Novedades

- (15/12) Ya están disponibles novedades de Diciembre, ¡no te las pierdas!

- (15/12) Ya podéis pedir los dracs del mes de Diciembre.

- (15/12) En el pregón, nueva entrevista a Cyrenia.

- (15/12) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/12) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/12) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: ZeroTime Of Heroes
59/60

Afiliados Normales


Trama Grupo E (Akil, Freyja, Rabia, Kerrighan, Peacock)

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Trama Grupo E (Akil, Freyja, Rabia, Kerrighan, Peacock)

Mensaje por Freyja el Lun Jun 09 2014, 20:29

Sintió alivio al saberse de una pieza y no hecha puré por la repentina caída del árbol en llamas, y quitando la pierna, la joven de piel tostada también parecía estarlo. Miró a su alrededor. Caos. Todo era caos. El dragón (Akil) tuvo la delicadeza de ayudarlas a levantarse, y por una vez Freyja no se quejó y aceptó aquel gesto de... generosidad -¿Un lugar oscuro y húmedo? -repitió la ojiverde, mirando con desaprobación la sugerencia de la mujer -Como bien dice la morena, lo mejor será buscar alguna salida. Si las salidas se encuentran inaccesibles, entonces sí podríamos plantearnos la idea de encerrarnos -y entonces cayó en algo. Freyja se volteó y miró al dragón. -¿Por qué no hacéis algo útil, vosotros los dragones? transformaros en las bestias que sois y llevad a los esclavos a un lugar seguro, lejos de las llamas.

Freyja podía escuchar los gritos de dolor, guardias, esclavos, muchos de ellos quemándose vivos. Era, cuanto menos, desconcertante. ¿Por qué no adoptaban su verdadera forma y huían de aquella manera? -Luego podréis pensar en cómo extinguir esta pesadilla, o la pesadilla extinguirá todas nuestras vidas-el fuego parecía caer incluso desde el mismísimo muro, pero si llegaban a las almenas del castillo, la evacuación debería poder llevarse a acabo. Si ambos dragones estaban dispuestos a cooperar, por supuesto.

Fue entonces cuando un rugido hizo que se encogiera, sin saber exactamente qué era o de dónde provenía. No hasta que lo vio caer, ardiendo. ¿Un dragón en su forma dracónica engullido por las llamas? ¿su propio cáliz? ¿Pero cómo es esto posible? pensó desconcertada. Entre ellos, la discusión seguía, pero Freyja había caído en el silencio y poco a poco, se había ido alejando del grupo en dirección al cuerpo humano que yacía en el suelo a varios metros de distancia, incapaz de mantener la forma dracónica por más tiempo. Esa cara. Ese hijo de puta.

Sentía un hormigueo en los dedos, un nudo en el estómago, un instinto asesino imposible de extinguir. Y ahí estaba, indefenso, herido, a su merced. Tal y como lo estuvieron sus hijos cuando el muy cabrón decidió cortarles el cuello. Y cuando este la vio, sus ojos se abrieron mucho, reconociéndola. -Sí -dijo con voz fría y monótona según se sentaba en su estómago, una pierna a cada lado de su cuerpo. Los ojos le escocían debido al humo, el brazo y el pecho le dolían debido a la caída del primer árbol, pero no importaba. El plano físico parecía haberse convertido en algo secundario, de poca importancia. En realidad, apenas podía sentirlo. -Mírate. -dijo acariciándole la mejilla con la mano derecha, con una falsa sonrisa -Tan indefenso. Tan herido. Tan... a mi merced -saboreó aquel momento, aunque cada segundo que pasara le fuera más y más difícil respirar debido al humo. Rebuscó en los costados el dragón y encontró su espada, la cual desenfundó. El dragón se revolvió bajo su cuerpo, sabiendo lo vendría después, pero sin fuerzas para poder defenderse ni hablar debido a las quemaduras y el dolor.

-Es injusto, ¿verdad? -los ojos se le habían empañado, y Freyja ya no sabía si eran lágrimas de pena y de odio, o si se debían al humo. Tal vez fueran ambas cosas. Tomar la vida del dragón de aquel modo podía considerarse cobarde, sin embargo, no lo había por cobardía. Sus hijos, inocentes e indefensos, habían sido ejecutados por el susodicho de la misma manera. Tan poco honor. Tan... injustamente. Y él moriría de la misma manera -Tan poco honorable por mi parte. Qué manera tan... patética de morir. -ahora sujetaba la espada contra la garganta del dragón, quien había extendido un brazo y ahora sujetaba el cuello de Freyja, en vanos intentos de hacer fuerza y ahogarla. La mano del hombre temblaba y apenas le quedaban fuerzas. Las lágrimas recorrían las mejillas de la humana y los ojos le picaban, le escocían, pues el humo cada vez abundaba más y más. Y supo que si quería ser ella quien le arrebatara la vida al dragón y no las llamas, tenía que ser rápida. No importaban los ojos que podrían estar mirándola. Lo más probable es que no sobreviviera a aquel día, y si lo hacía, la llevarían ante la justicia y pagaría con la misma moneda.

