Novedades

- (15/03) Ya están disponibles las novedades de Marzo.

- (15/03) Ya podéis pedir Los Dracs de Marzo.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (31/01) ¡Finaliza la mini-trama Navideña! ¡Gracias a tod@s por participar!

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png
Expectro Patronum

52/64

Afiliados Normales


La elegancia no se adquiere, se posee (Abbadon)

Ir abajo

La elegancia no se adquiere, se posee (Abbadon)

Mensaje por Waleska el Sáb Nov 10 2018, 04:37

Desde la muerte de Atish Waleska se había encerrado por completo en su trabajo y sus pensamientos. La dragona no aceptaba visitas y mucho menos invitaciones, no deseaba celebraciones y solo encontraba consuelo en los brazos de Maersh, su fiel guardaespaldas. Todo se había hundido en cuestión de semanas y aún sentía la amenaza de ese dragón o dragona desconocidos. Alguien había descubierto su secreto, alguien la había visto con Atish sobre su lomo sobrevolando el cielo y a saber sí habían averiguado que  había encubierto a un terrorista. En definitiva estaba no asustada pero sí alerta y esquiva. Nadie se acercaba a la mansión de la mecenas a excepción de sus criados.

Sin embargo tuvo que salir en sociedad porque después de duros meses de trabajo y preparación se estrenaría una obra que ella misma había financiado. Escrita por un humano la obra hablaba de amores prohibidos, dramas familiares y la magia de los dragones. El estreno había sido anunciado con mes de antelación y los dragones más acaudalados habían adquirido sus entradas con tiempo. Sería un gran evento y ella debía estar presente fue entonces cuando recordó que unos días atrás Abbadon había intentado contactar. Waleska le había enviado una invitación junto a un mensajero y le había indicado que le esperaría en el palco de honor tras su breve presentación y así fue.

La dragona de ojos púrpuras iba vestida con una de sus confecciones, es decir, elegante y exquisita, como siempre. Sus pasos eran gráciles y cuando atravesó la cortinilla del palco de roca se encontró con Abbadon. Ese dragón siempre era un regalo para la vista.

—Te he extrañado—admitió aproximándose a él —¿Cómo has estado? Gracias por aceptar mi invitación—le indicó con la mano que se sentase e hizo lo propio —¿Quieres algo de beber? Aunque deberían haberte atendido, están todos muy nerviosos—le informó acomodándose en la silla —¿Cómo puedes estar cada día más apuesto? —le preguntó con una sonrisa.
Waleska
Waleska
Dragon

Ocupación : Mecenas y empresaria.
Mensajes : 269

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La elegancia no se adquiere, se posee (Abbadon)

Mensaje por Abbadon el Sáb Nov 10 2018, 22:47

La rutina estaba siendo algo que entretenia la mente del inquisidor, algo que lo calmaba y podia alejar de sus lios personales. Tambien el hecho de poder hablar mas a menudo con Vaurien o sus hermanos era bastante relajado. Pero siempre aparecian pequeños rastros que lo sumergian en esos pensamientos que lo impedian dormir o tener alguna que otra pesadilla. Incluso su apetito no era el mismo, ni siquiera su rendimiento sexual. Abbadon parecia distraido en ocasiones, e incluso habia llegado a entrar en estados de rabia haciendo su propio trabajo, torturando a terroristas o exiliados al punto de dejarlos inconscientes antes de tiempo. Todo habia ocurrido de golpe, no lo esperaba y debia de tragarse el orgullo. En el caso del moreno, demasiado orgullo.

Hacia ya unos dias que no veia a Waleska, su buena amiga de prácticamente... toda la vida. Para él habia sido una relación evolutiva, alguien que habia sido considerada como una madre cuando él era un simple dragón de cuna, cuando comenzó a sentir la atracción de las curvas de esta, pasando a fantasear con ella en los sueños más placenteros que un adolescente pudiera tener. Con los años, llego a pasar a tener una relación básicamente intima, como con la que tenia con uno de sus hermanos incluida su esposa Zastka. La atracción se hizo carne pero tambien una amistad tan antigua como él mismo. Realmente la consideraba mucho más madre que la propia, una buena hermana, una muy buena amiga, una fantástica amante, pero sobre todo, una excelente y elegante dragona. Abbadon sabia que su gusto por el arte, sus ropajes, incluso su chuleria innata, lo habia adquirido por aquella mujer, por su fascinación hacia ella. Es por esto, que necesitaba hablar con Waleska, ver sus puntos de vista, disfrutar de algo de tiempo a su lado... ella era una diva y sabria como salir de un problema sin despeinarse.

