Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

43/64

Afiliados Normales


Draining myself out (Priv.)

Ir abajo

Draining myself out (Priv.)

Mensaje por Yanara el Vie 10 Ago - 11:20

¡¡Yanara!!
La voz del encargado ya me avisó de quién era el dueño de esas toscas pisadas en los escalones que hacían sonar la madera en crujidos violentos. Me aparté suavemente del marco de la puerta de esa terraza de la que disponía en mi habitación, antes de encontrarme con él—. ¿Qué tripa se te ha roto ahora, Niall?
Han venido a buscarte.
Sin tiempo a que yo preguntara quién, él agarró mi mano y tiró de mí, escaleras abajo. En un primer momento, por las prisas, me preocupé de no trastabillar en lo que bajaba por ellas. Para ver instantes después a un soldado que no reconocía de nada.
Me han pedido que venga a buscarte para que me acompañes.
El guardia le dejó una bolsa de cuero, nada despreciable. Niall alargó la mano para cogerla, soltando mi muñeca. Con silencioso consentimiento, él se retiró mientras el soldado me miró con una condescendencia que no entendí. No me gustaba nada salir de mi zona de confort tampoco. Con el ceño ligeramente fruncido, asentí una sola vez. Por suerte no tuve que alistarme ni hacerme con nada más que lo que llevaba puesto, para seguir a aquel soldado que me indicó, con un simple movimiento de cabeza, que lo siguiera.

Como escolta, se limitó a ir por delante de mí, sin hablar o siquiera mirarme. Atravesábamos las calles, una tras otra, en riguroso silencio, hasta que no pude contener un comentario—. No voy a cobrar por palabras, si es lo que te empuja a no hablar. —enuncié, fingiendo despreocupación y hasta desinterés. Incluso con una sonrisa conciliadora, ignorando por completo lo que me esperaba aquel día.
Ya estamos llegando.
Fue la frase más larga que pude sonsacarle. El chico no abandonaba su tensión de guardia, caminando por delante de mí con ritmo firme. Llegó un momento en el que dejé de reconocer la ciudad, cuando las casas empezaron a dar muestras de dedicación a la hora del diseño y construcción. Empezaban a ser más señoriales, más... dracónicas. Dudaba mucho que un humano o un híbrido pudiera permitirse tal lujo.
Es aquí.
Interrumpió mi acompañante para calmar mi supuesto nerviosismo. Esa actitud misteriosa no levantaba más que sospechas. Y esas sospechas sólo fruncieron mi ceño, conforme ascendía por esos pocos escalones de la entrada y él guardia abría la puerta para mí. Ignorante de mí, me dejé embaucar por la opulencia, sin darme plena cuenta de que el soldado se puso justo detrás de mí, para evitar que me escapara al darme cuenta de la treta.
Algo que no tardaría en pasar.




avatar
Yanara
Hybrid

Ocupación : Meretriz en la Flor Azul
Mensajes : 99

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Draining myself out (Priv.)

Mensaje por Ruven el Vie 10 Ago - 21:57

Mentir, jugar con los demás, dejarse llevar por la pasión que le hacía apoderarse del control, del cuerpo de tantas otras mujeres, de quien le diera la gana. Una eternidad de placeres estaba hecha para aprovecharlos: ¿quién era Ruven para privarse de ellos? ¿Por qué lo haría si todos los demás eran inferiores a él, a un verdadero creyente, y especialmente a la Reina Madre?

Ruven había solicitado que trajeran a Yanara, a su precisada prostituta. Había pagado un poco más para que los custodios jugaran a su juego: no quería que supiera de inmediato adónde iba. No sabía exactamente qué le habían dicho, porque a tanto no llegaba, pero sí que había pedido que se inventaran algo creíble, algo que quizá incrementara la esperanza de que a Yanara no le tocaría alguien malo y cruel sino un hombre que simple y llanamente necesitaba cariño. Eso no sucedería, y sólo Ruven y los dueños de Yanara lo sabían.

