Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

40/64

Afiliados Normales


Raindrops on the grass || Artair Dragan

Ir abajo

Raindrops on the grass || Artair Dragan

Mensaje por Abbadon el Miér Jul 04 2018, 12:40

A través de una de las ventanas del castillo, Abbadon miraba hacia el mar, embravecido y furioso contra la costa, acompañado por una leve lluvia y viento. Se suponia que la temporada debia estar más seca, más calmada y calurosa, pero esto no era asi. Además los temblores no habian cesado desde el ataque a los altares del elemental de tierra y agua. Si los dioses estaban molestos con quienes un dia fueron humillados por los humanos, y que hoy eran castigados por su atrevimiento, no deberian ser llamados dioses, sino favoritistas. El equilibrio de ambas especies era más que justo, solo que los humanos habian perdido la fé en si mismos, y como siempre, necesitaban ayuda de alguien más para vencer. Débiles y frágiles. Y aún asi, los dragones dependian de ellos, es lo que más le sorprendia a Abbadon de estos seres, su gran supervivencia.

El dragón suspìro volviendo a caminar hacia el interior del castillo, en dirección de la gran biblioteca. Al abrir las puertas, el olor de tinta y papel se podia oler por cada rincón. Un lugar privilegiado, lleno de documentos reescritos a mano por humanos y dragones sabios y antiguos, que eran de utilidad, desde las elaboraciones de tejidos, hasta la enseñanza de una partida de ajedrez. Un mundo lleno de letras y números, en la que los subditos de la Reina Madre eran bienvenidos a aprender lo que su diosa les ofrecia para que ademas de fuertes, fueran más inteligentes que sus adversarios. Abbadon se acerco a una mesa, donde otro dragón parecia entretenido poniendo orden entre algunos escritos y carpetas. El moreno saco de una bolsa un libro algo grueso, con tapas de cuero marrón y se lo puso delante — Aqui le traigo el libro que me lleve ayer mismo. Como verá, esta perfectamente — lo sonrio con cierta sorna, mientras el otro lo miro con caras de pocos amigos, tomando el libro y sin decir nada — En fin, gracias y adiós querido amigo — alzó la mano y con un sútil saludo se despidio, volviendo a recorrer sus pasos para salir de alli. El libro sobre el cuidado de las plantas le habia sido en parte, de cierta ayuda, aunque seguia estando algo molesto con la idea de que su amado jardin no floreciera como siempre, o que incluso comenzase a tener colores y zonas podridas.

Aún era temprano por lo que decidio recorrer algunos pasillos hasta llegar al exterior. Alli pudo contemplar que la lluvia habia cesado y que se podia oler perfectamente a tierra humeda junto a otras hierbas y flores. A un paso lento y tranquilo, se dirigio hacia los jardines del castillo, cruzandose con algunos dragones de la comunidad a los que saludaba, fuera con un gesto simpático e incluso telepáticamente. Según iba camminando bajo los arcos, visualizaba los caminos del césped verde intenso mojado y rodeado por rosales, plantas varias y arbustos coloridos. No tardo en poner un pie sobre una de las piedras que daban paso a esos caminos serpenteantes que daban vueltas por el hermoso lugar bajo el cielo abierto. Abbadon levanto la vista, observando unas nubes grisacéas que aunque se alejaban, no dejaban visión alguna de un sol radiante o un cielo azul como a él le gustaba verlo.




avatar
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 155

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Raindrops on the grass || Artair Dragan

Mensaje por Artair Dragan el Miér Jul 11 2018, 18:36

De entre todos los sitios a los que su amo asistía, el castillo era siempre el más aburrido pues no podía entretenerse mientras duraban esas interminables charlas sobre negocios o banalidades del primer mundo como solía decir el esclavo. Se veía abocado a la espera en un banco o recorriendo las zonas del castillo que les estaban permitidas a los esclavos, siempre con el cuidado necesario para no acabar siendo reprendido por algún habitante descontento con cualquier cosa. Habría preferido no ir, eso por supuesto, pero estaba atado de pies y manos cuando las necesidades de su amo eran más importantes que su aversión a tal construcción. Por eso ayudó a este en su preparación, a sabiendas de que no quería y como refunfuñaba por notar las manos subirle el pantalón por la pierna herida. Le daba igual que no quisiera, que insultase o se hiciera el difícil, el trabajo del "esclavo" era ayudarle en todo.

Tardaron en llegar un buen rato ya que a pesar de los esfuerzos de su amo por no ceder a la molestia, los tramos en pendiente o con más gente siempre le dificultaban el avance y ponían a prueba su resistencia. Normalmente solían apartarse cuando caminaba porque su rostro era bastante serio, no invitaba a acercarse a nadie pero a Artair le parecía gracioso, casi como un niño enrabietado que quería estar solo. No se lo diría porque respetaba a su "amo", pero es lo que opinaba, sin malicia ni dobles intenciones, era incapaz de sentir nada malo por un dragón que, pese a estar pasando por malos momentos, siempre había mostrado una gran generosidad y buen corazón ante situaciones injustas.

