Novedades

- (15/12) Ya están disponibles novedades de Diciembre, ¡no te las pierdas!

- (15/12) Ya podéis pedir los dracs del mes de Diciembre.

- (15/12) En el pregón, nueva entrevista a Cyrenia.

- (15/12) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/12) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/12) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: ZeroTime Of Heroes
59/60

Afiliados Normales


Trama: Grupo B (Helena, Ivar, Nidaal, Kain )

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Trama: Grupo B (Helena, Ivar, Nidaal, Kain )

Mensaje por Huevo Ígneo el Dom Mayo 11 2014, 15:46

POST DEL MASTER

El panorama de las montañas quemadas se ha vuelto más desolador desde el desastre ocurrido semanas atrás. El fortísimo terremoto ha quebrado la tierra, y aún son visibles los restos carbonizados de personas o animales, siendo imposible reconocerlos. Muchos dragones continuan acudiendo, en busca de una explicación al desastre, incapaces de entender cómo ha podido suceder algo así y de forma tan repentina. Otros humanos sencillamente acuden por curiosidad, temerosos en parte de que vuelva a suceder.

Bajo esas circunstancias, cuatro personas coinciden frente a las montañas, justo delante de una de las grietas más profundas. El olor a quemado sigue siendo muy presente, especialmente al atardecer, momento en el que se encuentran.

No obstante, los designios del azar son inescrutables, y quizá tengan algo más en común de lo que parece a simple vista.

Aclaraciones:


  • No existe un orden de posteo. Interactuaréis entre vosotros y con lo que os decidamos sacar a lo largo del tema, por lo que postead cuando podáis. Eso sí, un post por ronda, para evitar demasiado caos.
  • El tiempo máximo de espera que se tomará el máster será de unos dos-tres días. Si en ese espacio de tiempo falta alguien por postear, tendrá que esperarse a la siguiente ronda y volver a engancharse al tema. Queremos que esto sea dinámico y relativamente rápido.
  • En caso de necesitarse dados para algo, será el máster quién se encargue de solicitar las tiradas.


Creado por Frozen


Última edición por Huevo Ígneo el Sáb Mayo 31 2014, 22:39, editado 2 veces
avatar
Huevo Ígneo
Last Fire Egg

Mensajes : 944

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trama: Grupo B (Helena, Ivar, Nidaal, Kain )

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 15 2014, 16:14

Aquel lugar, el del terremoto había sido visitado tiempo atrás y había formado en mi ser, curiosidad. Necesitaba alejarme de todo aquello cuanto rodeaba a la casa, al Palacio de las Joyas, más que nada porque no soportaba un hecho que ocurría demasiadas veces por semana para mi gusto. ¿Que ocurría? discusiones, demasiadas y extensas discusiones. Nadie frenaba. La cosa era que necesitaba salir de allí, así que a la tarde cuando terminé de preparar varios venenos, cogí mi caballo negro y me dirigí a la zona peor parada desde el terremoto, aquel que hizo que la misma tierra dudase de su lugar, donde los dragones no controlaban la naturaleza y en cierto modo lo envidiaba. La naturaleza era realmente el ser superior. Era bastante tarde ya que el astro rey quería descansar de nosotros, despidiendose. Me alegraba. Probablemente hoy tampoco fuera a cenar a casa, solo permanecía allí el tiempo necesario. Entrenamientos, venenos y algunas comidas. Buscaba información del ejército si era necesario pero el problema es que se me conocía como una de las Joyas de Lyssandra y hacía que el trabajo fuera más arduo.

El olor a quemado embriagaba aquel lugar de la muerte, había botas y ropa de gente que probablemente ya no estuviera entre nosotros, pero pasé con el caballo por allí intentando estar indiferente pero costaba. Evité pensar en nada pero una enorme grieta llamó mi atención y dirigí al corcel allí parandolo justo enfrente. Era profunda y daba la sensación que de un momento a otro iba a abrirse ante nosotros y desprender la montaña pero la curiosidad emanaba y gobernaba sobre mí en esos momentos, por ello, sin pensarlo demasiado bajé y me acerqué a dicha grieta mirandola. La oscuridad interior era atrayente, como cuando un veneno recién terminado quisiera que alguien lo probase para probar el sabor de la muerte. Demasiados años entre venenos que cualquier tontería era comparada con uno de éstos. Por suerte, todo estaba listo en su sitio y nadie tocaría las nuevas adquisiciones líquidas. Las serpientes eran las maestras de ello y muchos de los que creaba iban a parar a nuestros cuerpos, solo que en dosis que no llegaban a matar. Había aprendido a usar la dosis exacta después de mucho tiempo con libros. Y no había fallado, de eso se trataba, de no fallar.

