Novedades

- (15/07) Ya están disponibles novedades de Julio.

- (15/07) Ya podéis pedir Los Dracs del Mes de Julio.

- (15/05) Nuevas normas de emisión de reportes Aquí.

- (15/05) ¡Anexo de la Hermandad Pirata! ¡Conócela!

(15/04) ¡Consecuencias de trama global!.

- (15/04) ¡Nuevas Celebridades! tras la trama.

- (15/02) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes
32/64

Afiliados Normales


El ladrón peludo [PRIV] (Didac)

Ir abajo

El ladrón peludo [PRIV] (Didac)

Mensaje por Rokghul el Vie Jun 29 2018, 13:39

Podia gozar de la velocidad con el viento en mi rostro, e incluso algunas olas chocando contra este cuando lo agachaba mientras sobrevolaba el mar. La noche era oscura y perfecta para volar cerca de la costa. Normalmente lo hacia en el bosque, escondido, pero últimamente me sentia un poco más liberado. Desde el enfrentamiento con aquellos ladrones y los entrenamientos con Moira y Tirant, era como si estuviera despertandome de algo. Aún tenia mis reservas y como era lógico, no iba a ser un inconsciente. Seguia siendo el mismo solo que... algo más despreocupado. Hasta me habia atravido a besar a Kyra durante más tiempo que nunca. Creo que le gusto.

Según veia a lo lejos la playa y calas, decidi hundirme bajo el agua, buceando hasta la orilla de la cala cerrada donde habia escondido mi ropa, trás unas piedras. Al estar nublado, con el mar picado y sumamente oscuro, pasaba despercibido para la gente, puesto que pensaba que nadie se pondria a buscar dragones en mitad de la nada y menos en aquella noche. Según fui saliendo, tome mi forma humana, notando el agua al cuello. Mire alrededor para comprobar que no hubiera nadie alli. Al ver que era asi, sali con toda la prisa que pude hasta las rocas.

No tarde en ponerme la ropa, incluso estando chorreando, pero daba igual porque estaba lloviendo y la ropa tambien estaba mojada. Antes de cubrirme el pecho acaricie con mi mano la cicatriz que tantos problemas me causaba, y cerre de mal genio la camisa, para continuar con el resto. Al ir terminando agarre mis zapatos para caminar en dirección de la salida, notando como la lluvia iba aminorando. Alcé la mano derecha con la palma mirando al cielo, mirando hacia este, cuando derepente note que algo trepaba por mi pierna y saltaba a mi otro brazo dando grititos. Di un salto del susto al ver un bicho peludo en mi brazo con una cola alzada y enroscada.

¡¡¡AAAH!!! QUITA BICHO — movi el brazo para quitarmelo de encima, pero el animal me agarro uno de los zapatos que llevaba en dicha mano, dandome un mordisco en un dedo, y al soltarlo por el dolor, salio de un salto al suelo — ¡¡VEN AQUI LADRÓN!! — grite echando a correr trás el mono. ¿Como iba a explicar que habia perdido un zapato a manos de un bicho enano y peludo?





Hermanos Schubert:

avatar
Rokghul
Hybrid

Ocupación : Granjero / Mercader
Mensajes : 108

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ladrón peludo [PRIV] (Didac)

Mensaje por Didac el Dom Jul 01 2018, 16:56

Varios son los días que hace que llegué a Talos. Ya he podido disfrutar de casi todos sus placeres y aunque nunca es suficiente tratándose de mí, esta noche he decidido darle el gusto a Mawi de tener la noche tranquila, paseando por la playa bajo la luz de la luna. Sí, ella es así de romántica.

Pero las nubes no están a nuestro favor y a mitad de paseo se pone a llover haciendo que nos tengamos que cubrir en el interior de una cueva la cual si no fuese porque la marea está baja estaría cubierta por el mar. Me siento y mientras observo el cielo llorar me enciendo un cigarro y empiezo a fumármelo. Mawi mientras corretea por el interior de esta buscando algún cangrejo que llevarse a la boca o alguna piedra que lanzarme para entretenerse.

Calada tras calada formo una humareda ante mis ojos, este tabaco combustiona que da gusto y hace que el cielo parezca que además de lluvia tenga niebla. Pero algo llama mi atención a lo lejos, sobre el mar. Algo brilla por un momento pero soy incapaz de ver qué es debido a que el humo nubla mi vista, además de que la lluvia cae fuerte y también entorpece la visión. Me levanto despejando la humareda pero cuando la disipo no hay nada, posiblemente haya sido una alucinación.

-Joder Mawi, esta mierda creo que es buena de verdad jaja – me rio junto a mi compañera, ella lanza un pequeño gritito en respuesta y me lanza una piedra al pecho, el cual he tenido que descubrir para poner la camisa mojada sobre una roca.

Parece que la lluvia empieza a cesar y sin venir a cuento mi pequeña bola peluda sale corriendo fuera de la cueva. No le hago mucho caso, seguramente haya visto un pez en la orilla o algún cangrejo que cazar y ha salido veloz a por ello así que volverá en cuanto lo tenga.

Me siento a esperar a que termine de llover y a que Mawi vuelva retomando mi cigarro aún descamisado. Vendrá la pequeñaja con un cangrejo orgullosa de su captura, lanzando grititos al aire recochineándome su tesoro, sonrío al pensar en la situación hasta que una voz de alarma interrumpe completamente este buen pensamiento. Me incorporo rápidamente y me asomo ligeramente desde el interior de la cueva para comprobar como Mawi viene corriendo con una bota en la mano, perseguido por un chico que al ir completamente empapado es capaz de mostrarme su musculado y sensual cuerpo.

