Novedades

- (18/11) Ya están disponibles las novedades de Noviembre.

- (18/11) Ya podéis pedir Los Dracs de Noviembre.

- (17/11) Revisad bien la normativa de las búsquedas, pues hemos añadido una nueva norma

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Trystan
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Admin
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos


06/06

Directorios y Recursos

04/10

Afiliados Élite
Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 QxjH0JL Time Of Heroes
 photo untitled45.png
Expectro Patronum


41/50


Words from the Queen (Trama de Navidad)

Página 4 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ir abajo

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Empty Re: Words from the Queen (Trama de Navidad)

Mensaje por Vyrax el Sáb Ene 26 2019, 16:26

¡¡Por fin!! La Reina se habia hecho esperar, pero por fin iba a dar su discurso. Lo malo es que debia dejar mis cosas fuera y entrar al castillo, para mezclarme con la plebe. No me hacia ni pizca de gracia, porque oleria a mierda un mes. Por si acaso me habia llevado la espada corta, a pesar de que mi esposa no estaba por ello. Pero cuando uno se mezcla con humanos no sabes lo que puede pasar, porque pueden hacer cualquier cosa. Son rastreros, conflictivos, mentirosos, despiadados... odiosos. Pero que asco les tenia.

Al pasar frente al balcón, mi esposa entontró a un par de amigos aristocrátas, los cúales eran mas aburridos que una carrera de caracoles. Al menos la Reina no se hizo esperar. Pero cuando esta se dio a ver, no tarde en mirar a Yawniik, de forma que ambos pareciamos coincidir en que nos sorprendia lo que estabamos viendo. Y es que esa mujer, no era ni la mitad de dragona que normalmente era. Ni siquiera la décima parte. Parecia como si algo le hubiera absorbido la vida de lo vieja que parecia estar, en tan poco tiempo. Y su discurso no fue algo excepcional, pues yo al menos esperaba algo similar, pero lo del tomate fue, en fin, ¿que decia antes sobre los humanos? Si, que son de lo peorcito.

Que la pobre Reina se pillase un cabreo de aqui a Roma pasando por Isaur, era normal. Hasta se prendio fuego, literalmente. En su lugar yo me hubiera tirado del balcón a cortar cabezas, pero bueno, ella tiene mas clase y elegancia. Y tambien guardias. La gente que estaba por ahi empezó a asustarse un poco cuando prendieron fuego a unas personitas, pero ¿que esperaban? ¿Un premio? Y una hostia les iba a dar con ese comportamiento. Enarque una ceja al ver como cerraban las puertas y la histeria empezaba a correr por el lugar.

Y por eso no me gustan estos eventos — dije mirando a Yawniik con seriedad — Ahora empezarán a hacer el tonto, y si matan a algún traidor, me mancharé la ropa con su sangre — gruñi de mala gana, sacando la espada. Pero Yawniik me la arrebato diciendo que dejase hacer el trabajo a los guardias — Ñiñiñiñi — torci el morro cruzandome de brazos y suspire algo hastiado. Alcé el mentón y vocifereé con fuerza — ¡¡QUE ARDA EL PATIO!! — sonrei ante mis palabras, interpretando las palabras de la propia Reina a mi favor, ya que el fuego, no nos quemaria a ninguno de los dragones, raza que considero es la única pura y digna.




Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 G8CgY7X
Brothers:
Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 IM2zDZq
Vyrax
Vyrax
Dragon

Mensajes : 210

Volver arriba Ir abajo

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Empty Re: Words from the Queen (Trama de Navidad)

Mensaje por Halcón el Sáb Ene 26 2019, 17:57

Lo cierto es que el hecho de que Rata no hubiese aparecido por la madriguera me preocupaba. Quizás debería preguntarle a Sabrina, aunque tampoco sabía dónde vivía la esclava. No obstante, si sabía a qué se dedicaba su ama investigando un poco quizás podríamos hacer algo para encontrar a Rata. No obstante, las palabras de la pelirroja me dejaron ligeramente, más preocupado. No, obviamente no estaba allí.

-Rata tiende a querer armar jaleo siempre que puede asique, pensé que quizás había vendría a un lugar con mucha gente. No hay interés alguno en la momia.-le digo mientras recuerdo que en ocasiones lo que hacíamos era precisamente eso, robar en un lugar lleno de gente en el cual aprovechando el tumulto nadie no vería y no podríamos ser atapados. Aun así, era raro que hubiese decidido hacer algo así sin avisarme. Rata no solos disfrutar solo de la fiesta.

No obstante, cualquier respuesta que pudiese dar a continuación fue apagada por la aparición de las trompetas mientras la Reina finalmente daba la cara y observaba como aquella dragona decrepita se alzaba sobre todos nosotros, mientras poco a poco el discurso se desarrollaba y el posterior caos se destacaba sobre la plaza… mi corazón se encogió en un puño mientras la gente comenzaba a correr desesperada.

Involuntariamente cogí la mano de Aisha y tiré de ella hacia los portones, pero desgraciadamente estas ya se habían cerrado y eso nos dejaba a merced de lo que ocurriese allí. No podían delatarnos como traidores porque eso implicaba la muerte. Instantemente intente buscar una salida, al mensa para ella, pero la situación era demasiado catastrófica y los guardias estaban desesperados por asaltar a los humanos, sin importar nada más.

Interacción con Aisha




Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Thomas_firma_by_dymanga-dc3lezo

We'll build our dynasty.:


Spoiler:

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 A9GTpQ5
Halcón
Halcón
Human

Ocupación : Ladrón, explorador
Mensajes : 355

Volver arriba Ir abajo

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Empty Re: Words from the Queen (Trama de Navidad)

Mensaje por Qalona el Dom Ene 27 2019, 05:18

• Interactuando con PNJ.
• Actúa en favor de la Reina Madre.