Observé el caballo de reojo y poco después me quedé en silencio, pensativo, tarde o temprano hablaría con Lyssandra aunque no sabía exactamente sobre que. Frentes abiertos en demasiados lugares pero no sabía por donde empezar. Tiempo al tiempo. La luna poco a poco empezaba a asomarse cuando aún los rayos rosados del cielo se despedían para dar paso a la noche con su azul oscuro fondo en aquel manto estelar. Suspiré y me acerqué a la grieta para tocarla, aquella roca que latía en su interior. Era interesante. El olor a quemado aumentaba conforme más cerca de ésta estaba.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Trama: Grupo B (Helena, Ivar, Nidaal, Kain )

Mensaje por Kain el Vie Mayo 16 2014, 16:51

Estaba completamente loco si dejaba la comodidad del bosque y sus comodidades para adentrarme en tierras mas inhóspitas como las montañas que tenía frente a mi, el calor era agobiante y la falta de vida dotaban al paisaje de un halo misterioso que era el principal causante de que me encontrase allí. Poca información tenía del ese paraje seco y agrietado, era de los pocos lugares que siempre se me había prohibido incluso por encima de la ciudad de Talos y no lograba entender por qué si allí no había nada a excepción de las ya mencionadas grietas del suelo y la imponente montaña en cuya cima parecían bailar llamaradas intensas. Mentiría si dijese que no tenía miedo al caminar  por allí, despacio y mirando a todos lados por si tropezaba con alguna grieta que no se viese a simple vista, una grieta traicionera que causase mi perdición, mis padres tenían una expresión curiosa que rezaba no se qué de la curiosidad y un gato, ambas cosas relacionadas con una muerte o algo así y que usaban en ocasiones como aquella.

Cada paso que daba se me hacía más pesado al cargar con el arco, el carcaj y la cantimplora de agua, con cada nuevo trago que daba me parecía que el agua estaba más caliente que antes, era como beber fuego, igual exageraba un poco pero con ese calor lo menos adecuado era intentar refrescarse con un líquido también caliente. Arrastré los pies varios metros más y me detuve en una zanja para mirar hacia abajo con cuidado de no caerme, nada interesante que ver así que seguí adelante como si esperase descubrir algo interesante, en realidad más allá de la curiosidad por el lugar al haberme estado negado siempre  ahora se le juntaba lo que podía haber causado tal destrozo en el paraje, un desastre natural o a lo mejor los dragones tan famosos esos que no conocía más que de vista.

Me pareció ver a lo lejos la figura de una persona, me pareció extraño encontrar a alguien allí pero a lo mejor no lo era tanto, que iba a saber un exiliado de nada. Llevé la mano al cinto para sacar la daga en caso de ser necesario. intentaba no juzgar a la gente sin conocerla pero en este mundo tan complicado si eras confiado acababas jodido en todos los sentidos posibles de la palabra. -¿Algo interesante en esa zanja?- dijo de la manera más amistosa e inocente posible para no alterar al hombre.
avatar
Kain
Hybrid

Ocupación : Terrorista
Mensajes : 169

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trama: Grupo B (Helena, Ivar, Nidaal, Kain )

Mensaje por Huevo Ígneo el Sáb Mayo 17 2014, 00:09

POST DEL MASTER

Al tacto, las paredes de la grieta están ligeramente calientes, la anchura es espectacular pero es tan profunda como para que la vista no alcance su final. De vez en cuando, se escucha un siseo cuyo origen se encuentra en el interior del fenómeno y un halo de vapor se eleva de él para salir a la superficie y dispersarse poco después dejando el ambiente cargado y con un olor poco agradable.

