Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

40/64

Afiliados Normales


Time to Make you Mine... (Inaya)

Ir abajo

Time to Make you Mine... (Inaya)

Mensaje por Karellhen el Lun Oct 08 2018, 22:28

Karellhen Lanster no era un amo cruel. Es cierto, no era cruel. Era estricto y no toleraba la desobediencia, sobre todo de sus esclavos con más antigüedad. De los esclavos más jóvenes que tenía, toleraba un poco mejor que fuesen cabezones y no siempre supieran cuándo debían callar o no. Obviamente, por muy jóvenes que fueran, recibían su castigo. Pero éste será menos severo que con los adultos.

Su hija, Celesei Lanster, era la esclavista que le proveía de todos los esclavos que él tenía. Ella sabía cómo le gustaban y su preferencia por los humanos. Éstos no duraban demasiado y la mayoría agradecían que les diesen una vida bajo la protección de la marca de Karellhen. Incluso a veces, enseñaba a los esclavos que mostraban interés y motivación cosas tales como leer y escribir, e incluso historia y cómo usar armas.

Como había dicho antes, Karellhen no era un amo cruel. Aunque eso no quería decir que no fuese un dragón capaz de realizar actos de extrema crueldad y llegar a ser un sádico. Eso lo había descubierto de muy malas maneras el último esclavo que se había atrevido a desafiar, desobedecer descaradamente y contestar delante de su familia. No había acabado bien. Se había pasado las dos últimas semanas torturando a ese desgraciado. Sólo le había permitido llegar al descanso que era la muerte tras desmembrarlo poco a poco. Sus gritos de dolor y sus súplicas fueron la agradable melodía que lo acompañó esas semanas... Al menos hasta que le cortó la lengua.

Por lo que en esos momentos se encontraba en necesidad de un nuevo esclavo o esclava.

Había pedido a Celesei un esclavo nuevo, que fuese bastante nuevo en la esclavitud para poder enseñarle cómo tenía que ser, pero que no fuese un crío. No tenía necesidad de educar desde la infancia a un esclavo. Al menos no todavía. Sí que querría volver a tener a chiquillos correteando por su zona del castillo, pero quería dragones, no humanos. Y mucho menos abominaciones... Digo híbridos.

Ese día su hija le había avisado que cuando volviese de trabajar, tendría a su nueva esclava esperándole. Lo que le había contado era que la joven era humana, tenía dieciocho años, la piel oscura y gran belleza (para ser una humana). Ninguno de sus rasgos físicos llamaba mucho la atención del dragón. No lo importaba básicamente porque las hembras humanas no le llamaban la atención. Pero la edad... La edad era perfecta. Jovencita, pero no una cría. Bendita fuese su hija.

Entró en sus aposentos y la vió. Ciertamente era hermosa, aunque no lo suficiente para despertar su lujuria carnal. La observó desde la puerta hasta que decidió y que era hora de presentarse.

-Buena noches, joven esclava. Mi nombre es Karellhen Lanster, soy tu nuevo amo y me llamarás amo o señor, nunca por mi nombre. ¿Entendido?-esperó un poco para que la niña contestase y después continuó.-Supongo que mi hija, Celesei Lanster, ya te ha contado qué espero de ti. Lo que no sé es si te ha contado lo que le ocurrió a mi antiguo esclavo... Una lástima lo que la rebeldía puede llegar a hacer.




avatar
Karellhen
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 72

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time to Make you Mine... (Inaya)

Mensaje por Inaya el Mar Oct 09 2018, 02:21

Después de días embarcada Inaya volvía a tocar tierra, esta vez en un nuevo continente,  era algo muy interesante para la chica, siempre quiso cruzar el océano y conocer nuevos lugares, lástima que no se encontraba en las condiciones que le habría gustado estar al ir por nuevos horizontes… Hacía menos de dos años que había sido esclavizada y debido a lo costoso que le fue comprender que no estaba en condiciones de negarse a una orden, no había sido vendida ni entregada a nadie jamás. Por lo que cuando se enteró de que tendría un amo se alegró de que al menos ya no volvería a ver las caras de quienes la esclavizaron y quizás, si tenía suerte, no llegaría a manos de alguien muy inhumano, algo que realmente esperaba.

