Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

43/64

Afiliados Normales


Las Hecatérides y la danza del Dragón | Privado | Tizne

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Las Hecatérides y la danza del Dragón | Privado | Tizne

Mensaje por Verenaa el Miér 3 Oct - 17:14

Verenaa pensó que de haber sido humana estaría muerta. Gruñó con toda la dignidad que puede tener una mujer a la que le estan apretando un corsé hasta limites insospechados.

-¡Fuego y Escamas! - Maldijo, jadeando, mientras su cintura se estrechaba atrapada en aquel aparato de tortura. En enaguas y a medio vestir se agarraba a la mesa con tanta fuerza que sus músculos firmes se apretaban contra la piel, resaltando aún más su potencia física. La sirvienta pidió disculpas sin demasiada angustia, acostumbrada a la actitud de Verenaa ante aquellas situaciones. -¿Donde esta ese diablillo?

Miró una vez más a la puerta echando chispas. Era la tercera vez que mandaba llamar a Tizne, tanto a los esclavos humanos como a sus sirvientes dragones a través de la red. Había recibido la invitación al teatro hacía un par de días y, aún recordando el final de su último encuentro nocturno, algo dentro le había empujado a escogerlo como uno de sus sirvientes para esa noche, así comprobaría si realmente había aprendido algo de lo que la dragona le había enseñado.

-Disculpe señora, en cuanto lo encuentren lo mandarán a sus aposentos - Intentó tranquilizarla la sirvienta mientras terminaba de atar el corsé. Aparecieron dos muchachas más en la habitación, portando cada una de ellas una prenda de vestir que la  ayudante de cámara ofreció a la señora del castillo- Como no estaba segura he escogido dos modelos de temporada, señora. El granate iría acompañado con oro y el azul marino tiene pedrería, cuarzos y aguamarinas, resaltarían el color de sus ojos. - Explicó, encantada. Bien podría estar explicándole la mejor manera para elaborar  pan que Verenaa habría entendido lo mismo, osease poco; al menos entendía la utilidad del pan, pero la moda...

-¿Cuál escogerías tu, Freya? - Se cruzó de brazos. Bastante tenía con no poder respirar con normalidad como para encima tener que preocuparse por escoger modelito. - ¿Estas segura de que la moda me obliga a llevar el corsé tan apretado?

- Esta estación los colores cálidos están de moda - Explicó, haciendo con un gesto que la muchacha del vestido azul desapareciera, y la prenda con ella. La sirvienta se río. Aquel sonido familiar le calmaba los nervios. Una al lado de la otra parecían tener la misma edad; sin embargo Verenaa había visto a generaciones y generaciones de la sangre que llevaba en las venas. Había heredado aquella familia de esclavas de su madre, y las había mantenido como ayudantes de cámara desde mucho antes de que Freya naciera.  - Me temo que sí, señora, si me disculpa... - Freya le cuadro los hombros y metió las manos dentro del corsé para terminar de acomodar los pechos a la altura innatural que le otorgaba el corsé. Verenaa se miró de reojo el escote, si no fuera por la prenda que la protegía de las varillas asesinas del corsé ahora mismo podría verse hasta el alma.

-¿Y yo soy la indecente por decir coño en una recepción pública? En mis tiempos  los escotes estaban más arriba - Refunfuñó como una vieja.
avatar
Verenaa
Dragon

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Hecatérides y la danza del Dragón | Privado | Tizne

Mensaje por Tizne el Miér 3 Oct - 20:18

Seguir a los gatos se había convertido en mi pasatiempo más entretenido en casa de Verenaa. Gracias a ellos había descubierto huecos dentro de árboles donde podría guardar mis tesoros, pasadizos entre los cimientos y todo tipo de lugares donde vigilar sin ser descubierto. Esa tarde me encontraba en un pequeño desván, junto a una gata tricolor que se afanaba en lavar a sus crías recién nacidas. No había nada de valor, y lo poco que pudiera haberlo tenido estaba ya estropeado a causa de la orina de varias generaciones felinas. Había logrado forzar un enorme baúl, me había puesto una pamela que había dentro y ahora curioseaba el resto de su contenido. Vestidos horrorosos, cuadernos de dibujos, herramientas de costura -me guardé un par de agujas en el fondillo de los pantalones- botellas decoradas y toda suerte de porquerías que harían las delicias de un chatarrero. Estaba volviendo a cerrarlo cuando escuche a dos esclavos hablando en el jardín.

