pero no con ánimo o ninguna intención sexual, al contrario. Lo hacía como si estuviese anotando mentalmente cada centímetro, cada ápice del cuerpo femenino y cada reacción que parecía ir teniendo, segundo a segundo, minuto a minuto conforme ella estaba en el agua, quizás de esa manera creando una especie de.. diario personal que seguramente la misma señorita Kenna jamás podría llegar a conocer.

Llegó un momento en el que ella se agarró a él con una fuerza que parecía sacada de su misma alma. Escuchó sus palabras y él ladeó la cabeza con curiosidad. - Shhh. No te preocupes. Estoy aqui. No te va a pasar nada. - Quizás dijo de manera algo protectora, aunque mentalmente todavía se encontraba repasando esas palabras que ella utilizó. ¿Viene a por mí? ¿Todo arde? Seguramente, a juzgar por lo que estaba pensando.. o sintiendo ella en esos momentos, era producido por la fiebre. Una fiebre que traía consigo delirios.. pesadillas.. sueños recurrentes.. La misma mezcla que era a veces uno incapaz de describir con detalle.

Corvinus se tomó su tiempo para tranquilizarla. ¿Cómo? Utilizando el tono sedante de su voz cuando se encontraba hablando de temas tan apasionantes para él, como terriblemente aburridos para el resto. Pues.. sí, no se le ocurrió otra cosa que explicarle con todo lujo de detalles el proceso que hacía que, el agua fría, en contraposición con el cuerpo caliente, fuesen los encargados de aliviar la fiebre y también aliviar así la temperatura del cerebro que, por otro lado, de ser demasiado alta podría ser mortal.

¡Y funcionó! Sus palabras consiguieron relajarla, aunque ella pareció agarrarse a él mucho más, casi haciendo que el mismo dragón tuviese que meterse en la tina. No lo hizo, aunque quedó inclinado en una postura algo protectora.. Sí, de fuera parecería perfectamente que sus brazos eran sus alas, que la cubrían mientras que ella se agarraba a su gran cuello.

Cuando al final ella pareció empezar a removerse y a recuperar de nuevo la consciencia, sonrió ligeramente y ladeó la cabeza. - Oh. ¿Día? Creo que trabajaste demasiado, hasta la extenuación, y te desvaneciste. ¿No recuerdas que ayer estuvimos atendiendo ese alumbramiento? - Suponía que la mezcla de situaciones.. de sucesos, unido a esa racha de trabajo que habían tenido, le pasó factura a la señorita Kenna.




Secretos (Corvinus) ScVy1ES
Un poder creciente..:

Secretos (Corvinus) Hab1Secretos (Corvinus) Hab2Secretos (Corvinus) Hab3
Corvinus
Corvinus
Dragon

Ocupación : Bibliotecario/Cronista/Galeno
Mensajes : 152

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Secretos (Corvinus) Empty Re: Secretos (Corvinus)

Mensaje por Kenna el Miér 5 Jun - 14:15

Manda cojones que Corvinus la relajase disertando sobre la hipertermia en contraposición a la hipotermia. Suerte que estaba medio ida y no llegó a entender del todo ninguna de sus palabras, frente a sus ojos aún se sucedían las imágenes inexistentes de un barranco de fuego bajo sus pies, la sensación acuciante de estar ahogándose en llamas y calor y el color rojo por todas partes. Conforme su cerebro iba recuperando la lucidez, aflojó el agarre sobre el dragón, que había sido sumamente amable y comprensivo en aquel episodio esperpéntico.
- Ah...¿si? fue..anoche..?.- todavía no ubicaba bien el momento en el que se encontraba, pero si Corvinus lo decía, sería así a pesar de que ella tenía como un vacío temporal, una laguna grande en su cabeza. Lo miró con los ojos enrojecidos y brillantes todavía de la fiebre y su gesto fue un poema. - Lo... lo siento, ahora estás mojado... está...quería decir...

Y manda cojones que para tutearlo tuviera que estar a cuarenta grados de fiebre. A pesar de tener la vergüenza reflejada en el rostro por haber desfallecido de ese modo y haber hecho que el galeno tuviera que tratarla, no lo soltó. En ese momento era lo único que la ataba a la realidad, él era lo único que la mantenía cuerda y a salvo de los delirios de su mente y además... su olor, su tono calmado, su piel mojada...eran como familiares, como descansar por fin en tu cama tras una semana de travesía dura.