El hermoso caballo de Ivar echa las orejas hacia atrás y se mueve nervioso justo antes de que el suelo tiemble bajo los pies del esclavo favorito de Lyssandra, pero también bajo los pies del exiliado aunque con menos intensidad por estar más lejos. El temblor tiene la fuerza suficiente como para hacer que pierdan el equilibrio y para que el caballo se alce sobre sus patas traseras, relinche y huya de vuelta a su seguro hogar en Talos dejando allí a su jinete.

De las paredes se desprenden grandes trozos de piedra viva que levantan ecos en el fondo a medida que llegan pesadamente al suelo, Ivar está a punto de ser engullido por la oscuridad de la grieta pero el movimiento de tierra se detiene justo a tiempo para consuelo de todos. El ligero terremoto desaparece al fin y una vez ambos logran recuperarse del pequeño susto, el esclavo ve justo frente a sus ojos la calavera de un inmenso dragón cuyo cuerpo se vio en algún momento enterrado en la montaña.

Del esqueleto apenas es visible el morro con las fauces abiertas mostrando una cantidad ingente de colmillos aun de aspecto afilado. Es un cráneo inmenso, pero lo que más llama la atención de ese descubrimiento es un orbe de jade en la cuenca derecha de aquel antiguo monstruo, no más grande que la palma de una mano pero que brilla con cierta intensidad haciendo aun más evidente que en la otra cuenca falta una pieza gemela. La hermosa pieza de jade está apenas sujeta a la oquedad por la base, amenazando con perderse en la inmensidad de la grieta de un momento a otro.

Ojo de jade:


Aclaraciones:


  • No existe un orden de posteo. Interactuaréis entre vosotros y con lo que os decidamos sacar a lo largo del tema, por lo que postead cuando podáis. Eso sí, un post por ronda, para evitar demasiado caos.
  • El tiempo máximo de espera que se tomará el máster será de unos dos-tres días. Si en ese espacio de tiempo falta alguien por postear, tendrá que esperarse a la siguiente ronda y volver a engancharse al tema. Queremos que esto sea dinámico y relativamente rápido.
  • En caso de necesitarse dados para algo, será el máster quién se encargue de solicitar las tiradas.


Creado por Frozen
avatar
Huevo Ígneo
Last Fire Egg

Mensajes : 944

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trama: Grupo B (Helena, Ivar, Nidaal, Kain )

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 17 2014, 00:20

Estaba costumbrada a caminar  a veces por ese paraje, mas que nada a observarle desde algún lugar alto, me recordaba el porqué debo seguir viva, en mi mente y en mi alma (ya que corazón no tengo) se que debo evitar que otra cosa como la que ocurrió aquí vuelva a cometerse... esos imprudentes y altivas lagartijas, debo decir que era reconfortante ver sus rostros dudosos e impresionados por la fuerza de la naturaleza, tratando de afrontar que no pueden dominarlo todo y que un día serán tragados por la ira de algo muy superior, no podía evitar dibujar la sonrisa más "alegre" y complacida que había esbozado jamás.

Estaba cubierta por una especie de bufanda de tela ligera que cubría mi nariz, mi cuello y mi cabellera, también ayudaba a cubrir mi cicatriz en el pecho ya que mi camiseta y mis atributos no cooperaban en esa misión, bendita y maldita por lo mismo, debo mantener siempre la bendita bufanda y más en un lugar lleno de ceniza y calor, si lo permito podría deshidratarme o golpearme demasiado el sol.

Miré al cielo y noté entonces que la oscuridad me amparaba, la Luna iluminaba el camino y eso refrescaría el ambiente, fue el momento en que mi curiosidad me ganó, un crater enorme y llamativo, rodeado de dos "personas" cuya raza ignoraba, pero por sus vestiduras al menos uno de ellos no parecía muy dragonesco... en cualquier caso me levanté, sacudí mis pantalones oscuros, como siempre parecía vestida de hombre, y comencé a acercarme lentamente hasta que algo ocurrió, la tierra volvió a temblar, pude sentir algo de su movimiento pero solo de manera leve por mi distancia, me mantuve detenida con los pies separados para mayor estabilidad.

