Novedades

- (15/05) Ya están disponibles novedades de Mayo.

- (15/05) Ya podéis pedir Los Dracs del Mes de Mayo.

- (15/05) Nuevas normas de emisión de reportes Aquí.

- (15/05) ¡Anexo de la Hermandad Pirata! ¡Conócela!

(15/04) ¡Consecuencias de trama global!.

- (15/04) ¡Nuevas Celebridades! tras la trama.

- (15/02) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes
50/64

Afiliados Normales


Los Ángeles nunca mueren [Varlaam]

Ir abajo

Los Ángeles nunca mueren [Varlaam]

Mensaje por Victoria el Mar Mayo 29 2018, 20:27

Hay momentos en la vida en los que el cambio es inevitable, momentos en los cuales el amor y el cariño de aparecen para dar paso al odio y la venganza... eso es lo que había ocurrido la mayoría de las veces en las que había intentado disfrazar los sentimientos con algo que no tenía siquiera nombre en la vida. Había sufrido mucho y había conocido a otros que habían sufrido conmigo y por mí, por cosas similares o cosas que yo misma había hecho. Arrepentirse en el momento justo en ocasiones no tiene sentido para mucho, pero para mí es la diferencia entre morir de una forma u otra. A fin de cuenta aquellos que se arrepentirán en sus últimos momentos también tenían derecho a dejar de sufrir lo antes posible. A veces ni siquiera en esos casos uno encontraba una muerte digna en todo aquello. Y en ocasiones algunos debíamos de tener la suficiente frialdad como para obviar el hecho de que acabamos de matar a alguien que a efectos prácticos podía ser inocente para mucho pero culpable para nosotros.

La jerarquía del Gremio se basaba en eso, en no comprometernos, y el hombre al que había asesinado hacia unos días, el hombre por el cual ahora estaba informando fe su muerte, había sido un hombre nuestro, perteneciente al Gremio, un hermano que nos había traicionado después de comprender que sus intereses y los del Gremio no iban acorde a lo que hacíamos o representábamos. En el fondo aquellas cosas, pese a ser mi trabajo seguían siendo a día de hoy igual de duras que siempre. Aunque en el fondo refería hacerlas yo misma, dado que de esa forma él podía tener una muerte rápida y no dolorosa como muros habrían querido. Aquel hombre ya había pagado un precio antes de morir... igual que aquel al que ahora me encontraba buscando. Antaño habría pensado que era una broma, que el pasado no podía encontrarme de esta manera, pero lo cierto era que una vez más era yo quien tenía la opción de recordarlo y repetirlo o de dejarlo pasar y olvidarlo.

No obstante saber aquello y no tomar cartas en el asunto era algo que no entra dentro de lo que mi forma de pensar solía ser o ha era. El que había sido mi superior en una cesión estaba vivo... De regreso a casa. Hacía mucho tiempo que ya había dejado de luchar con el imperio... mucho tiempo desde que había dejado de ser alférez de los Arcángeles. Saber que el que había sido mi líder estaba vivo removió cosas del pasado que creía olvidadas y pensar que estaba tan cerca y a la vez tan lejos llamaba mi curiosidad por encima de todas las cosas posibles. Por eso mismo aproveche mi estadía en Talos, para colarme entre las sombras dentro de las mismas arenas y dar de aquella forma con la persona que estaba buscando. Había pasado tanto tiempo que no sabía si me reconocerá físicamente pero bastaba una frase para que el pudiese entender quien se encontraba en las sombras.-pídelo una sola vez y la alas de los ángeles abrazaran tu vida.-susurre desde la oscuridad del lugar. Si era el, sabría quién era yo.






My apprentice,  My love:

Can you catch me?:

avatar
Victoria
Dragon

Ocupación : Maestra Fantasma
Mensajes : 108

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Ángeles nunca mueren [Varlaam]

Mensaje por Varlaam el Mar Jun 12 2018, 22:28

Nombre del tema: Los Ángeles nunca mueren
Personajes: Varlaam y Victoria
Ubicación: Coliseo de Talos

Cuando el batallón más feroz que jamás se haya visto en los primeros tiempos del Ejército se formó, sus filas estaban completamente llenas de jóvenes dragones que habían visto en Varlaam Escama Roja, el Dragón que nunca se arrodilló, el deseo de la gloria y la inmortalidad. Todos y cada uno, eran jóvenes dragones nacidos en el Letargo que se inspiraban y ansiaban con fervor la guerra, la gloria y el honor. Nacidos y formados para la batalla, anhelaban el día en que el enemigo de cual se les había hablado desde siempre cayese ante el filo de sus espadas y lanzas y aquellas hazañas de guerra fuesen recordadas y sus nombres, todos y sin excepción fuesen recordados para siempre. Ese era el objetivo del vigoroso dragón y él era lo único que ansiaba y por lo que vivía y luchaba, y era también el sueño en el que muchos dragones, iguales a él, jóvenes, se habían sentido inspirados y habían visto en Varlaam a un líder fuerte y feroz al cual juraron lealtad.