Nada más llegar a mí la pequeña sube hasta mi hombro aún con la prenda en sus manos. Yo simplemente espero al hombre cruzado de brazos y una posición algo chulesca.
avatar
Didac
Hybrid

Ocupación : Vigía de la Stormborn
Mensajes : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ladrón peludo [PRIV] (Didac)

Mensaje por Rokghul el Lun Jul 02 2018, 13:21

Persegui a ese animal por la arena de la playa con intención de atraparlo y, una vez en mis manos, romperle el cuello. En serio, me estaba enfacdando por cada zancada que daba y este parecia alejarse con fácilidad, como si no le costase hacerlo. Yo estaba acostumbrado a los gatos de mi granja, a algunos pequeños animales del bosque, pero la arena era más complicada sobre todo cuando me faltaba uno de los zapatos, y mi presa era un mono que se movia tan ágilmente incluso con el peso que llevaba encima. Se notaba que estaba acostumbrado a robar cosas. Maldito bichejo.

Cu..ando te atra...pe.. te mato — le amenace casi ahogado sin dejar de correr. Seguramente el gladiador me diria que estaba en baja forma y debia entrenar más duramente, porque si esta carrera me cansaba, un combate con armas reales lo haria aún más. Pero acababa de volar hace un rato por encima del mar bastante tiempo, estaba agotado y mi idea, era de volver a casa para echarme a dormir, no de ir corriendo trás un estúpido mono. Pero la cara se me iluminó cuando vi como se dirigia hacia una cueva, algo que me hizo pensar que ese animal, no era tan astuto como parecia. Por fin lo tenia acorralado ¡por fin era mio!

Más calmado fui reduciendo el paso y tomando aire profundamente, llendo hacia aquella cueva — Ven mono, dame mi zapato — entrecerré los ojos llendo aún más tranquilo, cuando me detuve de golpe. Aquel mono estaba sobre el hombro de un hombre extraño, con pinta rara aunque no peligrosa, recordandome a la gente del puerto que compraban provisiones para sus viajes. A pesar de que estuviera cruzado de brazos, tenia algo pintado sobre su pecho, unos dibujos que no entendia, quizás eran letras o palabras que Moira aún no me habia enseñado, pero poco me importaba ahora eso.

Frunci el ceño mirando al ladronzuelo que no soltaba mi zapato ni harto de vino, y luego mire al tipo que parecia ser su dueño. Su postura dejaba bastante claro que le importaba más bien poco lo que su bicho habia hecho, pero me habia robado asi que señale con mi dedo hacia el mono — Tu mono me ha robado el zapato. Dile que lo suelte — mi tono amenazante se unio a mi gesto con las comisuras de mis labios tirantes hacia abajo, de forma que mostraba mi enfado hacia lo ocurrido. Intentando aparentar la misma chuleria y que tampoco me iba a ir de ahi sin mi zapato, me cruce de brazos, alzando el mentón levemente, como cuando era pequeño y me negaba a darme un baño. Aunque después tio Hank me arrastraba por los aires tirandome a un barril lleno de agua fria. Mire al tipo muy serio — Hasta que no me lo des, no me iré — frunci el ceño matando con la mirada a esa maldita bola de pelo.





Hermanos Schubert:

avatar
Rokghul
Hybrid

Ocupación : Granjero / Mercader
Mensajes : 108

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ladrón peludo [PRIV] (Didac)

Mensaje por Didac el Miér Jul 04 2018, 18:01

Si Rokghul se fija bien, la apariencia del hombre no es tan indefensa, quizá no sea todo lo peligrosa que podría temer pero el alfanje que luce en su cinto no augura una persona ciertamente amistosa a priori.

Me fijo bien en el chico, parece cansado de correr, mojado por la lluvia y descalzo. Me echaría a reír pero no lo hago, no por falta de ganas si no porque quiero jugar con él un poco, hacerle ver que ha perseguido a la mona equivocada aunque esta se lo merezca por ladrona torpe. Le doy una calada fuerte al cigarro sin tan siquiera sujetarlo con la mano, mis brazos mientras no se mueven de mi pecho que se siente al estar desnudo como inspira el humo para después espirarlo fuera por la comisura de sus labios sin necesidad de abrir más la boca.

Espero a que acabe de hablar, exponer su queja y sus peticiones. Le miro con los ojos entreabiertos y mi posición no varía en absoluto hasta que termina. Después escupo el cigarro en el que tan solo quedarían un par de caladas y me relamo los labios para tenerlos húmedos.

- ¿De qué mono hablamos? ¿Qué bota? Me he perdido algo señor… - me hago el loco o el gracioso, según como quiera tomárselo el misterioso hombre. La cosa es que lo utilizo para reclamar su nombre y una presentación.

El chico toma una posición parecida a la mía, con el mentón bien alto y una amenaza de quedarse aquí hasta que no le devuelva su zapato. Otra vez me entran ganas de reír, me estoy teniendo que contener mucho y es que el chico se ve extremadamente sexy, inocente pero nada agresivo ni peligroso. – Yo estoy encantado con tu compañía, quizá puedas darme de eso que hayas fumado para ver monos, o… quizá podamos ver cerdos volando… - me llevo la mano al mentón y miro hacia arriba de forma pensativa. – Ya sé. ¡Dragones! Dicen que existen después de todo. – ante mis burlas Mawi salta sobre mi hombro jocosa y divertida, solo le falta sacarle un dedo a Rokghul aunque los tiene tan pequeños que lo mismo incluso lo ha hecho.
avatar
Didac
Hybrid

Ocupación : Vigía de la Stormborn
Mensajes : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ladrón peludo [PRIV] (Didac)

Mensaje por Rokghul el Vie Jul 06 2018, 13:25

Mientras el mono parecia haberse calmado, su dueño comenzaba a contestar tonterias como si yo fuera idiota. Frunci el ceño ofendido y con ganas de contestarlo de malas formas, pero solo gruñi aguantando no hacerlo, pues sabia que no merecia la pena perder las formas con un desconocido que incluso podia estar borracho o simplemente estuviera loco. Asi que respire hondo, mire a un lado para tranquilizarme y volvi a mirar al tipo — Schubert, señor Schubert — me presente como tal, a pesar de que asi era conocido mi tio Hank en Talos y no yo, pero poco me importaba. Queria saber un nombre, bien, pues ahi lo tenia. Alcé ambas cejas y con un tono agradable comencé nuevamente a hablar — Estaba dandome un baño, y cuando sali a vestirme, tu mono cogio mi zapato. Solo quiero que me lo devuelva — aclare esto ultimo mostrandole mi pie desnudo sobre la arena, hundieno los deditos en ella.

