Novedades

- (15/03) Ya están disponibles las novedades de Marzo.

- (15/03) Ya podéis pedir Los Dracs de Marzo.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (31/01) ¡Finaliza la mini-trama Navideña! ¡Gracias a tod@s por participar!

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» Arstan (ID)
Hoy a las 06:46 por Letyko

» Olayinka, "La salpicada"
Hoy a las 06:35 por Letyko

» Draconians por Mes
Hoy a las 05:57 por Kya

» Afiliciones VIP (Élite)
Hoy a las 04:07 por Invitado

» Entre tus piernas.
Hoy a las 00:47 por Ororo

» El cliente siempre tiene la razón (Ororo)
Hoy a las 00:46 por Ororo

» A heartless with heart [Yasha]
Ayer a las 23:27 por Kenneth

» Empezando desde cero - Con Ainhoa
Ayer a las 23:25 por Sittiazus

» De mecha corta (Kenneth)
Ayer a las 22:48 por Kenneth

» ♥ Citas a ciegas ♥
Ayer a las 22:10 por Ainhoa

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png
Expectro Patronum

52/64

Afiliados Normales


Since when am I a damsel in distress? || Priv. Letyko

Ir abajo

Since when am I a damsel in distress? || Priv. Letyko

Mensaje por Aldrik el Lun Feb 11 2019, 23:26

Colchón. Se despertó sobre este, escenario muy diferente de cómo había pasado los últimos días. La altitud del sol en el cielo le confirmó que no era temprano, pero por una vez, despertarse de cara al medio día le dio igual. En la habitación, no vio al dragón y se permitió el remolonear un poco en la cama, observando el candelabro que colgaba elegante del techo. Nunca se acostumbraría a los lujos de la casa pese a que en los últimos meses había estado visitando con asiduidad. Vivir con Letyko le hacía sentir un burgués, si no fuese porque destacaba demasiado como para serlo, carecía del porte o las formas.

Se incorporó, bostezando, y buscó una de las batas, colocándosela sobre los hombros. No recordaba haberse metido en la cama la noche anterior así que imaginó que fue cosa del dragón. Con las brasas de la chimenea aún encendidas, el calor le molestó levemente, caminando hacia las puertas de cristal del balcón para dejar entrar un poco de aire. Sus manos fueron a tomar los pomos, girándolos, escuchando contrariado el click, choque del cerrojo, que impedía que abriese la puerta. Miró alrededor, seguro de que Letyko nunca había sido alguien propenso a cerrar el balcón, y tras insistir varias veces se apartó, dirigiendo la vista hacia la entrada de la sala. -
"¿Cerraste el balcón?" -preguntó, saliendo de la habitación, bajando las escaleras para buscar las puertas principales. Con las manos se cerró la bata, advirtiendo alguno de los esclavos a los que saludó con amabilidad. -Esto... ¿Señor? -Se extrañó de que lo llamasen así y giró el rostro hacia el muchacho que hablaba.- Ahm, el Señor ha dado órdenes de que no se le permita salir... las puertas están cerradas.

Todo encajó entonces, y el rostro del redimido mutó desde la extrañeza hasta la incredulidad. ¿Cerradas? ¿Encerrado? ¿Letyko lo había...? -¿Eso ha dicho? -Alzó una ceja, casi sintiendo una sonrisa escéptica abrirse paso en su rostro. Observó al muchacho retomar el camino a las habitaciones del servicio, y se giró hacia el portón, cogiendo el pomo con las manos y procediendo a tirar de él varias veces. Maldijo, escuchando chirriar los goznes, pero la puerta no se movió ni un milímetro. Su atención se desvió a las ventanas, tirando de estas, pero las encontró tan cerradas como las puertas.-  No me lo puedo creer. -soltó, mirando el salón de la casa, enfrentando la realidad: que el dragón se había asegurado de que no pudiese irse por ningún medio. -¿Qué pasa, ahora tengo cara de dama en apuros? -se quejó, apretando el paso hacia la cocina para hacerse el desayuno. -Lo mato -murmuró, resignado, echando mano del chocolate en polvo, pues si iba a estar encerrado bien pensaba consentirse. Vació más de lo que acostumbraba, colocando el cazo a hervir en el fuego, y se cruzó de brazos, apoyando el cuerpo en la encimera.





Let me go
Night changes
Sometimes we're like... yeah
His arms feel like home and I am homeless


Maybe I shouldn't try to be perfect, so in the end if I fall or if
I get through it all I just hope that it's worth it

Aldrik
Aldrik
Redeemed

Mensajes : 601

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Since when am I a damsel in distress? || Priv. Letyko

Mensaje por Letyko el Lun Feb 11 2019, 23:50

El dragón tenía obligaciones, no le llevarían tanto tiempo como otras veces y lo prefería así, porque tenía a Aldrik en casa por fin y había hecho algo que sabía molestaría al de ojos azules como el océano. Lo estuvo meditando mucho pero fue lo mejor para evitar que desapareciese tras lo de la noche pasada, porque fue todo bastante raro, no malo, pero un toque melancólico. No quería estar así con Aldrik, no cuando lo extrañó tanto que casi creyó un agujero aparecería bajo sus pies para tragárselo y acabar con el sufrimiento. Ahora le apetecía tener al redimido en casa una temporada, no sabía cuanto, pero unos días al menos, pudiendo este tener cualquier cosa porque Letyko era un inquisidor y un dragón de posición elevada, pero no salir, al jardín a lo mejor, pero le vigilaría de cerca, por muy exagerado que pareciese.

