Novedades

- (18/06) Ya están disponibles las novedades de Julio.

- (15/06) Ya podéis pedir Los Dracs de Julio.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» Suicide Squad of Fire (PRIV) CERRADO
✠ Apresúrate Despacio [Tizne] EmptyHoy a las 20:08 por Noctilus

» De lo mas normales (Priv) Tyra
✠ Apresúrate Despacio [Tizne] EmptyHoy a las 10:44 por Tyra Falk

»  A pirate's mercy [Noctilus]
✠ Apresúrate Despacio [Tizne] EmptyHoy a las 10:02 por Noctilus

» ¿Qué estás escuchando? v2.0
✠ Apresúrate Despacio [Tizne] EmptyHoy a las 7:41 por Rayden

» Redención (I) | Qalona y Viktor Vasko || +18
✠ Apresúrate Despacio [Tizne] EmptyHoy a las 4:44 por El Juglar

» Un pestañeo (Joe)
✠ Apresúrate Despacio [Tizne] EmptyAyer a las 21:39 por Rathian

» In the dead of Night (Rayden)
✠ Apresúrate Despacio [Tizne] EmptyAyer a las 18:10 por Rayden

» Draconians por Cerrar Temas
✠ Apresúrate Despacio [Tizne] EmptyAyer a las 17:59 por Hermes

» Our last night (+18) [Alaric]
✠ Apresúrate Despacio [Tizne] EmptyAyer a las 16:35 por Derek

» Where the good times gone? [Trystan]
✠ Apresúrate Despacio [Tizne] EmptyAyer a las 16:06 por Derek

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
✠ Apresúrate Despacio [Tizne] G2TiwGkZ_o
06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Time Of Heroes
 photo untitled45.png ✠ Apresúrate Despacio [Tizne] AO1UJIQ Expectro Patronum
Legends

51/64

Afiliados Normales


✠ Apresúrate Despacio [Tizne]

Ir abajo

✠ Apresúrate Despacio [Tizne] Empty ✠ Apresúrate Despacio [Tizne]

Mensaje por Abraxas el Vie 30 Nov - 17:17

festina lente

Toda Metrópolis termina por abrazar la decadencia. Tarde o temprano la belleza de algo nuevo colapsa bajo el peso de su propio éxito, y la corrupción se filtra por cada una de las grietas que las buenas intenciones dejaron tiempo ha. No hay ciudad inmortal, ni capital eterna que haya desaparecido y retornado al polvo que la vio nacer. Talos algún día sería polvo, pues había perdido la gloria que la había hecho brillar antaño. Había vendido su inocencia por una ominosa presencia, un despliegue de poder en bruto contra la cual era difícil competir. Era el centro de un Imperio, y aquella mezcolanza de ambiciones y sueños perdidos la barnizaba con el oscuro tinte de la villanía y la picaresca. Abraxas lo sabía, y jamás había contemplado aquél enclave como un lugar en el cual le interesara vivir. Podía antojarse claustrofóbico para un dragón enamorado de los espacios abiertos, y el bullicio podía ser verdaderamente molesto para quién se había enclaustrado rigurosamente durante los últimos tiempos, perdido en sus propios asuntos.

De entre todo aquél ruido, de entre toda aquella tierra y roca desprovista de valor, había que pulir y hallar los diamantes en bruto. El dueño y señor de la Encomienda Crediticia que portaba su mismo nombre había dedicado su existencia a fortalecer su influencia en el mundo financiero. Había metido baza en la economía continental y transoceánica, había hecho crecer sus depósitos hasta el delirio, y posteriormente los había empleado para desestabilizar fortunas más pequeñas y forzarlas a tratos desfavorables. Se había comportado como un verdadero tiburón, pero en el camino había perdido algo, las sutilezas de la corte. El eterno juego de secretos e influencias que acercaban y distanciaban a uno de la Corona. Puede que Abraxas hubiera ignorado aquello, pero en las actuales circunstancias y máxime si quería incorporar sus ideas en una necesaria tabula rasa, se vería forzado a jugar.