El agua helada estaba haciendo su función y pronto le empezó a temblar el labio inferior, la fiebre le daría escalofríos y lo cierto es que su maltrecho cuerpo merecía reposo sobre sábanas limpias. Corvinus la cogió en brazos para elevarla y posarla sobre el suelo del baño, cubriéndola con una toalla para rebajar la humedad. ¿Podía andar sola? lo cierto es que se tambaleaba y se sentía débil, así que se dejó sujetar pegada al cuerpo del dragón mientras recorrían el pasillo hasta la escalera. Su cuarto estaba arriba y cuando observó sus estrechos y empinados escalones dejó escapar un leve quejido, sólo pensar en subirlos se le hizo un mundo, pero el dragón no se lo pensó y la cargó sin dificultad hasta la planta superior.

En ese momento se sentía torpe, inútil, como una muñeca trapo incapaz de sostenerse por sí sola y el dragón la cargaba apretándola contra su pecho. ¿Alguna vez alguien había hecho eso por ella? si hubo alguna ocasión debía tener menos de cuatro años y ni lo recordaba. La pelirroja estaba demasiado acostumbrada a la soledad de su propio cuerpo por toda compañía y ese abrazo protector la reconfortó. Bajo la toalla portaba la ropa del día anterior empapada y se la comenzó a quitar porque le molestaba en extremo, en cuanto él la dejó sobre la cama.

- ¿puedes...? ahí en el cajón hay ropa...

Le indicó al galeno dónde tenía los camisones y el dragón al abrir el cajón se encontró con la ropa interior de Kenna, que obviamente no era fina ni bonita, tan sólo funcional, aunque conservaba alguna prenda un poco más especial, no sabía ni para qué.




Secretos (Corvinus) Kenna10

✩✩How can we rewrite the stars?✩✩

born of fire:

Secretos (Corvinus) Giphy
Secretos (Corvinus) Original
Kenna
Kenna
Human

Ocupación : ayudante de Corvinus
Mensajes : 75

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Secretos (Corvinus) Empty Re: Secretos (Corvinus)

Mensaje por Corvinus el Jue 6 Jun - 16:14

Estaba claro que eran completamente distintos, como distinta era la manera de pensar de Corvinus. Había hecho las cosas de manera natural, como él las solía hacer: Su disertación y manera de hablar, tan monótona como aburrida sirvieron para su propósito, que no era otro que tranquilizarla, calmarla y ayudarla a descansar. Vamos, fué literalmente soporífero. Y lo mejor fué que ella pareció poner una mueca de.. ¿Tranquilidad? O al menos eso fué le pareció. Esa mueca de tranquilidad enmarcaba más el hoyuelo de su barbilla dándole un particular toque inocente.

- Efectivamente fué anoche. Interesante.. El concepto del tiempo parece algo distorsionado ahora para tí. ¿Efecto de la fiebre? Sin lugar a dudas las altas temperaturas son capaces de hacer que la mente funcione mucho más deprisa. Particular cuanto menos.. ¿no te parece? - Sí, a ella ahora mismo poco particular le iba a parecer, pero a él, le parecía fascinante. Durante esas horas que ella había estado en la tina con agua fría.. ¿cuántas horas.. días.. cuántas semanas realmente habrá vivido su mente? ¿O su alma? ¿Qué sueños habrá tenido? ¿En qué visiones se habrá zambullido?

Eso era algo que él no podría saber. Los dragones no se ponían enfermos, o no tanto como podría llegar a enfermar un humano. Su sangre les ayudaba a regenerarse, sanaban.. y ciertas cosas no las habían vivido, ni podrían vivirlas jamás. Era uno de los muchos motivos por los que los seres humanos le parecían tan.. fascinantes. ¿Por la brevedad y fragilidad de su vida? ¿Por su crueldad? ¿O por las muchas cosas que podrían llegar a conseguir si se les estimulaba correctamente? Eran temas que.. literalmente, era mejor no pensar.

- Ah, ¿mojado? - Bajó la mirada para observarse un instante y alzó una de sus cejas como si eso no fuese importante en esa ecuación ahora mismo. ¿Mojado? ¿En serio? Ahora mismo era lo de menos. Gustoso le ayudó a moverse aunque cuando vió que ella empezaba a perder el equilibrio, se agachó para tomarla en brazos. - Aupa. Bien y... ¿cuánto pesas? - La levantó de manera suave para después empezar a caminar hacia las escaleras, como si así la tasase. No, sin duda Corvinus era de esos hombres que hacían las cosas así porque sí, aunque también tenía el don y la maldición de hablar demasiado cuando no tenía que hacerlo. La acomodó contra su cuerpo, notando así el femenino, temblando sutilmente, ofreciéndole algo de calor. Sí, el cuerpo del dragón estaba cálido, más que el cuerpo de un humano, por lo que serviría para templarla.

