Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» Registro de Grupo
Hoy a las 23:20 por Elliot

» Registro de Rango
Hoy a las 23:19 por Elliot

» Registro de PB
Hoy a las 23:18 por Elliot

» ¡Busco Rol!
Hoy a las 22:56 por Shelby

» El suicidio silencioso - [America]
Hoy a las 22:06 por América

» ¡Esclavo! ¡Esclavo! /Tizne/
Hoy a las 21:43 por Morgana

» Power in a Bottle [Morgana]
Hoy a las 21:08 por Morgana

» Draconians por Cerrar Temas
Hoy a las 19:24 por Hades

» The shadows know me now... - Priv. Cedrik
Hoy a las 18:59 por Irhae

» Si tienes dinero, puedes tenerme a mí. (Vyrax)
Hoy a las 17:17 por Enya O'Brien

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

37/64

Afiliados Normales


The beauty & the beast [Nyssa]

Ir abajo

The beauty & the beast [Nyssa]

Mensaje por Cedrik el Mar Ago 21 2018, 21:55

Casa de familiar, anochecer.

La casa familiar se hallaba lejos de Talos, en el linde del bosque, donde la maleza a escasos metros de distancia ocultaban el caserón en una muralla natural de la propia foresta. Su tío, Alec, había decidido esa posición hacía tiempo por la privacidad que otorgaba a la familia y evitaba que, gracias a la misma muralla arbórea, se viera a simple vista desde cualquier lugar.

El mismo Capitán había sabido tiempo después que esa zona geográfica los había librado de vistas indiscretas durante su infancia, cuando Nara y él de forma despreocupada habían practicado aquello que todavía desconocían, sin levantar sospechas. Ahora que había vuelto, por algo de lo que no deseaba ni hablar, creía que ese oasis familiar era más bien el infierno en vida. Y todo gracias a la matriarcal McGrath... cualquiera le refutaba algo con las hormonas alteradas... casi sentía compasión por Dimitri, su marido.

Cedrik estaba cansado, demasiado cansado, para soportar los sermones de Anastasia ese día. Ese día estaba de peor humor pues dos días habían pasado. Dos dichosos días desde que había dejado ese lugar, y no tenía tiempo para soportar las punzantes preguntas de una embarazada y gritona mujer. Quizás, pensó, había sido mejor volver a los malditos barracones y acabar pasando toda la noche frente un estafermo al que golpear. Y en ese momento, después de varias horas, se planteaba si eso sería mejor idea que oír el ir y venir de Anastasia con su marido pidiéndole, rogándole, que se estuviera quieta; que era malo para el bebé.

El sonido de un trueno furioso  se anticipo al fulgor de un relámpago. La lluvia colérica, al igual que él, rugía impávida sobre la casa y sobre su estado de ánimo. Recordándole demasiado a la dragona que aún permanecía en ese maldito viaje de negocios.

Se dirigió hacia la cómoda donde había escondido el Aborto y sacó una botella que descorchó con la boca para escupir en algún lugar el corcho. Caminó hacia la ventana que parecía querer destrozarse por la huracanada tempestad y bebió. Con suerte, en poco tiempo, los McGrath -a los que ahora mismo no quería ni ver-  se irían a dormir y podría recorrer su propia casa sin insistencias, ni preguntas que respondía con escuetos monosílabos y que solo conseguían enojar más a Anastasia.

Mujeres... No quería ver a ninguna más esa noche.





Eolo:

avatar
Cedrik
Hybrid

Ocupación : Capitán del Ejército
Mensajes : 649

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: The beauty & the beast [Nyssa]

Mensaje por Cedrik el Vie Oct 12 2018, 14:08

El sonido del caer de una de las decoraciones olvidadas en los estantes lo hizo fruncir el ceño al dirigir los gélidos en esa dirección. El primate que se posicionaba ahora en sus dos patas traseras y se alzaba aporreando cómicamente el pecho a lo Tarzán lo hizo izar una ceja incrédulo. El rubio miró hacia la botella cuyo tacto seguía entre sus agarrotados dedos y retornó a mirar al capuchino; por algún motivo, inquietante, turbio y oscuro, aderezado con la rabia de verse en esa situación tan incomprensible. Cedrik no tendía a perder los estribos. No habitualmente pero esa noche no era común. Y, pese a creer que era una ilusión demasiado ruidosa con los sonidos estridentes de ese macaco, la botella voló certera y directa hacia el animal. Con tan mala suerte que el cristal se hizo añicos en el contorno del mueble. El olor a alcohol invadió precipitadamente la estancia, envolviendola, y un gruñido salió de su garganta con molestia.

El capuchino con ese aire de superioridad y mala baba -porque no podía llamarse de otra forma- le hizo una burla monesca y provocó que un tic nervioso tintineara en su ojo. Cabreado, más consigo mismo que con ese intruso, se encaminó hacia él. Siendo inconsciente de la figura que tan cuidadosamente se ocultaba tras la puerta—. ¡Ven aquí, mono asqueroso, voy a hacerme unos guantes con tu pellejo!—. Trastabilló con sus propios muebles, notando ese ligero mareo que procedía del efecto del estado etílico, y gruñó.  Con una postura cómica, extendiendo las piernas  para sostener el equilibrio, miró hacia el animal que parecía corretear, con estridentes y molestos gritos, alrededor de la estancia. Se estabilizó y reincorporó con una única idea en la mente.

Se encaminó hacia la silla donde descansaba el sable de su tío y la desenfundó. El mono que no tenía nada de tonto lo observó con ojo estudioso desde la parte superior de un mueble y, cuando observó que el mestizo se detenía en medio de la estancia, decidió a bien usar de proyectiles todo aquello que encontraba: estatuillas, pequeños cuadros, una piedra pintada, algunas joyas que -antes de arrojar- observó, y etc. nada se salvó de sus manitas esquivas. Mientras, Cedrik, se acercaba en ese esquivar y/o cortar de sus propiedades arrojadas. Hasta que la longitud de la espada, en esa inverosímil lucha, se extendió hacia el cebus y... este gritó frenético.  Una gota, calculada la distancia por anterioridad por el militar, perfiló la trufa de esa nariz pelona y con cara de horror el capuchino se dirigió hacia la puerta entreabierta.

Mono del demonio, ¡VEN AQUÍ! —gritó, con el mismo horror que el primate porque acababa de recordar qué mal despertar tenía Anastasia, y salió disparado en la misma dirección—. ¡Como despiertes a Anastasia te degollo! —claudicó en un tono elevado pero el primate había enmudecido antes de alcanzar la puerta, con tan mala suerte que el híbrido, sin esperarlo, se vio sorprendido por otra intrusa— ¿¡Quién avernos eres tú!?.





Eolo:

avatar
Cedrik
Hybrid

Ocupación : Capitán del Ejército
Mensajes : 649

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The beauty & the beast [Nyssa]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.