Aguardaba ansioso en la cocina de su hogar, sentado en una silla, tocando con el índice el brazal sobre el que apoyaba el brazo. Escuchó el sonido de la puerta y sabía perfectamente qué sucedía en ése instante: Natalie había abierto la puerta para la prostituta... en ropa interior. Con un pecho al descubierto. Una pequeña referencia que Ruven había considerado literaria, a otra prostituta.

Sonrió por lo bajo al escuchar la voz de Natalie aproximándose al rostro de Yanara, como si se encontrara en esa misma sala. Ruven sabía qué pasaba exactamente porque había dado instrucciones muy precisas: acercarse, sonreírle gentilmente, contarle rápidamente sus penas y explicarle que necesitaba su cariño durante un rato para olvidar los traumas. Si cumplía bien con su papel, Ruven le había incluso concedido pasar ése rato con Yanara.

En todo caso, después seguía cogerla de la mano y llevarla a la habitación. Al ver que la puerta se abría, Ruven sonrió encontrándose directamente con la mirada de Yanara. Natalie empujó a la prostituta al interior de la habitación y cerró la puerta. Ambos eran dragones y Ruven sabía que Natalie no dudaría en ayudarlo. Esa joven estúpida estaba demasiado embobada con él desde siempre. Quizá por eso seguía sin largarse.

¿Por qué no te abres de piernas y dejas que mi hermana empiece divirtiéndose contigo? Quizá después yo vuelva a lo mismo de siempre, te pegue y luego te viole. ¿Te parece un buen plan? ¿Qué dices, Natalie? ¿O quizá debería dejar que Yanara te viole a ti? Es lo que siempre he hecho: permitir que otros y otras se pierdan en tu cuerpo. "Hazlo tú, Ruven, por favor..." ¡Tonterías! ¡Vamos, empezad a lo vuestro si no queréis que os mate ahora mismo!




avatar
Ruven
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 66

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Draining myself out (Priv.)

Mensaje por Yanara el Sáb 11 Ago - 16:13

La chica que me abrió recibiéndome con una sonrisa, pudo resultarme sospechosa pero, la verdad era que había bajado la guardia por la candidez y afabilidad que aquella dragona mostró de forma inmediata. La rubia enseguida buscó contacto físico conmigo. Ignorante de mí, sonreí. Fruncí sutilmente el ceño, cuando ella me habló con tanta confianza, mientras me pedía que la acompañara. Me extrañaba, pues no la había visto antes. Empezaba a preguntarme cómo era posible que hubiera sabido de mí cuando me dio paso a la cocina y aquella voz frente a mí me heló la sangre—. No... —murmuré, demasiado bajo, petrificada. ¿Qué hacía él allí? ¡Espera! ¿Era su casa? Sentí perder el color conforme él seguía hablando, haciendo crecer esa sensación de animadversión en el pecho que presionó, dejándome sin aire momentáneamente—. ¡Tú no! —musité algo más alto.

Fue esa fina mano de la chica la que rozó mi hombro, haciéndome reaccionar. De un manotazo, evité que me acariciara—. ¡Aparta! —exclamé, con una mirada intensa y significativa hacia, ¿cómo la había llamado? ¿Natalie? No obstante, el impulso de mirar al dragón fue determinante, alzando el brazo con el índice levantado, en señal de advertencia. Si había alguien en ese cuarto que merecía toda mi desconfianza, era él—. No pienso hacer nada de lo que me ordenes. —dije, exaltada por haber caído en esa trampa, con el corazón en la garganta, llenando mi cabeza con los ecos de mi acelerado pulso, por verme en semejante tesitura. La dragona hizo el intento de acercarse, haciéndome deslizar la mirada a ella, con otra advertencia velada—. Y tú deberías plantearte hacer lo mismo. —a decir verdad, la veía demasiado dócil para revelarse contra aquel dragón. Yo siempre que lo hacía acababa igual de maltrecha.
Bueno, y siendo dócil también.
¿Qué demonios estaba pasando entre ellos? Los nervios me tenían en completa alerta y exaltación, mientras un sinfín de preguntas se agolpaban en mi mente.
Porque, para una cosa clara que tenía, no era nada halagüeña: no iba a ser una agradable visita.




avatar
Yanara
Hybrid

Ocupación : Meretriz en la Flor Azul
Mensajes : 99

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Draining myself out (Priv.)