Oh, vamos, era como un gato grande, calentito que buscaba reconfortar, aunque él lo hacía simplemente en su afán de cuidar y también en su celo curioso. Tras llevarla a su habitación la dejó en la cama y alzó una de sus cejas.

- Uhm.. Claro, ropa. - Se giró entonces para abrir el cajón, observando los innombrables de la joven. La ropa interior.. Si es que eso podía llamarse ropa interior. Claro, que estaba acostumbrado a ver de todo.. y estaba más acostumbrado a ver a las mujeres semidesnudas, sin nada debajo, por lo que esa ropa interior de señora mayor le parecía curiosa. Sacó del interior un camisón y se giró, para enseñárselo. - ¿Este? No critiques mi sentido de la moda, me quedé atrás cuando la gente vestía de otra manera... Y personalmente creo que así, estás bien.- Pese a que ella se estaba quitando la toalla, él no hizo amago de observarla o recorrerla con la mirada. No, como siempre parecía más distraido en otras cosas.




Secretos (Corvinus) ScVy1ES
Un poder creciente..:

Secretos (Corvinus) Hab1Secretos (Corvinus) Hab2Secretos (Corvinus) Hab3
Corvinus
Corvinus
Dragon

Ocupación : Bibliotecario/Cronista/Galeno
Mensajes : 152

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Secretos (Corvinus) Empty Re: Secretos (Corvinus)

Mensaje por Kenna el Sáb 8 Jun - 15:51

El concepto del tiempo... La distorsión...La moda de otras épocas....¿De qué diablos estaba hablando Corvinus? Su cabeza no funcionaba con lucidez, pero cuando le preguntó el peso le contestó como un resorte.

-eso no se le pregunta a una mujer... tampoco la edad.

Y tampoco es que estuvieran en una taberna tomando copas y echándose los trastos, de hecho él estaba revolviendo entre sus prendas de "señora mayor" como el que busca un cuchillo para untar la mermelada. ¡Oh Dioses! mermelada...mientras se colocaba el camisón y dejaba deslizar la toalla cuando la tela de éste iba bajando, sus tripas rugieron como un oso hambriento. ¿Desde cuándo no comía? si había pasado un día, pues desde dos días antes, porque el dolor de cabeza ya no la dejó probar bocado el día anterior.

Se sentó sobre la cama y se pasó las manos por la cara tratando de despejarse, pero sin éxito, finalmente encogió los pies sobre el colchón y se tendió. Ahora tenía frío y hambre, la maldita fiebre empezaba a remitir.

-Seguro que tendrás cosas que hacer y... estoy siendo un tremendo estorbo. Si avisas a la señora Maine, la vecina, ella vendrá a echarme un vistazo...

Agarró la manta en un puño y se la echó por encima, ahora de nuevo sentía los temblores recorrerle el cuerpo. No debería decirle a Corvinus lo que debía hacer, él mejor que nadie lo sabía pero esto no se lo podía encargar a la señora Maine, porque seguramente lo haría mal.

-Tan sólo...¿puedo pedirle un favor más? en la cocina tengo un tarro con una mezcla de saúco, violeta, tomillo y jengibre para cuando me dan las fiebres. El jengibre es... es... de su botica, lo siento..- La raíz de jengibre era muy cara, estaba muy cotizada y apenas la trabajaban porque podía ser objeto de robos y amenazas.- La cogí sin permiso del señor Eaton... la pagaré con mi trabajo si me deja...

Debía estar idiota, ¿por qué le contaba eso a Corvinus? seguramente él no se lo habría preguntado, pero algo la empujaba a ser sincera con él. Las tripas volvieron a sonarle y Kenna suspiró, hacía mucho tiempo que no se encontraba tan mal, y de pronto al confesar su fechoría se esfumó la confianza que le había dado para tutearlo, de pronto para ella volvía a ser el dueño del negocio y se avergonzaba profundamente de haberle robado algo a una persona que había sido tan considerado con ella en los peores momentos. Entendería que la despidiera o que se ofendiera, pero obviamente Kenna no había robado joyas ni estupideces, la desesperación de sufrir esas crisis la había llevado a cometer ese pequeño acto de traición.