Había trazado algunas reuniones, concedido algunas entrevistas, y ofrecido tratos de favor a miembros notables del alto escalafón imperial, más aquello no era suficiente. Las cosas habían de hacerse bien, y ello significaba por ende conocer todo detalle de la vasta red de información que subyacía en el pantanoso modus operandi de los aristócratas. Y con tal objetivo había obtenido un hilo del que tirar, un nombre, no otro que el de un humano. Tizne, pues así se hacía llamar, habría de ser el primer eslabón de una trama mayor. Para ello había dispuesto un cebo, uno que pudiera atraerle hasta un escenario en el que pudiera ejercer un cierto control. No era este otro que una propiedad absorbida por la Encomienda Crediticia en base a la insolvencia de un desafortunado deudor. Aquella casa había perdido ya todo rastro de humanidad o calor hogareño, y se había convertido en una descuidada y fría choza, escasa de luz cuyo único superávit era el del polvo acumulado.

El salón de entrada era espacioso, y era probable que antaño hubiere congraciado cocina, dormitorio y sala de estar. Una escalera pegada al muro izquierdo conducía a un piso superior, que carente de habitaciones debía haber funcionado como altillo al descubierto. Una trampilla a ras de suelo debía conducir a la vieja despensa, y no había más que contar salvo una extinta humedad que compaginada con las altas temperaturas había combado la madera hasta retorcer las formas de la casa, dotándola de un aspecto dantesco y onírico. Un total de seis guardianes de la Encomienda permanecían embozados entre las tinieblas de cada rincón, armados con alabardas de acero y guarnecidos por armaduras que les conferían tanto anonimato como galantería. Aquellas finas corazas, sin embargo, poco podían cambiar al bruto que habitaba dentro. Abraxas permanecía expectante, apoyado en la barandilla del piso superior, acompañado por otros dos de sus centinelas. Nunca había confiado en la vulnerabilidad de su forma humana, y toda precaución era poca para salvaguardar su integridad. Ahora solo quedaba esperar por los resultados, y cuando el cebo hubiere cumplido su parte podría así él dar comienzo a la suya…




✠ Apresúrate Despacio [Tizne] Firmaforo
Abraxas
Abraxas
Dragon

Ocupación : Gran Propietario de la Encomienda Crediticia
Mensajes : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

✠ Apresúrate Despacio [Tizne] Empty Re: ✠ Apresúrate Despacio [Tizne]

Mensaje por Tizne el Vie 30 Nov - 20:20

The Poisonclaw, más conocido como “El tugurio”, era el agujero más inmundo de Talos, quizá solo superado por las mazmorras de la Inquisición. O al menos eso pensaba antes de conocer su callejón trasero. Si en el interior se hacinaba la peor escoria de la ciudad, ese pasadizo estaba destinado a los parias entre parias. Prostitutas enfermas, dementes, tullidos, pordioseros que ni siquiera podían pagar la copa más barata del interior y gente tan infame que era considerada apestada dentro de los propios exiliados que frecuentaban la taberna. Estos últimos eran el objetivo de Rata, que seguía empeñado en deshacer la madeja de una trama de secuestro de niños. Los rumores le habían acercado a un hombre de mediana edad que en ese momento jugaba con él a las cartas, sentado junto a otros tres sobre unas cajas de fruta.

Me estaba arrepintiendo de haberle acompañado desde que el olor del callejón golpeó mis fosas nasales como una de esas bofetadas que, por cercanas al oído, mareaban. A su espalda, subido a un barril mohoso, contemplaba las jugadas con desinterés. No me hacía falta verle el rostro para imaginar su ceño fruncido, pues el tahúr llevaba tres rondas perdiendo y no parecía ser a propósito.

Tiré de mi capa para que esta no rozara el suelo rociado de orines añejos. ¿Para esto me había puesto mi traje nuevo? Desde que contaba con tantas comodidades, este tipo de lugares me resultaban detestables.

