Novedades

- (18/11) Ya están disponibles las novedades de Noviembre.

- (18/11) Ya podéis pedir Los Dracs de Noviembre.

- (17/11) Revisad bien la normativa de las búsquedas, pues hemos añadido una nueva norma

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Trystan
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Admin
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
Now I remember why we are here [Irhae] G2TiwGkZ_o

06/06

Directorios y Recursos

04/10

Afiliados Élite
Time Of Heroes
 photo untitled45.png Now I remember why we are here [Irhae] AO1UJIQ
Expectro Patronum


41/50


Now I remember why we are here [Irhae]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Now I remember why we are here [Irhae] Empty Now I remember why we are here [Irhae]

Mensaje por Cedrik el Jue Oct 11 2018, 22:28

Varias semanas habían pasado desde su partida. Desde su propia cruzada a-saber-dónde. Lo que había estado haciendo en su ausencia sería algo que sólo el Capitán sabría. Él y aquellos ilusos que habían decidido erróneamente que su desquiciada mente pudiera tener un atisbo de misericordia en instantes como aquellos. Quizás…, y sólo quizás, había sido demasiado temperamental -o temerario- en esas últimas semanas, pero alguien lo había salvado. Ayudado en los momentos de debilidad en los que al final había conseguido elevar las alas para salir volando, porque el muy estúpido había olvidado que tenía extremidades con ese potencial. Las mismas que le permitían salir de ese maldito averno en que se veía ahogado. Y aunque le habría gustado acabar en la helada estepa moribunda, donde sus pecados se repetirían en un bucle hasta su muerte; ese, había entendido, no era su sino.

Su diestra masajeó la propia quijada cuando la rampa del barco atracó en el puerto de Talos aquella mañana. El condensado aire le oprimía los pulmones en lacerantes punzadas obligándolo a tranquilizar el galopar de su insistente corazón ante la oleada de recuerdos que lo abordaron de sopetón. Su ciudad. La misma ciudad que no podría ser su hogar. Ya no. No sin… Con un movimiento decidido se golpeó en una cachetada la mejilla, espabilándose a sí mismo, para centrarse en por qué estaba ahí. La reunión debía haber sucedido mucho antes, pero la había dejado abandonada -como hizo con todo cuando la noticia lo apuñaló-. A esa nueva soldado, Irhae, que quería en sus filas. Estaba seguro que la mujer estaría carcomiendo su mente desde que semanas atrás había enviado la misiva. Antes de enterarse de… Antes de irse a… y haberla dejado en tierra de nadie; esperaba, en una sórdida ilusión, que Keith hubiera tomado cierto mando del escuadrón pero la idea pronto se desvaneció. Ahora, renovadas sus prioridades, y habiendo avisado al General de su regreso por la red, debía volver al trabajo. Recordar por qué estaban aquí.

Según le habían informado Irhae se encontraba patrullando en la zona de los suburbios, colindando al mercado, y un par de horas más tarde el mestizo se encontraba observando a la rubia desde la lejanía. Los gélidos la recorrieron en ese enfundado uniforme color escarlata, característico de los miembros de la Army, y buscó las armas que entre sus ropas pudiera ocultar. Una manía nacida de la época en que tuvo que subsistir junto a su hermana en los bajos fondos y que había retomado con más ahínco en las últimas semanas. Con un ágil movimiento, y tras comprobar el poco interesante reto que la mujer pudiera darle en ese instante, se acercó.

El Capitán, lejos de llevar el uniforme del ejército, portaba unos pantalones de cuero, una camisa de lino blanco crudo y una capucha de color verde oscuro que ocultaba su rostro. La espada de su tío pendía en su habitual correa a un lado de la cintura y, si bien no solía portar armas ocultas, en ese instante sería algo que la incauta Irhae debería averiguar. Se posicionó tras ella, a escasos centímetros, lo suficiente cerca para que el calor que emanaba de su cuerpo traspasara la muralla de ropas. Hizo que su zurda se deslizara con delicadeza por la cintura femenina para así acercarla a su torso en esa prisión que ejercería el férreo brazo. Y si bien la sorpresa podría haberla alarmado, el movimiento que pudiera hacer quedaría menguado por el objeto punzante que la diestra oculta del desconocido pudiera clavar amenazante en la espalda de la mujer—. Dime, ¿prefieres luchar o morir? —comentó con sequedad.




Now I remember why we are here [Irhae] CL2AZvU

Eolo:

Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o1_r3_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o3_r2_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o4_r2_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o7_r3_400
Cedrik
Cedrik
Hybrid

Ocupación : Capitán del Ejército
Mensajes : 663

Volver arriba Ir abajo

Now I remember why we are here [Irhae] Empty Re: Now I remember why we are here [Irhae]

Mensaje por Irhae el Vie Oct 12 2018, 22:01

El patrullaje era parte importante y fundamental de su trabajo, algo que Irhae se tomaba muy en serio. Aunque el Arma no era su vida, no tenía otra cosa. Tenía hobbies, pero no vocaciones. Así que si dejaba el ejército tampoco sabría cómo sobrevivir. Pero lo que si destacaba era en su constancia, su determinación y su agilidad; virtudes que la habían llevado a mantenerse en el Army, y por supuesto, ganarse el respeto de sus compañeros.

No estaba sola, generalmente iban en parejas. En los bajos fondos como muchos dragones e incluso humanos llamaban a aquella parte de la ciudad, a veces las cosas podían salirse de control y de alguna manera tener apoyo -no solo moral sino físico- podía marcar la diferencia entre la vida y la muerte. Sin embargo, Irhae había pasado su vida viviendo entre ellos y se sentía cómoda al patrullar porque casi nunca tenía problemas. Por el contrario, había sonrisas y saludos que nacían de una familiaridad casi diaria.


-Voy a ver el callejón- Indicó Liam y la rubia asintió con una leve sonrisa mientras su compañero aceleraba el paso. No tenían una misión, tampoco estaban buscando nada así que simplemente caminaban con tranquilidad. La calle por la que estaban era más famosas por sus diversos bares que por alguna actividad ilícita. Lo que si se daban eran las peleas entre borrachos, más de una vez había tenido que lidiar con ellos -Incluido su padre- y los callejones oscuros eran hogar y cama  de muchos de ellos, de gente que vivía en la calle pero ellos tenían la orden de mantenerlas limpias. Irhae, junto a Liam, casi siempre elegían la zona porque intentaban llevarlos a los escasos hogares de ayuda para que comieran o se bañaran. Ayudarlos, en  lo que pudieran.

La rubia dobló en un recodo para ver el callejón anterior al que había señalado Liam cuando fue sorprendida. Definitivamente, había percibido el calor humano pero el ataque había sido más rápido de lo que esperaba y solo había llegado a alcanzar uno de los cuchillos que llevaba en un bolsillo escondido en el interior de su manga. Su cuerpo se encontraba tenso, sintiendo el arma en su espalda al menos hasta que la pregunta fue hecha.

Irhae, durante toda su vida, había sido confundida. Visenya siempre había llamado la atención, tanto para bien o no para mal, y ella había pasado a un segundo plano. Generalmente se decía que no le importaba, pero si, lo hacía. Sobretodo porque notaba que su gemela no era feliz y eso le dolía. ¿Cómo después de lograr tanto… seguía tan insatisfecha? Suspiró y relajó el cuerpo, su mano se posó sobre la que le sostenía la cintura y la acarició con calidez -No soy Visenya… soy Irhae, mi gemela nunca lleva el pelo suelto- Respondió con un tono de voz neutral, tranquilo e inspiró nuevamente y lanzó la cabeza hacia atrás en un movimiento rápido y seco para golpear a su oponente. La punzada de dolor le hizo saber que lo había golpeado -Pero seré Cortés y responderé tu pregunta- Le dijo mientras se soltaba de su agarre y finalmente se volteaba empuñando su espada bastarda -Prefiero luchar…- Clavó su mirada azul en la contraria con confusión -¿Quién eres y qué quieres con Visenya?-




Now I remember why we are here [Irhae] MfoGgA0
¿Promiscua? ¿Yo? No...Bastarda de Ariakas Verminaard
Irhae
Irhae
Hybrid

Ocupación : Army
Mensajes : 133

Volver arriba Ir abajo

Now I remember why we are here [Irhae] Empty Re: Now I remember why we are here [Irhae]

Mensaje por Cedrik el Vie Oct 12 2018, 23:04

Visenya...

