Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» Wilde Gjoad -privado
Hoy a las 00:22 por Sombra

» Registro de Grupo
Ayer a las 23:20 por Elliot

» Registro de Rango
Ayer a las 23:19 por Elliot

» Registro de PB
Ayer a las 23:18 por Elliot

» ¡Busco Rol!
Ayer a las 22:56 por Shelby

» El suicidio silencioso - [America]
Ayer a las 22:06 por América

» ¡Esclavo! ¡Esclavo! /Tizne/
Ayer a las 21:43 por Morgana

» Power in a Bottle [Morgana]
Ayer a las 21:08 por Morgana

» Draconians por Cerrar Temas
Ayer a las 19:24 por Hades

» The shadows know me now... - Priv. Cedrik
Ayer a las 18:59 por Irhae

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

37/64

Afiliados Normales


¿A Gift or a Curse?-FB (Abbadon)

Ir abajo

¿A Gift or a Curse?-FB (Abbadon)

Mensaje por Evangeline McGraw el Vie Sep 28 2018, 23:18

Evangeline McGraw era una niña feliz, humana y esclava que vivía en la casa de su amo, el dragón Abbadon. Había vivido siempre allí. Había nacido de una esclava y un soldado humano y había ido a parar allí cuando su madre se la había dado al amo. No conocía otro tipo de vida, pero era feliz donde estaba. Allí le cuidaban, le daban ropa y de comer, le enseñaban cosas útiles para la vida (y cuando creciese le enseñarían más cosas útiles) y le protegían de todo lo malo. Y había muchas cosas malas fuera de la casa del amo Abbadon.

Allí los niños tenían una rutina agradable. Levantarse; desayunar e ir a clases, en las que aprendían a leer y a escribir; les daban de comer a todos juntos, tanto adultos como niños, aunque había veces que algunos no aparecían. Según los mayores, estaban ocupados "siendo devorados" por Abbadon. Según le había dicho una chica mayor, devorar significa comer. ¡Pero no podía ser! Porque horas más tarde aparecían, así que el amo no se los había comido...

Evangeline no entendía a los adultos...

Eso, estaba con la rutina... Después de comer tenían tiempo para jugar, siempre bajo la supervisión de las otras esclavas que eran madres. A Evangeline le gustaba jugar a las comiditas y había aprendido a colarse a las cocinas sin que le pillasen. No era consciente de que lo que hacía estaba mal, ni tampoco del peligro que corría entre los fuegos y cuchillos de la cocina. Bendita inocencia... Después tocaba bañarse, cenar y dormir.

Eve, que así le llamaban cariñosamente, estaba en la habitación con todas las niñas y preadolescentes. Llegada cierta edad, "subían de rango" y dejaban la habitación y se iban a otro lado. Eve no quería irse. Estaba muy bien en su cuarto, con su cama, aunque había un par de chicas que tocaban tanto que había noches que no le dejaban dormir bien. No solía escuchar a las niñas mayores, pero había noches que no podía evitarlo. Decían cosas sin sentido como que el amo "era un pro con la lengua" y cosas así. Ella no entendía nada.

Ese día se había levantado muy feliz. Según le había dicho el día anterior el amo Abbadon, ese día era su cumpleaños. Cumplía cinco añitos. Estaba muy contenta porque hoy el amo le iba a llevar a la playa, aunque no le hacía mucha gracia que tuviera que compartirlo con el otro niño... Pero no iba a pensar en eso. Lo importante era que iba a pasar tiempo con el dragón.

Había un par de chicas de la habitación que no paraban de decir que se iban a ir a un cuarto, pero Eve no les hizo caso y se vistió con el vestido que Abbadon había elegido para ella. Se sentía muy bonita con ese vestido, así que a la hora del desayuno tuvo mucho cuidado de no mancharse.

Y llegó la hora de ir a las clases. Algunos de los niños mayores solían querer escaparse de las clases, pero Evangeline iba contentísima. Le encantaba aprender y lo cierto e que pintar se le estaba dando bien, aunque por ahora sólo sabía pintar monigotes y árboles muy feos. Pero oye, tenía cinco años, no se le podía pedir ser una artista. Se sentó junto al otro chico (con el que compartía a Abbadon) y la profesora (que era la madre de uno de los niños mayores) empezó a enseñarles el abecedario de Talos. Porque resulta que en Edén y en Issaur, ciudades que estaban muy muy lejos, se hablaba diferente. ¿Por qué no podían hablar todos lo mismo? ¿No sería más fácil? Se lo preguntaría esa tarde al amo Abbadon.

Llevaban un rato en clase cuando la pequeña empezó a sentirse rara. Se llevó las manos a la cabeza y algo raro pasó. Fue como si su mente desconectase. Oyó que alguien le llamaba, pero no podía responder. Sentía que se movía, pero no era realmente consciente de lo que hacía. Antes de perder el conocimiento por completo escuchó lo que su profesora gritaba con toda claridad.

"¡Llamad al amo!"




avatar
Evangeline McGraw
Human

Ocupación : Esclava de Abbadon
Mensajes : 90

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A Gift or a Curse?-FB (Abbadon)

Mensaje por Abbadon el Sáb Sep 29 2018, 16:14

¿Habian cambiado algo para los dragones durante casi trescientos años? Prácticamente era un paraiso en la tierra para todos ellos. Si es cierto que hacia un siglo la ausencia de nuevas crias de dragón era lo peor que podia pasar en la comunidad, y que unos supuestos Dioses se alzarán entre los humanos rebeldes. Si, quizás si habia trabajo para los inquisidores, para Abbadon, quien sin cuestionar a su Reina, trabajaba duro bajo su mandato. Pudo haber tomado el camino fácil, uniendose a los aristocrátas o burguesia, llevar el fascinante mundo empresarial en la Casa de la Flor Azul, y disfrutar de la vida junto a su amada Zestka. Pero esa no era su vida, ni la de su esposa. Ambos eran adictos a la acción, a la aventura, al terror de sus victimas, al placer que podian sorber de sus amantes, ya fueran por separado o unidos como matrimonio. Habian nacido en el mismo nido y crecido juntos mamando del mismo seno. Eso les hacia ser tan parecidos que solo se les distinguia por su aspecto fisico humano, sus cuerpos de hombre y mujer, pues de otra forma, eran prácticamente iguales.

