Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Aldrik
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes
34/64

Afiliados Normales


The day we met -Privado (Erik)

Ir abajo

The day we met -Privado (Erik)

Mensaje por Moira el Miér 18 Jul - 10:53

La lluvia seguía cayendo en Talos. Los movimientos sísmicos se sucedían día tras día. Ya era una rutina a la que la morena se había acostumbrado. Los altares de agua y tierra habían caído y esas eran las consecuencias. Además de que los barcos continuaban anclados en los muelles, imposibilitados para salir a alta mar. Pero no era todo un inconveniente. La resistente podía aprovechar para entrar en Talos con su rostro oculto por la capucha de su capa oscura ante la inclemencia del tiempo meteorológico. Desde su intervención en la defensa del altar del aire, era una de las personas más buscadas de la ciudad como elementarista. Los carteles de se busca con su cara comenzaban a poblar las fachadas.

Después de pasar por el puerto, para mantener sus tratos con los pescadores, se dirigió hacia el mercado. Allí podía hacer más trueques y comprar algo para los dos pequeños adoptados. A pesar de no haberlos engendrado, les había tomado cariño y su instinto maternal colmaba todas sus necesidades. Algunos contactos le daban monedas. Parte las iba ahorrando y algunas las gastaba en Renée y Noah. De algún modo, aquellas pequeñas actividades cotidianas la reconectaban con la realidad. Si no, se perdería para siempre en su abismo de agonía, inmóvil, atrapada en su psique.

Recorrió las calles cubierta con la capa oscura que ocultaba parte de su ropa negra. Esta constaba de botas altas de cuero, pantalones ceñidos y una camisa de manga larga. Como si fuese una hija de la oscuridad, tan parecida a la sombra que había conocido en los callejones hacía poco. Y pese a su aspecto imponente, de gran presencia y que parecía deslizarse entre las tinieblas de aquel mundo... se detuvo. Sus pasos quedaron pausados al ver a dos niños hambrientos en plena calle.

De la bolsa que llevaba sacó un poco de pan y de carne seca para cada uno. Además de un par de manzanas rojas. Un gesto altruista que era una costumbre en ella. Por eso había adoptado a Noah. Había visto al bebé abandonado en el orfanato y no había podido mirar hacia otro lado. Una y otra vez lo hacía, sin esperar nada a cambio. No importaba si era con conocidos o desconocidos. Porque pensaba que, si querían cambiar aquel mundo, debían empezar por pequeños gestos los unos con los otros.





Bloodlines:




Loria es Real:






Medallas:

avatar
Moira
Human

Ocupación : Cazadora/Contacto del Gremio
Mensajes : 2625

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The day we met -Privado (Erik)

Mensaje por Erik Belich el Lun 23 Jul - 7:38

La lluvia en Talos nunca hizo que mi señor se apiadase de mí. Al contrario cuando veía que llovía con fuerza en la ciudad era cuando más recados me mandaba lejos del hogar para que tuviese que andar más y por consecuencia acabar bien mojado. Hoy es uno de esos días en los cuales amanece el cielo encapotado en Talos y Jormunand entre risas me manda a hacer diversos pedidos.

Salgo bien temprano, encapuchado con la capa y tan solo un pantalón corto que cubre mi vestimenta interior y una camiseta medio rota en la parte superior del cuerpo, en los pies unas simples sandalias que en cuanto pise un charco sentiré como el agua empieza a humedecer mis pequeños pies.

Me muevo rápido por las calles y callejones, tomando atajos para hacer mis tareas en el menor tiempo posible y luego así poder descansar en algún lado tranquilo hasta que vea el momento de tener que volver. Sin duda el mejor momento del día era cuando terminaba y podía sentarme en algún sitio tranquilamente, aunque fuese bajo la lluvia, sería la tranquilidad más absoluta que tendría en el día.

Y allí estoy, sentado en una pequeña calle bajo un tejadillo que a penas cubre mi cuerpo y ante todo los encargos de Jormunand. No muy lejos, quizá cinco metros, veo como dos críos hambrientos y mojados permanecen sentados en un lugar parecido al mío. Ojalá pudiese darles los alimentos de mi señor, o mi propia ropa por raída que esté pero ninguna de las dos cosas sería suficiente y probablemente me traería muchos problemas sino la muerte.