Si mal no recordaba esa incauta rubia tenía una gemela, una que no le agradaba lo más mínimo pese a las similitudes de sus físicos. Tan opuestas que una le hacía querer huir en dirección opuesta y la otra querer tenerla en su escuadrón. Quizás, esa sinceridad tan poco desbordante y humanizada, era lo que desde hacía meses había captado su atención en uno de los entrenamientos del patio de armas. Esa falta de interés en hacer algo más grande, siendo algo así como la sombra de su portentosa hermana, le fascinaba el haber averiguado que podían ser mestizas. Tan distintas en cada uno de sus aspectos que: una parecía una dragona y la otra una simple humana. Lo que no llegaba a comprender es como la misma sangre pudiera recorrer a ambas mujeres; cómo el mismo corazón las unía y… lo más desesperante: ¿¡cómo esa mujer había optado por un dichoso cabezazo!?

¿En serio? ¿No tienes nada mejor? —llevó la diestra a la nariz para comprobar que la sensación de fluidez no era más que eso una sensación, pues el golpe, aparte de imprevisto, no había sido tan fuerte—. Así que responderás a mi pregunta… qué cortes...sin duda...

Lo más sorpresivo de esa mujer, que ahora había captado su atención al apuntarle con una bastarda, era la forma de sostener el mango de la espada. Una ceja, oculta aún bajo las telas verdes de la capucha, se alzó con incredulidad. ¿En serio no comprendía que esa manera de agarrarla acabaría partiéndole la muñeca si había un cruce de aceros? ¡Por los mil avernos congelados! ¿Es que no había aprendido nada del ejército? Con un ágil manotazo hizo que la espada se escapara de las endebles manos femeninas y rebotara contra el suelo sin mayor resistencia. Mostrando la evidencia de que esa, por lo menos, no era su arma habitual.

Te daré un consejo: no uses armas que no sabes ni empuñar —la zanahoria que antes había usado de arma oculta acabó en la boca de Irhae cuando fue a protestar y sonrió con fanfarronería—. En realidad, lejos de lo que pareces pensar, te estaba buscando a ti, Irhae. Tu gemela no es alguien que me levante ninguna inclinación. En cambio tu has conseguido cierta querencia en saber más de ti y quizás tu puedas aprender algo de mi —engarzó sus gélidos en los cerúleos, aquellos que centelleaban más y más incertidumbre hasta conseguir dibujarle una sonrisa ladina—. ¿Quieres enseñarme algo que en realidad pueda considerar un reto? .

¡Ups! Esa había sido mala provocación. El brillo de las cuchillas ocultas en las mangas del uniforme lo cogieron desprevenido provocando una cadena de desastrosos sucesos. Su cabeza voló hacia atrás cuando el rasgar de la tela se hizo añicos ante el ataque, con tan mala suerte que el poste de uno de los puesto lo atrapó contra la espalda. Un nuevo movimiento, que lejos de ser basto mostraba una gracilidad más estudiada de la soldado, ocasionó que tuviera que bloquearla. Con determinación la diestra del Capitán tomó la muñeca de Irhae y, con estudiada precisión, bloqueó con la zurda la contraria. Con ambos brazos apresados una sonrisa lobuna se reflejó en el rostro del mestizo.

Deberás entrenar más si quieres al menos rozarme; estas a poca motivación y demasiado entrenamiento para alcanzar a Nara —comentó y la soltó sin más.

El desaparecido compañero, Liam, atraído por el pequeño revuelo, se limitó a mirar a ambos con un gesto de incertidumbre antes de plantarse diligentemente ante Cedrik, tras reconocerlo, y dedicarle el habitual -y molesto- saludo militar a un superior.

No hagas eso; es un engorro —se quejó y se encaminó a recuperar la espada bastarda.




Now I remember why we are here [Irhae] CL2AZvU

Eolo:

Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o1_r3_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o3_r2_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o4_r2_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o7_r3_400
Cedrik
Cedrik
Hybrid

Ocupación : Capitán del Ejército
Mensajes : 663

Volver arriba Ir abajo

Now I remember why we are here [Irhae] Empty Re: Now I remember why we are here [Irhae]

Mensaje por Irhae el Sáb Oct 13 2018, 13:20

El ego. Allí, un golpe. La voz masculina a la que aún no le ponía cara se llevaba la mano a la nariz pero Irhae no vio sangre, lo que la desilusionó. No obstante, se había alejado de su oponente y eso era sin duda lo que buscaba. Pero esperó, pacientemente, a que le respondiera quién demonios era pero no lo hizo sino que la desarmó con un manotazo. El rostro de la rubia se contrajo en un gesto de furia al verse tan fácilmente desarmada, al menos de lo que era el “armamento por defecto” de su profesión.  Iba a abrir la boca para espetarle alguna cosa pero terminó con una zanahoria en la boca, el vegetal recibió una mordida fiera mientras apretaba en lo posible la mandíbula al percatarse que esa había sido el arma con el que fue amenazada. Maldijo interiormente.

Pero mencionó su nombre.  Aquello la sorprendió, sobretodo, por la forma en la que dejaba a un lado a Visenya y le daba importancia a ella. A la gemela menor, a la que todo el mundo excepto su amigos apreciaba. Su ceño se frunció mientras agarraba la zanahoria -partida- y la tiraba a un lado escupiendo el pedazo de vegetal hacia un lado. Iba...Lo juro, iba a iniciar una conversación pero su sonrisa de imbécil le recordaba a todos y cada uno de los compañeros del army que se  habían burlado de ella y su ira creció con su pregunta.

Sus cuchillos eran, en realidad, su arma predilecta así que ver ese gesto de sorpresa en la cara del rubio fue como agua de mayo para ella. No obstante, sus movimientos fueron pronto bloqueados  y se vio otra vez atrapada por el desconocido. ¡Qué ganas de destrozarle esa sonrisita con otro de sus cuchillos! -¿Quién coño eres?- Espetó, iracunda, cuando la soltó -¿Quién es Nara?- Estaba perdida.

Entonces llegó Liam y diligente como él sólo -y mucho más enterado que ella- se acercó  a saludar a Cedrik mientras este iba a recoger la espada olvidada. De pronto, todo vino a la mente de Irhae en un revuelo que la golpeó con tanta dureza que le revolvió el estómago. Capitán, rubio, de ojos azules… Excepto que no era serio, Aisha. Era un maldito patán sarcástico y engreído. Sinceramente no lo dudó demasiado, se agachó  a buscar la zanahoria con la que le había amenazado y se la tiró a la cabeza -Así que tú eres el puto Cedrik- Llevaba un día de malas palabras y Liam se lo hizo saber chistándola, a lo que la mestiza se giró hacia él con los ojos encendidos -No me jodas, Liam. Ve a ver otro callejón, él y yo tenemos un par de cositas de qué hablar…- Pero su compañero  conocía mucho a la rubia como para dejarla así no más cuando su humor no era bueno. Irhae era un sol de persona, pero cuando se enojaba...Se parecía sólo un poco a Visenya. Como si de pronto todo su fuego interior ardiera con deseos de salir. -Hey, compañera, cuidado con lo que haces. No quiero quedarme sin pareja- Le soltó, sonriendo débilmente tratando de advertirle con la mirada que no hiciera ninguna locura, pero la rubia sólo le gruñó. Liam le cogió la muñeca para deternela, porque iba avanzando hacia el capitán. No es que dudara de que pudiera defenderse, pero aquello se podía tomar una ofensa. Ella era una simple humana, él un dragón -¡TE VOY A PARTIR LA NARIZ, LIAM! ¡SUÉLTAME!- Le espetó moviendo el brazo con fiereza, sintiendo que todo su cuerpo ardía por dentro y que pronto iba a arrancarle la cabeza a su compañero...Que evidentemente, no tenía idea -y estaba casi segura de que Cedrik tampoco- de lo que había tenido que vivir las últimas semanas. Visenya no la dejaba entrar a su casa, estaba durmiendo con Aisha, arrimada aunque a veces se quedaba en la Casa de la Flor Azul. Su padre dejó de dirigirle las escasas palabras que le hacía por lo que le había dicho su hermana, de por sí, ya la había tildado de zorra alguna vez ahora directamente la trataba de bastarda y puta. Se había quedado con lo puesto y su sueldo, aunque ahora íntegro, porque si él la trataba así no iba a pagar ninguna deuda. Agradecía a cualquier Dios que hubiese, que Aisha estuviese en su vida.

