Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

37/64

Afiliados Normales


Por los pelos [Shadow]

Ir abajo

Por los pelos [Shadow]

Mensaje por Vestele el Lun Mayo 28 2018, 18:06

Después de haberse pasado por varios puestos del mercado y tiendas dentro de grandes establecimientos, Vestele había decidido que aprovecharía el poco tiempo libre que aún le quedaba antes de volver a casa sin preocupar a su padre para acercarse al cementerio y charlar un rato con su hermano. A veces, pensaba que demasiado tiempo se sostenía frente a una piedra que representaba un ser que ya no estaba o que no podía ver con sus ojos: cuando visitaba el templo del agua para rendir tributo, se trataba de un dios; cuando iba al cementerio, se trataba de su madre y del hermano mayor que había perdido hacía tanto tiempo.

Vestele se detuvo frente a la tumba de su madre y de su hermano, quienes habían sido enterrados juntos. Al morir en Talos, su madre había podido ser fácilmente enterrada, pero su hermano lo había hecho en uno de sus muchos viajes y sus compañeros habían tenido que enviar sus restos como señal de respeto. Como su hermano había formado parte de una tripulación de piratas, esta era una historia que no muchos conocían.

Sostuvo con menor fuerza la cesta que mecía entre sus brazos, provocando el leve sonido de lo que su padre le había mandado a comprar. Sonrió con tristeza y se colocó sobre la punta de sus pies para bajar todo su cuerpo y, con aire de dejadez, acarició la piedra y el nombre de su querido hermano. No tenía un recuerdo tan fértil de su madre, pero aún recordaba a su hermano como si hubiera sido ayer: lo mucho que había jugado a su lado, lo pequeña que siempre se había sentido... y ahora, las tornas parecían haber cambiado.

Era imposible no pensar en estas cosas en un lugar así. Además, también podía suceder en cualquier momento del día y en cualquier lugar. Después de todo, la pérdida de dos familiares no es fácil para nadie. Vestele sólo esperaba que su hermano menor estuviera bien y que su padre pudiera vivir muchos años más, pero se daba cuenta de que su salud deterioraba cada vez más con el paso del tiempo.

Entonces, escuchó unas risas a sus espaldas.

Vestele elevó la mirada. Era un día lluvioso y un tanto frío; por eso, y como en la gran mayoría de situaciones, se había hecho con su capa y su capucha. Un grupo de hombres reía y la miraba fijamente. Estaban mal vestidos, con harapos que casi dejaban a la vista hasta su ropa interior; eran malolientes, estaban sucios y tenían el cuerpo magullado. Vestele supuso que debían ser esclavos.

Dio un paso atrás, entendiendo que tenían malas intenciones. A pesar de ser una mujer inocente, jamás se sentiría lo suficientemente estúpida como para no desconfiar y, más aún, tener mucho miedo.

—No... no os acerquéis. —trató de sonar convincente a la vez que se hacía con la daga que siempre guardaba en su cinturón, pero de nada sirvió. Los tipos siguieron avanzando hacia ella. Eran cuatro.

Vestele cerró los ojos, el puño y, abriendo los labios, sintió... algo. Bajó instintivamente la mirada al sentir una especie de conexión con el charco que se hallaba debajo de ella. Y, frunciendo el ceño, entendió que algo estaba influyendo en su curso: el agua burbujeaba ligera pero visiblemente y, cuando uno de los hombres intentó ponerle la mano encima, se movió bruscamente y chorreó el pie del hombre. Como si hubiera intentado defender a Vestele.

Pero no fue eso lo que hizo que el hombre cayera al suelo sosteniéndose la garganta mientras la sangre brotaba a manantiales entre sus manos.

Como la luna que pronto aparecería en el cielo, una figura se movió tan rápidamente que Vestele apenas alcanzó a verla. Soltó una exclamación y el charco de agua terminó de temblar para salpicarla. Se miró la mano, ahora mojada, y frunció el ceño. ¿Qué estaba pasando? ¿Tal vez el dios del agua había al fin oído sus súplicas y, en un momento de pura necesidad, le había entregado lo que tanto ansiaba para protegerse? ¿Tal vez al fin era premiada?

Antes de darse cuenta, los cuatro hombres yacían muertos en el suelo.

La figura, envuelta también en una capucha que si bien ocultaba por completo el rostro de quien la llevaba, a diferencia de la de Vestele, cumplía supuestamente la misma función. Vestele se atrevió a acercarse, a alzar la mano y a tratar de tocar su hombro.

Tal vez... Sólo tal vez, si podía verle la cara...

Entonces, se dio cuenta de algo: tenía cuerpo de mujer.

Las curvas marcadas por lo que seguramente era cuero y una túnica de tela negra, el pecho ligeramente marcado que ahora alcanzaba a ver, y... ¿Era eso pelo rojizo como el fuego?
avatar
Vestele
Human

Ocupación : Curandera
Mensajes : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Por los pelos [Shadow]

Mensaje por Shadow el Jue Mayo 31 2018, 20:40

A veces hasta los monstruos necesitaban apartarse del mundo y olvidarse de todo lo que les rodeaba. Esa es la razón por la que había una sombra en el techo del mausoleo. Un lugar tan solo habitado por los muertos y por tanto en el que encajaba a la perfección pues aunque aún se movía era un ser de otro mundo. Un ente errante cuyo interior se iba muriendo día a día hasta que solo quedara una carcasa vacía. Muerte en vida, ese era su futuro.

Pero no le importaba, hacía tiempo que se había reconciliado con su destino. Ahora tenía una misión que cumplir. En ese mundo sólo había lobos y corderos y luego estaba ella. El destino de los corderos era ser devorados por los lobos y él de estos era ser devorados por la oscuridad. Ella era esa oscuridad, el monstruo al que temían los otros monstruos. El ángel vengador que castigaba a los injustos y dejaba con vida a los justos. Esa era su razón de existir y mientras tuviera eso ya no le importaba su sino. Se convertiría en lo que tenía que ser para llevar a cabo su cometido hasta que ella misma se disolviera en la propia oscuridad.

