Novedades

- (19/09) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (19/09) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
Cuando está oscuro (Kirtash) G2TiwGkZ_o
06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Time Of Heroes
 photo untitled45.png Cuando está oscuro (Kirtash) AO1UJIQ Expectro Patronum
Legends

60/64

Afiliados Normales


Cuando está oscuro (Kirtash)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Cuando está oscuro (Kirtash) Empty Cuando está oscuro (Kirtash)

Mensaje por Erin el Lun Abr 01 2019, 17:46

Cuando está oscuro (Kirtash) Captur10


“¿Cómo se retoma el hilo de toda una vida?
Cómo seguir adelante cuando en tu corazón,
empiezas a entender que no hay regreso posible,
que hay cosas que el tiempo no puede enmendar,
aquellas que hieren muy dentro, que dejan cicatriz.”

El señor de los anillos, El retorno del Rey.




El mundo es oscuro. Está lleno de rincones sombríos donde sólo habita el olvido y la desesperanza. En el propio corazón de las personas hay recovecos, huecos que claman en la noche por un poco de calor, de compañía y comprensión. Crueldad, dolor, opresión, envidia, vicio, violencia… todo eso deja cicatriz en la tierra, en la vida, en el alma, y da paso a un vacío, a un silencio. Todo aquello que se muere, se marcha o se corrompe deja más y más oscuridad silenciosa. Pero aquí estamos, cada mañana buscando un nuevo día, un nuevo rayo de sol, un nuevo propósito; nos empeñamos en vivir, en soñar y en seguir adelante, en plantarle cara a ese vacío, a esa nada, a ese silencio. ¿No es de locos? ¿no es un juego  que algún miserable y cruel dios nos impone? una existencia efímera plagada de altibajos, de luces y sombras pero sobre todo… sombras. Somos pequeñas hormigas que prefieren no plantearse el sentido de su ínfima existencia porque no hay respuesta para eso, tan sólo… seguir viviendo, lo mejor posible, agradecer, conformarse, superar, resignarse.

Quizás otras personas necesitasen recordar esto para darle un sentido a cada día nuevo, quizás otras jamás se lo planteasen, y en última instancia, algunas como Erin realmente no estaban de acuerdo con estas afirmaciones, porque aún estando sumida en la oscuridad de la invidencia, de su interior emanaba luz, fuerte y valiente, plantando cara a toda esa sordidez, tristeza o maldad.


La joven se había pasado el día haciendo sus tareas, cocinando, limpiando, ordenando, como cada día, sin rechistar, sin pensar que aquel destino fuera menos de lo que merecía, sin lamentar lo que ya no tenía, lo que nunca tuvo o lo que jamás tendría. Dantalian de nuevo iba a salir, últimamente salía más y tenía la sospecha de que lo hacía por evitarla, porque se había establecido una barrera invisible entre ambos, una conversación que no hacía falta tener porque esas palabras sí podían asestar el innecesario daño de una cuchillada, pues ella sabía el contenido: el dragón no la correspondía y se daba cuenta de sus sentimientos, pero no la quería herir.

Iría a casa de Ainhoa, la híbrida y su hermana eran sus dos mejores amigas y  cuando su amo se iba, solía quedarse con ellas. Se echó la capa por encima de los hombros, agarró su bastón llamado Gown y salió al aire fresco del atardecer, ya estaba cayendo el sol y la oscuridad se apoderaba de la ciudad, sumiéndola en ese halo diferente donde la tensión de lo inesperado flotaba en cada rincón. Caminó por la ruta más segura, esa que más gente solía tener a esas horas, pero de pronto su vara se detuvo en un obstáculo que no recordaba. Alargó la mano y tocó unas maderas, parecía una valla que el día anterior no estaba ahí. Palpó su estructura y con el bastó hurgó un poco por la zona frente a ella y entendió que había un gran socavón, un agujero en la calzada que habían delimitado para evitar caídas y accidentes. ¡Vaya contratiempo! eso la obligaba a dar la vuelta e internarse en el callejón de los Nysern.


Respiró hondo y agarró con fuerza su bastón. Era tarde, o bien continuaba hasta la casa de Ainhoa o bien volvía sobre sus pasos y esperaba a Dan en casa, sola, pero fuera lo que fuese debía hacerlo ya. Se dio la vuelta, resuelta a continuar el camino, era sólo un maldito callejón, que pertenecía a una familia de delincuentes, eso sí, pero ella no estaba haciendo nada, pasaría rápidamente y ya está. Se adentró en la callejuela arrastrando la punta de Gown para localizar todo tipo de salientes y obstáculos, esa calzada no la conocía apenas, además debía hacerlo de prisa, era mejor no quedarse demasiado allí. Escuchó por encima de su cabeza una discusión, alguien en alguna vivienda gritaba y golpeaba sobre algo, otra voz le respondía de igual forma y finalmente un objeto de loza estalló contra el suelo. Se puso algo nerviosa y trató de acelerar, no le gustaba ese lugar. De pronto algo se abalanzó contra ella y gritó del susto, pero el maullido y el bufido que siguió a continuación le indicó que sólo era un gato callejero, seguramente perseguido por otro o cazando alguna alimaña. Se llevó la mano al pecho, el corazón le latía desbocado y se rió de forma nerviosa, era sólo un gato.

Todavía no había dado apenas unos pasos cuando escuchó un quejido y unas voces. Se detuvo en seco y se pegó a la pared; el callejón tenía algunos recovecos que entroncaban con otros callejones, eran como una ratonera oscura donde salir se complicaba hasta el infinito si no conocías esos lugares. El ruido que estaba produciendo a pocos metros era sin duda el de un forcejeo, dos voces masculinas que mandaban callar a otra más aguda y femenina, pies que se revolvían contra el suelo y pateaban cosas; sin duda alguien estaba siendo víctima de un robo, un abuso o similar. ¡Oh, mierda! ella no estaba en disposición de ayudar a nadie,  no era una guerrera, apenas le daba para defenderse ella misma con el bastón y en contadas ocasiones, así que lo más sensato sería recular y pedir ayuda, sí, eso haría. Alargó la mano para palpar una caja que acababa de esquivar, para no volver a darse con ella y estaba a punto de darse la vuelta cuando una voz sonó muy cerca de la castaña.

- eso ni lo sueñes. ¿Qué haces aquí ratoncillo?
- yo… ya me voy…

No pensaba quedarse a hacer las presentaciones, así que se afanó por salir rauda de ese lugar, tropezando a tientas a pesar de ir guiándose con la vara, pero sin más, alguien la sujetó del pescuezo y la estampó contra una pared.

- Pero mira que buena suerte!! si no ves nada no podrás dar detalles de lo que ha pasado aquí.


Última edición por Erin el Dom Abr 07 2019, 14:36, editado 1 vez




Cuando está oscuro (Kirtash) GJowVPq

Danerin XD:
Cuando está oscuro (Kirtash) Daneri10
Erin
Erin
Human

Ocupación : cocinera
Mensajes : 119

Volver arriba Ir abajo

Cuando está oscuro (Kirtash) Empty Re: Cuando está oscuro (Kirtash)

Mensaje por Kirtash el Lun Abr 01 2019, 18:34

Cuando está oscuro (Kirtash) Dark-night-of-the-soul
"Hemos de aceptar la noche oscura
y vivir en consonancia a ella
porque el alma se alimenta
de la oscuridad tanto como de la luz."


Sombras; nos envuelven y cobijan a la par que nos guían hacia sueños confusos. Son las que nos llevan de la mano y permiten mostrarnos como somos. Son el manto también de aquellos que no se atreven a actuar de alguna que otra manera cuando Solus está brillando y de la misma manera hacen que nos sintamos más vivos que nunca. ¿Por qué? El miedo siempre nos ha hecho vibrar, de una manera completamente distinta a la que lo hace el amor, la ira, el odio, el deseo. El miedo, la incertidumbre, nos hacen sentirnos vivos de verdad. Aceleran nuestro pulso, agitan nuestra respiración, despiertan nuestros sentidos. Es inevitable al final, encontrar una particular atracción por él: Miedo.. es imprevisibilidad. Oscuridad.. es desconcierto. Cuando en realidad no te esperas lo que ocurrirá, cuando en realidad no sabes qué pasará. ¿Acaso es divertido un guión en el que conoces el desenlace? ¿Acaso es divertido un guión en el que conoces el camino? Arrójalo lejos. Pasa por tí mismo las páginas de tu historia y siente de verdad como por primera vez.. vives.

