Novedades

- (15/03) Ya están disponibles las novedades de Marzo.

- (15/03) Ya podéis pedir Los Dracs de Marzo.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (31/01) ¡Finaliza la mini-trama Navideña! ¡Gracias a tod@s por participar!

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png
Expectro Patronum

52/64

Afiliados Normales


Metiéndose en la boca del dragón. (Thyraxes)

Ir abajo

Metiéndose en la boca del dragón. (Thyraxes)

Mensaje por Luka Schubert el Lun Feb 04 2019, 16:28

Menos de 24 horas habían pasado, otra noche sin dormir marcándose en las ojeras bajo sus ojos y el cansancio pesando sobre sus hombros además de esa sensación, esa sensación que le decía que él no debía estar allí, que se estaba metiendo de lleno en la guarida del dragón y no tenía capacidad ni medios para huir luego aunque en realidad… No era ya tarde para eso?

Prácticamente se había escabullido de casa, no quería dar explicaciones a nadie, nadie debía saber de aquel dragón… Era la forma de mantener a salvo a su familia se decía y de verdad esperaba que fuera así.

Para cuando llegó a Talos ya era mediodía y sus pasos a partir de alli fueron algo vacilantes, no había ido nunca al Coliseo, bueno tal vez cuando huyó con Rata por toda la ciudad pero ni recordaba las vueltas que dio ese día, así que fue al único lugar que conocía bien de verdad, el mercado para pedir indicaciones, intentó no acercarse a los puestos donde mas le conocieran y preguntar a desconocidos y cuando tuvo las indicaciones fue hacía allí, Thyraxes le había dicho que su casa estaba al lado del Coliseo pero Luka seguía dudando de si sabría encontrar el lugar… Aunque sus dudas se despejaron rápido una vez que la enorme edificación estuvo ante él, se detuvo para mirarlo, nunca la había gustado el Coliseo, odiaba lo que era, lo que allí se hacía… Y sin embargo era imposible no sentirse intimidado ante la grandeza del lugar, era algo horrible sí, pero grandioso. Inspiró con fuerza y apretó los puños, no podía seguir dudando, empezó a acercarse al Coliseo sin que la sensación de peligro inminente lo abandonase pero ignorándolo, cuando estaba mas cerca pudo ver una edificación a su lado, una enorme mansión con un estilo arquitectónico idéntico y que identificó al momento como la casa del dragón.

Pudo notar toda la tensión en su cuerpo en cuanto alzó el puño y picó en la puerta, miró a la gente que pasaba por allí, nadie si quiera reparaba demasiado en el, cada uno iba a su mundo y en realidad el lo agradecía, no quería ser visto ni reconocido.

La puerta no tardó en abrirse y tras esta había un esclava, era joven, mas que el tal vez, tenía los cabellos rizados, la piel blanca y los ojos de color avellana, la esclava le miró de arriba abajo frunciendo un poco el ceño, mas que una señal de desagrado parecía estar confusa pero a Luka le hizo sentir mal igual, también se miró a si mismo, llevaba unas botas marrones manchadas de barro y arena, unos pantalones grises con tirantes algo desgastados pero aún en buen estado y una camisa que un día fue blanca pero que sin embargo ahora estaba  un poco amarillenta por el tiempo, de acuerdo que no era un túnica blanca e inmaculada como la de la esclava pero tampoco era como para mirarle así no?

- Que desea? -la voz de la chica lo sacó de sus ensoñaciones y le hizo estar alerta de nuevo-.

- Ahm… Soy Luka, el amo de la casa me concertó una cita para hoy aquí… -de repente se sintió algo inseguro, no se había equivocado verdad?- esta es la casa de Thyraxes dueño del Coliseo verdad?

- Sí, esta es -respondió la chica volviendo a mirarlo aunque ahora parecía que estaba buscando otra cosa en el pero Luka no sabía que- si el amo te ha dicho que vinieras seguro que te esta esperando… Pasa, le diré que has llegado, Luka verdad?

Luka asintió sin responder en voz alta y acompañó a la chica que le indicó que esperara dentro, en una sala claramente hecha para recibir visitas, la esclava miró un momento mas atrás de Luka, al suelo concretamente, estaba vigilando que las botas del granjero no ensuciaran el blanco mármol del piso, Luka ni lo notó.

- Espera aquí por favor, el amo no se demorara -dijo la joven marchándose para ir a buscar al dragón-.

