Novedades

- (18/06) Ya están disponibles las novedades de Julio.

- (15/06) Ya podéis pedir Los Dracs de Julio.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» De lo mas normales (Priv) Tyra
Break the chain (Autoconclusivo)  EmptyHoy a las 10:44 por Tyra Falk

»  A pirate's mercy [Noctilus]
Break the chain (Autoconclusivo)  EmptyHoy a las 10:02 por Noctilus

» Suicide Squad of Fire (PRIV) CERRADO
Break the chain (Autoconclusivo)  EmptyHoy a las 08:31 por Corvinus

» ¿Qué estás escuchando? v2.0
Break the chain (Autoconclusivo)  EmptyHoy a las 07:41 por Rayden

» Redención (I) | Qalona y Viktor Vasko || +18
Break the chain (Autoconclusivo)  EmptyHoy a las 04:44 por El Juglar

» Un pestañeo (Joe)
Break the chain (Autoconclusivo)  EmptyAyer a las 21:39 por Rathian

» In the dead of Night (Rayden)
Break the chain (Autoconclusivo)  EmptyAyer a las 18:10 por Rayden

» Draconians por Cerrar Temas
Break the chain (Autoconclusivo)  EmptyAyer a las 17:59 por Hermes

» Our last night (+18) [Alaric]
Break the chain (Autoconclusivo)  EmptyAyer a las 16:35 por Derek

» Where the good times gone? [Trystan]
Break the chain (Autoconclusivo)  EmptyAyer a las 16:06 por Derek

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
Break the chain (Autoconclusivo)  G2TiwGkZ_o
06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Time Of Heroes
 photo untitled45.png Break the chain (Autoconclusivo)  AO1UJIQ Expectro Patronum
Legends

51/64

Afiliados Normales


Break the chain (Autoconclusivo)

Ir abajo

Break the chain (Autoconclusivo)  Empty Break the chain (Autoconclusivo)

Mensaje por Ariakas Verminaard el Vie Feb 15 2019, 16:14




“On the promised day, both, the Army and the Marines will make their move…”


El mensaje había sido escrito en un trozo de papiro, tan delgado y frágil que si se mojaba este quedaba apenas como una plasta blanca con manchones negruzcos de tinta corrida, el mensajero podía arrojarlo al agua, quemarlo o tragarlo.

Los mensajeros que lo llevaban eran soldados entrenados bajo la tutela del general, un círculo cerrado y clasificado como “los problemáticos” de la armada, soldados que habían mostrado insubordinación, rebeldía y comportamientos que a los ojos de otros no eran correctos para un soldado, por esa misma razón habían sido asignados a los trabajos más bajos de la armada y el Sanguinario mantenía una firme correa alrededor del cuello de estos miembros. Más lo que al exterior parecía un correctivo eficaz, tenía una intención mucho más profunda, pues Ariakas los había seleccionado especialmente por sus motivaciones, siempre prefiriendo proteger a los civiles antes que obedecer órdenes, esto los había vuelto adecuados para la tarea, pues sus motivaciones eran reales y firmes lo cual los volvía leales al Verminaard y al plan de la revolución, así como su historial problemático los volvía...descartables.

La estrategia había funcionado hasta ahora, pues ninguno había sido imprecado y los mensajes entre los puestos de avanzada y los cuarteles fuera de Talos habían permanecido intactos. Ariakas durante esos dos años había trabajado ardua y duramente para poder elevar a puestos altos a aquellos soldados que habían sido leales a los ideales, que habían apoyado la revolución. No había sido fácil por supuesto, por cada nuevo aliado y agente que adquiria, tres lealistas surgían. Pero su trabajo había dado frutos.

Los programas de entrenamiento e intercambios habían dado los resultados que él buscaba: para los ojos de la corona los soldados eran más efectivos, disciplinados y fieles, esto se reflejaba en los dos años de eventos públicos libres de disturbios y la baja de criminalidad. Internamente, dichos programas le permitieron al general ubicar a los elementos más valiosos, ir filtrando soldados, conformar escuadrones de lealistas a los que sutilmente segregaba a trabajos más extenuantes, trabajos más “relevantes”. Mientras que los soldados que le eran leales a su nombre y que habían probado ser confiables, se ubicaban en escuadrones menos llamativos, escuadrones que constantemente eran enviados a ejercicios y puestos de avanzada para mejorar su efectividad. Ariakas mantenía a sus escuadrones de confianza entrenados, afilados, listos para cuando se diera la orden. Mientras que a los escuadrones lealistas los tenía mimados, embotados, les daba el dulce sueño del soldado fiel a la corona, sutil e indirectamente rompiendo su organización, haciéndolos inefectivos para que cuando llegase el día no tuviesen oportunidad contra aquellos a los que había llevado más allá del límite.