Pero esa noche era diferente a las otras noches. Tras ver en sus momentos de reposo imágenes de hogares consumidos por el fuego un sentimiento extraño y sentimientos inservibles se habían apoderado de ella. Todo por culpa de esos fragmentos de memoria que hacía mucho habían quedado bloqueadas en su mente.

Pero por esa debilidad fue imposible que la sombra realizará su trabajo y terminó en el único sitio donde las tinieblas ya habían hecho su trabajo. Un lugar llena de rocas con garabatos que representaban nombres de seres ya reclamados por la oscuridad. La sombra no tenía ninguna relación cercana con ninguno de los restos allí sepultados, de hecho no tenía especial relación con nadie, pero sintió como ese sentimiento que le estaba robando las fuerzas y la determinación esa noche se intensificaba.

Recorrió los campos de muertos hasta estar frente a un edificio de pequeña altura y subirse a él. Se echó boca arriba y a lo largo mientras sus ojos observaban con perplejidad hipnótica el cielo negro que se extendía sobre su cabeza. Eso le dio sosiego hasta que fue interrumpido abruptamente.

A sus oídos llegaron unos ruidos molestos que le produjeron irritación a la vez que provocaron que su expresión se tornará rápidamente en el de una depredadora. Volteó el rostro para ver cómo los lobos se disponían a acorralar a su presa; pero esa noche no cenarían, en absoluto, en esa noche serían devorados.

Con movimientos furtivos y sigilosos, que recordaban a los de un felino, salto del mausoleo y comenzó a acercarse a sus objetivos. Su atención estaba completamente concentrada en unas presas que demasiado abstraídos con la suya propia como para percatarse del peligro. Shadow se colocó rápidamente detrás de una de sus presas, con un rápido y limpio movió su puñal de un lado a otro rajando la carne de su cuello. Este comenzó a soltar sangre a borbotones; la sombra no tuvo piedad de él, simplemente estiró el brazo y le dio un empujón en la espalda para tirarlo al suelo.

El resto de presas abrieron las bocas aterrados y se lanzaron a por la sombra, quién hizo girar sus puñales en el aire con elegantes movimientos y comenzó a realizar tajos expertos y efectivos que terminó con sus enemigos en poco tiempo.  Se guardó los puñales y observó como dos trataban de huir para lo que hizo uso de sus cuchillos arrojadizos lanzándolos y atravesando los cuellos de los que trataban de huir.

Si tuviera corazón latería mil por hora en ese momento mientras una línea fina adornaría su cara, pero tampoco era capaz de sonreír ya. Pero el sentimiento de placer y realización que la recorría mientras tomaba una vida y le daba lo que merecía no se lo podrían quitar.

Cuando estaba apunto de abandonar el lugar se dio cuenta de que la presa primaria seguía ahí. La observó con sus penetrantes ojos como si pudiera ver a través de ella y permaneció completamente inmóvil e imperturbable. Hasta que la mujer trató de tocarla y entonces la mano de Shadow se movió de forma rápida hasta su muñeca deteniendola con suavidad y firmeza, evitando que la tocara.

Observó su rostro con atención y fijeza como si tratara de descubrir en él su permanencia en aquel lugar. Tras soltarla comenzó a trazar círculos a su alrededor, estudiando su figura y sus cabellos de oro. La sombra se movía como depredadora, sus movimientos eran elegantes y transmitían magnificencia a la par que seguridad y cierto aire de peligro, pero ya no cazaba pues percibía en aquella criatura a alguien que no era su presa.

Finalmente Shadow detuvo todo movimiento quedándose delante de ella y realizando con su mirada una pregunta que no llegó a pronunciar en palabras.




avatar
Shadow
Heartless

Mensajes : 37

Ver perfil de usuario http://www.eduardogomezescritor.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Por los pelos [Shadow]

Mensaje por Vestele el Vie Jun 01 2018, 17:32

Al hallarse frente a la mujer, Vestele se sobresaltó. El gesto rápido con el que decidió evitar que la tocara resultó dulce, agradable y delicado, tal vez demasiado para una mujer que acababa de salvarla de un verdadero lío y que además lo había hecho no con palabras, sino con sangre. Vestele había visto cadáveres en otras ocasiones y cosas peores: a pesar de su inocencia, siendo curandera, había tenido que tratar con todo tipo de heridos y muchos de ellos no habían vivido para contarlo. Su padre había solido encargarse de los más graves tanto por su experiencia como por su deseo de no espantar a su hija, pero ahora ella empezaba a tomar las riendas del negocio y de su propia vida.

Vestele se quedó quieta, sintiéndose observada pues, por algún motivo, la encapuchada optó por rodearla, por dar vueltas a su alrededor varias veces sin parar de mirarla. Vestele pensó en mil preguntas que podría hacerle, que quería hacerle, pero una sola palabra salió de su boca:

—Gracias.

Las piernas le temblaron, los puños se abrieron y evidenciaron del mismo modo que Vestele se hallaba nerviosa y revuelta. ¿Cómo no estarlo después de que, tras un repentino ataque por parte de unos cretinos, apareciera una joven encapuchada a rescatarla de la forma más heroica, sigilosa y romántica (en el sentido artístico de la palabra) posible?

Además, el agua...

Vestele frunció el ceño. La lluvia había cesado; al bajar la mirada al charco, alzó un poco la mano ignorando por un momento la presencia de la mujer. Se centró, trató de sentir el mismo miedo que había sentido momentos antes: imaginó que su salvadora era en realidad su martirio y su cruz y, al darse cuenta de que su corazón bombeaba de forma ligeramente más agitada que hacía unos segundos, el agua se movió.

Fue imposible contener una exclamación, un grito ahogado de sorpresa que dejó muy claro cuán sorprendida se sintió Vestele. El agua había salpicado un chorro; muy pequeño y muy corto, pero había reaccionado. Vestele no pudo evitar mirarse las manos y fruncir el ceño.

Esperaba que aquella figura, encapuchada, misteriosa y fuerte, a pesar de ser una hembra, no se hubiera percatado de ello. Vestele adoraba a los dioses elementales en parte de sus tiempos libres y había implorado al dios del agua en más de una ocasión por recibir el don de controlar dicho elemento, para poder aprender a protegerse ahora que la salud de su padre empeoraba y ahora que temía quedarse sola más que nunca.