Sujetó el pelo del dragón y le obligó a echar la cabeza hacia atrás. Quería un corte limpio. Y sin más dilación, ignorando la voz atragantada del ejecutor, le cortó el cuello. No supo cuando había dejado de agarrarle el pelo, pero su otra mano ahora apretaba la hoja de la espada contra la garganta del dragón, haciendo más fuerza, cortándose a sí misma en la palma de la mano, hasta que la cabeza se hubo separado del cuerpo. En algún momento la sangre del el dragón tuvo que haberle salpicado en la cara, pues podía sentirla recorrer su ojo derecho y su mejilla.

Freyja se puso en pie y agarró la cabeza del dragón con la mano derecha. Con la mano izquierda, cogió una lanza que alguien debía de haber tirado al suelo entre todo aquel caos -Ojo por ojo... -dijo clavándola en ella -...y diente por diente -como gesto final, la mujer hundió la parte baja de la lanza en el estómago del dragón, con una fuerza que ni la misma Freyja sabía que tenía. Qué imagen tan pintoresca, aunque a la esclava le pareció una llena de belleza y, a sus ojos, llena de justicia.




WHAT IS DEAD MAY NEVER DIE.
Spoiler:
avatar
Freyja
Human

Ocupación : Terrorista y liberadora de esclavos. Ex-esclava.
Mensajes : 163

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trama Grupo E (Akil, Freyja, Rabia, Kerrighan, Peacock)

Mensaje por Akil el Vie Jun 13 2014, 18:51

Si el apocalipsis se cerniera sobre todos nosotros a la misma vez, y la guadaña de la muerte se dispusiera a segar nuestras almas sin distinción, ¿quién dejaría atrás los rencores, las diferencias raciales, e intentaría salvar no solo su vida, sino las de los demás? Pocas personas. Muy pocas personas. Porque, en el fondo, todos éramos egoístas, muy egoístas. El jardín, idílico, tranquilo, el remanso de paz, empezó a metamorfosearse en el verdadero infierno, en una melodía de chillidos, carne quemada y llamas, llamas y llamas. Atónito me quedé, después de ayudar a las humanas, al contemplar el cuadro tan macabro que se había formado. El fuego lo comía todo. Era imparable.  Mis manos, lentamente, se hundieron en mi pelo, y allí se mantuvieron, mientras daba lentas vueltas a mí mismo, contemplando mi alrededor. Mis ojos se acabaron parando en dirección a Freyja. En mi interior solo había incredulidad y sorpresa. Una sorpresa que fue a más al contemplar cómo uno de mis compañeros de raza caía en el jardín, envuelto en las llamas. ¿Cómo era posible eso? – Esto es una locura. El fuego ataca hasta a sus propios hijos. – Mi voz, como nunca antes lo había hecho, tenía un ápice de miedo. De miedo por no saber qué estaba pasando, por miedo a darme cuenta de que podía morir por mi propio elemento, que se revolvía y se intentaba quitar las cadenas etéreas que le habíamos impuesto. Solté un hondo suspiro, viendo cómo la ropa se pegaba a mi cuerpo por el sudor. – Ni siquiera los dragones podemos controlarlo. – Las palabras salían de mi boca, y parecían ir dirigidas a mi figura y no a las demás.

Por una vez, me sentía atrapado. Y veía que, aun sacando mis alas a relucir, tenía pocas opciones de que el fuego no me engullese. Quizá por similitud, los recuerdos de cómo esclavizamos a los humanos me asaltaron. ¿Estábamos nosotros también obligados a empezar de cero? ¿A ser esclavos de algo mucho más poderoso e incomprensible?  Seguí a Freyja con la mirada. No me inmuté cuando se encargó del dragón. Puede que eso fuera mejor que morir como lo habría hecho el compañero de raza. Levanté la cabeza. Allí no sería muy buena idea cambiar de forma, entre la enorme hoguera en la que se convertirían los jardines. El calor era un suplicio, una lenta tortura. – Salgamos de aquí. ¡Ya! – La salida principal ya no se podía decir que fuera una buena opción. La grieta, tampoco. Me di la vuelta, contemplando el castillo tal y como había dicho la dragona, (Kerrighan).