El tema de que podia pasarle lo que hubiera fumado, para ver monos o cerdos volando, me volvio a molestar. Ciertamente no sé donde veia la gracia en sus palabras — Los cerdos no vuelan, bien lo sé. Y si no me ayudas con tu mono.... — entonces me corto con la guinda del pastel, burlandose de los dragones. Es cierto que eran seres a los que no queria cerca, porque la mayoria estaban bajo las faldas de la Reina Madre, pero los pocos que lograban escapar de sus garras, eran formidables. Mi padre fue la muestra de ello y solo pensar que aquel mentecato hablaba con tal ligereza de ellos, me enfurecio.

Aprete los puños con rabia, mirandolo con ganas de golpearlo hasta dejarlo inconsciente. Pero Tirant aparecio en mi pensamiento recordandome que eso si era de mentecatos. Yo no iba armado y por lo que parecia, él si. Senti como entonces, algo en el suelo me atraia, me hacia saber que estaba alli de una forma muy débil. Reconoci ese sentimiento, el cúal me alegre de tener en aquel momento. Mire al cielo comprobando que aún seguia sin llover y me acerque al hombre un poco más llevando mis manos a mi capucha para echarla un poco más hacia delante — Mono, dame mi zapato o... — ahora fije mi vista en el mono de forma brusca y seria — ... te quemaré vivo — susurre en un hilo de voz. Volvi a mirar al hombre completamente serio y apartandome un paso hacia atrás extendi mi mano hacia ellos — Contraré hasta tres: uno, dos... dos y medio.... — me senti algo parecido a cuando me enfadaba con Luka y terminabamos pegandonnos, hasta que aparecian tio Hank y Livia para separarnos. Fue entonces cuando me concentre en aquel cigarro prendido que el hombre habia tirado al suelo, que aún seguia prendido, quemando el poco papel y hierba que habia en el. Tome el fuego de este, llevandolo hacia mi mano, creando una bola de fuego del volumen de una manzana, cuando la dividi en tres bolas del mismo tamaño que comenzaban a levitar sobre mi palma — ... tres. Mi zapato por favor — antes de que hicieran algo más, hice que aquellas esferas de fuego se colocasen alrededor del mono y su dueño.





Hermanos Schubert:

avatar
Rokghul
Hybrid

Ocupación : Granjero / Mercader
Mensajes : 108

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ladrón peludo [PRIV] (Didac)

Mensaje por Didac el Vie Jul 13 2018, 10:02

Sin tiempo a reaccionar, el chico misterioso se enciende. Literalmente. Haciendo que varias bolas de fuego aparecidas de vete a saber tu dónde, no estoy yo muy atento, giren alrededor de mí. Mis ojos se abren como platos, había escuchado historias así entre mis compañeros pero nunca las había vivido por lo que me sorprende al igual que le pasa a Mawi que deja a caer la bota al suelo mientras desciende mi espalda para irse tras una roca en el interior de la cueva.

- ¡Joder! Tranquilo, tranquilo. Sólo estábamos de broma. Nada más. – intento calmar al chico, no hago ningún gesto de llevarme las manos al alfanje ni nada por el estilo, es más, nunca lo uso a menos que sea realmente necesario y el chico no parece en sí peligroso, solo enfadado. – No pensé que te molestaría tanto que bromease. – le hago un gesto haciéndole ver que me voy a agachar para pasarle la bota, nada más y cuando me deja hacerlo teniéndome bien vigilado se la tiro quedándose cerca de él. - ¿Ves? Sin problema. Perdona a Mawi, llevamos meses en alta mar y ya estaba cansada de bromear con los mismos… Solo quería jugar… - mentira, seguramente quería quedarse esa bota inútil para su colección de cosas inútiles pero bueno, es una mona, no seré yo quien discuta con ella.

Le miro al chico fijamente, intento convencerle con mi mirada de que no soy peligroso, que solo estaba pasando una buena noche aquí en la playa y que no quiero ningún altercado. – Mira, tengo más cigarros, si quieres te invito a uno aquí en la cueva que parece que empieza a llover de nuevo y tus bolas se pueden apagar. – sonrío intentando dar algún paso atrás para cubrirme de la lluvia que empieza a aumentar su intensidad de nuevo. – Venga va, empecemos de nuevo. Mi nombre es Didac. – no es que me fie del chico, ni nada por el estilo, simplemente me ha dado curiosidad todo este tema de las bolas de fuego y quien sabe, quizá conocerle no esté mal del todo.
avatar
Didac
Hybrid

Ocupación : Vigía de la Stormborn
Mensajes : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ladrón peludo [PRIV] (Didac)

Mensaje por Rokghul el Dom Jul 15 2018, 12:08

En menos que canta un gallo, vi como aquel mono salio pitando soltando mi preciado zapato, y su dueño puso como excusa que estaban de broma. Sin bajar la mano y sin hacer desaparecer el fuego, lo mire frunciendo el ceño. Pero cuando el tipo siguio hablando, termine por apartar la mano y las bolas de fuego se extinguieron. Aprete los labios escuchandole, pensando en que si estuviera alli Luka, me estaria martilleando como siempre que parecia un viejo cascarrabias sin humor alguno. Pero claro, siempre habia sido diana de las burlas de los demás chicos del campo y eso me frustraba bastante.