En eso que pienso qué hacer cuando una persona encapuchada con una larga capa oscura se acerca a ellos. Ladeo un poco mi cabeza curioso para ver como saca sus dulces manos del ropaje para ofrecerles pan y un trozo de carne a cada uno. Deduzco que es una mujer por sus manos que se ven más claramente cuando saca dos manzanas rojas que bien les podría servir de postre a los niños.

Me quedo mirando la escena fijamente, sonriente y satisfecho porque los pequeños vayan a comer. Mi descaro seguramente llame la atención de la joven y más cuando mira hacia donde estoy debido a esa pequeña intuición que tenemos de darnos cuenta cuando alguien nos mira fijamente. Rápidamente retiro la mirada algo avergonzado agachándola escondida en mi capucha.
avatar
Erik Belich
Human

Ocupación : Esclavo de Jormunand
Mensajes : 86

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The day we met -Privado (Erik)

Mensaje por Moira el Mar 24 Jul - 15:18

Desde que apenas era una niña, presa de las garras de la esclavitud, había visto cómo parte de la población humana tenía menos recursos. Y cuando la hambruna había comenzado a asolar Talos, había desarrollado varias ideas para impedir que la resistencia la sufriese y compartir el alimento con el vulgo y los exiliados. Quizá no había sido la persona más sociable en aquella época, pero cada boca hambrienta que encontró en su camino había hallado alimento en su mano. Aquella práctica, pese a que el ambiente había ido mejorando, todavía la conservaba.

Por ello, se detuvo a dar algo de comida a los menores. No sólo se trataba de su instinto maternal a flor de piel, era un sentimiento altruista. Creía firmemente que, si querían cambiar aquel oscuro mundo y hacerlo mejor, debían empezar por ellos mismos. A ella la habían usado, se habían aprovechado de ella, le habían mentido, torturado y traicionado. Y después la habían tirado como un trapo viejo, cuando habían conseguido lo que habían querido de ella.

Esa no era la sociedad que quería para el futuro. Si continuaban hiriéndose entre todos, si despedazaban a los más cercanos, si continuaba la traición a los que más han cuidado, si empujaban al suicidio o a algo peor, si se tenía al peor enemigo en casa... ¿qué clase de mundo diferente podrían construir? El cambio debía de comenzar dentro de cada ser para seguir adelante. Y sabía que era complicado, algo demasiado difícil de realizar. Pero últimamente sólo se rodeaba de personas que cumplían con los requisitos.

Había quienes la llamaban ángel, otros El Fénix, muchos la confundían con una dragona... pero ella no se tenía por ninguna criatura especial. Era sólo una humana que había visto, y sentido, lo peor de aquel mundo. Alguien que había mirado a los ojos de la muerte y había escapado de sus fúnebres brazos varias veces. Una persona a la que habían esclavizado varias veces y a quien le habían hecho tanto daño que era incapaz de expresarlo con palabras. Pero también era una de las humanas con más aliados en todas las razas. Con tantos contactos que no podía contarlos con los dedos de una mano. De alguna forma, incomprensible para ella pues no se tenía por nada especial, había cultivado admiración y respeto.

Su desaparición había movilizado a la mayor parte de la resistencia y la habían traído de vuelta. Le habían devuelto su cuerpo, su movilidad, su capacidad de caminar. Aún cuando había estado en coma, destrozada. Y, al despertar, se había quedado postrada en la cama. De no ser por los intensos cuidados y las habilidades de Valadhiel, seguiría sin poder moverse. Al recuperar su cuerpo, seguidamente habían destrozado su alma, sus esperanzas y su corazón. Había intentado suicidarse varias veces, pero Branagh se lo  había impedido. Ahora debía hacerse cargo de su alma, pagando un enorme precio por su ingenuidad.