Liam la soltó, no sólo por el grito, sino por la extraña forma en la que le centelleaban los ojos. Se alejó un par de pasos antes de dejarles espacio. Los escasos mercaderes que estaban allí se alejaron también, y entonces, Irhae liberada del yugo de su amigo se giró hacia Cedrik -¡LLEVO SEMANAS BUSCÁNDOTE!- Le espetó acercándose con el deseo de agarrarlo por el cuello y estamparlo contra la pared. Su rabia era tan palpable, tan densa que hasta empezaba a picarle la piel.




Now I remember why we are here [Irhae] MfoGgA0
¿Promiscua? ¿Yo? No...Bastarda de Ariakas Verminaard
Irhae
Irhae
Hybrid

Ocupación : Army
Mensajes : 133

Volver arriba Ir abajo

Now I remember why we are here [Irhae] Empty Re: Now I remember why we are here [Irhae]

Mensaje por Cedrik el Dom Oct 14 2018, 11:56

Nara es alguien que seguramente podría tumbarte en un abrir y cerrar de ojos usando tus mismas armas. Tus ataques son demasiado obvios ya que no te lo tomas en serio y, pese a la gracilidad que esas preciosas piernas puedan tener, atacas con ira. Primero debes ver donde quieres apuñalar y después hacer el movimiento, no hacer el movimiento y ver después dónde estás atacando —lección primera que se vio interrumpida por la aparición de un diligente soldado.

Puto Cedrik. Esa mestiza era todo amor y cariño; hablarle así a un superior que se hacía pasar por uno de los miembros más venerados de la sociedad, un dragón, era sin duda una osadía por su parte. O al menos lo sería si al Capitán le importaran algo las clases sociales o las normas de la sociedad dracónica. Tres pasos más allá se agachó para recoger la bastarda. La sopesó entre sus dedos mientras ambos soldados se enzarzaban en un rifirrafe poco disciplinado y, como no, que llamaba demasiado la atención para obligarlo a poner orden—. Aquí no hay nada que ver. Cada uno a lo suyo o empezaré a llevarme a gente al calabozo por obstrucción a la Army —amenazó. Una burda idea de sembrar el miedo en los curiosos que pareció surtir efecto.

Los gélidos se centraron en un Liam que parecía querer que la tierra lo tragara por la actuación de Ihrae y Cedrik, lejos de parecer enfadado, parecía intentar comprender tanto enojo y desprendimiento de algo que no entendía del todo. Estaba seguro que en aquella ocasión no había hecho mucho más que retrasar la reunión. Nada más. Pero eso fue porque su mente se había convertido en un ente caótico de algo que… si no tomaba medidas… lo hubiera engullido en ese entonces. Y con él a quienes estuvieran a su lado. Mas esa era otra historia. Una que esa rubia enfurecida no conocería—. Bien, pues aquí me tienes —respondió y sus párpados se entrecerraron en un atisbo de precaución. Persiguieron ese amenazante recorrido que la mestiza acortó sin ningún miramiento, consciente de aquello que ni ella misma había comprendido aún, y examinando cada una de sus reacciones; como un cazador a una presa desbocada. Le extrañaba ver que su corta mecha no le hubiera revelado antes su condición, pues con él parecía haber surgido más rápido de lo esperado. Supuso que ese.. entre otros.. era uno de sus ocultos encantos.

Sin embargo ese no era el momento, ni mucho menos el lugar.

Deberías tranquilizarte y tomar aire, Ihrae, o me harás hacer algo que no te agradará —aseguró. Alzó ambas manos en señal de fingida rendición, bastarda incluida en una de ellas, e izó una ceja mientras ladeaba ligeramente la cabeza en esa clara advertencia.




Now I remember why we are here [Irhae] CL2AZvU

Eolo:

Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o1_r3_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o3_r2_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o4_r2_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o7_r3_400
Cedrik
Cedrik
Hybrid

Ocupación : Capitán del Ejército
Mensajes : 663

Volver arriba Ir abajo

Now I remember why we are here [Irhae] Empty Re: Now I remember why we are here [Irhae]

Mensaje por Irhae el Dom Oct 14 2018, 20:21

Podría aparentar que no le importaba la forma tan directa en la que había descalificado su forma de combate, podía decir que no le importaba su opinión en lo más mínimo… pero aún así sintió que sus palabras la taladraba y le rompían el ego. Le recordaba a Visenya…Su respiración colapso por un par de minutos, sus fosas nasales le impidieron al oxígeno pasar directo a sus pulmones. Si tan mal peleaba…¿Por qué estaba interesado en ella? Estaba muy segura de que no se había acostado con el. Lo hubiese reconocido.

“Atacas con ira”, aquella frase rondaba su cabeza cuando la siguiente secuencia de hechos se llevó a cabo. Claro que… en ese momento atacaba con ira. Su carta había arruinado la poca vida que tenía. ¿Qué esperaba? ¿Que lo recibiera con una sonrisa de oreja a oreja? No había nada peor que ser el objetivo de un dragón, e Irhae había intentado por las buenas pasar desapercibida. No lo había logrado, aparentemente.

Debía confesar que la ausencia de Liam y las palabras de Cedrik no estaban ayudando a que se calmara. Menos aún cuando amenazó a los ciudadanos de llevarlos a los calabozos, algo que ella nunca en su vida haría. Menos por solo fisgonear. Pero el sí, por supuesto, era un dragón. Recortó la distancia entre ellos sintió que el cuello de Cedrik era sin duda el objetivo principal de sus manos pero a medida que avanzaba hacia el, sintiendo ese terrible picor en los antebrazos que provocó que empezará a rascarse, su vista se desenfocada y volvía a enfocarse. Parpadeo varias veces intentando controlar aquello con poco éxito. ¿Eran lágrimas? Inquirió llevándose las manos a los ojos para estrujarselos mientras se detenía a pocos pasos de Cedrik. Entonces la preocupación por su vista ocupó toda su mente. Y esa horrible sensación de picor.

Se presionó los párpados con suavidad escuchando de fondo la voz de Cedrik y recordando que era lo que iba a hacer. Pero su lado cuerdo tomó el control y respiró, varias veces. -¿Acaso destruir mi vida no te parece suficiente? También tienes que amenazarme con hacerme algo? Ya he tenido suficiente de ti y apenas te conozco hoy- Indicó con un tono algo preocupado, pero no por la situación sino por su vista. Se apartó la mano de la cara para retirarse el cabello del rostro y colocarlo detrás de las orejas. Y respiró, nuevamente, mientras su mirada se encargaba con a contraria tratando de comprender al tipo que tenía enfrente.

Parpadeo un par de veces más, notando como poco a poco el brillo que había aparecido alrededor de la figura de Cedrik se desvanecía. Frunció el ceño, pensando que definitivamente algo de lo que había tomado ayer tenía alucinógenos. Aunque no sabía porque se habían activado ahora -Mira… No se pelear como Visenya, no sé porque me has llamado. Si esto era una especie de prueba falle horriblemente. Llévate a mi hermana a tu escuadrón, te será de mas utilidad y aclarale que ha sido una confusión. Tal vez así me deje volver a mí casa- Le soltó mientras guardaba nuevamente los cuchillos sintiendo que su piel volvía a la normalidad y también el curioso latir de su corazón, todo empezaba a bajar con más rapidez.