Aquella mañana Zestka habia decidido quedarse en casa junto a una de los cinco, para enseñarle el arte de la danza isauri, algo que atraia muchisimo a los hombres y mujeres por sus movimientos de cadera, pero además aportaba un gran ejercicio al cuerpo. Zestka era una gran maestra y por supuesto una gran amante, solo habia que verla bailar. Abbadon decidio el dia anterior pedir tambien el dia libre, pero para salir con los niños a la playa, despejarse del trabajo y de paso, celebrar el cumpleaños de una de las pequeñas. El dragón sentia cierta curiosidad por Evangeline, de como algún dia, siendo adulta, seria. Si parecida a su madre, una esclava sumisa y normal, o a su padre, un soldado que aún teniendolo todo en contra, aprendio a vivir contracorriente muriendo con las botas puestas. La segunda opción era la favorita del moreno, pues eso la llevaria a la joven a ser una candidata para la próxima generación de los Cinco.

Trás salir de su despacho, Abbadon se dirigio al jardin de la casa, escuchando desde una de las ventanas a su esposa — Abbadon cielo, hoy vas a llevar a los niños a la playa. Lo prometiste — la dragona miro a su esposo con las cejas alzadas y cuando este la miro, sonrio — No lo olvido querida, ¿necesitais ayuda ahi arriba? — el hombre movio la cadera de un lado a otro cuando la mujer rio descaradamente — Ahora no, dragón loco — la dragona de cabello negro y ojos rojos como los de su hermano, volvio al interior de la habitación para volver a su clase, dejando a su esposo suspirando en medio del jardin, con una amplia sonrisa. Decidio ir a cambiarse para estar más comodo en la playa, sin las botas y telas, pudiendo jugar con los niños e incluso darse un baño con estos. Acudirian las madres y algún padre de estos, salvo los de la cumpleañera, de ahi que hoy seria especialmente una entrega para ella.

Pero cuando iba de camino a su propio cuarto, uno de los esclavos jovenes aparecio con cara de susto, llamandolo medio ahogado — Gabriel, respira y repite lo que tengas que decirme porque asi no me voy a enterar nunca — el dragón alzó las cejas cruzandose de brazos, y cuando el chico tomo aire y pudo decir que Eve habia perdido el conocimiento, Abbadon no tardo ni un segundo en correr hacia el espacio donde impartian las clases. Abrio la puerta de golpe viendo a los niños y jovenes alrededor de la pequeña — Apartaos y dejarla repirar — el hombre muy serio se acerco a la niña que vestia el atuendo elegido por él mismo, que habia elegido en una de las tiendas más caras de Talos. La tomo en brazos e incorporandose miro a la esclava que estaba a cargo del grupo — ¿Que ha pasado? — la miro fijamente y esta, muy nerviosa explico que Eve estaba bien, pero que cuando dibujaba, empezó a hacer cosas extrañas y no respondia, hasta que se desmayo. Abbadon miro hacia la mesa donde Eve dibujaba, y al ver su dibujo, lo recogio sosteniendo con un brazo a la niña y se dirigio a la salida — La llevaré a su habitación. Seguid con la clase, por favor — asintio una sola vez haciendo que los chicos y chicas se sentasen.

El dragón acunando a Eve en sus brazos, la llevo a su habitación con calma, notando su respiración calmada. Hizo que uno de sus esclavos trajera a la sanadora de la casa, para que atendiera a Eve. Una vez en la habitación, tendio a la chiquilla en su cama con sumo cuidado, casi pareciendo una muñequita, y sentado junto a ella, Abbadon observo el dibujo. Parecia haber una estrella, o era el sol, no lo sabia interpretar. Tambien se veia el mar, porque habia una ola grande y peces. Pero habia algo extraño en ese dibujo: un muñeco o niño pequeño medio hundido en el agua, boca abajo. El dragón fruncio el ceño mirando a Eve, pues nunca habia dibujado cosas tan macabras. Cuando aparecio la sanadora, se puso en pie para que la pudiera atender mejor, colocandola una compresa fria en la frente y empezar a hacerla respirar unos vapores. Fue cuando aparecio por la puerta una de las jovenes esclavas con su hijo, el amigo de Eve. El dragón se acerco para susurrar el estado de la pequeña a la joven, cuando el pequeño de tres años, se agarro al pantalon del hombre pidiendo "aupa". Abbadon accediendo volvio a mirar a la esclava con una sonrisa — Puedes volvier a tus tareas. Yo me encargo del pequeño. Esta preocupado por Eve ¿verdad? — le paso el dedo por la nariz y este lo agarro con ambas manos para mirarlo muy serio. El dragón se volvio a acercar a Eve, para sentarse al otro lado de la cama, y asi poder estar junto a ella cuando despertase, y los viera a ambos.




avatar
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 147

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A Gift or a Curse?-FB (Abbadon)

Mensaje por Evangeline McGraw el Lun Oct 01 2018, 13:16

Olía a hierba buena... ¿O era jazmín? ¡No! Parecía el olor de las fresas silvestres.

La pequeña Evangeline no estaba segura de lo que percibían sus sentidos. Su mente parecía estar enas nubes y le estaba costando muchísimo centrarse en un solo pensamiento. Su cabeza no paraba de darle vueltas. ¿Podía para ya? Se estaba asustando... ¿Y si eso era estar muerta?

Poco a poco, demasiado lento para los miedos de la pequeña, fue recuperando la consciencia. Lo primero que notó fue que estaba llorando, lo segundo que estaba tumbada en una cama y por último escuchó la voz del amo Abbadon. Le estaba hablando a alguien, pero no sabía a quién. Eve no le dio importancia, tenía cosas más importantes en las que pensar. ¿Cómo había llegado a una cama? ¿Cuándo había aparecido el amo Abbadon? ¿Por qué no estaba en clase con los demás niños? ¿Qué le había pasado? ¿Qué había sido ese dolor de cabeza intenso que había tenido antes?

Miró hacia donde oía la voz del amo y lo vio sentado al lado de su cama con el amigo de la pequeña en brazos. Sí, el mismo amigo con el que compartía clases y compartía al amo. ¿Qué hacía allí? Como todavía tenía el miedo aferrado a su diminuto cuerpo, extendió los brazos para poder cogerse a Abbadon. Estaba temblando.

-Amo Abbadon, ¿qué me ha pasado? ¿Por qué me dolía la cabeza? ¿Me estoy muriendo? Tengo miedo... No quiero morir.-se miró el vestido y vio que se había manchado con algo que parecía pintura.-¡Se ha manchado el vestido que me regalaste! Lo siento mucho, no quería que pasara... No me odies por favor...

