Novedades

- (18/11) Ya están disponibles las novedades de Noviembre.

- (18/11) Ya podéis pedir Los Dracs de Noviembre.

- (17/11) Revisad bien la normativa de las búsquedas, pues hemos añadido una nueva norma

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Staff
Letyko
Admin
MP
Trystan
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Admin
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
Encuentro desafortunado [Minoss] G2TiwGkZ_o

06/06

Directorios y Recursos

04/10

Afiliados Élite
Time Of Heroes
 photo untitled45.png Encuentro desafortunado [Minoss] AO1UJIQ
Expectro Patronum


38/50

Afiliados Normales


Encuentro desafortunado [Minoss]

Ir abajo

Encuentro desafortunado [Minoss] Empty Encuentro desafortunado [Minoss]

Mensaje por Invitado el Dom Ene 06 2019, 04:52


El cielo estaba nublado, sin embargo no hacía frío. El ambiente era caluroso como era habitual. Calculaba que apenas sería media mañana. Pero era justamente la hora en que más concurrido estaba el lugar. Por ello, la esclava encargada de la compra siempre solía ir muy temprano. Pero había olvidado algunas cosas y le había encargado a Suny conseguirlas.

No es que le molestara, realmente. De todas formas, quería ir a dar una vuelta por la ciudad. Así que se había echado encima de la cabeza un rebozo, para ocultar sus llamativos rizos rojos, y se había puesto en marcha con un pequeño cesto rectangular de mimbre.

El mercado tenía todo lo que uno pudiera desear. Desde alimentos hasta esclavos. Allí mismo había sido comprada y vendida unos años atrás.

Echó un vistazo general al lugar para buscar un hueco por dónde aventurarse. La gente parecía llenar todos los espacios. Había mucha bulla proveniente de los intercambios y de los insistentes llamados de los mercaderes para atraer clientes.

Había tomado un desayuno frugal y empezaba a tener hambre. Decidió ir primero por las manzanas. Se le apetecía una.

Se adentró entre la muchedumbre sorteando y esquivando canastos y pequeños niños. Iba  observando los puestos, recordaba vagamente que el vendedor de verduras estaba cerca del frutero. No solía ir a diario y los puestos estaban desordenados, no siempre se colocaban en el mismo lugar, con excepción de las tiendas fijas. El frutero al que iba tenía una de esas, justo en una de las esquinas. Siempre vendía fresco y de buena calidad. Algo que no siempre podías encontrar en todos los puestos.

Una leve sonrisa se formó en sus labios al ver el puesto de madera con múltiples cajones de fruta.

Se dirigió hacia allá pero un mar de gente le obstaculizaba el paso. Una vista rápida le indicó que eran humanos en su mayoría. No vestían ropas caras, y no reconoció el negro atuendo de los inquisidores. De modo que se abrió paso tal y como hacía en casos así, se dejó arrastrar empujando y siendo empujada, con tal mala suerte que al salir se dio de lleno con alguien que venía del lado contrario y ambos fueron a dar al piso. Ella sobre él, con el cesto en medio.

Alzó la vista, casi rezando que no fuera alguien importante, pero al parecer ese no era su día. Reconoció al instante al dragón insufrible con el que se había encontrado hace una semana. Bajó el rostro y se levantó, no sin cierta dificultad, murmurando unas breves disculpas que en ese momento ya no sentía.

La idea era escapar de allí antes de ser reconocida. Realmente no sabía si ese egocéntrico dragón sería capaz de recordar su cara o el incidente pasado. Pero no quería tentar a la suerte. Se envolvió aún más el rebozo con una mano y rodeó al dragón para plantarse en el frutero.

Buenos días— saludó, llamando su atención. El viejo mercader se acercó para ver que quería.— Llevaré dos libras de manzana —dijo rápidamente, mientras buscaba las monedas de cobre de una pequeña bolsa atada firmemente en la cintura de la falda. Una vez con ellas, las apretó en su mano mientras soltaba una exhalación. Esperaba que el dragón ya se hubiera marchado
.



Última edición por Sunniva el Mar Ene 15 2019, 18:12, editado 1 vez
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Encuentro desafortunado [Minoss] Empty Re: Encuentro desafortunado [Minoss]

Mensaje por Minoss el Dom Ene 06 2019, 11:26

La suerte sonreía a Minoss... en cierto modo.

Reconocía perfectamente a la joven mortal que se le había caído encima: una esclava que, una semana atrás, le había dañado unas preciosas y costosas botas. Minoss había jurado venganza en su contra, pero no había vuelto a verla en todos estos días y, además, había descubierto el mismo día de la tragedia que ya pertenecía a otro dragón u otra dragona. Esto le había hecho perder un poco los nervios al llegar a casa y romper todavía más objetos. Hacía que se sintiera tremendamente frustrado.

Sin embargo, después de siete días, volvía a encontrarla aquí: en la muchedumbre, en medio del mercado, donde su ama probablemente no la vería. Minoss se recuperó del golpe al ponerse en pie y se fijó en la chica. Hablaba ahora con el tendero, pretendiendo no haberlo reconocido o que nada había ocurrido. Una sonrisa se dibujó en el rostro de Minoss. La haría sufrir cuando pudiera.

Dejó que la esperanza se apoderara de la chica y, en cuanto vio que tuvo sus frutas y que el tendero la ignoró, se movió a su lado. Posó sus labios al lado de su oído, sintiendo el tacto de su cabello sobre sus labios y haciendo que un escalofrío lo recorriera a él también.

Deberías aprender modales, jovencita. Me destrozas unas botas caras y además me tiras al suelo... ¿y no recibo una mera disculpa? —Se rió mientras avanzaba con ella en el tumulto de gente—. Creo que no hemos tenido tiempo de presentarnos, pues no me lo has dado. Me llamo Minoss.