Luka suspiró, se sentía tenso, miraba todo a su alrededor entre admirado y confuso, nunca había visto un lugar como aquel, era bello no podía negarlo pero parecía… fuera de lugar, como si no perteneciera a ese tiempo, no sabía definirlo pero todo ese mármol, las estatuas decorativas... Tal vez fuera arte de Issaur ?




Luka Schubert
Luka Schubert
Human

Ocupación : Granjero
Mensajes : 279

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Metiéndose en la boca del dragón. (Thyraxes)

Mensaje por Thyraxes el Jue Feb 07 2019, 18:21

El dragón había estado muy emocionado tras su nueva adquisición, aunque este no tenía puestas las cadenas que implicaba la esclavitud, le impuso otras invisibles que harían que cualquiera se lo pensase antes de contrariar a Thyraxes, el cruel dragón del coliseo. Esa noche durmió realmente bien, algo excitado por la premisa de tener un vidente, alguien que le ayudase en todos sus negocios para incrementar su influencia, que ya era bastante. Cuando despertó por la mañana, fue a desayunar como de costumbre, avisando que tendría visita a lo largo del día, así que debían hacerlo pasar dentro y el mismo dragón le iría a recibir, para guiarle hasta uno de los salones. Muchas cosas tenía que tratar con ese chico sin la amenaza de que algo malo le pasara, sin que se sintiera cohibido.

Se había puesto a hacer su papeleo de siempre, no quería estar como un niño con juguetes nuevos, emocionado, incapaz de rendir como estaba acostumbrado. Por eso ocupó su mente, estuvo centrado en quitarse trabajo de encima, aquel que nadie veía, pues muchos creían que el dragón solo se dedicaba a ganar dinero matando esclavos entre ellos, cuando era todo más complejo que eso. Estaba enfrascado en unas cuentas cuando una de sus esclavas le llamó, indicándole que un joven harapiento preguntaba por él, a lo que el dragón torció los labios en una mueca extraña. Harapiento era demasiado específico y negativo. Caminó entonces hacia el chico, cuando lo vio comprendió a qué se refería, siendo una imagen nefasta para toda esa casa.

El dragón se acerco con cautela, sonriendo, hasta colocar una mano sobre el hombro del chico, de su camisa amarillenta. -Luka, ya pensé que ibas a hacerme esperar mucho tiempo. Adelante, acompáñame... tenemos cosas de las que hablar y... quizá debamos hacer algo con esa ropa, desentona mucho aquí.- murmuró, posicionándose detrás del chico, para hacerle caminar, sin movimientos bruscos, solo quería que este andase por donde quería el dragón, que empezaría un mini tour por la casa, por sus esclavos.

El dragón le guió entre las estatuas de corte helénico, hombres hermosos desnudos, mujeres bellas con los senos al aire, algunas águilas símbolo de roma. Algunas paredes tenían mosaicos de escenas bélicas, más cuadros de un corte clásico, de mitología antigua como el minotauro. Todo ello en una sala de mármol blanco, con un suelo impoluto, con sus franjas grisáceas que daban ese toque de color. Las columnas de la casa acababan con un estilo jónico, pero lo más llamativo era ese espacio en medio de la casa, ese cuadrado que era un mini jardín al que le daba el sol, con una pequeña piscina en el centro, en cuyo centro además, una plataforma de mármol se erigía. Los esclavos de la casa se quedaron mirando al chico, las mujeres vestían una túnica corta, enseñando un hombro, con broches de plata para adornar. Los chicos, lucían túnicas similares, pero estas con un cinto de hilo de oro en la cintura y poco más. Algunos de los esclavos iban sin camiseta, solo con un atuendo tapando sus intimidades, como los de los gladiadores, pero menos abultados, de tela más delicada.

El dragón le hizo pasar por ese mini jardín, para llevarle a un salón, en cuyo interior, el dulce aroma del incienso lo inundaba todo. Allí dos divanes dispuestos de forma que ambos pudieran hablar mirándose, una chica de rizos rubios, pecho derecho al descubierto y una palma, esperando a su amo, que se recostó allí indicando al chico que hiciera lo mismo. A Luka le tocó un chico, sin camisa, solo la prenda inferior, abanicando a este con una palma, ambos tranquilos. Ese mismo chico le acabó sirviendo un vaso de agua, al dragón le pusieron vino. -En mi casa tenemos cierto estilo de vestimenta... no quiero ser muy brusco contigo pero... no puedo tolerar que vengas aquí con esas prendas, escandalizas a mis esclavos y dañas mi vista. Me gustaría ofrecerte una muda limpia, delicada, para que podamos hablar bien de tu don y de como usarlo. Si quieres bañarte creo que también es posible, habrán calentado la bañera de mármol.- dijo en un tono suave, dando un sorbo a su vaso de vino.