Descubrir que tal vez sus súplicas habían sido atendidas...

—Es increíble... —murmuró sonriendo para sí misma.

Entonces, Vestele reaccionó: se giró hacia la figura y avanzó hacia ella. La joven pelirroja se había quedado mirándola fijamente, quieta, sin decir nada. Vestele la cogió de las manos e hizo que sus ojos azules miraran los suyos. Era preciosa: de pelo largo y cubierto de fuego, con unos ojos de color tan intenso que era fácil perderse en ellos. De no ser por las prendas que llevaba, sería casi imposible imaginar que una joven tan bella pudiera llegar a cometer delitos como el que acababa de cometer. Por suerte, a los dragones no les importaba realmente qué hacían los humanos entre sí: sólo les servía como excusa para raptar, violar o asesinarlos.

—Puede que haya más. Te matarán si ven lo que has hecho. O llamarán a los guardias y te encerrarán para ejecutarte. Tenemos que irnos.

Y, sin darle tiempo a dudar, tiró de ella, manteniendo el contacto entre sus dos manos derechas, para empezar a correr.
avatar
Vestele
Human

Ocupación : Curandera
Mensajes : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Por los pelos [Shadow]

Mensaje por Shadow el Dom Jun 10 2018, 12:41

La sombra la observó con su mirada penetrante. Notó su escalofrío, era algo natural que una presa temblará ante una gran depredadora como ella; no lo era tanto que su miedo no fuera más allá de eso, aparentemente.

Una suave y simple palabra salió de los tiernos labios de su presa: Gracias. Los ojos celestes de la sombra relucieron al escuchar esas palabras. Un pensamiento cruzó por su mente de manera fugaz; ¿esas palabras debían su orígen a que hubiera evitado que su depredador natural la devorara o que ella misma no lo hiciera?

No importaba. El acto de sangre y muerte había culminado y la sombra debía retirarse a la oscuridad, y sin embargo, no lo hacía. Se quedaba en aquel lugar, observando a la criatura que tenía delante. En la cabeza de la sombra se tornaban miles de incógnitas por ello pues desconocía porque permanecía ahí. ¿Se trataría del ansia de conocer? ¿Descubrir porque esa criatura pese a su inquietud no le tenía miedo; No le temía como una presa que acababa de contemplar como las tinieblas tomaban la vida de tres seres bajo la propia mano de la sombra. ¿O se trataba de la luz que desprendía? Una luz que pese a lo extraño que pareciera a la sombra se le tornaba cálida y agradable. Una luz que la sombra custodiaba desde la oscuridad; protegiéndola de los depredadores que ansiaban destruirla. Pero aunque la protegía hacía tiempo que  había decidido mantenerse alejada de su mirada, y sin embargo permanecía ahí ante esa porción de luz que la atraía irremediablemente, con ganas de indagar sobre ella.

Tras detenerse ante ella se percató de que se observaba las manos pero no le importó en ese momento. Normalmente sentía curiosidad por esos milagros que hacían los humanos pero en ese momento eran otras cuestiones las que rondaban su mente.

Camino de maneja majestuosa y elegante a la vez que con pasos sutiles y suaves, como si flotara, y se paró a una distancia muy corta al mismo tiempo que estirara su cara hacia ella y la olfateaba. Tras hacerlo se quedó inmóvil con una postura firme mientras sus ojos indagan en los de la contraria.
-¿No temes mi oscuridad? -profirió finalmente con una voz femenina y un toque místico, místico y distinguido en su voz, a la par que con una entonación seductora que la sombra no pretendía.

Cuando la criatura le previno de los guardianas, la sombra permaneció impasible, observándola fijamente y sin moverse ni un milímetro con absoluta calma e indiferencia. No sabía porque se había alarmado ante esa posibilidad. Shadow no temía a sus presas, ellas eran quienes temblaba de terror antes de ser sumergidas a la oscuridad. No había otra posibilidad. si la había es que había llegado el momento de que la sombra se sumiera en la oscuridad y estaba preparada para ello.

Pese a ser incapaz de identificar el peligro no rechazó el contacto de la criatura notándolo agradablemente cálido. Avanzó con ella guiada por el ansia de conocimiento y preguntándose donde depararía ese camino.

-Huis de las tinieblas llevando una sombra de la mano -pronunció con curiosidad pero indiferencia y un tono que reflejaba la distancia de Shadow con el resto de los mortales -sois una criatura muy singular.




avatar
Shadow
Heartless

Mensajes : 37

Ver perfil de usuario http://www.eduardogomezescritor.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Por los pelos [Shadow]

Mensaje por Vestele el Miér Jun 13 2018, 13:43

¿Temer la oscuridad? Tal vez Vestele pecaba de inocente, ¿pero cómo y por qué temer a quien le había salvado? ¿Cómo podría rechazar así a un ángel caído del cielo? En cualquier caso no dudó en echarse a correr con ella, tanto para devolverle el favor de sacarla de allí (cosa que no creía que la sombra necesitara) como para salir ella misma de ahí. Si la culpaban de la muerte de estas personas, la ejecutarían o le traería problemas a su padre. Y si le pasaba a aquella persona...

Así que corrió. No se detuvo por nada: por suerte, las botas que llevaba eran prácticas y su túnica fácilmente se levantaba con el viento. Echó de menos la lluvia por un segundo. Le hubiera gustado que, en aquel instante, volviera a caer, acariciara su rostro y le hiciera darse cuenta de que no estaba soñando. El cálido tacto de la mujer que la acompañaba resultó reconfortante en la palma de su mano y en la punta de sus dedos.

Una sombra... ¿Te consideras como tal?

Tragó saliva y no respondió hasta que llegó a un callejón. Vestele se encorvó hacia delante, apoyando las manos en sus rodillas y recuperando el aire después de la carrera. Era ágil pero no estaba acostumbrada a excesivos esfuerzos físicos en situaciones tan estresantes. Otro signo de su inocencia.