Mensaje por Ruven el Dom 12 Ago - 16:09

"Tú no". Ruven sonrió. Eso era lo que necesitaba escuchar.

La tensión de la sala lo embargó, haciendo que cerrara los ojos y tomara aire, como si hubiese un aroma extremadamente embriagador. Miró cómo Natalie cerraba la entrada para evitar que la prostituta se largara y empezó a reírse. Había enseñado bien a su hermana y sabía que la violaría, o se dejaría violar, si él así lo solicitaba. Entre lágrimas y demás tragedias, pero lo haría.

Poco a poco, Ruven se levantó y se remangó. Caminó hacia Yanara, a sabiendas de que podría intentar atacarlo de un momento a otro. Natalie arqueó una ceja, mirando a la mujer y cruzándose de brazos: Yanara no podía escapar.

¿No quieres sexo? Está bien, está bien... Hoy me siento benevolente. Puedo prescindir de él, de momento. Veremos si eso dura hasta el final de nuestro encuentro. Lo que no puedo ignorar ahora mismo es éste ansia de sangre que me recorre desde que te mordí, desde que bebí de ti. Verás, eres... encantadora. Una auténtica belleza cuyo cuerpo adoro poseer, pero quizá haya encontrado algo aún más... adictivo.

Apartó delicadamente el pelo de la mujer a un lado y, sin esperar más, hundió su rostro en el cuello, en el centro, para empezar a morder, a hacerla sangrar, a beber de ese flujo escarlata como si se tratara de un vampiro.

Mientras tanto, Natalie llevó sus manos al pecho de la mujer, dejando escapar una lágrima, y lo palpó. Estaba buscando zonas donde morder...




avatar
Ruven
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 66

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Draining myself out (Priv.)

Mensaje por Yanara el Mar 14 Ago - 22:07

Era la película de terror de mi vida. Verlo levantarse con parsimonia y acercarse hacia mí, crispó mis nervios, tensándome de una manera incómoda y con una expectativa horrible en mente. Aquello dolería. Como siempre.
Era increíble lo mucho que podía cambiar el panorama en apenas segundos, hasta verme acorralada por dos dragones que precisamente no me deseaban ningún bien. Y una microsensación de ahogo me invadió al pensar en cómo podría salir de allí... o si llegaría a salir.

Ruven empezó a hablar, ganándose otra de tantas miradas de odio que le había dedicado ya. ¿Sexo? Con ese desgraciado no quería ni el más mísero saludo, si me daban a elegir. No sería el caso, claro.

No me fie lo más mínimo de sus palabras. Aquel dragón era impulsivo y caprichoso. Su palabra tenía la misma solidez que el barro ante la lluvia. Pero la segunda parte de su discurso me erizó el vello de la piel. ¿Ansia de sangre? Mis ojos se abrieron un poco más, de puro horror, habiendo ignorado que había llegado a beber mi propia sangre. Por mi lugar de trabajo, sabía que había dragones adictos a la sangre ajena... pero generalmente su bolsa de sangre, terminaba drásticamente perjudicada. Hasta de esa forma, los dragones eran ambiciosos y destructores.