Pero aquello no la detenía. No quiso convertirse en un monstruo. No deseó hacer tanto mal como se lo habían hecho a ella. De algún modo, seguía estando ahí. En algún lugar profundo. Continuaba con sus actos altruistas, sólo que ya no sonreía. Le habían arrebatado esa capacidad y no sabía si llegaría a recuperarla. Mas alguien sí lo hacía por ella. Junto con unos ojos que sintió como si quemasen en su espalda. Esa intuición de estar siendo observada hizo que se girase y descubriese a una figura masculina, cuyo rostro fue ocultado bajo una capucha.


Se alejó de los niños, aproximándose hacia aquel a quien había llamado su atención. Pasos elegantes y majestuosos, impropios de su raza. Un porte con presencia, ignorando las gotas que caían de las grisáceas nubes. Sólo se detuvo al llegar hasta él, de pie. Una de sus manos de finos dedos volvió a internarse en la bolsa que llevaba y sacó otra manzana roja, tendiéndosela-. ¿Tienes hambre también? -preguntó en un susurro. Con una voz agradablemente grave y femenina y un toque genuinamente sensual.





Bloodlines:




Loria es Real:






Medallas:

avatar
Moira
Human

Ocupación : Cazadora/Contacto del Gremio
Mensajes : 2625

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The day we met -Privado (Erik)

Mensaje por Erik Belich el Lun 30 Jul - 7:32

No tarda en acontecer lo provocado por mi mirada de hace escasos segundos. La altruista mujer se aproxima hasta mi zona segura de lluvias para ofrecerme alimento. De reojo puede observar como sus caminares son seguros, decididos a la par que elegantes, dudo por un momento que pueda ser un dragón ya que ningún humano en Talos puede andar de esa manera pero deshecho la idea ya que estos son agresivos y egoístas, al menos los que yo conozco.

Levanto la mirada al cielo para poder ver la cara de la chica, no quiero irme sin saber quién es y menos tras su ofrecimiento. Esbozo una pequeña sonrisa, la mejor que me sale dadas mis circunstancias, y en seguida hago saber mi decisión.

- Gra… gracias. – tartamudeo no se sabe muy bien si a causa de los nervios o del mismo frío que causa la lluvia en mis huesos calados. – Yo comeré en otro lugar, prefiero que se lo des a otros niños, como a esos. – vuelvo la mirada a los críos que alimentó hace escasos minutos. Se les ve ciertamente felices aunque sea con un poco de alimento. – A mí tres bocados de comida no me darán esa satisfacción, ¿no crees? – mi voz suena adulta a pesar de que difícilmente superaré los 20 años a los ojos de Moira.

Bajo la capa mi cuerpo tiembla, ahora se puede cerciorar de que mi inicial tartamudeo era más ocasionado por el frío que por mi estado emocional.

- Además si se enterase mi amo… - pocas veces había aceptado comida de manos ajenas. La última vez que lo hice en el mercado, no sé como pero Jormunand se enteró castigándome duramente. No quiero que vuelva a pasar algo parecido.

Mis ojos se agachan acompañando así a todo mi cuerpo que luce encogido entre los ropajes y triste entre las sombras. - ¿Por qué repartes comida? ¿Eres acaso un ángel?
avatar
Erik Belich
Human

Ocupación : Esclavo de Jormunand
Mensajes : 86

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The day we met -Privado (Erik)

Mensaje por Moira el Miér 1 Ago - 0:42

Ante sus cambiantes irises se descubrió el rostro joven de un chico de cabellos del color de la arena de Isaur. La resistente ladeó la cabeza y deslizó la mirada hacia los menores. Aquellos que necesitaban más sustento que ellos. No supo qué decir. No podía obligarlo a comer y tenía razón. Ellos requerían de mayor alimento.

Llamó su atención que temblase. Y, cuando mencionó a su amo, se tensó-. Eres un esclavo. Yo también lo fui -susurró en confesión. Dos veces lo había sido. Había nacido como esclava y lo había sido durante más de veinte años. La crueldad de la vida había hecho que, más tarde, volviesen a capturarla y ser esclava una vez más, durante sólo dos meses.