Y aunque lo intentó, el dragón de ojos escarlata no pudo hallarla, o más bien sus sirvientes le daban largas. Hasta que un dia recibio la invitación a un evento. Maravillado con esto, Abbadon no tardo en pedirle a una de sus mejores costureras el mejor diseño para crear un traje para el estreno del año. Sin duda queria estar impecable, como siempre, pero si queria destacar por encima del resto. Asi pues, el encargo no tardo en hacerse, con una camisa roja oscura y pantalones negros con un chaquetón negro largo con bordados en rojo, atada con un cinturón de cuero rojizo oscuro. Trás un baño con agua hirviendo y espuma que relajo al dragón, fue ayudado por dos esclavos para vestirse y darse los últimos toques. Sin duda alguna Abbadon podia ser algo narcisista y perdia el tiempo enamorandose de él mismo mirandose al espejo, pero el resultado era inmejorable.

Cuando acudio al teatro, pudo comprobar la cantidad de gente que habia, pero con la invitación en mano, no tuvo mucho problema en llegar al palco principal. Una vez paso alli, posó sus manos en el borde para mirar al foso donde estaba el resto de la gente tomando asiento o saludandose aún. Fue cuando recordó la primera noche que iba a un anfitetro de Roma junto a una humana con la que termino retozando como un conejo. Sonrio de lado con esa idea cuando escuchó la voz de Waleska, por lo que se giro — Querida, yo tambien te he extrañado — se acerco a ella tomandola con sumo cuidado de la mano para posar sus labios en el dorso de la mano. Cuando le indico que se sentase, la ofrecio primero asiento y después se sento él — Bueno, digamos que ha sido una temporada... de vaivenes — se encogio de hombros sin mostrar mucha alegria — Tu parece que has estado muy entretenida. Ni siquiera has podido atenderme un segundo, ¿mucho trabajo? — el dragón sonrio levemente, de forma traviesa, cuando vio pasar un par de esclavos con unas bandejas llenas de bebidas y comida — Bueno acabo de llegar. Y tampoco tengo mucha hambre, aunqueee... — alargo la mano hacia una de las muchachas con una de las bandejas con copas de vino, y después de guiñarla un ojo dio un sorbo — Deliciosa — miro a Waleska alzando las cejas — La bebida, por supuesto — amplio su sonrisa, cuando escucho el cumplido de la otra — Oh vamos querida amiga, no es cierto. Pero me encanta que me lo digas — rió divertido un segundo acodandose en el asiento, mirando a la dragona nuevamente, esta vez con mucha más precisión — Tu en cambio, nunca puedes cambiar. Es imposible cambiar un diamante tan hermoso — el tono de voz sonó casi en un susurro, grave y cercano, acariciando el oido ajeno.




Abbadon
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 210

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La elegancia no se adquiere, se posee (Abbadon)

Mensaje por Waleska el Lun Nov 12 2018, 05:00

—¿Vaivenes? No suena muy alentador, tenemos mucho que contarnos —admitió ella antes de bajar la vista unos segundos —He tenido algunos…problemas —admitió sin querer hablar demasiado en un sitio público —Vaivenes como has dicho tú, lamento no haberte atendido…No tenía fuerzas para ello, te habría decepcionado —consideró Waleska —Pero no hablemos de eso ahora, ¿de acuerdo? —clavó sus ojos púrpuras en los de él —Ahora quiero que nos reconciliemos y pagarte por mi ausencia como es debido así que acomódate, disfruta de la obra, bebe y come a mi costa y cuando acabemos bríndame tu presencia y pasemos la noche juntos —le expuso sus planes —¿Te parece? —preguntó antes de soltar una leve risa por el carácter tan vivaz de su compañero.