Hacia poco que les habían hablado de lo qué era amar y odiar, y la pequeña Eve había empezado a tener ese miedo de hacer que la ofiasen por no ser una "niña buena y obediente". Con el paso de los años ese miedo desaparecería, pero con esa edad la joven esclava lo veía todo desde el punto de vista de los blanco y negro.




avatar
Evangeline McGraw
Human

Ocupación : Esclava de Abbadon
Mensajes : 90

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A Gift or a Curse?-FB (Abbadon)

Mensaje por Abbadon el Mar Oct 02 2018, 18:32

La sanadora habia comenzado el trabajo con Eve cuando el amo llego, pero todavia seguia con su trabajo. Aún asi, Abbadon junto al más joven de la casa en esos momentos, estaban sentado al lado contrario de la cama para no estorbarla. El niño sentado en el regazo del hombro, apenas hablaba correctamente, y las pocas palabras que conocia las usaba para preguntar más. El mayor por su parte, sin dejar de mirar a la niña, le respondia e incluso le mostraba una sonrisa ladeada, pues no dejaba de demostrarle que los humanos eran curiosos, pero los niños eran la palma del todo. Realmente aquel ser milenario echaba de menos no poder concebir junto a su esposa más dragoncitos, cuidarlos y mimarlos, pasar por todas las etapas hasta llegada su adultez y verlos marchar. Tener esclavos, quizás, era lo más cercano a tener de nuevo descendientes, solo que no eran realmente de su sangre, sino esclavos de los que conseguia lo necesario y después deshechaba para tener otros nuevos. Algún dia, esos dos niños que estaban alli delante, serian dos ancianos, y los veria morir, si tenian suerte y no morian de alguna forma mucho peor. Zestka al igual que Abbadon, conocian el juego de coleccionar humanos, por ello jamás se encariñaban de ninguno. Aunque lo pareciera.

Cuando la niña parecia tomar consciencia, el dragón se acerco un poco más con el otro en brazos, sentandolo junto a Eve, haciendo que el chiquillo se tumbase junto a la niña mirandola con los ojos como platos — Oh querida, no seas exagerada, no te estás muriendo — sonrio mirando a la sanadora — ¿Verdad que no Cordelia? — alzó ambas cejas volviendo a mirar a la niña, cuando la mujer asintio — Eve, solo te desmayaste. Ahora tienes algo de fiebre, debes descansar porque no sabemos que paso realmente — ante esto último, Abbadon apreto los dientes y miro a la sanadora con cierta irascibilidad — ¿Te importa dejarnos a solas, querida? — los ojos carmesi, brillaron bajo el ambiente de la luz que entraba en la habitación. Mientras esperaba a que la mujer saliera, Abbadon jugo a quitarle la nariz al niño, que empezó a reir y encogerse como loco.

Una vez los tres a solas, Abbadon relajo al niño pellizcandole la mejilla — Schhh, Eve esta descansando y tiene que ponerse bien para ir a la playa esta tarde, y tu tambien quieres ir ¿verdad? — sonrio al escuchar un "ci" entre dientes pronunciado por el pequeño de cabello hondulado. Abbadon tomo la mano de Eve y la miro fijamente — ¿Como voy a odiarte por manchar un vestido? — sonrio nuevamente acomodandole un cabello a la niña trás la oreja — Tuviste un accidente y te lo lavarán. Y si aún asi, no estaria limpio del todooo.... — el dragón acerco el rostro al de Eve, colocando su frente con suavidad con la de la niña — Te compraré otros dos — echandose a un lado, el dragón fingio morder el cuello de la niña, haciendola cosquillas. El niño se lanzo sobre la espalda del dragón al sentirse escluido, por lo que Abbadon se echó hacia atrás y volvio a mirar a Eve, sin soltar al pequeño de su espalda con uno de sus brazos — Me gustaria saber una cosa Eve — el dragón aunque serio, se inclinaba a un lado al ser abordado por el niño sobre su hombro, por lo que lo agarro con ambas manos y como si fuera una simple patatita se lo puso bajo uno de los brazos — ¿Que te paso antes? Dibujaste algo, pero Tanya dice que no respondias a su llamada — Abbadon señalo con una mano el dibujo que estaba sobre la mesa, para que la niña lo viera por ella misma — ¿Lo recuerdas? Lo hiciste tu misma ¿Sabes que es? — pregunto el mayor para después agarrar al pequeño por los tobillos y ponerlo boca abajo, pues le estaba pegando en la espalda para que lo soltase.




avatar
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 147

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A Gift or a Curse?-FB (Abbadon)

Mensaje por Evangeline McGraw el Jue Oct 04 2018, 19:46

Evangeline sonrió aliviada cuando el amo Abbadon le dijo que no se estaba muriendo. Menos mal... Quería poder llegar a ser tan grande como su amo. Miró expectante a Cordelia, la sanadora, y cuando dijo que tenía fiebre, se llevó la mano a la frente. ¡Estaba ardiendo!

-¿Ahora estoy tan caliente como tú, amo Abbadon?-miró entre extrañada y asustada a su amo.-¿A qué se refiere? ¿Qué pasó?

Pero el amo Abbadon estaba jugando con el niño y Evangeline decidió tumbarse otra vez, porque se sentía cansada y mareada. ¿Le había pasado algo grave? Miró a su amigo y sintió cierta envidia. Él estaba en brazos del amo y ella estaba en la cama... ¡Pero la que estaba malita era ella!

Dejó de darle importancia cuando escuchó lo que le decía Abbadon. ¡Eso, eso! Tenía que ponerse buena de nuevo porque era su cumpleaños y tenía que ir a la playa y disfrutar de la arena y del tiempo con el amo Abbadon.

-No sé... Las chicas mayores me dijeron que no hiciese cosas que pudieran enfadarte porque me odiarías.-disfrutó del contacto físico y de las caricias de su amo. Feliz de no haberle molestado.-¡Si, si! Vestidos bonitos.

Las cosquillas le sacaron una gran sonrisa y muchas risas. No lo sabía todavía, pero que le mordiesen en el cuello le iba a gustar mucho.

El amo Abbadon le mostró un dibujo un tanto raro. ¿Ella había hecho eso? Pero si no sabía dibujar... O por lo menos, no tan bien. En el dibujo se veía bastante claro el mar y algo o alguien hundido boca abajo. Miró el dibujo, miró a Abbadon. Hizo eso varias veces sin saber qué contestar. ¿De verdad había dibujado eso ella?