Entonces, sus nuevas preguntas la hicieron mirarlo sorprendida. Sus carnosos labios rojizos se separaron. Por un instante, no supo qué decir. Salvo la verdad-. La reparto porque no quiero que nadie muera de hambre. Sólo soy una humana. No eres el primero que me llama ángel, pero no lo soy. Una simple humana, ni más ni menos -murmuró, antes de quitarse la capa y ponérsela encima para intentar que tomarse calor. A pesar de que así dejaba su rostro al descubierto y podía ser reconocida como una elementarista buscada. Su rostro empezaba a verse desde hacía poco en los carteles de se busca-. Mi nombre es Moira Isolde O'Brien. ¿Cuál es el tuyo? -se presentó, sin alzar la voz y alargando una de sus manos de finos dedos femeninos.





Bloodlines:




Loria es Real:






Medallas:

avatar
Moira
Human

Ocupación : Cazadora/Contacto del Gremio
Mensajes : 2625

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The day we met -Privado (Erik)

Mensaje por Erik Belich el Vie 3 Ago - 7:37

Su voz es encantadora, pero cuando se descubre al cederme el calor de su capa me encuentro con un rostro de luz resaltado por su cabellera oscura y unos labios carnosos del color del carmín. Conocer la razón por la cual reparte alimento me hace mirarle con cierta admiración, se preocupa por el resto a pesar de arriesgarse a que la vuelvan a hacer esclava.

- Mi nombre es Erik y si, soy esclavo… - bajo la mirada al afirmar esto, como si me clavasen mil cuchillos al decirlo. – Un día fui libre, tenía padres, hermana, vivía lejos de aquí, pero… Me lo arrebataron todo. – aprieto los puños bajo la capa de la mujer, pero la misma tensión de brazos deja evidente un movimiento bajo la misma. – Encantado Moira. Es muy bonita la labor que haces.

Su cara me quiere sonar, es de estas caras que ves en algún momento y se te quedan, pero no sabes muy bien de qué. Es sin duda un rostro llamativo. Me acurruco en su capa un poco más, oliendo el dulce aroma que desprende y sintiendo el roce el roce de esta por las franjas de piel descubierta que dejaba al descubierto la mía, raída y descuidada.

- Lo mismo no deberías dejarme tu capa. Cogerás frío y puedo ensuciarla de alguna manera. No me gustaría. – hago el gesto de quitarme la prenda. Me fijo como el agua sigue cayendo y como el techado no cubre del todo a la chica. – Ven, te estás mojando. – hago un hueco a la chica sin miedo alguno, como si me gustase su compañía ciertamente agradable.
avatar
Erik Belich
Human

Ocupación : Esclavo de Jormunand
Mensajes : 86

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The day we met -Privado (Erik)

Mensaje por Moira el Sáb 4 Ago - 22:06


En otro tiempo, hubiera sonreído. Sus hoyuelos se habrían marcado encantadoramente y hubiera podido iluminar hasta el rincón más oscuro con la curvatura de sus labios. Pero había perdido esa capacidad. La habían destrozado de tal modo que sus labios habían fallecido junto a su interior. La habían asesinado por dentro. Branagh era quien parecía que empezaba a despertar de nuevo su sonrisa, apenas un esbozo por el momento.

Sin embargo, a pesar de la seriedad de su rostro, su respuesta a la presentación no fue fría-. Encantada de conocerte, Erik. Lamento escuchar tu pérdida. ¿Sabes si cabe la posibilidad de que sobreviviesen? -susurró, deslizando su mano por uno de los hombros masculinos. En una pequeña y suave caricia que pretendía reconfortarlo.

Allá donde fuese, había historias de pérdidas. Ella misma las tenía. Tanto en el pasado alejado como en el cercano. Sabía cuánto dolían y la impotencia que se sentía. También la venganza y la ira. Mas nada podían hacer, salvo luchar por cambiar las cosas y sobrevivir día tras día. Inclinó la cabeza en agradecimiento por las palabras del más joven hacia su labor. Era agradable escucharlo. Aquel esclavo poseía una apariencia confiable y un mundo, de por sí, amenazador.