En el castillo todos pasaban a su ritmo, los esclavos casi parecían correr de una lado a otro muy atareados y los dragones en cambio solo caminaban, a veces arrastrando los pies hasta el punto de parecer que no avanzaban ni un centímetro. Su amo se detuvo para mirarle y como siempre le explicó que tardaría un rato en terminar lo que fuera que había ido a hacer allí y le dejó esperando como de costumbre. Por lo que decidió, ni corto ni perezoso ir a los jardines del castillo, que eran todo un regalo para la vista, estaban bien cuidados y la gama de colores resaltaba. El esclavo no era entendido en eso de la jardinería, tan solo le gustaba contemplar las cosas y dar gracias porque había gente capaz de hacer esas cosas.

Se paseó por el lugar, en el que no había tantos dragones como cabría esperar y no dudó en acercarse a una de las plantas más llamativas de la zona, sus flores eran de un tono rosado o violáceo, una mezcla entre ambos. No sabía que clase de flor era, por supuesto, pero le parecieron bastante bonitas y aprovechando que no pasa nadie cerca se inclinó un poco para olerlas, diciéndose que el aroma le agrada.





I do not belong to anyone except myself.

avatar
Artair Dragan
Human

Mensajes : 9

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Raindrops on the grass || Artair Dragan

Mensaje por Abbadon el Sáb Jul 14 2018, 12:10

El cielo parecia oscurecerse por momentos, como siempre desde la destrucción del altar de agua. Talos al completo no podia escapar de aquello, y aún asi, las mentes de muchos dragones como las de Abbadon seguian pensando que seria una racha que pasaria enseguida. Lo único molesto de aquello en realidad, eran las leves bajadas de temperatura o los movimientos de tierra durante los momentos en que se necesitaba tranquilidad. Pero si eso era lo único que aquellos Dioses sabian hacer para ofender a la Reina Madre, sus hijos dracónicos se reian en sus caras.

Abbadon bajo la mirada cuando escucho las pisadas de una joven acercarse con un cesto y unas tijeras de podar. Parecia que estaba a punto de recolectar algunas de las flores del jardin, seguramente para su amo o ama. El dragón ladeo la cabeza cuando la chica se acerco a unas flores aún sin brotar del todo, pero muy hermosas, por lo que fue hacia ella y con un tono suave la tomo de la muñeca antes de que su tijera cortase el primer tallo — Oh querida, esas aún no están listas. Si, son preciosas, pero lo serán más otro dia — la miro a los ojos sonriendo de lado, viendo como la muchacha bajaba la mirada timidamente. Abbadon echó un vistazo alrededor, buscando algo semejante a esas flores, y comprobo que habia una especie bastante parecida.

El hombre señalo hacia donde se encontraban las flores susurrando a la joven con las mejillas rojas como su cabello — Te acompañare hasta aquellas flores. Son igual de hermosas pero tienen un aroma aún más embriagador — ofreciendola el brazo, el dragón se disponia a acompañar a la joven hacia dicho lugar, cuando vio que un joven esclavo se acercaba a estas. Una vez Abbadon iba de camino con la muchacha, sin mucha prisa, enarco una ceja mirando como el otro se acercaba para oler las flores, de forma que le recordaba a un cervatillo en medio del bosque, completamente a solas. Era una imagen que al dragón le causaba cierta euforia, ver como un ser tremendamente hermoso y delicado, completamente vulnerable, podia ser atacado y destruido de la forma más cruel en cualquier momento.

Una vez la joven y el hombre llegaron junto a las flores y el muchacho, esta dio las gracias por la ayuda y se puso a escoger las mejores para cortarlas e ir echandolas a la cesta. Abbadon miro al joven alzando ambas cejas — ¿Te gustan su olor, verdad? Son realmente exquisitas — dijo volviendo a mirar hacia una de las flores de tonos frios. Extendio la mano agarrando el tallo de una de ellas, y arrancandola, se la llevo a la nariz para olerla mejor — Sin duda huele bien. Aún asi me gusta más el romero o el jazmin — volvio a oler dicha flor y miro al joven — ¿Te gustan las flores o solo estás aburrido de esperar? — sonrio ampliamente volviendo a mirar al joven. Quizás fuera aprendiz de jardinero, pero en tal caso, no tenia las herramientas por no decir ninguna. Y por su forma de vestir, acompañaba a un dragón de clase alta, solo que Abbadon no se le habia ocurrido de momento, que hacia un esclavo alli, sin servir de nada a su amo o ama.




avatar
Abbadon
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 155

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Raindrops on the grass || Artair Dragan

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.