Tras despedirse de Faora y haber mandado a paseo al idiota Qalona volvió a quedarse sola en medio del gentío. En esa pseudo intimidad se permitió cerrar los ojos y suspirar largamente. ¿Qué significaba todo aquello? A esas alturas debías ser una vaca si no habías oído rumores, fuesen del bando que fuesen. Tal y como le había dicho a Faora días atrás el boca a boca era lo suficientemente poderoso como para levantar y destruir imperios enteros.
La dragona pelirroja se debatía internamente desde hacía años. Antes, incluso del suicidio de su hija Sashja, cuando se enteró de que parte de su familia estaba en contra de la esclavitud. Tras todos los eventos dramáticas Qalona quedó dividida y se fue consumiendo poco a poco, sola, débil, vulnerable. Ahora, perteneciendo a la Inquisición, la griega era moldeable cual arcilla. Fue por eso que, cuando las trompetas indicaron que el momento había llegado, su corazón, lejos de sentir odio, se llenó de júbilo. De tristeza también al comprobar que algunos de esos rumores sí eran ciertos, los referentes a su estado físico, pero Qalona confiaba en que su espíritu siguiese inquebrantable. La dragona se sorprendió esbozando una media sonrisa rota.
De pronto, el tomatazo. Su sonrisa se desvaneció en el acto. Primero, el frío, el vacío. Aquello no había podido pasar. Después, la tensión, la ansiedad. Lo siguiente tampoco estaba pasando. Finalmente, la ira.
Todo sucedió muy deprisa. La lluvia de hortalizas, los improperios, los gritos de la Reina, el portón cerrándose, las detenciones... el fuego. El fuego que la rodeó como si ella misma fuese la representación antropomorfizada del fuego. Qalona separó la mandíbula inferior de la superior con una mezcla de estupefacción, terror y gozo, y amó esa sensación. Sí, aquella era la Reina Madre. Y acababa de dar una orden.
Qalona se unió a sus compañeros inquisidores y muy pronto su elemento se hizo el protagonista. La dragona entonces increpó al esclavo que había traído el aceite y tras mostrarles sus armas le hizo traer más cubos. Uno, al menos, no tardó en llegar. Uno era suficiente. Era grande y estaba lleno. La dragona, con una sonrisa macabra torcida por el odio, tomó el cubo sin apenas esfuerzo y vació la mitad en el suelo. La otra mitad la lanzó encima del gentío. Daba igual dónde cayese el aceite. Lo importante fue que, habiéndose hecho con una de las antorchas, Qalona prendió fuego al aceite del suelo. Acto seguido lanzó la antorcha al mismo grupo de gente al que había bañado con el aceite.
Se dirigió a Faora a través de la red telepática.
«Faora, recuerda lo que hablamos. Sé implacable.»
«Que todos ardan».


Última edición por Qalona el Dom Ene 27 2019, 06:34, editado 2 veces




Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 KjSoEQ1

Habilidades:


Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 FHxtORZWords from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 LUYWJBeWords from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 KASdS7QWords from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 LVrdF3S
Qalona
Qalona
Dragon

Ocupación : Interrogadora.
Mensajes : 177

Volver arriba Ir abajo

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Empty Re: Words from the Queen (Trama de Navidad)

Mensaje por Inaya el Dom Ene 27 2019, 06:22

*Ainara, Tizne y Luka. Se menciona a Kenneth

Cuando sintió que le tomaban del brazo solo movió lentamente sus ojos en esa dirección para saber de quién se trataba, hasta que reconociendo a Tizne volteó su rostro para poner más atención a lo que decía. ¿Que le conocía?, ¿que era una buena chica?. No era como si eso le importara en realidad, tampoco era como si creyese que la que le había chocado era una mala persona y por eso le estaba amenazando. No, todo era algo mucho más sencillo. La chica solo había sido alguien que botó su sidra y luego le hizo perder el tiempo con su rostro asustado. En otras palabras solo había sido una desafortunada que logró toparse con la morena de malas. Sin embargo confió en que el chico se interpuso por mejor, así que solo suspiró volviendo a mirar de reojo a la mujer, sin decir nada para voltear luego a donde estaban los demás.

Esperaba volver a retomar la conversación que tenía con el rubio que también era un extranjero, pero al parecer ya se había ido y no lo notó, lástima que se distrajo con aquel choque. Iba a preguntar al respecto cuando las trompetas sonaron, anunciando la aparición de la reina. Inaya no estaba realmente interesada en su discurso, pero si le causaba algo de curiosidad conocer el rostro de tan poderosa dragona. Por ello, verla fue como sentirse engañada, estaba tan demacrada que le costaba creer que un vejestorio como ese hubiera sido capaz de unir dragones y formar el mundo que conocían en la actualidad, además de que su expresión y palabras carentes de sentido no mejoraban su percepción. Así que no tardó en ignorarla y seguir comiendo, se encogía de hombros cada vez que su novio preguntaba por cuánto tardaría, como si fuera saberlo. Le ofreció una empanada a la otra chica quizás para evitar que siguiera con su actitud de miedo, si no la había golpeado hace un rato ya no lo haría después de todo... entonces el tomate y los gritos en contra de la soberana comenzaron. Inaya volvió a mirar hacia el balcón, tragando el pedazo de empanada que quedaba en su boca. Eso no iba a terminar bien, no había que ser muy inteligente para saberlo. Un dragón siempre iba a ser más fuerte que un humano y eso sin considerar que se trataba de la reina y en un lugar rodeado de guardias. No había manera de salir bien de ello y el fuego en los traidores fue la primera evidencia de ello.

Caos, eso comenzaba a haber en el lugar y una risa absurda de parte de Tizne. Lo miró sin comprender si era idiota o simplemente estaba loco, llamándole la atención que hablara de separarse como una posibilidad, cuando en el fondo eso era lo que él iba a hacer, yéndose de inmediato luego de hablar. Se quedó con el granjero y la miedosa en medio del alboroto. No le importaba lo que sucediese, no le importaba esa guerra entre dragones y humanos, ni que la reina fuera una loca del fuego, ni que los otros dragones le siguieran el juego, ni que los humanos siguieran gritando como estúpidos como si anhelaran morir quemados - vaya porquería - se limitó a decir con molestia, pues había ido a una fiesta y solo se encontró con peleas, peleas que no podía disfrutar por su condición de esclava rodeada de inquisidores, bastaba con que uno la reconociera haciendo alboroto para fijar su sentencia de muerte - no sé ustedes, pero yo me largo lejos de tanta locura - dijo seguido para escabullirse entre la gente sin fijarse si le seguían los demás, por un lado era incluso mejor si no era así. Buscaba algún rincón donde quedarse a mirar como se mataban entre ellos o mejor dicho, como los dragones mataban humanos, porque claramente unos tomates no podían más que el fuego.




Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 K1YjxBP
La Emisaria del Caos:

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Jf0dtvK
Inaya
Inaya
Hybrid

Ocupación : Esclava
Mensajes : 327

Volver arriba Ir abajo

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Empty Re: Words from the Queen (Trama de Navidad)

Mensaje por Névena el Dom Ene 27 2019, 06:30

• Interactuando con Faora.
• Actúa en favor de la Reina Madre.

