Novedades

- (18/02) Ya podéis pedir Los Dracs de Febrero

- (29/01) ¡Empezamos a publicitar por Tumblr!

- (18/01) Debéis hacer el nuevo Registro único

- (18/01) Aquí están las novedades de Enero

- (15/01) ¡La minitrama Ash Blessing ha empezado!

- (17/11) Revisad bien la normativa de las búsquedas, pues hemos añadido una nueva norma.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Staff
Trystan
Admin
Selene
Admin
Faora
Admin
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
Autoconclusivo: Amor, el asesinato de un dragón G2TiwGkZ_o

06/06

Directorios y Recursos

09/10

Afiliados Élite

Limpieza 20/01


Time Of Heroes  photo untitled45.png
Autoconclusivo: Amor, el asesinato de un dragón AO1UJIQ Expectro Patronum


34/40


Autoconclusivo: Amor, el asesinato de un dragón

Ir abajo

Autoconclusivo: Amor, el asesinato de un dragón Empty Autoconclusivo: Amor, el asesinato de un dragón

Mensaje por Waleska el Vie Ene 25 2019, 16:05

Waleska abrió la puerta de su mansión y supo de inmediato que algo había cambiado, la dragona paseó su exuberante vestido hasta su alcoba y allí se desprendió del mismo mientras la servidumbre preparaba su cena. La dragona de ojos púrpuras se descalzó, emprendió un nocturno vuelo y regresó para ataviarse con un vestido mucho más cómodo para estar en su hogar.

Sus delicados pasos resonaban cada vez que bajaba los escalones y la condujeron hacia el comedor en cuya mesa estaba todo perfectamente preparado. Waleska se acomodó en su butaca, sonrió a su criada y empezó a degustar la cena de esa noche. Era carne con una magnífica salsa de calabaza acompañada con un exquisito vino de su bodega personal, ella nunca se había molestado en ocultar la opulencia alrededor de la que vivía.

Frunció el ceño al cabo de unos minutos y de repente sintió un frío que le heló la sangre, Waleska contempló su plato de comida y después a su criada que estaba particularmente inquieta. La dragona le quiso gritar pero su boca estaba totalmente seca, se moría de sed pero no podía mover la mano como de costumbre. Su corazón empezó a acelerarse y vio a Atish llorando frente a ella. La belladona estaba surgiendo efecto.

—Querida, Waleska—habló un hombre que apareció entre las sombras, era un dragón. Acompañado de varios de los suyos, perteneciente a un grupo de exiliados que ya habían perdido la cordura. —Cometiste demasiados pecados, te enamoraste de un humano y osaste emprender el vuelo con él sobre tu lomo—negó con la cabeza —Nosotros le asesinamos, no podíamos permitirlo...Igual que no podemos permitirte seguir con vida—la dragona clavaba sus ojos furiosos en él mientras el mundo se iba apagando a su alrededor.

—Siento la poca elegancia con la que vas a morir, de verdad, merecías algo mejor...pero negociaste con un terrorista y debes pagar por ello—chasqueó los dedos y dos más aparecieron arrastrando a Maersh que se revolvió furioso —Creo que este era otro de esos hombres por los que sentías debilidad...Una lástima—un nuevo chasquido y uno de esos dragones cortó el cuello de Maersh, quién se desangraría poco a poco.

—Maerskish...—Waleska pronunció su nombre paralizada —Lo siento...—sus ojos no se apartaban del cuerpo que convulsionaba —Siempre te amaré—el pelirrojo murió y ella sintió que su corazón se resquebrajaba nuevamente bajo su pecho. Los dragones lo dejaron caer y asesinaron también a la criada, quién llegase a la mansión no hallaría a nadie vivo, ni hogar, solo cenizas y el cuerpo de Waleska en la entrada como advertencia.

—Bueno, querida, no tengo todo el día—se aproximó a ella y con un puñal de jade le cortó el cuello y le apuñaló el corazón —Que corta es la eternidad cuando debemos morir—susurró en su oído y se retiró.

Waleska se aferró a la vida el tiempo suficiente para que una vez que la sacasen pudiese rozar muy superficialmente el cabello pelirrojo del hombre al que había amado sin saberlo. La dragona exhaló su último aliento cuando la mansión empezó a arder y desde el césped de la entrada comprobó como ardería hasta los cimientos. "Perdonadme, Celesei, Abbadon, Kortel, perdonadme, fracasé", les dijo a sus seres queridos desde la red y sus ojos púrpuras se cerraron definitivamente.
Waleska
Waleska
Dragon

Ocupación : Mecenas y empresaria.
Mensajes : 269

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.