Thyraxes
Thyraxes
Dragon

Mensajes : 366

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Metiéndose en la boca del dragón. (Thyraxes)

Mensaje por Luka Schubert el Dom Feb 10 2019, 04:24

Y ahí estaba… Luka no pudo evitar mirar de arriba abajo a Thyraxes cuando el dragón se le acercó, sintiéndose extrañamente bien, era el único termino que le venia a la cabeza, en su mente había esperado algo diferente, rememorar el miedo que le hizo vivir en el bosque, sentirse de nuevo pequeño ante el imponente dragón sin embargo el trato que estaba recibiendo era cordial, amable… Estaba claro que era una manera de provocar que se relajara y dejase de estar tenso, y también menos atento… Y lo peor de todo es que funcionaba, aunque el recuerdo de lo que había pasado entre ellos en el bosque seguía ahí no podía evitar sentirse mejor esta vez, menos tenso.

Siguió con los ojos el movimiento de la mano ajena al ponerse sobre su hombro, mas no dijo nada sin embargo el ultimo comentario con respecto a su ropa le hizo alzar una ceja no gustándole.

- Creo que no dijimos hora, he venido lo mas pronto que he podido -se "defendió" tras oír al dragón decir que si le iba a hacer esperar-.

Esta vez su cabeza se movió también para seguir los movimientos de Thyraxes que se colocó tras el para incitarle a caminar empujándolo suavemente, Luka aunque reticente durante un segundo acabo haciendo caso y se dejó guiar.

El granjero se encontró que no sabía donde detener sus ojos, las estatuas, las columnas, mosaicos, cuadros de un extraño estilo artístico que jamás había visto y se le antojaba tan interesante como confuso, si no fuera porque allí estaba el dragón empujándole el se habría quedado horas en cada tramo de la casa que se iba descubriendo ante sus ojos... Y entonces el centro de la casa, de verdad que no quería ser tan evidente pero sus ojos se abrieron con pura admiración, y de poco su boca también, al ver es piscina rodeada de un jardín recibiendo luz natural… como un pequeño paraje idílico en medio de aquella mansión hecha de arte, todo allí era bello, el suelo, las decoraciones, las estatuas, las columnas, los cuadros extraños… Los esclavos… Luka querría de nuevo no ser tan evidente cuando mas de una vez sus ojos se detenían brevemente en la anatomía de algunos de los esclavos de Thyraxes repasándola mas de la cuenta, y estaba siendo evidente porque mientras que sus ojos se detenían en la mayoría de figuras masculinas, apenas pasaban por encima de las femeninas o al menos no de la misma manera, al darse cuenta de esto intentó mejor mirar a sus pies y pretender que sabía mantener la compostura… probablemente ya muy tarde…

Por fin llegaron a un salón con un aroma dulzón y cálido, un aroma que reconoció como incienso mientras sus ojos exploraban la nueva sala, había dos esclavos allí, una chica y un chico, con palmas preparados al lado de dos divanes, Thyraxes ocupó uno, el que tenía a la chica al lado,  y le indico a el hacer lo mismo en el otro, sin embargo a Luka le costó unos segundos hacer caso a la petición pues sus ojos estaban clavados en el esclavo, no porque estuviera admirando su belleza esta vez si no porque le incomodaba verlo allí, sirviendole mientras el se sentaba para hablar con su amo como si nada, como si el y su compañera no existieran, Luka frunció un poco el ceño pero prefirió no decir nada, tampoco es que fuera a cambiar las cosas por expresar sus molestias y se sentó en el diván. Recibió un vaso de agua y aunque no tenía sed en es emomento dio un trago ni que fuera por no hacerle el feo al esclavo…

Las palabras de Thyraxes no le agradaron demasiado, para ser sinceros, de nuevo su ceño se frunció incapaz de esconder sus emociones pero teniendo al menos el atino de morderse la lengua y dejar a Thyraxes terminar de hablar… Vale, bien, entendía a que se refería pero que esperaba que hiciera Thyraxes? el no podía ir con esas prendas en su día a día, era incompatible con trabajar en el campo, por no decir además ridículo… Estuvo a punto de hacerle notar ese pequeño detalle al dragón de forma poco amable pero se contuvo y tomó su tiempo,  tardo en dar una respuesta, manteniendo su vista en la del dragón, siendo sin pretenderlo un poco contestatario pero suspirando con resignación al final.