Entonces puso su mano una vez más sobre una de las ajenas, cuando vio el amago de quitarse la capa-. Déjatela puesta antes de que tengas que regresar con tu amo o ama. Sé que no puedes quedártela, de otro modo te la regalaría. Pero te la ofrezco mientras él o ella no lo sepa. Por mí no te preocupes -susurró. Su propio bienestar no importaba realmente. Había dejado de intentar suicidarse, pero no poseía ese deseo irrefrenable por vivir.

Sólo se cuidaba lo mínimo para continuar con la promesa que había hecho. Luchar por un mundo mejor. Por ello y por el bonito detalle que él tuvo, aceptó el hueco junto a su interlocutor-. ¿Qué haces aquí fuera? -se interesó en preguntar. Era cuanto menos curioso... y se apiadaba de alguien con tanta bondad como la que Erik poseía.





Bloodlines:




Loria es Real:






Medallas:

avatar
Moira
Human

Ocupación : Cazadora/Contacto del Gremio
Mensajes : 2625

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The day we met -Privado (Erik)

Mensaje por Erik Belich el Jue 16 Ago - 16:56

Siento como la chica se preocupa realmente de mi bienestar, no solo de eso sino también de cual es mi situación. Su mano acaricia mi hombro a modo de consuelo y por un momento me apetece rozar mi mejilla por ella como si de un minino en busca de cariño me tratara, pero me contengo por no ser un gesto apropiado. Lo que si tomo con ganas y esbozando una pequeña sonrisa es la capa ya que parece no importarle lo que pueda pasarla, ojalá pudiese regalármela como dice.

Espero a que tome asiento a mi lado para contarle un poco más sobre mí, sobre mi familia y mi situación actual. A cada cosa peor que la anterior. – Yo… Soy de Eneas, de las tierras libres. Vivía allí con mis padres y mi hermana, pero en un viaje unos piratas nos asaltaron y mis padres… - aprieto el puño a modo de ira, no suelto lágrima alguna quizá por falta ya de ellas. – A mí hermana y a mí nos apresaron y vendieron a un dragón. Quizá debimos morir en aquel asalto porque presenciar lo que le hizo ese maldito dragón a mi hermana es lo peor que he vivido en mi vida… Puedes suponer cual es la situación de mis padres y mi hermana si ahora te digo que estoy solo… Murieron. No hay manera alguna de traerlos de vuelta, yo mismo presencié cada uno de sus asesinatos. – si se pudiese escuchar el quiebro de un corazón se oiría claramente ahora mismo el del mío. Me duele recordar tales sucesos, sobre todo como un cocodrilo devoraba a mi hermana pequeña sin poder hacer nada. – Siento no poder contarte nada feliz… Lo único que me mantiene con vida es estar aquí fuera, lejos del hogar de mi amo donde sin duda alguna querría morir a cada momento. Por eso alargo mis encargos, llueva o el sol queme mi piel, me da igual. Solo quiero estar lejos de allí.

Cada una de mis palabras son expresadas con dolor e ira. Mis ojos escondidos no miran a la chica avergonzados por haber sido tan cobarde a lo largo de mi vida, aunque fuese tan solo un niño cuando ocurrió todo. A cada palabra que sale aprieto más mis puños como si entre mis dedos estuviese el corazón de Jormunand, como si cuanto más apretase mi venganza se cobrase más y más. Sin darme cuenta esta ira resurgida después de tanto tiempo empieza a despertar algo en mi interior, algo que no puedo explicar.

Bajo nuestros pies se nota como si unos tambores resonasen a lo lejos, un temblor ligero, casi imperceptible pero que crece a medida que aprieto los puños. – He sido siempre un cobarde…  
avatar
Erik Belich
Human

Ocupación : Esclavo de Jormunand
Mensajes : 86

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The day we met -Privado (Erik)

Mensaje por Moira el Mar 21 Ago - 12:29

Aquel esclavo se dispuso a contarle su historia. Una que no estaba exenta de pérdida y dolor. Tragó saliva duramente y sus irises se vieron velados con la acumulación acuosa que no llegó a salir de ellos. Asintió con suavidad, mientras posaba una mano sobre una de las ajenas, en una pequeña presión que pretendía consolarlo-. Lamento tus pérdidas. Nadie debería sufrir tanto -musitó, con la voz tomada por el sentimiento, casi estrangulada. Ojalá aquel mundo pudiese cambiar, pensó para sí. Con la promesa en mente que había hecho desde lo más profundo de su maltrecho corazón.