A pesar de ello, y que la mayoría de los dragones antiguos veían en los arrogantes deseos de un simple mocoso, como consideraban a Varlaam, el vigoroso dragón ciertamente había estado demostrando su valía desde el primer momento en que una espada había sido puesta en su mano y su maestro, el antiguo General Srkaní, le había tomado como su pupilo y le había convertido en un guerrero en todo el sentido de la palabra. Esa rebeldía y pasión, que ciertamente desagradaba a los más antiguos, era un símbolo de fuerza e inspiración para aquellos que nunca habían estado en una guerra y deseaban la grandeza. Aun así, hubo entre las filas de los Arcángeles ciertos dragones que al igual que los jóvenes, habían sentido en las palabras y la reputación de Varlaam la fuerza de un verdadero líder capaz. De un león que creía en lo que decía y estaba dispuesto a llevar el deseo de la Reina Madre, y todos los dragones, a cabalidad.

Esos dragones antiguos, en su mayoría, solo se dedicaban a observar con interés a Varlaam, aunque respetaban su ímpetu, tenían sus propias y reservadas opiniones, mientras que otros, arriesgándose así mismos al ser criticados, sí decidían creer en él, y confiar en que realmente Varlaam era el líder que habían estado esperando y que representaba el deseo de la sangre joven, de la generación nacida en las profundidades, llena del deseo que durante milenios habían preparado alejados del mundo. Ponían su confianza en él, y decidían seguirle, brindándole al joven dragón su consejo y su experiencia y eso había vuelto a los Arcángeles uno de los batallones más peligrosos y temidos, dándole su gloriosa reputación.

Y entre esos dragones, que no habían nacido en el Letargo pero habían creído en las palabras y la fuerza del vigoroso dragón, se había encontrado una: Marie, por eso, la voz del de la mujer entre las sombras jamás había sido tan familiar para Escama Roja en aquella noche sobre la cual, de nuevo, salía a las arenas del Coliseo, en busca de encontrar la soledad para seguir fortaleciendo y manteniendo la fiereza de sus habilidades para la batalla. Varlaam se hallaba acabando de dar un ataque haciendo sombra con una lanza sin punta y un escudo, armas con la que había decido practicar aquella noche y sus rubios cabellos cubrían parte de sus ojos. –…En la batalla y en la derrota, la luz de un ángel brillará siempre sobre el firmamento. Muera o viva, la luz de un Arcángel jamás se borra.– Mencionó, acabando la frase de la otra. –Arkay y Byron eran mis espadas, una jamás cuestionaba, la otra guiaba mi razón, pero tú, Victoria, formaste con fiereza a cada arcángel que cayó y los que ahora viven.– Dijo. –Un maestro jamás se olvida, mi Alférez.– Concluyo, mirando hacia donde estaba la dragona, y sonriendo.
avatar
Varlaam
Dragon

Ocupación : Gladiador
Mensajes : 57

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Ángeles nunca mueren [Varlaam]

Mensaje por Victoria el Lun Jun 18 2018, 18:10

Muchos sabíamos lo que era perder. En mi caso yo había perdido demasiadas cosas ya en mi vida, por eso me había prohibido a mi misma volver a sentir ese tipo de sentimientos. En el fondo sabía que lo único que no quería en mi vida era más sufrimiento, y para no sentir dolor la única solución es no sentir nada. El Gremio nos adiestraba bien en ese sentido, no ayudaba a ser fríos, calculadores, capaces de desarrollar habilidades que no todo el mundo tenía de forma innata dentro de mismo. Antes de que el despertar llegase, ante incluso de que le letargo nos llamase mi familia había adquirido renombre, yo misma había querido luchar pero no fue hasta después del despertar cuando encontré el verdadero sentido que podía darle a un entrenamiento que ya había sido empezado. Luche al lado de hombres y mujeres, mientras veía como muchos caían mientras entrenaba a otros, para finalmente ser traicionados, con nuestro líder esclavizado.

Encontrarme en aquellos momentos delante del que en su día fue uno de los hombres con el que más luché es algo que hace que mis recuerdos me transportasen de nuevo a esa época pasada llena no solo de buenos momentos, si no también de otros que hacían que cualquier persona tuviese pesadillas durante años. Eso mismo me había pasado cuando finalmente había tenido que huir de Isaur tras ser mi familia acusada de traición… últimamente ha habido muchas dudas alrededor de todo ello pero en el fondo lo único que sé es que existencia tas cosas que no me gustaban desde que había cambiado mi vida como alférez en los arcángeles hasta que finalmente me había visto obligada a marcharme. Aquello había supuesto un cambio en mi vida demasiado grande como para permitir que fuese algo que no se mencionase, algo que me permitiese simplemente seguir adelante cuando había escuchado que escama Roja estaba de vuelta en casa en las arenas de Talos.