- ¿Has visto a Tizne? Si lo ves haz que vaya a los aposentos de Lady Verenaa- comentaba uno.

Me quité el alocado sombrero, arrugué la nariz y estornudé a causa del polvo y las telarañas que se me habían quedado en el pelo. Si salía por el ventanuco solo tendría que bajar un piso para llegar a la habitación de la dragona. Fui sin prisa, descalzo como casi siempre, descolgándome por un canalón hasta que mis pies tocaron su alfeizar.

Haciendo pantalla con las manos, pegué la nariz al cristal. Si, ahí estaba. Oh, y me había visto, ya no hacía falta llamar.





avatar
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 453

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Hecatérides y la danza del Dragón | Privado | Tizne

Mensaje por Verenaa el Miér 3 Oct - 21:29

Una vez estuvieron las tetas altas como el pico de una montaña Freya la colocó en el centro de un montón de faldas granate. Sobre las enaguas colocó una falda bajera de color negro, sobre esta y con ayuda de una de las sirvientas le colocó la falda roja, firmemente abrochada a la cadera. Las manos fueron instintivamente a la tela. Era abrigada, y por ello pesada, apropiada para la estación húmeda. Alzó la mirada hacía la ventana, lo último que le apetecía era que se pusiera a llov....

-¡Tizne! -Exclamó al verle plantado en la ventana, con la nariz apretada contra el cristal hasta deformar ligeramente la forma desde ese lado del cristal. Ignorando a sus asistentes, que se apartaron rápidamente conocedoras de los impulsos de su señora, se acercó a la ventana y abrió. Tenía suerte de que la ventana tuviera postigos, lo que obligarla a abrirla hacía dentro; de otra manera Verenaa le había precipitado al vació. Aún así abrió de un tirón, haciendo que perdiera el equilibrio y su cuerpo cayera hacía el interior. - ¡¿Se puede saber que cojones estabas haciendo?! Llevo una hora mandándote llamar.

Le agarró del cuello de la camisa y le puso en pie. Como había previsto a aquellas horas de media tarde Tizne ya tenía la mura de ropa cubierta de polvo, suciedad y algún que otro arañazo ocasionado por intentar jugar con los gatos más ariscos de su harem felino. Y eso era solo con la vista. Su olfato sensible percibió a la perfección el olor a polvo, a sudor y por encima de todo a orín felino...Casi le daba miedo preguntar. Le lanzó una mirada reprobatoria. ¿Cómo era posible que siguiera pareciendo un mendigo? ¿Es que era mucho pedir que estuviera limpio más de cinco horas seguidas?

-Tizne hueles a establo sucio, por el amor de la Reina madre. - Le soltó, apartando la mano de su propio cuerpo, contemplandola en busca de suciedad. En menos de un segundo ya estaba Freya envolviendo sus dedos con una toalla perfumada. No se había pegado una hora en un baño jabonoso y perfumado para estropearlo ahora. - Ve a mi espacio de aseo y lávate como si fueras a presentarte ante la mísmisima Reina Madre. - Ordenó, regresando a su posición en el centro de la sala. Las ayudantes de cámara regresaron como pájarillos entorno a una fuente de agua fresca. Una de ellas le ayudó a colocarse la parte superior del vestido. Cubría el corsé pero de todas formas el escote seguía pareciendole ridículo.

-¿Qué haces todavía ahí plantado? Tienes tu muda de ropa en la zona de aseo, como no me guste lo que vea no vendrás conmigo esta noche al teatro

- Coge el conjunto granate Tizne, el que va a juego con el de nuestra señora
avatar
Verenaa
Dragon

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Hecatérides y la danza del Dragón | Privado | Tizne

Mensaje por Tizne el Miér 3 Oct - 22:00

Verenaa abrió la ventana a su histérica y vulgar manera, soltando palabras poco dignas para una dama de alcurnia. Caí al suelo de manos y rodillas, y en el mismo instante en que intentaba huir hacia delante temiendo una de sus devastadoras collejas, hizo que me irguiera de un tirón que me clavó la camisa en el cuello.

- ¡Estaba lejos y no la oí! -tosí a modo de disculpa, sin ocurrírseme nada mejor en ese momento.