El joven era un superviviente. Buscaba un refugio para seguir adelante, para vivir. La resistente apretó los labios entre sí, antes de aflojarlos para hablar-. ¿Has pensado en huir alguna vez? -murmuró, mirándolo con preocupación. Entonces sintió el temblor. Pequeño. Creyó que era uno de esos movimientos sísmicos que se sucedían desde que habían perdido el altar de tierra a manos de los adeptos de la reina.

Negó con suavidad al escucharlo de nuevo-. No eres un cobarde. Hay valentía en sobrevivir, en seguir viviendo. Yo he intentado suicidarme varias veces. Me he dado por vencida. He sido cobarde, tú no lo eres -compartió con él una realidad que la destrozaba más por los recuerdos que la acompañaban.





Bloodlines:




Loria es Real:






Medallas:

avatar
Moira
Human

Ocupación : Cazadora/Contacto del Gremio
Mensajes : 2625

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The day we met -Privado (Erik)

Mensaje por Erik Belich el Jue 30 Ago - 9:06

Nunca se me había ocurrido suicidarme por eso al escucharlo de los labios de la chica se me encoge aun más el corazón ¿Por qué motivos querría ella algo así? ¿Quizá debería yo seguir ese camino? Seguramente nadie se interpondría, ni mis compañeros esclavos que así tendrían más alimento y mucho menos mi señor… ¿Será esa la salida más fácil?

Siento como su mano presiona la mía y me calma por unos instantes cesando ese pequeño temblor, como si solo se produjese al alterarme de forma incontrolada. - ¿Por qué Moira? ¿Por qué suicidarte tú? – le pregunto interesado, no por curiosidad sino por si puedo quitarle esa idea de la cabeza, personas así deberían habitar el mundo, no dejarlo.

La sugerencia de la idea de huir, las palabras de aliento llamándome valiente, hacen que me vuelva a alterar provocando otro pequeño seísmo esa vez un poco más intenso que el anterior que hace que nuestras piernas tiemblen levemente. - ¡No soy valiente! No digas eso. Mi hermana murió por mi cobardía. ¡Debí matarle! A él y a todos esos piratas, no dejar a uno con vida y en vez de eso preferí ceder, arrodillarme, llorar en la oscuridad de una celda. Eso no es ser de valientes, ni mucho menos. ¿Y huir? ¿Dónde? ¿Con quién? ¡No tengo nada ni nadie! – a medida que mis palabras suenan más alteradas el temblor acontece y es cuando me levanto dejando caer la capa, saliendo a la lluvia cuando se produce el mayor temblor producido por el choque de mis pisadas que sale dirigido sin remedio hacia todos lados.

Pierdo un poco el equilibrio, pero sin llegar a caerme, al contrario que los niños que se marchaban que al llegar a ellos el terremoto caen al suelo inevitablemente. Miro rápido hacia ellos algo asustado ya que no sé muy bien que ha ocurrido, pero veo cómo se levantan asustados y salen corriendo. La lluvia moja mi cabello, mi cuerpo semidesnudo por mis ropas raídas de esclavo, miro al cielo y dejo que el agua calme mis nervios, cierro los ojos y pienso en mi hermana. – No soy valiente Moira… Me suicidaría ahora mismo. De hecho, debería hacerlo.
avatar
Erik Belich
Human

Ocupación : Esclavo de Jormunand
Mensajes : 86

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The day we met -Privado (Erik)

Mensaje por Moira el Vie 14 Sep - 14:03


No quería hablar de su pérdida ni de la traición a la que había sido sometida. Pero Erik le había hecho una pregunta y ella no mentía nunca. Una de sus cualidades y quizá su maldición en un mundo que no solía estar habituado a la verdad-. Me arrebataron lo que más quería, me traicionaron y morí por dentro. No quería seguir viviendo sintiéndome... vacía, muerta en vida -contestó, mirando hacia la lluvia que caía sin cesar. Sus pupilas poseían un dolor concentrado incapaz de ocultar.