Los seres humanos son unos seres especiales; siempre causarán envídia, y siempre causarán excepticismo. Los seres humanos son especiales porque son débiles; y es por esa misma debilidad, que son tan fuertes. Cuando uno es fuerte de verdad, no se molesta en aprender, no se molesta en superarse, no se molesta en estudiar el por qué de las cosas. Sin embargo la humanidad.. los humanos.. nacieron siendo débiles, nacieron llorando, empezaron a caerse.. se levantaron.. aprendieron a dibujar.. aprendieron a leer y escribir..Aprendieron a controlar los mares y los grandes cielos. Jamás, podrá hacer eso un ser poderoso, porque ellos nunca, aprenderán lo que es el esfuerzo, y lo que conlleva. Los humanos son débiles; ese es su poder. El miedo al fracaso, el miedo a morir. Tener una vida tan fugaz como efímera, pero.. ¿acaso en un suspiro no se puede latir? ¿Acaso un suspiro no transmite emociones y lecciones? Humanos.. seres tan fascinantes como breves. Seres cuyo final, está mas allá de las estrellas, donde dicte su imaginación. Seres cuyas barreras impuestas por otros, terminarán por ser sorteadas y se alzarán desplegando sus alas cuales aves fénix, que siempre resurge de sus cenizas.

Kirtash tenía una particular visión de la realidad, sus ojos eran capaces de ver lo que él consideraba la verdad, por encima de las mentiras y su mente, que vagaba más rápido que su ser, pensaba miles de posibilidades distintas. El día había sido terriblemente entretenido; si es que llamamos entretenido acompañar a un noble durante todo el día. Todo comenzó por un paseo por los grandes jardines acompañado por una larga charla sobre los viejos dioses -emocionante, aunque cargante. Seguido de una comida en uno de los mejores lugares de la ciudad. Conste que no se oponía a la carne; jugosa, especiada, en su correcto punto. Pero sí que se oponía a los absurdos nombres que algunos se empeñan en ponerle a los platos; Tras la comida y un aperitivo llegó algo más emocionante; una partida de cartas. Las normas fueron sencillas, por supuesto las impuso el noble y se notaba a todas luces que iba a tener la ventaja; Pero, cuando sabes qué es lo que de verdad quiere cada uno, es fácil girar esa ventaja y ponerla de tu lado. Al final, terminó por quedarse vestido únicamente con la ropa interior y con la compañía de una gran bolsa de monedas. Divertido, no lo voy a negar pero previsible. La previsibilidad es aburrida si se abusa de ella y es por eso que hay que variar, buscando dejarse llevar para que ésta termine por envolverte. La bolsa iba creciendo, aunque él no llevaba nunca el dinero encima. Lo entregaba y guardaba a buen recaudo a un contacto que tenía en la ciudad.

¿Dónde se encontraba ahora mismo? Os váis a reir porque la culpa es de Dororo. ¿Y quién es Dororo? Es sencillo de contar; tras llevar las monedas y entregarlas a su custodio, caminó por las calles de la ciudad disfrutando de un paseo. Había gente por la calle de los mercados y aprovechó para comprar una manzana, la cual fué degustando. Los pequeños placeres nunca pasan de moda y siempre se agradecen. Fué allí cuando se encontró con Theodore; Theodore es el hijo de uno de los comerciantes de la ciudad. Es un trasto de niño, pero es muy buena persona. Había perdido a Dororo, su gato. ¡Pero es que es un gato que no tiene arreglo! No era la primera vez que Kirtash había tenido que ir en su búsqueda, el gato corría como un demonio, era bastante arisco y sabía esconderse bastante bien, pero el pequeño Theodore le tenía cariño. ¡Qué remedio! Kirtash era frío, un tanto desalmado y de carácter cambiante, pero no podía decir que no a algo cuando se unían varios desencadenantes: un favor, una persecución, la emoción de la caza, una posible herida y una recompensa. Consiguió su cometido tras un buen rato; resulta que Dororo tenía la mala costumbre de colarse dentro de la casa de uno de los vecinos y cuando no estaba, se restregaba por sus sábanas, se comía su comida, y se entretenía cazando ratones. Supongo que es lo que hacen todos los gatos y que a veces es inevitable. Tras devolver el gato a Theodore, se subió a uno de los tejados y se quedó ahí tumbado, mientras que miraba hacia el horizonte. No fué en ningún tejado especial, fué donde le apeteció; aunque al ser conocido en la zona, no es que la gente fuese a poner ningún impedimento a que se tumbase a descansar y vaguear en uno de los tejados.

Los segundos dieron paso a los minutos y los minutos a las horas. El cielo se tiñó de anaranjado y poco a poco ese color empezó a morir lentamente, conforme Selene ocupaba su puesto frente a su hermano. Hermanos y amantes, siempre destinados a encontrarse y perseguirse para nunca poder estar juntos. Una hermosa historia de amor, para quien creía en las historias de amor. Historia que seguramente él sería capaz de contar a la perfección, con algunos susurros, murmullos y miradas expresivas destinadas a derretir cualquier corazón. Jugueteaba entre sus dedos con una pieza de madera que representaba a un rey; una de esas piezas que se utilizaba en algún que otro juego. La movía entre sus dedos mientras que observaba el ascenso de la luna. La suave brisa de la noche mecía alguno de sus cabellos, era un lugar bastante relajante y mas aún notar la caricia de la brisa sobre la piel. Desgraciadamente, parecía que no iba a poder relajarse del todo; escuchó una voz procedente de algún lugar cercano, parecía tratarse de una voz femenina a juzgar por el timbre. ¿Un jadeo? Lo primero que se te viene a la mente es que se trataba de una pareja de amantes, pero después a esa voz, se le unieron otras, dejando claro que no era una situación tan común como podría parecerse. Kirtash cogió en su mano la pieza y la apretó entre sus dedos, se empezó a poner en pie y se ajustó el cinturón; de él pendía su espada a un lado de la cadera. Entrecerró sutilmente sus ojos y echó a correr por el terrado tomando algo de carrerilla; como si se tratase de un ágil gato, saltó de ese tejado a otro tejado cruzando así la calle para empezar a moverse con suavidad pero velocidad por esos tejados conforme se iba acercando.

El sonido de las voces le iba guiando, ¿de verdad tenían que ser tan ruidosos? Estaba claro que eran vulgares ladrones, violadores, o cualquier tipo de chusma sin nada mejor que hacer que molestar; en ese momento sintió una punzada de ira por la mala fama que le estaban dando a ese lugar; pues no hay nada peor que unos auténtico inútiles se apropien de algo que no les pertenece. Siguió moviéndose por los tejados, ahora reduciendo la velocidad para evitar pisar y que se escuchasen sus pisadas. Llegó hasta el borde del tejado y se detuvo, observando la situación. Que pudiese ver, había tres personas bien definidas: tres asaltantes. Uno había pegado contra la pared a una joven; le agarraba de la garganta para que no pudiese hablar bien. Buena técnica cuando quieres evitar que tu presa grite, pero te deja otros puntos al descubierto. Movió la mirada hacia los otros dos. Uno de ellos estaba magreando a la mujer bajo sus vestidos sin ningún tipo de delicadeza; y menciono lo de delicadeza porque tenía en una de sus manos uno de sus pechos, seguramente turgente a juzgar por como lo envolvía. Le cubría la boca, para evitar que se quejase o removiese. El otro, el tercero, estaba algo separado, rebuscando en lo que parecía ser una cesta; seguramente propiedad de esa mujer que estaba siendo.. acariciada.. de manera tan poco fina.

Kirtash puso los ojos en blanco y la vena de su cuello se hinchó. No era la primera vez que veía eso; una violación estaba a la orden del día, y muchas veces se podía permitir. Había motivos para ellos. Pero.. ¿Esos? ¿Ese lugar? ¿Ese motivo? Él no era un héroe, era un oportunista; dos damas en peligro podrían conseguirle nuevos clientes, o nuevos contactos aparte del hecho de disfrutar de algo.. de intimidad. Intimidad, no porque fuese a compartir lecho con ellas, sino porque podía disfrutar de algo.. Tras tomar aire exhaló lentamente. Su corazón empezó a latir tremendamente despacio, sus ojos se afelinaron y su mirada se posó sobre esos canallas. Dió un salto, ágil y preciso, cayendo de la parte superior del tejado para caer tras el hombre que sujetaba a la mujer del bastón.