El dragón se irguió cuán alto era y se posicionó al lado de la joven. Era bella, sin lugar a dudas, de curvas marcadas y pecho voluptuoso; y además, de ropajes más cuidados de lo que cabría esperar para una esclava. Quienquiera que fuera su amo o ama, sin lugar a dudas cuidaba más a sus esclavos que la gran mayoría de dragones. Tal vez se tratara de una criatura joven y liberal.

Ten cuidado, cualquiera podría perderse en este lugar. Hay tanta gente y tantas tentaciones... —murmuró. Rodeó el hombro de la chica con un brazo y señaló un puesto—. Mira, ¡joyas! Por mucho que luchen por buscar diferencias entre las razas, ¿a quién no le gusta las joyas? Dime, ¿te gustan a ti? ¿Has tenido la ocasión de probarte una alguna vez?

Minoss no era necesariamente un dragón cruel, pero le gustaba sentirse y mostrarse superior a los demás, y creía que con dinero podía comprarlo todo. Ofreció una sonrisa a la chica. Con ella, no compraría nada hasta que le pidiera perdón.
Minoss
Minoss
Dragon

Mensajes : 24

Volver arriba Ir abajo

Encuentro desafortunado [Minoss] Empty Re: Encuentro desafortunado [Minoss]

Mensaje por Invitado el Vie Ene 11 2019, 17:34

Recibió las manzanas y las pagó, soltando un gracias con expresión neutra. Sólo quería marcharse de allí. Y por un breve momento, realmente creyó que se había salvado de un incidente desagradable. Pero no. El escalofrío que le recorrió todo el cuerpo y las palabras que acariciaron su oído le hicieron maldecir en su interior. Se alejó de él como si quemara y se esforzó por mantenerse inexpresiva.
Pensó en hacerse la desentendida pero una sola mirada al rostro petulante que tenía delante le ayudó a comprender que eso no funcionaría.
Me disculpé aquella vez, y lo hice otra vez en esta desafortunada ocasión, Señor —dijo al fin, con calma, resaltando una palabra en particular, como si estuviera hablando con un niño de lento aprendizaje— Con su permiso...—añadió, al tiempo que hacía una leve inclinación de la cabeza para luego girarse y seguir su camino.

Pero claro, él no lo iba a dejar así, la siguió e incluso le dijo su nombre. Por supuesto, no era su nombre "real". Pero se había presentado, y ahora ella también debía hacerlo.

Yo me llamo Suny, señor — dijo, sin mirarlo. Se concentró en el mercado y el motivo por el cual estaba allí. Vio el puesto de verduras a unos pasos de allí, así que continúo caminando derecho, tratando de mezclarse con la gente y eludir al dragón sin ser grosera. Pero aquél seguía hablando y empezaba a fastidiarla.

¿Que tuviera cuidado? ¿Que podía perderse? ¿Que si le gustaban las joyas?

Y había osado rodearla con su brazo. Tuvo que recordarse a sí misma que era una esclava y él un dragón para no reaccionar de mala manera.

Agradezco su preocupación, Señor — respondió con fingida amabilidad, pero negándose a llamarle por su nombre.— Conozco bien el lugar, y tengo órdenes que cumplir de mi ama — agregó enfatizando ligeramente la última palabra. Como si quisiera recordarle que estaba protegida por ella. Y con un movimiento suave se deshizo de su agarre y se detuvo un momento para mirarle — Y la verdad es que no a todos nos impresionan las joyas.

Lo último lo dijo con una sonrisa forzada, como si estuviera respondiendo a la sonrisa que él le había dedicado segundos antes. Pero estaba lejos de sentirse cómoda con él, así que giró sobre sus pies y caminó hasta el puesto de su interés.

Buenos días, llevaré tomates — indicó al vendedor, con algo de urgencia en la voz. Quería irse ya a casa. Estaba segura que el comentario de las joyas no había sido nada inocente. El dragón había querido minimizarla. Suny era una esclava, él sabía que no estaba en condiciones de desear ni poseer joya alguna.

De pronto sintió un tirón en su cintura y alcanzó a ver una mano pequeña sacando unas monedas de su bolsa. Había estado tan ensimismada en sus pensamientos que no se dio cuenta del peligro. Maldijo en voz alta esta vez, se ató con fuerza la bolsa y corrió tras el muchacho.



Última edición por Sunniva el Mar Ene 15 2019, 18:11, editado 1 vez
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Encuentro desafortunado [Minoss] Empty Re: Encuentro desafortunado [Minoss]

Mensaje por Minoss el Dom Ene 13 2019, 15:39

Suny. Un nombre curioso, pero bonito —opinó sencillamente con una encantadora sonrisa. Un nombre que bien podía pertenecerle si realmente quería comprarlo. Sabía que los demás dragones valoraban sus posesiones por encima del dinero, pero Minoss creía en la moral de que no había nada que el dinero no pudiera comprar. Con el tiempo, lo demostraría: Suny terminaría siendo su esclava y pagaría por su osadía.

Frunció el ceño. Si Suny había intentado provocarlo al enfatizar en el término "ama", lo había logrado. Apretó los puños, pensando en lo frustrado que se sentía por no poder robar a Suny así, sin más. Se preguntaba quién era su dueña, pero la conociera o no, no cambiaría absolutamente nada. Intentaría cumplir con su objetivo sin meterse en líos con otros dragones. No quería ser repudiado o exiliado.

¿No te gustan las joyas? —preguntó, sorprendido, ante una afirmación así. Tratándose de una esclava, ¿cómo podía no sentirse embobada al ver joyas? Además, él era un joyero muy prestigioso en la ciudad—. Te garantizo que no sientes fascinación porque no has visto las mías. ¡Son las mejores de Talos! Algún día, te regalaré una. Te lo prometo.