Y, cuando quise darme cuenta, los dos estaban demasiado cerca, con sus garras puestas sobre mí. Me quejé por la fuerza con la que se aferraban, sin miramientos, aunque me hicieran daño. A pesar del dolor que supondría, hice cúmulo de fuerzas para empujarlos lejos de mí, cada uno en un sentido diferente—. ¡Apartad! —tuve la suerte de que el dragón no había llegado aún a hacerme sangrar aunque el deslizamiento de sus dientes, pellizcando mi piel, me hizo aspirar entre dientes.

Estaba acorralada y bloqueada. Y no pretendía ser particularmente dulce si volvían a acercarse.




avatar
Yanara
Hybrid

Ocupación : Meretriz en la Flor Azul
Mensajes : 99

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Draining myself out (Priv.)

Mensaje por Nanisha el Sáb 25 Ago - 0:11


Era duro ser maltratada por su hermano, pero lo era aún más cuando él permitía que otros la lastimaran. Había esperado esto último cuando Ruven le había dicho que tendrían un invitado y se preparó mentalmente para ello.

Había seguido todas las indicaciones de su hermano aún cuando no estaba de acuerdo. ¿Y por qué? Simplemente porque así era ella. Una tonta dragona enamorada que obedecía ciegamente al inquisidor.

Y por eso había estado a punto de morder a aquella mujer, la preciada "invitada" de Ruven. Y lo habría hecho si no hubiera sido rechazada de un empujón con una fuerza sobrehumana.

La reacción de la mujer la había tomado por sorpresa y había perdido el equilibrio cayendo al suelo junto a la alacena.

Desde su posición, Nanisha la observó con detenimiento. Era hermosa. Pero había algo más. Su mirada era feroz. Y la fuerza que había usado antes. Definitivamente era más de lo que se veía a simple vista. Su hermano había dicho que era una dragona. Prostituta, pero dragona al fin y al cabo.

Se preguntó que podría haber hecho aquélla para acabar así. Aunque ella misma vivía peor que una prostituta y no había hecho nada malo. Sólo existir.

Se levantó con cautela, la caída no le había provocado ningún daño.

La mirada de la joven le decía que lucharía con todas sus fuerzas. Podría haber sentido admiración por ella. Pero no había tiempo para eso. Si no la atrapaba, sufriría el enojo de su hermano.

Si bien es cierto su cuerpo era pequeño en su forma humana, todavía tenía algunos de los dones de su raza. Así que sin pensarlo dos veces se lanzó ágilmente sobre ella y con un movimiento rápido logró apresar los brazos de la chica detrás de su espalda para que no pudiera zafarse aunque forcejeara. Al menos esa era su intención.

— Quédate quieta, por favor.— le pidió en voz baja. Por la acción anterior, había quedado pegada a la espalda de la prostituta y como era más pequeña había tenido que alzar el rostro para alcanzar su oreja.— Si te resistes sólo será peor.— insistió angustiada. No quería ver a Ruven furioso.

Trató de concentrar toda su fuerza en sus delgados brazos para contrarrestar la fuerza de la otra. Y esperó nuevas órdenes por parte de su hermano. Después de todo, ella siempre haría lo que él quisiera.
avatar
Nanisha
Dragon

Mensajes : 15

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Draining myself out (Priv.)

Mensaje por Ruven el Vie 31 Ago - 16:00

Nanisha demostraba ser útil en ocasiones. Ruven era consciente de que la prostituta, Yanara, intentaría zafarse, pelear y huir en cuanto tuviera la más mínima oportunidad. Retener sus brazos le ayudó a acceder a su cuello, buscando esa vía sanguínea que le permitiría saciar una sed distinta al sexo o a la muerte en sí misma; una sed que las historias de los mortales asemejarían a vampiros, criaturas que todos conocemos. Una sed que los dragones sufrían también.

Sonrió sin poder evitarlo al escuchar las palabras de Nanisha, porque era imposible no escucharlas en el silencio ensordecedor de la sala. Ensordecedor por las quejas de Yanara, pero también por lo aislado que se sentía allí. Esa habitación, la casa en sí, se le hacía como un mundo completamente distinto: un lugar en el que podía hacer lo que le diera la gana, sin importar qué fuera.

