Novedades

- (15/04) Ya están disponibles las novedades de Abril.

- (15/04) Ya podéis pedir Los Dracs de Abril.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (31/01) ¡Finaliza la mini-trama Navideña! ¡Gracias a tod@s por participar!

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» Sencillamente perfecto [Tizne]
El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 EmptyHoy a las 5:45 pm por Kenneth

» La cita [Sunniva]
El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 EmptyHoy a las 5:35 pm por Sunniva

» Angron el Plateado
El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 EmptyHoy a las 5:26 pm por Faora

» Registro para quien no quiera aparecer en las redes sociales
El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 EmptyHoy a las 4:47 pm por Melkian

» Registro de Grupo
El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 EmptyHoy a las 4:43 pm por Melkian

» Registro de Rango
El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 EmptyHoy a las 4:40 pm por Melkian

» Registro de PB
El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 EmptyHoy a las 4:39 pm por Melkian

» Good and Bad Ideas, more like... horrible Ideas - [Trystan]
El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 EmptyHoy a las 4:35 pm por Trystan

» Draconians por Mes
El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 EmptyHoy a las 4:14 pm por Sunniva

» It's been a long while (Corvinus)
El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 EmptyHoy a las 3:56 pm por Yanara

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 WMUeEwrB_o
06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Time Of Heroes  photo untitled45.png El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 AO1UJIQ
Expectro Patronum El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 XkCgAAU
Saiyan Universe
49/64

Afiliados Normales


El día a día [Nanisha] [+18]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 Empty Re: El día a día [Nanisha] [+18]

Mensaje por Nanisha el Lun Nov 05, 2018 9:20 pm


La habitación olía a jabón y aceite de rosas. Apenas iluminada por una lámpara que colgaba sobre sus cabezas.
La tina era grande y fácilmente podían acomodarse dos personas, tal y como sucedía en ese momento.

El cuerpo del dragón casi acostado y la rubia sobre él, de rodillas. Era todo un espectáculo.

Nanisha se deleitaba deslizando sus dedos sobre el miembro de su hermano, se resbalaban con suma facilidad gracias al aceite y tal vez a algo más. Al mirarlo pudo comprobar que él lo disfrutaba. Los gemidos eran el mejor incentivo. Su corazón dio un vuelco al escuchar su aprobación.

Sin embargo el movimiento del mayor, brusco e inesperado, casi consigue hacerla vomitar. La obligó a meterse su virilidad muy profundo estimulando el reflejo del vómito. Como resultado tenía los ojos llorosos por el esfuerzo y la garganta sensible.

Pero no podía ni quería huir de allí. Había estado esperando durante años esta oportunidad. Había visto miles de veces a otras mujeres devorar el miembro de su hermano, obligadas o no, habían tenido ese valioso privilegio que a ella siempre se le había negado.

Esta era quizás, una única oportunidad de poder saborear la enorme extensión de su hermano. Podría haber babeado en ese instante.
Asintió con la cabeza y fue a por ello sin esperar dos segundos.

Engulló la mitad deleitándose con su sabor y la textura. Era muy suave. Y algo salado, aunque aceitoso. Inspiró profundo, deseando llenarse de su perfume natural, pero el aroma a rosas prevalecía ante su propio olor. Lamentó al instante haber usado el aceite.

Aún así, no dejó que aquello la desanimara. Saboreó toda la envergadura de su hermano con la lengua. Apoyó sus manos en la base; y lamió cada parte del fantástico miembro del dragón que la tenía postrada a sus pies, literalmente.

Nanisha estaba sumamente extasiada y enfocada en dar placer a su hermano. Escuchó las preguntas de Ruven como si provinieran de un lugar muy lejano y no de alguien que se encontraba a menos de medio metro.

Podría haberse sentido humillada y despreciada por él, pero en ese instante estaba flotando en las nubes y nada parecía malo. Nada.

Sí, hermano.— alcanzó a decir. El miembro duro y caliente clamaba por sus labios, por su lengua— Lo que tú ordenes.— añadió excitada, volviendo a apresar por completo la virilidad del dragón.

Y eso era todo. No podía perder tiempo hablando. Necesitaba comerse ese manjar. Lo necesitaba tanto.