¿Lo decía con buenas o malas intenciones? Ni siquiera él lo sabía. Por el momento, todo cuanto pudo hacer fue perderse un poco más en su frustración y suspirar. Le dio la espalda a la chica y, por un momento, se descentró de todo lo que ocurría para mirar las joyas. Algunas de ellas eran... suyas, ¿no? Se notaba en la calidad. Podía hasta olerlas.

Al escuchar un grito ahogado, Minoss se movió rápidamente. Vio a Suny correr y la persiguió rápidamente. Entonces, al adentrarse en la calle, vio un chico corriendo de ella con una bolsa en su mano: le había robado. Minoss sonrió: como era un dragón, y uno bien alimentado, además, tenía mejor condición física que Suny, e incluso que aquel pobre muerto de hambre.

No tardó en alcanzar al chico en un callejón. Lo cogió del cuello, lo elevó en el aire y le quitó la bolsa. Después, al ver que Suny llegaba, la miró y frunció el ceño. Soltó al chico.

Vete. Y que no te vuelva a ver robando a esta chica —le advirtió y le dio la espalda. Sabía que se iría sin más. Le entregó la bolsa a Suny y le guiñó un ojo—. Espero que no intenten robarte de nuevo. Es poco el dinero que una esclava puede llegar a tener.

Tal vez Minoss podía ser un engreído, pero una cosa es cierta: había mostrado piedad a un ratero cuando miles de dragones lo habrían matado sólo para impresionar a la chica, y además, había buscado ayudarla después de haber empezado con mal pie. Suny podía detestarlo, pero Minoss había hecho algo bueno por ella. Por eso, Minoss le ofreció una sonrisa sincera a la chica. Era bellísima.
Minoss
Minoss
Dragon

Mensajes : 24

Volver arriba Ir abajo

Encuentro desafortunado [Minoss] Empty Re: Encuentro desafortunado [Minoss]

Mensaje por Invitado el Lun Ene 14 2019, 22:49

Suny era muy veloz. Incluso creía estar  muy por encima del promedio humano. Pero ver a Minoss "volar" tras el pequeño ladrón, le recordó que jamás podría compararse con un dragón.

No entendía por qué el dragón la había ayudado. En su cerebro no era capaz de aceptar que  había sido un acto de buena voluntad. ¿Cómo podía creer eso si sólo hablaba de grandezas y la empequeñecía? Todavía estaba en su cabeza lo que había dicho antes de que saliera corriendo detrás del ladrón. Al parecer tenía una tienda de joyas, y había tenido el descaro de prometer que le daría una.

Seguramente sólo había querido mostrarle lo grandioso que era. Al llegar al callejón vio al dragón triunfante. Había logrado atrapar a su presa. Suny soltó un fuerte resoplido de fastidio pero logró mantenerse neutral. No se sentía para nada agradecida, y aún menos lo estuvo cuando escuchó la última oración.

Los esclavos no recibían ningún pago, las monedas que poseían eran de sus amos, nada más ni menos. Y a la pelirroja le habían dejado unas cuantas con la finalidad de obtener los insumos. Por supuesto se consideraba afortunada por pertenecer a su ama. Ella solía premiar a sus esclavos cuando hacían un buen trabajo. Y sí, les daba algunas monedas. Pero no todos los amos eran así. Y a Suny no le gustaba que le recordaran su condición de esclava y lo pobre que era.

Podría haberlo atrapado yo misma, señor Minoss.- dijo con suavidad, como si estuviera esforzándose en ser amable, al tiempo que recibía la bolsa y la ponía a resguardo.— Además, nadie me habría robado de no ser por usted.- añadió en el mismo tono.— Estaba tan absorta escuchándolo que olvidé los peligros de este lugar. Lo cual es muy impropio de una esclava. Se supone que debo cuidar las monedas que me da mi ama. Así que, si me disculpa, debo terminar con las compras antes que se haga más tarde. — Dicho esto, se dio media vuelta y salió del callejón rumbo al mercado sin esperar una respuesta.

Esperaba no haber ofendido al dragón con sus palabras. Pero las había pensado bien antes de decirlas y no creía haber dicho nada que pudiera incordiarle. Incluso había insinuado que su charla había sido lo más interesante del mundo y que por eso se había distraído.

Menudo día estaba teniendo. Ahora tenía que volver por los tomates y luego irse a casa.


Última edición por Sunniva el Mar Ene 15 2019, 18:08, editado 1 vez
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Encuentro desafortunado [Minoss] Empty Re: Encuentro desafortunado [Minoss]

Mensaje por Minoss el Mar Ene 15 2019, 16:18

Al mirar a Suny, esperando una respuesta de agradecimiento, Minoss sonrió. En cambio, la respuesta que obtuvo lo dejó insatisfecho y en parte colerizado. No estaba acostumbrado a un trato tan ingrato por parte de otra gente, y menos de un esclavo. El ceño de Minoss se frunció peligrosamente mientras la observaba al hablar, plantándole cara. La chica no se amedrentaría fácilmente, a diferencia de muchos otros.

A diferencia de muchos otros... Así que era distinta, ¿eh? O creía serlo. Poco le importaba a Minoss. Si lo que intentaba era hacer mella en él, le costaría mucho más que unas cuantas palabras desdeñosas.

No olvides que vivimos en Talos, querida. Tal vez este chico te llevaba a una trampa y estaba dispuesto a dejar que un grupo de maleantes te hiciera de todo. Tu ama les haría pagar, sin lugar a dudas, pero el daño ya estaría hecho. ¿Es un riesgo que estarías dispuesta a pagar?

La mueca del dragón incrementó en intensidad al escuchar que la culpa del hurto había sido suya. Suny era demasiado atrevida para una esclava, y eso le hacía cuestionarse qué clase de ama tenía.

Al ver que la chica pretendía irse sin más, Minoss explotó de cólera y golpeó la pared con el puño cerrado. Por fortuna, lo hizo lejos del oído de Suny, y por ende la chica no pudo escucharlo. Emprendió de nuevo la carrera para alcanzarla entre el gentío de vuelta al mercado. No fue difícil verla de nuevo: era bella, más que todas las demás chicas en aquel sitio.