Cuando me paso el zapato, lo cogi y me lo puse sin dejar de mirarlo, hasta que finalmente hable — Lo siento — susurre bajito, algo avergonzado por mi actitud. No me gustaba ser un matón, pero últimamente estaba conociendo un lado de mi bastante desconocido. Mire al mono que estaba atrás, mirandome sin moverse — Supongo que si, que solo queria jugar, pero... es que... me volvi un poco loco, porque me hubiera quedado solo con un zapato hasta que consiguiera algo de dinero — me encogi de hombros — Es un mono muy gracioso. Yo trabajo con animales, pero no tan divertidos — no deje de mirar al animalito que desde lo que habia hecho, no dejaba de verme como si fuera el coco.

Cuando el tipo dijo que parecia que iba a llover, mire hacia el cielo, pero estaba tan oscuro por la noche que no se veia nada claro. Fue entonces cuando el otro se presento como Didac, por lo que extendi mi mano para saludarlo — Me llamo Rokghul Schubert, y lo siento, de verás. Normalmente no soy tan bruto. Bueno si puede que lo parezca pero no voy haciendo cosas asi... — me lleve la otra mano a la nuca enarcando una ceja cerrando la boca para evitar decir más tonterias. Al entrar en la cueva, la luz de la hoguera inundaba todo, por lo que era un sitio incluso más acogedor que fuera, donde la luz no era precisamente la que más gobernaba. Mire a Didac negando sus cigarros — Gracias pero no fumo — me encogi de hombros cuando volvi a ver al mono junto a su dueño, sin dejar de mirarme, como si me estuviera juzgando. Esas miradas eran de lo peor incluso si venian de un monito asi. Entonces meti mis manos buscando algo en mis bolsillos, cuando encontré en uno de ellos una concha que habia encontrado en la playa esa misma tarde. Poco a poco me fui poniendo de cuclillas para ofrecersela a modo de disculpas.

Mientras Mawi se decidia, mire a DIdac — ¿Y que haces en esta cueva? — frunci el ceño extrañado pensando en la claridad que habia dentro y como habia estado tan tranquilo fuera, a pesar de la oscuridad, sin miedo a que le llegase a hacer daño, como si me hubiera visto en la oscuridad completamente desarmado. Aunque la idea de que Didac fuera un dragón se me paso por la cabeza, la deseche enseguida, porque cuando hubiera visto el fuego, me hubiera matado. De hecho me golpearia con la cabeza contra una pared por haber sido tan descuidado. Aprete los labios un segundo y senti como Mawi cogio la concha para salir huyendo nuevamente dando brincos como.... un mono — ¿Le habrá gustado? — me incorporé viendo al animal dando vueltas por la cueva, terminando en un lugar que parecia su sitio de confort. Volvi a mirar a Didac — Dijiste que veniais del mar, ¿eres pirata? — esta vez señale su arma, la cual resplandecia bajo las llamas del fuego.





Hermanos Schubert:

avatar
Rokghul
Hybrid

Ocupación : Granjero / Mercader
Mensajes : 108

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ladrón peludo [PRIV] (Didac)

Mensaje por Didac el Miér Jul 18 2018, 07:40

Parece que soy capaz de convencer al chico porque con tan solo un movimiento de mano hace que las bolas de fuego se deshagan haciendo que respire aliviado. No solo eso, también consigo que pida perdón aunque con un tono mínimo a la escucha. – No te preocupes amigo. Normalmente no me intimidan estos trucos pero soy hombre de mar no de intensas llamas. – ingenuo de mí y de mis verdaderas condiciones. Mawi mira a Rokghul desde la oscuridad, este la mira a ella. – Tranquilo, se le pasará, es una mona lista y sabe cuando alguien no es mala persona. Vamos Mawi ven. – pero aún el animal sigue algo reticente a salir de su escondrijo.

Estrecho fuerte su mano con una sonrisa pícara y deslizando suavemente al separarlas para que sintamos ambos un leve escalofrío guiado por la humedad y el contacto. Tras ello entro a la cueva seguido por Rokghul hacia la hoguera que había formado para estar más caliente en la noche. – Encantado Rokghul Schubert. Te invito a mi dulce hogar. – al adentrarnos me enciendo un cigarro sentado junto al fuego y en seguida Mawi viene a mí metiéndose entre mis piernas, la acaricio y sacando algo de mi bolsillo se lo llevo a la boca mordiéndolo al mismo instante.

- Mmmm seguramente pase la noche aquí. Hoy le tocaba elegir pasatiempo a Mawi y a ella la ciudad le gusta menos. Además la cubierta del barco no será un buen lugar para dormir. Si quieres puedes pasar aquí la noche con nosotros algo guarecido. ¿Verdad Mawi?  – cuando voy a acariciarla me doy cuenta de que ha ido dando brincos hasta el chico cogiendo la concha rápidamente y subirse hasta un saliente de la pared de la cueva como… un mono. Un lugar que ya había acomodado para dormir. – Jajaja seguro, a esta todo lo que le enseñes le gusta y más si lo puede manejar entre sus manitas jajaja. – mi risa suena fuerte, quizá algo escandalosa pero ¿es que los piratas acaso no somos conocidos por ser poco comedidos con estas cosas?

Al reírme Mawi se asusta y deja caer la concha al suelo desde su lugar mirando tímidamente a Rokghul, esperando que la recoja y se la de él mismo. Doy una calada al cigarro antes de responder a la pregunta de si soy pirata… Algo que no suelo afirmar aunque sea muy evidente la mayoría de ocasiones. – En efecto, soy pirata. Pero no debes temer, no soy de los típicos piratas bravucones, violentos y ambiciosos, capaces de matar por unas míseras monedas o porque alguien les haya amenazado con unas bolas de fuego. Para nada. Me gusta vivir la vida, vivir aventuras y qué mejor manera que hacerlo así, sin ataduras. – sin darme cuenta soy capaz de sincerar al granjero mi modus operandi, como si fuese un verdadero amigo. - ¿Y tú Rokghul Schubert? ¿A qué dedicas tú tiempo? – doy una fuerte calada al cigarro y después lo lanzo a la hoguera junto a un tronco que tengo al lado, simplemente para avivar la llama y no quedarnos a oscuras, al menos de momento quiero que nos veamos bien.
avatar
Didac
Hybrid

Ocupación : Vigía de la Stormborn
Mensajes : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ladrón peludo [PRIV] (Didac)

Mensaje por Rokghul el Vie Jul 20 2018, 19:46

Cuando Didac hablo para calmar la situación, me senti un poco estúpido e incomodo, por haberme comportado como un niñato. Me rasque la nuca al oir que Mawi saldria de su escondite si yo era buena persona — Oh si, lo soy. Siempre ayudo en casa y... — me oli el sobaco por si acaso a la mona le espantaba el mal olor — Y hace un rato me di un baño en el mar. No huelo tan mal — asegure completamente serio. Además como habia ido a la ciudad, no olia tampoco a la granja. Nada de olores fuertes de animales en mi ropa.