Cuando se detuvo el movimiento volví a prestar atención a los caballeros, cuyo animal decidió que no se quedaría y seguramente corrió por su vida como quizás debimos hacer todos, pero por el contrario ahi estábamos, unos genios sin duda y ellos parecían observar algo, algo que había dejado salir un poco de humo visible "¿Un dragón atrapado?" pensé... ya estaba tan traumada con tantas lagartijas que el humo siempre me suponía dragones, así que me acerque

- ¿Están bien? -
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Trama: Grupo B (Helena, Ivar, Nidaal, Kain )

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 17 2014, 01:04

Tenía esa extraña sensación de que debía ir ¿Por qué? No sabía cómo expresarlo simplemente un llamado de su intuición a que volviera a aquel lugar donde su hermana había estado en peligro y donde ella decía que existía un cierto ambiente cargado de misterio “Existe algo allí” le  había dicho su gemela hacia un par de días, así que curiosa y con la sensación de que debía estar allí salió sin decirle a nadie donde iba, tomo prestado (robado) un caballo y  llego a su destino justo antes del anochecer.

El aire caliente golpeo su rostro, sofocada Helena aparto su capa de su melena dejando que esta se agitarse mientras movía la cabeza de un lado a otro, bajo del caballo y pronto su oído capto pasos y voces, al parecer el destino la había llevado con mas visitantes, asegurándose de tener algo con que defenderse camino hacia ellos guiando su caballo justo detrás por sí tuviese que escapar.
De pronto y antes de alcanzar a lo que parecía ser un chico joven el animal se movió nervioso, Helena  supo al instante que algo iba mal, dicho y hecho el suelo se movió de tal manera que su propio caballo y otro –que al parecer era de uno de los que estaban allí- salieran disparados corriendo hacia un lugar seguro “no está bien” dijo su mente pero ella se mantuvo estática debatiéndose si seguir su camino o retirarse haciéndole caso al animal “Vamos Helena, hazle caso a tu intuición” gruño y busco con la mirada a los otros dos, uno estaba casi a punto de caer y el otro estaba allí en el piso.

Recuperándose y aun mas intrigada Helena se puso de pie y camino hacia uno de los chicos (Kain)- tendiéndole la mano- ¿estas bien? - pregunto, iba a preguntar otra cosa cuando una curta voz la hizo ponerse alerta  no se había dado cuenta que una chica se les unió hasta que esta hablo, se relajo al instante que la vio, precia relajada y "despreocupada" la muchacha pero lo que mas le llamo la atención a Helena, era la mirad de la chica que parecía ver algo entre  ¿sorprendida? o  ¿Curiosa?, así que  siguiéndola con los ojos se encontró con el humo y lo que parecía ser un cadáver de un dragón, aunque eso no es lo que le pareció intrigante sino el  extraño objeto apunto de caer, soltó al chico que había ayudado a ponerse de pie regalandole una suave sonrisa y camino un poco mas hacia la orilla llegando al ras de la contraria  -Mira - Y aunque Helena no conocía a la chica le señalo el objeto, objeto que amenazaba el caer-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Trama: Grupo B (Helena, Ivar, Nidaal, Kain )

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 17 2014, 08:08

Desde la elevadísima colina en la que se erigían las Minas de su propiedad, Lyssandra observaba el panorama, mientras sus consejeros privados intentaban explicar las múltiples probabilidades por las que muchos trabajadores quedaron tapiados hacía semanas atrás. En la lejanía, alcanzaba a avistar las Montañas Quemadas, donde algunos de sus investigadores se encontraban, aunque ninguna respuesta había llegado a satisfacerla, sin importar cuanto se esforzaran. «¿Por qué la tierra se había sacudido de esa manera?» Se preguntó la dragona con el rostro en alto y su mirada diamantina fija en las colinas ennegrecidas, entretanto la brisa jugueteaba con su melena oscura y su olfato lograba detectar una fragancia nueva que teñía el oxígeno con una extraña nota amarga.