Respiró profundamente y alzó la barbilla enfrentando su mirada -¿Lo harás, verdad? Yo sé dónde está Visenya, puedo llevarte con ella-




Now I remember why we are here [Irhae] MfoGgA0
¿Promiscua? ¿Yo? No...Bastarda de Ariakas Verminaard
Irhae
Irhae
Hybrid

Ocupación : Army
Mensajes : 133

Volver arriba Ir abajo

Now I remember why we are here [Irhae] Empty Re: Now I remember why we are here [Irhae]

Mensaje por Cedrik el Lun Oct 15 2018, 11:08

Permaneció con los brazos medio alzados ese tiempo estimado en que ella se acercaba con la mirada desenfocada. Cedrik afianzó la presión de su mandíbula en un intento por contener o adelantarse a lo que pudiera ocurrir; consciente de que si acababa por perder la poca cordura debería reaccionar con premura. Pero.. confiaba.. de cierta forma… en que ella acabara haciéndole caso con solo sus palabras. Algo en él se agrietó, por alguna razón, cuando las lágrimas empañaron en níveo rostro de la soldado. Tan contradictorio a la tempestiva forma de acercarse que no pudo más que suspirar  y bajar las manos. Entendiendo que lo peor, por el momento, había pasado. Averiguandolo mucho antes que ella misma.

Y por algún motivo empezaba a pensar que esa mujer le daría demasiados problemas.

¿Destruir tu vida? —repitió intentando entender las graves acusaciones de las que le hacía responsable y que lo único que conseguían era cabrearlo; incitarlo a demostrarle qué era en realidad destruir una vida... a que supiera lo que era estar desgarrado por un verdadero horror, pero se contuvo. Debía contenerse. —. Mis amenazas, algún día comprenderás, que son por tu propio bien —alegó a sabiendas que aquello le resultaría presuntuoso y altivo.

Esperó a que la mestiza se acabara de calmar, enjuagara esas lágrimas incoherentes de las vagas banalidades que claudicaba, y se rascó el mentón de forma aparentemente despreocupada. Cedrik nunca había pasado por la situación; por la incertidumbre del cambio. Desde que tenía memoria sabía que por sus venas corría la herejía del mestizaje: la misma sangre que había descubierto en su momento podía ofrecerle parte de la fuerza de su padre y que la humanidad de su madre permaneciera con él. Pero Ihrae, por algún motivo desconocido para él, no tenía un ápice de conocimiento de todo aquello. Estaba convencido, viéndola en esa frágil posición ante él, que su cabeza parecía envolverse en ese sin saber que golpeaba a muchos de los de su raza.

Sin embargo, a medida que las palabras de la mujer salían de su boca e insistían con su hermana, la mente del rubio Capitán iba armando un puzzle que antes carecía de todas sus piezas.

A diferencia de las incompatibilidades que Ine y él pudieran tener siempre habían sabido de su condición y en su mente no había lugar para ocultarlo, en caso de haberlo descubierto antes, a su hermana. Algo que aquella disociada familia, o la mestiza soberbia que parecía ser su hermana, no había hecho con Ihrae. Por alguna extraña razón no le estaba sorprendiendo; no al haber indagado sobre su gemela y saber que había heredado esa prepotencia de los dragones. Destacar y pisotear; algo muy familiar para él en sus primeros años en el Ejército. Pero nada de ello justificaba la actuación de la rubia; ¿tan débil era? No, no lo creía. Simplemente se escudaba en su fragilidad.

¿Qué no te ha quedado claro cuándo he dicho que no me interesa tu hermana? —comentó con hastío y se acercó a ella para tenderle la bastarda—. Me es indiferente que no te dejen volver a tu casa. Además, te recuerdo que en el Cuartel hay camas para los nuestros y, si no es de tu interés, puedes quedarme en mi casa. Me es indiferente siempre que no seas una molestia y no causes revuelo —porque sino Anastasia lo mataría a él. Se dirigió a un estático Liam—. Vuelve al Cuartel, coméntale a vuestro Oficial que Ihrae ya está bajo mi custodia —retornó a ella y la cogió del brazo—. Tu, ven conmigo, eres demasiado patética en este estado y eso me cabrea.

Quizás no era el mejor modo de iniciar una relación de trabajo. Tampoco recordaba haber sido tan arisco con ninguna mujer antes pero su paciencia, en ese momento, había quebrado demasiado pronto. Tiró de ella para alejarla del mercado y de los ojos curiosos que cuchicheaban sobre las acciones de ambos soldados. Un calambre de ira se apelmazó en su mandíbula causando que presionara los incisos para no mostrar los dientes; en cambio un gruñido emergió amenazante a través de su garganta.




Now I remember why we are here [Irhae] CL2AZvU

Eolo:

Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o1_r3_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o3_r2_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o4_r2_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o7_r3_400
Cedrik
Cedrik
Hybrid

Ocupación : Capitán del Ejército
Mensajes : 663

Volver arriba Ir abajo

Now I remember why we are here [Irhae] Empty Re: Now I remember why we are here [Irhae]

Mensaje por Irhae el Lun Oct 15 2018, 11:45

-No entiendo…- Le dijo, con sinceridad, alzando la vista hacia él después de que se le aclarara. ¿Por su propio bien? ¿Acaso vivir bajo una constante amenaza era bueno? Lo analizó un poco y luego suspiró, a fin de cuentas, Visenya siempre la había amenazado con la más mínima cosa. “Se lo diré a padre”, “Pues esta noche no cenas” y demás frases parecidas le rondaban en la mente mientras intentaba contener lo que sea que le estuviese pasando.

Notó el cambio en la mirada del capitán, como si se pronto entendiese un montón de cosas de ella que ni siquiera Irhae lograba comprender. Y le dio miedo. Le dio miedo esa claridad con la que la veía, como si pudiera ver dentro de ella así que apartó la vista. -No, sinceramente no, porque no entiendo porqué me elegirías a mí por encima de ella en un escuadrón especial. Además…- Fruncio el ceño y volvió a enfrentarlo, pero esta vez con los ojos brillando con extrañeza. Se inclinó un poco hacia él y bajó la voz -¿Por qué quieres a una humana torpe, dragón?- Inquirió con sinceridad mientras extendía la mano y cogía la espada, mirando su puño como si intentara comprender cómo se debía empuñar la maldita arma. Pero no le dedicó más tiempo, la metió directamente en su funda y volvió su atención hacia el capitán que de un momento a otro parecía enojado.

-Tengo donde quedarme, gracias- Mintió levemente. Estaba de arrimada, pero no iba a decir nada más. Volteó su vista a Liam, haciendo que su mirada le expresara que no se fuera. Negó con la cabeza y sus labios delinearon un “No me dejes con él”, pero su compañero la miró significativamente y se retiró con paso apresurado. Maldito interiormente, las malditas reglas, el maldito protocolo. Sintió la presión de la mano en su brazo y lo movió con brusquedad -No es necesario que me cojas así, sé caminar- Se soltó y gruñó por lo bajo, escuchando de la misma forma el gruñido que él emitía y se puso a mirarlo un momento de refilón antes de que le diera un ataque de risa. Comenzó con apenas un murmullo para luego soltar un par de carcajadas que escudó en su palma, al llevársela a los labios para no llamar la atención.  Realmente no le gustaba la situación, pero los dos gruñendo mientras caminaban después de casi pelearse…Le recordaba a dos perros callejeros.

-Lo siento…- Se disculpó mientras intentaba recomponerse. Se humedeció los labios y trató de controlar la sonrisa un momento mientras caminaba a su lado. Se mantuvo en silencio durante un rato pero la sombra de su gemela volvió otra vez a ponerse en su cabeza -Mira…- Paralizó la caminata y respiró profundamente -No entiendo y creo que nunca entenderé porqué me has elegido a mí, supongo que no puedo decir que no. Pero necesito saber algo, porque mi hermana me ha cultivado una duda que me está carcomiendo aunque yo tengo mis propios estándares, cuando bebo…- Dejó la frase sin terminar -¡Sé…Sé que va a sonar horrible y probablemente pienses aún peor de mí, pero…necesito preguntártelo!- Se rascó la ceja con algo de incomodidad -¿Nosotros no hemos dormido juntos, verdad? ¿Nunca nos hemos visto antes, ni nada? ¿No hay ese tipo de interés, no es así? ...Porque te prometo que yo no lío mi vida personal con el trabajo pero Visenya cree que es así y que de alguna forma por andar de cama en cama he logrado esto… - Esperó un momento -Dime que no es así, que no tiene nada que ver…Que, no lo sé, me lo he ganado por mérito propio aunque no sé qué fue lo que hice…- Finalmente, se quedó sin palabras  y tomó aire. Porque si había ese tipo de interés…Iba a renunciar, lo tenía muy claro.