Vestele alzó la mirada y decidió encararse con la sombra. Tragó saliva, sintiéndose por un momento intimidada al recordar sus palabras. ¿Tal vez buscaba asustarla? ¿Y si la había salvado para acabar con ella por su cuenta? Sin embargo, Vestele luchó contra su miedo y alzó la mano en su dirección.

Cuando era pequeña, le temía a la oscuridad. Aún a día de hoy. Creía que me llevaría, me apartaría del lado de mis hermanos, de mi padre, y que no podría volver a tocarlos, abrazarlos y acariciarlos nunca más. Tú... tú no eres malvada. Me has salvado. No puedo temerte. No quiero temerte. ¿Debería hacerlo, sombra? ¿Debería tener miedo de ti? Dímelo y lo haré.

Tragó saliva y dio un paso al frente. Vestele no había bajado su mano. Su corazón latía con intensidad. Sentía una curiosidad extrema.

—Me llamo Vestele —se apartó la capucha de la cabeza, se miró la punta de los dedos y luego el charco. Volvió a mover los dedos y el agua a sus pies reaccionó de nuevo. Sonrió por lo bajo—. ¿Puedes enseñarme tu rostro? Tu pelo... Es de tono oscuro, pero vivo como el fuego. Es colorido en comparación con todo el resto de tu imagen.

Entonces, Vestele le sonrió con mayor confianza. Eso no impidió que su corazón persistiera en salir de su pecho.
avatar
Vestele
Human

Ocupación : Curandera
Mensajes : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Por los pelos [Shadow]

Mensaje por Shadow el Mar Jun 26 2018, 22:50

La sombra y la luz corrieron juntas, una al lado de la otra huyendo del peligro que quería extinguir sus esencias. La luz ansiaba proteger a la sombra y así misma, aunque para los ojos de está el peligro que las amenazaba era demasiado sutil como para tener cualquier pizca de miedo.

Esa velocidad no era problema para la sombra, su cuerpo estaba altamente preparado para mantenerla, pero si notó un calor y una corriente vital recorriendo todo su cuerpo calentándolo. Era una sensación que iba contra su naturaleza fría pero que la hacía sentir estimulada y poderosa. Se notaba excitada por el ejercicio y la adrenalina la dominaba.

En ese momento, escuchó la suave voz de la luz profiriendo una pregunta que para ella era obvia. Era una sombra. Una criatura apartada de la luz y la vida que solo existía para anidar en la oscuridad y merodear por el mundo de los vivos sin pertenecer a él. Siempre acechando, siempre cazando y a su vez siempre protegiendo a la luz de los monstruos que pretendían terminar de extinguirla del mundo. Una sombra que habitaba el mundo de la oscuridad pero velaba por las criaturas de la luz. Una idea que se sentía extraña pero era natural pues la luz y la oscuridad tenían que coexistir juntas en perfecto equilibrio. Pues cuanto más te acerques a  la luz mayor será tu sombra.

La sombra giro su rostro hacia la luz sin dejar de correr, clavó en ella sus profundos ojos dedicándole una larga mirada mientras estudiaba sus rasgos pero no respondió nada. Simplemente volvió a llevar su vista hacia delante.

Finalmente luz y oscuridad llegaron hasta un callejón donde detuvieron su marcha. La sombra se detuvo con una postura firme y recta mientras alzaba el rostro y observaba el callejón A diferencia de la luz ella permanecía completamente imperturbable excepto por cierta agitación en su pecho y su respiración junto con su corazón que latía más aceleradamente.

La sombra observó el rostro de la luz mientras ella le confesaba su temor a la oscuridad y como está la apartaría de sus seres queridos. Esa era una gran diferencia entre la luz y la oscuridad. La luz siempre tenía a alguien mientras el camino de las sombras era un camino solitario. A la sombra nunca le había preocupado eso, siempre lo había aceptado como parte de su naturaleza. Cuando escucho lo de que no era malvada tuvo ganas de esbozar una sonrisa irónica. Nunca había pensado que alguien dijera algo así de ella, ni siquiera lo había considerado pues no tenían ningún significado para ella.Nunca habría sido capaz de definirse como buena o mala pues no eran más que conceptos vacíos. Como una sombra seguía a su naturaleza de depredadora y cazaba monstruos.

-Temer o no temer es solo tu elección -profirió mientras la observaba a los ojos y hablaba con una voz suave pero con cierto aire de majestuosidad y misticismo -Eres una criatura de luz y la sombra se muestra ante ti tal cual es.


La sombra la observó con curiosidad cuando la luz le reveló su nombre humano y ese sentimiento pasó a ser intriga y leve sorpresa cuando ella le pidió que le enseñará su rostro y habló de su pelo. Se llevó la mano hacia sus cabellos mientras procesaba las palabras de la luz.
-Tus palabras me intrigan, criatura de la luz -confesó mientras la observaba con atención y a su vez notaba como si fuera presa de un hechizo. Era una sombra. No tendría que estar ahí, ni quedarse completamente quieta mientras la luz la observaba con su atenta mirada y sobretodo no debería revelarle su rostro y sin embargo...
-Hay peticiones que no deberían ser cumplidas ¿Por qué razón anhelas  ver lo que la oscuridad te esconde?

Esas palabras más que una pregunta dirigida hacia ella fueron cavilaciones que golpeaban con fuerza a la sombra. Se sentía extraña ante aquella mirada y desconocía la razón así como desconocía la naturaleza de las palabras de la luz y lo que las había motivado. Pero lo que más le intrigaba era esa extraña petición. No debería escucharla y sin embargo se sentía tentada a aceptarla de la misma manera que se quedaba inmóvil mientras observaba a la luz queriendo desentrañar sus misterios a pesar de que ya tendría que haber desaparecido.




avatar
Shadow
Heartless

Mensajes : 37

Ver perfil de usuario http://www.eduardogomezescritor.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Por los pelos [Shadow]

Mensaje por Vestele el Lun Jul 02 2018, 15:01

¿Realmente el miedo era una elección? Su padre le había dicho siempre que sí, que podía escoger a quién temer y a quién no... o elegir no hacerlo enfrentando simplemente sus miedos, pero con cabeza, con cuidado de no enfrentarse a males que fuera incapaz de combatir. Vestele sabía cuánta sabiduría se hallaba tras aquellas palabras, porque de mostrarse descabezada y descuidada, entonces estaría profundamente perdida y su vida no duraría nada. De por sí, difícilmente saldría al paso con el control dracóneo en Talos.