Se acomodó mejor para poder mover su boca con más facilidad. Apoyó las manos en el piso de la tina y mantuvo las rodillas donde estaban. Y empezó el movimiento armonioso de arriba y abajo con su boca. Apretando y relajando los músculos de sus mejillas para darle más placer al dragón.

Había sido obligada a hacer aquello a otros dragones traídos por su hermano. Y había llorado por ello. Pero esta vez era diferente.

Estaba disfrutando y quería que Ruven lo disfrutara también.

Estaba segura que había oído algo sobre sus senos. Sí. Que usara sus senos. Pero ella quería saborearlo más tiempo. No sabía cuando volvería a repetirse. Así que dilató el tiempo, concentrándose sólo en lo que tenía en la boca.
Nanisha
Nanisha
Dragon

Mensajes : 46

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 Empty Re: El día a día [Nanisha] [+18]

Mensaje por Ruven el Miér Nov 07, 2018 11:34 am

Ruven no se permitió cerrar los ojos: hacerlo sería demostrar que disfrutaba de lo que le hacía Nanisha más de lo que deseaba. Por ello, la observó mientras recorría su virilidad con los labios y la lengua, mientras jugaba con ella y se permitía humillar de aquel modo sólo para satisfacerlo. Una sonrisa se dibujó en el rostro del dragón. No podía negar que se deleitaba en la belleza de su hermana.

Vio cómo su pecho subía y bajaba presa de la respiración, pero también de los intensos movimientos que ejecutaba con la boca y la cabeza. Ruven apretó los dientes en cierto momento y se aferró al cabello de Nanisha, recogiéndolo y empujando aún más su cabeza para hacerla moverse al ritmo que él escogía.

¿Desobedeces una orden directa, hermana? ¿Por proseguir con esto? —preguntó con una risa, negando con la cabeza. No tenía remedio.

Estaba dispuesto a perdonarle tal afrenta por el placer que sentía actualmente. Le gustara reconocerlo o no, Ruven estaba disfrutando lo indecible. Jamás había pensado que el calor de la boca de su hermana, así como lo deslizante que se convertía su sexualidad con aquellos movimientos en torno a la punta y la saliva, se sintiera tan bien.

Jamás había imaginado que la imagen desnuda de su hermana podría excitarle tanto. Por ello, el dragón echó la cabeza hacia atrás por un momento, sintiendo que de repente todo se volvía más intenso y que Nanisha movía su cabeza independientemente, pero con mucha mayor velocidad.

Entonces, tiró de su pelo para apartarla de su aperitivo y la miró a los ojos. Tiró un poco más de ella para aproximar su cuerpo y sentir cómo sus pechos acariciaban la superficie de su virilidad. Ruven rió y la miró con malicia, sin dejar de tirar y de probablemente hacerle daño.

Úsalos, he dicho... y dime cuánto te gusta lo que estás haciendo. Reconócelo varias veces en voz alta, hermana. Humíllate ante mí... y quizá... sólo quizá... obtengas algo te atención por mi parte. Sólo quizá te posea contra la tina mientras te obligo a darme la espalda y cumpla tus sueños realidad. ¿Te gustaría eso, verdad? ¿No es lo que más anhelas?

Ruven estaba jugando a un juego peligroso. Peligroso para su hermana: intentaba penetrar en su mente, más que en su cuerpo, con palabras, no con su intimidad. En todo caso, la orden había resultado clara y concisa.




El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 Giphy
Ruven
Ruven
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 141

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 Empty Re: El día a día [Nanisha] [+18]

Mensaje por Nanisha el Miér Nov 21, 2018 8:21 pm



Nanisha parecía estar enajenada. Como si estuviera dentro de un mundo imaginario, donde «sí» podía tocar al dragón, y no sólo tocarlo... También probar con su lengua la textura de su piel, y deleitarse con su sabor.

El mundo alterno donde se encontraba era maravilloso. Al parecer sus ruegos habían sido escuchados. O esa deseaba creer. Actualmente la voz de su raciocinio había sido aplastada y relegada a un rincón oscuro.

No quería pensar, no quería analizar la situación. No quería decepcionarse y sufrir una vez más.

Ruven estaba dispuesto a hacer más cosas con ella y eso era todo. No había porqué arruinar el momento pensando en sus motivos.

Todo su propósito en la vida era permanecer con el dragón abusivo que tenía hermano. Pero claro, para Nanisha, él lo significaba todo.