Seguí su mirada por mi vestimenta, lo cierto es que si estaba un poco sucio, pero no era para tanto. Me quedé mirando como la atendían, ¿de verdad iba a llevar todas esas capas de ropa? ¿no era incomodo? Tenía el cuerpo deformado hasta el ridículo. Abrí la boca para opinar, pero su chillido le dio alas a mis pies y desaparecí por la puerta del baño.

- ¡El agua esta fría! - se me oyó protestar.

La sirvienta de Verenaa calmó la posible mala contestación de la dragona con un gesto apaciguante.

-Hay más agua caliente fuera, dos baldes. Voy a llevársela, sino la roña no saldrá bien-

Mientras venía con ella me quité la ropa sucia y curioseé por el aseo, olisqueando sus perfumes y metiendo el dedo en cajitas de polvos con hermosas filigranas. Me llamó la atención un pintalabios más rojo que la sangre. Le toqué con la punta de la lengua, miré hacia atrás para ver que no venía nadie y me lo probé. Parecía que me habían dado un puñetazo en medio de la boca. Me besé la mano, contemplando la marca que dejaba.

Freya entró después, echó los dos baldes humeantes en la bañera y se fue con la cara descompuesta de contener la risa. Me limpié con una toalla y entré al agua calentita, tomándolo con calma. Así que íbamos a ir al teatro… sonaba bien, nunca me habían llevado, pero todos los nobles hablaban maravillas de ese lugar. Apoyé los brazos en los bordes de cerámica y miré alrededor. Cerca había una mesita con varios potes de cremas. Me entretuve abriéndolos y mirando el contenido de cada uno. Metí dos dedos en uno, la textura era cremosa y agradable al tacto. ¿Y si…?

No, mejor no. Si le diera por entrar me la cortaría. Cinco minutos después salí, fresco y a medio vestir para no impacientarla más. La sirvienta vino con una toalla, me secó el pelo sin delicadeza alguna y se puso a peinarme.

-¡Ay que me hace daño!-chillé ante el primer tirón.

Me ignoró, del mismo modo que ignoraba las quejas de su ama. Agarró la trenza y se la enseñó a Verenaa.

-¿Y este colgajo? ¿Se lo corto?-





avatar
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 453

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Hecatérides y la danza del Dragón | Privado | Tizne

Mensaje por Verenaa el Miér 3 Oct - 23:23

-¡Pues te aguant...! - Verenaa no terminó la frase al ver la expresión divertida en el rostro de Freya. Apretó los labios, indignada. No iba a despotricar más delante de Freya. Cogió aire, al menos todo el aire que el corsé le permitió tomar y lo soltó lentamente. Por suerte Freya parecía preparada para todo. Más que su ayudante de cámara parecía su comité de emergencia.

La dejó marchar mientras terminaban de vestirla. Le ajustaron la parte superior del vestido, rematando los detalles. Se sentó y estiró uno a uno los pies para que le colocasen primero las medias, sujetas con ligeros en los muslos, y sobre estos unas botas de cuero. Eran mucho más femeninas y estilizadas de las que solía usar Verenaa, y además tenían un poco de tacón (Daba gracias a la Reina Madre por tener un cuerpo humano alto y no tener que fatigarse con aquel elemento extra de tortura). Freya salió con una mano en la boca, conteniendo la risa a duras penas. Su ama la miró interrogante pero la sirvienta le restó importancia, sacudiendo una mano en el aire.  

- Vamos a hacer un semirecogido, elegante, le pondremos una redecilla dorada...si, saca las tenazas por favor y ten cuidado. - Freya daba las órdenes casi tan bien como Verenaa. Su ama le miraba a través del espejo con orgullo. Le había visto convertirse en toda una mujer, disfrutaría mucho tiempo de sus servicios. El reflejo le devolvió la figura semidesnuda de Tizne. Le miró fijamente. No estaba del todo vestido, pero al menos ahora no olía a estercolero. - ¿El carmín? ...- Por alguna razón desconocida para Verenaa, Freya miró discretamente a Tizne. - No, el carmín no, la señora quiere estar elegante, carmín sobre granate le haría parecer una señorita de compañía.