Espero que seas consciente de cómo y a quién hablas, Suny. Podría haber matado a ese chico y no lo he hecho; podría hacerte a ti pagar por la osadía y no lo he hecho. Es cierto que los dragones no deseamos tocar las posesiones de otros dragones, pero muchos no valoran los pactos y se arriesgan de todas maneras. Más de los que te imaginas. Te lo recomiendo, pero de buena voluntad: no creas que pertenecer a un dragón te protege de todo peligro, Suny. En realidad, tu amo sólo puede protegerte hasta cierto punto. Te lo creas o no, te lo digo de corazón y con buena fe.

Se puso enfrente de Suny para que se detuviera y suspiró. Minoss no encontraba las palabras que quería emplear, pero por un momento, algo en su carácter cedió ante la belleza de la chica. Era fuerte, y le gustaba. Sí, le gustaba mucho.

Mira, con unas disculpas o una remuneración tal vez me habría bastado para olvidar el incidente de las botas... o tal vez no. No lo sé. Sea como fuere, tengo que reconocerte algo: tienes carácter. Para evitarte pensamientos desubicados, te puedo garantizar que, por mi parte, no te haré mucho daño. Seré un engreído y un ricachón, pero no soy un maltratador, violador o asesino. Sólo quiero que sepas que, me respondas bien o mal, no tienes por qué temer por tu integridad. Como mucho, te haría mi esclava si pudiera. —Le sonrió—. Eres bella. Muy bella. Creo que es motivo de sobra para considerarlo.
Minoss
Minoss
Dragon

Mensajes : 24

Volver arriba Ir abajo

Encuentro desafortunado [Minoss] Empty Re: Encuentro desafortunado [Minoss]

Mensaje por Invitado el Mar Ene 15 2019, 18:07

Suny había salido del callejón sin responder a la pregunta del dragón. No le apetecía seguir hablando con él, intuía que sólo le traería problemas. Y ella huía de los problemas.
Aunque una molesta voz en su cerebro le decía que el dragón tenía razón. Que podrían haberla emboscado y debía haberle dado las gracias.

La voz de Minoss le llegó claramente en medio del bullicio del lugar, y pronto le cerró el paso obligándola a detenerse a medio camino.

Creí haber sido amable, señor.— respondió de mala gana pero usando el mismo tono suave que antes.— Sé bien que soy una esclava y usted, un dragón.— añadió sin variar su expresión.— Si mis palabras han ofendido su delicada sensibilidad, le pido perdón. Sé bien que hay dragones que no respetan las leyes, pero usted no me parece que sea uno de ellos. Si lo fuera, habría hecho algo contra mí cuando ensucié sus preciadas botas hace una semana.-afirmó la pelirroja, al tiempo que se movía hacia un lado para no ser golpeada por unos canastos.

Era consciente que dos personas estáticas en medio de un trasitar ajetreado en el mercado acabarían llamando la atención. Lo último que quería era atraer la atención de algún guardia para preguntar qué estaba pasando. No quería que fueran a quejarse con su ama. No sólo para ahorrarle el disgusto sino porque temía que si daba muchos problemas la vendería.

Así que le agradezco su compasión, señor.— agregó distraídamente sin mirarlo, deseando terminar con esa conversación de una vez.  Su mirada viajaba nerviosa por el tumulto tratando de distinguir alguna vestimenta de la Guardia.

Pero de pronto sus ojos se posaron en los del dragón con una expresión difícil de calificar.
Asombro. Terror. Disgusto. Todo eso parecían transmitir sus orbes color ámbar.
¿Había oído bien? ¿Quería que fuera su esclava?

Y al parecer la consideraba bella. La muerte de su familia por culpa de la belleza de su hermana la golpeó como un puñetazo.
No quería ser considerada bella. Ahora tenía un mayor motivo para no relacionarse con ese dragón y no causarle molestias a su ama. Definitivamente no quería ser vendida, y mucho menos a alguien que la veía bella. ¡Cómo odiaba esa palabra!

Pudo sentir claramente cómo su espresión se tornaba molesta. No pudo evitarlo. Pero hizo un enorme esfuerzo por seguir pareciendo amable. Aunque para el susceptible dragón no parecía ser suficiente. Quizás estaba acostumbrado a bañarse en alabanzas.

Una vez más, le ofrezco una disculpa por todo el mal que supuestamente le he causado. y le agradezco el interés, pero no...


¿Qué pasa aquí?

Ni falta hizo ver el uniforme de la Guardia para saber que era uno de ellos. La voz auguraba problemas, para ella por supuesto. ¡Genial! Tanto se esmeraba por llevar una vida tranquila y ahora sería llevada ante su ama como una vulgar criminal. Sólo por no besarle los pies a ese insufrible dragón que se hacía pasar por dadivoso y carismático.

A pesar de su espíritu luchador, Suny no pudo ocultar su preocupación. Su espalda se tensó como una tabla y abrazó el canasto con fuerza. No quería darle disgustos a su ama. Gracias a ella vivía en paz.
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Encuentro desafortunado [Minoss] Empty Re: Encuentro desafortunado [Minoss]

Mensaje por Minoss el Mar Ene 15 2019, 18:21

Minoss suspiró. Suny era mucho menos accesible de lo que había podido imaginar. Tal vez, se había acostumbrado en demasía a una vida en la que todo era más fácil por ser dragón: muchas mujeres habrían pagado por estar en la posición de esa joven, para poder dejarse agasajar por un aristócrata como Minoss. Suny, sin embargo, no. Con cada palabra que soltaba, demostraba cada vez más cuán distinta era al resto del mundo. Minoss estaba seguro de que ocultaba una trágica historia detrás (como todos, en realidad); una que podía explicar por qué reaccionaba de tal modo.