—No esperaba menos de semejante vino, gracias —le sonrió al esclavo después de tomar una copa y beber también —Es un buen vino, me alegro de que sepas apreciarlo —le devolvió el guiño —¿Por nosotros, te parece? —le preguntó antes de chocar su copa contra la de él —Por la amistad —añadió para terminar bebiendo un poco más. Abajo los actores tomaban posiciones y la música empezaba a sonar para dar paso al primer acto.

—Eres demasiado adulador —acarició el mentón de Abbadon con un dedo juguetón —Pero te lo perdonaré en esta ocasión —aprovechó para regalarle una cariñosa caricia en la mejilla derecha y después retiró la mano para coger de la bandeja un entremés salado —No te engaño, cada día eres más atractivo, te pediría matrimonio de saber que no vas a rechazarme–bromeó aunque no estaba del todo de broma –Bueno, empieza la obra– le indicó al dragón antes de guardar silencio.

OFF: Si te parece podemos hacer un salto y seguir cuando acaba la obra. Iba a hacerlo pero quería preguntarte antes : )
Waleska
Waleska
Dragon

Ocupación : Mecenas y empresaria.
Mensajes : 269

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La elegancia no se adquiere, se posee (Abbadon)

Mensaje por Abbadon el Mar Nov 13 2018, 19:03

Al parecer Abbadon no era el único que pasaba una mala racha. La propia dragona parecia estar pasandolo mal, de ahi que estuviera ausente los dias anteriores. Como tal y mostrando su apoyo, el dragón la tomo la mano con cariño y mirandola a los ojos la sonrio con dulzura — Nunca podrias fallarme, lo sabes. Siempre has estado ahi, y hoy estás aqui. Es suficiente. Pero si tú en cambio me necesitas ahora, por supuesto estaré para lo que necesites — el susurro que habia quedado entre ambos, bajo el bullicio de la gran sala del teatro, quedo acompañada por la mirada complice de ambos. Sin duda alguna podria pasar lo peor del mundo, que jamás iban a traicionarse o abandonarse. Abbadon habia aprendido a confiar en Waleska hacia ya muchos siglos... milenios.
Finalmente, al cambiar de tema, a uno más alegre, Abbadon sonrio e incluso rio junto a su amiga al escuchar los planes que ya tenia ella en mente — Fantástica noche de diversión y aventuras querida. Sin duda eres la Reina de la noche — el dragón de ojos escarlata realizo una leve inclinación a modo de reverencia, mostrandole a la morena su agrado por lo que tenia en mente.

Trás el brindis, la música comenzó a sonar por lo que tanto Waleska como Abbadon aunque estaban ya sentados, decidieron tomar una posición más correcta como público — Por cierto ¿en esta obra no saldrá nadie cantando verdad? — el dragón enarco una ceja mirando a la mujer, esperanzado de no escuchar a alguien cantando estúpideces de amores imposibles o que el corazón lo tenia "partio". Por si acaso, Abbadon cogio otra copa de vino.

Ahora, con las voces en susurros, ambos dragones hablaban mientras miraban el comienzo de la obra. El inquisidor sintio un cosquilleo en la nuca al notar el dedo de Waleska por su mentón — Aprendi de la mejor. Pero nunca miento — sonrio divertido mirandola fijamente a los ojos púrpura. Al escuchar lo que decia sobre el matrimonio, casi echa a reir, y bajando la mirada suspiro volviendola a mirar con ambas cejas alzadas — Quizás algún dia yo te lo pida y tu me niegues. Admitelo, antes de que me casará no era precisamente alguien apetecible — rió burlón, pues aquel joven dragón que bebia los vientos por la dragona, era realmente un mocoso que no tenia experiencia en nada. Ahora Abbadon habia cambiado mucho, y aunque no estaba receptivo al matrimonio, no veia razón alguna en contra en comenzar una relación más fuerte, pero no cerrada, cosa que ya obtenia con la propia Waleska e incluso con el propio Ariakas.