-Puedes decir fulana - Verenaa sonrió ante la mirada desaprobatoria que le dedicó su ayudante mientras peina a Tizne, que poco tardó en protestar. Entonces preguntó sobre la trenza que le colgaba a Tizne. La miró a través del espejo, pensativa. -Eso depende de Tizne. Pásale la invitación. ¿Cómo se llama la obra que vamos a ver hoy, Tizne? - Sonrió, no sin cierta malicia. Si no había aprendido a leer, ahora lo iba a hacer por las malas.
avatar
Verenaa
Dragon

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Hecatérides y la danza del Dragón | Privado | Tizne

Mensaje por Tizne el Miér 3 Oct - 23:37

Miré a otro lado cuando la sirvienta me observó por lo del carmín, haciéndome el tonto. Lo último que quería ahora es que Verenaa se hiciera ideas extrañas, solo me lo había puesto para ver cómo era, por curiosidad.

-Déjela. Me gusta-dije refiriéndome a la trenza y tomando el papel. Freya la deshizo entera y se puso a rehacerla de forma más pulcra, sin necesidad de mirar sus dedos mientras trabajaba.

-A ver… Las… he… heca…cater… hecateri…des, ¿hecaterídes? Hecateeeerides. Eso. Y la… dansa… de el dra-gón. ¿Qué son esas hecatérides?-

Fui a guardarme la invitación en el bolsillo, pero no encontraba ninguno en los pantalones. Resultó que solo la chaqueta tenía, otro fastidio más a la incomodidad de la ropa. Freya terminó de atusarme, dejando mi pelo como si lo hubiera lamido un mulo. Le echó laca para asegurarse de que nada se iba de su sitio y me dio la vuelta, dando tirones a la ropa en la zona de los hombros.





avatar
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 453

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Hecatérides y la danza del Dragón | Privado | Tizne

Mensaje por Verenaa el Miér 3 Oct - 23:58

Verenaa miró a través del espejo, paciente, pero sonrió satisfecha al ver que sí que había servido de algo el tiempo que le había dedicado hacía unas noches.

-Déjasela, Freya, otro día será - Las ayudantes de cámara iban y venían, laboriosas a su espalda. Notaba las tenazas de hierro calientes tras de ella mientras las aplicaban, transformando su pelo liso en ondas y bucles voluminosos. Le ponía de los nervios ver la horrible parafernalia que necesitaba una mujer para ir al teatro. ¡Por favor! Si a Tizne le faltaba poco más que la chaqueta y los zapatos para estar listo. Claro que a él no tenían que transformarle en un expositor de joyas y "estilo"....ag...como le gustaría llevar esas calzas, parecían tan cómodas.

-La danZa del dragón -Corrigió ella. -Las Hecaterídes son doncellas de aire, bellísimas mujeres místicas de bruma cuya visión da buena fortuna al dragón que las avista - O al menos eso decía la leyenda. Verenaa no había visto ninguna en sus muchos vuelos y mucho menos llegaría a protagonizar una historia como la de la obra de teatro que iban a ver, donde un joven dragón acababa prendado y perseguía a su Hecateríde hasta el límite del mundo.

Freya, mientras tanto había estado recolando la camisa a Tizne y le ayudaba con la chaquetilla, ajustandosela bien al cuerpo. La dragona miró su reflejo. De esa guisa parecía más mayor de lo que era, no le extrañaría que alguna doncella le mirase con ojos golosos esa misma noche. Se miró en el espejo...¿Realmente tenía el mismo efecto sobre ella? No importaba cuantas veces repitiera aquel ritual, siempre acababa sintiendo que estaba disfrazada.

-Tizne -Le llamó. -¿Sabes como comporta en sociedad o tengo que amenazarte antes de salir?
avatar
Verenaa
Dragon

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Hecatérides y la danza del Dragón | Privado | Tizne

Mensaje por Tizne el Jue 4 Oct - 0:35

Freya cogió un pañuelo y haciendo que diera la espalda a Verenaa, me limpió una minúscula manchita de carmín de los labios. Luego se apartó, me echó un vistazo de arriba abajo y asintió satisfecha. Yo no lo estaba tanto, la ropa era de mi talla exacta y la sentía demasiado apretada para trepar con comodidad. Pero era de suponer que esa noche ni necesitaría hacerlo.

- ¿Se refiere a no eructar y abrir la puerta a las nobles? ¡Pues claro que se comportarme, llevo mucho tiempo viendo las fiestas del Castillo! -

Las otras criadas terminaron con la dragona y comenzaron a recogerlo todo.