Una vez en la gran ciudad observó con curiosidad los alrededores maldiciendo su destino por no poder ir a recorrer lo desconocido. El tirón de una de sus cadenas le hizo salir de sus pensamientos que vagaban en el descubrimiento de un nuevo mundo para ser presentada a una mujer rubia de aspecto frío, una dragona según entendía por la conversación especialmente formal y cuidadosa con que le hablaba el hombre que la ofrecía, la morena creyó estar en presencia de su nueva ama, aunque luego de ser entregada comprendió que no era así. La dragona dejó en claro que ella sería la nueva esclava de su padre, debido a la muerte del anterior por no actuar como debía, no entró en detalles, pero con la sola expresión que tuvo la rubia al mencionarlo comprendió que no había sido nada bueno para el esclavo anterior y que por lo tanto ella debía ser lo suficientemente inteligente como para tragarse su orgullo y morder su lengua de ser necesario para evitar terminar muerta en esclavitud.

Una vez en la residencia comprendió que no llegaba a un lugar muy simple, acostumbrada a vivir en cuevas o ver a lo más alguna casa endeble en Edén le parecía salido de la realidad entran en un lugar tan grande e imponente, entonces temió por su futuro, quizás le costaría más de lo que esperaba lograr su cometido, pues no había escuchado buenas referencias respecto a dragones tan bien posicionados en la sociedad.

Luego de escuchar atentamente todo lo que le informaba la dragona respecto a lo que aperaban de ella fue llevada hasta los aposentos de su amo, la dejaron allí, sola, advertida de que cualquier cosa fuera de lugar que hiciera sería severamente castigada, solo asintió en silencio, no era tan estúpida como para intentar huir de un nido de dragón, pues eso era, un lugar lleno de seres peligrosos, sabía desde el día en que su padre fue atacado hasta la muerte que no quería enfrentarse a tales criaturas, pues ella sola no era capaz de nada.

No mucho después vio a un dragón viejo de gran porte parado en la puerta, la miró durante un momento, por lo que Inaya después de reconocerlo bajó la mirada evitando parecer desafiante, pues entendía que aquello no era grato para un amo - Sí señor - respondió con firmeza ante la pregunta del dragón - si señor, me ha contado lo que espera de mí, pero me temo que no supe los detalles de lo sucedido a su anterior esclavo - agregó sincera, aunque prefería no escuchar detalles en realidad, pues con saber que había desobedecido era suficiente o al menos eso creía ella.
avatar
Inaya
Hybrid

Ocupación : Esclava
Mensajes : 56

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time to Make you Mine... (Inaya)

Mensaje por Karellhen el Miér Oct 10 2018, 00:07

La esclava parecía estar bien entrenada, porque cuando le miró no le sostuvo la mirada, gesto que podría tomarse como un desafío. Y a Karellhen no le gustaba que desafiasen su autoridad... No le gustaba nada. Así que, ver ese gesto tan sumiso le gustó mucho. Era un dragón con bastante edad ya, y que estaba acostumbrado a ciertas costumbres, y la joven Inaya sin saberlo, había cumplido la primera y más importante.

Nunca mires al amo a los ojos más tiempo del permitido.

-Perfecto.-se quitó la capa y se la dio a la esclava.Mete la capa en el armario del fondo a la derecha, sin pisarla, ni mancharla.-se sentó en su sillón y esperó a que la joven hiciese el encargo para ver cómo lo hacía.-Cuéntame cómo acabaste siendo una esclava, pequeña. Y cuando termines, pásame la caja que está en la mesa de ahí.

En la caja estaba su marca personal, con la que decía a todos los dragones y humanos de la sociedad de Talos y del mundo entero, que esos humanos le pertenecían a él. Su marca sólo la manejaba él, así que ninguno de sus esclavos era marcado por otra persona que no fuera él con la marca que estaba guardada en esa caja. Celesei lo sabía y siempre cuidaba de que nadie se atreviese a marcarlos antes.