Ni siquiera se trata de compasión —argumentó a continuación, con cierto agobio y una ceja arqueada. Hizo énfasis en esa última palabra—. Se trata de algo mayor.

Algo en el rostro de Suny no agradó a Minoss. Estaba seguro de que había dicho algo que la había ofendido particularmente, y por un momento, se odió por ello. Su intención tampoco era mofarse de Suny y generar una relación de odio que perdurara hasta que la humana falleciera. De hecho, ahora mismo, ni siquiera le apetecía recordarle cuál era su sitio en comparación a un dragón como él.

Iba a replicar a sus palabras de forma tajante, pero una voz más lo despertó de sus propios pensamientos. Minoss se giró hacia el guardia que había aparecido y a continuación miró a Suny. Evidentemente, podía echarle el problema a ella encima y él salir indemne, como simple venganza personal por lo ocurrido.

De hecho, era un momento idóneo para hacerlo. Abrió la boca para meter a Suny en problemas, pero al mirarla en los ojos, un reflejo se apoderó de él y unas palabras completamente distintas a las que había pensado surgieron:

No pasa absolutamente nada, amigo. Estaba insistiéndole en que se diera prisa con mis compras.

¿Le está dando problemas su esclava, señor?

Si lo hace, créeme: me encargaré personalmente de que aprenda. Lo que es de un dragón será siempre de ese dragón. —Minoss arqueó una ceja y se cruzó de brazos, desafiando al guardia a decir lo contrario.

Claro, señor. Tiene usted razón. Si me disculpa.

Hizo un gesto en dirección de Minoss, pues lo había reconocido como un aristócrata, y el dragón suspiró ligeramente. Se giró hacia Suny para arquear una ceja y mirarla.

Ve en contra mío todo lo que quieras, pero acabarás comprendiendo que ni de lejos soy tan malo como tal vez te imagines. Tampoco pienso dejar que te amenacen de este modo. Quiero vengarme, no te lo negaré... pero no así. No haciéndote daño.

Ya encontraría otro modo de hacerlo. Minoss agachó la cabeza, se rascó la frente y pensó en mirar a Suny a los ojos una vez más. Algo le decía que recordarle lo bella que era no le haría gracia, así que tampoco lo hizo.

Respeto la ley de los dragones, pero... Eso no significa que no pueda encapricharme contigo. Haz caso a mi consejo, Suny, y ten mucho cuidado de ahora en adelante con todos los demás. El mejor modo de solucionar los problemas es evitarlos.
Minoss
Minoss
Dragon

Mensajes : 24

Volver arriba Ir abajo

Encuentro desafortunado [Minoss] Empty Re: Encuentro desafortunado [Minoss]

Mensaje por Invitado el Mar Ene 15 2019, 19:33

Suny esperaba su sentencia sin variar su posición, maldiciendo en silencio aquél día que se cruzó con Minoss por primera vez. Pero tuvo que posar sus ojos sorprendidos en el rostro del dragón ante la explicación que éste le dio al Guardia. Sencillamente no podía creer lo que estaba escuchando. Por un breve instante quiso rebatir la afirmación de que era su esclava. Le parecía ofensivo, pero comprendió que si lo hacía las cosas terminarían muy mal para ella.

Así que se limitó a poner cara de circunstancias y desviar la mirada mientras escuchaba en silencio la conversación entre ambos dragones. Al final, Minoss logró convencer al guardia y éste  se marchó.

Suny se decidió a mirarlo entonces, y por la expresión que tenía pudo deducir que no estaba contento. Parecía incluso ofendido. Pero no sabía por qué. Y no estaba segura de querer saberlo. Sin embargo, la molesta voz en su cabeza le decía nuevamente que el dragón la había ayudado y que debía estar agradecida y no a la defensiva.

La pelirroja no quería hacer caso. Si había terminado en ese lío había sido por culpa de Minoss, aún así presentía que ya había tentado demasiado a su suerte. Y no le convenía provocar la ira de un dragón, menos de uno que parecía ser muy respetado en la sociedad.

Lo sé bien.– respondió con desgana. Realmente ya no quería discutir.– Sé que la mejor manera de seguir viva e indemne es no meterme en líos. Y de verdad lo intento.– dijo con ahínco, casi como si estuviera hablando consigo misma.

Soltó un suspiro de frustración y se acercó un poco a él.– Dígame qué puedo hacer para reparar el daño que le he causado.– le pidió con sinceridad, abandonando por una vez el falso tono suave con el cual le había hablado hasta ahora– Tenga en cuenta que no puedo pagarle con monedas, pero sí con servicios. Sé leer y escribir, además de hacer la limpieza.– agregó. Esperaba que el dragón le diera alguna tarea y así librarse de él por fin. Por suerte su ama le dejaba a su aire la mayor parte del tiempo, así que disponía de largas horas para cumplir con cualquier encargo.

No terminaba de inspirarle confianza, pero al menos el dragón parecía comportarse de forma educada. Había podido aprovechar el encuentro con el guardia para vengarse de ella y lo había dejado pasar. Tal vez era cierto la afirmación que había hecho. Todo eso de que no iba a hacerle daño. Pero eso aún estaba por verse.
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Encuentro desafortunado [Minoss] Empty Re: Encuentro desafortunado [Minoss]

Mensaje por Minoss el Miér Ene 16 2019, 10:12

¿Era impresión suya o Suny intentaba darle explicaciones acerca de su comportamiento? Minoss se había limitado a darle un consejo y a sonreírle, pero algo en la forma de comportarse de Suny cambió ligeramente. Sí, Minoss pudo sentirlo. Ahora parecía más abierta, más hecha a hablar con él. Tal vez porque se sentía en deuda, o tal vez porque una mota de confianza había aparecido.