―Silencio…― Un pequeño susurro bastó para que los labios de mortales fueran sellados como si les untara pegamento. Muchos aseguraban que el tono de la fémina era tan gélido, que era capaz de congelar la audición de cualquiera que estuviera en su perímetro. ―Partiremos a las montañas ahora mismo…― De algún lugar se escuchó un titubeo, el súbito espejismo de la duda y el hedor incesante del terror entre ellos. ―¿Sucede algo, Cassius?― Finalmente, la dragona se giró con suma lentitud y elegancia, con una fina ceja enarcada, antes de posar su vista sobre el regordete encargado de la productividad de las minas.

Pero tan solo hubo una negación perturbada y el asqueroso movimiento de su papada, a lo que Lyssandra se acercó un paso al inútil que osaba titubear bajo las ordenes de su ama y entornó los parpados con una levísima sonrisa irónica. Y vaya que eso no lo toleraba.

―Puedes quedarte si gustas…― Insistió con un susurro meloso, aunque el humano permaneció silencioso y sus ojos casi parecían estar a punto de estallar en sus órbitas. ―Pero si te quedas, será en el interior de una de esas minas… Escarbando con las uñas e implorando por tu miserable vida… ¿Me he explicado bien, Cassius?―

Sin esperar por respuesta, la dragona se adelantó precedida por un par de centinelas, quienes tenían a su corcel blanco ensillado y listo para la partida. Al cabo de unas horas, Lyssandra, Cassius y los soldados bajo el mando de la fémina arribaron a las Montañas Quemadas, cuyo panorama estaba adornado por cadáveres cenicientos sobre un manto rocoso, estéril, casi como una tumba de oscuridad y penumbras. El hedor de la sangre seca, la carne putrefacta y el hollín perfumaban la brisa, ensortijando a las débiles humaradas fantasmales de las fosas subterráneas, mientras que a varios metros de distancia, Lyssandra desmontaba a su corcel, ataviada por un atuendo azul, con botas de cuero curtido y siempre acompañada por sus sai en la parte baja de la espalda.

―Localicen a los otros… Quiero una respuesta antes de que caiga el día… O de lo contrario…― Aquella advertencia quedó implícita, bastando una mirada fugaz que le dedicó la dragona a Cassius, quien se encogía y balbuceaba idioteces al resto de la comitiva. ―Yen…― Antes de avanzar, Lyssandra alzó la mano a uno de los centinelas y sonrió débilmente. ―Una vez que encuentres a los otros, libera a Cassius de su estupidez y rebánale el cuello…― Sin decir más, Lyssandra avanzó hacia el norte, donde las interrogantes del terremoto iniciaban y nadie había sido capaz de desentrañarles.

En completa soledad, la dragona ascendió con pasos cautelosos, sin importar los aromas fétidos y el horror tatuado en los rostros de animales y humanos fallecidos en aquel lugar desértico. «¿Qué había sucedido allí?» Se preguntó con el ceño fruncido, hasta que alzó los ojos y notó el fugaz movimiento de siluetas no muy a lo lejos.

―¿Ivar?― Susurró para sí misma. «Sí… Ese era su hijo… Podía identificarlo a metros, a kilómetros si era requerido… Pero… ¿Quién se le acercaba desde atrás?» La dragona entornó los ojos, en ese instante, se detuvieron sus latidos. ―Oh, no… No lo harás…― En un rápido movimiento, Lyssandra desenfundó el sai y lo alzó con toda intención de arrojarlo al corazón del desconocido, sin embargo, el suelo bajo sus pies se estremeció de modo violento y la afilada daga se desvió de su curso. Desgraciadamente, pasó silbando cerca del humano pero se clavó en un tronco cremado cerca de su objetivo.

Sin dar margen a cualquier pensamiento o temor que albergara acerca de su elegido, Lyssandra corrió al escuchar los relinchidos y en pocos segundos estuvo frente a lo que parecía ser… «¿Los restos de un dragón enterrado y varios espectadores sorprendidos?» Pronto, más de lo que esperaba en una escena tan tétrica, detectó voces femeninas y otra masculina, la sorpresa tatuada en sus caras juveniles y… «¿Acaso ese era un botón de Jade?» Una pieza pequeña, brillante y demasiado peligrosa en manos inconvenientes.