Se afianzó aún más en complacerlo, intercalando sus manos y su boca.

Escuchó a su hermano decir algo sobre su rebeldía a seguir sus órdenes. Debería haber sentido miedo y apresurarse a obedecer. Pero no había la usual furia en la voz de Ruven, y la pequeña dragona estaba demasiado extasiada como para sentir algún temor.

Ni siquiera se disculpó, tal y como solía hacer más de cien veces al día.
Tan sólo aumentó el ritmo de su cabeza, apretando toda la dureza de su hermano.

De pronto un calambre de placer le recorrió la espina dorsal. Ruven había tirado de sus cabellos con fuerza bruta. Pero en la situación actual eso había sido excitante. El dolor le había enviado una corriente de placer a su cerebro. Fue tan extraño que por un momento la lucidez volvió a ella, preguntándose cómo era posible que se sintiera tan bien ese dolor.

Ruven volvió a tirar sin dejar de mirarla. Esos ojos cargados de lujuria la encendieron aún más. Y ahí estaba otra vez. La corriente de placer que viajaba de su cuero cabelludo adolorido hacia todo su cuerpo.

Era increíble.

Sus pechos rozaban el miembro duro y erecto de Ruven. Al parecer ese había sido el objetivo del dragón.

Movió sus rodillas un poco más adelante y usando sus manos abarcó sus pechos lo más que pudo. Eran demasiado grandes. Aún así podía sostenerlas lo suficiente para moverlas. Se agachó un poco y atrapó la enorme extensión de Ruven entre sus majestuosos pechos. Y empezó a moverlos sobre éste. Resbalaban fácilmente con ayuda del aceite y la saliva.

Y además podía seguir saboreandolo. La punta alcanzaba su boca cada que bajaba sus pechos.

Lo estaba disfrutando tanto. Pero no era suficiente. Quería más. Quería sentir «eso» de nuevo.

Hermano, por favor— suplicó. Alzó los ojos y  su mirada vidriosa parecía estar rogándole.— Hazme daño.

Podría parecer que estaba loca, pero lo estaba pidiendo muy en serio. Volvió su miraba hacia abajo y se mordió los labios del gusto mientras apretaba sus pechos sobre la virilidad de su hermano.

Me gusta. Tira de mis cabellos de nuevo. Hazlo fuerte. Me encanta. Estás tan duro, hermano. Es tan grande y caliente. Por favor...


Quería sentir más placer. Lo necesitaba. Hacía décadas que había esperado por esto.

Te lo suplico. Castígame...

Nanisha
Nanisha
Dragon

Mensajes : 46

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 Empty Re: El día a día [Nanisha] [+18]

Mensaje por Ruven el Jue Nov 22, 2018 10:57 am

Miró a Nanisha a los ojos en todo momento; al menos, cuando ella así lo permitía. Permitió que atrapara su miembro con ambos senos y que llevara sus manos a estos mismos. Él mismo se percató de cuán grandes y majestuosos eran. No terminaba de comprender cómo la naturaleza había dotado a aquella criatura a la que tanto despreciaba con una belleza sin igual.

Ruven y Nanisha nunca habían llegado tan lejos. Todo se había limitado siempre a masajes dados con la mano hasta la cúspide y, además, habían sido muy contados en sus vidas. Esto se sentía distinto: primero sus labios y, ahora, sus pechos. Ruven gimió ligeramente al sentir la primera sacudida, viendo cómo su extensión se perdía entre ambos pedazos de carne con suma facilidad. ¿Cómo no hacerlo? Eran hermosos y colosales.

Aferró una mano al hombro de Nanisha por inercia, observándola subir y bajar, así como emplear su boca sobre la cabeza de su miembro para brindarle mayor placer. El agua de la bañera y el aceite que habían empleado brindaba mayor accesibilidad, desliz y, por ende, placer. Sí, sentía mucho placer, y no era algo en lo que Ruven solía centrarse al yacer con otras mujeres. Se cernía a humillarlas, no a disfrutar él mismo.

La petición de Nanisha lo pilló por sorpresa. Ruven arqueó una ceja y la miró desde su posición elevada con una sonrisa. ¿Quería que le hiciera daño? ¿Quería realmente eso de su parte? Ruven sabía cuál sería la mayor forma de hacerle daño: prometerle algo que no cumpliría. Llegar más lejos. Por ello, tuvo una idea.