Now I remember why we are here [Irhae] MfoGgA0
¿Promiscua? ¿Yo? No...Bastarda de Ariakas Verminaard
Irhae
Irhae
Hybrid

Ocupación : Army
Mensajes : 133

Volver arriba Ir abajo

Now I remember why we are here [Irhae] Empty Re: Now I remember why we are here [Irhae]

Mensaje por Cedrik el Mar Oct 16 2018, 19:47

No tengo porqué darte explicaciones de mis decisiones, Irhae, y deja de repetir que no entiendes nada —era molesto. Ya se había dado cuenta que no entendía nada. Lo sabía bien, pero que se lo repitiera hasta la incredulidad era algo que su paciencia, en ese momento, distaba de soportar. En otro momento, varias semanas atrás, podría haber hecho alguna gracia al respecto, al puro estilo “Bueno, tu tienes mejor trasero”; pero esa gracia se había desvanecido. Pese a intentar no mostrarse tan rudo, parecía que en ese escaso periodo de exilio, había olvidado cómo serlo—. Entonces deja de quejarte—espetó al confirmar que su situación no era tan mala si tenía dónde alojarse.

Sus gélidos la miraron con un entrecerrar de párpados cuando se soltó de su agarre. Su risa lo hizo detener su avanzar con los brazos en jarra y mirándola más cabreado si cabía—. ¿Te parece gracioso? —preguntó con autoría y tras ese “Lo siento” comenzó de nuevo a andar. Confirmando que la soldado se dignaba a seguirlo o él la llevaría a rastras. Al menos el aire entre ambos, estuviera el molesto, parecía haber cambiado a los minutos anteriores cuando… la mestiza parecía decidida a cambiar de piel. La inseguridad que había mostrado le hacían pensar una estrategia donde esa insegura mujer, oculta bajo la sombra de su hermana, viera por qué su hermana -aprovechándose de ese saber- destacaba más. A veces, le había dicho su tío que la terapia de choque era de más utilidad que revelar la verdad por periodos; ahora.. viéndose en una tesitura como nunca se había visto se preguntaba si ese consejo sería válido.

Se detuvo en seco, cuatro pasos más allá, cuando ella empezó a hablar.

No, no puedes decir que no —confirmó y una ceja se izó a medida que mencionó de nuevo a su hermana. Estuvo a punto de decirle que se callara cuando la pregunta llegó a él como una jarra de agua fría. ¿Qué diablos decía esa mujer?¿Acostarse juntos?. La gélida mirada del Capitán recorrió a la soldado en una exploración similar de un depredador a su presa y acabó clavando la mirada en la contraria—. Mis informadores me indicaron que eras bastante promiscua —se limitó a decir; todavía mirándola con fijeza.

Una parte de él chasqueó una idea fugaz que lo sobrepasó y por mero hastío reaccionó. De un rápido movimiento atrapó su brazo para atraerla hacia él y su mano libre viajó por la delicada cintura para deslizarse hacia su baja espalda. Atrajo su contorneado cuerpo hacia él y suprimió el espacio personal que había entre ellos para mantener con tenacidad ese improvisado abrazo. Y aunque empujara o se resistiera, a menos que usara su verdadera fuerza, no se alejaría un ápice de él—. Si me he acostado contigo o no es algo que tendrás que recordar por ti misma para esclarecerlo—la semilla de la duda—. Por otro lado los celos de tu hermana me son indiferentes, al igual que deberían serlos para ti, y, por último, los motivos de mi elección… —recorrió sus finas facciones, cada uno de las sombras que sus ligeras reacciones le proporcionaban, y acabó desviando la vista hacia sus labios— ...digamos que hay diversas formas de ganarse el “mérito” —susurró mientras se acercaba a besarla. Cuando su aliento rozó el contrario, a escasos milímetros, la alejó de un empujón y sonrió con prepotencia—. Recuerda, Irhae, no mezcles trabajo con sexo. Y si tanto le preocupan mis elecciones a tu hermana simplemente tiene que hablar conmigo.

Giró sobre sus talones y siguió andando.

Dicho esto debes centrarte —miró sobre su hombro para confirmar que lo seguía—. Ser parte de mi escuadrón implica lealtad, confianza y voluntad. Lo cual, viendo tu estado actual, creyéndote inferior, es algo en lo que tendremos que trabajar. Mi misión para ti es más sencilla de lo que creer. Ésta consiste en conocerte a ti misma —se detuvo—. ¿O crees conocerte?




Now I remember why we are here [Irhae] CL2AZvU

Eolo:

Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o1_r3_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o3_r2_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o4_r2_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o7_r3_400
Cedrik
Cedrik
Hybrid

Ocupación : Capitán del Ejército
Mensajes : 663

Volver arriba Ir abajo

Now I remember why we are here [Irhae] Empty Re: Now I remember why we are here [Irhae]

Mensaje por Irhae el Vie Oct 19 2018, 13:10

-Pues aprenderás que si tus decisiones me incumben, si que tienes que darme explicaciones. ¿O qué te crees? ¿Qué me voy a callar porque eres mi superior? Si tu escuadran anda lamiendote las suelas de los zapatos, espero que tengas claro que yo no soy así – Inquirió alzando una ceja. Por un momento, cuando su mirada rabiosa se cruzó con la de él temió estar pasándose de la raya. A fin de cuentas, Cedrik ahora era su capitán y para más énfasis: Dragón. Esos seres horribles que se creían superior a los demás sólo por su naturaleza. Pero allí era diferente de Visenya, ella no les rendía una pleitesía exuberante solo intentaba mantener la boca cerrada. Achinó los ojos cuando le dijo aquello de que debía dejar de quejarse. Había escuchado eso de otra boca en innumerables ocasiones. De una boca femenina muy parecida a la suya.

Cuando la miró con aquellos ojos vacíos y fríos, Irhae le sostuvo la mirada con el fuego de su rabia interior. Ella no era ninguna mujercita que se iba a estar dejando agarrar y arrastrar así nada más. No se lo permitiría, ella tenía autonomía propia -Pues sí- Lo retó -Me parece muy gracioso que gruñas como un perro callejero buscando pelea y que yo haga lo mismo ¿No te parece? Pues me sabe a mil demonios. Me río cuando me da la gana- Espetó, mosqueada por la actitud de él. Irhae era más bien risueña, cálida y amable y una de sus características que más la diferenciaba de su gemela era su risa adorable y cantarina, melodiosa como pocas porque la rubia tenia el don del canto y una voz que era placer para los oídos.

Levantó ambas cejas por la forma en la que Cedrik la miraba, como si de pronto, ella se hubiese convertido en la presa de un cazador hambriento. Sintió incomodidad, pero eso no se reflejó en su gesto, pero si lo hizo la rabia hacia su comentario -Soy una mujer libre y hago lo que me apetece, con quien me apetece.- Pensaba dejarlo todo muy claro desde el principio – Promiscua- Saboreó la palabra pensativa - Esa es una bonita palabra en comparación a lo que me han estado insultando últimamente. Paso de andar privándome de placeres porque alguien es demasiado estirado para hacerlo ¿Ha quedado claro? – Preguntó y luego alzó el mentón -Y tú no te vas a interponer en ello- Le señaló con un gesto arisco. Mal movimiento, porque eso le dio pie a cogerla como lo hizo.