Claro, el Escuadrón Escarlata, de eso me sonaba. Ya sé quien es.
Eso, Faora. Lo siento.
¿En serio? Estaba segura de que era Farora. ¿De qué me suena el nombre de Farore, entonces? No importa. Lo que me importa es lo que me dice a continuación.
Cómo decirlo... todo está demasiado tranquilo después de todo lo sucedido últimamente, ¿no crees? —hablo desde la ignorancia, que acabo de llegar a Talos. Los rumores son una de las cosas que no han cambiado en absoluto.
Y por fin, después de unos largos y aburridos minutos, las trompetas suenan. Toda la plaza vuelca su atención en la balaustrada en la que poco a poco se hace presente la figura de nuestra reina. Mis ojos no pueden creer lo que están viendo. No, no es ella. ¿Lo es? Tengo que hacer un esfuerzo por enfocar bien la vista. Por Ra, parece un esqueleto andante. ¿Qué mierda ha pasado en Talos desde que me fui? ¿Dónde está la dragona que nos salvó de la extinción? Lo siento, madre, pero me duele verla así. No estaríamos vivos de no ser por ella.
Su discurso es extraño. Es hermoso, pero vacío. Le falta algo. Aun así soy toda oídos porque me muero de ganas de escuchar lo que tiene que decir. Toda mi atención está puesta en ella.
Es fácil imaginarse mi cara cuando el primer tomatazo se estrella contra su hombro. Me llevo ambas manos a la cara. «Oh, no». He estado ausente durante cuatro años, pero permanecí lo suficiente como para vivir el inicio de la Inquisición y formar parte de ella. Sé muy bien de lo que es capaz la reina... y también sus fanáticos. Sabía que tenía un mal presentimiento. Esto no va a acabar bien.
Efectivamente. El tomatazo no queda aislado. Pronto aparecen más y más cosas que lanzan contra la balaustrada. Aparto las manos lentamente. Mi boca se ha quedado abierta.
Los gritos entonces se suceden como las fichas de un dominó puestas en fila, unas fichas que van creciendo en tamaño según van cayendo.
Con amenazas y autoridad consigo deshacerme de unos cuantos sujetos que trataban de encararse conmigo y algunos de mis soldados. Pronto deja de ser suficiente. Llega un momento, cuando el portón se cierra y las ejecuciones comienzan, en el que a la gente parece darle igual todo. Llega un momento en el que no sé si actúan por el miedo a la muerte o miedo a estarse quietos.
Las palabras de la reina me estremecen, al igual que las llamas que la rodean. La escena es dantesca. Es excepcional, maravillosa y aterradora a partes iguales. No voy a mentir: ahora la que tiene miedo soy yo.
Entre puñetazos y empujones un remolino de tensión se desata en mi interior.
Entre el alboroto veo que han llevado ante la reina a unos pocos desgraciados.
«Tranquila, majestad, tranquila, majestad, tranquil... Mierda».
La reina lanza bolas de fuego a unos pocos detenidos. La visión me estremece y excita a partes iguales. Me he quedado tan embobada que no he visto venir el tremendo empujón que me propina un estúpido al que mando a volar con la cola. El gesto hace retroceder a unos pocos, pero la estupefacción no dura mucho. Pronto vuelven a unirse a la muchedumbre.
Esto no se va a solucionar con métodos convencionales, y menos cuando se crea la división ideológica en la población, menos aún cuando veo que se extiende más allá de la plaza.
Me dirijo a Faora tanto a gritos como a través de la red.
¡Faora, di a tus soldados que monten barricadas y les prendan fuego!
Me dirijo a mi escuadrón también través de la red.
«Id adonde tengáis que ir, pero permaneced juntos. Haced lo que tengáis que hacer para mantener el orden, pero no matéis a nadie si podéis evitarlo. Si os atacan, defendeos. No dejéis espacio a la duda».
Sé que no debería hacerlo, pero no me queda más remedio. El caos es inminente. Tomo mi forma de dragón, la más pequeña que poseo, y sobrevuelo la plaza y las zonas aledañas entre rugidos. Lo suficientemente arriba como para que no me lancen cosas a mí también. Lo suficientemente abajo como para actuar si lo considero necesario.
No quemo nada ni a nadie, pero sí lanzo algunas llamaradas de color azabache que, espero, disuadan algo a la marabunta enfurecida.
Névena
Névena
Dragon

Ocupación : Capitana del Escuadrón Obelisco.
Mensajes : 609

Volver arriba Ir abajo

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Empty Re: Words from the Queen (Trama de Navidad)

Mensaje por Aisha el Dom Ene 27 2019, 07:14

*Interacción con Halcón

Sonrió ante la respuesta del chico, era mejor no interesarse por dicha reina, aunque a ella si le causaba interés, como si al verla pudiera odiarla mejor - hablando de la momia - mencionó la pelirroja mirando hacia el balcón donde hacía aparición la dragona, vieja, maltratada, parecía enferma, por muy imposible que fuera aquello para un dragón… o quizás comenzaba a ser posible?.

Miraba a la reina ocultando su rostro tras la capucha de su capa, evitando que se notara así el desprecio por su actitud, ¿ya no tenía ganas ni de actuar?, con tal discurso ya nadie le creería y el tomate en su hombro era una evidencia de ello. La cantante se preguntó por qué no fue una flecha en su garganta, una en su cabeza, algo que la hubiese matado antes de que fuera capaz de transformarse en dragón para recuperarse. De esa manera independientemente del conflicto que pudiera causarse después , al menos aquella loca ya no existiría. Pero los gritos en su contra como los de ella mandando a que se callaran solo anunciaban un desastre, uno en el cual, como de costumbre, los más afectados serian los humanos.

Si el chico no le hubiese tirado lejos la pelirroja se habría quedado parada en medio del alboroto mirando como incendiaban a los suyos, ¿cómo podrían obedecerla?, respetarle con aquello... el miedo no podía ser suficiente para mantener su reinado que cada vez estaba más podrido. No podía serlo.

Se detuvo un momento apretando levemente la mano del chico para que él lo hiciera también, no había caso en seguir moviéndose si las puertas estaban cerradas - si no vamos contra ella estamos con ella - mencionó seria, pero dejando ver parte del miedo ante tal situación. Sabía bien de qué hablaba, llevaba muchos años viviendo así, mostrando algo que no era para mantenerse con vida y ahora para intentar ganar confianza de los dragones buscando información que ayude a terminar con ellos y con la reina - y si estamos con ella vivimos un día más - agregó luego de un suspiro, eliminado con este cualquier indicio de inseguridad, tranquilizándose para poder pensar en frío. No perdería todo por lo que había trabajado uniéndose a los alborotos, pues estaba casi convencida de que no iban a lograr mucho más que una ejecución masiva que terminaría en un recuerdo amargo para algunos y nada más, pues dentro de los muros no tenían escapatoria y ella necesitaba mantenerse con vida.




Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 WqJWZPk
La sombra del tonel:

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Jf0dtvK
Aisha
Aisha
Human

Ocupación : Artista musical/colaboradora de la resistencia/aprendiz de curandera
Mensajes : 322

Volver arriba Ir abajo

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Empty Re: Words from the Queen (Trama de Navidad)

Mensaje por Ainhoa el Dom Ene 27 2019, 07:55

*Menciona a Névena y Ainara

Día de fiesta y le tocaba trabajar, vaya mala suerte la suya. Había llegado al lugar mucho antes de que el tumulto de gente se hiciera demasiado grande. Sabía que su hermanara llegaría más tarde, pues no había logrado convencerla de que se quedase en casa y no la obligaría, al fin y al cabo ambas eran adultas y no podía controlar todo en la vida de Ainara, aunque a veces lo quisiera así. Quizás lo único que el tranquilizaba era la confección que tenían y que le advertiría en caso de que estuviera en peligro.

Los primeros momentos fueron bastante aburridos, hablando apenas un poco con sus compañeros de escuadrón. Hasta que un momento sintió el miedo de Ainara, lo que le hizo preocuparse y mirar a su alrededor por si la veía, pero tampoco podía llegar y moverse de su posición si es que la llegaba a encontrar, comenzaba a impacientarse cuando la mala sensación desistió y entonces pudo tranquilizarse para poner atención a la aparición de la reina que anunciaban las trompetas.

Sintió el leve impulso de reír ante tan lamentable rostro que dejaba ver la dragona, pero lo evitó al estar uniformada. no tuvo que contenerse demasiado tiempo pues al escucharla tan falsa más bien sintió desprecio, quizás eso hizo que no le extrañara que le llegase aquella tierna muestra de afecto en el hombro, ni que comenzaran haber más. El problema era que obviamente debía detenerlos y que su hermana estaba en medio de todo ello... y no iba a terminar nada bien.

Para colmo las cosas empeoraron más de lo que imaginó, la reina se había vuelto realmente loca y comenzó a decir que todo debía arder. Una compañera de trabajo le informó de las instrucciones dadas por su superior puesto que como “humana” no podía escuchar lo que dijera por la red. Y entonces como buena militar obedeció, desenvainó su espada para ir en contra de quienes los atacaran. No mataría si no peligraba su vida, pues no tenía nada en contra de aquellas personas molestas con la reina, consideraba que tenían motivos para estarlo. Pero era su trabajo y lo cumpliría al mismo tiempo que avanzaba entre la muchedumbre buscando a su hermana, más preocupada por ella que de todo lo demás - Ai, ¿dónde estás?, ¿estás bien? - le preguntó en su mente, esperando alguna respuesta de su parte, algo que calmase su preocupación e impotencia por no poder estar a su lado cuidándola.




Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 VEIAx9m

Ruran <3:

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Couple10
Ainhoa
Ainhoa
Hybrid

Ocupación : Soldado del Escuadrón Obelisco
Mensajes : 128

Volver arriba Ir abajo

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Empty Re: Words from the Queen (Trama de Navidad)

Mensaje por Abbadon el Dom Ene 27 2019, 12:00

Interactuo con: guardias y el pueblo.
A favor de: La Reina Madre.

Poco a poco el tiempo pasa. El dragón ve como Qalona llega a estar cerca de Faora, hasta que un aristocráta petulante molesta a las dragonas y estas deciden tomar de nuevo sus posiciones. Névena tambien aparece, y no mas tarde que ella, tambien hace acto de presencia Ariakas en un caballo, algo que provoca una sonrisa en el moreno. Piensa que a veces ese dragón es demasiado infantil incluso para su edad. Cuando llega la hora, suenan las trompetas y la gente va pasando al interior del castillo, de forma que quedan mucho mas visibles y apretadas entre si. Abbadon fija su mirada al frente, pues su deber esta en vigilar los movimientos de la gente, no de ver el espéctaculo.

Aún asi, cuando comienza a salir la propia Reina, las caras de esas personas es tal, que el propio milenario llega a sentir cierta curiosidad. Incluso escucha los rumores que se hacen sobre el estado que muestra. Es por ello, que se gira y alza la vista para observar dettenidamente a la Reina Madre. Abbadon siente un escalofrio en la espalda y busca la mirada de Faora. Recuerda la noche en la que se reunio junto a ella y otros pocos. No fue una noche realmente feliz, sino mas bien algo que solo le hizo enfadar. Ahora comenzaba a pensar que algo de lo que habia escuchado podia ser cierto, pero... no, solo podia ser algo puntual, una prueba de fé.

El tomate que fue lanzado a la Reina, hizo que Abbadon se girase hacia la gente, viendo el despliegue de insultos y gritos, además de como tiraban cosas hacia el balcón, cosas que caian tambien sobre ellos. Apreto los dientes aguantandose las ganas de no sacar la espada y cortar cabezas. Pero no hizo falta aguantar mucho. Su Reina tuvo el detalle de tomar las riendas, y aunque en un principio sintio miedo por lo que dijo e hizo, después no tuvo ningún problema en agarrar a los primeros humanos para ponerlos de rodillas junto a sus compeños, dandoles una buena tunda. Cuando la Reina ordeno quemarlos, no se aparto cuando el primero ardio y murio gritando, sino que lo miro fijamente mientras lo sujetaba de la cabeza.

Las puertas se cerraron y la gente entro en pánico. Incluso algunos guardias parecian sorprendidos sin saber que hacer. Névena tomo la forma de dragón mas práctica que pudo, imponiendo terror en aquel lugar. Qalona seguia tan fria como el hielo aguantando su posición. Lo cierto es que enfrentarse a humanos desarmados, no era un reto, era como pescar un pececillo dentro de un cubo sin apenas agua. El propio Abbadon no llegó a moverse en un principio, recibiendo algún que otro empujón y golpe, entre insultos. Mantuvo la calma bajo una leve sonrisa cruzado de brazos. Fue entonces cuando conecto con todos los guardias presentes en el castillo.