- Deduzco que no es inteligente contrariar esa norma de vestimenta… -dijo con el tono mas conciliador que pudo poner- Lo acepto… Pero necesito mis prendas fuera de aquí, no puedes deshacerte de ellas, me da igual si es en un saco pero necesito guardarlas mientras cumplo con el estilo de imagen que quieres aquí dentro… -estaba cuidando cada palabra que salía de su boca, midiéndose para no mal-contestar y provocar que la amabilidad de la que hasta ahora estaba haciendo gala Thyraxes se terminase- Aceptare todo lo demás si respetas eso… -dijo aquella ultima frase con un tono de voz mas suave mientras le veía beber de su vaso de vino-.




Luka Schubert
Luka Schubert
Human

Ocupación : Granjero
Mensajes : 279

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Metiéndose en la boca del dragón. (Thyraxes)

Mensaje por Thyraxes Ayer a las 01:59

Thyraxes era un dragón muy observador, quizá bastante pese a que siempre pareciera estar en su propio mundo o que no le importasen los demás. Pudo ser testigo de que ese humano, que a juzgar por sus ropas era de campo, jamás había visto semejante elegancia y esas manifestaciones artísticas que alababan una parte tan tabú en la sociedad para muchas personas, los desnudos. Le habría dejado mirar todo bien, pero en esa ocasión no creía que fuera el momento, tendría tiempo al aceptar trabajar para el dragón, demasiado, podría quedarse horas embobado con las estatuas o cuadros. También supo que miraba demasiado a sus esclavos varones, solo a los varones, no era como con las féminas y eso podía decir mucho del chico, aunque no estaba bien darlo todo por sentado, tenía métodos para seguir indagando un poco, no le faltaban elementos provocadores en la casa.

Al menos al sentarse en el diván, pese a la incomodidad del menor, supo mantener la compostura, cosa que creía indispensable si pretendía ser el nuevo vidente del coliseo. Usado para cosas importantes claro está, no quería saber cosas irrelevantes o que girasen en torno a los torneos de coliseo, nunca amañaría estos a no ser que fuera una petición exclusiva de la corona y jamás harían eso. Hubo momentos que podrían considerarse tensos entre los dos hasta que habló el chico, diciendo lo importante que eran sus prendas para él y que las necesitaba, cosa que aunque no entendía del todo el dragón, podía respetar. No era lo que más le gustaba y no hizo esfuerzo por ocultar su desagrado, pero el chico iba a aceptar lo demás así que le complacería en eso.

Asintió sin preocupaciones, mientras hacía llamar al esclavo que había servido a Luka. -Las guardaran en un zurrón de tela bien doblada e incluso lavada si lo quieres, mientras entiendas que en esta casa tenemos un gusto más... refinado y lo cumplas con gusto, todo arreglado.- El esclavo se acercó con un bol de fruta y tomó una uva para acercarlas a los labios del dragón, que la tomó rozando esos dedos con los labios, para masticar, mientras miraba de reojo al chico. -Entonces te traerán una túnica y un cinto, unas sandalias también, para que no vayas descalzo y podrás tomar ese baño, estás de suerte, hasta podrás usar aceites olorosos para el cuerpo.- todo un lujo.

Acarició la espalda del esclavo y no se cortó ante la presencia de Luka, se apreciaba claramente que su mano se metió bajo la túnica para tocarle sus posaderas, mientras el dragón se sentaba en el diván. El esclavo solo mantuvo la compostura, algo sonrojado por el calor y no fue hasta que retiró la mano que este se movió, besando la mejilla del dragón y dándole otra uva. Esperó más órdenes y al recibir una mirada del dragón se marchó tranquilamente. -Bien... acompáñame al baño, allí lo haremos todo mejor- comentó el dragón, que guió al granjero hasta una sala de mármol, adornada con plantas y alguna estatua más, con una plataforma elevada que daba paso a un cuadrado grande de mármol hueco, donde había agua. Debajo de este, unos grandes leños, estando elevado para permitir poner estos y que calentasen el agua. Dentro de la bañera había dos esclavos, uno de piel más morena, otro esbelto y pálido, esperando. -Puedes desvestirte y entrar, ellos se encargarán de ti.- murmuró el dragón, mirando al chico.




Thyraxes
Thyraxes
Dragon

Mensajes : 366

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Metiéndose en la boca del dragón. (Thyraxes)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.