Según fui pasando, lo de "dulce hogar" me parecio algo triste, más que un chiste, asi que alcé la vista y mire alrededor poniendo cara seta — Aaah... es... un sitio... — mire hacia Didac apretando los labios — .. bonito. ¿Vives aqui solo? — me vino a la mente que pudiera tener compañia, incluso familia que hubiera salido a comprar algo, pero ¿porqué vivir en una cueva de la playa? Era un sitio muy húmedo y alli no habia nada que hacer, salvo levantarse y ver el mar por las mañanas. Y creo que el moreno no era un cangrejo al que le gustase andar por la arena moviendo las pinzas de un lugar a otro, aún asi, preferi callarme para no parecer tan tonto.

Y si, mejor me mantuve callado porque al parecer, tan solo iba a pasar la noche alli — Ah, claro. Lo imagine... — aprete los labios llamandome cabeza de sandia en mi interior. Al parecer, la mona decidio por el otro pasar la noche alli, cosa que no llegue del todo a comprender — Osea que... ¿Mawi te dice donde ir? ¿Como? — cuando la mona me quito la concha, la mire dar brincos, pensando que si yo hiciera caso a los cerdos o gallinas, acabaria en a saber donde y mal parado. Aunque seguramente en medio del bosque, quizás detrás de algún animal salvaje que los cazará o en el rio intentando sacar a los muy estúpidos. O tal vez, como mucho, en alguna charca fresquita a la sombra donde acabarian revolcandose como cerdos que son.
Enarque una ceja ante lo dicho por DIdac — Entonces... ¿si le doy un cubo, ayudaria con el regadio? — entrecerré los ojos mirando a la mona. Si era capaz de hacer eso, no estaria tan mal tener bichos asi en la granja. Podrian ayudarnos muchisimo. Lo malo seria que se comerian las verduras o se lanzarian la caca sin dejar de jugar todo el santo dia. Mejor ni pensarlo.

La carcajada del moreno resuena en la cueva, y aunque no me rio igual, si me hace sentir comodo, porque una risa espontanéa me hace creer que no es de alguien malo. Escucho como algo cae, y al ver que se trata de la concha, la recojo y se la paso a Mawi que empieza a mascullar algo, como si me hablase en su idioma de monos — Creo que me dijo gracias ¿verdad? — la miro raro y me siento en el suelo junto a la hoguera, para escuchar mejor al otro. La idea de que sea pirata me entusiasma, pues siempre quise ser pirata y surcar los mares, solo que al no saber nadar tenia cierto miedo al mar y evidentemente no hay un barco tan grande como para llevar a un dragón como yo a bordo, y seguramente pasaria el trayecto agarrado al mastil mas alto. Tuerzo el morro un segundo — Lo de las bolas de fuego fue sin querer y tampoco te hubiera quemado. Yo tampoco soy agresivo. Pero este calzado me tiene que durar, la vida es cara — me encogi de hombros — Y ¿como vives la vida? ¿Viajas por el mundo? ¿Has encontrado tesoros? ¿Y monstruos? — los ojos se me abrian como platos a cada pregunta que le hacia. Me moria de ganas por oir una de esas aventuras de piratas, con tesoros llenos de joyas increibles, o maldiciones marinas acompañadas de terribles seres que incluso los dragones temian — ¿Y que mando de la tripulación eres? ¿Desde cuando eres pirata? ¿Y tu familia? ¿De donde eres? — derepente me di cuenta que no paraba de lanzar preguntas como si fuera un inquisidor y tomando aire me eché hacia atrás colocando una mano cerca del fuego — Estooo... lo siento, es que me emocioné. Supongo que tengo una vida aburrida — media sonrisa aparecio en mi rostro. El calor en la palma de mi mano me hizo sentir bastante mejor, ya que al estar húmedo tenia algo de frio, pero era de agradecer a esas temperaturas. Además no me iba a resfriar.





Hermanos Schubert:

avatar
Rokghul
Hybrid

Ocupación : Granjero / Mercader
Mensajes : 108

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ladrón peludo [PRIV] (Didac)

Mensaje por Didac el Sáb Jul 28 2018, 08:16

Me parece curioso como el hombre que hacia unos momentos había invocado el fuego ahora en cierta manera agacha las orejas algo avergonzado. Sin duda es una buena persona y lo anterior ha sido un arrebato dado por el temor a quedarse sin una de sus posesiones. ¿A caso no somos todos así con lo nuestro? No le puedo reprochar y menos yo que soy un pirata. – Te creo, si quieres para secar tu ropa puedes quitártela y ponerla junto a la hoguera, se secará antes y tú también. – sin duda quiero verle sin esa ropa pero mis palabras son sinceras, si quiere secarse cuanto antes debería hacer eso. – O simplemente acércate a la hoguera, no te secarás tan rápido pero algo hará.