-Verás pequeña, el anterior esclavo creyó conveniente retarme delante de mi familia y amigos, metiendo insultos degradantes tanto para mi raza como para la suya... Y claro, para colmo también decidió no cumplir con la fácil tarea que le había encomendado... Y todo porque tenía la sensación de que no le estaba tratando como debería.-miró seriamente a la joven.-Te diré algo, esclava, yo trato a mis esclavos como se merecen. Si son merecederos de halagos o de premios, los obtienen. Si merecen castigos y reprimendas, también los imparto. Nunca doy a nadie lo que no se ha ganado. Nunca.




avatar
Karellhen
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 72

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time to Make you Mine... (Inaya)

Mensaje por Inaya el Jue Oct 11 2018, 01:50

Recibió la capa de aquel viejo dragón en un comienzo con cierta inseguridad de como tomarla, fuera ago de ella lo llevaría a rastas sin importarle mucho que ensuciarse, por lo que como nunca haciendo caso de lo que pidió su amo con ambos brazos tomó la capa evitando que esta tocara el suelo y la llevó hasta el armario, colocándola torpemente en el lugar, creyó dejarla perfectamente aunque no quedó del todo estirada, simplemente para ella esos detalles, no eran importantes.

Asintió con la cabeza al escuchar que luego de la capa debía sacar la caja y se dirigió a la mesa donde estaba el objeto - fui atrapada por unos esclavistas en Edén… viajaba sola así que no pude librarme de todos - mencionó con voz neutra, algo cortante al pronunciar cada palabra - señor - terminó por decir recordando que solo así debía dirigirse a él … sería realmente necesario decirle así siempre que hablara?, ante la duda prefirió usar la palabra, así evitaba problemas.

Tomó la caja y se dirigió hacia el dragón mientras escuchaba lo que le decía respecto a su anterior esclavo, parecía ser que cualquier insulto hacia su autoridad era una sentencia de muerte, le que le hizo creer que definitivamente tendría que morderse la lengua cuando sintiera el impulso de negarse a una orden y comentar en contra. Levantó unos segundos la vista cuando el canoso la llamó esclava, no le agradaba ser llamada así, pero guardó silencio y volvió a bajar un poco la vista. Él era muy claro con sus palabras y su mirada severa. La morena comprendió que sin importar lo que ella pensara, lo “bueno” y lo “malo” era decidido por su amo y por lo tanto si quería algún día mejorar su situación debía comenzar por entender sus parámetros y ganarse sus halagos, algo que al menos sabía podía conseguir para mejorar su situación - comprendo señor - se limitó a decir y estiró los brazos ofreciendo la caja que le había pedido entregarle.


Última edición por Inaya el Jue Oct 11 2018, 19:48, editado 1 vez
avatar
Inaya
Hybrid

Ocupación : Esclava
Mensajes : 56

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time to Make you Mine... (Inaya)

Mensaje por Karellhen el Jue Oct 11 2018, 19:16

Se notaba que la esclava era una auténtica novata. Colocó la capa del dragón en el armario penosamente, pero no le importó, ya que podría enseñarle a hacerlo bien con tranquilidad. Lo importante era que la joven había obedecido la simple orden sin rechistar e intentando no manchar la capa. Buena chica... Podía enseñarle muchas cosas a la pequeña si seguía teniendo ese comportamiento. Tantas cosas... La chica prometía.

-¿No pudiste librarte de TODOS? ¿Cuántos te atacaron? ¿Sabes pelear? Interesante...

Perdonó el tono de voz de la joven. Al parecer había nacido siendo libre y perder la libertad era un golpe duro para los humanos. Bueno, para los humanos y para los dragones por igual. Pero claro, algo muy grave tendría que hacer un dragón para que le impusieran esa condena. La mayoría de los dragones elegía el exilio. Esa noche estaba dispuesto a fijarse sólo en las cosas positivas de la joven Inaya. Como que no se había olvidado de llamarlo como debería. Realmente, para ser una novata estaba manteniendo el tipo muy bien. No estaba llorando ni montando escenas. Si seguía así sería un ejemplo perfecto de buen comportamiento para los demás esclavos que poseía.

-Parece que algo te ha molestado. ¿Qué ha sido? Puedes hablar con franqueza, pequeña.-se había ganado ese pequeño premio.

Cogió la caja que la chiquilla le había acercado y la abrió con la llave que siempre llevaba consigo. En el cofre, protegida con un pequeño cojín y carias telas, se encontraba el hierro de marcar con la forma de su marca personal. Hacía mucho tiempo (muchísimo) la había visto y había sabido que era para él, y que todo lo que sería marcado con ese símbolo, le pertenecería. No se había equivocado. Pocas veces lo hacía, la verdad...