Llámame Vestele, por favor. Me gusta más que "criatura de la luz" —le pidió familiarmente, mirándola y tratando de crear una conexión entre ambas que permitiera que aquella chica le otorgara su nombre, o al menos la visión de su rostro. La curiosidad peligraba con explotar en Vestele.

La pregunta formulada por la mujer, por su salvadora, resultó ser un auténtico enigma, uno que amenazaba con cortar toda posibilidad de aproximación por parte de Vestele si respondía de forma errónea. Por ello, Vestele se mantuvo en silencio por un momento, tragando saliva, estudiando la figura que se hallaba frente a ella y reflexionando.

En realidad, la pregunta de la mujer era buena: ¿por qué deseaba ver lo que la oscuridad anhelaba? ¿Le asustaba la oscuridad, lo desconocido? Mucha gente prefería no saber qué se ocultaba en las sombras, porque la honestidad siempre se mostraba tan clara como el día soleado. Sólo lo malo se ocultaba en las sombras. Esta mujer debía ser, por tal lógica, mala, ¿no?

Pero... la había salvado. Eso bastaba para ganar el respeto de Vestele. Además, ahora tenía una deuda hacia aquella persona.

Muchos te dirían que porque la oscuridad les asusta. Hasta yo misma he pensado en responderte eso, pero... Sería ofenderte. No quiero que pienses que me asustas porque me has salvado la vida y te debo una. Y eso no quiere decir que no intimides: si tu intención es crear el pánico y el respeto en tus enemigos y en quien te observe, lo consigues con creces. Eres claramente una guerrera orgullosa, fuerte y además bondadosa. Al menos, lo has sido conmigo. Para mí, eso basta.

Vestele por fin llegó al lado de la mujer. Entonces, se atrevió a llegar más lejos: estiró el brazo para usar el poder del agua que recientemente había descubierto y el charco le salpicó los dedos. Vestele sintió que le temblaba todo el cuerpo, pero observando fijamente a la encapuchada, alzó lentamente los dedos y buscó humedecer cualquier zona descubierta de su cuerpo: la piel de un hombro, de su cuello, del brazo, cualquier zona... pero difícilmente hallaría una. En ese caso, necesitaba ver su rostro.

Quiero mirarte a los ojos y ver quién me ha salvado. Creo que tengo ese derecho, igual que tú tienes el derecho de mi reconocimiento. Te lo imploro —tragó saliva y, por algún motivo, su otra mano viajó a la de la sombra.

La sostuvo ligeramente. Sin fuerza. Sin maldad.

Con gentileza.
avatar
Vestele
Human

Ocupación : Curandera
Mensajes : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Por los pelos [Shadow]

Mensaje por Shadow el Dom Jul 22 2018, 22:15

Los ojos de la sombra escrutaron a la criatura de luz con incertidumbre y fijeza. La criatura le pidió que no la llamaría así, que usará la palabra Vestele para referirse a ella. Esa palabra no significaba nada para la sombra, ni siquiera la comprendía así que esa petición se escapaba a su comprensión.
-¿Vestele? -preguntó con desconocimiento mientras daba un paso hacia ella para escrutarla más de cerca -¿Cuál es su significado?

La sombra planteó una cuestión que dejo a la criatura de luz en completo silencio por un largo rato. La sombra consideró que no había ninguna respuesta lógica y que no volvería a hablar. La criatura de luz demostró que estaba en un error. Las palabras de la luz hicieron que una especie de calor cálido se removiera en su interior a la par que un sentimiento de complacencia. Las palabras alabaron a la sombra más de lo que confesaría en voz alta. Pero las conclusiones de la criatura de luz estaban erradas.
-La sombra solo sigue su naturaleza y  devora a sus presas. Tú supervivencia es cuestión de la providencia.

Replicó la sombra con franqueza y simpleza. Ella usó ese misteriosa habilidad que normalmente no despertaba el interés de la sombra, pero esta vez  bajo la mirada observando sus acciones con curiosidad. Las palabras de la criatura de luz hicieron que la mirara a los ojos fijamente. Sintió la cálida mano de la criatura de luz sujetando la suya. Esta vez no se apartó del contacto.

-Si tanto anhelas ese deseo te complacere -dijo antes de que echara la cabeza hacia atrás para liberarse de la capucha mientras se ayudaba con la mano libre. Así su verdadero rostro quedó al descubierto y desprovisto del manto protector de la oscuridad.




avatar
Shadow
Heartless

Mensajes : 37

Ver perfil de usuario http://www.eduardogomezescritor.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Por los pelos [Shadow]

Mensaje por Vestele el Jue Ago 09 2018, 11:58

Vestele sonrió, haciéndose de hombros ante la pregunta de la sombra. No tenía ni la menor idea del significado de su nombre. Jamás había caído en preguntarle a su único progenitor vivo y quizá lo hiciera algún día. Quizá incluso no tuviese un significado en concreto, pese a que eso le extrañaría. Los padres suelen dar nombres simbólicos a los hijos, uno que signifique algo para ellos; algo importante.

Como consideró que bastaba con esa respuesta, Vestele miró una vez más al rostro cubierto de ésa mujer y tragó saliva en esta ocasión. Las palabras que su interlocutora soltó lograron erizarle la piel, hacer que la mano le temblara y, por qué no, inquietarla. Probablemente ella tenía razón y la sombra fuese mucho más peligrosa de lo que Vestele quería creer. De hecho, había sido educada para no fiarse de nada ni de nadie, ni siquiera de... precisamente, su propia sombra. Entonces ¿por qué era incapaz de desconfiar de aquella persona que le había salvado claramente la vida?