- Zip - Quizás solo se escuchó el posar de sus botas sobre el suelo, pues no le dejó reaccionar. Movió su mano para rodear la cabeza del hombre poniéndola en su boca y entonces tiró hacia atrás haciendo que alzase la cabeza; tras hacerlo deslizó de manera precisa su cuchilla por la garganta del hombre. ¡Oh! ¡Qué sensación más... indescriptible! La cuchilla rasgó la piel de manera sensual de manera terriblemente erótica; conforme se iba rasgando la piel empezaron a aparecer algunos hilos de sangre, que iban lamiendo la misma hasta que se perdían en la camisa. El último corte fue mas rápido, haciendo que un ligero chorro de sancre cayese sobre el cuello de la mujer, dejando que ella notase esa calidez de la sangre bañar su piel y mojar sus ropajes. Quizás en ese mismo momento el bandido se agarrase con algo más de firmeza a la garganta o cuello de la mujer; pero la presión sería momentánea y pronto empezaría a ceder conforme iba perdiendo la fuerza. Caería al suelo mientras que emitía un gorgogeo, sonido que salió de su boca conforme se agarraba la garganta en un vano intento por detener lo inevitable. Kirtash ignoró al hombre y centró su atención sobre la mujer que había estado sujeta por él. Se acercó y se agachó rozando su rostro con su aliento. Ladeó la cabeza y se movió hasta llegar a rozar casi su cuello con su aliento. Aspiró el aroma.. el aroma de su piel natural mezclado con la sangre.

- Sugerente- Susurró dejando que ella escuchase de sus labios esa palabra. Su voz parecía cargada de una inusual sensualidad.. de un inusual erotismo.. y también cargado de una singular oscuridad. - Aroma... el de tu piel. - Susurró otra vez mientras que iba alargando cada palabra, cada sílaba. Junto a ellos, el hombre estaba muriendo y los otros dos, se habían quedado petrificados sin saber siquiera qué era lo que había ocurrido. De la nada, había salido alguien, matado a sangre fría a su compañero y estaba... ¿oliendo a la mujer? ¿Seduciéndola? Tras aspirar el aroma de ella se separó dando un paso hacia atrás conforme alzaba su mano zurda y rozaba el cuello de ella apartando algunas gotas de sangre que lo decoraban. - Debería de ponerse a cubierto. - Tras ese ligero roce, la empujó un poco hacia un lado haciendo que se apartase de donde estaba para no molestar para aquello que se iba a avecinar.




Cuando está oscuro (Kirtash) M4c6zvs
Are you man or monster?:

Man or Monster? Clic Aquí
Habilidades desarrolladas:
- Transformación garras/manos.
Kirtash
Kirtash
Hybrid

Ocupación : Mercenario/Asesino
Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Cuando está oscuro (Kirtash) Empty Re: Cuando está oscuro (Kirtash)

Mensaje por Erin el Mar Abr 02 2019, 22:25

Qué oportuno, una testigo ciega de aquel acto mezquino y cruel, una voz que nadie escucharía, alguien a quien nadie creería porque el mundo era injusto con los débiles, con los diferentes, con los que no obedecían a la lógica del más fuerte. A veces el destino, o el karma, o como cada cual quisiera llamarlo, era un chiste malo y Erin se sentía así en ese preciso instante. ¿Es que no podía salir a la calle sin ser asaltada o ser testigo de algo, o que alguien quisiera engañarla? ¿pero qué mundo de mierda habían creado? Ya le había dicho que se iba, si no lo vio no lo podría reconocer y sólo por la voz nadie iba a creerla, entonces…¿era necesaria tanta violencia? ¿no habían escogido a su víctima ya?


Boqueó como un pez cuando los dedos del asaltante se cerraron sobre su cuello, el aire pugnaba por entrar pero costaba mucho hacerlo, esas manos no eran gentiles, eran rudas, ásperas y olían a podredumbre, a algo asqueroso. ¿O quizás sería su aliento, pegado apenas a dos centímetros de su cara? tanto daba, era asquerosamente hediondo. Estiró la mano para coger algo de impulso con el bastón y golpear al hombre, pero éste paró su brazo y quedó a su merced, ya sólo le restaba la opción de golpear en su entrepierna pero estaba tan pegado a ella que sería inútil. Entonces escuchó las suelas de alguien aposentándose sobre los adoquines y notó la sacudida y el posterior chorro de algo caliente golpeando su piel. La garra se cerró sobre su garganta apenas un segundo antes de aflojar y soltar. El aliento fétido del atacante se retiró de golpe, al ritmo del borboteo inconfundible que sucedía cuando le cortabas el cuello a un cerdo. Erin aspiró el aire con ansiedad, había estado unos largos segundos privada de oxígeno pero cuando quiso recomponerse, el delincuente no la estaba aplastando contra la pared, por contra el desconocido era quien tomaba su puesto, acercando su piel a la de la mujer. Podía sentirla, irradiaba calor, olía a una extraña mezcla de piel blanca, pelo rubio y aroma a noche. ¿Cómo podía saberlo? simplemente lo sabía, las pieles tenían su propia identidad aromática, como el pelo, y ese bouquet a noche, a oscuridad, no sabría precisarlo, pero estaba ahi, del mismo modo que un gato podía sentir ciertas vibraciones del aire, Erin podía notarlo.


Se estremeció involuntariamente al sentirlo tan cerca, su respiración, la envergadura de su cuerpo, que de inmediato supo que no era pequeño, emanaba un aura que destilaba la palabra “peligro” en letras grandes. Pero fue su voz, perfectamente modulada y varonil, que a pesar de rascar un poco en la vocales graves, la que despertó en ella el sentido de la alerta. Sin duda se encontraba frente a un depredador aún peor que el asaltante que la había empotrado contra la pared. A su lado ese mierdas sólo era un aprendiz, y no lo decía sólo porque el resultado para el delincuente había sido penoso. El timbre del susurro le erizó aún más el vello paralizando de nuevo el aire en sus pulmones.

- Sugerente…


¿Sugerente? acababa de matar a un tipo casi encima de ella y le parecía ¿sugerente? ¿qué maldito enfermo mental se excitaba con algo así? . “Piensa en algo Erin, rápido”.

- hay otra…- intento balbucear señalando el recoveco del callejón, deseando que se apartase de ella, pero el extraño no se fue sin dejar su impronta. Retiró de su cuello un poco de sangre, el tacto de su dedo le ardió como si una marca de hierro candente estuviera emergiendo de su piel. Si no fuera porque estaba realmente impresionada, se habría intentado marchar huyendo de aquel escenario dantesco, pero en su lugar se quedó paralizada y la sacudió un leve temblor por todo el cuerpo.




Cuando está oscuro (Kirtash) GJowVPq

Danerin XD:
Cuando está oscuro (Kirtash) Daneri10
Erin
Erin
Human

Ocupación : cocinera
Mensajes : 119

Volver arriba Ir abajo

Cuando está oscuro (Kirtash) Empty Re: Cuando está oscuro (Kirtash)

Mensaje por Kirtash el Mar Abr 02 2019, 22:48

- Sugerente. - Volvió a repetir con ese mismo deje que había salido de sus labios; para él se lo parecía. No solo eso, era la misma unión. La piel femenina estaba sensualmente encrespada. Quizás alguna que otra gota de sudor decoraba o había recorrido la misma haciéndola brillar y si a todo ellos aunábamos esas gotas de sangre que la habían salpicado y creado caminos sobre su suave y tersa piel, creaba una escena que resultaba tan erótica para él, como sugerente. Sí, esa era para él la definición de sugerente: los sentidos femeninos alerta, su piel encrespada, su respiración que lucha por contenerse y dejarse salir, sus labios entreabiertos de la expectación.. todo. Quizás eso no lo pudiese comprender nadie, y se quedase como una cosa suya, pero.. era su visión. De lo que de verdad, era sugerente. Kirtash escuchó las palabras femeninas, como se movieron sus labios y como dejaron salir esas sílabas. No le importó; estaba centrado ahora en algo más hermoso. Tras retirar esas gotas de sangre de su cuelo las acercó a su nariz y aspiró el aroma antes de llevarse a los labios éste mismo dedo. Lo probó, la probó. ¿Gustarle? Sus pupilas se dilataron revelando así una incipiente excitación. Tras saborear ese dedo, que mezclaba el sabor de la piel de ella con el de la sangre pareció por fin hablar.