Minoss arqueó una ceja al mirar a Suny y escuchar cómo lo trataba de "usted". En el día a día de la aristocracia, era lo más común, pero por algún motivo le resultó un poco extraño por parte de una esclava con tanto carácter. Era algo que no estaba para nada habituado a ver. Así pues, suspiró y elevó una mano para frenar a la joven.

Recuerda que yo mismo doy importancia a temas banales. Es mi forma de ser y tendrás que perdonarme por ello. Unas botas manchadas son fáciles de reparar o de reemplazar, pero mi orgullo suele ser... un tanto sensible. En cualquier caso, si de verdad quieres reparar lo ocurrido...

Miró fijamente a los ojos de la chica. Suponía que su ama le permitía trabajar para otros dragones para ganarse limosnas, o disfrutar de su tiempo libre como le placiera. Por ese motivo, aprovecharía la ocasión para tal vez sacar algo de provecho. A día de hoy, Minoss no tenía esclavos consigo en casa.

Compañía. De momento, me bastará con compañía. Puedes acompañarme a casa, si lo deseas, y enseñarme cómo sabes leer y escribir. ¡Y explicármelo, también! Verás, para un dragón, es poco frecuente ver a una humana, más siendo esclava, culta.

Paseó al lado de Suny por el largo del mercado, entre toda la gente, intentando no chocar con ella y mantenerse pese a todo próximo. De inmediato se dio cuenta de que sus palabras podían haber sonado, de nuevo, agresivas, así que trató de enmendar el error alzando una mano y corrigiendo:

No me malinterpretes, no trato de ofenderte, pero es la verdad: no había visto nunca a un esclavo culto. Cuéntame tu historia, chica: ¿cómo es tu ama? ¿Cómo llegaste a postrarte ante ella? ¿Cuál es exactamente tu historia? Si es una buena, quizá comparta la mía contigo. Tenemos mucho camino hasta que los nuestros se separen de nuevo. Te daré alguna tarea en casa.

Así aprovecharía alguna calidad que Suny pudiera ofrecerle para el día de hoy. Con un poco de suerte, aprendería algo nuevo de una humana. ¿Quién se lo habría dicho?
Minoss
Minoss
Dragon

Mensajes : 24

Volver arriba Ir abajo

Encuentro desafortunado [Minoss] Empty Re: Encuentro desafortunado [Minoss]

Mensaje por Invitado el Miér Ene 16 2019, 18:58

El mercado no era un buen lugar para ponerse a charlar, no sólo por el gran movimiento de vendedores y compradores, sino por el ruido y el hedor. Se preguntó que estaría haciendo un dragón tan prestigioso como Minoss en ese lugar. Pero decidió que no era de su incumbencia mientras empezaba a caminar. Para su alivio, el dragón la siguió, aunque era difícil estar al mismo nivel, y había que alzar la voz para hacerse escuchar.

Muy sensible, diría yo.— había murmurado entre dientes cuando el dragón confesó que era culpa de su orgullo, pero dudaba mucho que le hubiera oído. Aún así ladeó la cabeza para verle y tuvo que contener una expresión de desagrado ante la elección de Minoss.

¿Compañía? ¿De verdad quería que ella le sirviera de compañía? De ninguna manera. Eso no era posible. Cuando había ofrecido sus servicios para reparar el daño había estado pensando en algún trabajo manual que le permitiera tener poco contacto con el dragón. Y la idea era saldar la deuda y no relacionarse con él nunca más.

Dejó que él continuara hablando mientras pensaba cómo rechazar esa oferta sin ser demasiado brusca. Pero el dragón seguía pidiendo cosas imposibles y tuvo que detenerlo antes que siguiera imaginando que existía alguna posibilidad de interactuar más de lo necesario.

Siento mucho tener que decirle que no puedo aceptar eso.— negó tratando de ser amable, aunque realmente no lo lamentaba.— Pero tengo una ama muy estricta, y no puedo estar largas horas fuera de sus dominios. Ahora mismo ya debería estar de regreso, pero sigo aquí.— dijo mirándolo brevemente para luego llamar la atención del verdulero. Recogió los tomates y los pagó y luego caminó en sentido contrario para salir del mercado. Ya tenía todo lo que necesitaba. Manzanas y tomates.

Había pensado en algo más factible. Como hacerle algún mandado, actuar de mensajera, o ayudar a sus esclavos con la limpieza de su mansión por un corto tiempo.— ofreció enfatizando aquella palabra en particular. Quería que entendiera que no iba a estar meses pagando su deuda, ni siquiera semanas. Sólo de pensar en aquella posibilidad sentía un estremecimiento en todo su cuerpo. — Por otro lado, no me ha ofendido de ninguna manera.No todos somos tan sensibles, pensó con ironía, pero no se lo dijo.— Sé bien que la mayoría de humanos son analfabetos. Mi ama me compró, precisamente, porque yo no soy muy común que digamos.

Por un momento el recuerdo del día de su venta acudió a su mente y percibió un dolor lejano en su pecho. Pero meneó la cabeza y volvió a enfocarse en el dragón.
El mercado no es un buen lugar para conversar, como ya se habrá dado cuenta.— repuso haciendo un gesto con la mano libre señalando alrededor.— Además ya debo irme o seré castigada.— añadió con falso pesar. Realmente no tenía mucha prisa, pero no le apetecía seguir allí hablando con alguien que parecía querer interrogarla. Y si seguía intentándolo, Suny iba a terminar lastimando su sensible orgullo de dragón de nuevo.
Así que esperaba que pudiera ser razonable y le diera uno de los trabajos que le había sugerido para emprender de una vez el camino a casa.
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Encuentro desafortunado [Minoss] Empty Re: Encuentro desafortunado [Minoss]

Mensaje por Minoss el Jue Ene 17 2019, 09:17

Minoss no tendría problema alguno en dar la cara por Suny y disculparse ante su ama por haberla retenido. Después de todo, estaba acostumbrado al trato respetuoso de la aristocracia. Sin embargo, tampoco lo compartía mucho: al ver cómo era la mayoría de dragones en el fondo, Minoss sabía que todo formaba parte de un falso código que entraba de lleno en la hipocresía. Él también se consideraba hipócrita, pues debía fingir ser alguien que no era frente a los demás. De ser por él, recordaría al resto de la aristocracia que era el mejor joyero de toda Talos y presumiría a cada instante de sus logros y del lujo en el que se había convertido su vida.