―¿Estás bien?― Tomando una pequeña bocanada de aliento, la dragona alzó una mano para tocar el hombro de Ivar, entretanto estudiaba al resto de los humanos. ―¿Qué haces aquí?― Tarde para preguntas y temprano para iniciativas. ―Luego hablaremos… Por ahora, toma la piedra y larguémonos…― Musitó al ponerse en pie de modo ávido y recuperar el sai a pocos metros de ellos.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Trama: Grupo B (Helena, Ivar, Nidaal, Kain )

Mensaje por Kain el Lun Mayo 19 2014, 12:47

Poco pude intentar hablar con el cuando el suelo bajo mis pies comenzó a temblar sin comprender que demonios pasaba, me tambaleaba de un lado a otro intentando mantener el equilibrio con los brazos y mirando a la otra persona que estaba frente a mi y que lo tenía más jodido al estar frente a una grieta más grande. Como pierda pie se precipitaba al vacío para no volver nunca y eso a que mi me daba bastante igual su destino porque ni le conocía, yo no conocía a mucha gente, pero aunque yo le hubiera querido ayudar no podría, me fui al suelo con el temblor y allí me quede viendo como una daga cruzaba sobre mi hasta clavarse en un árbol, cada vez más confuso respecto a lo que acontecía en ese maldito lugar árido y carbonizado.

El terremoto empezó a remitir lentamente hasta que no quedó más que una polvareda de tierra que obligó a que me tapara los ojos con el brazo para no quedar cegado momentáneamente. -No tendría que haber venido aquí, mis padres tenían razón sobre este lugar...- dije para mi sin perder de vista el lugar en el que el chico estaba y lo que se revelaba poco a poco con la disipación de la arena. Una joven captó mi atención cuando tendió su mano para ayudarme a levantarme, inevitablemente perdí de vista al chico (Ivar) para centrarme en la muchacha, con su ayuda me levanté pero me quedé mudo, no conocía a nadie de los presentes y sin saber como en un momento habíamos pasado de ser dos chicos a ser dos chicos y tres mujeres, una de ellas pasó corriendo a ver al chico que casi se despeña por la zanja y la que me había ayudado se iba a hablar con otra y mirar algo que había aparecido.

Me sacudí la arena de la ropa bastante molesto y acalorado y clavé la vista en el esqueleto que apareció de la nada con el movimiento de la tierra, era de un dragón y además enorme, me acerqué a el invadido por la curiosidad como el resto de personas pero manteniendo las distancias con ellos que no se me olvidaba la daga voladora que podría haberme matado y que por suerte falló, prefería quedarme cerca de la chica que me ayudó y la que estaba junto a ella, señalando algo en la cuenca del cráneo del dragón, una especie de joya verde bastante bonita. Podía intentar cogerla pero no sabía si era prudente o si ellos me lo impedirían, una joya verde bien podía ser una esmeralda o el famoso jade que es el arma perfecta contra los dominantes reptiles de afilados colmillos y que escupen fuego, tenía que mantenerme alerta.
avatar
Kain
Hybrid

Ocupación : Terrorista
Mensajes : 169

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trama: Grupo B (Helena, Ivar, Nidaal, Kain )

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 20 2014, 19:56

La curiosidad era una de mis mayores virtudes o defectos, según como se mirase, puesto que en el momento justo en que iba a acercarme, escuché la voz de un chico no muy detrás de mí que acompañó sus palabras casi al compás del temblor en la tierra. Me cogí a donde pude para no caer viendo como todo se abría a nuestro alrededor y la tierra rugía que por momentos creí que moriría bajo ésta. Una muerte sin pena ni gloria, pero muerte a fin de cuentas. El corazón me iba acelerado como la primera vez que probé un veneno y se lo puse a Liz con el miedo latente de que podría morir a mi causa. Era el mismo miedo. El problema es que no se distinguía en el rostro y ese chico joven parecía( Kain), igual de sorprendido que yo, o eso me daba a entender. El caballo, siendo el ser más inteligente, se fué galopando de aquellas tierras cabreadas que querían desahogarse. No las culpaba, pero tampoco deseaba morir en sus fauces. Cuando aquello dejó de temblar sentí alivio pero las piedras caían a mi alrededor de mi situación, a causa del movimiento de la tierra haciendo que se mostrase un esqueleto de dragón a nuestra vista.