**DESPUÉS DE LA OBRA**

Al terminar la obra, Abbadon ofrecio el brazo a la dragona para salir del teatro — No ha estado mal. Entretenida y ciertamente con un punto ácido que me ha gustado — alzó el mentón entrecerrando los ojos mirando al frente, mientras caminaba junto a la mujer hacia la salida, estando el lugar ya medio vacio — Nunca he sabido como los humanos son capaces de hacer eso... — apreto los labios deteniendose en el sitio — "Actuar", fingir y dar esos sentimientos. Nosotros podemos imitarlos, pero, ellos pueden llegar a sentirlos realmente... es extraordinario ¿verdad? — miro a la dragona con una sonrisa ladeada.




Abbadon
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 210

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La elegancia no se adquiere, se posee (Abbadon)

Mensaje por Waleska el Jue Nov 15 2018, 05:08

—Hablaremos con más detenimiento esta noche—su mirada le dijo todo lo que no se atrevió a decirle en voz alta. Waleska necesitaba discreción y cuatro paredes para compartir sus inquietudes y sucesos con su gran amigo. No iba a hablar de las amenazas en un lugar así, no, esperaría a que estuvieran en su mansión y entonces, con la situación totalmente bajo su control, hablaría.

—Muy bien—asintió complacida por su respuesta afirmativa —No demasiado, un par de piezas pero no, no es un musical. Mas no deseo explicarte nada….quiero que lo compruebes por ti mismo—esbozó una nueva sonrisa, en esa ocasión amigable y después volvió a beber un nuevo trago de su copa de cristal labrado. Todo en ese lugar destilaba elegancia: Desde los palcos hasta las paredes pasando por las cortinas, las copas y hasta los programas en pergamino. Waleska no dejaba nada al azar.

—Y mírate ahora, querido, eres todo lo contrario—su mirada dijo mucho más que sus labios y dejó en el aire la proposición. Waleska se había planteado esa cuestión varias veces y no terminaba de resultar desagradable. El problema es que le gustaba demasiado su independencia y todo lo que esta conllevaba pero de elegir un marido, Abbadon era una buena alternativa. LEl único ser en quién confiaba más era en Maersh pero por desgracia era humano.

---

La obra transcurrió con total precisión y Waleska aplaudió encantada ppor el resultado final de tantos meses de trabajo. Después le pidió a Ababadon que aguardase y bajó al escenario para recibir la gratitud del director y de todo el elenco. Seguidamente dedicó algunas palabras a la compañía, el teatro y los espectadores para terminar regresando al lado de Abbadon.

—Disculpa, querido. Obligaciones—sonrió despampanante —Me alegra que la hayas disfrutado, sabía que sería de tu agrado—cogió su brazo y bajaron por las escaleras en dirección a la entrada donde aguardaba el carruaje de Waleska —Los creemos inferiores…pero son unos seres extraordinarios—respondió con seguridad antes de subir a la diligencia. En su interior Waleska se acomodó y esperó que Abbadon hiciese lo mismo.

—¿Querrás cenar algo o prefieres que nos acomodemos en torno a la chimenea y conversemos? — sus ojos se posaron en él con confianza y el criado azuzaría a los caballos para empezar la marcha. Quince largos minutos los separaban de la casa de Waleska, una mansión a las afueras de la capital.
Waleska
Waleska
Dragon

Ocupación : Mecenas y empresaria.
Mensajes : 269

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La elegancia no se adquiere, se posee (Abbadon)

Mensaje por Abbadon el Vie Nov 23 2018, 13:14

Ante la propuesta de dejar el tema para más tarde, Abbadon tan solo asintio con una leve sonrisa. Realmente no habia prisa para sacar los demonios de cada uno, era mejor disfrutar del espéctaculo y de la propia noche antes de que todo se volvia una amargura. De hecho, al conocer que la obra no iba a tratarse de un músical, el dragón no pudo evitar un suspiro de alivio. Es decir, no es que no le gustasen ese tipo de eventos, los adoraba si, pero no cuando tenian que ver con actores en medio de escenas sin sentido, cantando estupideces. Preferia a músicos expertos haciendo su trabajo quietos en su lugar y no actores haciendo otra cosa que no era lo suyo.