*Fieles a nuestra Reina, cumplamos sus ordenes y hagamos arder a los infiles de la forma mas rápida. Hagamos que estos gusanos tiemblen por semejante blasfemia*

Sin más, Abbadon saco sus alas nacaradas, rompiendo la parte trasera de su camisa y chaqueta, comenzando a volar lo justo para que la gente pudiera verlo, sacando su espada de filo rojo para poder golpear lo que le lanzaban. Al ver que mas de la mitad estaban pendientes de huir, directamente voló a gran velocidad a las puertas cerradas de salida, mirando a la gente asustada — ¡¡Pueblo de Talos!! ¡Hombres, mujeres, niños y niñas1 — alzó la voz mirandolos a todos — Hoy se han cometido aqui mismo varios crimenes con pena de muerte, y la Reina ha decidido que ardais — el hombre alado miro hacia Névena, que volaba echando bocanadas de fuego y sonrio — Os habeis creido con el derecho de juzgar a una Diosa, de arrojarle basura, insultarla, odiarla... ¿creiais que esto no iba a pasaros factira? — entrerro los ojos ladeando la cabeza, apuntando con la espada a una madre con un bebé en brazos — Supongo que no todos son culpables ¿verdad? Decidnos quienes han cometido tales actos. E incluso podeis entregaros a cambio de la vida de inocentes y quedar como heroes y no como cobardes. Vamos... ¿quien es el primer valiente? — Abbadon susurro mientras iba dejandose caer al suelo, dejando trás de si la puerta de salida, enfrentandose a la multitud. Entonces, se conecto nuevamente a la red dráconica.

*Todos sacad las alas e ir saliendo poco a poco. Névena, quemalos a todos.*




Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 7dpfgSW
Abbadon
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 331

Volver arriba Ir abajo

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Empty Re: Words from the Queen (Trama de Navidad)

Mensaje por Kenneth el Dom Ene 27 2019, 12:40

Menciones: Tizne, Aiden Warren, Névena
Interactúa con: Abbadon
Actúa a favor de los traidores.

El híbrido se mantenía apartado del caos generado por la lucha entre ambos bandos, el de los fieles a la Reina Dragón, y sus opositores. De pronto vio pasar por su lado al idiota que pateó al mentiroso, y le tiró algo que agarró al vuelo. Al abrir el paquete descubrió que eran unos bollos, y eso de dejó desconcertado. ¿Porqué ahora se los daba? ¿Estarían envenenados? Pero no, él había visto a los amigos del rubio comer de esas cosas. – Como si estuviera yo para comer nada ahora mismo – sentía el estómago completamente cerrado por los nervios cercanos al pánico. Así que se guardó el paquete en el bolsillo, y más tarde, cuando todo aquel jaleo finalizara, si por algún milagro divino seguía vivo, ya se los comería. Tampoco tenía tiempo para juzgar la actitud de aquel idiota que, en vez de preocuparse por salvar su vida, o proteger a sus seres más queridos, solo aprovechaba el disturbio para robar. “Hay que joderse, en serio.”

Echando un vistazo a su alrededor, el ojiturquesa observó muy lejos de donde él estaba, al otro lado del patio, el chico de la nota cayendo al suelo por culpa de los empujones de la gente, pero luego rápido consiguió volver a ponerse en pie de nuevo – Esto es una puta locura – no pudo seguirle la pista al moreno, porque de pronto apareció un dragón de tamaño no muy grande sobrevolando el lugar, rugiendo con salvajismo y soltando oscuras llamaradas aterradoras. Aquello iba de muy mal a muy a peor. Otro de los guardianes de la Reina sacó sus alas dracónicas y se plantó, espada en mano, justo en la puerta que él estaba. Lo miró alucinado. No tenía ni idea que los dragones pudieran transformar únicamente ciertas partes de su cuerpo “¿Será lo mismo con los híbridos?” se preguntó. Aunque quizás jamás conociera la respuesta a su pregunta, porque estaría muerto y enterrado.

Dicho dragón habló a la multitud reunida en ese punto, con tono de voz firme exigió que se delatara a los traidores, añadiendo que eso los convertiría en héroes ante la sociedad draconiana. “Pues prefiero ser un puto cobarde muerto, que un héroe vivo que no es capaz de conciliar el sueño por la culpa” eso lo tuvo claro muy rápido. Y una vez había tomado la decisión de unirse al bando de los traidores a la corona, Kenneth se sintió extrañamente tranquilo. Ya no estaba al borde del pánico. Se acercó a la madre con el bebé en brazos y se interpuso entre ella y el dragón con la espada alzada – ¡No podéis juzgarnos a todos por igual, cuando los traidores solo han sido unos pocos! – le dijo, mirándole fijamente a los ojos y sin apartar sus pupilas turquesa de los orbes del dragón. No pensaba permitir que ejecutaran a inocentes delante de sus putas narices sin hacer nada. Así que trató de dialogar con ese sádico – Además, ella tiene las manos ocupadas sosteniendo a su hijo, no podría haberlo hecho – pura lógica y coherencia, elementos que de bien poco le valdrían si al dragón se le hinchaban las pelotas y decidía calcinarlos a todos ahí mismo.

Era la segunda vez en su vida que se enfrentaba a un dragón, y la primera no le había salido bien precisamente. Perdió todo lo que amaba. Y por ese motivo odiaba a esas bestias inhumanas que abusaban de los humanos a su placer y conveniencia. Y Kenneth pensaba realmente que, si volvía a tener que enfrentarse a uno de ellos entraría en estado de shock, quedaría inmóvil, paralizado por el miedo. Pero a la hora de la verdad, se alegraba de saber que no había sido así. Todavía era capaz de mantener la calma, a pesar de ser completamente consciente que al segundo siguiente podía perder la vida en manos de aquel desgraciado. “Que sea lo que tenga que ser”. Prefería descansar tranquilo en una tumba que pasarse el resto de sus días en vida preguntándose porqué no actuó como su moral le empujaba a hacerlo, sabiendo qué era lo correcto y qué no. Así que solo esperó a que el dragón atacara, y terminara con toda esa mierda pronto, aceptando su posible cercana muerte con serenidad.  Permanecía imperturbable, sin apartar la mirada de su oponente alado.




Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 HfZDZjA



Si Quieres pelea mira aquí:

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 BAxMXuq
Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 HdRZCF2Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 6rUDMsu
Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 KwgpTnk
Kenneth
Kenneth
Hybrid

Ocupación : Esclavo de Vyrax
Mensajes : 272

Volver arriba Ir abajo

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Empty Re: Words from the Queen (Trama de Navidad)

Mensaje por Invitado el Dom Ene 27 2019, 16:16

Mencion a Tizne, Inaya y Ainhoa

El alivio inundó a Ainara cuando escuchó la voz de alguien conocido, además estaba intercediendo en el lio en el que ella misma se había metido por su propia torpeza. Por suerte pareció bastar la presencia del chico para que la morena se calmara un poco, aunque no vio flaquear su expresión de malos amigos.

Ainara quería agradecer a Tizne cuando anunciaron la aparición de la reina, a lo que volteó en dirección al balcón donde prontamente hizo su aparición. El aspecto de la reina no era como se la había imaginado, lucia mas vieja de lo que los rumores hablaban, y claramente se veía demacrada, lo cual era todo lo contrario a lo que había escuchado de quienes conversaban normalmente por esos lados.

