Novedades

- (18/02) Ya podéis pedir Los Dracs de Febrero

- (29/01) ¡Empezamos a publicitar por Tumblr!

- (18/01) Debéis hacer el nuevo Registro único

- (18/01) Aquí están las novedades de Enero

- (15/01) ¡La minitrama Ash Blessing ha empezado!

- (17/11) Revisad bien la normativa de las búsquedas, pues hemos añadido una nueva norma.

- (18/02) Nuevos cambios en la normativa obligatoria para reactivar cuentas inactivas.

- (22/11) Nuevos requisitos para comprar subforos en la tienda aquí.

- (18/07) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (18/05) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Trystan
Admin
Selene
Admin
Faora
Admin
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos
FB || Fearless || Jötunn G2TiwGkZ_o

06/06

Directorios y Recursos

09/10

Afiliados Élite

Limpieza 20/01


Time Of Heroes  photo untitled45.png
FB || Fearless || Jötunn AO1UJIQ Expectro Patronum


34/40


FB || Fearless || Jötunn

Ir abajo

FB || Fearless || Jötunn Empty FB || Fearless || Jötunn

Mensaje por Trystan el Jue Jun 07 2018, 23:09

Hace un año...

Aquella sería la última vez que entrase en Talos con la misma determinación que los últimos tres meses. Ya no podía seguir dependiendo de Megerah y su ofrecimiento para cuidar a la pequeña en las cuevas. Además no sabía el giro que esa misma noche daría mi vida y... mi forma de pensar con respecto a lo último acontecido que me había llevado al borde de la ansiedad y desesperación. Algo que me empujaba casi diario a visitar las calles, en busca de cualquier indicio de información que me llevara de vuelta con ella, violando el toque de queda hasta con maestría.
FB || Fearless || Jötunn 9zWre02

Pero esta vez, algo se torció. No tenía ni idea de que, esta vez, yo era la presa. Unas sombras me siguieron desde que entrara en la ciudad. Desde el preciso momento en el que yo cruzara esas altas puertas de madera reforzada. Al parecer, me dejaron teórica libertad de movimiento.

Pero, justo cuando abandoné las calles más grandes (que estaban siendo apenas transitadas, exceptuando a esos valientes que se saltaban el toque de queda, como yo), se me echaron encima. De un par de golpes, pude librarme de que me apresaran al instante. Así que, en cuanto me vi libre, salí corriendo. Crucé calles, trepé por tejados, salté de un lugar a otro, en ese juego que ya conocía demasiado bien. En la carrera, pude concluir que no eran soldados. No, al menos, de servicio, pues no había identificado sus ropas.

Pude mantener ventaja durante un rato, pero aquellos malditos parecían tener el mismo aguante que yo. Fue un descuido y un gancho que lanzaron para pillarme en medio de un salto, lo que truncó mis posibilidades de escapar. Intenté aferrarme al tejado, al canalón, a un balcón, a cualquier sitio, en realidad, que me mantuviese alejado de sus manos. Pero el gancho no cedió y supuso esa tensión que me llevó hasta el suelo. A los que en un principio habían intentado detenerme, se les habían sumado dos más, que no dudaron en reducirme con algún golpe certero que finalmente me quitó las ganas de plantarles cara.

Acabé exaltado y hasta turbado tras esa persecución, sin siquiera saber a dónde demonios me llevaban. Según avanzaban, conmigo casi a rastras, podía sentir un latido exaltado cada vez retumbando más en mi cabeza. ¿O era en mi pecho? También un hormigueo extraño que se fue incrementando, así como esa cicatriz en mi pecho, que empezaba a brillar, con paulatina intensidad.Hasta que me soltaron y di de bruces contra el suelo. Del golpe exhalé, levantando una pequeña nube de polvo. Tardé apenas segundos en apoyarme con las manos, antes de abrir mis azules y, saber perfectamente a quién estaba mirando cuando alcé mi mirada-. ... Tú.
Trystan
Trystan
Redeemed

Mensajes : 2534

Volver arriba Ir abajo

FB || Fearless || Jötunn Empty Re: FB || Fearless || Jötunn

Mensaje por Invitado el Miér Jun 13 2018, 17:13

Había mandado a algunos solados una orden de busca y captura. Si su desafiado se dignaba a volver a entrar en Talos y le veían, sería suyo de nuevo. Jötunn no había dejado de ser un espléndido torturador y, a pesar de que últimamente se estaba planteando cambiar de trabajo, sabía que nunca dejaría de serlo.
Aquel juego con el humano al que había arrancado el corazón era uno de sus favoritos. No tenía ni una mínima esperanza de que aquel rebelde lograra llevar a cabo el desafío y le divertía bombardearle con dudas y ataques psicológicos.
Sin embargo, debía reconocer que le gustaba darle alguna oportunidad, alguna facilidad… Jötunn no tenía ningún problema en verse las caras con él para hablar. Darle algún hilillo del que pudiera tirar, haciéndole creer que conseguiría la recompensa final.

Así fue como aquella noche Jötunn recibió mensajes por la red notificándole de la interceptación de su objetivo. Sus hombres le estaban persiguiendo por Talos. Jötunn salió del castillo a galope a lomos de su caballo, siguiendo las indicaciones de aquellos subordinados para llegar allí donde podrían al fin reducirle.

Jötunn se bajó del caballo y comenzó a caminar hacia un callejón oscuro. El dragón había terminado por ordenar que le llevaran allí y cuando el inquisidor llegó, dejó las riendas a uno de los soldados y se acercó a Trystan.