Puso la marca en el fuego y se levantó del sillón para coger un ungüento de uno de los cajones de su mesa, un mordedor y el alcohol más fuerte que tenía. Sabía lo qué les dolía cuando eran marcados y como de buenas a primeras no le había cabreado, intentaría que sufriese lo menos posible.

-Me dijo Celesei que los que te vendieron te marcaron utilizando la técnica d escarificación... Me parece un método barbárico que sólo debería utilizarse si el esclavo en cuestión es problemático. Pero tú no eres problemática, ¿verdad?-la miró a los ojos con tranquilidad.-Siéntate.-colocó una silla frente al fuego.-Deja tu antebrazo libre de prendas. Será ahí donde ponga mi marca.-cogió el ungüento y lo repartió de forma uniforme por el antebrazo.-Debería hacer un efecto anestésico, hará que no notes tanto el dolor. Además te ofrezco la posibilidad de que bebas de este licor. Te ayudará a no sentir dolor, si lo quieres.-no iba a obligar a beber a nadie.-Muerde esto para que no te muerdas la lengua.-cogió el hierro, que ya estaba candente.-Espero que no te duela mucho.

Cogió con una mano firmemente el antebrazo de la joven Inaya y bajó el hierro candente hasta su piel.




avatar
Karellhen
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 72

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time to Make you Mine... (Inaya)

Mensaje por Inaya el Lun Oct 15 2018, 01:50

Notó interés en las preguntas de su amo, aunque no comprendía por qué si después de todo no había logrado escapar y para ella era parte de vivir saber algo de lucha, era imposible mantenerse con vida de otra manera - eran cinco, maté a dos antes de que se lanzaran todos juntos y herí a otro más después, pero no fue suficiente… - mencionó con decepción, estaba segura de que su padre habría podido fácilmente escapar de ellos, lo que solo significaba que aún no era lo suficientemente fuerte como para sobrevivir sola, sentía mucha impotencia al respecto - no se sobrevive en el bosque sin saber luchar o cazar, señor - terminó de responder ya menos cortante, después de todo el dragón no le estaba hablando con dureza.

Subió nuevamente la mirada hacia el rostro del viejo dragón después de que este preguntara por lo que le molestó, al parecer había sido descubierta a pesar de intentar ocultarlo - no me gusta ser llamada esclava, mi nombre es Inaya señor - aseguró con franqueza, si le había permitido serlo no lo dejaría pasar pues tenía un nombre y aunque la hubieran esclavizado seguía siendo así. Cada vez que no era llamada por su nombre sentía que intentaban arrebatarle su ser, lo que era realmente, algo que no estaba dispuesta a perder jamás.

Miró al dragón abrir la caja y comenzar a sacar los implementos para ser marcada, como si fuera un animal, de todas formas no le molestaba tanto, una vez saliera de allí serían como marcas de guerra, una guerra silenciosa.

En silencio negó levemente con la cabeza ante la pregunta del dragón, prefería mil veces ser quemada a tener que volver a pasar por la escarificación, por lo que aunque dudara de ser por siempre una “buena esclava” al menos en un principio si lo sería. Se subió la manga de su brazo derecho dejando al descubierto su antebrazo tal cual pidió su amo, no terminaba de comprender por qué le trataba tan bien al mismo tiempo que pretendía poner un fierro caliente en su brazo, aunque agradecía lo considerado que era, esperaba un trato peor. Ignoró el alcohol, pues quería ver como era marcada sin olvidar aquella escena, como si se tratase de un acto de valentía. Puso el paño en su boca y lo mordió fuertemente cuando su piel comenzaba a ser quemada, empuñando las manos y agitando su respiración por el dolor, tenía las cejas fruncidas en un principio, aunque al poco rato las relajó pues aquello no se parecía para nada a lo que sintió con su primera marca.