Mientras Nanisha le decía cuánto quería sufrir daño y cuán grande era lo que masturbaba con sus senos, Ruven gimió, echó la cabeza hacia atrás y se dio cuenta de cuánto se disparaba todo. Ahora, Nanisha se movía velozmente, tomando las riendas de la situación, sin mostrar piedad. Ruven se aferró a su hombro y tiró de su pelo, cumpliendo con su deseo, con mucha fuerza, haciéndole daño y amenazando con arrancárselo.

Esto no detuvo a Nanisha. Pareció motivarla aún más. Ruven llevó una mano a su cuello y la otra rozó con los dedos su pecho, el que ahora subía y bajaba, generando un sonido seco del choque de piel que lo hizo enloquecer. Pronto se correría.

Sí, hermana... Dímelo. Dime cuán grande te parece... Cuánto quieres que explote... ¡Ah!

Apretó los dientes. La fase final había llegado y no había vuelta atrás; lo sabía. El ritmo de los movimientos de su hermana hizo que, finalmente, tirara con más fuerza que nunca de su pelo y, de repente, la soltara. Ruven explotó en ese preciso instante, manchando a su hermana; sus pechos y su rostro. Tomó aire inevitablemente y tiró de su cabeza para obligarla a atrapar el miembro con sus labios, expulsando el resto de su esencia en su boca. Luego, la empujó con fuerza, tirándola al suelo, y trató de recuperar el aire.

Dioses... Tú nunca... ¿Cómo has...? —murmuró, aún impactado por el placer que había sentido y sentía. Era incapaz de respirar correctamente y de encontrar las palabras.

Tardó unos instantes para recuperarse, y tiró de Nanisha para que se subiera a él. Luego, hundió su rostro en sus pechos después de pasarlos por el agua y la observó desde abajo. Su miembro rozaba su cavidad y sus glúteos. Lo sentía vibrar entre estos últimos. Ruven sonrió y tiró de Nanisha...

Para besarla en los labios.

¿Cuántas veces la había besado en los labios? ¿Lo había hecho, siquiera?

Hermana... —murmuró, rodeando su cuello con ambas manos y apretando los dientes—. Eres una puta barata, y no vales para nada más que para ser mi juguete.




El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 Giphy
Ruven
Ruven
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 141

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 Empty Re: El día a día [Nanisha] [+18]

Mensaje por Nanisha el Miér Nov 28, 2018 7:03 pm



Un gemido fuerte y eso había sido todo. El ambiente subió a una temperatura inimaginable. Parecía que se desprendía vapor de ambos cuerpos. Pero a quién le importaba. A ellos no, eso seguro.

Nanisha, enardecida por el sensual sonido salido de las profundidades del dragón, incrementó la velocidad de sus movimientos. Sus pechos bailaban azotando con fuerza la pelvis del mayor. El chasquido erótico, de los fluidos, sólo conseguía excitarlos más.

Tan sólo unas palabras más, un susurro apenas de la rubia, clamando por la esencia del dragón, y éste había soltado todo. Una buena parte sobre los pechos y su cara, y otra dentro de su boca.

El empujón brusco que le había propinado al instante no dañó su buen humor. Ni disminuyó su excitación. Había caído sentada sobre el suelo de la enorme tina, con la espalda apoyada sobre una de las paredes de ésta.

Se relamió los labios para seguir saboreando aquella esencia. El blanco líquido tenía una textura algo espesa, y un toque salado.

Estaba delicioso. La rubia no dejó en ningún momento de mirar al dragón. No quería perderse ninguna expresión en su rostro.

Sin lugar a dudas, él lo había disfrutado. Lucía agitado y un poco confuso. Bellísimo.

Tal vez se estuviera preguntando cómo era posible que ella hubiera podido satisfacerlo. Si cuando era violada por otros parecía una muñeca rota y miserable. Y en estos momentos, incluso ella se sentía seductora. Desnuda, con los cabellos alborotados, la mirada turbia, los labios rojos y entreabiertos, y manchada en semen. Sí, estaba segura que lucía condenadamente erótica.

Ruven debió notarlo porque la atrajo hacia él, sin ningún cuidado, como era lo usual, pero sin hacerle daño. La ubicó casi sentada a horcajadas de él, lavó los restos de semen de sus pechos y se acomodó entre ellos un momento antes de alzar la cabeza y besarla.