Jö intuyó que había sido una persecución dura por las respiraciones agitadas de los hombres. Pero peor había sido para el exlíder rebelde. Y peor lo sería.

El rubio le dedicó una sonrisa maliciosamente lupina al pelirrojo cuando espetó aquel m. Estaba tirado en el suelo y desde luego había visto mejores días. Tenía una pinta horrible.

—Debo reconocer que eres insistente —dijo. Aunque no era nada nuevo para él. Había convivido las suficientes horas con él en los calabozos como para saber con qué armas contaba el pelirrojo. Era duro y tenía una voluntad inquebrantable. Era perfecto para que Jötunn se entretuviese tratando de doblegarlo a gusto.
Se acercó y se inclinó hacia adelante levemente para agarrar a Trsytan del cabello, obligándole a que le mirara directamente a los ojos.

—No sabes rendirte ni aunque vayas detrás de una causa perdida. Sois todos iguales —le soltó con violencia y se giró hacia los soldados—. Marchaos —los soldados se fueron, llevándose al caballo del inquisidor con ellos—. Trystan, Trystan… hoy voy a hacer que te des cuentas de un par de cosillas… y voy a enseñarte cómo olvidarlas.

Se acercó de nuevo a él, levantándole del brazo y prácticamente arrastrándolo hasta la salida del callejón. Doblando aquella esquina lo acompañó hasta la primera puerta con aquel cartel que rezaba “La flor azul”.

—Vamos a pasárnoslo bien —abrió la puerta y empujó al pelirrojo hacia el interior para acompañarle luego dejando que la misma puerta se cerrara de nuevo al pasar.
El lugar estaba bastante lleno. Casi todas las mesas estaban ocupadas a excepción de un par. Meseras ligeritas de ropa iban y venían con bebidas y comida. Otras y, por supuesto, otros, se perdían en pasillos oscuros acompañando a los clientes a habitáculos privados.

—Escoge una mesa en la que te quieras sentar —y le dio una palmada en la espalda apremiándole a que tomara la iniciativa.
Anonymous
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

FB || Fearless || Jötunn Empty Re: FB || Fearless || Jötunn

Mensaje por Trystan el Mar Jun 19 2018, 23:12

Si bien era insistente o que no sabía rendirme como él remarcaba... no era ningún estúpido. Fue ese tirón en mi cabello el que me hizo aspirar, apretar los dientes y llevar una de mis manos a su muñeca, por si tenía la feliz idea de tirar más. Le veía realmente capaz, después de aquella tortura que había acabado de forma repentina y de forma imprevista... porque yo salí con vida, pero sin corazón.
Una tortura más a largo plazo que no dejaba de ponerme a prueba.

Y yo, como estúpido, preocupándome por encontrarla a ella... cuando ignoraba que la primera persona a la que tenía que socorrer... estaba más cerca de lo que pensaba.

La decepción se respiraba en su cavernosa voz cuando el dragón mandó marcharse a esos subordinados que me habían traído a sus pies. Para mí no era más halagüeño quedarme a solas con él. Me era del todo complicado saber por dónde iba a salir aquel inquisidor que ya había hecho alarde de su fuerza. Lo que no terminaba de entender era por qué no me había partido el cuello cuando tuvo oportunidad. No era que hubiese dejado de tenerla… Pero al menos yo no me sentiría como conejillo de indias, indefenso ante sus juegos.

Mi mirada clara se entrecortó en cuanto mencionó esas enseñanzas. Ya las había probado aquella vez cuando me hicieron prisionero. Y, a decir verdad...- Prefiero beber alcohol hasta la inconsciencia, a soportar tus lecciones. -gruñí justo antes de que el bruto de Jötunn me levantara con violencia del brazo. Callé un quejido por el tirón y me vi prácticamente arrastrado hasta esa puerta de la Flor Azul.
Había oído comentarios, rumores y meras descripciones de aquel sitio, pero nunca había llegado a ir.
No lo consideraba lugar para mí.

Enarqué una de las cejas con impotencia mal contenida-. Querrás decir que vas a divertirte a mi costa. -maticé antes de ser empujado hacia el interior de aquel sitio. Fue entonces cuando un denso bofetón de opiáceo golpeó mi nariz. El ambiente no era liviano, impregnando con un erótico aroma que se entremezclaba y te erizaba la piel aunque no tuvieras en mente pensamiento alguno. Las chicas, claras empleadas, iban y venían, entre las mesas… con menos ropa de la que yo hubiese pensado.

Fue ese toquecito contundente en la espalda por parte del dragón lo que me sacó de mi ensoñación, para barrer el lugar con mi mirada. Y entonces, me lo pensé. ¿Lejana o cercana a la puerta? Era demasiado tentador buscar una mesa más cerca de la salida… pero también era de tontos pensar que conseguiría salir de allí sin que el inquisidor me echara la mano encima. Y tampoco era lo mejor buscarse una mesa lo más lejos posible. Tan sólo de pensar que tendría más privacidad con ese mastodonte, me helaba la sangre. Fruncí el ceño, al final, con la decisión tomada en ese instante. Me dirigí a una mesa que quedaba a mitad de camino, sentándome con resignación. Me había vuelto a atrapar… ¿y ahora?- ¿Qué demonios quieres? -inquirí cuando escuché la silla crujir por su peso, al sentarse.
Trystan
Trystan
Redeemed

Mensajes : 2534

Volver arriba Ir abajo

FB || Fearless || Jötunn Empty Re: FB || Fearless || Jötunn

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.