Vas a hacer que me sonroje — la susurro al oido para apartarse sútilmente sin dejar de mirarla, después de que ella tambien le halagase con aquello. La verdad es que su relación era amena, elegante y muy por encima de la media. Pero tambien aparecian pequeños resquicios de atracción, que hacian que la elegancia por ejemplo, se echase a un lado, puesto que los dragones como seres ancestrales, eran sexuales a fuego en piel.

......

Trás la vuelta de Waleska junto a Abbadon, ambos comenzaron la marcha al exterior del teatro, en busca del carromato que los llevaria a ambos a casa de la primera. Cuando la dragona se disculpo, Abbadon negó con la cabeza — No pasa nada, ahora eres toda para mi ¿verdad? — la miro divertido, para después de escuchar el comentario de que los humanos eran seres extraordinarios, el dragón asintiera aún con su sonrisa socarrona — Sin duda, y no solo actuando... — miro al frente, para ayudar a Waleska a subir al carromato, con cuidado de que se acomodará, para después seguirla y ponerse a su lado.

Una vez en marcha, la propuesta de la dragona quedo expuesta — Pues... — Abbadon la miro a los ojos acercandose justo, para no ser grosero pero si obtener cierta intimidad entre ambos — Hambre no tengo después de los tentempies del teatro. Además una charla contigo es mucho mejor que llenar mi estomago — sonrio ladino llevando una mano sobre las de la dragona, acariciando el dorso de una de ellas, cálida y suave.




Abbadon
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 210

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La elegancia no se adquiere, se posee (Abbadon)

Mensaje por Waleska el Mar Nov 27 2018, 14:01

Waleska asintió cuando Abbadon le preguntó si sería entera para él, lo sería. Después sonrió fugazmente cuando soltó aquel susurro que la dragona subo interpretar a la perfección. Claro que los humanos eran buenos en muchos aspectos, no solo eran grandes artistas si no grandes amantes. Y ella lo sabía de buena mano aunque no diría nada en voz alta y menos aun tan cerca del centro de la ciudad.

Una vez en la diligencia no tardaron en llegar a su destino: Una inmensa mansión a las afueras. La roca, el mármol y el ladrillo se fusionaban en la imponente construcción aunque para llegar hasta ella debías atravesar un camino intrincado de árboles y de piedra.

—De acuerdo, conversemos, tengo mucho que contarte…—Waleska le dedcó una mirada confidencial y después bajó del carruaje. Sin perder más tiempo se adentró en su casa donde su mayordomo tomaría los abrigos de ambos y prepararía el salón favorito de Waleska de tal forma que al entrar la chimenea ya estaría encendida, el vino sobre la mesa de cristal pulido y dos copas aguardando a los dragones.

—Acomódate—le pidió a Abbadon antes de tomar asiento en el enorme sofá mullido —Es hora de que te cuente el mayor de mis secretos. Eres inquisidor, entenderé que quieras apresarme pero te pediré que me des un día para huir si aún me quieres después de lo que voy a contarte—no bromeaba.
Waleska
Waleska
Dragon

Ocupación : Mecenas y empresaria.
Mensajes : 269

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La elegancia no se adquiere, se posee (Abbadon)

Mensaje por Abbadon el Dom Dic 09 2018, 13:20

Lo debia de admitir, Abbadon estaba viendo una cara que jamás habia visto en su amiga, una versión algo más misteriosa de lo que le gustaba a él, y no era algo que le gustase, pues no sentia aprecio por las sorpresas. Waleska parecia estar inquieta en un asunto, eso estaba claro, al igual que el dragón, pero cuando la cabeza del moreno daba vueltas era realmente un peligro, pues la imaginación se le disparaba a sobremanera. Quizás porque habia vivido y visto demasiado, o simplemente porque disfrutaba con sus delirios e histeria. De todas formas mantuvo la calma hasta que cruzaron el portón de la entrada donde ya los recibia un mayordomo.

Trás dar al hombre su chaqueta, Abbadon siguio a la dragona que movia sus caderas al caminar con elegancia y sensualidad. El moreno no perdio un segundo en admirar esas curvas con media sonrisa, pensando que quizás la charla acabaria antes de lo que pensaban ambos. O no, después de todo el paso lo marcaban las mujeres y no él, pues a pesar de todo era un caballero y no un animal.