-Al castillo, a cualquier otra parte, pero debemos escapar de aquí. En unos minutos será una enorme fogata, y las llamas lo consumirán todo. Absolutamente todo. – Eché una vista más al grupo que se había formado. Después, a la cabeza en la pica del dragón. – Hoy, más que nunca, debemos dejar atrás las razas. La unión, dicen, hace la fuerza. – Mi mente ya estaba asimilando la idea de colaborar, de tender las manos y ayudar, porque cuando el infierno hace presencia, no se salva nadie. Di un paso hacia el castillo, y esperé. No me importaría brindar apoyo a humanos, mientras ellos también lo hiciesen conmigo. Ese odio palpable de ambos bandos debería desaparecer, y ser sustituido única y esencialmente por el instinto de supervivencia.

Porque el fuego es imparable, y no siempre de las cenizas surge un fénix.




avatar
Akil
Dragon

Ocupación : Dueño de La Llamarada, escritor, prestamista.
Mensajes : 150

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trama Grupo E (Akil, Freyja, Rabia, Kerrighan, Peacock)

Mensaje por Freyja el Vie Jun 27 2014, 19:35

Podía oír las palabras del dragón en la distancia, sin embargo, estas sonaban cada vez más y más lejanas. Sabía qué estaba pasando, pues al alejarse del grupo había corrido hacia la boca del lobo, hacia las llamas, hacia el humo, hacia el calor. Los ojos le escocían y el humo había anegado sus ojos en lágrimas, tan solo veía borrones cada vez más grandes y difuminados. Le dolía la garganta, ahora tan seca como el mismo desierto, y el pecho también, tanto por dentro como por fuera debido a las heridas causadas por el árbol ya caído y la intoxicación. Sin embargo cuando su cuerpo hizo el amago de seguir al dragón, sus piernas no le respondieron, su cuerpo tampoco. Y, al final, también su mente dejó de luchar para seguir adelante.

¿Por qué? ¿para qué?
Sin sus hijos, sin Gunnar, sin su objetivo ahora ya cumplido, ¿qué le quedaba ahí fuera? ¿una madre traidora y que le había vendido al mejor postor? ni siquiera Skorge había vuelto por ella, él, quien le había prometido que lo haría y nunca lo hizo. Estaba destinada a, de una forma u otra, estar sola. Si, cierto era que aún tenía a Trystan, pero él no la necesitaba. Si ella moría, el secreto que erróneamente había tratado de ocultarle moriría con ella, y no tendría que verle llorar de nuevo. Además, si existía algo así como un dios o un cielo más allá de la muerte, por fin podría reencontrarse con sus seres queridos. ¿Por qué seguir luchando cuando por fin puedes descansar?

Freyja se apartó lentamente del cadáver que acababa de masacrar, de la cabeza clavada en la pica y anduvo tambaleante y mareada hacia la pared más cercana pero contraria a la salida. Tosió varias veces e hizo caso omiso al dolor que aquello le produjo, y agarrando la manga a una joven que corría a prisa por los alrededores, le ofreció el pedazo de tela aún húmedo con el que al principio, se había cubierto la boca y la nariz.

Sintió su espalda resbalarse contra la pared y caer al suelo, pero no fue completamente consciente de ello. El humo la iba cegando, le costaba respirar. El cansancio poco a poco iba apoderándose de Freyja, quien al mismo tiempo quería llorar, quería llorar por cómo había acabado todo, por todo lo que podía haber sido pero que nunca fue. Y lo hizo. En silencio, las lágrimas de derramaron por sus ya húmedas mejillas, así, durante un buen y largo rato mientras veía las últimas imágenes que verían sus ojos antes de apagarse. Fuego. Miedo. Destrucción. Tenía un nuevo consuelo, sin embargo, y ese era que pronto acabaría todo, que hasta ahí había llegado y que no tenía que seguir adelante, ya no tenía que luchar.

Dicen que cuando mueres toda tu vida pasa ante tus ojos, pero no es cierto. En el caso de Freyja, su mente dio vida a todo lo que podía haber sido, el futuro que podría haberle dado a sus hijos junto a su padre, todo lo que no había podido darles. Quizá en el más allá podrían alcanzar la felicidad que aquí nunca pudieron, o tal vez todo lo que hubiera fuera oscuridad y calma, una calma que la ojiverde abrazaría de buena gana.

Sus ojos se van cerrando poco a poco, y entre el humo y el fuego le parece ver una figura que va tomando forma, una voz profunda y familiar que resuena en su oído.

¿Skorge?

Ese fue su último pensamiento, antes de que sus ojos se cerraran y la mujer cayera en un profundo sueño.




WHAT IS DEAD MAY NEVER DIE.
Spoiler:
avatar
Freyja
Human

Ocupación : Terrorista y liberadora de esclavos. Ex-esclava.
Mensajes : 163

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trama Grupo E (Akil, Freyja, Rabia, Kerrighan, Peacock)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.