-No sé que pasó... Empezó a dolerme mucho, mucho la cabeza. Justo aquí.-se señaló el centro de la frente.-Y sentí algo raro... Como si saliese de mi cuerpo. Después todo se volvió negro... No recuerdo haber dibujado nada... Y no sé qué puede significar... ¿Alguien va a nadar en el mar?




avatar
Evangeline McGraw
Human

Ocupación : Esclava de Abbadon
Mensajes : 90

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A Gift or a Curse?-FB (Abbadon)

Mensaje por Abbadon el Vie Oct 05 2018, 12:12

El dragón, bastante molesto por lo que Cordelia habia dicho a la niña, ya que como resultado la habia asustado sin tener porque hacerlo, la echó de la habitación y después miro nuevamente a Eve tranquilo para responder a sus dudas.

Solo te desmayaste. Puede haber varias razones — el hombre llevo el dorso de su mano a la frente de la niña notando que poco le faltaba para estar a la misma temperatura que él — Te pondrás bien. Cordelia ya dijo que reposarás. Nunca estarás tan caliente como yo. Nunca nunca — el dragón sonrio de lado, pues su temperatura corporal era algo que si ella o cualquier humano llegaba a conseguir en su cuerpo, denotaba que habian enfermado al punto de morir. Y en ese punto era mejor sacrificar al pobre diablo.

Mientras, el pequeño rubio jugaba sobre las espaldas de su amo y este lo cogia bajo su brazo, la niña respondia a las otras preguntas — Evangeline, nunca os odiaré a ninguno de vosotros — el hombre habia agarrado de los tobillos al crio que boca abajo, tenia el cabello cayendo alborotado y miraba sonriendo a su amiga, agitandose como una culebrilla — ¿Porque iba a odiaros? Sois para Zestka y para mi como nuestra familia, algo preciado, ¿lo sabes no? — la miro serio soltando una mano y pellizcandola una mejilla con suavidad, dejando con cuidado al niño sobre la cama, para sisearle en bajo, colocando su mano en el estomago, la cual el pequeño agarro sin dejar de mirar a Abbadon, esta vez sin moverse.

El moreno escucho la explicación de Eve, de como no recordaba haber hecho aquel dibujo. El dragón apretando los labios miro de nuevo el dibujo observando con detenimiento nuevamente los detalles de este. Entonces Abbadon tuvo una idea de lo que podria representar — ¿Alguna vez os he contado el cuento del granjero mágico? — el dragón miro a ambos niños, con la intención de contarles uno de sus cuentos, los cuales escondian la verdad a su manera pudiendo hacer creer ya desde pequeños a sus esclavos lo que él queria. Colocandose en medio de los dos niños, el dragón apoyo la espalda en la cabecera de la cama, mientras abrazaba por la izquierda a Eve, y por la derecha al pequeño más inquieto que ahora estaba mucho más calmado apoyado en su muslo — Hace mucho mucho tiempo, la Reina Madre celebro un gran banquete en palacio, en el cúal fueron invitados serés majestuosos y mágicos de todo el mundo: unicornios, hadas... — entonces el niño dijo algo que hizo reir al dragón — Si, tambien trolls con mocos. El caso es, que la Reina, cuando vio a un joven granjero entrar al banquete, se sorprendio, aún asi, amablemente lo invito a la mesa. Pero junto a él, habia un gigante que lo miro mal y se quejo por su presencia, acusandolo de ser normal, un simple humano que no merecia estar entre ellos — Abbadon miro a ambos niños — ¿Sabeis que paso? Pues el granjero comenzó a decir, que eso no era cierto, que el era incluso más mágico que él. Y como prueba, comenzó a relatar sus más oscuros secretos, para después ordenarle que mantuviera la boca cerrada en su presencia — el dragón mantuvo un silencia breve y continuo — Aquel granjero poseia grandes habilidades mágicas, y como lealtad a la Reina, la sirvio con ellos hasta el fin de sus dias. Por supuesto vivio entre riquezas, con su esposas, hijos y nietos, los cuales heredaron parte de sus habilidades — terminó por relatar el moreno, mirando a Eve finalmente — Quizás, poseas una de esas habilidades Eve, alguna desconocida del mago, ¿no te gustaria ver el futuro? Podrias ayudarnos a todos — el dragón tomo el dibujo nuevamente colocandolo delante de los tres — Esta tarde iremos al lago, y en la sombra comeremos tarta de moras. Eso es mejor que la playa ¿verdad? — Abbadon entrecerró los ojos. Comprendio que ir a la playa era tentar a la suerte y no iba a dejar que el destino de aquel dibujo se cumpliera, por lo que era mejor cambiar el futuro.




avatar
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 147

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A Gift or a Curse?-FB (Abbadon)

Mensaje por Evangeline McGraw el Dom Oct 07 2018, 12:10

La pequeña Evangeline no había visto nunca a nadie desmayarse, por lo que en realidad, no era consciente de qué significaba esa palabra. Pero como no quería molestar al amo, decidió que ya le preguntaría a Cordelia qué significaba eso cuando volviese a verla, ya que el amo la había echado educadamente de la habitación. Por el tono del amo Abbadon eso de desmayarse no parecía muy grave. No se estaba muriendo y eso era lo más importante. La mano de su amo le tocó la frente y aunque supuestamente ella debía de estar caliente por la fiebre, la mano del dragón seguía estando mucho más cálida. Jo...

-Jo... Yo quería poder ser como tu... ¿Tendré que estar mucho rato en la cama? No tengo sueño...

Y es que a la tierna edad de cinco años, Evangeline tenía energía para sacar de quicio a un dragón (o incluso dos, si le dejaban). Era una niña obediente, pero traviesa y activa. Le gustaba aprender, pero también le gustaba crear sus propias aventuras, que más de una vez, la metían en pequeños problemillas. No sabía quedarse quieta sin hacer nada, esa era una de sus "peores condenas". Y en la cama sólo se estaba cuando era la hora de dormir y porque a la noche siempre estaba agotadísima.

Eve sonrió con una sonrisa de felicidad que podría iluminar hasta la cueva más oscura y profunda. El amo Abbadon y la ama Zestka eran lo más parecido a unos padres que ella iba a tener jamás, y los adoraba por ello. Por eso siempre quería que estuviesen contentos y orgullosos de ella, aunque fuesen en tonterías como mantener un vestido limpio.

-Lo sé, amo Abbadon. Siento haber preguntado eso... No haré caso de las chicas mayores cuando digan cosas así. No quiero que te pongas triste.

Porque para ella, las caras serias eran lo mismo que las caras tristes. Sólo si sonreían, Eve veía que estaban contentos y bien. Porque realmente el mundo de los adultos y sus expresiones le resultaban muy complicadas. A veces parecían tranquilos, pero estaban enfadados, otras veces parecían felices, pero luego resultaba que estaban tristes, luego estaban con cara de enfado, pero no estaban enfadados... No entendía nada. Para ella una sonrisa significaba felicidad y estar sin ella, estar triste. Ojalá todo fuese tan fácil...