Luego algo inesperado hizo que la chica volviera de sus pensamientos a la realidad, un tomate había sido lanzado de algún lugar hacia la reina, seguido de varios otros y otros proyectiles – Esto no va a terminar bien – pensó al momento que la ira de la reina se desató finalmente y comenzaron a arder humanos ante los ojos de todos los presentes. Ainara dio la espalda para evitar ver aquel horrible espectáculo.

El caos comenzó a propagarse junto con las ordenes de la reina, aunque eso no pareció molestar demasiado a Tizne que luego de una risotada fuera de lugar se esfumó entre la multitud, la siguiente en irse fue la morena, a lo que decidió rápidamente que lo mejor que podía hacer en esos momentos era huir y ocultarse en un lugar seguro.

Comenzó a correr entre la desesperada multitud por lo que no veía bien hacia donde iba, hasta que como un milagro que cae del cielo escuchó a su hermana – ¿Noa?... ¡Noa! – un alivio recorrió su cuerpo cuando escuchó la voz de Ainhoa en su mente – Estoy entre una multitud, no sé donde exactamente... ¿Tu estas bien? – le respondió a través de su telepatía gemela. Lo único que esperaba en esos momentos era reunirse con su hermana y asegurarse que estaba bien. Que ambas saldrían de esto bien.
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Empty Re: Words from the Queen (Trama de Navidad)

Mensaje por Faora el Lun Ene 28 2019, 11:50

1) Nuevamente a Favor de la reina madre.
2) Interacción con  PNJ

El desconcierto rugía dentro de mi como una llama que se iba prendiendo poco a poco hasta amenazar con convertirse en algo que no se detendría nunca, quemando cada parte interior de mi a medida que todo aquello surgía en mitad del caos. Algo había inundado mi mente y aquellos momentos. La voz de Qalona sonó con fuerza, igual que la de todos aquellos que estaban hablando telepáticamente. Sin saber cómo, mi mente también podía escucharlo. Milagrosamente y por primera vez en mi vida, me sentía *conectada con todos ellos. Me había conectada la red de los dragones y ni siquiera yo misma sabía como había sido capaz de conseguir aquello. Entre todo aquel caos y desconcierto, una sensación de triunfo y gozo me invadió, sintiéndome por fin mas cercana a todos mis congéneres.

No obstante, las palabras de Qalona y Névena me sacaron de mi ensimismamiento mientras ordenaba que mis soldados prendiesen las barricadas. Aquellos humanos estaban siendo tratado de una forma posiblemente exagerada, pero el fuego ardía en aquellos momentos en mi corazón, sintiéndome más cercana que nunca nuestra reina, nuestra amada madre de la que se habían tenido y burlado. Aquello desde luego, merecía un castigo ejemplar. Aun así, era lógico que a más de uno todo aquellos se le estaba yendo de las manos, y las palabras de mi compañera, que me ordenaron ser implacable se hacían cada vez mas confusas. Aun así, estaba rodeada de gente, de compañeros que no podían ver mi flaqueza en aquellos momentos. Cerca de mi posición eran varios los humanos que trataban de huir mientras todos se juntaban en un mismo punto. Algunos soldados estaban dudando sobre si matarlos o no.

-Soldado.-grite acercándome hacia ambos.-considere traidor a quien no le permita cumplir con sus acciones.-le dije con la seriedad propia de mi cargo. De aquella manera acababa de darle una advertencia a aquel hombre que parecía querer actuar por podría voluntad y sin seguir las ordenes de sus superiores. Si aquel hombre hubiese sido de mi escuadrón, habría pedido que le ajusticiasen después de todo aquellos, pero tras escuchar mis palabras desenfundo su arma dirigiéndose a aquel grupo de personas. No obstante, la mueca de desagrado y disconformidad no pasaron desapercibidas.-¿pretendes que no os juzguemos como traidores a todos aquellos que están ensuciando la plaza con su presencia?-pregunté alzando la mano para que el dragón se quedase quieto unos momentos, dirigiéndome a aquellos humanos. Si los soldados tenían poca sangre fría era mi deber ser el verdugo. Las manchas de sangre salpicaron mi cara mientras me giraba de nuevo al soldado.-todos deben arder, incluso los que están medio muertos. No te atrevas a contradecir mis ordenes.-sentencie mirándole de forma amenazante.

*:
Faora se ha conectado a la red dragonica por primera vez: 1er rol para desarrollo de: Falso Dragón


Última edición por Faora el Lun Ene 28 2019, 11:55, editado 1 vez




Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 ZdXqbBN

Mi mundo...:

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 6Qn2otE
Habilidades:

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Eb51c910
Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Uooj_by_dymanga-dc10hiy
Habilidades en desarrollo:
Falso dragón 1
Falso dragón 2
Mi fuego interior:

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 4b9f0565a417fbf7fcee9c63b35bd758a5833241r1-245-178_00Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 D76cabfa186ff77532b94768387a607e
Faora
Faora
Hybrid

Ocupación : Protección y vigilancia de Talos
Mensajes : 1296

http://cinemaxuniverse.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Empty Re: Words from the Queen (Trama de Navidad)

Mensaje por Vyrax el Lun Ene 28 2019, 11:53

Interactúo con: Tizne y con guardias (a través de red dráconica)
A favor: de la loca del coño, digo, de la Reina.

La cosa iba poniendose interesantisima. Después de que la Reina perdiera el juicio y pidiera las cabezas de los infieles, o mas bien que los hicieran arder, la gente no tardo en intentar, sin exito, escapar de alli. Me encantaba esa locura porque era lo mas parecido en años a los espéctaculos en el coliseo de Roma, cuando se lanzaban leones a los cristianos. Pobres gatos, seguro que después terminaban malitos al comer tanta carne de esa clase. Pero si era divertido verlos correr y gritar de un lado a otro, como estaba pasando justo ahora. Y aunque muchos pasaban rozandome, ninguno podia llegar a moverme, poque si llegaban a intentar a empujarme, lo agarraba del cuello y lo lanzaba por encima de mi contra la multitud.

Mi esposa estaba un tanto desesperada, porque no disfrutaba de aquello. Incluso parecia estar a punto de desenbainar la espada que me habia quitado de un momento a otro — Vamos, hazlo. Si le cortas la cabeza a alguno dejaré que Hyörxes vuelva a casa — la mire con media sonrisa, pero esta me tiro la espada de mala gana a las manos diciendo que nuestro hijo no volveria a casa ni aunque yo me arrastrase — Lo sé. Solo queria verte en acción. Te pones muy sexy — saque la espada para mirar la hoja, para mirar a mi esposa nuevamente, que desde luego no estaba de buen humor. Pero algo me llamo la atención trás ella — Querida: te estan robando — señale con el indice derecho hacia un chico que pasaba justo por la espalda de la dragona.