Secretos (Corvinus) Kenna10

✩✩How can we rewrite the stars?✩✩

born of fire:

Secretos (Corvinus) Giphy
Secretos (Corvinus) Original
Kenna
Kenna
Human

Ocupación : ayudante de Corvinus
Mensajes : 75

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Secretos (Corvinus) Empty Re: Secretos (Corvinus)

Mensaje por Corvinus el Jue 13 Jun - 7:53

- Tonterías - Respondió de manera contundente cuando la señorita Kenna le habló, y le dijo eso. - ¿Que no se pregunta a una mujer su peso, ni su edad? Je.. No hay mayor tesoro que aquello que se oculta en el corazón de una mujer. Misterioso, confuso, y también muchas veces revelador. Su apariencia no siempre es indicativo de eso. Por ejemplo, en un hombre, las penurias se notan mucho más, que en una mujer. La edad, es síntoma de sabiduría. Y su peso, de su estado de salud. Es normal que lo pregunte. Tú comes poco. Deberías de engordar un par de kilos más. Aunque los tienes bien distribuidos.. Pero te falta algo de carne. - Dijo sincera y directamente mientras que la miraba para después seguir con lo que estaba haciendo.

- ¿Cosas que hacer? Siempre tengo cosas que hacer. Ahora mismo estoy haciendo cosas, conforme hablamos. O más bien, pensando en muchas cosas. Eso sería más acertado. Sin embargo, los libros.. los escritos.. pueden esperar. Es más importante que estés bien. - Tras tenderle la ropa dejó que ella se vistiese, cubriendo así su cuerpo antes de ladear sutilmente la cabeza. Se mantuvo en silencio mientras que la analizaba, tomándose de hecho su tiempo para ello.

Al final, al cabo de largos segundos habló, pues pareció alargar ese momento mientras que ponía en orden todos sus pensamientos. - Oh vamos, no eres ningún estorbo. Como digo, hay cosas siempre importantes y otras que pueden literalmente esperar. Mi prioridad ahora mismo es que te encuentres bien, que te mejores. Así que ni lo pienses, que eso no pase por tu mente y... ¿Un favor más? Claro, adelante. - Escuchó lo que ella dijo acerca de ese tarro en la cocina. Alzó una de sus cejas y después movió levemente una de sus manos como si con ello quisiese quitarle importancia a lo que acababa de decir. Corvinus, se acercó a ella y posó su mano sobre la frente femenina buscando notar así la temperatura corporal.

- De nuevo tu temperatura parece que está alta. Es necesario que sigas descansando y que no pienses en tonterías, por el momento. Iré a buscar esa medicina y de paso, pediré amablemente que traigan algo de comer. No sé tú, pero me muero de hambre. - En realidad lo dijo por ella, y es que sabía que la joven debía de tener bastante apetito, sobre todo porque había escuchado ya el sonido de sus tripas rugir un poco pidiendo así que la empezasen a llenar con algo más.. sólido.

Se separó de ella y entonces se giró para caminar hacia las escaleras, empezando a bajar por las mismas. Mientras, ordenaba sus ideas, y lo que estaba descubriendo poco a poco. Esa enfermdad, esa fiebre, no era por culpa del agotamiento, del trabajo, había algo más detrás..




Secretos (Corvinus) ScVy1ES
Un poder creciente..:

Secretos (Corvinus) Hab1Secretos (Corvinus) Hab2Secretos (Corvinus) Hab3
Corvinus
Corvinus
Dragon

Ocupación : Bibliotecario/Cronista/Galeno
Mensajes : 152

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Secretos (Corvinus) Empty Re: Secretos (Corvinus)

Mensaje por Kenna el Dom 16 Jun - 13:08

Mierda. Mierda. Mierda.

¿Por qué Corvinus era tan amable? era un jodido dragón, debería ser déspota, cruel y sanguinario. Eso era lo que pensaba de los dragones, la mayoría eran así. Si un hombre, siendo humano, ya tenía un ego descomunal y la mayoría pensaban con la entrepierna...¿cómo no iba a ser un dragón igual o peor? Pero aquel no lo era y la desconcertaba. La trataba amablemente, le quitaba importancia a todo, no parecían importarle las nimiedades cuando ella había tenido que curar heridas terribles en esclavos maltratados por cualquier estupidez de sus amos...era un bicho raro.

Bicho o no...¿por qué narices deseaba que quedase? porque era galeno, claro, él sabría qué hacer si le subía la fiebre de nuevo..."Ya, claro, Kenna, ¿a quién intentas engañar? Te gusta tu maldito jefe."