No era la única que soportaba un sufrimiento inimaginable dentro de sí. Aquel esclavo también lo hacía, a raíz de la muerte de su hermana. La cazadora trató de poner una mano sobre uno de los hombros ajenos, al verlo alterado. Pero el joven varón se levantó, hacia la lluvia. Entonces fue cuando el temblor se incrementó. No era parte de los movimientos sísmicos que se estaban aconteciendo aquellos días, ¿verdad?

La humana solía ser astuta y observadora. El temblor terrestre se había incrementado con la alteración del esclavo. ¿Sería él el causante? Con suavidad, se levantó y caminó hacia él. Los niños se habían ido corriendo. La lluvia caía, mojando sus cabellos y su ropa. Pero eso no le importaba. Ahora su atención estaba puesta por completo en él.

Alargó una mano y las yemas de sus dedos rozaron una ajena, con suavidad y lentitud-. No podemos cambiar el pasado. Quizá, de haberte sublevado, hubiese sido peor para vosotros. Pero podemos hacer algo en el presente y en el futuro. Si estás vivo, puedes marcar la diferencia. Y, puede, que hacer que la muerte de tu hermana no sea en vano -susurró, con la delicadeza de la brisa. No iba a dejar que se quitase la vida, no cuando tenía tanto por lo que vivir.





Bloodlines:




Loria es Real:






Medallas:

avatar
Moira
Human

Ocupación : Cazadora/Contacto del Gremio
Mensajes : 2625

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The day we met -Privado (Erik)

Mensaje por Erik Belich el Lun 17 Sep - 8:08

La lluvia sigue cayendo sobre mi rostro, relajándome, ayudando a las palabras de Moira a hacerme sentir mejor, más tranquilo. Escuchar el resumen de su historia, de lo que le había sucedido me hace sentir algo egoísta, no soy el único que ha perdido a un ser querido, no soy el único que tiene por lo que llorar y por lo que gritar, pero soy el que lo hace, como un niño pequeño al que le han arrebatado un caramelo.

Permanezco ahí, en medio de la calle bajo el cielo encapotado de lágrimas, hasta que noto como mi mano es acariciada por otra al unísono de más palabras tranquilizadoras, sanadoras de mi ansiedad. – Siento haberme comportado así Moira… No debo ser tan egoísta, pero… Lo que te sucedió a ti, a mi familia… ¿Por qué la vida tiene que ser así? ¿Por qué los dragones o las personas tienen que comportarse de esa manera? – me doy la vuelta cogiendo su mano, la estrecho, pero sin hacerlo fuerte para no hacerle daño. – Me gustaría hacer de este un mundo mejor donde niños como los de hace un rato, como la que podría ser mi hermana, pudiesen vivir tranquilos, comer dulces, jugar en la calle sin miedo. – miro fijamente a la chica, mantengo mi mirada sobre la suya fija y suelto sus manos volviendo mis ojos al cielo, entrecerrándolos al sentir el agua adentrándose en ellos.

- ¿Qué podemos hacer Moira? – me giro para no gritarle a la chica en la cara y alzo mis palabras al vuelo como si quisiera que algo superior las escuchase, clamando al cielo por una solución. - ¡QUÉ PODEMOS HACEEEEEEER! – mi voz retumba en las paredes, estiro mis brazos a lo largo de la calle y con ellos una grieta se empieza a formar bajo mis pies en todas direcciones haciendo que donde estoy plantado se hunda en el suelo como si mi cuerpo se tratara de un meteorito que acaba de caer. Sin ninguna duda el perder los nervios, al por fin poder dejar salir de mí toda la angustia, todo el rencor que sentía, he hecho que algo despierte en mi interior, algo más intenso que un simple grito.
avatar
Erik Belich
Human

Ocupación : Esclavo de Jormunand
Mensajes : 86

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The day we met -Privado (Erik)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.