-Nunca había oído hablar de esas…mujeres. Pero dicho así parecen hadas grandes. ¿También dan buena fortuna a los humanos? -





avatar
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 453

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Hecatérides y la danza del Dragón | Privado | Tizne

Mensaje por Verenaa el Jue 4 Oct - 0:49

A Verenaa el tiempo que pasó sentada mientras la retocaban se le hizo una eternidad. Ahora ponle este collar, que si cierra los ojos, déjeme la mano para colocarle los anillos...lo que venía pensando desde hacía un rato, disfrazada de la cola a los cuernos.

-...Más te vale no avergonzarme en público Tizne, por que no te sacaré dos veces de casa si lo haces- Y era una amenaza muy seria. Freya remató el conjunto con un chal negro que colocó sobre sus hombros. Verenaa se acercó a Tizne y le examinó. Vaya, al final iba a ser cierto que las manos de Freya obraban milagros. Le colocó bien las solapas de la chaqueta.

-La diferencia es que esta noche, además de comportarte impecablemente, solo me abrirás la puerta a mi - Le dio la vuelta y agarrada a su brazo como una verdadera mujer aristócrata se encaminó hasta la salida del catillo. -Pues no lo sé, Tizne, nunca he visto una, si lo hago se lo preguntaré - La Reina Madre no aprobaba más culto que el suyo pero después de tantos siglos de vida no podía criticar a sus súbditos por ser un poco fantasiosos, además, no eran más que cuentos de viejas, no hacían daño a nadie.

-Vamos a ir al Trovador Ígneo, al palco de mi familia, así que comportate. ¿Has ido alguna vez al teatro? De forma legítima, digo - Le lanzó una mirada elocuente. ¿De que otra manera iba a entrar si no en un teatro Tizne si no era colandose?
avatar
Verenaa
Dragon

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Hecatérides y la danza del Dragón | Privado | Tizne

Mensaje por Tizne el Jue 4 Oct - 1:09

- ¿Pero que se cree que podría hacer para avergonzarla? Me ofende. Ya le dije que era un caballero… y además ahora lo parezco-dije mirándome al espejo. Lo cierto es que estaba tan engolado que podría haber pasado por aristócrata si aún hubiera dragones con aspecto tan joven. Como mínimo, un humano rico de alguna ciudad extranjera. Sería tan fácil robar así, sin levantar sospechas, rodeado de todos esos avaros repletos de joyas…

Pero no. La amenaza de no volver a sacarme de casa pesaba demasiado, tenía interés en ver la obra y el interior del Trovador Ígneo y por una vez quería que Verenaa se llevara una buena impresión. Bajamos al piso inferior, yo sacando pecho, todo estirado. Allí, un criado me dio un paraguas e instrucciones para que protegiera con él a la mujer si empezaba a llover. Fuera nos esperaba un carruaje con cochero, que le hizo una reverencia y tendió su mano para ayudarla a subir como si fuera una delicada damisela de cristal. Yo me quede esperando abajo, dudoso. No sabía si tenía que viajar dentro o junto al cochero, como ya había hecho en par de ocasiones para llevar correspondencia.





avatar
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 453

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Hecatérides y la danza del Dragón | Privado | Tizne

Mensaje por Verenaa el Jue 4 Oct - 1:32

Verenaa sonrió, divertida, aún agarrada a su brazo. Por lo menos se metía en el personaje. Lo mismo incluso acababa teniendo una velada agradable esa noche con uno de sus nuevos esclavos.

-Pues sí, si que lo pareces. - Confirmó orgullosa. Freya había hecho un buen trabajo con el muchacho, que no dudaba en sacar pecho. Atravesaron el castillo juntos. El carruaje ya les esperaba en la puerta. Verenaa lanzó una mirada al cielo. No hacía demasiado viento pero el atardecer se había visto afeado por unas densas nubes oscuras que mataban la luz anarajanda.

Verenaa se subió al carruaje. La puerta se quedó abierta y por un momento se sintió confusa.

-¿Tizne? - Se asomó al exterior. El muchacho parecía perdido. Claro, razonó ella, no era muy probable que Tizne hubiera subido a un carruaje, al menos no al interior, que era el lugar reservado para sus legítimos usuarios. Pero como todo dragon caprichoso, si Verenaa quería pasear a sus esclavos humanos en su carruaje y vestidos maravillosamente, no había ninguna ley que lo prohibiese. -Vamos, sube, ¿No querrás que lleguemos tarde?