Hazle caso a mi hermana, la rubita que te tiene amarrada de los brazos. Creo que será más fácil para todos, aunque no negaré... que ver cómo te resistes y frustrar tus intentos es más divertido. ¿Te suena de algo, hermana?

La miró cruelmente, arqueando una ceja y luego guiñándole el ojo. Ruven apartó el pelo de Yanara, que había caído de nuevo sobre su cuello después del forcejeo. Observó a la mujer y arqueó una ceja, molesto, al ver que aún se revolvía. No quería que le hiciera daño a Nanisha; no porque le tuviera aprecio, sino porque sólo lo haría quién él dijera y cuando él lo dijera.

Le dio una cachetada a Yanara, que hizo que la sala temblara y que sintiera cómo parte de las fuerzas de la mujer partía. Luego, hundió sus colmillos en su cuello, mordiendo y haciéndola sangrar sin piedad. Sabía que dolía, pues la sentía temblar, y también oía sus gritos de dolor. Al alzar la cabeza, Ruven tenía la cara ensangrentada. Su mirada se dirigió directamente a Nanisha, riéndose, sin mirar a la cortesana.

¿Por qué no me besas, hermana, y pruebas tú también de la sangre? ¿Por qué no besas después a Yanara para ver si se vuelve adicta a su propia sangre?

Y Ruven siguió riéndose.




avatar
Ruven
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 66

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Draining myself out (Priv.)

Mensaje por Yanara el Sáb 1 Sep - 22:01

Esa petición de la dragona, después de apresar mis brazos a mi espalda para limitar mis movimientos y forcejeo, llegó a hacerme apretar más los dientes. ¿Por qué lo hacía? ¿Que no veía que estaba mal? Ninguno de los dos tenía tal derecho de tratarme así. Ella escondía la sumisión al dragón tras una máscara de falsa ayuda y él... ¡él era directamente un desgraciado! Tiré, en un nuevo intento de forcejeo, sin conseguir nada, pero dejando claro que no tenía la más mínima intención de dejarme hacer. No por darle gusto a él, ni llevar la contraria a la dragona. Era mi instinto el que me empujaba a no rendirme ni dejarme que ellos me indicasen qué hacer con plena sumisión por mi parte.

Aunque Ruven se acercara, apartando mi pelo. No me hizo falta mucho para leer sus intenciones. Por eso, volví a forcejear con más empeño. Creí lograr soltarme cuando el dragón me cruzó la cara. Por la picazón en mi mejilla, cerré los ojos, guardándome ese murmullo de dolor que pasó a ser un grito lastimero cuando él hundió su cara en mi cuello. Ahogué mis ganas de morder su hombro al sentir sus colmillos rasgar mi piel y beber mi sangre. No. No le devolvería la moneda. Principalmente, porque no quería hacerme adicta a nada de lo que tuviera que ver con él—. Estólido fantoche. —murmuré con intensa hiel y rencor, cuando se apartó. Oculté mi horror al verle tan manchado de sangre. Mi sangre. Esa que ahora sentía derramarse y empapar mi piel—. Tu pantomima de impoluta lealtad a la Reina no te durará eternamente. —amenacé en lo que se reía. Inmediatamente, giré mi rostro, notando el tirón de la herida de mi cuello pero manteniendo la advertencia en mi mirada, buscando a la hermana—. Ni te atrevas. —que nos besara a cualquiera de los dos, no era una opción. No necesitaba otro dragón adicto a mi sangre.

Estaba más que dispuesta a luchar por apartarme de allí, si ella accedía a lo que Ruven quería. Quizás, si lo besaba a él, como punto positivo, bajarían la guardia los dos y podría soltarme y escapar con más facilidad.




avatar
Yanara
Hybrid

Ocupación : Meretriz en la Flor Azul
Mensajes : 99

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Draining myself out (Priv.)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.