-Rata, me aburro-

-Pues juega-fue la lánguida respuesta. Mi interlocutor tenía sus propios problemas y apenas prestó atención, pues sabía que yo apenas diferenciaba un naipe de otro. Rodé los ojos y me acomodé mejor en el improvisado asiento, mirando alrededor. Cerca de la pila de barriles, dos mujeres compartían una bota de vino con un tipejo medio desfigurado por viejas quemaduras.

-… si, eso he dicho, en el cruce de Abrevadero con Traperías, la última casa de la zona baja-

-pero podría ser cualquier cosa…-

-Seguramente unos huérfanos-

Puse atención, sobre todo porque no tenía nada mejor que hacer. ¿Estaba ahí esa gente cuando llegamos? Habría jurado que no, pero no estaba seguro y tampoco tenía importancia.

- ¡Os digo que son espíritus! Podría entender que una luz danzante fuera un farol, pero las luces que yo vi eran rojas como los ojos de una bestia. Se rumorea que allí mismo, los rebeldes asesinaron a media docena de bebés para invocar a los nuevos dioses-

Las mujeres reían mientras el desagradable hombrecillo ahondaba en extrañas fantasías.

-Eh, ¿has oído eso? -siseé entre dientes dando un puntapié a Rata a la altura de los riñones, al que respondió chistándome con molestia. Una molestia que me contagió al instante.

- ¡Pues nada, tu a lo tuyo! Pero yo me largo de esta alberca de meados-

Trepé por los barriles sin esperar respuesta, yendo a salir a la calleja trasera, donde al menos uno podía coger aire sin tener arcadas. Yo no creía en cuentos de fantasmas. Esa casa abandonada debía ser el nuevo refugio de alguien. Huérfanos, como bien habían dicho, o quizá algún guardia se escondía allí en sus rondas con mujeres de pago. Fuera como fuera, echar un vistazo haría la noche más interesante y productiva, uno nunca sabía lo que iba a encontrarse en ese tipo de lugares. ¿El botín de otros ladrones? Para que engañarme, eso era exactamente lo que esperaba.

La construcción, como poco, fue decepcionante. Casa pobre de barrio pobre, muy improbable que tuviera cuadros, mucho menos oquedades repletas de joyas detrás de estos. Me ajusté la capucha y di una vuelta alrededor, escuchando. Las ventanas estaban cubiertas de suciedad y no tenían marcas de dedos, el intruso tenía que haber entrado por la puerta o el piso de arriba. Pero la ventana superior no tenía ningún tipo de alfeizar ni parecía abatible, era un simple cristal colocado en la madera. Habría que romperlo, demasiado ruidoso.

Una vuelta más. Pegué la oreja a la puerta. Nada. Si forzaba las ventanas de abajo podrían verlo al día siguiente. En ocasiones, y esta era una, lo aconsejable era lo obvio. Todavía no tenía un juego de ganzúas, así que saqué un trozo de metal deformado y un alambre y fui tanteando los pernos hasta hacerla ceder. Se abrió con un chirrido siniestro, dejándome paso a una estancia polvorienta y totalmente oscura.

Mientras mis ojos se acostumbraban a dicha oscuridad, esperé sin cerrar para tener una vía de escape rápida si alguien me caía encima.

- ¿Hay alguien? -

Nada, ni el corretear de los ratones. Tiempo después me daría cuenta de que ese detalle debería haberme preocupado.