El corazón le dio un vuelco ante la respuesta afirmativa de la persona. Vestele se mostró confusa en un principio, y temerosa más adelante. Observaba fijamente la mano de... la criatura... subir a la capucha, apartarla delicadamente y, poco a poco, descubrir el que quizá era el rostro más bello que Vestele había tenido la dicha de ver.

El pelo pelirrojo de la mujer era largo, mayormente liso, y resaltaba particularmente por ese curioso juego de colores con el azul de sus ojos. La seriedad y serenidad de su rostro sólo lograba incrementar la tensión que anidó en el pecho de Vestele, el aire que allí encarceló celosamente del mismo modo que hubiera querido retener allí a esa mujer ahora y siempre. El negro de su ropa resultaba de repente más dulce, pero a la vez más temerario y conquistador. Vestele sólo podía sentir cómo su respeto por ésa "criatura" crecía y crecía, y temía que pudiera explotar de un momento a otro.

En nombre de... ¿Ésta eres tú? —Vestele sonrió sin poder evitarlo, como si se hallara frente a un milagro propiamente dicho.

Temblorosa, alzó la mano húmeda por el agua que anteriormente había invocado y lenta pero certeramente acarició la mejilla de la sombra. Sus dedos recorrieron la piel y se perdieron en su calor al mismo tiempo que sus sentidos se nublaban, en especial el olfato, pues no había mortal capaz de evadir ése aroma tan particular que desprendía la chica.

Vestele tragó saliva, se giró al escuchar unos pasos proviniendo del otro extremo de la calle y apretó los dientes.

Más maleantes.

Cerró los ojos, se llevó las manos al pecho y los charcos de agua a su alrededor temblaron a la vez que se preparaba para lo peor. Sabía que esa mujer volvería a salvarla sucediera lo que sucediera, pero no podía depender por siempre de los demás. Debía... tenía que...

¡No! —exclamó antes de que se iniciara la contienda que la llevaría a huir una vez más—. El corazón... puede ser débil, y a veces ceder... ¡pero sé que en el fondo hay una luz que nunca se apaga!

El agua a sus pies tembló una vez más, y un nuevo chorro alcanzó a uno de los maleantes en la cara, simplemente desorientándolo por un segundo; segundo que Vestele aprovechó para coger la mano de la mujer y empezar a correr una vez más. Algo tan simple podría haberles salvado la vida.

Quizá estemos destinadas a vagar por toda la eternidad, o hasta que nos huesos terminen bajo tierra, pero... Me alegro mucho, muchísimo, de que hayas complacido mi deseo. Ahora, dime, por favor: ¿puedo yo complacer uno tuyo? ¿Hay alguna forma de saciar ésta necesidad que repentinamente siento de no volver a separarme nunca más de ti?
avatar
Vestele
Human

Ocupación : Curandera
Mensajes : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Por los pelos [Shadow]

Mensaje por Shadow el Dom Oct 07 2018, 00:41

Los ojos de la sombra observabaron imperturbables a la criatura de la luz. Se percató de su nerviosismo y como su rostro pasaba de reflejar confusión a a inquietud. La intención de la sombra no era asustarla, simplemente expresaba un hecho.

Pudo notar sus temblores, una imagen paso por su mente en la que se acercaba a esa fuente de luz y la rodeaba con sus brazos y unas palabras salían de su boca: “no te haré daño”. No hizo nada, simplemente la dejo pasar. La sola idea de hacer algo así de… humano le parecía tan irrisoria que una leve y fría sonrisa asomo en sus labios por unos segundos.

-Tú no eres mi presa -fue todo lo que expresó la sombra mientras su cuerpo permanecía completamente erguido e inmóvil y sus ojos penetraban la estudiaban concienzudamente. Era su manera de revelarle que no corría peligro, pues solo sus presas debían temerla.

La sombra realizó una acción tan sorprendente como la imagen que había recorrido su mente, apartó la oscuridad que le aportaba su capucha y dejó su rostro al descubierto. Hacía tiempo que nadie tenía esa imagen de ella y sin embargo… había dejado que la luz la viera. No tenía una explicación racional… simplemente había respondido a ese deseo de la criatura de luz.

Su sonrisa hizo que la sombra se estremeciera, era una visión hermosa.
-Soy yo -respondió a las palabras de la criatura de la luz.
El instinto de la sombra estuvo a punto de hacer que usará su mano para impedir que la chica la tocará, pero permaneció inmóvil mientras sentía como los dedos de la chica acariciaban su rostro produciéndole una sensación agradable, una sensación agradable recorrió el cuerpo de la sombra. Esa sensación fue interrumpida abruptamente por los ruidos de unos pasos acercándose.

En ese momento, la sombra sintió otro tipo de calor uno más violento y agresivo; se volvió a colocar la capucha y sacó un cuchillo arrojadizo dispuesta a sesgar la vida de esos estorbos pero entonces la criatura de luz la llamó. La sombra se volteó para observarla con sorpresa, no entendía esa negación.

¡No!“¿Una luz que nunca se apaga? No, la sombra no podía creer eso, carecía de sentido para ella. Ella era una sombra, una criatura hecha de oscuridad para traer la justicia, era un ángel de la oscuridad, que repartía la justicia y devoraba a sus presas. La luz había sido extinguida en ella por completo. Tal vez por eso se sentía tan atraída hacia la luz de esa criatura… no lo sabía.

No respondió pues antes de que pudiera hacerlo, el agua se lanzó golpeó a uno de los maleantes en la cara, una solución menos letal de lo que a ella le gustaba para sus presar. No pudo eliminarlas, pues antes de darse cuenta la criatura de luz volvió a tomarla de la mano, haciendo que corriera con ella.

No sabía porque la criatura de luz tenía ese ferviente deseo de escapar de sus enemigos… para la sombra era mejor eliminarlos, pero corrió con ella. Su cuerpo se sentía con una emoción impropia de ella, una que le hacía disfrutar de ese momento por extraño que pareciera.

Ya habían recorrido una buena distancia cuando la criatura de luz volvió a hablar. Sus palabras hicieron que la sombra detuviera su avance; se detuvo mientras la miraba sorprendida. Emociones extrañas y confusas se removían en su interior, la petición de su deseo, la revelación de que necesitaba no volver a separarse de ella… la sorprendía porque ella también tenía esa necesidad.