La rubia alzó el brazo libre con rapidez y lo interpuso entre ellos a la altura de la garganta de Cedrik para mantener una distancia prudente mientras observaba sus ojos azules tan fríos como el invierno. Temió, por la oscuridad que vio en ellos y no logró comprender.  Se había acostado con dragones, pero nunca había visto unos ojos que le hablaran de algo tan abismal. ¿Cuántos años tendría? Se preguntó, curiosa, aunque no lo dijo en voz alta. Entonces oyó lo que decía mientras el calor del cuerpo masculino se irradiaba hacia ella hasta traspasar su ropa. No pudo evitarlo, se le erizó el vello de la nuca cuando no resolvió su duda… Y por lo que él podría evaluar como mérito. Al inclinarse hacia ella, Irhae mantuvo la presión de su brazo evitando que la besara. No mezclaba trabajo y placer. No lo hacía. Y cuando la soltó, como quien suelta a un fardo de paja le miró con serenidad en el rostro -O tal vez es que tú no dejas huellas en el lecho de quién te acuestas. Aparte…- Indicó y le miró con la misma tranquilidad, algo triste se le removió por dentro pero no logró percatarse de qué era. Sus ojos brillaron con calidez y hasta empatía. ¿Qué le había pasado a ese dragón? -Aunque no seas bueno en la cama, me habría acordado de tus ojos. Dicen más de lo que piensas- Expresó con honestidad y luego alzó con suavidad los hombros -Ya te lo dije, no mezclo mi trabajo con mi placer. Tengo dos vidas, por así decirlo. Por mí no te debes preocupar, y como te propases, te corto los huevos. A ti y a tu escuadrón entero-

Señaló y empezó a caminar siguiéndolo. Escuchó el resumen de su escuadrón y asintió. No podía decir que no, no iba a renunciar porque había dejado en claro su amenaza así que sólo le quedaba seguir adelante. Necesitaba el dinero. Curiosamente, no respondió a aquello se “sentirse inferior”. Sospechaba que todos en ese escuadrón serían dragones y ella la paria. Pero en el Army ¿Cuándo no lo había sido? - ¿Cómo? - Cuestionó incrédula. Se detuvo, igual que él y lo enfrentó con la mirada entre confundida y molesta -Claro que me conozco ¿A qué viene esa estúpida pregunta? Es una misión incoherente… - Suspiró y puso los ojos en blanco. Esto iba a ser lo más difícil que iba a hacer en la vida. Lidiar con un dragón imbécil y prepotente -Esperaba más de tu escuadrón y de ti- Dijo empezando a caminar de nuevo. Por alguna razón, sospechaba que no le cambiaría su puta misión.




Now I remember why we are here [Irhae] MfoGgA0
¿Promiscua? ¿Yo? No...Bastarda de Ariakas Verminaard
Irhae
Irhae
Hybrid

Ocupación : Army
Mensajes : 133

Volver arriba Ir abajo

Now I remember why we are here [Irhae] Empty Re: Now I remember why we are here [Irhae]

Mensaje por Cedrik el Dom Oct 21 2018, 17:10

Mis decisiones te incumben hasta el punto de que yo decida que te incumben, y te daré explicaciones cuando te merezcas dichas palabras. Hasta el momento y viendo tu actitud ante un superior —la miró con altivez—, no es el caso. —Por algún motivo esa mujer conseguía cabrearlo. A tal punto de no creerlo ni él mismo. Esa falta de desfatachez y soberbia, a diferencia de las mujeres que ya conocía con el valor de retarlo, hacía que algo en su interior quisiera gruñirle como si deseara marcar la superioridad dracónica de la que habitualmente renegaba. Y por alguna razón le molestaba todavía más esa rabia que centelleaba en la cerúlea mirada que osaba dirigirle. ¿Qué mil avernos movía a esa mujer? Siquiera era capaz de retar a su hermana, opacada tras su maldita sombra, y su afilada lengua no callaba.

Una prueba de ello era que debía tener la última palabra en todo. ¡La maldita última palabra!—. Cuidado con lo que dices, Irhae —advirtió cuando la mestiza se zafó de su agarre y lo comparó con un perro callejero—. Yo me parezco más a un huargo, arranca la yugular a mordiscos y no hay avisos. —Sorprendido por sus propias palabras, lo ocultó con una mirada glacial. Pero entonces salió esa confidencialidad. Sentir su mano en el cuello lo hizo izar una ceja con una sonrisa ladina que se interpretaría perfectamente como altanería. ¿De verdad pensaba que iba a besarla o que la endeble mano lo pararía si lo hiciera?. La proximidad lo hizo poder ver mejor las perfiladas facciones femeninas. Los altos pómulos, los fieros ojos azules, las hebras doradas que marcaban rebeldes el óvalo de su cara y los sugerentes labios. Una punzada lo apuñaló recordando algo y la apartó sin miramientos—. Mis ojos, ¿eh? Cuidado no vayas a enamorarte y toda esa basura que sueltas se vaya por las cloacas. Pero tranquila, te lo pondré muy fácil; no me acercaría a ti con propósitos lascivos ni aunque fueras la última mujer en la faz de la tierra —aclaró determinante—. Ahora camina.

Esa conversación se daba por zanjada.

Miró de soslayo hacia la mestiza y apoyó la muñeca sobre la empuñadura de su espada, desinteresadamente y de modo tranquilo, con un gesto que pretendía examinar cada una de las reacciones de su subordinada. Lo cierto es que hubiera sido más fácil soltar que era una mestiza, que debía ser capaz de hacer lo mismo o más que su querida hermana, pero eso había quedado relegado a un lado. Antes debía saber cuánto creía conocerse, cuánto había negado su naturaleza o cuánto la habían obnubilado con sandeces de inferioridad—. Incoherente —repitió clavando sus gélidos con una inescrutable mirada—. Yo no tengo culpa de que tus espectativas en mi y mis hombres sean tan elevadas —se jactó con una prepotente sonrisa—, pero ahora formas parte de este escuadrón y acatarás mis ordenes. Te guste o no, ahora eres mía, y vas a hacer lo que te diga. Camina o no dudaré en llevarte a la fuerza —intimidó.

[...]

Cómo acabaron llegando a ese lugar fue toda una odisea para la paciencia de Cedrik, él que siempre se había jactado de su humor impecable, había descubierto que su habitual estado anímico se agriaba con las palabras o la simple presencia de la mujer. Conseguía que su sangre bullera haciendo palpitar su pulso ante el solo sentir de sus quejas o movimiento. Incapaz de controlar ese deseo de mantener una distancia más que evidente con ella; y así lo había hecho. Cada vez que su paso se igualaba por algún motivo, él se alejaba como si esa mujer tuviera sarna, con un gruñido de advertencia.

Ya hemos llegado —sentenció.

El Orfanato donde antes había estado ayudando Etta se erguía ante ellos con una clara ambientación de jovialidad y jolgorio causada por los infantes que revoloteaban nerviosos de un lado a otro. Avanzó hacia el interior de las verjas de protección que daban al patio y oyó un gritillo que lo alertó enseguida de quién era. Una preciosa niña de cabellos rubios y ojos verdes se acercó corriendo hacia él y le abrazó la pierna—. ¡Cedriiiik! —vociferó Imyn captando la atención de su melliza, Emyn, que soltó otro grito—. ¡Cedrik! —y corrió a agarrarse de la otra pierna. Como dos pequeñas lapas apretaron sin dilación entre ellas al fiero Capitán causando que acabara riendo—. Vais a dejarme sin sangre en las piernas —se quejó divertido a tiempo de agacharse y acaparar los dos cuerpecitos entre sus amplios brazos.

Ambas crías parecían dos gotas de agua, siendo la mayoría de la gente incapaz de diferenciarlas, pero ese no era un problema para Cedrik. Éste había pasado el suficientemente tiempo con las mestizas para saber quién era quién. De pronto se vio envuelto en una situación incoherente de disculpas por haber tardado tanto en visitarlas, por haberles prometido llevarlas al puerto y seguir esperando, y mil asuntos más que podrían dar a entender que esas dos picaruelas tenían al Capitán como su perrito faldero. Y es que, incapaz de ocultarlo, el rubio mestizo babeaba por ambas desde que Etta se las había mostrado; tanto que incluso se había olvidado de por qué había ido a verlas.

¿Quién es ella? —Imyn, que era más curiosa, señaló a la rubia mujer que los observaba. Haciendo que el Capitán dejara de prestar atención a los sonoros besos que Emyn le estaba dando en la mejilla. Pero cuando sus gélidos se engarzaron con los cálidos orbes de Ihrae, Emyn, que era más osada, soltó con enfado—. ¡No te acerques a Cedrik! ¡Se casará con nosotras cuando seamos mayores! —y una soberbia Imyn corroboró— ¡ESO! —conteniendo una carcajada Cedrik se levantó, dejando a ambas infantes en el suelo, y dedicó una glacial mirada a su subordinada.