Cerré estornudando, todavía sin ver nada más que bultos. Eso podía ser una mesa… y eso de allí parecía el principio de una escalera. Me froté los ojos y los entrecerré. Si, una mesa vacía. Sillas. La chimenea. Y…

La adrenalina en la boca y el movimiento de dos figuras negras llegaron a la vez que mi mano a la daga. Un remolino de aire levantó todo el polvo del mísero salón, cegándoles. Choqué con un tercer bulto cuando iba a salir por la puerta, pero sus manos solo aferraron más polvo cuanto intentó sujetarme. Corrí entonces escaleras arriba, usando de nuevo mi poder para que las sillas de la planta baja formaran una suerte de barricada ante mis perseguidores.  Si cogía el impulso suficiente podría salir rompiendo el cristal. Estaba a punto de lanzarme contra el cuándo algo cortó el aire de la casa… y el de mis pulmones. La pica había viajado limpiamente hasta un lado de mi cuello, había enganchado el pañuelo que lo cubría y se había clavado en la pared, dejándome atrapado de puntillas contra ella. Mientras pataleaba y tiraba de la tela para intentar rasgarla, los guardianes retiraban la barricada sin mucha prisa.





✠ Apresúrate Despacio [Tizne] Original
Tizne
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 792

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

✠ Apresúrate Despacio [Tizne] Empty Re: ✠ Apresúrate Despacio [Tizne]

Mensaje por Abraxas el Vie 30 Nov - 21:40

La espera jamás fue un problema. El ritmo de la vida para alguien como Abraxas había trascendido para cuasi estancarse por completo. El plan había tardado algunas horas en fructificar, pero aquello no había de suponer molestia ni modificar en absoluto su carácter. Si algo detestaba de la raza humana era precisamente aquello, su celeridad ante todas las cosas, tal el tiempo se les escapara de entre las manos. Y en cierto modo así era. Tanto era así que cuando finalmente la puerta se abrió y el varón cruzó el umbral pareciere que el financiero y su presa se hallaran en universos por completo diferentes. Viendo en la oscuridad Abraxas jugaba con una cierta ventaja, si bien no tenía intención alguna de participar en la captura, o lo que pudiera anteceder a una amena conversación. Fuere como fuere cualquier posibilidad de un encuentro sencillo y fluido se dinamitó con la actitud virulenta de sus hombres, que acostumbrados a las malas artes prefirieron asegurar la misión en lugar de saludar.

Mentiría si dijera que no hubo sorpresa en el milenario ente que supervisaba los acontecimientos al comprobar la respuesta de aquél al que llamaban Tizne. Quizá sus facciones permanecieron impertérritas e impermeables a la secuencia de rapidez, atletismo y astucia que se desplegó en aquella emboscada, pero fue el dragón muy consciente que solo la planificación y la avasalladora superioridad numérica habían hecho posible lo que de otro modo pudiera haberse torcido. La buena puntería de uno de los centinelas permitió que la danza de arcanos y fuerza bruta cesara durante un breve instante. A bien seguro que la adrenalina de los guardianes les empujaría a desplegar su potencial contra el joven, al haberse demostrado tan costoso de detener, y en segundo lugar era improbable que aquél pícaro permaneciera inmóvil en su red durante demasiado tiempo si apreciaba una ventana de oportunidad.

Abraxas retiró su mano diestra de la barandilla y la ascendió en un gesto desligado de toda rigidez, propio de una orden controlada, ejecutada por una mente complacida en la servidumbre de los demás. A dicho gesto respondió uno de los guardianes que flanqueaban la custodia de su señor, y lo hizo golpeando el suelo con el pie de la pica en una sola y contundente ocasión. Aquella pareció ser señal suficiente para atraer la atención de todos sus hermanos de armas y que cesara el cierre de la pinza que habría de cursarse desde ambos extremos de las escaleras. Quienes apartaban afanosamente la barricada cesaron en su empeño a regañadientes, y se forzaron a recuperar la compostura mientras recuperaban el control estratégico de la propiedad, disponiéndose en sus vértices o bloqueando las salidas. Para cuando la mano bajó de nuevo la voz del aristócrata se hizo escuchar. No era necesario elevar el tono ni ser autoritario, el silencio allí conjurado era suficiente como para que una voz taimada se escuchara con facilidad.