-Tus palabras confunden a la sombra, criatura de luz -reveló con una voz menos firme de lo que era habitual en la sombra. -¿Deseos? Me resultan un concepto extraño…
La sombra guardó silencio, mientras examinaba su interior. Las palabras de la criatura de luz habrían cobrado una gran fuerza y dominaban su mente. La sombra siguió sus instintos y dio varios pasos hacia ella.
-La sombra también… la sombra también tiene la necesidad de estar cerca de la luz.

La sombra se acercó a una corta distancia mientras la observaba y la estudiaba tratando de encontrar en ella respuestas que no encontraba en sí misma. Su imagen era una gran belleza que la atraía.




avatar
Shadow
Heartless

Mensajes : 37

Ver perfil de usuario http://www.eduardogomezescritor.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Por los pelos [Shadow]

Mensaje por Vestele el Miér Oct 10 2018, 18:26

No ser la presa de la mujer de negro resultaba una idea atractiva y reconfortante. Vestele no podía decirlo a ciencia cierta, pero al tocar su rostro, había creído sentir calidez bajo sus dedos. Quería volver a hacerlo, mirarla a los ojos, ver cómo sus labios se convertían poco a poco en una sonrisa. Esa chica era guapa... y le había salvado la vida. No podía sentir sino admiración para con ella.

Quizá por eso se echó a correr. Pese a que confiaba en que sería capaz de defenderse sin ninguna clase de problema, Vestele no quería arriesgarse. Su padre la había educado para huir siempre del peligro. Vestele opinaba que lo primero era huir, y que la defensa quedaba para el momento en el que no se tenía mayor remedio. De todos modos, su compañera no puso pegas en huir y eso la alegró.

Se detuvo en cuanto la pelirroja lo hizo. Vestele entreabrió los labios y dio un paso hacia ella, pensando en decir algo más, en disculparse si la había ofendido, pero no fue necesario. Ni siquiera tuvo tiempo de hacerlo antes de que la chica hablara de nuevo.

Vestele. Llámame Vestele, por favor —le pidió con evidente cariño en su voz. No entendía quién era Shadow o qué significaba "criatura de la luz". Vestele era una chica extremadamente inocente, y todavía muy joven. Había muchas cosas que su padre no le había contado.

Tragó saliva, creyendo entender a qué se refería con las palabras que soltó. Vestele la miró con evidente regocijo en sus ojos. "La sombra también necesita estar cerca de la luz". ¿Sentía el mismo impulso que Vestele? ¿Esa atracción? La necesidad de protegerse del peligro, pero también de evitar que la pelirroja se excediera en el combate, arriesgara la vida sin motivos y la dejara desolada. ¿Cómo podría pagarle la heroicidad a tan bella dama si fallecía?

De... ¿de veras? —preguntó, ensimismada y perdida en los ojos de la chica mientras cubría una de sus manos con las suyas, acercándose con cuidado, por miedo a asustarla... o a provocarla—. Nadie ha tenido esa necesidad antes de ti.

Asintió para indicarle que decía la verdad. Nadie más allá de su padre, por supuesto. La miró con cierta tristeza, incluso con cierta nostalgia; nostalgia de un deseo que nunca se había cumplido. Dejó escapar un suspiro, agachó la cabeza, permitiendo que sus cabellos rubios adornaran su rostro unos instantes, y a continuación volvió a poner los pies sobre la tierra.

Quiero respetar esa necesidad, porque es agradable. Me hace sentir bien. Para eso... necesito que nos vayamos. Sé que puedes defenderte, pero... no quiero que te pase nada. Una nunca sabe. Así que, vamos. Ven conmigo. Por favor.

Entrelazó sus dedos con los de la sombra y sonrió abiertamente. A continuación, echó a caminar a paso ligero para alejarse del lugar.

[...]

Creo que ya no nos siguen. —La joven rubia se había detenido enfrente de la sombra para sonreírle y asentir.

Se sentó en el suelo, en aquel callejón de doble sentido en el que se habían metido. Sólo necesitaba reposar las piernas unos instantes, porque le ardían de tanto correr y caminar, y estaría bien. Vestele no estaba extremadamente acostumbrada al esfuerzo físico. Lo suyo eran otras aptitudes.

Ojalá supiera cómo llamarte... para dirigirme a ti por quién eres. ¿Te han dicho que eres muy bella? —Se rió y se hizo de hombros—. No entiendo qué ha pasado. ¿Por qué puedo controlar así el agua? ¿Qué significa? ¿Quizá...?

Suspiró, callando y haciéndose de hombros. Se abrazó a sus rodillas y empezó a temblar. El cielo estaba nublado, encapotado, y hacía frío. Mucho frío.
avatar
Vestele
Human

Ocupación : Curandera
Mensajes : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Por los pelos [Shadow]

Mensaje por Shadow el Dom Oct 21 2018, 03:42

Otra vez esa palabra… la sombra había olvidado que los seres de luz tenían esos… nombres, eran importantes para ellos. No lo eran para la sombra, ella simplemente era oscuridad, muerte, pero esa palabra, Vestele, parecía significar algo para la criatura de luz… tal vez se sintiera representada bajo su sonoridad, después de todos las palabras solo tenían la importancia que uno les otorgaba.

La sombra observó a la criatura de luz con atención correspondiendo su mirada, preguntándose qué misteriosos esconderían esos hermosos orbes color zafiro. Sintió el tacto cálido sobre su mano, tuvo la vaga noción de que se apartaría de cualquier otra criatura, pero entre la luz y la sombra se había establecido un vínculo; uno de difícil definición, que la sombra no sabía a que se debía, tal vez al momento en que decidió no era su presa o tal vez por el mismo hecho de que era la única criatura que se había atrevido a aproximarse tanto… de cualquier manera, no era una conexión que disgustara a la sombra.
Su confesión le resultaba extraña, tanto como la propia necesidad que se estableció desde que comenzaron a correr y establecieron el primer contacto. No abrió la boca, no le venía a la mente nada que decir.