Tomo asiento, acomodandose en un sofa mullido y aterciopelado, colocando los codos y brazos en los reposabrazos, pudiendo separar levemente las rodillas, para finalmente escuchar a Walesca, mientras colocaba su mano derecha bajo su barbilla, sin dejar de mirarla — Waleska, te dire que hace unas semanas un traidor que termino por ser esclavizado, me contó a medias sus secretos. Un romance con un esclavo, un hombre joven — enarcó una ceja sin pestañear — Solo le pedi que fuera sincero conmigo, porque era uno de mis descendientes. Pero poco después, encontraron a ese supuesto esclavo, que resulto ser un hibrido. Me senti traicionado, por lo que ese traidor, no es parte de mi vida como comprenderás — alzó ambas cejas apartando la mano encogiendose de hombros — Si, soy inquisidor. Le soy leal a mi Reina, como el que más — poco a poco el hombre se fue poniendo en pie, tomando una de las copas, llenandolas con vino, para después, pasar su mano por las llamas de la chimenea — Pero, no soy un hipocrita. En el pasado he amado a humanos, he estudiado y luchado junto a ellos. Mentiria si dijera que no sé cosas gracias a ellos. Evidentemente, los hibridos... no son algo que me agraden. Pero todo ser en esta tierra tiene un fin ¿no crees? — respiro profundamente para seguido dar un trago. Sonrio volviendo a sentarse en el sillón — Y si, hay leyes, normas. Hasta podrian acusarme de traición por lo que acabo de decir, pero... — volvio a encogerse de hombros — Siempre he confiado en ti, como espero que tu lo hagas en mi — trás unos segundos mirandola fijamente a los ojos, sonrio tranquilo, mientras daba un sorbo de vino. Abbadon siempre intentaba tranquilizar la situación, para que los demás se vieran seguros y hablasen. Puede que Arthyel y otros más no lo contarán todo, pero al final se conocia la verdad. La de todos.




Abbadon
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 210

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La elegancia no se adquiere, se posee (Abbadon)

Mensaje por Waleska el Lun Dic 10 2018, 19:49

Waleska escuchó en silencio todas y cada una de las palabras pronunciadas por Abbadon y por un instante se planteó si haría bien en contarle su secreto. Un secreto que solo conocía Maerh y alguno más de sus criados así como los trabajadores del propio Atish. Sin embargo solo ella y su guardaespaldas conocían por qué le había arrancado el corazón a Atish y esa noche también lo sabría Abbadon.

—Bien, confiaré en ti—
aseguró ella antes de acomodarse los cabellos —Hace muchos años conocí a un humano, era un escultor, el mejor de todos. De hecho fue quién esculpió la imponente obra en la que aparezco en mi forma dracónica y que descansa en la parte más alta de mi escalinata—no sabía si se habría fijado pero le gustaba alardear de semejante obra escultórica —Bien, decidí invertir en él y con el tiempo despertó ciertos sentimientos en mí…El problema surgió cuando descubrí que formaba parte de la Rebelión. No lo denuncié, tenía miedo de que muriese—se quedó callada unos breves segundos [color:b2b6=#99ooff]—Le arranqué el corazón para salvarle la vida y lo convertí en mi desafiado...Después de un largo año finalizó la escultura y se lo devolví…Salieron a flote los sentimientos compartidos y me confesó el por qué se había unido y su profundo arrepentimiento—agregó antes de beber de su copa, tenía la garganta seca.

—Antes de que desapareciese de la esfera pública lo encontré asesinado en su taller…—bajó la vista unos breves instantes —A su lado había una pequeña miniatura en madera de un dragón con un humano encima…Creo que alguien descubrió mi secreto y planea algo contra mí—dijo finalmente.
Waleska
Waleska
Dragon

Ocupación : Mecenas y empresaria.
Mensajes : 269

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La elegancia no se adquiere, se posee (Abbadon)

Mensaje por Abbadon el Sáb Ene 05 2019, 13:20

Aunque Abbadon habia escuchado todo lo que Waleska le decia, algo parecia no encajarle. Para él, esa dragona era legendaria, demasiado intocable e inteligente como para caer en un simple encaprichamiento con un humano. Cuando termino de hablar, todavia le daba vueltas a la cabeza, de porque ella se habia "liado" con ese humano.