- No os hacía dueño de tales equilibrios y trucos. Os conmino a cesar en vuestra resistencia, pues de ser así evitaréis mayores esfuerzos por una y otra parte, y abandonaréis esta misma casa sin alborozo en vuestras mejillas. -. Legó una pausa circunstancial, en tanto contemplaba la posición del varón y su reacción a la petición que había elevado. Caviló si aproximarse o no a él, y dirimió finalmente que no resultaba aconsejable exponerse a aquella clase de persona, o no todavía. Al fin y al cabo podía sorprenderle con un nuevo truco, o incluso agredirle con armas que pudiere llevar ocultas. No expondría pues su honor vendiendo su cautela tan barata, y en su lugar permaneció inmóvil cual estatua. – Es posible que no sepáis de mí, pues poco me he prodigado en los últimos tiempos, y siendo generosos eso incluye con total certeza vuestra existencia y la de quienes fueren vuestros progenitores. Pero como comprenderéis no he venido a presentarme, sino que muy al contrario esperaba que vos pudierais hacerlo, y quizá con algo de paciencia mediante, entablar conversación sobre algunos asuntos que yo estimo están en vuestro conocimiento…

Sus últimas palabras se extinguieron lentamente, paladeando aquello en cuanto deseaba incidir. Ciertamente no había de ser un encuentro cómodo para la otra parte, pero esperaba relajar las circunstancias como mínimo hasta el punto de hacerlo llevadero.




✠ Apresúrate Despacio [Tizne] Firmaforo
Abraxas
Abraxas
Dragon

Ocupación : Gran Propietario de la Encomienda Crediticia
Mensajes : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

✠ Apresúrate Despacio [Tizne] Empty Re: ✠ Apresúrate Despacio [Tizne]

Mensaje por Tizne el Dom 2 Dic - 21:45

Tenía cierta dificultad para reconocer mis propios errores, y esta desafortunada situación no iba a ser la excepción. Todo era culpa de Rata por no haberme acompañado. De ser así él se habría ocupado de la puerta y habría tenido tiempo de salir mientras le atrapaban. El maldito Rata y ese maldito pañuelo de tela tosca que era incapaz de romper a tirones. La voz me sobresaltó mientras agarraba la pica e intentaba soltarla de la pared, descubriendo el motivo por el que esos hombres no me habían caído encima todavía.

Me giré como buenamente pude, todavía demasiado ofuscado por la rabia como para sentir miedo. ¿Humano o dragón? Esa pedantería y ese lenguaje tan rebuscado solo podían salir de la boca de un aristócrata o un noble muy instruido. ¡Si hasta me costaba entenderle! ¿Qué hacía un dragón aquí? Le mantuve la mirada mientras ataba cabos, apartando las manos de la pica ahora que el embozo había cedido lo suficiente como para permitirme respirar.

¿Opciones? Podía fingir no entenderle, ser extranjero. Si hubiera vestido mi ropa de día, reconociendo mi condición de esclavo, lo más efectivo habría sido ponerme a lloriquear alguna excusa y suplicar por mi vida. Mostrarse amenazante era una alternativa, ya había visto lo que podía hacer con el viento. Pero un rápido vistazo me indicó que en la parte superior el musgo había superado al polvo con creces. Miré hacia las escaleras. Subir una silla requería más concentración de la que poseía en este momento, sin contar que apenas le haría daño al lagarto ni sería distracción suficiente para sus esbirros. Solo quedaba la sinceridad.

