Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» Registro de Grupo
Hoy a las 23:20 por Elliot

» Registro de Rango
Hoy a las 23:19 por Elliot

» Registro de PB
Hoy a las 23:18 por Elliot

» ¡Busco Rol!
Hoy a las 22:56 por Shelby

» El suicidio silencioso - [America]
Hoy a las 22:06 por América

» ¡Esclavo! ¡Esclavo! /Tizne/
Hoy a las 21:43 por Morgana

» Power in a Bottle [Morgana]
Hoy a las 21:08 por Morgana

» Draconians por Cerrar Temas
Hoy a las 19:24 por Hades

» The shadows know me now... - Priv. Cedrik
Hoy a las 18:59 por Irhae

» Si tienes dinero, puedes tenerme a mí. (Vyrax)
Hoy a las 17:17 por Enya O'Brien

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

37/64

Afiliados Normales


7 de diamantes OSFB

Ir abajo

7 de diamantes OSFB

Mensaje por Rata el Jue Sep 13 2018, 20:04

Rata era un pequeño niño para esos días. Sin embargo ya podía caminar por su cuenta y sabía contar con cierta soltura. Incluso ya podía acercarse sin hacer ruido a la cocina de aquel burdel y quedarse con alguna galleta o pedazo de pan.

No era el mejor hogar para un niño, pero muchas de las muchachas que estaban ahí le habían cogido algún cariño al chaval y muchas veces lo usaban para salir con él a pedir limosna. A veces el truco funcionaba tan bien que aquella burdalera no tenía que trabajar aquella noche.

Rata no tenía una habitación en aquella casa, a sí que dormía en el salón principal, entre el ruido de los clientes, las canciones picantes y los gritos de pelea. A veces conseguía dormir en algunos bancos, pero la mayoría del tiempo se refugiaba debajo de alguna mesa.

De seguro no fue la infancia mas feliz en Talos, pero el chico descubrió algo que poca gente ha tenido la suerte de ver, por lo que siempre se ha sentido afortunado de poder haber vivido en aquel burdel protegido por aquella madame.

Fue una noche lluviosa y oscura. Con relámpagos y rayos. No habían muchos clientes, pero varias de las habitaciones estaban ocupadas y había varios respetables sentados bebiendo y gritando, acechados por alguna que otra chica buscando una oportunidad para poder trabajar.

Aquella noche el Tuerto Bill, que no era tuerto y no se llamaba Bill, llegó más tarde de lo habitual. Decía, entre miles de malas palabras, que unos chicos le habían robado y que apenas tenía para una sopa aquella noche.

Aquella declaración era una invitación para que alguno de los músculos del burdel sacaran a patadas al potencial problema, ya que de seguro se quedaría a beber más de lo que podría pagar.

Pero antes de que lo sacaran a patadas de ahí, tomo un cuenco y dejó aquellas monedas encima de la mesa.

-Todo lo que tengo para quien me pueda ganar en un poker sucio-

Y en ese momento el tuerto bill dejo caer sobre el cuenco un juego de 5 cubos que capturaron la imaginación de aquel niño que más adelante sería llamado Rata.

Un mercader, un jornalero y dos campesinos se acercaron a la mesa dispuestos a ganar aquella recompensa. Después de todo, un par de monedas por ganarle a un tuerto en un tonto juego no parecía ser mucho.

-Dime de que se trata ese poker sucio del que hablas-

El tuerto sonrió de manera socarrona y con la voz más amable que uno podría escuchar en todo Talos dijo.

-Se trata de un juego de dados. Para jugar se necesitan con cinco, como los dedos de una mano sana y un cubilete, pero este cuenco de aquí nos servirá igual.-

Y antes de que terminara de hablar, aquel hombre posó su ojo en cada uno de los cuatro hombres.

-Pueden participar tantas personas como lo deseen, todas sentadas y dispuestas en torno a una mesa, como esta.-

Uno a uno los hombres decidieron jugar a aquel juego. Rata, silencioso y cauto, también se acercó a la mesa, pese a que sus ojos apenas alcanzaban a ver por sobre la superficie. Una vez todos los hombres estuvieron sentados el tuerto siguió hablando.