Siempre había cuidado de ella misma, de Ariadne y de todos aquellos que formaran parte de su vida, pero en este momento en que necesitaba que alguien la cuidara...deseaba que fuera él. Era absurdo, era ridículo...pero era cierto.

Corvinus se había ido a por la medicina y algo de comer, tardaría al menos diez minutos y la pelirroja se levantó de la cama, rebuscó en sus cajones y encontró un frasco de agua de azahar, se echó unas gotas en las muñecas y tras las orejas. Cepilló su indomable melena secándola y arreglándola un poco y decidió extender un poco de aceite de almendras en la erupción que le había salido, ahora la tenía mejor gracias al agua fría y los ungüentos del dragón, pero el aceite de almendras siempre la calmaba. Quería tener un poco de mejor aspecto cuando regresase Corvinus. ¡¡Sería pazguata!! ¿para qué? estaba enferma, no debería preocuparse de esas cosas.

Escogió una chal ligero y lo dejó sobre la cama, por si tenía que salir de ella, al menos cubrirse un poco, aunque en ese momento sólo tenía calor a la par que temblores. Se sentó, no estaba cómoda. Se echó...no quería dormirse, ya había estado inconsciente mucho rato...tampoco estaba cómoda. Se levantó y caminó de arriba a abajo. ¿Por qué diablos tardaba tanto? Se mordisqueó la uña del dedo pulgar.

-¡Ah! por la Diosa, Kenna!! ¿Qué estás haciendo?

Resopló, sintiéndose como una cría novata. Vale que no estuviera acostumbrada a estar enferma y que tuvieran que cuidarla; vale que tampoco estaba acostumbrada a las atenciones de un hombre y no uno cualquiera...uno educado y amable; vale que nunca había intimado con alguien del trabajo para evitar problemas y últimamente pasaba casi todo su tiempo con el galeno... Pero es que las cosas habían salido así, ella no lo había elegido y lo cierto es que desde que Ariadne se fue, era la primera vez que se sentía así. "¿Así cómo?" se reprendió mentalmente. "Pues así, que pareces tonta."

Mierda. Vale. Pues ya está, lo mejor era reconocerlo, asumirlo y olvidarlo tan pronto pasara. "Bien, pues deja que te cuide, que te mime, por una maldita vez en tu vida, deja que un hombre amable...(y guapo) te cuide. Y mañana ya podrás espantarlo con tus excusas."

Finalmente se tendió de nuevo a esperarlo mientras el calor emanaba de su cuerpo, pero más suavemente que la noche anterior, el baño frío la había templado. Apoyó la cara en la almohada, con la mano bajo ella, y cerró los ojos un instante, diciéndose a sí misma que sólo iba a descansar los ojos, pero finalmente se durmió, en sueño ligero y por fin más tranquilo que la terribles pesadillas de horas antes.




Secretos (Corvinus) Kenna10

✩✩How can we rewrite the stars?✩✩

born of fire:

Secretos (Corvinus) Giphy
Secretos (Corvinus) Original
Kenna
Kenna
Human

Ocupación : ayudante de Corvinus
Mensajes : 75

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Secretos (Corvinus) Empty Re: Secretos (Corvinus)

Mensaje por Corvinus el Mar 25 Jun - 2:45

A veces, hacemos las cosas porque directamente salen de nosotros mismos y cierto era que no era una cosa que se pudiese cuestionar. A fin de cuentas, somos quienes somos. Corvinus era así; no es que pudiese ser considerado como raro, porque en el mundo de seguro que había gente más rara que él.. seguramente, ¿no? Se consideraba normal. Normal para una persona que había vivido tanto tiempo y había tratado demasiado con los humanos. Por lo tanto, había cosas que no podía olvidar porque formaban parte de él.

Corvinus dejó a solas a la señorita Kenna, sabiendo perfectamente cómo se encontraba. Tras bajar a la planta de abajo volvió a coger la puerta y la recolocó en su sitio como buenamente pudo; estaba claro que no era ningún constructor, pero por lo menos quería que aguantase y no se cayese hasta que la pudiesen arreglar en condiciones. Tras ello, salió al exterior dejando a la joven descansar un poco. Él no pensaba mucho en ciertas cosas, y no es que viese de momento a la señorita Kenna como una compañera sexual; estaba más entretenido en unir esas pequeñas piezas que iba viendo día a dia que en sentir la calidez de un cuerpo contra el suyo. La líbido dracónica estaba algo perdida, o al menos eso parecía.

