Novedades

- (19/09) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (19/09) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
Fortuito. (Priv. Arstan) G2TiwGkZ_o
06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Time Of Heroes
 photo untitled45.png Fortuito. (Priv. Arstan) AO1UJIQ Expectro Patronum
Legends

60/64

Afiliados Normales


Fortuito. (Priv. Arstan)

Ir abajo

Fortuito. (Priv. Arstan) Empty Fortuito. (Priv. Arstan)

Mensaje por Olayinka el Sáb Mar 30 2019, 22:15

La estación húmeda estaba brindando un par de días de asueto respecto al clima. Contra todo pronóstico se auguraba un día de nubes sin precipitaciones, momento que los comerciantes habían aprovechado para montar uno de los numerosos mercados a pie de calle que eran habituales en Talos. Los talleres estaban abiertos, los compradores dispuestos, y los más espabilados ya estaban preparando sus habilidosos dedos para coger las sobras y lo que "se caía" de los bolsillos de los señores que pretendían llevarse los productos de mejor calidad a manos llenas, ahora que por fin se daba una oportunidad. A nadie le gusta embarrarse los pies en el fango para comprar una lechera, un poco de pigmento o algún remedio para el frío de los huesos en la botica, cuando puede llevárselo todo de una vez bajo un hermoso y atípico cielo azul salpicado de algodonosas nubes blancas.

Kabir y Olayinka habían salido con un objetivo muy claro ese día. Encontrar algún herrero y orfebre capaz de recomponer el arma que la dama había aceptado como pago a los servicios de uno de sus artistas. Buscaba una serie de habilidades muy concretas y exquisitas, y estaba dispuesta a pagar un justo precio por ellas, porque sabía que acabaría ganando mucho más si invertía un precio razonable en repararla. Debía encontrar a alguien capaz de reparar el filo de manera que la guarda que se había hecho a medida continuara siendo apta para su función sin retoques. Se trataba de cuero repujado con incrustaciones, y tanto la vaina como las piezas del cinto estaban hechas de excelente acero. Habían engarzado unas cuantas piedras en el mango que se habían desprendido, y necesitaba un buen pulido y afilado. Talos era el epicentro de la sociedad, y si había alguien capacitado para repararla, seguro que estaría allí.

Destacaba entre la multitud, que solía vestir con colores apagados con algún detalle de color, al contrario que ella. También por su altura, que era considerable. Portaba una prenda única que recordaba a una mezcla extravagante de un vestido sencillo y un sari. La prenda inferior en verde primavera tenía bordados con motivos geométricos, y la superior de colores asalmonados que cruzaba su hombro estaba rematada con un hermoso ribete de color dorado, a juego con el fino collar de hilo de oro con una esmeralda que cubría su cuello. Sus sandalias de correas abrazaban toda su pierna hasta la rodilla. Avanzaba por el mercado con apariencia distraída, pero sabiendo bien dónde mirar. Saludaba a sus conocidos de negocios, y prestaba atención a los precios y trueques que se sucedían a su alrededor. Había tomado precauciones antes de salir, y entre las capas de ropa y ceñido a su cintura contra su piel guardaba un pequeño saco de terciopelo en el que había metido las piedras que se habían desprendido de la empuñadura de la espada.

- Presta atención, Kabir. Pronto llegaremos a las orfebrerías. Si encuentras al que mejor trabaje su oficio antes que yo, te regalaré la noche. - el joven pareció revitalizarse, tras la apuesta. Le agradaban ese tipo de juegos, mantenían a sus protegidos contentos y excitados. Además, Kabir era comedido en sus vicios. Solía pensar en él como el número dos, y no sólo por que era el lugar que parecía ocupar. Una buena noche para Kabir se resumía en dos buenas cervezas, dos tetas que besar, y dos piernas con que rodearse la cintura. Avanzó unos pasos por delante de ella al trote, haciendo que la dama sonriera. Si seguía así, acabaría chocándose con algún mercader despistado que no le viera.
Olayinka
Olayinka
Dragon

Ocupación : Mercader
Mensajes : 69

Volver arriba Ir abajo

Fortuito. (Priv. Arstan) Empty Re: Fortuito. (Priv. Arstan)

Mensaje por Arstan el Dom Mar 31 2019, 12:26

Había pedido el día libre a su ama para poder pasar el día de mercado con su familia, con la clara precaución de que nadie la reconociese como esclava de la misma, no quería crearle problemas, así que se recogió el cabello de tal manera que pareciera corto y la pudieran confundir fácilmente con su hermano o con un hijo menor de su propio padre.