Doy fe de ello —respondió cuando Suny afirmó que no era precisamente común. Se había dado cuenta de ello, y no solamente porque la joven revelara saber leer y escribir: su carácter decía mucho de ella, así como su belleza. Suny parecía una chica, una mujer, distinta a todas las que Minoss había podido conocer.

Su vida romántica había sido de lo más natural: había yacido con otras dragonas, pero nunca con una humana. Había pensado en formar algún día una familia y casarse. Sin embargo, el paso del tiempo había probado que la idea de legar toda su riqueza a otra gente, aunque fueran sus hijos, no le agradaba. Todavía pasaría mucho tiempo hasta que Minoss se sinteira preparado para tener hijos. Tenía aún un milenio ante él hasta que le llegara el momento natural de dejar el mundo.

Escucha, vamos a llegar a un acuerdo —propuso con una sonrisa y con un tono agradable—. No te voy a retener más tiempo de la cuenta. No voy a pedir ningún servicio que te fatigue físicamente. Sigo queriendo lo mismo que pedía: compañía. Me gustaría conocerte un poco mejor, Suny... para intentar aprender más acerca de ti, acerca de tu estado. Concédeme ese deseo, y dejaré que te vayas y no me vuelvas a ver nunca. Tienes mi palabra.

Minoss era un dragón imperfecto y, con el paso del tiempo, comprendería que sería incapaz de mantener su palabra: la obsesión que desarrollaría por Suny a medio y largo plazo le impediría querer separarse de ella, pero ahora estaba convencido de sus palabras y estaba dispuesto a cumplirlas. Le ofreció una sonrisa a la joven y avanzó con ella para dejar atrás el mercado. De este modo, podrían hablar más tranquilamente, sin el barullo de un sitio tan frecuentado.

No tiene por qué ser ahora. De hecho, si realmente quieres irte, no voy a retenerte más tiempo del necesario. Si en cambio quieres deshacerte de esta deuda de inmediato, bueno, podemos ir a hablar con tu dueña si no te deja estar más tiempo fuera de casa. Puedo adaptarme un poco a ti, para que veas que, como te decía, no soy tan malvado.

Se detuvieron en una calle vacía, pero a vista de todos, entre distintas casas y algún que otro puesto. Minoss sonrió y miró fijamente a Suny, perdiéndose en sus ojos y en sus labios. Era increíblemente bella y empezaba a darse cuenta de lo intenso que era ese extraño sentimiento que le generaba en el pecho.
Minoss
Minoss
Dragon

Mensajes : 24

Volver arriba Ir abajo

Encuentro desafortunado [Minoss] Empty Re: Encuentro desafortunado [Minoss]

Mensaje por Invitado el Lun Ene 28 2019, 21:32

Suny realmente había esperado que el dragón aceptara alguna de sus sugerencias. No sólo porque no se fiaba de él, sino también porque ser la compañía de un extraño le revolvía las tripas.
Pero no. Minoss insistía en lo mismo. Quería que fuera su "compañía". Si tanto quería conocer a un esclavo culto, podría comprarse uno y experimentar con él.
Su rostro se contrajo con preocupación y cierto desagrado mientras caminaba de frente sin girarse a mirarlo. Pero el dragón seguía a su lado, intentando ser amable, y no podía dejarlo atrás sin más. Ella era una simple esclava.

No creo que deba importunar a mi ama por algo así, señor.— negó rápidamente. No iba a permitir que fuera ante Sybelle. La sola idea la ponía de mal humor. Ella trataba de ser una buena esclava para vivir tranquilamente bajo la protección de la dragona.— Sobre la deuda...—dijo deteniéndose a un costado de la calle para mirarlo de frente.— ¿Sólo sería un día? —preguntó con un nudo en el estómago. La idea de pasar varios días siendo la "compañía" del dragón le causaba malestar. Suny ni siquiera tenía tantos amigos. Era muy antisociable gracias a su desconfianza. Y seguir conversando con el dragón en ese mismo día no estaba a discusión.— De cualquier manera...—agregó sin darle oportunidad de responder— Tendría que ser otro día. Debo llegar a casa cuanto antes, pues tengo algunos quehaceres que cumplir el día de hoy. ¿Qué le parece dentro de dos días? ¿O la otra semana?— preguntó con una fingida sonrisa.

Si bien era cierto que quería deshacerse de Minoss lo más pronto posible, por otro lado no le apetecía nada verlo tan pronto. Y menos si tenía que pasar tiempo con él.
No sabía cuántas personas vivían con el dragón o si tenía más esclavos. O si iba a estar a solas con él. El recuerdo de su hermana era como una constante advertencia de lo mal que podía salir un encuentro así.

Me parece que lo más apropiado sería reunirnos en un lugar público, ya que usted no es mi amo.— le propuso con firmeza. No iba a ceder en eso.— Por supuesto no tiene que ser en lugar tan ruidoso como ése.—agregó señalando el lugar que habían dejado atrás.— Podría ser en la plaza, tal vez. ¿Qué le parece? ¿Qué lugar tiene en mente?