Me siento junto a la hoguera para entrar un poco en calor. Confío en que Rokghul no se vuelva loco con el fuego y me haga arder, al menos no le voy a dar razones para ello. Le invito a tomar asiento a mi lado aunque parece bastante centrado en caerle bien a Mawi. – Jajajajaja. Solo le doy ciertos caprichos de vez en cuando. No siempre voy donde ella quiere pero ¿acaso no vas tú a veces donde quieren tus amigos? Pues esto es igual. Además esto no está tan mal, tranquilidad, la luna, el mar… Desde el barco se ve precioso todo esto pero la calma que se respira en la playa no es la misma. – vuelvo a reír fuerte con la idea de los monos regando los campos del que parece un granjero. Ya no sé si el chico está de broma o realmente se le ocurren esas cosas tan graciosas. – Sería bueno sí. Entonces… ¿Eres granjero? – le pregunto antes de contarle un poco en qué consiste mi vida de pirata.

Mawi cuando el chico se sienta junto a la hoguera salta y corretea hasta su espalda, la escala y desde su hombro salta al mío. – Si, parece que te ha dado las gracias y le has caído bien. Definitivamente eres buena persona. – sonrío esta vez sin ese estruendo que tengo por risa mientras estiro los brazos para colocar las manos cerca de las llamas. Siento el calor cerca de ellas, no me quema por lo que las aguanto gustosamente ahí un rato. Siempre he tenido cierta resistencia al fuego y me gusta, es ciertamente placentero.

- Tranquilo, puedes preguntar lo que quieras jaja pero no sé si me acordaré de todo a la hora de responder jaja. – la ráfaga de preguntas me había dejado un tanto sorprendido, se interesa mucho por mi oficio y eso me halaga pero que vea su vida como aburrida… No creo que sea para tanto. – Sí, viajo por el mundo encontrando tesoros y combatiendo contra malvadas criaturas. – intento adornar un poco las cosas, me encanta. – Pero a veces se ven cosas hermosas en los lugares que menos te esperas, como el brillo en el mar hace un rato. ¿Lo viste? Era un pequeño resplandor que salía y entraba en el mar, era precioso. – divago recordando aquel momento pero en seguida me doy cuenta y vuelvo a sus preguntas. – Mmm soy pirata desde chaval, de unos años para ahora me adjudicaron como vigía del navío, ya sabes avisto tierra y surco el cielo más que las olas. Un lugar privilegiado el de allí arriba. Soy de puerto Krosan y mi familia… Supongo que la tripulación, nadie más. – al hablar de mi familia cojo un palo y lo tiro al fuego con una mirada un tanto perdida ya que realmente no sé demasiado.

Pero mi personalidad vivaz hace que cambie la actitud en cuestión de segundos levantando la mirada otra vez en dirección a la suya. – Cuéntame tú Rokghul, ¿de dónde eres? Tu nombre no suena de por aquí. ¿Y tú familia? Pareces granjero pero no puedo asegurarlo, solo es intuición por lo de los monos regando jajajaja. Venga cuenta, seguro que tu vida no es tan aburrida. – torno mi cuerpo hacia el chico quedando con mi torso cerca del fuego, tampoco me molesta, es más me gusta. Las llamas iluminan mi cuerpo, mis ojos, por momentos parezco un diablillo entre las llamas pero por otros una sensual figura iluminada por el fuego de la pira.
avatar
Didac
Hybrid

Ocupación : Vigía de la Stormborn
Mensajes : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ladrón peludo [PRIV] (Didac)

Mensaje por Rokghul el Lun Jul 30 2018, 12:22

De las dos opciones que me ofrecio el chico para secarme un poco, escogi la de colocarme cerca de la hoguera y secarme como pudiera. No iba a desprenderme de mi ropa asi por asi, y menos delante de un desconocido para que pudiera ver mi cicatriz. Pero bueno, de momento no parecia malo, y se notaba que queria que estuviera comodo, asi que me atrevi a quitarme la capucha de la cabeza, para que al menos el cabello si se secará un poco.

Torci el morro al oir decir a Didac que su mona era comparable con un amigo, y buscandola con la mirada arrugue la frente — Pero, no es lo mismo un amigo que... — mire al pirata bajando la voz, ya que despues de todo, no queria molestar a la mona — ... un animal. Yo tengo varios y aunque son simpáticos, no puedo decir que su compañia sea igual — me encogi de hombros. Admito que mis perros eran los mejores, que cuando uno hace unos meses murio y lo enterramos, llore. Pero las gallinas, los cerdos... aunque tenian muestra de inteligencia, no dejaban de ser parte del menú. Asenti ante la afirmación de que yo era granjero — Si. La granja estaba al cargo de mis abuelos cuando llegamos mis hermanos y yo de niños. Ahora vivimos con mis tios que son como nuestros padres, a pesar que casi son de nuestra edad — alcé ambas cejas mostrandome serio, pues no era algo para echar a reir, la verdad.

Senti un escalofrio por la espalda, cuando note las patitas de la mona por ella, tirando de mi ropa y trepando hasta mi hombro. Al mirarla y verla tan de cerca, abri los ojos como platos: me recordaba a la abuela de Anacleto el pastor, que mujer más fea por los Dioses. Cuando salto donde Didac lo mire frunciendo el ceño — ¿Y si se encuentra con una mala persona? ¿Le muerde? — apoye mi codo en la rodilla para estar más comodo. Notaba el calor de la hoguera cada vez más intenso, por lo que me estaba acomodando en el lugar donde estaba sentado.

Aprete los labios cuando empecé a escuchar lo que Didac hacia, luchando contra monstruos y descubriendo tesoros. Eso al menos era lo que más me intereso por el momento, porque la idea de encontrar algo asi fuera lo uno u lo otro, era fantástico — Si no fuera por algunas circunstancias, yo hubiera estado ahora surcando los mares como tu y Mawi — suspire con anhelo ante esa idea, cuando el pìrata hablo de algo relacionado con un brillo en el mar, que habia ocurrido hace un rato. Frunci el ceño sin saber a que se referia — Pues... no sé. Yo estaba en el mar — me encogi de hombros cuando pensé que, exactamente habia estado en el mar, pero volando por encima y despues lanzandome a él como un rayo. Torci el morro y volvi a encogerme de hombros — Seguro que era un rayo. Luego se puso a llover... je je je — mi risa forzada no convenceria ni a la mona que estaba alli. El momento en el que quiero retirar mi pregunta llega, cuando Didac después de responder se muestra algo más bajo de humor que hace que no parezca el pirata caradura de hace un rato. Por lo que intento cambiar la conversación — Vayaaa, ¡vigia! Desde alli arriba ves todo... ¿y nunca haces otras tareas? ¿y como ves por la noche? — al preguntarle esto último lo miro entrecerrando los ojos, pues es cierto que no tengo idea de como un vigia mira el mar de noche. Solo sé que en mi caso no tendria problemas porque en la oscuridad veo genial.