-Lo único que se sobre esta casa son los rumores que escuché esta misma noche en los bajos fondos. Vine pensando que habría algo de valor, ni pertenezco a los terroristas ni hago sacrificios de recién nacidos. Ni de nada, vaya-





✠ Apresúrate Despacio [Tizne] Original
Tizne
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 792

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

✠ Apresúrate Despacio [Tizne] Empty Re: ✠ Apresúrate Despacio [Tizne]

Mensaje por Abraxas el Lun 3 Dic - 4:44

La agitación dio paso al verbo en su presa, y con ello el dragón enarcó ambas cejas en un principio de curiosidad que pronto se vería defraudado por el contenido de sus palabras. Excusas, que si bien eran vacuas e innecesarias, eran hasta cierto punto razonables, dadas las circunstancias. El modo en que Abraxas subestimaba a la raza humana poseía su propio doble filo, y en el escaso crédito que era capaz de reunir para aquellos seres se atisbaba la condescendencia propia de los amos en un constructo racista. En consecuencia no habría de tener una reacción virulenta a la imprecisión de Tizne, si no que por el contrario se limitó a profundizar en las cuestiones que tenía para él, cerrando el cerco al tema de conversación.

- Es tal y como espero que sea. No os quiero terrorista, ni tampoco ritualista. Vuestro conocimiento sobre esta casa es, a fin de cuentas, circunstancial. Obedece a un único propósito y es el que vos ya debierais empezar a intuir, en tanto os calmáis y permitís que vuestro espíritu sereno alimente la mente y no el cuerpo. No, criatura, lo que habéis escuchado no era otra cosa que artificio. Lo único que importa es que, ahora mismo, estáis aquí conmigo.
– Esperaba eliminar por completo cualquier duda que pudiera existir sobre el hecho que aquél encuentro no era fortuito, sino por el contrario la correcta ejecución de una trampa. Todavía el muchacho podía interpretar que la trampa era azarosa, y por ello el aristócrata tuvo a bien incidir en sus argumentos con tal de dejar claro que no buscaba a cualquiera, sino a él en concreto. Todo esto aconteció sin que la figura del financiero moviera un solo músculo que no fuera escrupulosamente necesario, dotando su movimiento o ausencia de este, de una falta de alma o humanidad. – He escuchado que servís a alguien en particular, alguien con quién potencialmente pudiera yo estar interesado en contactar. Tengo entendido que vos habéis frecuentado últimamente a esta persona, y que obráis a favor de su causa desde una posición servil, y si esto no tuviere porque significar un gran conocimiento, tengo por costumbre pensar en vosotros los siervos como en grandes observadores. Por cada palabra que os tragáis, dos escucháis. Me agradaría que me hicierais saber de las que vos habéis escuchado aquellas que a mi más puedan interesar.

Parpadeó una vez, y con ello terminó por realzar lentamente el mentón, adoptando una pátina de superioridad o control sobre la situación. No estaba seguro pese a todo si habría logrado que el espécimen le entendiera. No solía tratar con su raza, y era consciente de sus limitaciones para dialogar con el vulgo. La naturaleza esporádica de la vida humana le resultaba tan tediosa que había terminado contratando capataces para enseñar a las sucesivas generaciones de esclavos bajo su techo. Como todo dragón había intentado lo contrario tiempo atrás, pero sencillamente su tiempo en la tierra era tan breve que terminaba por parecer inútil y una grave pérdida de tiempo. Aún así, y en aquél momento, tiempo era precisamente una de sus cartas.




✠ Apresúrate Despacio [Tizne] Firmaforo
Abraxas
Abraxas
Dragon

Ocupación : Gran Propietario de la Encomienda Crediticia
Mensajes : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

✠ Apresúrate Despacio [Tizne] Empty Re: ✠ Apresúrate Despacio [Tizne]

Mensaje por Tizne el Mar 4 Dic - 21:31

Una nube sombría fue cubriendo poco a poco la luz de luna que entraba por el ventanuco. No sería un problema para la bestia, pero era una dificultad más para mí. Me bajé la capucha y giré para el pañuelo se desenroscara de mi cuello, quedando yo libre y la tela colgando de la pica como una poética advertencia de la puntería de sus secuaces. Antes de que se fuera, si es que esto terminaba bien, usaría mi habilidad para hacer que olvidara el rostro que estaba contemplando… un rostro que se quedó demudado ante sus siguientes apalabras.