Recibió el beso con gusto, y le correspondió lo mejor que pudo. No había sido besada tantas veces. La habían violado, sí, pero sin besos en los labios. Y casi podía sentir algo diferente al ser besada. Pero probablemente fuera su imaginación. Ruven nunca sentiría nada «bonito» por ella.

Aunque, a estas alturas, dudaba que el dragón fuera consciente de sus acciones. Ya había hecho más de lo que en toda su vida se habría permitido.
Ruven sabía de los sentimientos de la rubia. Y acababa de hacer cosas que juró nunca haría. Porque odiaba verla contenta. Porque le gustaba hacerla sufrir.

Y ya casi le había dado todo. Casi. Porque aún faltaba algo. Eso sería el premio mayor, y si se lo daba, la haría completamente feliz.

Nanisha esperaba que la razón no acudiera a su hermano aún, y que no pensará más allá del presente. Se movió sobre la virilidad del mayor, contoneando las caderas con un ritmo lento. Tal vez pudiera terminar de convencerlo.

Tómame, hermano. ¿No deseas hundirte en mí?— le provocó, incitándole a que se decidiera, sin dejar de menear la pelvis sobre él.— Sí. Soy tu juguete, puedes hacerme lo que quieras. Dime.— insistió.— ¿Qué es lo que quieres?

Nanisha
Nanisha
Dragon

Mensajes : 46

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 Empty Re: El día a día [Nanisha] [+18]

Mensaje por Ruven el Miér Nov 28, 2018 8:24 pm

Aquellos labios tenían algo que, por un momento, despertaron un pinchazo indiscreto y molesto en el pecho del dragón. La forma en la que Nanisha correspondió a su beso, la forma en que lo había mirado tras la explosión... Había algo en lo que hoy compartían que no terminaba de agradarle, o que le agradaba demasiado para agradarle realmente. Ruven se sentía hecho un lío, al menos un poco.

Ahora que Nanisha se hallaba sobre él, podía observar su pecho, su hermoso cuerpo y sus labios carnosos posados frente a él. Ruven tragó saliva y luego sonrió. Sí, mejor sería recordarle a Nanisha qué y quién era, o terminaría olvidándolo. Quizá, para ese instante, Ruven ya era consciente de qué estaba por suceder y no quería admitir que lo deseaba.

En el fondo, quería yacer con su hermana.

Nanisha se movió ligeramente sobre su miembro, haciendo que Ruven se mordiera el labio inferior y se aferrara a sus caderas. La miró a los ojos mientras la escuchaba hablar y apretó ligeramente el apretón de manos. El cuerpo de Nanisha resultaba mucho más exquisito de lo que podría haber imaginado jamás. Ambos sabían que, si seguían adelante, Ruven no tendría impedimento en obligarla a darle la espalda y a penetrarla... pero nunca habían llegado tan lejos. ¿Por qué ahora sí?

¿Lo que quiero hacer? —Tiró de su pelo para aproximar sus labios a los de él y la besó con pasión—. Ahora mismo... lo vas a ver... —murmuró mientras elevaba a Nanisha. Tiró de su pelo para obligarla a observar lo que ocurría bajo sus cuerpos y, poco a poco, acercó la punta de su virilidad a su intimidad.

Ruven la adentró lentamente, sintiendo cómo era inmediatamente estimulado y cómo se endurecía tanto como podía para Nanisha. Su miembro se abrió paso en su hermana muy lentamente, haciendo que Ruven cerrara los ojos y dejara escapar un suspiro. Llevó ambas manos a los pechos de su hermana y los estrujó hasta que, finalmente, tiró de ella de golpe y la penetró hasta el fondo. Ruven se preguntó si eso le habría hecho daño.

Esto no lo hago por ti, puta barata. Quizá me equivocara contigo y... sirvas para algo más que para ser violada. Quizá sí sepas cómo satisfacer según qué tipo de necesidades, muy de vez en cuando. —Rodeó su cuello con ambas manos y pegó sus codos a los pechos de su hermana—. Ahora, empieza a moverte tan rápido como puedas. Cae en picado sobre mí, repetidas veces... Mátate a fatiga, y grita para mí. Sí, grita. De otro modo, te prometo que jamás habrás sentido tanto dolor en ninguna de tus violaciones.