Admito que... — una leve sonrisa asomo por los labios del dragón — ... un toque de envidia ha llegado a mi, Waleska. Y es que nunca crei que sintieras algo tan grande por un humano y no por otro como tu, como yo — alzó ambas cejas mostrandose desilusionado. Cerro los ojos y después de colocar su mano en su mano, echo una bocada de aire apartando de nuevo la mano para dejar salir el aire — Dices que lo encontraste muerto en su taller, junto a una estatuilla de un dragón y un humano — se encogio de hombros y torcio el morro — Pudieron matarlo los terroristas — colocó su espalda en el sofa — Dices que estaba arrepentido, y al parecer, te amaba. Los terroristas pudieron verle como una amenaza, por si te contaba algo que no les convenia. Después de todo, el no estaba comodo con ellos, sino con una dragona que le arranco el corazón y trabajaba para dragones — se llevo el dedo indice izquierdo al labio inferior. Miro a Waleska un segundo — No te ofendas querida, pero si fuera alrevés hubieras sido exiliada hace tiempo, y lo sabes. El caso es, que estuviste enamorada de un humano, y eso esta prohibido — Abbadon la volvio a mirar apretando los labios para abrir la boca y respirar profundamente, negando con la cabeza.

Tu problema esta resuelto, porque el humano al que amabas ha muerto — de forma seca, Abbadon aclaro lo mas evidente, cosa que no le disgustaba. Entrecerro los ojos dandole vueltas a una idea nueva — ¿Porque has dicho que crees que alguien tiene algo contra ti? Es decir, ese humano era escultor, hacia figuras. Los terroristas pudieron matarlo sin mas cuando trabajaba en ello. ¿Es que has recibido alguna nota extraña? ¿quien mas lo sabe? — la miró ladeando la cabeza, cuando sonrio ladino — Vaya, ahora podria aprovecharme de esta situación y pedirte que hagas cualquier cosa.... — movio las cejas de arriba a abajo rápidamente y soltó una risa — Es broma, era para quitarle tensión al asunto, porque es bastante mas grave de lo que parece — la sonrisa del dragón, estaba siendo ocultada con el puño de él mismo, colocado delante mientras miraba a la dragona.




Abbadon
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 210

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La elegancia no se adquiere, se posee (Abbadon)

Mensaje por Waleska el Lun Ene 14 2019, 19:08

—Oh—Waleska negó con la cabeza —Siempre hemos sido amigos y nunca te he mentido cuando te he asegurado que no me importaría ser tu esposa, pero como bien sabes uno no elige de quién…hacia quién se le despiertan sentimientos—se negaba a emplear el verbo enamorar, ya no servía de nada porque Atish estaba muerto y ella solo deseaba seguir adelante.

—Dudo que los terroristas lo matasen—apuntó Waleska —Pero bueno, supongo que no tardaré en descubrir quién está detrás de mí—la mujer escuchó las palabras de su amigo y después se preguntó seriamente si había hecho bien en contarle esa información. Apreciaba a Abbadon pero quizás su lealtad hacia la Reina era más intensa que hacia su amistad, sí, probablemente se había equivocado.

—Ningún dragón lo sabe, ni ningún humano. A ojos del mundo Atish era un humano que recibía mi mecenazgo para llevar a cabo su arte como otros muchos—
le respondió ella con tranquilidad—No he recibido ninguna nota pero esa escultura era un mensaje en sí…además registraron parte de su taller…no era un robo, quieren algo—de eso estaba segura.

Waleska negó con la cabeza ante la broma de Abbadon y dejó la copa sobre la mesa, ya no le apetecía beber ni nada que se asemejase a ese acto. De hecho solo deseaba que el dragón se marchase.