Había ido a ayudarles apenas estaba despuntando el alba asegurándose de conseguir uno de los mejores lugares, y de abrir las ventanas de su hogar para que vieran la fragua. Sabía que su hermano se encargaría perfectamente de vender las pequeñas delicias que construían simplemente para los días como aquellos, mientras su padre se encargaba de seguir martilleando para llamar la atención de cualquier transeúnte, todos querían saber que estaba haciendo un herrero, como conseguía moldear el metal tan fácilmente, sabía que era casi hipnótico todo el proceso.

Dejo a su padre encargarse de los fuegos mientras ella corría del puesto al hogar para llevar todos los objetos extras que prenderían vender aquellos días. Coloco una fila de cajas para que su hermano se sentara en ella mientras lo abrigaba como si fuera una madre, antes de dedicarle una sonrisa. – Deja que me preocupe....¿Seguro que no pasaras frio aquí fuera?....

Vio a su hermano negar suavemente abrigado de sobra, era el mejor vendedor de los tres, y desde que había entrado al servicio de la dragona y los médicos habían empezado a tratarlo su rostro tenía mucho mejor color. Asintió y miro el puesto más cercano que vendiera pan recién hecho y algo caliente para calentar el cuerpo, su hermano se encargaría de colocar todo sobre la mesa. Iba tan acelerada en aquel momento que no vio el cuerpo de la persona con la que choco y que casi la tiro al suelo, a ella misma y al otro. – ¡Lo siento!




Fortuito. (Priv. Arstan) J1fSPoS
Arstan
Arstan
Human

Mensajes : 37

Volver arriba Ir abajo

Fortuito. (Priv. Arstan) Empty Re: Fortuito. (Priv. Arstan)

Mensaje por Olayinka el Lun Abr 01 2019, 19:42

La emoción de Kabir acabó en el encuentronazo inevitable de otro transeúnte que recorría las calles con la misma impetuosidad que él. Alzó las cejas en un gesto de sorpresa al escuchar el estruendo, y su rostro dibujó una sutil sonrisa cuando se aproximó a los dos jóvenes tendidos en el suelo, que se sacudían. La muchacha pidió disculpas de manera inmediata, pero Kabir se mostraba más preocupado por encontrar la pieza que había descuidado por un momento. La sujetó con ambas manos y miró la empuñadura. Luego la desenvainó, rogando a cualquier deidad en la que creyera que no se hubiera partido por la mitad. El golpe fue mas duros para ellos que para la espada, por suerte. Con un suspiro de alivio volvió a guardarla y sólo entonces comenzó a prestar atención a la joven que se disculpaba.

Al llegar hasta ellos, la mujer tendió ambas manos con las palmas hacia arriba, ofreciendo una a Kabir, y la otra a Arstan, con la intención de ayudarlos a levantarse si las tomaban.

- Un excelente encontronazo. - sugirió, valorando aquello como si se tratara de una pieza de baile que pudiera juzgarse por compás, figuras, medidas o ejecución. Su expresión se mostraba serena, con una amigable sonrisa en el rostro. - Espero que no os hayáis herido. ¿Os encontráis bien? - Kabir se levantó asintiendo, pero no cogió la mano de la dama, si no que se levantó con rapidez por si mismo. Ella no lo consideraba un desprecio. Conocía a su protegido lo bastante como para tener la certeza de que en ese momento la vergüenza mas intensa le estaba haciendo presa. Algo que se evidenció en el sonrojo que se encendió en su rostro moreno.

- Lo lamento mucho, señorita. - añadió agarrando la espada contra el pecho, con una suave inclinación de cabeza.

Por el momento, ninguno de los dos había advertido ninguna marca de esclavitud, por lo que consideraron que se trataba en el mejor de los casos de una atareada mercader, y en el peor, de una vulgar ladronzuela a la que habían interrumpido en su carrera de escape.

- No sabía que tu emoción rozara esos límites. Podías haber pedido un día de asueto, si tanto lo deseabas. - sugirió la dragona inclinando la cabeza hacia Kabir con elegancia, para luego contemplar de nuevo a la joven. - Lamento que la hayamos interrumpido en sus quehaceres. Pero ya que así ha sucedido, ¿Me permite una pregunta? ¿Conoce los talleres de esta zona?- preguntó con un tono suave como la caricia de una pluma. - Busco un herrero que pueda reparar esta espada, y un orfebre que arregle los engastes. Quizá pueda sugerirme de alguno, si es que conoce.
Olayinka
Olayinka
Dragon

Ocupación : Mercader
Mensajes : 69

Volver arriba Ir abajo

Fortuito. (Priv. Arstan) Empty Re: Fortuito. (Priv. Arstan)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.