-Hubo un tiempo en el que esas palabras tomaron un significado importante para muchas personas.-le digo mientras me acerco a él, recordando la amistad que una vez nos había unido, preguntándome si seguiría allí, si podría recurrir a ella para que el supiese que aun a día de hoy aun reconocía mi fracaso de aquel día.-ha pasado mucho tiempo capitán, demasiado en el que el mundo ha estado perdido, intentando buscar un guía que les dirija. Me alegre de escuchar que habíais vuelto.-le digo con notada seriedad en mis palabras, pero con un deje de reconocimiento y alegría por volver a verle. Le conocía muy bien, sabia lo orgulloso que podía llegar a ser y lo interesante que podría resultar un encuentro con todos los que quisieran acudir a él.-el día en el que los arcángeles desaparecieron fue el día en el que finalmente el mundo perdió la luz que había tenido durante tanto tiempo.-le digo con una sonrisa, y nostalgia en mis palabras.





My apprentice,  My love:

Can you catch me?:

avatar
Victoria
Dragon

Ocupación : Maestra Fantasma
Mensajes : 108

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Ángeles nunca mueren [Varlaam]

Mensaje por Varlaam el Vie Jun 22 2018, 00:32

La estancia del Dragón que nunca se arrodilló en Talos había traído mucho más que cosas esperadas, ninguna lo había tomado por sorpresa. Había estado preparándose para todos esos acontecimientos durante dos siglos, informándose sobre lo poco que podía todo lo referente a aquellos que alguna vez le habían seguido y a los que él había seguido con los pocos medios que había ido alcanzando teniendo uno que otro informante con el dinero que ganaba en las batallas dentro del Coliseo de Isaur, la información que había logrado conseguir durante un tiempo no había sido mucha, pero suficiente para imaginar que el camino de todos aquellos, exceptuando Arkay, quienes le habían seguido se había vuelto intrínsecamente difícil.

No tener acceso a la red una vez fue esclavizado le hizo más difícil esa tarea, la tarea de seguir el rastro de quienes le importaban y de quienes debía tomar venganza. De Victoria había sabido casi nada al menos hasta que su familia había sido acusada de traición y ella simplemente había desaparecido de la faz del mundo. Verle ahí, viva al igual que Byron y su mentor, aunque le costase reconocerlo por todo lo que había de por medio sabiendo que Srkáni no había hecho nada cuando había podido como General del Ejército en referencia a su juicio, le había generado una gran sensación de satisfacción, más no de sorpresa. Sabía bien que cada miembro de los Arcángeles, cada dragón que había jurado lealtad a él, no moriría de forma tan fácil, porque todos esos dragones, le habían seguido por una sola razón: la eterna gloria, esa de la que eran merecedores y que la ilegitima reina se adjudicaba a ella misma.

El Dragón que nunca se arrodilló, el titulo por el cual las multitudes acudían a la arena a verle, sabiendo que el dragón de rubios cabellos gozaba de la oscura fama de haberse atrevido a desafiar a la Reina Madre con aquellas palabras en pleno juicio, hacía doscientos años, quedando ese recuerdo para la posteridad de los años venideros, miró hacia la oscuridad de donde venía la luz, no haciéndosele difícil ver con excelente claridad el reflejo y la figura entera de la figura humana de la mujer que había roto el eco del silencio en las arenas de entrenamiento gracias a sus habilidades dragónicas. –Ese tiempo sigue teniendo significado para aquellos que lo vivimos y no olvidamos el porqué del significado de aquellas gloriosas palabras…– Mencionó mientras ella se acercó, y este no perdió detalle del cómo estaba vestida. –…Aunque hayamos servido al rey incorrecto.– Sentenció.

Las palabras de Victoria le eran un recordatorio de la lealtad que esta, una dragona que había tenido la oportunidad de ver, aunque fuere un poco, el mundo antes del Letargo, le tenía. Un recordatorio del honor entre los Arcángeles. –El mundo estará perdido mientras siga adorando una mentira, y eso es todo lo que la puta de la Reina Madre representa.– Dijo, Varlaam había cometido el error de creer en un rey, y no volvería a ocurrir. –También me alegra verte con vida, Victoria.– Le respondió, y su mirada, altiva como normalmente era, se desvió al vació cuando dijo aquellas palabras sobre el batallón, pues tal afirmación y alegoría, le hizo recordar de forma punzante que la promesa por la cual los Arcángeles le seguían, aún estaba incumplida y su orgullo le obligaba a no tocar a detalle el tema. –…Supe lo que pasó con tu familia. Fue difícil seguir tu rastro tras tu huida.– Explicó y volvió a levantar la mirada para encontrarse con los de la mujer. –¿Quién eres ahora, Marie?
avatar
Varlaam
Dragon

Ocupación : Gladiador
Mensajes : 57

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Ángeles nunca mueren [Varlaam]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.