-Me habéis engañado…-afirmé con una mezcla perfectamente dividida entre la incredulidad y la ira. A pocos conocimientos que tuviera el dragón sobre muerte, guerra o impulsos humanos, le sería fácil identificar lo que se me estaba pasando por la cabeza. Cerré y abrí el puño a la altura del cinturón donde pendía mi daga. Mi vista paseó por donde ubicaba a los guardianes y, basándose en la silueta del interlocutor, se quedó posada en su garganta, calculando distancias.

Pero como esas palabras de las que hablaba, tuve que tragarme la rabia. No le alcanzaría. Se mostraba demasiado seguro, lo cual, aunque podía volverse una desventaja para él, dejaba claro hasta qué punto tenía el control de la situación. Levanté una ceja cuando terminó de aclarar sus intereses. ¿Se refería a Verenaa o a Thyraxes? Si se había informado sobre mi podría ser cualquiera de los dos. Si hablaba sobre uno y me equivocaba, delataría una información de la que quizá careciera.

Sonreí sin esforzarme en que pareciera algo cálido.

-Vais a tener que darme detalles si deseáis información verdaderamente útil, pues no sé si vuestros intereses están referidos a negocios, a habladurías o a cosas más emocionales-

¿Podía permitirme alguna impertinencia? Habría que tantearlo.

-Por otra parte, es muy probable que si le hubierais puesto tanto empeño en conocer a dicha persona como a tenderme esta estúpida trampa, ya sabríais todo lo que queréis saber-





✠ Apresúrate Despacio [Tizne] Original
Tizne
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 792

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

✠ Apresúrate Despacio [Tizne] Empty Re: ✠ Apresúrate Despacio [Tizne]

Mensaje por Abraxas el Miér 5 Dic - 4:00

El hecho que Tizne comprendiera con claridad el trasfondo de la situación, y el porqué, aliviaban en cierta manera el peso muerto de aquél interrogatorio al que muy libremente uno podría llamar diálogo. A fin de cuentas la vivacidad del humano así lo facilitaba, poco dado a amedrentarse en situaciones que le fueran contrarias. Dejó que la mente de su presa trabajara, hasta que finalmente le ofreció una respuesta vacía de todo contenido. Era aquella, indudablemente, una forma de escurrir el bulto. A fin de cuentas, ¿Cuántas cosas importantes podía manejar una criatura como aquella? El apéndice de aquella declaración, cargada de mala intención, no pareció descentrar o impactar en modo alguno al financiero. Abraxas poseía una concepción clara sobre los que compartían la raza de Tizne, y aquella clase de salida verbal, aventurada y osada, entraba en su retrato prejuicioso. Presuponía el mundo de los hombres poco serio, dado a la improvisación y carente de un plan o estrategia bajo presión. Desde su apagada y analítica mirada no fue diferente a contemplar como si un animal atrapado gruñera o se agitara. El tono paciente y reducido del dragón volvió a desterrar el silencio imperante, tal se limitara a seguir trabajando sobre su pequeño proyecto, tras una breve interrupción a la cual no atribuiría mayor importancia.

- En tal caso abandonaremos el terreno de la precisión y dejaremos que juzgue personalmente qué es útil y qué no. Podéis hablarme de todo ello, pues el tiempo no resulta enemigo de mis circunstancias aquí. Siempre que consideréis mi aproximación cordial como un formato poco apetecible, podemos explorar otras modalidades más persuasivas. – No había amenaza expresa en aquello, si bien cualquiera pudiera haberla sentido con escasa sutileza. Para Abraxas era una opción real, sobre la que no existía pudor o rareza. Había siervos que preferían cerrarse ante extraños, y que preferían una motivación clara antes de mostrar sus páginas. Los había, incluso, que requerían de un trato especial y de mayor atención, arrancándoles hoja por hoja, de su impredecible relato, con múltiples y creativas maneras. – Solo os requiero que seáis atento ahora, y que habléis todo cuanto podáis decirme sobre Ella. Estoy convencido de que no sois conocedor y compañía de muchas aristócratas.