Luego estaba el ejército joven. La recolección de todos los niños y jóvenes humanos en situaciones de calle. Ante la corona se mostraba como un campo de concentración infantil, a los ojos de los dragones más fieles era un semillero de futuros Inquisidores, soldados y posiblemente esclavos fieles y leales a la reina y la corona, así como un medio de contención útil, los humanos se mostraron, al menos hasta el día de la última fiesta, menos propensos a levantarse. Pero muy secretamente, se planearon programas de evacuación y se entrenó a estos pequeños “soldaditos de juguete” para guiar a los humanos más vulnerables fuera de la ciudad, a puntos seguros establecidos en las afueras de Talos. El ejército joven era un seguro para la corona, pero durante esos dos años, Ariakas los había vuelto su As bajo la manga.

Luego estaban los barcos. La caída de los altares fue un traspiés que por un momento parecía amenazar la estrategia de traer a los soldados confiables desde Krossan y los puestos de avanzada en las ristras isleñas entre Talos, Isaur y Eden. Pero Armand, el antiguo Almirante, los había entrenado bien antes de su retiro, sin contar que bajo una cuidadosa planeación se establecieron elementalistas del agua, que si bien no podían controlar los mares, si leer las aguas lo suficiente para guiar a los barcos libres del peligro. Los barco disfrazados de programas de entrenamiento trajeron lenta e inexorablemente a los soldados confiables requeridos desde los puestos más lejanos, preparados para cuando llegase el momento.

Lo más complicado fue traer a los puestos de avanzada desde las zonas inexploradas, intercambiar a los soldados confiables por lealistas. Claro que allí Cedrik había tenido un gran éxito, inconscientemente llevó a salvo a los mensajeros y a los lealistas, trayendo de vuelta a los soldados confiables. Verminaard nunca le dijo sus intenciones al capitán, pero había utilizado su ambición a su favor, moviendolo como su alfil. Lo había hecho crear un escuadrón fiel a sus ideales, para localizar a quienes en verdad podían servirle fuera de la armada, y había sido un éxito. Ariakas por un tiempo se sintió mal por usar su amistad y admiración de ese modo, pero el fin justificaba los medios, no podía arriesgarlo más de lo que ya había hecho.

Su propia infamia, aquel sobrenombre que le diesen años antes con sus acciones en la plaza y la ignorancia jugaron un gran papel a su favor. Pues con la doble identidad de Abbelard localizó rápidamente a quienes serían los pilares de las capitanías de sus escuadrones confiables, ahora había un número reducido de lealistas entre los altos mandos, y se había encargado de alimentar sus egos lo suficiente para mantenerlos siempre los unos contra los otros. Dividir y conquistar. Unió a sus propios soldados confiables, enemistó a los lealistas.

Mirando desde la ventana en su oficina del castillo podía observar a los soldados custodiar a los esclavos humanos que recogían y limpiaban lo que había quedado del desastre de la fiesta de navidad. Algunos lealistas usaban látigos para hacerlos trabajar más rápido, y el, al igual que sus soldados en el patio, fruncía el ceño, frustrado por la espera...

Ansioso por esa señal. Esa orden. Sus soldados y sus marinos estaban listos. El estaba listo…

En sus oídos aún el murmullo de la última reunión de planeación

—Quien los ha cuidado?—
—Verminaard—
—Quien los ha protegido?—
—Verminaard—
—A quien le darán su lealtad?—
—Verminaard—
—A quien seguiran?—
—Verminaard—


No había sido un grito, había sido un murmullo acompañado de un ligero y muy suave golpeteo de copas mientras sus aliados más leales cerraban la junta con aquella declaración de fidelidad.

Todos quieren la Corona fuera…

El quería la Corona fuera…

Odiaba a los humanos...pero estaba luchando por ellos…

Sostenía la espada y el escudo…

Sólo la suerte podía decidir hacia qué lado tiraria aquella cuerda...

Break the chain (Autoconclusivo)  55a673e711b181b0a07524d4f454beb3




Break the chain (Autoconclusivo)  UPzoRae
Secret Garden:

Break the chain (Autoconclusivo)  KNFUY7KBreak the chain (Autoconclusivo)  WEGFSd2Break the chain (Autoconclusivo)  XsAkwu2

Old Life:

Break the chain (Autoconclusivo)  3jZW9B1
Break the chain (Autoconclusivo)  Ara1
Break the chain (Autoconclusivo)  A3kh2C1
Break the chain (Autoconclusivo)  WhJDDt8
Break the chain (Autoconclusivo)  FyENjnV
Ariakas Verminaard
Ariakas Verminaard
Dragon

Ocupación : General del Ejercito de los Dragones
Mensajes : 1349

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.