- Oh. Otra, por supuesto que no lo había olvidado pero quería.. ¡Caballeros! Hace una preciosa noche de luna llena; Vuestra acompañante no parece estar disfrutando esas caricias. ¿Por qué no os alejáis y os marcháis por donde habéis venido? Rápido.. muy rápido.. - Entrecerró entonces sus ojos dejando que casi se convirtiesen en dos finas líneas mientras que movía una de sus manos; la llevó al cinturón y sacó una de sus cuchillas: Cualquier herrero podría sentirse orgulloso. Eran sencillas cuchillas para cortar madera, manejables, fáciles y precisas, pero que en manos expertas eran armas mortales. Esos vulgares hombres, no se merecían que los matase con la espada, de quedarse, los iba a matar como a los perros que eran. Entre gritos, chillidos, aullidos. ¿Quizás la comparación con cerdos era mucho más acertada? - Y es por eso que seré amable y os dejaré cinco segundos para pensarlo. Cinco. - Movió su mano derecha, haciendo que la cuchilla que tenía en esa mano se empezase a mover de manera lenta entre sus dedos, de una manera casi hipnótica. - Cuatro. - Volvió a contar de nuevo mientras que los observaba y seguía en esa posición. Dió entonces un paso hacia ellos; tan solo un paso. Lo hizo con un claro motivo, quería tener un mejor ángulo de tiro y una mejor visión. Él, sabía del mismo modo que lo sabían ellos, que no iban a salir con vida de ahí. El cazador estaba cazando; ellos no eran presas, no se merecían sentir sus colmillos desgarrando su piel, pero.. les dejaría sentir.. sus garras marcándoles.

Movió con rapidez entonces su mano izquierda lanzando así con precisión una de sus cuchillas, cuchilla que se clavó literalmente en la tráquea de ese hombre que estaba con sus sucias manos agarrando el pecho de la mujer, magreándola y buscando así saciar un oscuro deseo y necesidad. - Ssssshh... Plic. - El sonido de la cuchilla al clavarse fué hermoso. Un siseo. Siseo que haría que, con rapidez, el hombre tuviese que soltar a la mujer. La reacción que tendría después era la lógica en esa situación, pero también la más inútil: al faltarle el aire desclavaría la cuchilla, haciendo así que empezase a sangrar. La sangre, entraría dentro de su tráquea y bajaría a sus pulmones, consiguiendo así que no solo notase el sabor de la sangre, el olor intenso de la sangre, sino también que no pudiese respirar correctamente. Moriría pronto, incluso si presionaba la herida.

- Cero- Dijo Kirtash entonces mientras que miraba a ambos centrando su mirada sobre el que quedaba junto a esa especie de pareja y que sostenía entre sus dedos la cesta. Al ver aterrorizado lo que le ocurrió a su compañero, dejó caer la cesta al suelo. Su contenido se desparramó: algunas naranjas.. manzanas.. panecillos que en su momento habrían estado calientes, una especie de odre que contendría agua o licor, así como algo de queso. La comida cayó al suelo desparramándose en varias direcciones. Una de las naranjas rodó hasta llegar a la bota de Kirtash, chocando sutilmente. Su bota estaba desgastada por el paso del tiempo: su suela mostraba el camino que había recorrido y el esfuerzo que había tenido en ello. Incansables compañeros de aventuras y de viajes.
Clavó su mirada sobre el hombre que quedaba y entonces movió la pierna, golpeó la naranja que tenía en su pie haciendo que saliese volando como una pelota. Ésta surcó el aire y le golpeó en la frente, reventándose y dejando que la misma se abriese, esparciendo su anaranjado jugo en varias direcciones. Mientras que la naranja volaba echó a correr hacia él pero.. no fué de frente, se movió hacia uno de sus costados justo cuando la naranja le golpeó, entonces levantó la pierna y le golpeó en todas las costillas lanzándolo contra la pared y dejando que éste emitiese un fuerte crujido. - Crak.. - Si.. el crujir de sus huesos y su cuerpo al chocar violentamente contra la pared del callejón. - Ups.... Tengo que disculparme con vosotros.. He.. recordado que no sabía contar bien. - Mentira, era una burda mentira, pero divertida en ese caso para explicar su.. canallería.




Cuando está oscuro (Kirtash) M4c6zvs
Are you man or monster?:

Man or Monster? Clic Aquí
Habilidades desarrolladas:
- Transformación garras/manos.
Kirtash
Kirtash
Hybrid

Ocupación : Mercenario/Asesino
Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Cuando está oscuro (Kirtash) Empty Re: Cuando está oscuro (Kirtash)

Mensaje por Erin el Miér Abr 03 2019, 23:46

La naranja explotó cuando impactó contra el maleante, esparciendo su inconfundible aroma y jugo por el hediondo callejón. Erin cerró los ojos involuntariamente al notar la salpicadura. Genial, ahora tenía sangre y naranja en la cara. Antes de eso había escuchado el sonido del fardo cayendo al suelo, ese debía ser otro atacante, y el leve jadeo de la mujer que estaba siendo asaltada al recuperar el aire.

Debería haber salido corriendo, o arrastrándose o lo que fuera, nada más ser libre del extraño, pero no sabía por qué, estaba paralizada, no podía reaccionar. El tono de la voz del rubio, porque sabía que era rubio, parecía dominar el aire, el espacio, el lugar. Era como si su presencia anulase el resto de cosas. Había gente que al entrar en un lugar imponía su existencia, era como si incluso el aire, los objetos o las personas se doblegaran de forma automática ante su esencia. El extraño debía tener ese don, cuando él entraba en escena, las luces se apagaban para el resto. Impactante, dramático, el rey del escenario.

Sin embargo Erin era de otro modo, no tenía ese carisma, ese arrastre, era más bien como una brisa fresca que se cuela por una rendija en una tarde calurosa de verano. Era como ese brote verde que se abría paso entre la nieve, apuntando hacia una primavera a punto de llegar. Era esa manta de lana hecha a parches de colores cuando en las mañanas frías la lumbre estaba apagada y el sofá era demasiado helado para uno solo. Era como los pequeños detalles cotidianos que uno pasa por alto normalmente, pero cuando faltan se echan de menos.


Al parecer la mujer atacada estaba tan alucinada como Erin pero quizás menos paralizada y de inmediato se arregló las ropas y murmurando un “gracias” se afanó a salir de allí porque el extraño tampoco le generaba nada de confianza, no sabía que intenciones tenía y estaba histérica. La ciega escuchó los pasos apresurados y eso finalmente le hizo el “clic” necesario en el cerebro para reactivarlo.

- eh! oiga… está… bien?…

Su pregunta sólo se encontró con el vacío y entonces fue consciente de que sólo quedaban ellos, y que la estaba mirando. ¿Cómo podía saberlo? simplemente lo sabía. Alargó ambas manos buscando con nerviosismo por el suelo su bastón, sin él tropezaría y sería más complicado salir de allí. Las yemas de los dedos rozaron algo denso y maloliente, pero no podía detenerse a averiguar qué era, tan sólo hizo un gesto de asco y siguió palpando hasta dar con Gown. Consiguió aferrarse a él y se impulsó para para ponerse en pie.




Cuando está oscuro (Kirtash) GJowVPq

Danerin XD:
Cuando está oscuro (Kirtash) Daneri10
Erin
Erin
Human

Ocupación : cocinera
Mensajes : 119

Volver arriba Ir abajo

Cuando está oscuro (Kirtash) Empty Re: Cuando está oscuro (Kirtash)

Mensaje por Kirtash el Jue Abr 04 2019, 16:31

Kirtash observó de manera fría el cuerpo del hombre que, al haberse estrellado contra la pared, se retorcía de dolor; no estaba muerto, pero no iba a matarlo. Dió un par de pasos y se acercó a él, agachándose para agarrarle del pelo. Sus dedos atraparon el pelo del hombre, tiró de los mismos haciendo que se alzase un poco. Lo atrajo hacia él..

- Escúchame atentamente. ¿Has visto la mujer que se acaba de marchar? Sí, esa a la que ha magreado tu compañero. Bien.. Quiero que mañana, le envíes una bolsa de monedas y una carta, en la que te disculpas por todo lo ocurrido. -Dijo mientras que le miraba a los ojos. Para que no pudiese replicar, posó uno de sus dedos sobre los labios de ese hombre.

- Shh. Eso es algo que te pido que hagas porque... -Se acercó hacia él, hacia su oido. Le dejó notar su aliento acariciar su piel de una manera tétrica y gélida. - Porque si no lo haces.. Te buscaré.. Removeré cielo y tierra hasta encontrarte.. y cuando lo haga.. Pienso arrancarte cada trocito de tu piel. Sin prisa.. pienso tomarme mi tiempo y disfrutarlo cada instante. -Susurró en su oído dejando que su aliento le haga erizar su piel, o más bien, dejando que su misma voz haga que se quede completamente paralizado. - Pienso curarte.. sanarte tras cada corte.. Para que sea algo largo.. muy largo.. y podamos disfrutarlo ambos.-Susurró para después agacharse y darle un mordisco leve en el lóbulo de su oreja.