La plaza de la fuente podía ser un buen sitio. Seguiría sintiéndose incómoda pero al menos estaría en un terreno seguro, lo cual ayudaría a relajarla. Aún así, seguía sin comprender cómo podía pensar Minoss que ella podría ser una buena "compañía".
Decía que no era malvado, pero era evidente que a Suny no le gustaba la idea y había insistido en ello. Tal vez estaba acostumbrado a conseguir todo lo que quería, algo que parecían tener en común todos los dragones.
Pero Suny no le pertenecía. Ella ya tenía una dueña. Pero él  parecía no darse cuenta de eso.
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Encuentro desafortunado [Minoss] Empty Re: Encuentro desafortunado [Minoss]

Mensaje por Minoss el Miér Ene 30 2019, 08:58

Minoss asintió, frunciendo el ceño. Con un día le bastaría, estaba seguro de ello. Suny sabía generar duda en él: en cierto momento, ni siquiera estuvo seguro de qué creía querer. Era enigmática, directa y le tenía manía. Podía comprender por qué, pero por lo menos, ahora podía hablar con ella tranquilamente, sin miedo a que saliera corriendo. Minoss esperaba solamente que no lo hiciera por la deuda.

Dentro de dos días. Me parece perfecto. Esperar una semana sería demasiado suplicio —confesó cortésmente, incapaz de guardarse aquella información. En realidad, ansiaba pasar un día con Suny y tratar de conocer más acerca de tan misteriosa e interesante mortal. Era la primera persona a la que no podía comprar con dinero o chantajear.

Suspiró, cediendo él también a las exigencias de Suny. Después de todo, tenía razón: no era su amo y no podía obligarla a ir adonde él quisiera. Bueno, por poder podía, pero no quería tener que asumir las consecuencias: lo exhilarían o lo ejecutarían, o cuanto menos destrozarían su reputación en Talos. Por ese motivo, Minoss se cruzó de brazos y la miró de forma inquisitiva.

Bien. Un día juntos, en la plaza pues. Te llevaré a una de las mejores tabernas de la ciudad, a beber o comer algo. ¿Te gusta pasear? —preguntó con interés, sonriendo a la joven. En esta ocasión, no trataba de comprarla prometiéndole un día de lujo: era sincero. La llevaría a una de las mejores tabernas de Talos para que, por lo menos, pudiera disfrutar de la jornada pasada con el tedioso dragón.

Siguió caminando a su lado, guardando silencio durante unos instantes. Después de darle varias vueltas al asunto, se detuvo para mirar fijamente a Suny. Si bien habían empezado con muy mal pie, habían encontrado un poco de evolución en su relación. Suny seguía sin tragarlo, y Minoss seguía siendo insufrible, pero al menos, ahora habían llegado a un acuerdo. Esto hizo que Minoss sonriera de nuevo.

Ya nos hemos importunado lo suficiente por hoy. —Prefería no echarse todas las culpas a sí mismo. Después de todo, Suny no era precisamente una santa en el malentendido que habían vivido—. Dejaré que sigas con tus quehaceres y vuelvas con tu ama. Dentro de dos días, Suny: es un trato. Si cedo ante tus exigencias, también deberás ceder ante algunas de las mías.

Ser esclava no la protegería por siempre. No le daba derecho a hacer lo que quisiera. Por ese mismo motivo, Minoss le había dado un consejo amistoso antes: ser precavida. Muchos dragones ignoraban las normas y, aunque eran posteriormente castigados por ello en su mayoría, hacían daño a otros esclavos. Minoss suspiró. Si Suny decidía irse, la dejaría marchar sin más y la encontraría de nuevo en la plaza de Talos dos días más tarde.
Minoss
Minoss
Dragon

Mensajes : 24

Volver arriba Ir abajo

Encuentro desafortunado [Minoss] Empty Re: Encuentro desafortunado [Minoss]

Mensaje por Invitado el Mar Feb 05 2019, 19:59

La pelirroja escuchó impaciente mientras el dragón decidía el día de su ejecución. No era una simple reunión. Suny era sumamente desconfiada, lo cual afectaba su vida social. No tenía muchos amigos, y así lo prefería. Hace mucho que se había vuelto poco accesible, casi huraña.

¿Dos días? Vaya...— murmuró entre dientes en voz muy baja, al tiempo que giraba la cabeza para otro lado para que el dragón no pudiera verla. Demasiado suplicio iba a ser para ella tener que verlo tan pronto.— Está bien. Dentro de dos días.— aceptó un poco resignada  volviendo a mirarlo. Esperaba que sólo la retuviera un par de horas. No tenían absolutamente nada en común. La charla iba a ser de lo más aburrida e incómoda.

Reamente no. No me gusta pasear mucho.— negó con firmeza, un tanto escandalizada ante las ideas del dragón. Suny empezaba a pensar que estaba mal de la cabeza. ¿Un dragón invitando a comer a una esclava? ¿En qué momento había cambiado el mundo?

No. Minoss no estaba desquiciado, tan sólo estaba curioso de ella. De una esclava culta. Maldijo la hora en que le había dicho que sabía leer.
Era increíble lo lejos que podía llegar un dragón sólo para satisfacer un capricho.

Sí. Ya debo volver con mi ama. Y no debe preocuparse. Yo soy la más interesada en terminar con este asunto. Le aseguro que ahí estaré. Que tenga un gran día, Señor. Con su permiso...— dijo casi con prisa, con una leve inclinación de la cabeza, para luego volver a caminar. Esta vez estaba segura que el dragón  no le seguiría. Después de todo, había conseguido que ella aceptara reunirse con él. Podía estar satisfecho, al menos por ahora.

Pero para la pelirroja era un amargo trato. Todo lo que había podido ver de Minoss le disgustaba. Era el clásico dragón aristócrata orgulloso de su estatus y su riqueza. Parecía ser el típico dragón que creía que el mundo era suyo.

Y aunque así era, Suny no terminaba de aceptarlo. Los dragones estaban en la cima. Ella lo sabía. Todos lo sabían. La joven había decidido mantenerse alejada de los problemas pero cada día aumentaban sus deseos de hacer algo para cambiar la situación.
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Encuentro desafortunado [Minoss] Empty Re: Encuentro desafortunado [Minoss]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.