Sin pretenderlo, o siquiera sin saber en qué clase de juego perverso podría haber entrado, el dragón resolvió un enigma que muy bien podría haber obrado a su favor en otras circunstancias, o eligiendo diferentes palabras. Había reducido el cerco en un intento por centrar el encuentro, y con ello había perdido ignorante la posibilidad de saber algo nuevo. Así eran el azar y el destino, crueles y bromistas, o por el contrario grandes protectores, en función de quién los describiera, si agraciados o agraviados.

- Os escucho. – Remató finalmente, tras aquella breve pausa en que Tizne podría haber pensado sobre eso y mucho más. Quedó expectante el aristócrata, elevando de forma sutil una ceja por encima de la otra, sin por ello añadir mayor matiz a sus facciones, indiferentes a mayor expresión o emoción. Máscara que burlaba la humanidad desafiando al arte de la vida. Un cascarón sin alma.




✠ Apresúrate Despacio [Tizne] Firmaforo
Abraxas
Abraxas
Dragon

Ocupación : Gran Propietario de la Encomienda Crediticia
Mensajes : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

✠ Apresúrate Despacio [Tizne] Empty Re: ✠ Apresúrate Despacio [Tizne]

Mensaje por Tizne el Dom 9 Dic - 20:16

Entrecerré los ojos para intentar ver algún atisbo de reacción en su rostro, pero la maldita nube, cuya lluvia ya aporreaba el tejado, me tenía anulado. De cualquier modo la inflexión de su voz no tuvo variaciones. Comenzó a vomitar palabras de nuevo, sin perder las formas pedantes, como si disfrutara tanto escuchándose a sí mismo como yo disfrutaba de mis silencios. Y entre todo eso surgió la palabra esperada: “ella”. Sonreí, fatuo, celebrando interiormente la victoria en una batalla en la que el aristócrata no se sabía participante. Pero la sonrisa no duró demasiado. Como me costaba entenderle, la cabeza iba unos pasos por detrás del oído. ¿Me había amenazado? Si, lo había hecho. Me aclaré la garganta.

-No será necesario cambiar este…formato. Me apena tener que desvelar el día a día de mi ama, pero la experiencia me dice que el dolor apena más. Tendré que confiar en vuestra discreción, y en caso de que carezcais de ella, prefiero enfrentar la futura ira de la mujer que una posible muerte en este criadero de musgo. A fin de cuentas, y lamento decirlo, no creo saber nada interesante-

Hice una breve pausa, como si estuviera pensando por dónde empezar. Varias goteras comenzaron su rítmico concierto.

-Vive en el barrio alto, en el palacete por el que siempre se ven gatos-


Iba a explicarle lo mucho que le gustaban dichos animales, el amor que les profesaba, pero decidí que era mejor obviar ese dato. Yo también había cogido afecto a las astutas bestias y a fin de cuentas no era algo relevante.

-Se levanta siempre muy temprano, desayuna como un estibador y hace ejercicio. Sirvió en el ejército, le gusta mantener una forma física poco…femenina. Luego se marcha a hacer recados. Sola o con alguna de sus sirvientas, a mí nunca me ha llevado. A veces vuelven separadas, la sirvienta con cosas para el mercado y ella con libros, porque trabaja restaurándolos. Tiene el taller en el palacete. Suele comer en casa… y creo que después de comer vuelve a echar un sueño. O quizá se quede leyendo en la habitación, siempre está leyendo, por trabajo y por placer. Por la tarde trabaja restaurando y en la noche sale a menudo. Al teatro, a alguna taberna lujosa o al restaurante “El Dragón de Oro”, donde van todos los ricach… los aristócratas como ella-

Otra pausa y una sonrisa servil.

-Seguro que lo conoceis-





✠ Apresúrate Despacio [Tizne] Original
Tizne
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 792

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

✠ Apresúrate Despacio [Tizne] Empty Re: ✠ Apresúrate Despacio [Tizne]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.