-¿El granjero mágico? No señor, no nos la has contado.-se sentó cómoda y recostó su cabecita en el cuerpo del dragón, le encantaban las historias del amo Abbadon.-¿Unicornios? Jo qué suerte tiene la Reina. ¿Algún día me dejarás ver uno?-la pequeña Eve sentía cierta debilidad por los equinos, y los unicornios y los pegasos eran sus criaturas mágicas favoritas. Las niñas mayores le habían dicho que no existían, pero si los dragones eran de verdad y el amo Abbadon también hablaba de ellos, ¿por qué no iban a existir los unicornios?-Pero, si la Reina le había dejado pasar, ¿por qué tenía alguien que preguntar por qué le dejaba estar? Si la Reina le ha dejado estar, tiene que estar. ¿Verdad?-escuchó atenta el resto del relato, el granjero era super guay. Eve se emocionó al pensar que ella podría poseer poderes mágicos. No sabía lo qué significaría tener la capacidad de ver el futuro, pero tener poderes mágicos le encantaba. Así no sería una simple humana más. Era especial.-Me encantaría ayudar a todos y servirte a ti y a la Reina Madre como pueda, aunque me maree y sienta rara y me des-ma-ye.-miró el dibujo que había hecho, si eso era el futuro no quería que nadie se hiciese daño, así que asintió finalmente, aunque ella habría querido ir a la playa.-¿Podremos ir otro día? El lago me gusta, pero en la playa hay conchas con las que hacer un collar bonito para la ama Zestka. ¿Será la tarta de moras como la que prepara la señorita Felicia? Sus tartas son muy ricas...




avatar
Evangeline McGraw
Human

Ocupación : Esclava de Abbadon
Mensajes : 90

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A Gift or a Curse?-FB (Abbadon)

Mensaje por Abbadon el Miér Oct 10 2018, 14:00

Abbadon tenia claras varias cosas: tener contentos a sus esclavos para poder tenerlos a su favor, desde que nacian o entraban a su hogar desde muy jovenes, cosa que le hacia parecer a veces un dragón vulnerable a los encantos de cualquiera, nada lejos de la realidad. Y otra cosa, era que le gustaba limitar ciertos limites entre estos y los dragones. Después de todo, seguian siendo simples humanos, que aunque fueran de utilidad, eran sustituibles rápidamente. Por eso al oir a la niña, Abbadon la miro sonriendo levemente — Oh querida, pero jamás serás un dragón. Debes conformarte con lo que eres, ¿o no eres feliz? La ama Zestka y yo hacemos todo lo posible para que lo seas — alzó ambas cejas sin dejar de mirarla.

En cuanto a lo que dijo de que no tenia sueño y demás, el hombre miro al otro pequeño que parecia haberse calmado y miraba a su amiga con una sonrisa — Sé que es complicado, pero si estás lo suficiente, mejor — la volvio a mirar — Además ¿no querrás que **** te gane estando más tiempo que tu, eh? — susurro a pesar de que el niño le escucho y rio echandose mucho más tieso en la cama. Sin duda habia comenzado una pequeña competición entre ellos dos desde hacia un tiempo, algo que le gustaba al moreno.

Yo nunca estoy triste — la guiño un ojo, pasandole la mano por el flequillo para retirarselo un poco, el cúal era tan rizado que se le coronaba en lo alto como una pequeña corona a modo de diadema castaña. Al comenzar a contar el cuento, la niña no dejaba de hacer preguntas, por lo que de vez en cuando el dragón, solia sisear mandandola que estuviera en silencio para poder continuar. Sin duda alguna, iba a tener que darle lecciones de mantener la calma y no ser tan impulsiba, para que supiera escuchar perfectamente a lo que los demás dijeran, y después saber a la perfección de lo que se habia hablado. Eso era un enorme detalle a tener en cuenta si Eve iba a ser instruida en un futuro a cierto nivel.

Una vez terminado, Abbadon si respondio a sus preguntas — Antes existian muchos seres mágicos, por eso habia muchas fiestas. La Reina Madre celebraba grandes acontecimientos únicos — relato como si fuera cierto — Y los unicornios eran preciosos. Solo que ya no existen, ¿sabes porque? Los terroristas acabaron con ellos, Eve. Son gente muy mala — miro a la niña con mirada triste y luego al niño abrazandolos con mimo — Esa gente ha hecho cosas muy malas. Incluso todavia quieren acabar con nosotros, los dragones y sus familias humanas — apreto los labios un segundo y bajo la voz — Pero no os preocupeis, porque yo y la ama Zestka somos muy fuertes, y estaremos aqui para cuidaros — apoyo un segundo su cabeza sobre la de la niña y sonrio — Bueno, ese gigante era muy tonto — rio divertido, orgulloso de que Eve fuera tan leal a la Reina con sus palabras — Fantástico, la Reina estará feliz de que la ayudes, querida — la miro sonriendo de oreja a oreja.

Finalmente terminaron por hablar de ir al lago, hacer una tarta de moras hecha por Felicia, la esclava de talento culinario increible y curvas de vértigo — Oh si, Felicia sin duda tambien tiene buenas manos — se quedo pensatido un par de segundos y miro a los pequeños — Con las tartas y pasteles, por supuesto — fruncio el ceño y comenzó a moverse para salir de la cama y ponerse en pie — Me parece bien, otro dia iremos a la playa para recoger conchas y cosas bonitas, pero yo tambien quiero uno de esos collares ¿eh? Que me pongo celoso sino — la señalo enarcando una ceja y sonrio de lado. Fue entonces cuando alzó la mano para llamar al pequeño y cuando este salto de la cama, el dragón se dirigio a la niña — Ahora descansa un poco. Vendrá Cordelia a cuidarte, y cuando mejores iremos al lago ¿te parece bien? — cogiendo al niño en brazos nuevamente espero la respuesta de Eve.




avatar
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 147

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A Gift or a Curse?-FB (Abbadon)

Mensaje por Evangeline McGraw el Jue Oct 11 2018, 13:31

Parece ser que al amo Abbadon no le sentó demasiado bien que quisiera ser como él porque su respuesta no fue la que esperaba la niña. La pequeña Evangeline se le quedó mirando seria (todo lo serie que podía ser una niña de cinco añitos, claro). No quería que el amo pensase que era infeliz o que no le gustaba cómo le trataban tanto el amo Abbadon como la ama Zestka. Eran lo más parecido a unos padres que ella podría soñar en tener, y eran muy buenos. Había oído de otros esclavos mayores de otros dragones, que sus amos era malos y no les daban de comer, o que les pegaban por cosas sin sentido para la pequeña. Evangeline se sentía muy afortunada de que el amo Abbadon y la ama Zestka fueran tan buenos y paternales con ellos. No querría ser de ningún otro dragón.