Aprovechó para comprar algo en el mercado, una especie de soborno para el chico, que cuando despertara seguramente se enfadase con él, porque lo trató como a un niño pequeño, procurando castigarle de esa forma, aunque no era un castigo como tal, no del todo, también era preocupación, como la sentía en el pecho, sabiendo que estaba metido en tanta mierda como él mismo. Se llevó unos dulces de chocolate, sus favoritos, así como otro surtido para que pudiera elegir y hasta le llevó una tableta de cacao del bueno, de Isaur y de Edén, ambos lugares, cada uno con sus matices, un cacao intenso y otro con un toque picante de la ciudad de oro, el de las tierras del desierto llevaba naranja o menta, toda una delicatessen que haría su boca agua.

No tardó en llegar a casa, entrando con su llave y cerrando tras eso, para dar las bolsas menos la del chocolate a sus esclavos y que guardasen todo, porque tenía que ver a Aldrik. La verdad es que pidió ayuda a uno de ellos y este le indicó, en un gesto mudo, que estaba por la cocina o el salón. Solo por eso supo que igual no estaba de humor el chico, pero bueno, que le funcionase el soborno sería toda una ayuda, la verdad, no quería enfadar a su chico, que bastante mierda habían pasado ya. Caminó alegremente buscando a este y cuando lo encontró, saludó con una sonrisa, algo más tímida, alzó enseguida la bolsa. -Buenos días, me han dicho que estarías por aquí, estaba haciendo unos recados y comprando algunas cosas que me apetecieron y pensé que te gustarían.- comentó, mirándole.
Letyko
Letyko
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 2078

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Since when am I a damsel in distress? || Priv. Letyko

Mensaje por Aldrik el Miér Mar 20 2019, 01:56

Si de normal se llenaba una taza de chocolate caliente, decidió consentirse, haciendo lo equivalente a dos. Tampoco es que tomase aquellas cosas a menudo, y dudaba que el dragón se molestase porque atracase un poco la cocina. Aldrik tenía la suficiente confianza como para poder permitirse aquel tipo de caprichos, por caro que fuese. Había sido el propio Letyko, hace unos años, quien le había enseñado lo que era el chocolate, y ahora solo debía cargar con las consecuencias.

Sintiéndose atrapado en jaula de oro, Aldrik suspiró, frotándose los ojos con el dorso de la mano. Seguía un poco somnoliento, recién levantado, sin haber hecho ademán por vestirse siquiera. Arropado en una de las batas del mayor, se acomodó mejor en esta, cerrándola, agradecido de la tela suave. Lo más parecido a aquello lo había tenido cuando era pequeño, en la aldea, una manta de lana que consiguió su madre en el mercado.

Pensó que era tentador hacerle el vacío cuando volviese, pero, pese al gesto, no pudo obviar el hecho de que lo había vuelto a acoger en casa sin preguntas. Sin importar el cómo había llegado. Había estado desaparecido cerca de una semana, desde los altares, y eso quizás justificaba los temores del dragón.-
No puedo ni enfadarme contigo -murmuró, llenándose una taza con el cazo, y se acercó a oler el cacao mientras se enfriaba.

No recordaba todo lo sucedido la noche pasada. Había tenido frío, mucho frío, y él lo había terminado llevándo a la bañera para que entrase en calor. Tras eso, no sabía decir cuando fueron a la cama. Quizá ni siquiera fue consciente, quizá fue cosa del otro, que lo llevó en brazos.  

Dio un sorbo, relamiéndose, y fue entonces que lo escuchó entrar, mirando al dragón sin caer en sus sobornos. -
Me encerraste.  -protestó, aunque no hubo enfado en su voz, solo falso teatro. -Tenía muchas cosas planeadas esta mañana, como escaparme de la casa, huir de ti e ir al mercado -exageró, sabiendo que el otro vería a través de la mentira. -No es justo lo que has hecho. -Se giró, sosteniendo la taza y no se cortó en hacerle ver que había echado mano ya de los dulces de la cocina. Tuvo cuidado de mantener la bata cerrada, pues si bien era algo muy sutil, estaba regañando al otro, no premiándole con buenas vistas. -No me iría sin avisar. Al menos no después de quedarme a dormir. No soy tan malo.





Let me go
Night changes
Sometimes we're like... yeah
His arms feel like home and I am homeless


Maybe I shouldn't try to be perfect, so in the end if I fall or if
I get through it all I just hope that it's worth it

Aldrik
Aldrik
Redeemed

Mensajes : 601

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Since when am I a damsel in distress? || Priv. Letyko

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.