No dejó escapar ningún grito, tampoco una lágrima, esas cosas solo eran muestras de debilidad que no permitiría dejar ver frente a nadie, tampoco es como le hubiese costado tanto esta vez, al parecer aquel ungüento que le esparció realmente funcionaba. Por lo que una vez quitaron el molde y su piel quedó al descubierto solo dio un gran suspiro silencioso aliviada de no seguir con el fuego en su brazo, aunque poco a poco un ardor comenzaba a apoderarse de su piel sensible por la quemadura.
avatar
Inaya
Hybrid

Ocupación : Esclava
Mensajes : 56

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time to Make you Mine... (Inaya)

Mensaje por Karellhen el Lun Oct 15 2018, 21:52

Karellhen escuchó con atención a la joven. ¡Vaya! Estaba acostumbrado a que los esclavos que poseía no tuviesen ningún tipo de instrucción básica sobre la lucha, y tener que enseñar a quienes opinaba que eran merecedores de ello. Inaya no era una esclava novata normal. Eso le gustaba. Celesei había elegido muy bien a su nueva esclava. Tendría que agradecérselo la próxima vez que la viese, que probablemente sería a la hora de la cena. Solían cenar todos juntos si sus trabajos no se lo impedían. Una tradición familiar, por así decirlo.

-Impresionante... Bastante impresionante, para venir de una humana. Puede que decida entrenarte personalmente para ver cuál es tu nivel y si podría tenerte como "guardaespaldas". No es que necesite uno, pero mi hija siempre dice que tener uno nunca viene mal. Y como padre, he de contentar a mi hija.-acarició casi con ternura el pelo de la joven, como quien acaricia a un cachorro.-Te enseñaré a hacer algo más que sobrevivir, pequeña.

Siguió hablándole hasta que vio que algo le había molestado, o parecía que le había molestado, y no dudó en preguntarle qué podía haber sido. Seamos sinceros, al dragón le daba bastante igual ofender a una humana, pero es muy importante para un amo ganarse la obediencia y lealtad de un esclavo, y tratandoles justamente, se ganaba mucho. Aunque fuese extraño en dragones, Karellhen apreciaba la franqueza humana. Eran bastante simples y cuando les molestaba algo se les notaba con bastante facilidad (algunos mejor que otros, eso era verdad).

-Está bien, jovencita. Te llamaré Inaya si tu comportamiento es el correcto. Si no, no tendrás derecho a semejante deferencia...-le miró serio a los ojos.-Y tendrás que empezar a acostumbrarte a que te llamen así Inaya. Eres una esclava, puede que no nacieras siéndolo, pero eso no es excusa para el mal comportamiento, mal tono o malas miradas. Espero mucho de ti, pequeña.

La joven tuvo mucho más valor que muchos de los hombres esclavos que había tenido. No bebió el alcohol y no gritó ni lloró. De momento ya estaba siendo mucho mejor que el esclavo que acabó matando el dragón. Ese se había pasado con la bebida y lloriqueado cual niño pequeño cuando recibió la marca. También era verdad que no le había dado la oportunidad de usar el ungüento, porque no se lo había ganado. Pero la joven Inaya estaba mostrando mucho valor para una humana tan joven y tan poco preparada para la vida en esclavitud.

-Bien hecho Inaya, muy bien aguantado.-dejó que la herida estuviese un rato al aire mientras dejaba la marca en el suelo de piedra.-No te toques la herida. No vas a tapar esa herida hasta que yo te lo diga. Si la tapas ahora, cualquier tela que entre en contacto con la herida se quedará pegada a la carne quemada. Y te aseguro que no deseas eso...




avatar
Karellhen
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 72

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time to Make you Mine... (Inaya)

Mensaje por Inaya el Miér Oct 17 2018, 01:47

Un atisbo de esperanza apareció en los ojos de la morena que, al escuchar que podría ser entrenada para ser “guardaespaldas” sintió alivio de no tener que dedicarse a hacer labores de hogar, algo que jamás había hecho y no le acomodaba en ninguna medida, oh no, la lucha era más de su gusto y algo que encantada aprendería más - no le desepcionaré señor - mencionó dejando ver su interés por lo dicho.

Le causaba cierta contradicción la actitud de su amo, por un lado no había sentido hace mucho una mano “cálida” que le acariciara la cabeza, desde que murió su padre... pero al mismo tiempo era su dueño quién lo hacía, el dragón de quién era solo una propiedad, causándole algo de incomodidad y conflictos respecto a lo que  debía pensar u opinar  al respecto. Aunque a pesar de ello le agradó tener un trato diferente de los golpes o palabras denigrantes.