En cuando el muchacho se subió el carruaje arrancó. Verenaa se llevó una mano al estómago. No estaba fofa, en realidad estaba lejos de estar en baja forma física, pero la rigidez del corsé le hacía sentirse aún más atrapada en aquel cuerpecito pequeño y frágil.

-Entonces, caballero, ¿Qué dragón le ha llevado a usted al teatro? - Preguntó con genuina curiosidad. Si podía parecer su favorito...¿Habría sido el favorito de alguien antes de ser de su propiedad? La verdad es que Tizne era poco dado a hablar de su vida antes de acabar en sus manos. Poco más sabía además de la desafortunada compra de su madre.
avatar
Verenaa
Dragon

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Hecatérides y la danza del Dragón | Privado | Tizne

Mensaje por Tizne el Jue 4 Oct - 14:20

Me puse de rodillas en el asiento para ir asomando la cabeza por la ventana y contemplar Talos desde tan privilegiado lugar. Sería gracioso ver a Rata o a Luka y saludarles, aunque no estaba seguro de querer ser visto con esos ropajes de señorito y luego aguantar las burlas.

- ¿Mmmmm? -

Metí la cabeza un momento.

-Ah, sí, me lo había preguntado antes, lo olvidé con el ajetreo. No me había llevado nadie, no conozco el teatro por dentro. Aunque he estado a menudo en… ya sabe-dije señalando el techo de la calesa con una sonrisa pícara, que dejaba bien claro el hecho de que no me arrepentía.

Volví a asomarme. Al ser la zona adinerada de la ciudad, nadie mostraba interés a nuestro paso. No había carretillas con jaulas de gallinas entorpeciendo, nadie intentaba detenernos para vender bisutería ni se oteaban mendigos tullidos apoyados en las paredes. Todo era más elegante, pero carecía de la vida explosiva de las afueras.

Poco después, el cochero detuvo el trote hasta convertirlo en paso. Salté de la calesa estando todavía en marcha, no iba a permitir que ese hombre me robara el momento elegante. Erguido como un perchero, me puse un brazo detrás de la espalda y le tendí la mano a Verenaa para que bajara. Para mí era un juego, una mascarada divertida.

Detrás nuestro, las imponentes puertas del teatro iban admitiendo nobles poco a poco. Había dos filas de gente, la de los palcos mas corta.





avatar
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 453

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Hecatérides y la danza del Dragón | Privado | Tizne

Mensaje por Verenaa el Vie 5 Oct - 17:14

Parte del trabajo de Freya se fue al garete en el momento en que Tizne sacó la cabeza por la ventanilla del carruaje para contemplar como se dirigían a la zona adinerada de la ciudad. Verenaa, al contrario, no tenía demasiado interés en ver la acomodada vida de los leales súbditos de la reina, en realidad cuando tienes un castillo en propiedad pocas casas pueden asombrarte.

-Menuda sorpresa - Se le llenó la voz de sarcasmo. Con lo desesperante y escurridizo que había demostrado ser Tizne le sorprendía que no se hubiera ganado severos castigos como esclavo de la corte; y si los había recibido no parecía haber escarmentado. Muy valiente o muy insensato, pensó una vez más. Tizne tenía madera para ser más que un simple recadero esclavo. Verenaa solo necesitaba un poco más de tiempo para encontrarle su lugar.  

El carruaje desaceleró conforme la afluencia de tráfico hacía el teatro crecía. Por suerte para Verenaa la aristocracia tenía ventajas en muchos aspectos sociales. No tardaron en alcanzar las grandes puertas abiertas y Tizne saltó fuera del carro con celeridad. Sonrió divertida y tomó su mano para bajar. No acostumbraba a consentir semejantes actitudes, pero la animosidad de Tizne le invitaba a ser indulgente con el esclavo. Parecía estar disfrutando más él que ella. Además estaba el hecho de que apenas podía dar más de cuatro pasos sin notar el deseo de arrancarse el corsé, bajarse de un salto del carruaje habría significado un esfuerzo considerable para sus aprisionados pulmones.

-Sigue tan bonita como el primer día que la levantaron - Opinó Verenaa, hablando consigo misma. Recordaba como si fuera ayer la noche de la inauguración. Después de tantos años parecía que la ciudad hubiera estado siempre allí, sin embargo ella la había visto nacer de las cenizas de un mundo muerto. -Por aquí - Soltó su mano y le guió, un paso por delante de él, en dirección al acceso para aristócratas. -Tizne, la invitación - Ordenó para que las tuviera a mano. Les atendió un dragón que la saludó por su nombre y la dejó pasar.