-Lo siento amo, no quería que pensaras eso...-bajó la mirada a sus manitas, arrepentida de haber dicho algo malo.-Soy muy feliz aquí. No querría vivir en ningún otro sitio.

Pero la seriedad se le pasó rápido cuando el amo le hizo la pregunta (y reto sin que ella lo supiese) sobre su amigo (y competidor) y descansar. ¡Ah, no! En quedarse en la cama descansando no le iba a ganar. ¡No señor! De ninguna manera. Para algo que podía ganar con facilidad... Sí, prefería jugar y correr, pero se iba a quedar en la cama hasta que el amo le dijese que podía levantarse porque había descansado lo suficiente.

-Me quedaré en la cama y no perderé. Prometido.

Si el amo decía que él nunca estaba triste, sería verdad. Aunque claro, ella tampoco sabía que eso era imposible y que los sentimientos eran un mundo muchísimo más complejo de lo que ella pensaba en esos momentos. ¡Bendita inocencia! Abbadon le acarició el flequillo y Eve sonrió feliz por el gesto. Le encantaba cuando el amo Abbadon le tocaba el pelo. Aunque el amo le mandaba callar, Eve no podía evitar hacer las preguntas que le surgían con la historia que contaba. ¡Necesitaba conocerlas, no podía esperar! ¡Quería saber más!

-Los terroristas son muy malos malosos... Y los malos tienen que ser castigados. ¿Los castigarás cuando los cojas? Matar unicornios está muy muy mal.-estaba indignadísima.-No dejaré que los terroristas hagan daño a nuestra familia amo. Si veo uno, le pararé y te lo mandaré para que les castigues.-sonrió ante la mención de la Reina. La tenía en un pedestal porque así es como le estaban educando.-Haré que estés muy orgulloso de mí.

Le miró extrañada al amo Abbadon cuando comentó lo de las manos de la cocinera. Intuía que había ahí un mensaje que no había captado, pero no le importó. No era algo importante, o si no lo habría dicho claramente. ¿No?

-¡Claro! Te haré el collar más bonito del mundo.-bostezó porque en el fondo estaba cansada.-Me quedaré aquí hasta que Cordelia me diga que estoy bien.




avatar
Evangeline McGraw
Human

Ocupación : Esclava de Abbadon
Mensajes : 90

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A Gift or a Curse?-FB (Abbadon)

Mensaje por Abbadon el Lun Oct 22 2018, 13:36

La reacción de Evangeline para Abbadon fue algo exagerada, pues no habia motivo para que se sintiera amenazada o mal, pero sabiendo que era realmente drámatica e hiperactiva, no tardo mucho en sonreir para tranquilizarla. A veces le recordaba a su hermano Hanadak cuando era apenas un dragón que se escondia de su madre junto a su recoveco, y lo calmaba con otras cosas del exterior, anécdotas del pasado que Abbadon habia vivido anterior al Letargo, junto a los humanos, a los que algún dia volverian a cazar para retomar el mundo por derecho. Esas historias calmaban al menor, como lo hacian a los pequeños humanos.

Tranquila Eve, no lo harás. Ni tu ni ninuno de vosotros — apreto contra su cuerpo a los niños que tenia a los lados sintiendo el abrazo del más pequeño que balbuceo que lo queria mucho — Yo tambien os quiero, enano — rio nasalmente antes de levantarse y dejarles alli tendidos, pidiendo a la niña que durmiera, tal y como lo estaba intentando el otro. Y tal como predijo, Eve no tardo en ponerse en marcha para ponerse en cabeza de aquel reto, no sin antes, prometer lealtad infinita, no solo a la propia Reina Madre, sino al propio Abbadon que volvio a respirar orgulloso al escuchar a la pequeña. Puede que por la envidia, el niño de cabello rubio, tambien intentó repetir las mismas palabras, aunque algo más confusas y divertidas, haciendo reir al dragón, por lo que el niño algo molesto por sentirse ninguneado se puso en pie frente al dragón lo agarro del cuello para abrazarlo, y Abbadon, termino por mordisquearle con suavidad la mejilla rosada, ya que parecia una fresa en su punto. Trás un gritito acompañado de una risa, el niño volvio a tenderse en la cama y Abbadon pidio el collar a la niña, la cual aseguro que tendria uno, el mejor del mundo — Y asi lo espero. Ahora a dormir los dos — la señalo con el dedo indice y se dirigio a la puerta despidiendose de ambos niños.

EN LA ACTUALIDAD

James, dile a tu padre que pronto vendrá un nuevo "invitado", y que seguramente tenga que atenderlo — el dragón hablo mirando al chiquillo bajando la mirada hacia sus ojos claros, recordandole por completo a la mirada de sus padres — Vamos, no tardes. Seguramente llegué por la tarde — suspiro volviendo a caminar mientras se quitaba la chaqueta mirando hacia el pasillo donde se encontraba al final la puerta de su despacho. Necesitaba ir hacia alli o a su habitación, evadirse de sus pensamientos, porque cada momento iba a peor.




avatar
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 147

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A Gift or a Curse?-FB (Abbadon)

Mensaje por Evangeline McGraw el Mar Oct 23 2018, 12:34

La pequeña Evangenline le sonrió a su amo feliz al oír la respuesta que le dio. No iba a tener que irse a ningún lugar, podía quedarse en casa, viviendo con sus amigos y amigas y con el amo Abbadon y la ama Zetska. Eso la hacía muy feliz. Para ella eran lo más parecido a una familia. Una familia extraña y de diferente especie, pero una familia al fin y al cabo. Siendo un niña humana y esclava, ¿qué más podía pedir?

-¡Qué bien! Eres el mejor de todos los amos del mundo.-abrazó a Abbadon cuando este les acercó a su cuerpo y oyó lo que su amigo le decía. Se le había adelantado...-Dudo mucho que exista alguien capaz de no quererte, amo Abbadon.-le prometió lealtad, le prometió el mejor collar de conchas que hubiera existido y le prometió que iba a descansar hasta que le llamara. Y así pensaba hacerlo.-Hasta luego, amo.

La pequeña le hizo espacio a su amigo para que él también pudiese meterse en la cama y no tardó mucho en dormirse... Menuda ella que decía que no estaba cansada.