Tarde o temprano, Ruven no podría refrenar su instinto y la obligaría a darle la espalda... pero podía esperar a no aguantar más su resistencia, o a que Nanisha se moviera y, después de unos minutos, le entregara dicha espalda voluntariamente.




El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 Giphy
Ruven
Ruven
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 141

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 Empty Re: El día a día [Nanisha] [+18]

Mensaje por Nanisha el Jue Dic 13, 2018 7:18 pm

Nanisha vio como en cámara lenta todo lo que ocurrió a continuación. Ella misma lo había provocado. Lo había deseado. Y aún así, su cerebro no podía asimilar que por fin estuviera sucediendo.

Los besos de Ruven eran violentos y apasionados, sus caricias bruscas pero excitantes.

La rubia soltó un gemido fuerte, más parecido a un grito. Finalmente el dragón la había penetrado por completo, salvaje y duro, sin ningún cuidado.
Y le había encantado.

¡Oh, sí!— Podía sentir cómo sus paredes internas apretaban el miembro del mayor. Se sentía delicioso. Todo lo que estaba pasando era tan único. Y Ruven no dejaba de hablar banalidades. Aunque ese «cae en picado sobre mí» hizo que su cuerpo se estremeciera.

Te deseo tanto — Su voz salió entrecortada. Era difícil articular todas las palabras cuando  su corazón quería salirse de su pecho. Cuando todas sus emociones estaban a flor de piel. Cuando sólo quería concentrarse en sentir y en guardar cada segundo en su memoria.

En un arrebato de locura se inclinó y besó al mayor con fuerza. Casi con fiereza, quería comerse esos labios.— Me gustas tanto, hermano.— confesó apartándose un poco. Las manos de Ruven seguían rodeando su cuello pero no le dificultaban el movimiento.

Y entonces decidió no dilatar más el momento. Ya no podía con la ansiedad.
Guió sus manos a los hombros del mayor para apoyarse en ellos. Y empezó el movimiento de sus caderas de adelante hacia atrás y en círculos, aumentando el ritmo cada vez.

Pero había esperado tanto tiempo.

Necesito más.— Quería sentirlo más profundo.— No es suficiente.— Alzó un poco las rodillas y levantó la pelvis, lo justo para no dejar escapar la virilidad de Rubén, y luego cayó con fuerza hundiéndolo más profundo.

¡Sí!— gimió de gusto mientras cerraba los ojos complacida.— ¡Esto se siente tan rico, hermano!— exclamó entre jadeos con la voz agitada, sin detenerse, al contrario, aumentando la velocidad. Subía y bajaba con fuerza.
Los músculos de sus piernas empezaban a quemar, pero no quería parar.— ¡Quiero más! ¡Dámelo todo! ¡Por favor! ¡Hermano! .— suplicó desesperada, no podía parar de jadear y gemir. Quería sentirlo aún más profundo. Ni siquiera sabía si era posible. Sólo sabía que quería más y más de Ruven.
Nanisha
Nanisha
Dragon

Mensajes : 46

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 Empty Re: El día a día [Nanisha] [+18]

Mensaje por Ruven el Vie Dic 14, 2018 3:17 pm

Las palabras de Nanisha no hacían más que aumentar la excitación de Ruven. Por algún motivo, saber que disfrutaba de todo aquello lo hacía disfrutar a él. Quizá se debía al morbo de compartir sangre, o al simple hecho de que nunca la había visto tan feliz. Todo esto era tan nuevo para Ruven: algo tan frecuente en su vida como el sexo era, por primera vez, una experiencia completamente innovadora.

"Me gustas tanto, hermano"... Sí, lo sabía: era plenamente consciente de ello. Le gustaba sentirse querido por Nanisha, saber que toda su existencia se reducía a él. Era posesivo, muy posesivo, y hacía y deshacía a su antojo. Por muy repulsivo que pueda sonarnos a muchos, Ruven era feliz así: disponiendo de Nanisha a su antojo, y ahora, llegaba mucho más lejos que de costumbre. Estaba acostándose con ella.

Aferró aún más las manos a su cuello cuando Nanisha empezó a moverse en un vaivén horizontal, sintiendo cómo su miembro llegaba profundo y provocaba temblores y placer en su hermana. El dragón gimió ligeramente y tiró de Nanisha hacia abajo, para sentir aún más sus caderas contra las suyas. Acto seguido, Nanisha elevó sus caderas y empezó a dejarse caer en picado sobre él, una y otra vez...