- El poker sucio es un juego que se juega a varias manos, o rondas, para que me entiendan bien. En cada una de ellas no resulta un ganador, sino que buscamos a un perdedor. Aquel fulano que resulte perdedor en la mano o randa es el que suma un punto. Podríamos jugar a los puntos que queramos, pero supongo que tendrán algo de prisa los caballeros, a sí que podríamos jugar a los 10 puntos. El que junta los diez puntos sale de la partida. El último hombre en pie se lleva el bote total. ¿les parece?-

La voz del tuerto, aunque acogedora, raspaba alguna de las consonantes.

-¿Y que ganas tú en este juego?-

Fue uno de los granjeros el que había lanzado la pregunta.

-Toda la razón, pues, yo pongo 5 monedas en el pozo. Si quieren jugar, pues cada uno debe poner tres monedas. Una bagatela que ni siquiera alcanza para una sopa en este lugar.-

Rata sumó rápidamente en su cabeza. Si el viejo ganaba, se quedaba con 17 monedas. Rápidamente las cinco monedas con las que había llegado se habían triplicado. ¡y todo jugando un juego¡

Cada hombre fue poniendo sus tres monedas en el pozo general. Y mientras aquella recompensa empezaba a crecer, el tuerto empezó a explicar las reglas de manera más profunda.

-En el poker sucio se juega con algunas combinaciones de dados, comparándose continuamente unas combinaciones con otras. Obviamente unas valen más que otras y para que no nos tengamos que pegar durante el juego, nos pondremos de acuerdo ahora.
El numero más alto es el 6 y el más bajo es el 1. Si dos combinaciones son iguales, la de mayor número gana. ¿Todos de acuerdo?-

Cuatro asentimientos y los ojos de aquel chico estaban más abiertos que nunca en su vida.

- La jugada que más vale es un castillo lleno, es decir que los cinco son iguales. Entre dos jugadas con castillos llenos vence el que lo sea del número mayor. No es difícil.

Luego viene una torre. La torre es aquella combinación en la que cuatro de los cinco dados son iguales. Entre dos jugadas con torres vence el que lo sea del número o letras de más valor. En caso de igualdad entre dos torres, porque lo son del mismo valor, se estará al valor del quinto dado.-

El tuerto había levantado dos de sus dedos para explicar las dos jugadas anteriores, y ahora levantaba ceremonialmente su tercer dedo.

- Luego tenemos una granja. La granja es aquella combinación en la que tres de los dados son iguales entre sí y a su vez lo son también entre sí los otros dos. Piensen en papá y mamá y tres pecosos críos. De entre dos jugadas con granja vence la que lo sea con un trío de dados de más valor, y si persiste la igualdad será superior el que tenga los dados de la pareja de valor superior. Luego están las fáciles, Trío, Doble pareja y Pareja. Igual que antes, si la jugada es igual, gana el que tenga el numero más alto, si la jugada empata, el dado más alto fuera de la jugada es el que manda.

Supongo que ya estamos claros con eso y no nos vamos a liar a trompadas cuando juguemos al grito de "mi doble pareja vale más que tu granja, granuja!"-

El tuerto terminó aquella parte con una carcajada rasposa, pero algo le decía a Rata que aquellas palabras las ponía en su discurso debido a la experiencia más que a un fin pedagógico.

-De acuerdo, sabemos que un 6 vale más que un 4 y que un castillo lleno mata a todas las otras jugadas, pero como se juega el juego tuerto-

Aquel hombre mostraba impaciencia en su voz. Y algo hacía pensar que aquel hombre tenía las papeletas para salir primero como perdedor. El tuerto sonrió y empezó nuevamente a explicar.

- Para iniciar la partida se echa a suertes quién es el primer jugador que arrojará los dados. El primer jugador arroja los dados sobre la mesa.- En ese momento el hombre hizo la pantomima de arrojar los dados sobre la mesa. -Pero ojo, existen dos formas de lanzar los dados. La primera es al centro de la mesa, para que los vean todos los demás jugadores y la segunda es dentro del cubilete, que será nuestro cuenco, de forma que sólo él pueda ver la combinación de dados.