Vi llegar a otra chica con mi caballo, contuve las palabras, el hecho del dragón muerto hizo que todo perdiese importancia. Escuché a los demás hablar pero los ignoré con suma tranquilidad separandome de aquel lugar que llamaba a ser demasiado peligroso para la corta vida que tenía. Amaba el riesgo pero no tanto. El punto de la muerte era atractiva como peligrosa y pese a jugar con ella cuando nos envenenabamos para probar la efectividad de dicho líquido causandonos efectos secundarios y un malestar al cuerpo que solo se aliviaba con plantas y jugos. Cuando puse distancia escuché a mi madre antes de que se pusiera delante y la miré extrañado sin saber exactamente que hacía. Cuando vi que puso una mano en mi hombro y ordenó aquello, asentí rodando los ojos. Meter la mano allí dentro no es que fuera muy seguro pero algo podría hacer. El hedor seguía inundando aquel sitio como el aroma de la muerte, de la soledad y del paraíso solitario. La noche empezaba a asomarse y el estar cerca de mi ama, había hecho que las ideas de alejarme del Palacio quedasen en nada. Aunque me alegraba de que se preocupara como a su hijo que era.

Observé la piedra verde, había escuchado a los demás, pero confiaba en que nada ardiese o no perder ninguna extremidad por ese acto. La idea era hacerlo rápido y eficaz, como cuando entrenaba. Me acerqué al cadaver del dragón muerto de manera rápida y sin meditar, cogiendole la joya de Jade sin pensarlo demasiado. Había subido por aquel lugar con sumo cuidado para cogerla, sintiendo la montaña susurrar como si te incitara a la muerte pero mi objetivo era el Jade. Me acerqué a éste y lo cogí pero no se lo tendí a la dragona, reina de los venenos, sino que sonreí mirandola y a los demás-Adiós. Pero antes, devuelveme el caballo-le dije a la chica, con la daga en mano, que había caído poco antes de allí pero que la había recogido antes que nadie.-Ya te contaré-le respondí a Lyssandra.

PD: El último párrafo no se entiende mucho porque me lié, pero en conclusión, ha cogido lo de Jade.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Trama: Grupo B (Helena, Ivar, Nidaal, Kain )

Mensaje por Huevo Ígneo el Sáb Mayo 24 2014, 16:38

POST DEL MASTER

La grieta ha caído en una quietud bastante inquietante. Ya no se suceden más réplicas parecidas a las que acaban de sufrir, pero al mismo tiempo, la tensión en el ambiente ha crecido, entremezclándose con el temor. Todo parece en orden, con las diferentes personas allí congregadas sumidos en sus propios pensamientos y en disputas ajenas.

Los huesos parecen frágiles, bastante delicados, señal de que probablemente llevan mucho tiempo allí. No obstante, en cuanto Ivar coge el ojo de jade de la extraña calavera, las paredes vuelven a temblar. La calavera parece rebotar, presa de los rápidos e intensos movimientos que se están sucediendo a apenas un par de metros, detrás del grupo.

Un muro, aparentemente de piedra natural, cede, desplazándose lento y pesado y desapareciendo en la oscuridad. Un pasadizo secreto, un nuevo misterio. No se ve nada más que oscuridad al principio, oscuridad y un túnel angosto, tan estrecho que tendrán que atravesarlo uno a uno para poder pasar...

Pero de hacerlo, se encontrarán con unas extrañas ruinas, ajenas a lo que todos han visto durante su tiempo de vida. La mayoría de estructuras están prácticamente derruidas, pero la extensión que ocupa es bastante significativa. Parece un templo, puesto que hay un edificio principal, algo más grande y con el techo derruido, pero los escombros dejan entrever que no es el único edificio, y que existían otros.

El grupo puede explorar a su antojo, con cautela...

Porque quizá encuentren algo.