EN LA ACTUALIDAD


Evangeline ya no era un niña, ya no poseía esa inocencia que le caracterizó de niña, pero seguía siendo una esclava fiel a su amo. Puede que a veces fuera un poco irrespetuosa con Abbadon y le contestaba cuando no debía, pero lo hacía siempre desde el cariño y el amor hacia él. Nunca se atrevería a llevarle la contraria a su amo delante de nadie y menos en público. Había aprendido a callarse opiniones, o por lo menos a guardárselas el tiempo suficiente para soltarlas cuando era debido.

Como por ejemplo, le hecho de que veía a Abbadon hecho un desastre últimamente. Entre que su nieta Corah se había ido a Edén y que su nieto Arthyel había sido juzgado por traición... Eve sólo quería poder ayudarle, pero no sabía cómo. Ella no podía cambiar el pasado, solo podía hacer pequeños esbozos del futuro.

Estaba mirándose en un espejo cuando vio pasar a su  hijo James corriendo. Le paró y le preguntó que a dónde iba con tantas prisas, y él le dijo que tenía que hablar con su padre por órdenes del amo. Evangeline rodó los ojos. Su rivalidad con su amigo había crecido, al igual que ellos, y los celos que a veces sentía Eve no los podía terminar de controlar. Pero por el bien de su pequeño, el hijo que había tenido con él, intentaba ser lo más cuidadosa posible con todo lo que hacía y decía. Le dejó ir y se acercó a la zona del despacho de Abbadon.

-¡Por la Reina Madre y su benevolente poder! Señor Abbadon, ¿por qué se encuentra parado en mitad del pasillo?-se le acercó y le cogió de la mano.-Tienes cara de necesitar descansar... Estos días no estas durmiendo lo suficiente, ¿verdad? Venga, vamos a tu habitación. Te prepararé algo calentito...




avatar
Evangeline McGraw
Human

Ocupación : Esclava de Abbadon
Mensajes : 90

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A Gift or a Curse?-FB (Abbadon)

Mensaje por Abbadon el Sáb Oct 27 2018, 19:05

Realmente Abbadon estaba sin pocas ganas de hacer nada por el resto del dia. Habia trabajado duro, como siempre pero le inquietaba la noticia de que su nieta Corah quisiera tomar un nuevo rumbo en su carrera, porque eso significaba hacer una de sus locuras. Aún después de tanto tiempo la desconocia pero si tenia presente que sus decisiones eran realmente radicales, y que una vez tomadas podian poner su mundo del revés. Por supuesto no iba a impedirla a hacer nada, ya era adulta como para hacer lo que quisiera pero le habia decepcionado bastante aquello. Tenia planes algo concisos para ella, primero hacerla empatizar, comenzar a sacarle algo de humanidad aunque no quisiera, para que al menos tuviera un pretendiente, un mero instrumento para obtener mejor posición social, quizás un soldado de la armada o un aristocrata. Estaba claro que ninguno iba a estar a su altura y que por supuesto Corah le haria caso cero, pero al menos tendria socialmente más accesos y oportunidades que ahora.

La mano de Eve lo saco de sus pensamientos, haciendo que la mirase algo extrañado. No reaccionó a sus palabras, sino que se dejo llevar como un niño pequeño hacia donde ella le decia y apreto los labios — Duermo cuando puedo, pero estoy bien — se excuso en un hilo de voz sin dejar de mirarla, cuando se fijo que en el jardin estaba James con su padre. Recordó entonces que pronto vendria Issan, el nuevo esclavo — Antes de ir a preparar nada, ¿te importa hablar conmigo un segundo? — esta vez, el dragón más espabilado, tomó la delantera llevandose a la mujer hacia su habitación, metiendola dentro cerrando las puertas trás de si. Suspiro posando la espalda en las puertas y observo los pies de Eve en sus sandalias — Siempre me gustaron tus pies. Tan pequeños y delicados — sonrio subiendo la mirada por sus piernas, caderas, cintura, pecho... llegando hasta el rostro — Sabes todo lo que esta ocurriendo con Corah, su ida y bueno, Arthyel... — sin más hizo un gesto con la mano como si pasará de página, pues era lo mejor, ya que habia adquirido lo que necesitaba de él — El caso es que necesito que me ayudes en algo — comenzó a dirigirse hacia uno de sus armarios, quitandose la ropa, para tomar otra ropa más comoda — Corah ha decidido comenzar desde cero en Edén, por eso vendio su hogar y algunos esclavos. Pero decidi quedarme con uno, el más joven. Lo hice porque el muchacho no parecia realmente traumado. Ella le habia infigido torturas, pero seguia manteniendose firme. Deseo que tu y el resto lo recibais como uno más — Abbadon se giro para mirar a la esclava, completamente desnudo, con una bata de seda en las manos — Quiero que se sienta comodo, que olvide donde estuvo, que recuerde lo que es ser... parte de este mundo. Ya sabes lo que pienso sobre las torturas de Corah y esas cosas. Asi que el chico estará... poco receptivo a mi. En cambio vosotros podreis darle mayor acercamiento — tiro la bata sobre la cama y se giro para coger unos pantalones — Por supuesto comprobe que es un poco atreviso y bocazas. Tienes el permiso para no soportar sus tonterias, evidentemente de la forma que te eduque — nuevamente el hombre se giro trás ponerse los pantalones y se dirigio a la cama para coger la bata — Y si notas que es más rebelde de lo que puedas soportar, me lo dices — terminó por ponerse la bata y giro sobre si mismo mirando a Eve, para que esta opinase sobre la ropa escogida.




avatar
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 147

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A Gift or a Curse?-FB (Abbadon)

Mensaje por Evangeline McGraw el Vie Nov 09 2018, 17:45

Evangeline se preocupó cuando su amo apenas reaccionó a lo que le hacía. Que se dejase llevar sin decir nada le dejaba bastante claro que todo lo que estaba pasando a él y a su familia le afectaba mucho. Y eso preocupaba mucho a Eve. Abbadon y su hijo James siempre serían las personas más importantes de su vida. Ver cualquiera de los dos mal sacaba su lado más protector. Abbadon había cuidado de ella cuando su madre la abandonó y eso Evangeline nunca lo olvidaría.