Rozó la misma de manera peligrosa con sus dientes, para después separarse de él y soltar la boca del hombre permitiéndole así hablar. - Ya sabes lo que tienes que hacer. Odio repetirme. - Le miró de soslayo cuando se empezó a reincorporar, soltando entonces su pelo. Movió la mano y se limpió el costado de manera algo.. remilgada quizás, para dar algunos pasos y dirigirse hacia donde estaba el otro hombre, que hacía rato que había muerto por ese corte en la tráquea. Se agachó y tomó del suelo su cuchilla.

La observó a la luz de la luna y se la llevó a los labios para acariciarla ligeramente con los dientes masculinos conforme entonces se giraba. La miró.
Posó su mirada sobre la mujer, que había seguido donde él la había dejado; tomó aire y pareció desde donde estaba captar su aroma, disfrutando enormemente del mismo. Sentía el miedo en ella. ¿Le temía? Era delicioso saberlo. Dió un paso y después otro paso para acercarse hacia donde estaba ella. Durante su recorrido, la observó. Su mirada estaba fija en su cuerpo. La observaba, cual amante del arte disfrutando de la más hermosa de las pinturas; Para él, ella era hermosa. Pero no hermosa en un sentido normal. Era en un sentido mucho más amplio.

Sus curvas, su respiración, sus gestos, incluso como seguía manchada y decorada con sangre, era para él una belleza tan singular, como etérea. Guardó sus cuchillas en el cinturón, en ese lugar donde quedaban ocultas y se siguió acercando. No dijo nada, tan solo.. rompió la distancia. Al hacerlo, llegó a ponerse delante de ella, y dejó que, al reincorporarse ella, llegase a captar parcialmente su olor: su olor natural era bastante complejo. Tenía una mezcla curiosa de aceites, sándalo y romero. Una mezcla que de fondo, pudiese tener un toque ligeramente afrutado. Un aroma tan relajante, como cautivador, que había sido creado específicamente para.. ser único.

Quizás él no lo pudo evitar, o puede que no quisiese hacerlo. Se acercó y se agachó a ella. Su aliento rozó sus labios por la cercanía; sus labios se acercaron peligrosamente a su rostro, de hecho quedando apenas un centímetro para que se encontrasen. Pareció paladear el aire, el aliento que salía de sus labios acariciando éstos, y entonces ladeó la cabeza; un instante pareció que fuese a englobar sus labios, que la fuese a besar, pero.. no lo hizo. Se movió hacia un lado, rozando su mejilla con su aliento.. y entonces empezó a descender. Kirtash se agachó, hincó una rodilla en el suelo como si fuese un caballero declarándose a su dama.

Pero lo que hizo fué estirar su mano, tomar su bastón.. Desde esa posición tenía una preciosa visión. Muslos femeninos, vientre femenino, esas formas sinuosas de sus senos, su cuello.. sus cabellos. De nuevo el conjunto que tanto captaba su atención. Se reincorporó y movió su mano para tomar entonces la femenina. Sus dedos acariciaron los suyos, haciendo que abriese la misma mano para depositar en ella el bastón, permitiéndole así que lo cogiese. - Perfectamente, confío en que no os haya hecho nada.




Cuando está oscuro (Kirtash) M4c6zvs
Are you man or monster?:

Man or Monster? Clic Aquí
Habilidades desarrolladas:
- Transformación garras/manos.
Kirtash
Kirtash
Hybrid

Ocupación : Mercenario/Asesino
Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Cuando está oscuro (Kirtash) Empty Re: Cuando está oscuro (Kirtash)

Mensaje por Erin el Vie Abr 05 2019, 10:08

Mientras buscaba su punto de apoyo sintió la sombra cernirse sobre ella, a pesar de ser ciega y de que aunque no lo fuera, era de noche y no había más sombras que las propias. Pero como percibió anteriormente, esa presencia se extendía más allá de los límites físicos que contenían la piel del extraño.

Se puso rígida cuando lo sintió tan cerca, el corazón se le disparó en un bateo infernal que impedía también el paso del aire nuevo, conteniendo la respiración errática por unos instantes. Sus ojos se posaron en la figura que parecía avanzar hacia ella con ánimo de engullirla, pero por las razones obvias, sus pupilas no se fijaban exactamente en los dos orbes con vetas moradas que tenía el extraño, que estaba quedando algo más baja, porque aunque intuía que era alto, no sabía cuánto.

Se acercaba. Se estaba acercando. Lo tenía ya encima. Su aliento acariciaba el propio, abrasaba e interrumpía el aire impidiendo que ella respirase el frío hedor del callejón. Erin se tensó como si fuera la cuerda de un arco. ¿Debería gritar? ¿debería correr? debería…pero no hizo nada de eso porque estaba paralizada como una polilla hipnotizada por una luz que seguramente al tocarla la mataría, pero aún así no podía hacer nada al respecto.


El tiempo se detuvo unos segundos, eternos, inmensos. Erin notó los dedos del extraño sobre los suyos, abriendo su mano y dejándole el bastón en un gesto firme. Se sentía como un pez en aguas bravas, arrastrada sin remedio, mientras que él sabía exactamente qué hacía, por qué y cómo. Quizás no se detuvo más de lo necesario ¿o sí? pero a ella le pareció un toque nada casual, todo en ese hombre destilaba intención, control de la situación, ningún fleco suelto al azar.

Ella le había preguntado a la mujer si estaba bien, pero como se había marchado apresuradamente fue el rubio quien contestó, añadiendo que esperaba que ella estuviera bien. La joven asintió lentamente con la cabeza y al notar el bastón firme en sus manos el temblor se redujo. Despacio movió los pies, dispuesta a salir de aquel callejón. ¿A dónde se dirigía? apenas ni se acordaba…¡Ah, si! a casa de Ainhoa. ¿Debería volver a casa? sí, sería lo más sensato, volver sobre sus pasos. El cerebro le iba lento, porque no acababa de desprenderse de la sensación de que él la miraba, seguía allí extendiendo su alargada sombra sobre ella. Se detuvo un segundo, no había dado ni medio paso y lo miró de nuevo con esos ojos que refulgían en la noche pero se notaban vacíos.

- Se le ha desabrochado la bota…


¿Cómo lo sabía? no lo podía ver, pero había escuchado el repiqueteo de una de las hebillas en el suelo. Allí habían muerto dos hombres, un tercero estaba maltrecho, una mujer casi había sido víctima de robo y violación y ella misma había sido golpeada, pero todo cuanto tenía que decir es que a su salvador se le había desabrochado la bota. “Muy bien Erin, lárgate. Ya no sabes ni lo que dices.”

Desplazó el bastón por el suelo localizando el obstáculo mayoritario, el cadáver frente a ella y estremeciéndose una vez más lo esquivó andando despacio todavía procesando lo ocurrido. Cuando estuvo a un metro del cuerpo se detuvo de nuevo y giró apenas la cara dirigiendo sus palabras al extraño.

- gracias…que los dioses le bendigan.

No se dio cuenta que hablar en alto de los dioses la había delatado como Rebelde, en ese momento estaba casi en shock, así que no se preocupó por ese detalle hasta horas más tarde cuando lo recordó.




Cuando está oscuro (Kirtash) GJowVPq

Danerin XD:
Cuando está oscuro (Kirtash) Daneri10
Erin
Erin
Human

Ocupación : cocinera
Mensajes : 119

Volver arriba Ir abajo

Cuando está oscuro (Kirtash) Empty Re: Cuando está oscuro (Kirtash)

Mensaje por Kirtash el Vie Abr 05 2019, 18:46

La mujer parecía deliciosamente tensa. Se había mantenido completamente quieta mientras que él ejecutaba sus movimientos, y si bien es cierto que había esperado que ella se marchase de manera más rauda; no lo hizo. Eso le sorprendió a la par, desconcertó un poco. Sabía que estaba tensa, sabía que estaba nerviosa, pero ella.. no lo aparentaba. Guardaba dentro de sí esas reacciones, o al menos era algo que le pareció. Se alejó y se separó de él; por supuesto, actitud que permitió al mantenerse quieto, para símplemente observar cómo ella se giraba. ¡Vale! Eso tenía una segunda intencionalidad: para él una mujer era hermosa de dos maneras distintas, ya no entrando en temas de ropajes y en temas de gestualidad. Una mujer era hermosa cuando se acercaba hacia tí, por su mirada, por su sonrisa, por ese deje que hace el pelo al caer por el lado de su cuerpo, incluso por el sutil bamboleo de sus senos; y también era hermosa cuando se alejaba. Pues si algo no se puede evitar es el cadencioso movimiento de sus caderas, la curva de su espalda, y el roce de sus cabellos que parecen querer lamer su piel.