Now I remember why we are here [Irhae] CL2AZvU

Eolo:

Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o1_r3_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o3_r2_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o4_r2_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o7_r3_400
Cedrik
Cedrik
Hybrid

Ocupación : Capitán del Ejército
Mensajes : 663

Volver arriba Ir abajo

Now I remember why we are here [Irhae] Empty Re: Now I remember why we are here [Irhae]

Mensaje por Irhae el Dom Oct 21 2018, 20:08

Se quedó mirándolo, furibunda, cuando su propia actitud ante él le quitó el “prestigio” suficiente para que le explicará sus decisiones. No ansiaba ser su mano derecha, no quería que le dijera todo lo que hacía ni porqué lo hacía, solo quería una explicación. Pero respiro y la voz de Aisha corrió en su mente. Eso debía ser algo bueno, aunque eso no significará que confiara en él.

-Cuidado a quien reclutas- Escupió antes de luego reír brevemente a lo del huargo, negando con la cabeza. Lo miró un momento y le sonrió pero prefirió no decir nada. Aprendía a callarse la boca, solo un poco. Al menos hasta que ocurrió su bonita pantomima sexual. La rubia pudo sentir su escrutadora mirada en sus rasgos y frunció el ceño ante la intensidad y oscuridad de aquella mirada. -¿Enamorarse? Por favor, Capitán… - Negó con la cabeza...Pero ella también conocía esa táctica defensiva. Iba a seguir la frase, iba a soltarle algo al respecto, hasta que escuchó el resto de sus palabras,  apretó las muelas y no porque se lo tomara a pecho por ser directo hacia ella, sino porque sintió en carne propia el desprecio del dragón y aquello solo la hizo saber la función que sería, de ahora en adelante, en ese escuadrón. Temio por lo que se vería obligada a hacer, aunque… Se le quedó mirando profundamente en silencio. No, no lo aceptaría. Si le ordenaba algo fuera de sus propios valores...se rebelaría y esperaría la muerte. No haría nada en contra de su sentir. Sus ojos brillaron con rebeldía aunque su lengua de mantuvo quieta.

No le pasó desapercibido el gesto que hizo al moverse a la empuñadura, ella hizo lo mismo. Probablemente hubiese decidido matarla, conocía mucha dragones con aquel fetiche, aquel deseo de dejar por el suelo a los humanos. Bien, pues le daría pelea. Con espada, con cuchillos, con uñas y dientes. Le enseñó los dientes gruñendo -No soy tuya, no soy de nadie. Eres mi capitán, perteneceré al escuadrón, cumpliré las órdenes que considere correctas y justas. Pero nunca, Cedrik, seré tuya- Espeto con fiereza antes de empezar a caminar.

{...}

Se dio cuenta que durante el camino Cedrik se mantenía alejado y eso le importó tres malditos pepinos. Iba mirando hacia el suelo, a sus botas, mientras caminaba en silencio y sólo podía pensar en todo lo que se habían dicho. Aunque llegó un momento en que pensó que olía mal por la forma tan descarada en la que Cedrik se alejaba. Se llevó las manos al cabello, masajeandose con suavidad el cuero cabelludo intentando organizar sus ideas. ¿Conocerse a sí misma? ¿A qué  iba eso? Llevaba los ojos cerrados, regodeándose en el placer que sentía con ese suave masaje cuando la voz de Cedrik llegó a sus oídos. No dijo nada.

Alejó las manos de su cabello dejando que su cabellera cayera más allá de  su cintura libre. Alzó la vista hacia el orfanato con curiosidad pero no dijo nada. Se mantuvo en la distancia en la que estaban ya separados y observó la familiaridad de las niñas hacia el capitán. Asumió que era un momento íntimo así que se volvió, dándoles la espalda para que tuvieran privacidad. Caminó un par de pasos más allá observando alrededor manteniendo vigilancia. Pero no podía evitar mirarles de reojo. Eran unas preciosas gemelas que profesaban cariño a Cedrik de una manera natural. Los niños eran sinceros, quería creer entonces que había algo en el dragón que tenía empatía, solo que lo tenía reservado para otras personas.

Respiró profundo. Eso era lo que añoraba y lo que Visenya y ella nunca tuvieron. Conexión real, amor, empatía, cariño, calor familiar. Se humedeció los labios con lentitud, gesto que solía hacer cuando pensaba algo con intensidad, pero prefirió no pensar en ella. Todos los que conocían lo que había sucedido solo hablaban de celos y envidia. Y sin embargo, ella solo se había alegrado de todos los logros de Visenya. En cambio, ella… sólo recibió insultos. Volvió la vista por encima del hombro cuando preguntaron por ella, observando a las pequeñas. Pasó la vista por cada una de ellas y sonrió con calidez, una que ascendió hasta sus ojos azules con cariño. Irhae adoraba los niños y solía jugar con sus vecinos siempre que podía. Sin embargo, lo que dijeron la hizo sonreír de lado -No os preocupéis- Indicó ignorando la mirada de Cedrik, probablemente nunca en su vida volvería  a mirarlo a  los ojos. Se acercó unos pasos, pero sin querer invadir el momento -No es y nunca ha sido mi intención. Creedme cuando os digo que mis expectativas…-  Miró el rostro de las niñas un momento y pensó en lo que iba a decir. No era lo más oportuno para ellas. Eran niñas inocentes -... Que os doy mis mejores deseos. Tendréis un esposo maravilloso y un futuro espléndido. Os deseo lo mejor- Expresó con candor y una sonrisa sincera antes de girarse y volver a alejarse del trío, dándoles la espalda para que Cedrik continuaba con lo suyo mientras montaba guardia. Lejos de allí, las nubes tronaban y mientras la rubia miraba hacia el cielo una suave lluvia empezaba a caer oscureciendo aún más el día.





Now I remember why we are here [Irhae] MfoGgA0
¿Promiscua? ¿Yo? No...Bastarda de Ariakas Verminaard
Irhae
Irhae
Hybrid

Ocupación : Army
Mensajes : 133

Volver arriba Ir abajo

Now I remember why we are here [Irhae] Empty Re: Now I remember why we are here [Irhae]

Mensaje por Cedrik el Jue Oct 25 2018, 10:22

«No soy tuya». Ciertamente no lo era. No en la forma que ella seguramente pensaba pero sí lo era en términos de subordinado y superior. Ante ella tenía más poder a ejercer de lo que pensaba y, si debía actuar con autoridad, lo haría. Una índole que le agradara o no iba a tener que soportar. Tanto ella como él. La frase siguió dando vueltas en su cabeza hasta que las niñas lo abordaron con esa gracia propia de las gemelas causando que su agrio humor se suavizara. Mientras se divertía con el garbo de las mellizas por marcar cierto territorio femenino del que, quisiera o no, se sentía orgulloso observó cómo Irhae se mantenía a un lado. Un orgullo que estaba seguro sería similar al de un padre a sus hijas y por ello las palabras de las infantes le parecían tan graciosas.

Emyn bizqueó, mientras Imyn arrugaba la naricilla, ambas sin llegar a creerse las palabras de la soldado—. ¡Mentira! ¡Seguro que quieres llevarlo lejos! —Emyn se agarró cual lapa a la pierna de Cedrik causando que se desestabilizara momentáneamente—. Emyn, me vas a tirar —se quejó  y vio como la otra hermana reía y hacía lo mismo en la otra pierna—. Imyn… ¿tu también? —negó con una sonrisa en los labios—. ¡SI! —respondió con inocencia. comprobó como ambas hermanas se miraban y acababan riéndose, más satisfechas de lo que creía por la respuesta de la mestiza—. Sed buenas con ella. La he traído para que vosotras dos le enseñéis algunas cosas —sonrió al ver la cara de sorpresa de las niñas e ignoró la que pondría en ese momento Irhae. Aquello parecía un disparate, era consciente, pero estaba convencido de que la mujer aprendería más de lo que creía de ellas—. Ahora id a jugar —Tras algunos abrazos y muestras de afecto mandó a las niñas a jugar con el aviso de que debían enseñarle muchas cosas divertidas a Irhae.

Fijó la mirada en Ihrae.