Reina Madre... —alcanzó a murmurar con evidente dificultad mientras que Nanisha se movía sobre él, gimiendo, gritando, exclamando obscenidades elegantes que excitaban al macho. Cada vez se movían con mayor velocidad, pues ahora Ruven concordaba sus movimientos con los de Nanisha para llegar aún más profundo y sentir cómo su cuerpo temblaba violentamente sobre el suyo.

Las súplicas de Nanisha disparaban la temperatura: su bella voz, rota por el placer y el dolor, y sus palabras no hacían más que hacer de esta experiencia algo mucho más merecedor de elogio y admiración. Ruven sintió finalmente cómo Nanisha temblaba de placer y sufría su primer orgasmo. Sintió sus uñas sobre su piel y las ignoró por completo.

Elevó a Nanisha para levantarse con ella en brazos, permitiendo que lo rodeara con las piernas a la altura de la cintura y sin abandonar su interior. Ruven se mantuvo así, mirándola a los ojos por unos instantes, antes de besarla. Sostenerla con fuerza no era una tarea ardua, y por ello empezó a moverse para entrar y salir de su interior en aquella posición, disfrutando del ardor en sus piernas, de los gemidos de su hermana, permitiendo que también se abrazara a él. Sentía su enorme y majestuoso pecho pegado al suyo, y sólo deseaba estrujarlo tanto a él como a su trasero.

Después de unos instantes, Ruven se detuvo. Tiró de Nanisha para abandonar su interior y la soltó, dejando que se colocara sobre sus pies. La miró desde arriba, pues era mucho más alto que ella, y se agachó ligeramente para besarla, acariciando su mejilla, elevando su rostro y perdiéndose en su saliva. Luego, tiró de su pelo, se aferró a su cuello y la obligó a darse la vuelta y a elevar sus caderas para penetrarla una vez más.

Tiró de las manos de Nanisha para que se aferrara a la tina y elevara no sólo sus caderas, sino también su espalda. Luego, empezó a moverse...




El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 Giphy
Ruven
Ruven
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 141

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 Empty Re: El día a día [Nanisha] [+18]

Mensaje por Nanisha el Dom Dic 30, 2018 9:16 pm


El clímax le llegó de golpe y sacudió todo su cuerpo. El mundo podría haberse acabado y a ella podría importarle menos. Probablemente era el primer orgasmo que disfrutaba.

Pero Ruven no le dio tiempo de divagar en sus pensamientos. La alzó sobre él y continuó penetrándola sin compasión.

La sensación era indescriptible. Se sentía aún mejor que antes. Y llegaba tan profundo que por un instante creyó que sería atravesada de canto a canto.

¡No puedo más!— gritó en medio de gemidos.— ¡Me volveré loca!— insistió. Tenía los ojos desorbitados y la voz salía entre jadeos exaltados. Tenía la mente en blanco. Sólo era consciente de lo que estaba pasando.— ¡Sigue, por favor! ¡Ya no puedo!

Su cuerpo hervía y su cerebro no sabía cómo procesar todo lo que estaba ocurriendo.
Era tan intenso lo que sentía que no podía describirlo. No conseguía expresarse. Sentía que se iba a volver loca pero no quería que se detuviera. Iba a morir si se acababa. Iba a morir si no.

De pronto sintió que Ruven salía de su interior y la dejaba pisar el suelo. Alzó la cabeza hacia él. Se veía tan lejano. Pero se acercó y la besó. Y casi pierde la fuerza en las piernas.
Aún suspirando tras ese intenso beso, se dejó girar y acomodar en la posición que el dragón prefería. Sujetó la tina con sus temblorosas manos y arqueo la espalda lo más que se podía, mientras sentía como el miembro del dragón volvía a entrar en su cuerpo.

¡Por la Reina Madre!— exclamó casi gritando. Se mordió los labios con fuerza casi haciéndose daño. Y en cuanto sintió moverse a Ruven, acompasó sus caderas a él, logrando que la unión fuera más profunda y violenta.

Sujetó con toda la fuerza que le quedaba los bordes de la tina, mientras sentía que su cabeza se perdía. Cada estocada remecía todo su cuerpo impulsandola hacia adelante. Si no fuera una dragona seguramente habría salido volando hacia la pared.