Kirtash la observó y recorrió su espalda con su mirada para posarla sobre sus largas piernas. Se humedeció los labios levemente, sacando la lengua de éstos para recorrer los mismos; el gesto no lo pudo evitar. El olor; el olor de ella era singular. Olía a lavanda, olía... No. No era su olor natural. ¿Cuál era realmente su olor natural? Sabía que ese aroma era artificial. Sus manos olían a ese olor, su cuello.. tenía un deje a lavanda. ¿Puede que porque ella hubiese tocado lavanda y se la hubiese llevado al cuello? Su mejilla olía a otra cosa completamente distinta, quizás ese sí que fué de verdad el rastro que tenía que seguir. Curvó los labios en una sonrisa entonces cuando..

La escuchó. Escuchó sus palabras y entonces abrió los labios. - ¿Qué? ¿Que se me ha..? - Se rió. Su risa fué sincera y también divertida. La situación había sido surrealista. Un callejón oscuro, siniestro, tres hombres, dos apunto de violar a una mujer y el tercero apunto de asfixiar a la otra. Alguien que entra, realiza una matanza, deja a uno con vida.. Una de las mujeres sale con pies en polvorosa y la otra.. fría como un témpano se mantiene estoica, y todo lo que tiene que decir a esa persona, a ese frío asesino es.. "Se le ha desabrochado la bota..." ¡¡Tronchante!! Kirtash se rió durante algunos instantes para después bajar la mirada hacia el suelo y corroborar si lo que dijo la mujer era cierto o no. Inicialmente pensaba que no era así. Si estaba ciega.. ¿cómo iba a detectar eso? Claro que había pequeñas variables con las que él no había contado; variables que solo alguien con agudos sentidos podía captar. - Y.. es completamente cierto. Desde luego, parece que ésta vieja bota empieza a pedir a gritos que la arreglen. - Dijo mientras que se agachaba, para después tomar la hebilla y empezar a anclarla en su lugar, buscando así asegurar de nuevo la bota. Alejó la mirada de ella mientras que hacía eso, pero solo porque quería que ella, de nuevo empezase a alejarse, símplemente para tener de nuevo la oportunidad de disfrutar de esa visión.

- ¿Hmh? - Kirtash tras atarse la bota se reincorporó; había escuchado su agradecimiento y el resto de palabras que lo siguieron. Echó a caminar tras ella, pasando literalmente por encima de ese cuerpo, ignorándolo como si no estuviese, pero sin llegar a pisarlo, no queriendo así dejar su huella sobre el cadáver que yacía en el suelo. Se acercó hasta ella poniéndose a su lado, sin llegar de hecho a tocarla. - No tenéis por qué darme las gracias. Hice lo que tenía que hacer; como ahora, por ejemplo, que os acompañaré hasta vuestro destino. Noche oscura... calles sin mucha gente.. Si me lo permitís por supuesto. - Sonrió levemente un instante antes de mover su mano. Tomó, la mano femenina, la contraria a la que llevaba el bastón, y la guió hasta su brazo, para posarlo ahí, indicándole con ese gesto que podía apoyarse en él si lo deseaba. - Y si no, también. Además, es todavía pronto y podríamos disfrutar de una agradable charla, ¿no os parece?




Cuando está oscuro (Kirtash) M4c6zvs
Are you man or monster?:

Man or Monster? Clic Aquí
Habilidades desarrolladas:
- Transformación garras/manos.
Kirtash
Kirtash
Hybrid

Ocupación : Mercenario/Asesino
Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Cuando está oscuro (Kirtash) Empty Re: Cuando está oscuro (Kirtash)

Mensaje por Erin el Dom Abr 07 2019, 14:33

¿Cómo? ¿qué? ¿Acompañarla? ahora estaba a su lado, demasiado cerca como para obviar ese aroma característico a romero, sándalo y aceites. No hedía como aquellas alimañas del callejón, no detectaba ninguna nota característica que desvelase su oficio, tal como el olor a madera, pescado, cuero… Por un lado estaba tentada a salir corriendo, pero sería inviable, aunque conocía el camino, podría tropezar y él sería cien veces más rápido. Por otro, podía ponerse digna y decirle que quién se creía tras haber matado a un delincuente para tomarse esas confianzas con ella… finalmente nada de eso sucedió y simplemente se removió un poco tensa cuando la cogió de la mano y la enlazó en su brazo.

- Creo que no tengo elección ¿cierto?.- Su tono de voz era suave pero firme, no le había dado a elegir en verdad, pero era una certeza que ella también sentía. Sacó coraje de algún lugar oculto y continuó.- De haber querido matarme ya podría haberlo hecho, pero si en verdad es lo que va hacer ¿podría hacerlo rápido? no juegue conmigo, por favor.

Elevó la barbilla caminando a paso seguro hacia su casa, del brazo de un extraño armado que la había encontrado “sugerente” tras estar salpicada de sangre de un atacante al que le había rajado el cuello. Todo bien.




Cuando está oscuro (Kirtash) GJowVPq

Danerin XD:
Cuando está oscuro (Kirtash) Daneri10
Erin
Erin
Human

Ocupación : cocinera
Mensajes : 119

Volver arriba Ir abajo

Cuando está oscuro (Kirtash) Empty Re: Cuando está oscuro (Kirtash)

Mensaje por Kirtash el Dom Abr 07 2019, 22:33

La verdad era que Kirtash no le había dado opción; pero también era cierto que no había. Él no quería que ella sufriese otro.. percance.. como el que acababa de sufrir. La miró de soslayo un instante, tampoco es que tuviese motivos para disimular: La miraba. Sí. Disfrutaba de su rostro y también de sus expresiones. Pues seguramente, aunque ella no se daba cuenta, su rostro era bastante expresivo. Mostraba su.. intranquilidad.. Mostraba también algo de dulzura, y mostraba también desconcierto.

Sonrió levemente mientras que empezaba a caminar con ella para empezar a alejarse de ese callejón. Ese lugar no era seguro; en realidad la ciudad en sí no era segura, pero había sitios más tranquilos que otros. - Bueno, quiero disculparme por la.. noche tan agitada que ha tenido y.. - Iba a seguir hablando cuando ella lo hizo por él. Alzó una de sus cejas conforme iba escuchando sus palabras.

- Entonces, tú misma te has respondido: de haber querido matarte ya podría haberlo hecho. ¿Acaso quieres que te mate? ¿Por qué debería hacerlo? Habría sido más fácil dejar que ese hombre lo hiciese. - Respondió de manera tranquila mientras que seguía paseando con ella. Como desconocía donde quería ir ella, símplemente empezó a alejarse de ese lugar, tomando la calle que se dirigía hacia una de las principales. Hacía algo de brisa; agradecía la caricia fresca del aire, y ese aroma a húmedo que flotaba en el ambiente. Pues, aunque las temperaturas eran algo altas, cierto era que por las noches bajaban un poco. Volvería a llover pronto, lo notaba en el aire, y también en esa leve sensación sobre su nuca.

- Sabes.. No te he preguntado donde vamos; literalmente estoy paseando por la calle contigo. No es que me importe mucho, me gusta tu compañía, pero también es cierto que es algo tarde; quizás te están esperando o te dirigías hacia algún sitio. Entonces.. ¿dónde quieres ir? - Se detuvo, se paró entonces un instante mientras que ella le respondía, o más bien le aclaraba donde quería ir. Desvió la mirada hacia atrás para asegurarse de que estaban tranquilos, de que nadie les había seguido de ese callejón; Un par de muertes en una noche, ¿Era suficiente? La respuesta era que no, nunca era suficiente, pero.. no estaba solo. Debía algo de respeto a su compañía, y por supuesto, tener tiempo para estar centrado en ella. Se acercó entonces a un parterre cercano, parterre que estaba lleno de flores. Entrecerró levemente sus ojos y se agachó para tomar una de ellas.

Tras eso, se giró y se acercó de nuevo hacia ella. - Bueno, sé que ésto no va a conseguir alegrarte la noche, pero espero que al menos consiga hacer que lo pasado, sea más llevadero. - Alzó su mano y entonces tomó un par de esos mechones femeninos. Los recolocó con cuidado tras la oreja y alzó la flor que había cogido. Despacio, la colocó en el pelo, dejando que quedase cerca de su oreja, pillando así ese mechón de sus cabellos. Sonrió levemente antes de asentir. Quizás, esperaba que ella reaccionase de una manera especial ¿nerviosismo? Necesitaba que lo hiciese, pues apenas lo hizo, apenas deslizó esa flor entre sus cabellos, bajó sus dedos y le tomó de la barbilla.