Tras abandonar la casa de la señorita Kenna caminó por la calle hacia la taberna, para ir a comprar algo de comida. Durante el camino sacó de su cajita de madera un cigarrillo, el cual se llevó a los labios lo encendió para darle una ligera calada. Digamos que eso era algo que le gustaba; le recordaba a cuando en forma de dragón exhalaba algunos aros de humo por sus ollares. Tampoco es que el dragón quisiese darse extremadamente prisa; porque sabía de hecho dos cosas, la primera era que ella necesitaba tranquilidad y también necesitaba comer. Mezcla de ambas cosas que hacía que él se viese en un gran debate moral. ¿Dejarla descansar? ¿O verla descansar? Gran diferencia. Sí, mientras que caminaba hacia la taberna pensaba en lo que había visto de ella; ese desvanecimiento no era demasiado.. normal. Aunque claro, la señorita Kenna comía demasiado poco y mal. Parecía que era algo común en esa sociedad de Talos, algo que le asqueaba en demasía.

Había comida de sobra en la ciudad, pero se desperdiciaba en inútiles cenas y muestras de poderío.

En la taberna compró algo de comida para llevar: carne asada con patatas, caldo de pollo con verduras, media tarta de pastel de manzana, e incluso algunas frutas sueltas. Pensaba aprovechar que la señorita Kenna estaba.. enferma.. para que no le llevase la contraria y comiese como debía comer. ¡A ver si cogía los kilos que necesitaba! Quizás eso le audaría a paliar algunos efectos de su trabajo y de la rutina que como ayudante de galeno tenía.

Cuando pasó un rato y le dió tiempo a fumarse dos cigarrillos, regresó de nuevo a la casa de la señorita Kenna llevando en una mano la cesta que le habían dado para llevar la comida. Él, estaba algo alejado del tema de los precios; no servía para regatear, aunque le gustase siempre rebajar el precio por mero juego, pero al desconocer el valor real de las cosas muchas veces solía pagar de más. ¿Eso importaba? No. Tenía su isla, y su guarida bastante bien surtida de riquezas así que le importaba tan poco pagar algunas monedas de más por la comida que ni lo pensaba.

Tras abrir la puerta de la casa de la señorita Kenna entró en el interior y arrugó la nariz pensando que necesitaría avisar a un constructor para que arreglase la puerta y de paso le diese un buen arreglo a los desperfectos que veía por aquí y por allí. La señorita Kenna era muy competente y odiaría que le ocurriese algo cuando se podría haber evitado simplemente con algo de cemento, yeso, o una buena puerta y cerradura.

Subió las escaleras hacia la planta superior y se asomó a la habitación de la señorita Kenna. De manera graciosa arrugó la nariz y estornudó al notar ese particular aroma que no sabía de donde había salido. Se acercó a ella y le dió un toquecito con el dedo en la mejilla, terminando por rozar su nariz.

- Psss... Despierta. - Dijo primero con suavidad. - ¡Fuego fuego! - Volvió a decir ahora más fuerte, buscando que se despertase y de paso queriendo provocarle una arritmia. Termió por girarse y se rió con suavidad. - Ya dormirás luego, ahora necesitas comer, y como te encuentras mal, no vas a poder renegarme. Nunca se reniega al doctor, así que.. Siéntate en la cama y prepara ese estómago, porque vamos a llenarlo un poco. A ver si así... ponemos todo en su sitio. Por cierto, parece que tu temperatura se va normalizando. Si vuelvo a notar que baja, te traeré algo de hielo de las montañas.




Secretos (Corvinus) ScVy1ES
Un poder creciente..:

Secretos (Corvinus) Hab1Secretos (Corvinus) Hab2Secretos (Corvinus) Hab3
Corvinus
Corvinus
Dragon

Ocupación : Bibliotecario/Cronista/Galeno
Mensajes : 152

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Secretos (Corvinus) Empty Re: Secretos (Corvinus)

Mensaje por Kenna el Mar 25 Jun - 6:31

Estaba descansando de verdad por primera vez en horas, su cuerpo había cedido a las altas temperaturas de la fiebre y ahora que estaba más estable, el sueño reparador la sumía en el descanso merecido, sin sueños, sin pesadillas, sin imágenes aterradoras, tan sólo la placidez del etéreo mundo de la inconsciencia.