No.puedo.más.— confesó con voz entrecortada. La habitación empezó a tornarse borrosa. El dragón la sostenía con fuerza. Por momentos tirando de sus cabellos, luego apretando su cuello. Casi podía escuchar la respiración y los latidos del dragón. No faltaba mucho.

Y entonces sintió como se arremolinaba algo en su bajo vientre. Una sensación que empezaba a serle familiar. El orgasmo la sacudió con fuerza, sus paredes internas se cerraron en torno a Ruven, y él también explotó. Pudo sentir cómo el dragón la llenaba completamente mientras el agarre de su cuello perdía fuerza hasta liberarla sin más.

La virilidad del dragón salió de su interior lentamente, y después de unos instantes ambos estaban sentados en el suelo de la tina, pero de extremo a extremo.

Nanisha aún no terminaba de recuperar el aliento pero sí la capacidad de pensar en algo más que Ruven dentro de ella.
Y por esa razón, decidió mantener la mirada baja, como si el agua jabonosa que cubría sus pies fuera lo más interesante del mundo.
No sabía cómo iba a reaccionar su hermano después de esto. El miedo, que había estado ausente durante todo el encuentro, volvió a ella.



Nanisha
Nanisha
Dragon

Mensajes : 46

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 Empty Re: El día a día [Nanisha] [+18]

Mensaje por Ruven el Jue Ene 03, 2019 4:39 pm

El ritmo se disparó en un santiamén: los gemidos de ambos hermanos se fusionaron y pronto se convirtieron en gritos de placer. Ruven se movía con ferocidad, sacudiendo a Nanisha con todas sus fuerzas y provocando que la sala temblara. Posaba sus ojos sobre su anatomía femenina, en la que hallaba ahora la belleza y la excitación que nunca antes había encontrado.

Las exclamaciones y las palabras de Nanisha no desmerecían la ocasión, sino que la hacían más apetecible y enloquecedora. Ruven siempre empleaba más fuerza en sus embestidas cuando Nanisha se lo pedía, sirviendo él ahora a sus deseos, hallándose como un esclavo sexual dispuesto a satisfacer a su hermana y a satisfacerse a sí mismo. Pronto, ambos explotaron al unísono y el hogar fue testigo de la atracción que había retenido Ruven durante largo tiempo. Siglos.

Gritó al llenar a Nanisha con su semilla, temblando ligeramente y obligándose a caer en la tina instantes más tarde. Poco a poco, los pensamientos de Ruven se pusieron en orden y se percató de lo que había ocurrido: había yacido con su propia hermana. Y tenía su semilla en su vientre ahora.

Existían riesgos, por supuesto, pero esperaba que fueran mínimos. Jamás querría procrear como un ser como Nanisha. Esto era lo que se decía ahora que la miraba. Desde donde reposaba, Ruven podía ver su cabello rubio y húmedo caer sobre su espalda desnuda; sus caderas, sus glúteos y, por ende, su intimidad al descubierto, elevados, mientras su descomunal pecho reposaba también en el filo de la tina.

Ruven estiró el brazo para tirar del cabello de su hermana y la aproximó a sí mismo. Besó sus labios al sentir la necesidad de hacerlo y luego la empujó.

Limpia este estropicio y, después, sigue con las tareas del hogar. Por un polvo, no creas que todo ha cambiado. Te he poseído porque así lo he deseado... y deberás vivir respondiendo a mi voluntad por el resto de tu vida. Ese fue nuestro pacto y ese seguirá siendo. ¿Ha quedado claro?

Se hallaba enfurecido, pero no golpeó a Nanisha. Dejó que lo limpiara y, una vez se sintió satisfecho, fue a vestirse y a encerrarse en su habitación.

Durante los próximos días, Ruven ignoró lo mejor que pudo a Nanisha, pero se hacía terriblemente difícil. Quería yacer más con ella, y además, se sentía extraño, como si su pecho exigiera que hablara con ella. Como si quisiera tenerla a su lado.

Era tan hermosa... y él había tocado fondo. ¿Qué les depararía el futuro?




El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 Giphy
Ruven
Ruven
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 141

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El día a día [Nanisha] [+18] - Página 2 Empty Re: El día a día [Nanisha] [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.