Trás echar un palo a la hoguera, era el turno de Didac para preguntar, por por lo que mire al fuego pensativo — Bueno, si soy de Talos. Me crie con mis hermanos y mi padre en las afueras, pero él murio cuando eramos pequeños, por eso nuestros abuelos se hicieron cargo de nosotros — mire hacia el pirata — Nuestra madre murio en el parto, asi que... — volvi a encogerme de hombros como otras tantas veces que estaba haciendolo. Maldita costumbre — En la granja somos mis tios, mi hermana melliza, mi hermano menor y yo. Y bueno, algún dia espero que se una mi novia — medio sonrei pensando en Kyra — Seguro que mi hermana acabará llendose con su nuevo pretendiente — enarque una ceja pensando que aquel hombre con hijas, tenia suerte de tener como esposa a mi hermana y no alrevés. Entonces resople uno de mis cabellos que me caian en la cara, para finalmente echarlo trás la oreja — Lo mças interesante que tengo ahora es poder manipular el fuego — ladee la cabeza llevando mis manos al fuego para calentarlas — Y ni siquiera puedo hacer mucho con ello. Si al menos fuera manipular la tierra o el agua, podria usarlo en la granja. Pero ¿el fuego? — mire a Didac — Bueno, supongo que para algunas cosas esta bien — retorci una sonrisa con la mirada apagada — Pero en general esa es mi vida — entonces recorde que habia preguntado por mi nombre — Oh, y me llamo asi gracias a mi padre. Resulta que mi madre queria llamarme como mi abuelo, Willhem, pero mi padre se negó. Asi que me puso un nombre antiguo de su familia o algo asi. Creo que es muy antiguo — alcé ambas cejas, sin saber que mi propio nombre era el de un antiguo dragón caido en batalla, un renegado que al igual que mi padre, creia en la igualdad de las razas de dragones y humanos.





Hermanos Schubert:

avatar
Rokghul
Hybrid

Ocupación : Granjero / Mercader
Mensajes : 108

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ladrón peludo [PRIV] (Didac)

Mensaje por Didac el Miér Ago 08 2018, 07:22

Rokghul se sienta junto a la hoguera y decide no desprenderse de su ropa. Sonrío ya que en el fondo hace bien si no quiere terminar con mi cuerpo sobre el suyo de manera inesperada, lo que sí se quita es la capucha mostrando mejor su atractivo rostro al que acompaña una frondosa y sensual barba digna de un pirata, aunque jamás conseguiré una igual.

Noto desaprobación en sus palabras y en su gesto cuando hablo de Mawi como amiga incluso la compara con sus animales de granja que no es que los infravalore, pero no pueden ser iguales. – Los monos son muy inteligentes, más incluso que muchos humanos y tampoco deberías infravalorar a los animales de tu granja. ¿Tienes cochinos? Pues deberías saber que son animales muy inteligentes más que los perros u otros con los que estamos más acostumbrados a tratar. – mis viajes me habían hecho conocer a muchas personas y sin duda estas habían compartido historias, anécdotas y conocimientos conmigo por lo que sé algo sobre animales algunos más livianos y otros más exóticos. En cuanto a su historia familiar noto como su gesto se torna serio por lo que decido no tocar el tema por el momento, quiero que se relaje y se sienta cómodo en mi improvisado hogar. Cuando tengo a Mawi sobre mí la acaricio y la echo a un lado. – No le molestes más Mawi. – le reprendo al ver que el chico se sobresalta con algunos de sus movimientos. – No te va a morder, solo lo hace cuando se siente en peligro, se enfada o quiere jugar y en este último caso ni notarás sus dientecitos. – meto mi dedo en su boca y lo mordisquea. – ¿Como cuando muerdes en el sexo? Ahí no duele ¿no? – vuelvo a sonreír, pero esta vez de una forma más picara con un claro acento de seducción.

Cuando la conversación se torna sobre mi oficio o más bien mi pasión, me relajo bastante y me recuesto sobre mis brazos en el suelo mirando la pira de vez en cuando para que no se apague. – Nunca es tarde para surcar los mares y si tanto te gusta la idea podría conseguirte una plaza, aunque los comienzos como grumete son difíciles no te lo voy a negar, pero te veo capaz y por lo que veo sabes nadar así que ya sabes más que muchos de esos intrépidos rufianes jajaja. – es sorprendente pero sí, muchos piratas ni tan siquiera saben nadar a pesar de que su medio es el mar, algo que nunca llegare a comprender. – No era un rayo, era algo más como un resplandor de algo, de un objeto o algo así. No lo vi bien a pesar de que veo fenomenal en la oscuridad jajaja, no en serio, se me da bien y por eso soy vigía… Aunque por la noche poco avisto ya que no solemos navegar, simplemente se vigila por si hay tormenta o algún peligro inesperado. No pierdo de vista el horizonte en ese caso.