Cuando está oscuro (Kirtash) 466ff0689a0e293705f25c09abf15ff0

- No te muevas. Permíteme un momento. - Tras rozar la barbilla femenina bajó sus dedos hacia su garganta y le tomó de la misma. Presionó levemente mientras que observaba directamente hacia la cara de ella. No; no pensaba ahogarla, no pensaba asfixiarla. De hecho, pareció masajear su garganta, buscando aliviar cualquier posible dolor o molestia que hubiese podido causarle. Sí; se dió cuenta de eso, y sí, buscó distraerla, para.. aprovechar el momento y explorarla. Sonrió levemente. - Parece que no te ha hecho nada. Solo apretó. Bien.. No hay nada que lamentar más que un susto. -Tras rozar de nuevo su garganta con ese particular cuidado, retiró los dedos de ella, no queriendo molestarla más. Sí, seguramente su cuerpo hubiese reaccionado, seguramente ella habría tragado inconscientemente.. la piel de su cuello se habría encrespado.. su respiración se habría agitado.. Era inevitable, pero no quería eso. Disfrutó, enormemente de eso, pues ella reaccionaba de una manera tan.. inocente.. como natural. Tan natural como la flor que le había puesto en el pelo. Su aliento por esa cercanía rozó de nuevo la cara de ella; bañó sus labios. Pero.. no rompió la distancia para acercarse. Se mantuvo así.. ¿cuidándola?




Cuando está oscuro (Kirtash) M4c6zvs
Are you man or monster?:

Man or Monster? Clic Aquí
Habilidades desarrolladas:
- Transformación garras/manos.
Kirtash
Kirtash
Hybrid

Ocupación : Mercenario/Asesino
Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Cuando está oscuro (Kirtash) Empty Re: Cuando está oscuro (Kirtash)

Mensaje por Erin el Dom Abr 07 2019, 22:43

El camino hacia su casa comenzaba en la calle grande del socavón, desde allí tenía al menos quince minutos hasta el hogar que compartían Dantalian y ella y allí precisamente es a dónde se dirigían, porque no iba a molestar a Ainhoa tras el percance.

- Sólo quiero llegar a mi casa y limpiarme la sangre… me… me estarán echando de menos.- Mintió porque en la guarida del dragón no habría nadie cuando llegasen, pero eso Kirtash no tenía por qué saberlo.

Obviamente estaba nerviosa, no conocía de nada a aquel hombre que si bien la había salvado junto a la otra mujer atacada, no era menos cierto que había asesinado a sangre fría a dos tipos y casi a un tercero. Y se atrevería a decir que lo había disfrutado, así que su noche ideal no pasaba por ir colgada del brazo de un asesino. Inspiró hondo mientras caminaban y cuando el extraño se detuvo ella lo hizo también. Lo que no esperaba es que se tomase las confianzas de ponerle una flor en el pelo y se tensó. Dio un respingo cuando los dedos del rubio se deslizaron por su cabello y su barbilla, depositando allí el presente.


- es un trébol azul…- la flor en verdad se llamaba Hepatica Nobilis y crecía en los bosques húmedos como los que rodeaban a Talos, ella la utilizaba a menudo para decorar algún rincón de la casa, o incluirla en algún jabón de flores. tenía propiedades para el hígado, de ahí su nombre, pero ella no era curandera, sólo la usaba por su bonito color. El azul era su favorito, como el pelo de Dan, como el cielo y el mar, era el color de muchas cosas bonitas.- Gracias.- murmuró a media voz porque realmente no sabía qué decir, todo estaba siendo muy extraño y prefería ser educada que entrar en un ataque de histeria, las cosas podrían ponerse feas.

No contento con abrumarla regalándole una flor en el pelo, pasó sus dedos por la garganta cerciorándose de que no tenía daños y que la sangre que resbalaba por su piel no era de Erin. La sacudió un leve temblor y ya no pudo aguantarse más.

- ¿puede…? puede dejar de hacer eso ?… me está poniendo nerviosa. Le agradezco mucho su intervención, de verdad, pero no le conozco de nada y… mi señor se lo gratificará apropiadamente… ¿por… por favor?

Se sentía idiota completamente porque no entendía nada de lo que estaba pasando allí, tenía la sensación de que estaba siendo víctima de un juego mucho peor que el de los asaltantes del callejón, porque aquellos se les veía venir, pero el extraño rubio parecía estar jugando como un gato juega con un ratón antes de engullirlo.

- ¿Tiene nombre? me gustaría saber con quién estoy hablando.




Cuando está oscuro (Kirtash) GJowVPq

Danerin XD:
Cuando está oscuro (Kirtash) Daneri10
Erin
Erin
Human

Ocupación : cocinera
Mensajes : 119

Volver arriba Ir abajo

Cuando está oscuro (Kirtash) Empty Re: Cuando está oscuro (Kirtash)

Mensaje por Kirtash el Lun Abr 08 2019, 01:41

- Interesante - Pareció susurrar de manera muy lenta, como si de esa manera consiguiese paladear cada sílaba que estaba saliendo de sus labios. ¿Jugar? No es que estuviese jugando; o si lo estaba haciendo era al juego de conocerla. Ella no se estaba dando cuenta pero le estaba revelando muchas cosas de manera inconsciente. De hecho, se estaba abriendo ante él de una manera tremendamente íntíma.

Y es que el cuerpo, no mentía. Esa tensión de ella, de sus músculos, de su cuerpo, denotaba que no estaba acostumbrada a las caricias. El no sonrojarse o que no apareciese el rubor sobre sus mejillas cuando la tocó, le dejó bien claro que no sentía esas caricias como algo erótico o sexual. El que ella, cuando le tocó, no tragase apenas, le dejó también sentir que estaba manteniendo una.. fachada.. para no derrumbarse. Eran pequeños detalles que él mismo era capaz de ver. ¿Un juego? Todo era un juego en esa vida. Un juego en el que los crueles dioses, no eran sinos unos vagos espectadores que disfrutaban con las desgracias ajenas. Un juego que él, estaba apunto de cambiar.

- Realmente... interesante. - Susurró de nuevo antes de retirar la mano de su garganta, dejando tras de sí un sutil roce de nuevo. - Desde luego, disculpa. Me llamo Kirtash, y soy.. un hombre para todo. -Sonrió otra vez para después volver a separarse y tomar la mano de ella; como si fuese un particular baile, movió la pierna adelantándose un poco y llevó esa mano femenina hacia su brazo para que se agarrase al mismo. - Curiosa presentación la mía. ¿No te parece? Sobre todo viendo lo que ha pasado antes. Corramos un pequeño velo, ¿de acuerdo? Y centrémonos en el presente. -Asintió ligeramente mientras que empezaba a caminar con ella de nuevo dejando que ahora, otra vez, ambos empezasen a disfrutar de un paseo tranquilo bajo esa luz de la luna.

Kirtash entrecerró sus ojos pues captó un delicioso aroma. Ese aroma de las flores.. que se entremezclaba con el lejano aroma de la sangre. Esa mezcla le excitaba, le encantaba; sensualidad con brusquedad. Sensualidad con salvajismo. Se quedó unos instantes en silencio mientras que caminaba con ella antes de hablar de nuevo. - Efectivamente, es un trébol azul, aunque en otros sitios lo llaman de otra manera. Lo llaman: Poseidonia azul. Por una vieja leyenda de los mares. Una.. hermosa leyenda. -Asintió un poco, como si eso fuese algo tan confidencial, que muy pocos conocerían. - Peeero, no. Lo siento. Tiendo a romper demasiado.. ¿el espacio personal? cuando algo me llama la atención, o alguien está herido. Digamos que es superior a mí. Un.. defecto que no puedo solucionar. -Sonrió de manera un tanto canallesca para después mover ligeramente su mano; la contraria al brazo al que ella estaba agarrado.

- Tu "señor" me gratificará apropiadamente.. Eso has dicho. ¡Vaya! ¿Crees que podría ser demasiado descarado pedirle algo de comer.. caliente.. y elaborado para variar? - Se rió entonces de esa manera tranquila y tan natural suya antes de humedecerse los labios. - La verdad es que suena bastante.. bien. O un baño en una de esas grandes bañeras... Muy relajante.. Y.. ¡Oh! -Sonrió otra vez para mirarla de soslayo y entrecerrar sus ojos, como si algo estuviese en su mente. - Eres... un bien muy valioso.. - Añadió de manera lenta para después echarse a reir otra vez. - Pues la verdad es que siento decepcionarte, pero mas allá del baño... ¡y de que arreglen mis ropas! Creo que no quiero nada. Me gusta conseguir las cosas por mí mismo, llámame tonto.