El chico resulto ser uno de los juguetes de mi hermano, Tizne. Lo habia visto un par de veces y no me resultaba interesante, porque no era un gladiador con el que luchar. Seguro que Thyraxes lo usaba para otras cosas y sincerameente, crei que solo para sodomizarlo, pero viendo como le quitaba a Yawniik una hermosa pulsera de esmeraldas en menos de un suspiro, hasta me hizo sonreir — Muy hábil Tizne — le dije al chico, comenzando a caminar trás él entre la gente — Aunque los ladrones siempre pagan — extendi los brazos entre dos hombres, separandolos como si fueran dos cortinas, mirando a Tizne a la cara — ¡¡¡AL LADRÓN!!! — lo agarre de la pechera de la camisa, llevandolo hacia a mi mientras apuntaba con la punta de la espada hacia su cuello — Solo la puntita, ¿eso dijo Thyraxes, a que si? — sonrei de forma siniestra, cuando un montón de gente se me echó encima derepente, haciendome caer de lado, y soltando al chico — ¡¡NOOOOOOOO!! — grite rabioso, empezando a dar puñetazos a diestro y siniestro, comenzando a conectarme a la red dráconica.

*Varios ladrones están aprobechando la ocasión. Uno de ellos es un esclavo joven, de estatura mas bien baja, rasgos aniñados, cabello rubio oscuro, tez pálida... *

Mientras iba informando a los guardias del ladronzuelo, yo me abria paso nuevamente para buscarlo a base de empujones y puñetazos entre el alborotado gentio.


Última edición por Vyrax el Lun Ene 28 2019, 22:38, editado 1 vez




Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 G8CgY7X
Brothers:
Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 IM2zDZq
Vyrax
Vyrax
Dragon

Mensajes : 210

Volver arriba Ir abajo

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Empty Re: Words from the Queen (Trama de Navidad)

Mensaje por Ariakas Verminaard el Lun Ene 28 2019, 15:28


Interacción: Con quien se pueda
En favor: ...

El discurso me asqueo...
Cada palabra, esa inexpresividad...la falta de emociones...soporte lo mejor que pude hasta el final, sintiendo furia en mi interior...esa no era la Reina...

Cuando cerraron las puertas...de inmediato comencé a desperdigar en un perímetro a los escuadrones que mas lealtad me tenian, de los viejos y nuevos, sabia que no todos los capitanes me apoyaban, pero sabia que tenia a muchos de la armada regular en acuerdo conmigo...

"Proteger al inocente"

Mire a mi alrededor, había hombres y mujeres que se debatían contra los soldados e inquisidores que obedientes habían ido a cumplir con la orden de aquella megalomaniaca que usaba la corona...pero mas aun a aquellos hombres que buscaban proteger a sus familias, mujeres que se habían arrodillado cubriendo a sus hijos con sus cuerpos, niños llorando asustados...

Esa era facilmente la desición mas dificil que tenia que tomar. Mis soldados me miraban a la espera de nuevas ordenes... "Enciendan las barricadas, las pacas de heno, las vallas de madera...sofoquenlos con el humo...traten de salvar a los inocentes...no somos genocidas...pero hagan lo que deban hacer"

Pense en Kariel y la promesa que le habia hecho...le habia prometido proteger a todos...por eso odiaba hacer promesas...pero aquella la habia hecho

I made a promise to a friend, but now it's one I can't keep

El dolor y la desesperación a mi alrededor me quebraban por dentro, ninguno de ellos quería morir, solo querían lo que era justo. Recordé cuando debíamos huir para ocultarnos de los cazadores...la situación había sido la misma...solo queríamos vivir en paz...en otro momento al igual que los perros de la Reina ahora mismo habria disfrutado de aquello, pero la situación era diferente ahora...todo habia cambiado en los últimos dos años.

Deseaba con todas mis fuerzas impedir aquella masacre que estaba por suceder...pero si me descubria ahora y me acusaban de traición...Thareon y Erah estarían en mayor peligro, ellos contaban conmigo...

So it's for your friends and mine I have to fight right now

Desenvaine mi espada y tome una de las antorchas sacando las alas a mi espalda para encender las pacas de heno que mis soldados habian puesto alrededor del perimetro QUIEN NO DESEE MORIR TIRESE AL SUELO CON LAS MANOS EN LA NUCA!!! QUIEN SIGA PELEANDO ENFRENTARA EL FILO DE MI ESPADA!!!

Is there still A glimmer of hope?, Will you choose
To do the right thing?, Please now,bud, If you're there... Have a change of heart

Aterrice en medio de la multitud obligando a las familias a tirarse al suelo, mientras que heria de gravedad a los que seguian peleando, todo para que pareciese que estaba del lado de aquella genocida...pronto estaria de nuevo empapado en sangre humana, aquellas que habia prometido no seguir derramando...tenia que hacer lo que tenia que hacer... no podia evitar matar a los mas agresivos tratando de mantener a los desprotegidos contra el suelo...

Era imposible...aquello era un campo de batalla

Comence a pelear con todo, destrozando el movimiento desde su centro...

El Sanguinario haria su acto de presencia una vez mas...solo para salvaguardar una posición que habia prometido mantener por un bien mayor...

Listen and hear a song the birds are singing, Sit down a while and watch the flowers, Blooming...What a nice day...




Contrary to what you might think, I enjoy having enemies. it makes me... careful - keeps me creative. There's not much of a future for complacent rulers.
Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 UPzoRae
Secret Garden:

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 KNFUY7KWords from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 WEGFSd2Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 XsAkwu2

Old Life:

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 3jZW9B1
Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Ara1
Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 A3kh2C1
Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 WhJDDt8
Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 FyENjnV
Ariakas Verminaard
Ariakas Verminaard
Dragon

Ocupación : General del Ejercito de los Dragones
Mensajes : 1376

Volver arriba Ir abajo

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Empty Re: Words from the Queen (Trama de Navidad)

Mensaje por Qalona el Lun Ene 28 2019, 17:33

• Interactuando con PNJ y Abbadon.
• Actúa en favor de la Reina Madre.