No se enteró de los golpes que Corvinus le dio a la puerta para fijarla, ni tampoco de sus idas y venidas; los escalones viejos cedían ante el peso y la envergadura del dragón quejándose y rechinando, pero tampoco escuchó eso. Se sentó a su lado y le palmeó la mejilla con suavidad. El toque sobre la piel tardó unos instantes en procesarlo, en su cabeza al ralentí podía ser una araña paseándose por su cara o cualquier cosa, menos un dragón. Cuando Corvinus le dijo "fuego!", se sobresaltó, algo se encendió en su cerebro y abrió los ojos de golpe, moviéndose con desesperación para incorporarse y ver dónde estaban las llamas; su rostro expresaba el pánico que le producía saber que se había dormido y ahora estaban ardiendo. Pero a los dos segundos se percató de que sólo estaba Corvinus tranquilamente sentado sobre su cama, sonriendo juguetón y con la mano sobre una cesta, diciendo no se qué de que que tenía que comer.

Sin poder evitarlo, cerró el puño y le dio en el brazo al galeno, cuando quería Kenna tenía más fuerza de la que aparentaba.

-¡Oh! eres un idiota! pensaba que iba a salir en llamas, con la piel derretida como el pobre señor del mercado!!

El reproche iba acompañado de un ceño fruncido bastante pronunciado, pero la expresión risueña de Corvinus y el olor que desprendía la cesta la llevaron a desarrugarlo de inmediato.

-¿Qué hay ahí dentro que huele tan bien?

Abrió la cesta y cuando sus ojos se pasearon por el festín que le traía, las tripas le rugieron con fuerza. Sacó el caldo y lo sostuvo entre las manos, olía de maravilla y para empezar sería perfecto, porque después de la calentura que había pasado, era mejor ir poco a poco. Dio un sorbo y después otro.

-mmmm...¿por todos los dioses! está muy bueno...- Era consciente de que el galeno había hecho lo correcto, y que la estaba cuidando como una enfermera cuidaría a sus pacientes más allá de una mera intervención científica. Se pasó el dorso de la mano por los labios, ya que no tenía servilleta y le regaló media sonrisa a Corvinus.

- Gracias... gracias por todo. Pero de lo del fuego me pienso vengar...- le apuntó con el dedo antes de sonreír de nuevo y tomarse medio caldo.- ¿Me acompañas? has traído comida para medio vecindario.

Ni siquiera estaban sentados en una mesa, sólo en su minúsculo cuarto, con la sábanas revueltas y ella con pinta de haberse caído a un vertedero; pero le dio igual, en realidad, no tenía que aparentar nada, ella era lo que era, y esto que le había sucedido, no era la primera ni la última vez. tan sólo esperaba que Corvinus no viera en su afección una fuente de traiciones, problemas o algo similar, aunque en parte así fuera.




Secretos (Corvinus) Kenna10

✩✩How can we rewrite the stars?✩✩

born of fire:

Secretos (Corvinus) Giphy
Secretos (Corvinus) Original
Kenna
Kenna
Human

Ocupación : ayudante de Corvinus
Mensajes : 75

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Secretos (Corvinus) Empty Re: Secretos (Corvinus)

Mensaje por Corvinus el Vie 28 Jun - 6:19

La verdad era que la señorita Kenna era bastante.. ¿mona? cuando estaba dormida. Así, tranquila.. respirando de esa manera suave, con ese particular hoyuelo en su barbilla y esa baba que le caía por la comisura de los labios, síntoma de que estaba durmiendo de manera plácida.

¿Era cruel que fué divertido despertarla de esa manera? ¿Era cruel pensarlo? Su reacción al despertar fué.. previsible y también divertida, hasta el punto de que llegó a pensar que ella le iba a tirar la almohada o algo por el estilo. ¡Y casi acierta! pues la señorita Kenna se reincorporó y con las mismas, le dió un puñetazo en el brazo. ¡Como si fuese un chico! Lo peor era que tenía bastante fuerza incluso.

Las palabras de la señorita Kenna hicieron que Corvinus se riese ligeramente, porque había de hecho sido divertido. - Jajajaja. No se yo, no se yo. Estoy seguro de que con esa cara que pones, serías capaz de espantar al mismo fuego, jajaja. Aunque cuando estás dormida tienes una bonita expresión. - Le miró de soslayo y le guiñó uno de sus ojos para después sonreir un poco.

- Ahh esa es una buena pregunta. Comida, comida. Lo mejor que he podido encontrar en esa taberna, dada las circunstancias y el calor de ésta época de lluvias. De momento, empieza con ésto. Un poco de caldo caliente de pollo ayudará a que tu estómago se asiente y puedas comer algo más. Que necesitas recuperarte. - Dijo mientras que seguía preparando las cosas para que ella pudiese comer. Por supuesto, él pecaba en algunas ocasiones de hacer demasiadas cosas. De hacer, de hecho, cosas de más, pero no es que eso le molestase o importase, ya que siempre solía hacer las cosas con algún motivo.