Aclaraciones:


  • No existe un orden de posteo. Interactuaréis entre vosotros y con lo que os decidamos sacar a lo largo del tema, por lo que postead cuando podáis. Eso sí, un post por ronda, para evitar demasiado caos.
  • El tiempo máximo de espera que se tomará el máster será de unos dos-tres días. Si en ese espacio de tiempo falta alguien por postear, tendrá que esperarse a la siguiente ronda y volver a engancharse al tema. Queremos que esto sea dinámico y relativamente rápido.
  • En caso de necesitarse dados para algo, será el máster quién se encargue de solicitar las tiradas.


Creado por Frozen


Última edición por Huevo Ígneo el Dom Jun 08 2014, 23:22, editado 1 vez
avatar
Huevo Ígneo
Last Fire Egg

Mensajes : 944

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trama: Grupo B (Helena, Ivar, Nidaal, Kain )

Mensaje por Kain el Vie Mayo 30 2014, 12:28

El hombre y a dragona parecen conocerse y estar atentos a sus cosas junco con las otras dos mujeres y yo en medio de todo el jaleo, ese hombre aprovecha para coger la joya verde haciendo caso a las palabras de la dragona en contra de mis deseos, todo hay que decirlo, mas no tenía nada que hacer contra dos oponentes y menos un dragón sin usar cierta ayuda que por desgracia era escasa en estos días. Tras coger el orbe de jade la calavera a mi espalda comenzó a temblar violentamente, la calavera más bien y junto a ella las paredes, yo solo podía asociar ese nuevo temblor con la acción de retirar de la cuenca del cráneo el jade pero no entendía si eso era algún mecanismo ancestral de eras pasadas o una coincidencia. Cuando la pared cedió para dejar al descubierto ese pasadizo me dio un vuelco el corazón y me emocioné, era toda una aventura nueva en mi vida.

¡Un pasadizo secreto!- me tapé la boca nada más decirlo no fueran a pensar que era un niño que se emocionaba con todo aquello, aunque ese fuera el caso, ya tenía dieciocho años y sabía comportarme de forma madura, a veces, pero un esqueleto de dragón con un orbe de jade y un pasadizo secreto en una pared era para emocionar a alguien como yo que lo más emocionante que le pasaba en su rutina diaria era conocer a algún humano que pasaba por su bosque. Ignorando a todos los presentes decidí acercarme al pasadizo con la daga en mano y echar un vistazo dentro, a la oscuridad que inunda todo el estrecho pasillo, palpando era imposible que dos personas pasaran juntas por el así que me metí dentro y fui con paso lento y seguro, tocando con las manos las paredes en mi avance.

Al llegar al final del pasadizo ante mi se presentan unas ruinas con una disposición rara, un edificio grande y restos de otros que hubieron en un pasado, parece completamente vacío pero tantos años en soledad y en un lugar salvaje me enseñaron a ser cauteloso, el tiempo parecía haber hecho estragos en las estructuras y en cualquier momento un pedazo de pared podía desprenderse y aplastarme convirtiéndome en puré de Kain. Pero sentía tanta curiosidad por ese lugar que caminé lentamente hacia la edificación con el techo derruido, impregnando en mi daga con un paño de ropa viejo un pequeño líquido casero de acónito, una dosis alta para joder bien a cualquiera de las personas que se habían quedado fuera si intentaban algo.
avatar
Kain
Hybrid

Ocupación : Terrorista
Mensajes : 169

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trama: Grupo B (Helena, Ivar, Nidaal, Kain )

Mensaje por Huevo Ígneo el Dom Jun 08 2014, 23:27

POST DEL MASTER


Esta trama queda oficialmente cerrada por Inactividad.

Los usuarios que lo deseen serán reubicados en otras tramas a excepción de Kain, que ha sido automáticamente reubicado al ser el último miembro activo de la misma.

Al margen del cierre, esta trama SI ha existido y se escribirá un final concluyente simultáneamente con el final de otras tramas. Editando este mismo post.


Creado por Frozen
avatar
Huevo Ígneo
Last Fire Egg

Mensajes : 944

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trama: Grupo B (Helena, Ivar, Nidaal, Kain )

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.