-Esto es venir al teatro, y no lo que solías hacer tu - Fanfarroneó, orgullosa. A cualquier dragón le gustaría estar en el lugar donde se encontraba Tizne, acompañando a una aristócrata a disfrutar de una velada lujosa. Y Verenaa había dedicado mucho tiempo y esfuerzo a lo largo de su vida para ganarse el lugar que ostentaba. ¿Quién no se sentiría orgulloso? Recorrieron un pasillo que describía la curva del teatro y por fin entraron en el palco familiar. -Esta noche estaremos solos - Gracias a la Reina Madre a su padre no le gustaba frecuentar el teatro, desde los últimos años su relación se había vuelto...fría, por decirlo de alguna manera. Lo último que quería era pasar una tensa noche de teatro con su padre.

-Buenas noches - La cortina gruesa del palco se abrió y se asomó una esclava del teatro detrás de un carrito de servir. - ¿Desean tomar algo antes del espectáculo?

- Tizne tráeme una copa de vino, sirva a mi esclavo lo que desee -Dadas las órdenes le hizo un gesto a Tizne con la mano para que atendiera su petición y tomó asiento.
avatar
Verenaa
Dragon

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Hecatérides y la danza del Dragón | Privado | Tizne

Mensaje por Tizne el Vie 5 Oct - 18:00

Me encogí de hombros, sin molestarme por lo presuntuoso de su comentario.

-Los dragones tienen la ciudad a vista de pájaro cuando lo desean, por eso buscan entretenimientos como este, fantasías. Pero para un humano, contemplar Talos desde lo más alto de este teatro es un privilegio. Uno que solo pueden alcanzar los mejores, lo más habilidosos… como yo-

Me pegué a la mujer para no perderla en la inmensa construcción, aunque las idas y venidas de la mayoría seguían manteniéndose en el camino a los asientos inferiores. Cuando llegamos al palco di un silbido de asombro. El trazado de su arquitectura interior, la enorme lampara, las cortinas, los bajorrelieves y adornos de las paredes, la forma en que el sonido reverberaba, todo era una explosión para los sentidos. Apenas sabía para donde mirar. Cuando llegó la criada me apresuré a tomar el vino que servía, se lo alcancé a la dragona mientras tomaba asiento, y aproveché para pedir otro para mí. La chica dejó la botella y mi vaso en una mesita redonda antes de irse.

En cuanto desapareció, asomé medio cuerpo por el borde del palco para ver la parte de abajo, con los pies despegados del suelo.

-¿Cuándo empieza?-





avatar
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 453

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Hecatérides y la danza del Dragón | Privado | Tizne

Mensaje por Verenaa el Vie 5 Oct - 19:03

Verenaa estiró el brazo sin mirar y allí estaba su copa, movida por su obediente sirviente. Agitó el vino con un ligero movimiento de muñeca antes de darle un sorbo. Buen vino, como siempre. Lo dejó en una mesita auxiliar y contempló el interior del teatro. Era grande, el más grande según la Reina Madre, y más hermoso. Era un regalo que había hecho a sus súbditos dragones, pero eran esclavos quienes lo habían alzado, como siempre.

-En un momento - Se inclinó, le agarró del bajo de la chaqueta y tiró hacía atrás, evitando que siguiera asomando medio cuerpo. -No te asomes, Tiz, esto no es el gallinero, se nos presupone buenos modales - Aún no habían terminado de acomodar a todo el mundo en el interior del teatro. Verenaa le dio un trago más a su copa. Estaba frío, lo cual era un alivio, por que ya dentro del teatro empezaba a notar como las prendas de abrigo recogían la temperatura de su cuerpo acalorándola. Sacó un abanico del bolso, lo abrió con un golpe de muñeca y empezó a abanicarse. - ¡Fuego y escamas! - Tiró una vez más de Tizne, le sentó de un empujón y le apretó el abanico cerrado contra el pecho.

-¡Eres un elementarista! - Susurró muy bajito, terriblemente sorprendida, como si la Reina Madre le hubiera concedido un conocimiento divino. ¿Cómo demonios se le había olvidado? No podía decirse precisamente que fuera una habilidad muy común.
avatar
Verenaa
Dragon

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Hecatérides y la danza del Dragón | Privado | Tizne

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.