Cuando está oscuro (Kirtash) M4c6zvs
Are you man or monster?:

Man or Monster? Clic Aquí
Habilidades desarrolladas:
- Transformación garras/manos.
Kirtash
Kirtash
Hybrid

Ocupación : Mercenario/Asesino
Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Cuando está oscuro (Kirtash) Empty Re: Cuando está oscuro (Kirtash)

Mensaje por Erin el Mar Abr 09 2019, 22:22

Comida caliente, un baño o remendar su ropa…Claro ¿ y qué mas? ya que estaba, podía masajearle los pies, recortarle la barba (Porque tenía barba…¿no?) o traerle un vaso de whisky.

- ehm… yo… soy la cocinera del señor Dantalian, seguro que no pone ninguna objeción en invitarle a comer.- Tenía que sacar balones fuera, no se diera el caso que quisiera cobrarse el favor ya mismo cuando llegaran y descubriera que en verdad estaban solos. No podía invitar a pasar a un extraño, y que les robase o algo similar. Aunque debía ser muy tonto quien se metiera en la guarida de un dragón a robarle en sus mismas fauces.- Me llamo Erin…y creo que es usted un cara dura si pretende bañarse en la bañera del señor.

Conforme lo dijo apretó los labios y abrió los ojos desmesuradamente, se le había escapado sin querer, pero ese atrevimiento sobre lo de la bañera la llevó a imaginárselo tumbado como un rey y cubierto de espuma en la tina, en lugar del peliazul.

- Como encuentre pelos rubios me va caer una buena bronca, no puedo dejarle entrar al baño…- se apresuró a aclarar mientras estaban ya llegando a la entrada de la pequeña casa. ¿Cómo sabía que era rubio? simplemente lo sabía. Si Kirtash esperaba una mansión, estaba muy equivocado, ocupaban una casita de piedra cerca de la tienda de antigüedades, tenía tres plantas, un patio trasero y era amplia sobre todo para dos personas, pero nada de un lujo desmesurado. En ocasiones venía la señora Thraw a hacer la limpieza más a fondo, aquello que Erin no veía o que Dan no la dejaba hacer porque consideraba peligroso (como por ejemplo subirse a una escalera a limpiar las lámparas), y su hijo Wilder les ayudaba en las tareas más pesadas. Pero mayoritariamente era la joven la que llevaba la casa y se había acostumbrado a hacer las tareas de una forma eficiente a pesar de la discapacidad.




Cuando está oscuro (Kirtash) GJowVPq

Danerin XD:
Cuando está oscuro (Kirtash) Daneri10
Erin
Erin
Human

Ocupación : cocinera
Mensajes : 119

Volver arriba Ir abajo

Cuando está oscuro (Kirtash) Empty Re: Cuando está oscuro (Kirtash)

Mensaje por Kirtash el Mar Abr 09 2019, 22:50

- Oh - El hombre sonrió; curvó los labios en una sonrisa enigmática mientras que seguía caminando con ella de esa manera tan tranquila. Sí, definitivamente ella no se daba cuenta de que le estaba contando todo; de que le estaba contando incluso sus preocupaciones. También era cierto que él era un canalla, y ciertas cosa le salían solas. Movió ligeramente su mano para rozarse la barbilla, de esa manera distraida mientras que iba paseando. - Así que tu señor se llama Dantalian - Añadió con calma antes de ladear la cabeza. Al hacerlo uno de sus mechones cayó por su cara, cubriendo ligeramente uno de sus ojos; sonrió otra vez y entonces se detuvo. - Erin. Un hermoso nombre. Quizás acorde a una hermosa dama. No te lo voy a negar. ¡Has acertado! Soy un cara dura. Pero creo que no llegaría a tal extremo. Se lo.. recelosos.. que se ponen ciertas personas cuando invades su territorio, así que seré un poco cauto. Digamos que.. tu señor, me debe un favor, ¿de acuerdo? Con eso, me daré por pagado. Aunque tengo que decir que es un pago bastante nimio, para algo tan preciado como tú. -Reconoció literalmente para después volver a mirar hacia adelante. - Quizás entonces añada a las cláusulas un beso. Parece más justo. ¿No te parece? Un beso tuyo por supuesto. -Aclaró no fuera que pudiese dar lugar a confusión.

- Lo vuelves a hacer. Me sorprendes con tu habilidad. Eres capaz de ver.. sin ver.. Y reconoces colores. Eso quiere decir que no naciste así, sino que te.. convertiste, por algún motivo. - Él solo iba hilando las cosas conforme ella hablaba, pues aunque no se daba cuenta le estaba contando todo. ¿Qué esperaba él? El no esperaba ninguna mansión ni ningún sitio lujoso; realmente esos lugares le agobiaban, y había observado al estar cerca de ella los ropajes de la joven; de tener.. un lugar realmente lujoso, los vestidos de ella deberían de ser acordes, ya que, no en vano, un amo, tiene siempre a sus criados, como muestra de sí mismo. Forma parte del ego de los amos.

Una lógica que es imposible de refutar. Observó la casita cuando llegaron; la recorrió con su mirada y observó la tienda que estaba cerca. - Antigüedades.. curioso. ¿Debo suponer que el señor Dantalian es el propietario? - Era lo normal al estar tan cerca de ese lugar. Casa y tienda juntas. Facilidad para gestionarlo y facilidad para compaginar trabajo con descanso.

- ¿Por qué te va a regañar por encontrar pelos rubios? -Alzó una de sus cejas pues eso le causó diversión- Digo yo, que si los cabellos se los encontrase en su cama.. O sobre tí.. sería completamente distinto, pero.. ¿en un baño? -Movió levemente la mano quitándole importancia. - Bien.. Tu señor es bastante posesivo con sus cosas. Su santuario, es su santuario y le gusta tenerlo.. a su manera.




Cuando está oscuro (Kirtash) M4c6zvs
Are you man or monster?:

Man or Monster? Clic Aquí
Habilidades desarrolladas:
- Transformación garras/manos.
Kirtash
Kirtash
Hybrid

Ocupación : Mercenario/Asesino
Mensajes : 58

Volver arriba Ir abajo

Cuando está oscuro (Kirtash) Empty Re: Cuando está oscuro (Kirtash)

Mensaje por Erin el Vie Abr 12 2019, 19:19

-¿Quéee…?!! Ni hablar!! yo no soy una cualquiera que va regalando besos por ahi….si has creído en algún momento que pudiera serlo, vas listo!!!.- Cuando le dijo eso, la joven perdió la compostura dejando el trato de “usted” de lado y hablándole como cuando le hablaba a Wilder, que era su amigo y estaba en plena edad del pavo. Asintió levemente cuando le preguntó si el dueño de aquella casa era el mismo que el de la tienda de Antigüedades, a fin de cuentas Dan era un dragón conocido, sus padres eran de la alta sociedad y aunque él era “independiente” no dejaba de ser la descendencia de una regia familia.

Fue entonces cuando el rubio le preguntó con toda la intencionalidad si el problema de encontrar cabellos ajenos era por el lugar o por ser ajenos, y Erin estalló.- ¡Oh, sí! desde luego que eres un canalla!! Eso no pasará porque no vas a dormir en su cama ni… ni sobre mi…¡¡me estás confundiendo y ya no sé ni lo que digo!!!

Soltó su brazo cuando notó la verja de la casa cerca y se afanó en buscar en su bolsillo la llave. ¡Maldita fuera! ¿Dónde la había metido? ¿Se le habría caído en el suelo del callejón? no la había oído tintinear. No, no era eso, es que Kirtash la ponía nerviosa. Resopló y abrió las palmas de la manos murmurando.

- vale… ya está… deben estar aquí.- Volvió a meter las manos en los bolsillos de la falda del vestido porque no conseguía encontrarla, no era muy grande y se había metido entre los pliegues del forro que conformaban la prenda.




Cuando está oscuro (Kirtash) GJowVPq

Danerin XD:
Cuando está oscuro (Kirtash) Daneri10
Erin
Erin
Human

Ocupación : cocinera
Mensajes : 119

Volver arriba Ir abajo

Cuando está oscuro (Kirtash) Empty Re: Cuando está oscuro (Kirtash)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.