—Bueno, si vas a entregarme quisiera que me lo dijeras—dijo con absoluta seriedad —No estoy para juegos—sentenció con frialdad.
Waleska
Waleska
Dragon

Ocupación : Mecenas y empresaria.
Mensajes : 269

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La elegancia no se adquiere, se posee (Abbadon)

Mensaje por Abbadon el Miér Ene 23 2019, 17:51

El moreno miro a su amiga con la ceja enarcada y una leve sonrisa cuando le respondio a su afirmación, sobre no haber aceptado a uno de su clase, pero si al humano — Lo sé, el amor no es algo que podamos contrar — derepente a su mente vino aquel hijo bastardo que tuvo con Tetis, el amor de su vida. No comprendia como podian compartr sangre si no se parecian en nada. Ese gladiador vulgar y orgulloso, que solo le importaba quedar por encima, seguro que tenia sexo con fulanas de poca monta y dormia en un montón de paja. Que horror — Desde luego no lo controlamos, es cierto — esta vez lo repitio con un aire mas serio.

Miro a Waleska cuando esta parecia estar segura de que los terroristas no habian sido, pero seguia diciendo que alguien mas lo hacia. Abbadon alzó ambas cejas y apreto los labios un segundo — Si no lo sabe nadie, mas que tu amante y nosotros dos, no se quien mas podria saberlo — alzó la copa pensativo antes de darle un trago — Bueno, cabe una posibilidad: alguien en el que él confiará, y no debio de hacerlo. Si conoces a la gente que hacia encargos, tal vez puedas hallar una pista — se encogio de hombros dando ahora si un trago — Yo que tui lo dejaba correr, no hay remedio y no pueden acusarte de nada — suspiro con el ceño fruncido — Pero si necesitas ayuda... en fin, dimelo — el dragón vio como Waleska se iba poniendo en pie, dejando su copa.

Aquello parecia empezar incomodarla, por lo que Abbadon decidio ponerse en pie para despedirse. Al oir a su amiga, este rió levemente — ¿Como puedes creer eso? No soy mi hermano Aldebaran — medio gruño, pensando que lo viera tan poco.... en fin, sin sentido de la amistad — Siempre me tendrás a tu lado Waleska, lo sabes desde que te conoci — medio susurro al haberse acercado a la dragona lo justo, como para tener sus labios a pocos centimetros. Aún asi, respeto ese espacio para besarla sútilmente en la mejilla y mirarla a los ojos — Será mejor que me vaya. Es tarde — sonrió mientras comenzaba a ir hacia la salida — Me he divertido, buena obra de teatro. Nos veremos pronto querida — alzó la mano despidiendose para salir de alli para dirigirse a la calle. Con todo lo hablado, le apetecia caminar a casa desconectando un poco de la red dráconica.




Abbadon
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 210

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La elegancia no se adquiere, se posee (Abbadon)

Mensaje por Waleska el Vie Ene 25 2019, 15:45

—No…por desgracia no lo es—replicó ella con cierta pereza —Es posible…no lo se, Maersh está investigando el asunto y también mi otro guardaespaldas, he hablado con todos sus aprendices pero…nadie parece saber nada—se encogió de hombros —Tengo miedo, Abbadon…No de morir, si no de perder mi posición y todo por lo que he estado luchando durante años—le confesó a su amigo —A veces sería tan fácil ser tan fría como muchos de los nuestros…—bajó la cabeza y ella rio con suavidad.

—No lo creo, eres y serás un buen amigo pero…comprendo que tu juramento de lealtad hacia la Reina Madre pueda ser mayor que tu amor hacia mí— admitió contemplándole desde la corta distancia —Siempre serás el dragón más apuesto de todos—recibió su beso con los ojos cerrados y antes de que se marchara le tomó de la mano para obligarlo a girarse —Gracias por protegerme—se aproximó a él y besó sus labios con afecto —Volveremos a vernos pronto, espero—acarició su mejilla y entonces lo soltó —Ten cuidado, Abbadon—le pidió Waleska antes de que abandonase el salón y la dejase sola. La dragona suspiró profundamente y se sentó en la butaca, necesitaría la compañía de Maersh esa noche. Su mundo estaba a punto de destruirse definitivamente.
Waleska
Waleska
Dragon

Ocupación : Mecenas y empresaria.
Mensajes : 269

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La elegancia no se adquiere, se posee (Abbadon)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.