Poco a poco, grito a grito, en el interior de Qalona se fue gestando algo excitante que le hizo desprenderse de esa parte «humana» de la que debían hacer gala los dragones en sociedad, ésa parte que la mayoría detestaba. Dentro de ella, en su bajo vientre primero, pecho y resto del cuerpo luego, apareció un homrigueo agradable que la hizo estremecerse. Después de haberlo perdido todo lo único que parecía estimularla era el sufrimiento ajeno, tanto el físico como el mental. La dragona rojiza fue transformando su perenne inexpresivo rostro en una mueca de odio, diversión y fanatismo del más puro. Poseía el rostro de una demente a la que habían colocado en medio de una revuelta, es decir, para ella, en su patio de recreo. Era un niño a punto de devorar un caramelo.
Los humanos a los que ella había prendido fuego no tardaron en dispersarse en un intento desesperado por buscar una forma de apagarlo, algo inútil estando cubiertos como estaban en aceite. El olor a carne quemada se intensificaba cada vez más, y al inspirarlo Qalona recordó el Despertar. Los recuerdos y el espectáculo la hipnotizaron. Sus labios finalmente se torcieron en una macabra sonrisa.
La voz de Abbadon en la red telepática la devolvió a la realidad. Días atrás, durante un encuentro casual con Faora, la inquisidora había experimentado molestias y dolor en la espalda, algo que la capitana había atribuido a una posible habilidad de aquellas otorgadas por la Reina Madre. Hasta entonces había sido una hipótesis, pero en los días posteriores el dolor se intensificó. Había hecho un gran esfuerzo por sobrellevarlo... pero ya no hizo falta. En cuanto el otro inquisidor llamó a desplegar las alas, éstas, con un crujido, salieron* de su espalda y se desplegaron por completo. El dolor le arrancó un grito. No obstante, no tardó en ignorarlo cuando las vio y quedó maravillada. Sus enormes alas estaban ahí, ahora casi en miniatura, moviéndose como lo harían normalmente. Le apreció tan extraño como fascinante. La dragona tenía miedo de volar. No estaba segura de si las podría controlar desde el principio, pero dada la situación no le quedó más remedio que arriesgarse. Con un gesto parecido al de dar un salto Qalona estuvo en el aire en segundos. Le costó un poco sí, pero al menos su vuelo era estable y podía moverse aunque fuese despacio. Volar en forma humana era muy, muy extraño.
Pasado el sopor inicial la inquisidora avanzó hasta tomar otra de las antorchas y otro cubo de aceite. Ahora que podía volar y moverse libremente no había mucho que esperarse de ella. Encontró un grupo de unos diez o doce humanos insurrectos apiñados  detrás de varios guardias que intentaban contenerlos. Si la dragona había dudado en algún momento, puesto que tres de sus integrantes eran pqueños, los gritos de «Abajo la reina loca» disiparon toda duda. Qalona los roció con el aceite, dio a los guardias la orden de apartarse y entonces tocó a los humanos con la antorcha. El olor a cabello quemado era asqueroso, pero la carne quemada... ésa era otra historia.
Buscó a Abbadon con la mirada. Si el dragón se la devolvía vería a una dragona sonriente, triunfal.
«Que todos ardan.»

___________________________________________________________________
*Segundo tema para la aparición de las alas. El primero es éste.




Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 KjSoEQ1

Habilidades:


Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 FHxtORZWords from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 LUYWJBeWords from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 KASdS7QWords from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 LVrdF3S
Qalona
Qalona
Dragon

Ocupación : Interrogadora.
Mensajes : 177

Volver arriba Ir abajo

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Empty Re: Words from the Queen (Trama de Navidad)

Mensaje por Abbadon el Mar Ene 29 2019, 00:24

Interactuo con:
Kenneth, Qalona y Ariakas. Mensaje por red dráconica.

El dragón sonrio al chico de ojos azul intenso. Era guapo, realmente atractivo. En otra ocasión incluso le hubiera regalado una tranquila velada terminando con un buen polvo. Pero su Reina habia dado ordenes explicitas, no eran de su agrado, pero no era quien para contrariarla, pues solo era un dragón que no hubera existido sino fuera gracias a ella. La debia lealtad ciega aunque eso le condenará al mismisimo infierno, bien lo sabia y pedia perdón a quien quisiera oirlo en sus rezos.

Golpeo de un puñetazo al muchacho, apartandolo del medio y cuando lo vio tirado alzó el mentón — Aqui tenemos el primer héroe. ¡Quemadlo! — grito dirigiendose a unos dragones que volaban cerca, llevando consigo unos cubos de aceite y antorchas. Abbadon miro a la mujer con el bebé, y sin piedad alguna la corto la garganta haciendo que la sangre bañase al niño que mantuvo en brazos hasta que al caer, un hombre lo recogio de las manos muertas de la mujer — Ella podia gritar — miro al resto de personas que empezaron a recular. Nuevamente echó a volar recogiendo su espada trás limpiar el filo — Despejad la zona y que todos vayan al centro. Me estoy hartando de esto — susurro con agotamiento y furia. Fue cuando se dirigia al centro cuando vio sobre él, que Qalona volaba con un pensamiento fijo en su mente. Asintio una sola vez hacia la pelirroja y voló mucho mas rápido tomando altura.

Estando un par de metros bajo Nevena, el moreno pudo contemplar que la gente iba concentrandose en el centro, pero algo raro paso: el humo empezó a cubrir la zona, muchos se tumbaron y Ariakas trás gritar dando un aviso, se lanzó a ensañarse con su arma, junto a otros tantos. Aquello iba en contra de su plan inicial, asi que se lanzó en picado agarrando a su amigo por los hombros de forma que lo levanto por los aires, dandole un puñetazo en la mandibula — ¡¿Que crees que estás haciendo?! Puede que seas un soldado, pero soy mas viejo que tu, y no me vas a engañar — lo miro airado mostrandose poco amistoso — La reina quiere que mueran. ¿Crees que puedo defenderte si después todos ellos salen de aqui vivos? Piensa un poco, eres indispensable, ellos no — lo agarro del cuello con una mano frunciendo el ceño mientras apretaba los dientes — He perdido a muchos, Ariakas. No seas imbécil — respiro hondo y volvio a mirar hacia abajo.

*La Reina Madre ha dado la orden de que quemeis a todos los que estájn ahi abajo. Teneis el tiempo justo para coger el aceite y tirarselo. De lo contrario, sereis traidores y tambien sereis ajusticiados.*

Abbadon miro fijamente a Ariakas sin soltarlo, pues en el fondo, sabia que si lo hacia, el rubio haria lo posible por defender a los inocentes, tal y como lo habia gritado.




Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 7dpfgSW
Abbadon
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 331

Volver arriba Ir abajo

Words from the Queen (Trama de Navidad) - Página 4 Empty Re: Words from the Queen (Trama de Navidad)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.