-Mi señor, tienes que cuidarte. Dormir es muy importante. Estoy segura que sabes lo que ocurre cuando no se descansa. Por favor, Abbadon, que no tenga que pedirle a un sanador alguna hierba para ponerte en la bebida o comida... Y sabes que no dudaré en hacerlo.-le miró con cariño y seguridad.-Claro que sí. Siempre estoy dispuesta a hablar contigo. Menos cuando estoy ocupada, claro...-se dejó llevar al cuarto.-¿Mis pies? ¿En serio? Siempre pensé que eran la parte más normalita, tirando a fea, de mi cuerpo...-pasó por alto el chequeo y se centró en lo que le decía.-Sé lo suficiente... ¿Qué necesitas de mi?-el dragón comenzó a desvestirse e Eve se deleitó observándolo. Qué guapo era su amo.-Dalo por hecho. Lo trataré como si fuera de mi familia. Si está bien, le haré que confíe en mi lo antes posible.-se mordió el labio disfrutando del show que su amo le estaba dando.-Bien. Sé cómo tratar con niños rebeldes. La chancla siempre es una buena herramienta...-le sonrió y se rió.-No te preocupes querido. Te avisaré si veo que no puedo soportarle -Eve miró a su amo de arriba a abajo y adelantándose le ató la bata bien.-No sé a quién vas a ver, pero estás impresionante amo. Muy, muy guapo. Como siempre, claro.




avatar
Evangeline McGraw
Human

Ocupación : Esclava de Abbadon
Mensajes : 90

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A Gift or a Curse?-FB (Abbadon)

Mensaje por Abbadon el Mar Nov 13 2018, 18:20

Una vez en la habitación, Abbadon decidio "despertar" y dejar de lado sus malos pensamientos. Sonrio de lado al escuchar las palabras de la esclava, la cúal parecia preocupada porque él no dormia lo suficiente — Oh querida, he llegado a estar noches sin dormir y no ha pasado nada. Soy un dragón viejo que ha cerrado los ojos demasiadas veces — rio nasalmente entretenido en quitarse la ropa y doblarla con cuidado para colocarla sobre una de las sillas — Evangeline, deberias de tener cuidado con las palabras que dices. Podria tomarmelo como una amenaza ¿comprendes? Además, ninguna hierba ni elixir surten efecto sobre nosotros, lo sabes bien — la miró de nuevo, esta vez más serio, ya que le extrañaba que le viniera con esas cosas a su edad. La preocupación de la esclava a veces llegaba a enervarlo — Pero aceptaré estar más tranquilo, ¿de acuerdo? — nuevamente volvio hacia su armario para revolver en el.

Mientras buscaba algo que ponerse, sonrio con su propio comentario de los pies de la castaña — Claro, tus pies son bonitos. Pequeños, delicados, suaves... y posees gran equilibrio — aunque hablaba con ella, seguia dandola la espalda, pero una sonrisa se le dibujaba en el rostro. Puede que la muchacha tuviera una belleza innata, pero Abbadon tenia ciertos caprichos o "fetiches" que pocos cumplian.

Una vez pedido el favor, Eve parecia positiva ante la propuesta, e incluso parecia encantarle la idea — Maravilloso pues. Supongo que Corah le habria dado alguna tarea en concreto, pero al ser tan joven no debe de tener mucha experiencia. Encargate de que se ocupe de una tarea bastante... ruda, que no te de pena. Parece un chico fuerte — sonrio de forma divertida sin llegar a desvelar la condición de hibrido del joven — Y que comparta la habitación con Frederick, le gustará tener un nuevo compañero — suspiro pensando que Fred, su otro hijo hibrido, no tendria inconveniente alguno en tener un compañero de habitación. De hecho estaria encantado con tal de ver si podia sacar algún beneficio de ello. Iba a ser realmente divertida esa convivencia de hermanos desconocidos.
Una vez Eve le ato bien el cinto de la bata, colocó las manos en las mejillas de la chica dandola un sútil beso en sus labios — No voy a ver a nadie. Tan solo voy a descansar y leer algo, más tarde quizás me de un baño. E incluso me tome esa sopa que tanto quieres que tome — finalmente se desplazó hacia el otro lado de la habitación tomando asiento en uno de los sofas, cogiendo de una de las mesillas un gran libro forrado de piel — Recuerda que estaré aqui si me necesitas querida — la miro fugazmente para acto seguido abrir el libro mientras suspiraba profundamente. Realmente no iba a leer gran cosa, pues todavia le venian muchas imagenes a la cabeza, pero no podia hacer nada por ello.




avatar
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 147

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A Gift or a Curse?-FB (Abbadon)

Mensaje por Evangeline McGraw el Miér Nov 14 2018, 22:43

Al ver que su amo parecía mejorar, Evangeline decidió que iba a mantener vigilado al dragón por si las moscas. Sabía que él podía soportar mucho más de lo que ella y cualquier humano a su servicio podía soportar, pero eso no hacía que su instinto protector y sus ansias por ver feliz y bien a su amo no dejasen de decirle que tenía que cuidar muy bien de él el tiempo que pudiese hacerlo.

-Oh Abbadon, sabes que nunca me atrevería a amenazarte... Nunca buscaría nada que pudiera hacerte daño, mi señor.-rodó los ojos al recordar que lo que decía era verdad. Vaya despiste.-Seguro que algún método habría para que descansases como la Diosa manda...-sonrió con lo último que dijo su amo.-Eso me deja más tranquila.

Evangeline se miró los pies y sintió gran orgullo por tenerlos tal y como Abbadon los describía. Siempre se alegraba cuando él le decía ese tipo de cosas. Era un buen amo y un buen hombre. Podía ser muy encantador cuando quería... Y Evangeline estaba totalmente feliz por ser su esclava y no de cualquier otro dragón.

-Me encargaré de todo. Y no te preocupes, querido Abbadon, no tendré piedad con él al asignarle una tarea. Si es joven y fuerte seguro que se puede encargar de aquellas tareas que requieren más esfuerzo físico.-asintió apuntándose mentalmente todas las órdenes de Abbadon.-Bien, seguro que a Fred le ayudará también a acomodarse perfectamente en la casa. Compartir habitación nunca hizo daño a nadie.

Eve ató la bata con cuidado y dejando el nudo perfecto, tal y como le habían enseñado a hacer y cuando miró a su amo este puso sus manos en su rostro y le dio un suave beso en los labios. Suspiró. Le encantaba esos detalles de Abbadon.

-Si requieres de compañía en el baño, no dudes en llamarme.-le guiñó un ojo traviesa y sonrió cuando habló de la sopa de pollo.-Seguro que te sentaría muy bien. La sopa de pollo que hacen está buenísima.-se dirigió a la puerta cuando su amo se sentó a leer.-Lo tendré en cuenta. Disfruta de la lectura, mi señor.




avatar
Evangeline McGraw
Human

Ocupación : Esclava de Abbadon
Mensajes : 90

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A Gift or a Curse?-FB (Abbadon)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.