Te recomiendo que no subestimes a esas dos canijas; son más avispadas de lo que puedas creer —advirtió y se cruzó de brazos—: Dicho esto nos centraremos en tu misión: Para conocerte a ti misma debes pasar tiempo con esas dos pequeñas, aprender de ellas y averiguar por qué son tan especiales. Aunque ahora consideres que las tareas encomendadas no tienen sentido puedo asegurar que acabarás entendiendo… si no te escaqueas y lo haces correctamente —advirtió con autoridad—. Pasarás con Emyn e Imyn tardes alternas hasta que me traigas un informe satisfactorio con tus avances. Necesito que las vigiles, que las observes, las protejas y que aprendas de ellas. Además, deberás entrenarlas en el manejo de armas cortas y supervivencia, ambas formarán parte del ejército llegado su momento. En ti recaerá que puedan sobrevivir o no.

Magnificaba la importancia de todo aquello por el simple hecho de que Irhae se lo tomara en serio; pues él no dejaría que esas dos mestizas acabaran en el ejército joven del General si no las veía preparadas. Para que eso fuera posible quedaban años. No obstante esperaba que las gemelas mostraran a una velada Irhae la fuerza latente de la sangre dracónica.




Now I remember why we are here [Irhae] CL2AZvU

Eolo:

Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o1_r3_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o3_r2_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o4_r2_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o7_r3_400
Cedrik
Cedrik
Hybrid

Ocupación : Capitán del Ejército
Mensajes : 663

Volver arriba Ir abajo

Now I remember why we are here [Irhae] Empty Re: Now I remember why we are here [Irhae]

Mensaje por Irhae el Jue Oct 25 2018, 14:54

Miró a las chiquillas que seguían presionando con aquello del matrimonio y tonterías e Irhae negó con la cabeza con suavidad -Nunca pasará- Les dijo con serenidad y volvió la vista hacia las afuera del orfanato viendo un movimiento que captó su atención. Un pañuelo rojo. Se humedeció los labios pensativa. ¿Cuánto iba ya? ¿Un mes? Algo así… Inspiró lentamente y dejó escapar el aire. Iba a decir que daría una vuelta mientras él seguía con su visita familiar cuando dijo que se la había traído a ellas. Aquello despertó su curiosidad, pero no lo miró.

Cuadró suavemente los hombros cuando Cedrik le dirigió la palabra, pero su vista estaba enfocada en la lejanía. En aquel pedazo de tela color carmín. Si la veían con las niñas podrían pensar cualquier cosa… Su mente estaba en otro lado, cuando la voz del capitán volvió a llenarle los oídos. La advertencia la ignoró, todos los niños eran así. Pero cuando empezó a hablar sobre su misión, cerró los ojos apenas un segundo y miró al cielo con curiosidad. ¿Seguían habiendo dioses allá arriba? ¿Podría rezarle a alguno? ¡QUÉ DEMONIOS TENÍAN QUE VER ESAS NIÑAS CONSIGO MISMA QUE NO TUVIERAN LOS HIJOS DE ELENA! -Yo no me escaqueo de mis responsabilidades aunque me parezcan incoherentes. No insultes mi profesionalidad- Le advirtió bajando la vista y volviendo a mirar a la distancia. Le tocaba las narices aquello. Si sus fuentes le habían dicho que era promiscua, también le podrían haber dicho que cumplía con sus horarios y su trabajo a rajatabla.

Al ver que los hombres volvían a moverse, Irhae tensó los labios. Empezaban a bajar hacia el orfanato y aquello no le gustaba -Os estoy oyendo- Mientras Cedrik hablaba comenzó a caminar hacia fuera del lugar, esperando que los hombres no ingresaran allí, no quería que pensara que le dejaba con la palabra en la boca. Sólo quería alejarse del recinto -Entiendo- Dijo vagamente -No estoy de acuerdo. Son niñas y están en edad de jugar. No de aprender sobre el peso adecuado de una daga o cuchillo, ni de punteria, ni de movimiento…- Elevó su opinión, no es que se la pidiera, pero le daba igual -Tampoco de aprender sobrevivir, pero si es la misión que me atañe, lo haré. - Expresó aún caminando. No era la más adecuada en ese momento si esos malditos seguían siguiendola. -¿A dónde debo llevármelas a entrenar? ¿En las tardes en las que no las cuido, quién se encarga de ellas? ¿Cuáles son mis responsabilidades entonces?- Inquirió clavando la mirada en uno de los hombres que le sonrió con desdén. La mano de la rubia apretó más el pomo de la espada.

-Deberíais entrar. Os extrañan. Yo me quedaré aquí a vigilar, si esas son vuestras órdenes- Le comentó ladeando un poco la cabeza hacia é, pero sin conectar con sus ojos,  para luego mirar y vigilar a los hombres pero, de pronto, habían desaparecido de su campo visual. Aquello le dio mala espina. -Porque… ¿Esta es la única entrada del orfanato no es así?- Inquirió con aparente curiosidad mientras oteaba alrededor.




Now I remember why we are here [Irhae] MfoGgA0
¿Promiscua? ¿Yo? No...Bastarda de Ariakas Verminaard
Irhae
Irhae
Hybrid

Ocupación : Army
Mensajes : 133

Volver arriba Ir abajo

Now I remember why we are here [Irhae] Empty Re: Now I remember why we are here [Irhae]

Mensaje por Cedrik el Lun Nov 05 2018, 16:09

La necesidad que mostraba esa mujer de permanecer alerta era lo que provocaba en el Capitán el mismo estado de alarma; mas él, quizá por la experiencia recogida a lo largo de toda su vida, permanecía visiblemente indiferente ante las sombras que con tan mísera intención los habían estado persiguiendo desde más tiempo del que ella había observado. Cedrik desvió la vista de las insulsas calles al interior del Orfanato cuando las gemelas emitieron un grito entre risas y juegos, causando que sonriera con paternal orgullo, ignorando el blanquecino color que la tez femenina parecía tener.

Retornó los gélidos a la soldado y una ceja se alzó con indiferencia.

Tu profesionalidad pende de un hilo en este instante —confirmó y volvió a dirigir la mirada al mismo punto donde minutos antes había mirado. Captó el escarlata de la tela que parecía ondear de forma precaria en una callosa mano, como los envalentonados hombres descendían hacia el lugar y no pudo evitar sonreír de lado con superioridad—. Sobre todo por osar darle la espalda a tu superior mientras te está dando órdenes —indicó desviando la mirada en ella—. Que estés de acuerdo o no, no me importa. Harás lo que se te… —pero la frase no concluyó al comprobar que estaba conforme. Fuera el motivo que fuera; todavía desconocido para la incauta mestiza. Se limitó a añadir—: Bien.

Viendo que la mujer parecía absorta por los hombres se limitó a apoyar la diestra sobre la empuñadura de su espada, tan despreocupadamente como podía estarlo por unos tipos que no aguantarían ni dos golpes, y cambió el peso del cuerpo a la pierna contraria.

La decisión de dónde llevarlas será tuya y de las gemelas. Comprenderás que tienen unos interés algo distintos a las niñas de su edad y, pese a su delicada apariencia, lo que a ti te parece reacio mostrarles es como un juego para ellas —sus pupilas se contrajeron al comprobar la sonrisa petulante, sus dedos se engarrotaron en la empuñadura de su espada, y un gruñido mudo rasgó su garganta. Era posible que aquella soldado le resultara insufrible pero seguía siendo de su escuadrón. Pero la tensión se evaporó de golpe. La advertencia de Irhae fue lo que hizo que sus dedos dejaran de presionar el pomo de la espada y que sonriera divertido al ver como los hombres se separaban para rodear el edificio. Tan evidentes—. Mis órdenes, ¿eh? Claro, puedes quedarte, las niñas están a tu cuidado ahora. Además, por la hora que es, deben ir a los dormitorios para asearse antes de la cena —se cruzó de brazos y la examinó con interés ante la evidente pregunta—. Bueno, hay otra entrada en el otro lado, justo en el pasillo que enlaza a los dormitorios, ¿por qué?

Él ya imaginaba qué haría: Irhae iría corriendo allí y no sería él quién se lo impidiera.




Now I remember why we are here [Irhae] CL2AZvU

Eolo:

Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o1_r3_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o3_r2_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o4_r2_400Now I remember why we are here [Irhae] Tumblr_ophho8OW9l1s103i9o7_r3_400
Cedrik
Cedrik
Hybrid

Ocupación : Capitán del Ejército
Mensajes : 663

Volver arriba Ir abajo

Now I remember why we are here [Irhae] Empty Re: Now I remember why we are here [Irhae]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.