- Preocupate primero por mejorarte y ponerte bien, y después ya pensarás en venganzas. Además... -Sonrió de manera divertida. - ¿Estás segura de querer meterte en una guerra para la que puedes no estar preparada? Mira que.. puedo subir a las montañas.. traer nieve.. y restregártela por la espalda mientras estás durmiendo. Verás como saltas. - Bromeó de nuevo mientras que la miraba antes de guiñarle uno de sus ojos, quizás revelando una de sus armas: que tenía la facilidad para ir.. venir.. donde quería, y también que no es que le preocupasen esas cosas.

- Mhm.. He traido comida para que tengas para ésta noche, para mañana el desayuno y también el almuerzo, aunque puede que para el almuerzo te venga mejor algo de pescado azul. - Se quedó pensativo para después tomar algo de carne y llevársela a la boca, dándole un mordisco de manera casi.. inconsciente, pues estaba distraido ahora pensando en el planing y dietas que ella iba a tener que adoptar para mejorar. Eso, denotaba claramente que estaba más preocupado por ella, que porque lo que tuviese, fuese-lo-que-fuese, pudiese resultar contagioso.. u ocasionarle problemas. Sí, era un dragón singular.




Secretos (Corvinus) ScVy1ES
Un poder creciente..:

Secretos (Corvinus) Hab1Secretos (Corvinus) Hab2Secretos (Corvinus) Hab3
Corvinus
Corvinus
Dragon

Ocupación : Bibliotecario/Cronista/Galeno
Mensajes : 152

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Secretos (Corvinus) Empty Re: Secretos (Corvinus)

Mensaje por Kenna el Sáb 29 Jun - 9:51

"Cuando estás dormida tienes una bonita expresión"... guiño de ojo y sonrisa.

Madre del amor hermoso. ¿En serio Corvinus le estaba haciendo un cumplido? porque eso era lo más cercano a uno que el dragón podía regalarle. ¿Y ese guiño? ¿Era así de encantador con todo el mundo o sólo con una paciente desvanecida? No, no lo hacía con todo el mundo y con ella sí...ay! ay! "Kenna no pienses cosas raras..."

Él sí que le parecía un hombre apuesto, sereno, educado...¿Dónde tenía los defectos? vale, sí, era un dragón. Seguramente habría matado mucha gente. Seguramente tendrían una cólera peligrosa y virulenta. Seguramente estaría acostumbrado a dar órdenes y no recibir ningún rechiste a cambio...pero nadie era perfecto ¿verdad?.

"¡Maldita sea! te empieza a gustar tu jefe dragón, bájate de la higuera Kenna y pon orden en tu vida". Se obligó a pensar, mientras carraspeaba y se tomaba el caldo.

-Hace muchos años que me pasa lo de la piel. Cuando estoy agotada, o nerviosa, o enferma de otra cosa...brota como un sarpullido virulento, salen ampollas y después se abre la carne, dejándome estas marcas. Me ayuda la tintura de árnica, la leche de avena y la de almendras, pero nunca sé cuándo va a aparecer.

Le explicó a Corvinus lo que le sucedía primero por cambiar de tema, después porque sabía que para él era más importante descubrir un reto que cualquier otro tipo de conversación y no le había pasado por alto que la trataba como otro de sus pacientes.

-Los dolores de cabeza son... son otra cosa. Hace tres años que llegaron, no son a menudo, pero cuando me dan es terriblemente doloroso, veo cosas que no están ahí, me sube la fiebre, vomito o pierdo el equilibrio. Una vez incluso sentí como polillas carnívoras en mi cerebro dando dentelladas. La infusión de lavanda me calma un poco, pero hay veces que nada puede contra eso, como ayer..- Giró la taza en sus manos dejándola a un lado, sobre la mesilla y recolocándose el pelo tras la oreja. Suspiró y cogió un trozo de carne que empezó a desmenuzar con el tenedor para darle pequeños bocados.- ¿Crees que lo que me pasa es grave? mortal? No quiero morirme sin ver a Ariadne al menos una vez más...




Secretos (Corvinus) Kenna10

✩✩How can we rewrite the stars?✩✩

born of fire:

Secretos (Corvinus) Giphy
Secretos (Corvinus) Original
Kenna
Kenna
Human

Ocupación : ayudante de Corvinus
Mensajes : 75

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Secretos (Corvinus) Empty Re: Secretos (Corvinus)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.