Después escucho con atención al chico que habla de su vida por momentos feliz, otros no tanto como si no estuviese del todo feliz con ella o al menos esta pudiese mejorar notoriamente. – Una vida en familia no está mal para quien tiene esa opción. Yo simplemente no estoy hecho para eso… - o no tengo con quien formarla. Me descubre sin miedo que puede controlar el fuego, aunque ya lo había podido comprobar. El poder elemental no es algo muy común y menos en un granjero por lo que incrementa mi interés por el chico. – Bueno, puedes avivar esta llama. – dirijo mi mirada a la hoguera. – Dar calor a tu familia en una fría noche de invierno, quemar rastrojos innecesarios en tu granja, supongo que muchas cosas. – miro algo nostálgico el fuego recordando como por su culpa lo perdí todo años atrás. Debí cogerle miedo, pero no es así, al contrario, cerca de él me siento bien como si de alguna manera mi vida estuviese ligada a este.  Le doy un manotazo a la llama más cercana con rabia y sin dolor, como arrebato de un poco de ira. – Maldito fuego. Úsalo bien amigo… - tras advertirle me callo misteriosamente y termino por tumbarme del todo en el suelo esperando que rompa el silencio el mismo chico ya sea para acercarse a mí o para seguir la buena conversación que estamos manteniendo.
avatar
Didac
Hybrid

Ocupación : Vigía de la Stormborn
Mensajes : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ladrón peludo [PRIV] (Didac)

Mensaje por Rokghul el Sáb Ago 11 2018, 19:47

Mire atento al pirata, que parecia apreciar muchisimo a su mona, tanto como a una amiga de verdad. Yo jamás podria decir que un animal lo era, no sé, me parecia extraño. Y aunque me explico que los cochinos eran inteligentes, y sabia que tenian algunos comportamientos que asi lo demostraban, seguian siendo animales. Les podria hablar, cantar o poner coletas, pero al final no harian nada por ni salvo pedir cuidados y ponerse en problemas. Al menos los animales de la granja, la mayoria en si, eran vendidos como carne en el mercado y si eran muy viejos, como abono para la tierra. Mire de reojo al pirata cuando estaba con Mawi — Puede que si sean inteligentes y más agradables que muchas personas, pero cuando cuidas de un animal al que van a matar, no es agradable encariñarse con él — frunci el ceño con ambas cejas alzandas — Cuando era pequeño me gustaba jugar con las gallinas y los conejos. Después lloraba dias cuando mi tio les rompia el cuello o les cortaba el gaznate. Ahora soy yo tambien quien les da muerte como cuando de niño los acariciaba — desvie la mirada apretando los labios echando de menos aquellos años en los que ir a jugar con animalillos era lo mejor del mundo.

Entonces Didac hablo sobre la costumbre de Mawi y morder a la gente, por lo que me fije en la mona, que agarro el dedo de su amo, mordiendolo como si fuera una tetilla — Si, supongo que con esos dientecillos no hace mucho daño — ladeé la cabeza cuando el otro cacho bruto, soltó aquello sobre morder el sexo. Las mejillas se me pusieron algo coloradas y baje la mirada algo incomodo cruzando mis brazos sobre mi regazo — Ah... yo... si bueno... no... yo... no se... — finalmente suspire y cerré la boca mirando el fuego para relajarme, antes de hacer que aquella fogata estallase de un momento a otro.

Al menos paso rápidamente a otro tema, aunque decidi no mirarlo de nuevo, por el momento. Me quede pensando en como seria yo, llendo en un barco pirata, con una espada y un parche en el ojo. Aunque lo de los parches no sé porque... pero me parece que era una mentira bastante gorda. Ni Boynne ni Didac tenian uno. Y yo tampoco lo tendria, aunque seguro me lo pondria para estar más elegante. Mire al otro cuando mencionó de nuevo lo ocurrido en la playa — Pues yo no he sido — torci el morro — Lo he visto, quise decir que no lo he visto, claro — de nuevo mire hacia el fuego algo nervioso cuando me volvio a la mente la idea de como veia tan bien en la oscuridad — ¿Puedes ver desde muy lejos? ¿Y a oscuras? — cogi una rama seca y empecé a golpear una roca que rodeaba la fogata con toques suaves — Mi hermana y yo tenemos una vista muy buena. Mi tio dice que somos privilegiados — entrecerré los ojos mirando a Didac y esta vez hacia su pecho. Tenia tatuajes raros, no podia ver nada alli nada, asi que no podia saber si realmente mi sospecha era cierta o no.

Didac me recordó las palabras de Kya sobre lo que podia hacer con el fuego, y ambos tenian razón. Solo me quejaba ante el don que poseia, pero podia hacer cosas con el, y si podia manipularlo, solo yo podia decidir si eran cosa buenas o malas, y desde luego no iban a ser las últimas. Vi la reacción del pirata antes de tumbarse, por lo que lo mire con algo de tristeza — Lo haré. Y si molesta... — acerque una mano sobre la fogata e intenté bajar la intensidad unos segundos, haciendo que la cueva se pusiera en penumbra y Mawi se inquietase un poco. Pero nuevamente al apartar la mano, el fuego recobro su fuerza — Es bastante agotador. Tengo que entrenar más — respire hondo, arrastrandome hacia una de las paredes para recostarme en ella, volviendo a mirar el pecho de Didac ahora menos a la vista — ¿Porqué te hiciste esos tatuajes en el pecho? — ladeé la cabeza sin dejar de mirarlo y me incorpore un poco — Dicen que los tatuajes esconden secretos e historias — trás decir aquello, un trueno sonó bastante fuerte en el exterior, justo a la vez de que un relampago inundase con su luz toda la playa y la entrada de la cueva. Me puse en pie algo asustado — ¡Por los dioses! Menuda noche del demonio. Maldita la hora que quise salir — me fui acercando a la salida, mirando desde alli, todo el paisaje de la enorme playa, y desde la gran distancia y oscuridad, podia ver el puerto con los barcos moviendose anclados a el, con el movimiento de las olas bravas — Espero que tu barco no sufra daños ¿esta en el puerto? — dije sin más para que Didac se acercase a mirar. Si era capaz de ver su barco o algún otro desde donde estabamos con esta oscuridad, entonces tendria mi primera prueba real de que era un hibrido.





Hermanos Schubert:

avatar
Rokghul
Hybrid

Ocupación : Granjero / Mercader
Mensajes : 108

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ladrón peludo [PRIV] (Didac)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.