Como si fuera una niña regañada, así se sentía Inaya. No dijo nada ante las palabras del dragón, le molestaba ser llamada esclava y le molestaba aún más escuchar lo que en casi dos años aún no terminaba de aceptar, la realidad, era una esclava y eso significaba que no era nadie, al menos no para el resto, había perdido toda su individualidad, no era más que un animal, un objeto. Solo suspiró profundo y asintió, intentando aceptar sus palabras, sabía que quizás ese día le había dejado pasar sus miradas y la mala forma en que se expresó en un principio, pero después seguro no lo haría, eso podía concluir en base a la actitud y palabras de su amo, algo que esperaba de todas maneras. Debía comportarse si quería lograr algo por ella misma, por mucho que lo odiara.

Luego de soportar ser marcada quitó de su boca el paño y mirando al dragón asintió - si, señor - afirmó con la voz cansada, claramente no quería tener una mala cicatrización y menos tener que quitar telas adheridas a su quemadura. Era mejor esperar y hacer lo que le dijeran por su bien.
avatar
Inaya
Hybrid

Ocupación : Esclava
Mensajes : 56

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time to Make you Mine... (Inaya)

Mensaje por Karellhen el Jue Oct 18 2018, 00:10

Karellhen se alegró de nuevo de que Celesei hubiese escogido a esa joven para que fuese su esclava. Por ahora parecía que había acertado de pleno. Estaba demostrando ser todo lo que él buscaba en una buena esclava. Era joven, pero no era una pusilánime. Activa y que mostraba interés. Y por lo que parecía, con buen comportamiento... Aunque claro, eso era por el momento, se acababan de conocer.

-Me alegra escuchar eso, Inaya. No me gusta que me decepcionen...-miró seriamente a la joven esclava.-Y te aseguro que menos os gusta a vosotros, mis esclavos, decepcionarme. Las consecuencias pueden ser fatales.

Aunque parecía que lo último que había dicho era una amenaza, no lo era. No gustaba de tener que amenazar, ya que no solía necesitarlo. Simplemente con una mirada suya y su mera presencia, imponía lo suficiente para que nadie quisiera llevarle la contraria. Inaya era joven y nueva en la esclavitud, pero parecía ser una muchacha inteligente con un buen instinto de supervivencia. Aunque claro, mejor prevenir que curar... Porque mira que él lo había avisado por activa y por pasiva, pero aún así su anterior esclavo no había aprendido la lección... Y así acabó, claro está.

Dejó lo que había utilizado en una mesa para que otro esclavo lo recogiese y limpiase los objetos. Metió el ungüento en su sitio y el alcohol lo dejó para él. No solía beber, por lo menos no alcohol fuerte, pero cuando marcaba un esclavo, siempre se tomaba un chupito. Era ya una tradición del dragón.

-Voy a limpiar la herida con agua templada. Puede que te duela un poco. Después te daré de una crema que preparan los sanadores para las quemaduras y finalmente, cuando la quemadura haya absorbido bien la crema, te vendaré el antebrazo. Después, podrás irte a descansar.

Hizo lo que había dicho, con un bol de agua que había en la habitación limpió la herida con cuidado, como había hecho otras tantas veces. Cuando la herida ya estuvo limpia, secó con cuidado la piel y la untó con la crema para las quemaduras. Dejó que absorbiese la crema y cogió un par de vendas limpias del cajón de la mesa. Realmente tenía muchas cosas en ese cajón... Vendó el antebrazo con cuidado, sin poner mucha presión pero sin que se pudiese caer la venda. Una vez que terminó, miró a la joven. Oficialmente, ya era suya.

-Será mejor que vayas a descansar joven Inaya. Mañana empiezas a trabajar para mí y los demás esclavos no harán ningún tipo de diferencia porque seas nueva. Ten cuidado con los demás dragones, y siempre que tengas dudas, acude a mí.-se levantó y abrió la puerta de su cuarto, llamando a un par de esclavos que estaban por ahí.-Llevadla a los aposentos que le pertenecen.-la miró.-Que descanses, jovencita.




avatar
Karellhen
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 72

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time to Make you Mine... (Inaya)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.