Cada uno de vosotros podrá optar por tirar los dados que desee dentro del cubilete y los que desee fuera, en tantas veces como quiera pero no pudiendo tirar cada uno de los dados más de una vez. Podría decirse que es regla de oro en este juego que cada jugador no puede tirar nunca más de una vez cada dado, a la par que siempre podrá, si lo desea, tirar una vez cada uno de ellos, menos el primer jugador que estará obligado a tirar una vez todos los dados, quedándole la opción tan sólo de hacerlo dentro o fuera.-

En ese momento uno de los hombres realizó una broma de carácter sexual sobre dentro y fuera, pero Rata aún no entendía del todo aquellas referencias. Luego de las carcajadas el tuerto Bill continuó con su explicación.

-Una vez que el jugador conoce la combinación de todos sus dados, cosa que los demás no, ya que algunos de ellos permanecen ocultos bajo el cuenco, pasa el cubilete con los dados ocultos al jugador que está a su derecha.

A la par que hace esto debe decirle la jugada que tiene, pudiendo ser tal afirmación falsa o verdadera. A partir de este momento acaba el turno del primer jugador y pasa al situado a su derecha. Y ahora la cosa se pone buena.

El jugador que ahora tiene el cubilete, sin mirar su contenido, debe decir si considera que lo dicho por su oponente se corresponde con la realidad, o por el contrario es falso, para hacer del juego más fácil, vamos a entender que miente quien dice que tiene un juego mejor al que realmente tiene. Si alguien sale con el cuento de que tiene un par, cuando tiene un trío, ese tío no miente, pero quien dice que tiene un castillo lleno cuando tiene solo una pareja, pues miente como un bellaco.

Si quien tiene el cuenco dice que el jugador de su izquierda miente, levantará inmediatamente el cuenco para ver los dados que ocultaba:

Si efectivamente fuera falsa la afirmación del primer jugador, éste se llevará un punto de penalización, por ser un mal mentiroso.

Si la afirmación del primer jugador fuera cierta el punto de penalización sería para el que creyó descubrir un engaño y se equivocó.

En ambos casos iniciará una nueva mano el jugador siguiente al que haya perdido el punto.

Pero si quien tiene el cuenco cree que le dicen la verdad deberá comprobar en secreto lo acertado o no de su credulidad.

Independientemente de que la afirmación de su predecesor en el turno fuera falsa o no, podrá arrojar los dados que quisiera buscando siempre una combinación superior a la que él creyó verdadera.

Para ello podrá mantener cualquiera de los cinco dados que le fueron pasados, en la misma posición en que los recibió y arrojar los restantes. En cualquier caso, siempre que quiera volver a utilizar el cubilete deberá sacar fuera y dejar visibles aquellos dados que quisiera mantener intactos.

A su vez podrá arrojar los restantes con el cubilete y no mostrarlos si así lo deseara.
Si quedara sobre la mesa algún dado que él no hubiera arrojado, podrá volver a jugar con el cubilete, sacando fuera y por lo tanto haciendo públicos los que éste ocultara, o bien optar por tirar algunos sin el cubilete en el centro de la mesa y de forma pública.

El jugador que posee el turno deberá siempre pasar el cubilete con su contenido al jugador que está a su derecha, afirmando tener una baza superior a la que él creyó que le habían pasado a él.-

Los hombres aprendieron el juego y jugaron durante casi dos horas. Entre medio uno de ellos les invitó algunos tragos. Pero el mundo había cambiado enteramente para Rata. Aquel tuerto no solo había conseguido multiplicar sus monedas, si no que además había conseguido un par de cervezas.

Aquellos cubos parecían que tuvieran alguna magia propia. Y aquel muchacho que apenas podía ver por encima de la mesa, fue cautivado por ella.




Medallas:

avatar
Rata
Human

Ocupación : Ladrón y jugador de ventaja
Mensajes : 1833

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.