—“No quiero que te pase nada” al principio no supo cuál era su significado, pero poco a poco su significado llegó a su cerebro no pudiendo hacer más que sorprenderse. Se refería a que podría terminar desvaneciéndose en la oscuridad, la sombra conocía esa posibilidad pero lo había aceptado como algo natural, algo que debía suceder tarde o temprano. No le preocupaba, eso sucedería cuando tuviera que suceder, pero a esa criatura de luz le importaba la sombra y eso no hacía más que resultar desconcertante.

Finalmente accedió a correr con ella, pues quería seguir desentrañando ese misterio y no quería perder la ocasión por un asunto tan nimio como desvanecerse en la oscuridad. Pero lo que menos quería es que apagarán su luz aquellos monstruos, esos seres impuros, que ella cazaba.

Poco después llegaron a un callejón, esos sitios en los que las sombras tenían su reino. La chica se detuvo enfrente de ella y le dedicó uno de esos gestos tan frecuentes en las criaturas de luz y tan difíciles de conseguir para una sombra.
La sombra sin saber qué más hacer se quedo observandola imperturbable y expectativa. La criatura de luz se sentó en el suelo y la sombra continuó observándola manteniendo una postura recta y erguida.

Sus palabras volvieron a desconcertarla, en ningún momento había ocultado su naturaleza. Había dejado claro quién era, una sombra que cazaba a sus presas así que no conocía el significado de las palabras de la criatura de luz, mucho menos comprendía a qué se debía la importancia que le concedían los seres de luz a los nombres.
-Soy una sombra -fue su sencilla respuesta, como si estuviera demasiado obvio, mientras la miraba con ojos desconcertados. Lo siguiente que dijo tampoco lo pudo comprender fácilmente -¿Bella? -no entendía el significado de esas palabras con plenitud pero tenía una ligera idea de ella, eso hizo que sintiera una tenue respuesta en su interior, una tenue ola de alegría. Otra leve noción le indico que en otras circunstancias estaría contenta con esas palabras, pero ahora esas olas de sentimientos se habían reducido considerablemente, cada día eran menores. Algo que le parecía tan inevitable como su desvanecimiento en la oscuridad.

Lo otro si era más fácil de responder, no era algo que levantará cuestiones sobre sí misma, era algo habitual en los humanos hacer cosas con ciertos elementos… ¿Aquella chica, la que existe en algunos de sus sueños y en ciertas imágenes de su cabeza los había tenido?

-Los seres de luz tenéis dones extraños, Vestele -había vuelto a acceder a sus deseos, pero esta vez no le suponía ningún esfuerzo ni ningún cambio hacerlo, simplemente cambia unas palabras por otra, incluso era más fácil pues se tardaba menos tiempo en pronunciarlas.




avatar
Shadow
Heartless

Mensajes : 37

Ver perfil de usuario http://www.eduardogomezescritor.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Por los pelos [Shadow]

Mensaje por Vestele el Dom Oct 21 2018, 18:41

Sí, bella —corroboró Vestele con una gentil sonrisa mientras la miraba fijamente. "Una sombra". ¿A qué se refería? ¿Por qué tenía la impresión de que no entendía algo que para ella estaba más que claro? Algo que quizá cualquier otra persona habría entendido. ¿Era demasiado inocente? ¿Sabía poco de la vida, de Talos, de quienes pasaban por su lado día tras día?

Vestele no podía odiar a su padre por ello. Lo amaba, y le agradecía haberla protegido durante toda su vida, pero a veces tenía la impresión de que esa protección le pasaría factura tarde o temprano. Se había asegurado de que se inmiscuyera en escasos asuntos de la ciudad y de las razas que la habitaban, como dragones, humanos y la ilegalidad de los híbridos. ¿Había más aparte de todo ello? ¿Había algo que Vestele no conocía?

Volvió a sonreír al escuchar cómo hablaba de dotes extraños, y sintió el calor de la alegría embargar su corazón cuando esa mujer la llamó por su nombre de pila. Efectivamente, volvía a complacer sus deseos; volvía a hacerla sentirse bien. Vestele se acercó a ella y la cogió de las manos con energía.

No sé por qué insistes en llamarme ser de luz. En un día tan trágico como el de hoy, tú has sido mi luz, no una sombra: has aparecido de la nada y me has salvado la vida, y ahora, me haces sentir bien. Me llamas por mi nombre, me haces caso cuando te pido que huyamos del peligro... Ríete de mí si quieres, pero creo que no hay luz más fuerte en este mundo que tú, Sombra. Espero no ofenderte.

Se separó de ella un instante después y le hizo un gesto para que anduviera con ella mientras se miraba las manos. En efecto, el don del que Shadow había hablado era extraño, cuanto menos.

¿No tienes otra clase de nombre por el que pudiera llamarte? O podríamos buscarte uno, si te gustara. Quizá... ¡Lyeecia! Elizabeth, Amaria, Tamyla, ... ¡No, ya sé! ¡Vestele! —Se rió con su propio chiste—. ¿Qué opinas del mío? ¿Crees que suena bien, o que no pega conmigo? Me lo puso mi madre, que en paz descanse. No llegué a conocerla. Falleció al mismo tiempo que me daba a luz.

Vestele nunca se había culpado por ello, porque su padre y sus hermanos tampoco lo habían hecho. Sabía que no era culpa suya y vivía tranquilamente con ello. Se detuvo de improviso frente a un charco para fruncir el ceño y fijarse más en el don del agua, si es que podía llamarlo así. Alzó ambas manos y permitió que varias gotas de un charco acariciaran sus dedos. Después, repitió el gesto y otras cuantas acariciaron dulcemente su cuello. En una tercera ocasión, se atrevió a repetir este último geste con Shadow.

¿Es fresca y agradable? Tengo la impresión de que pierde toda impureza al entrar en contacto con mi poder. ¿Es realmente un poder? ¿Para qué servirá? ¿Cómo se supone que debería estar reaccionando a todo esto? A veces tengo la impresión de saber muy poco. Debes de haberte dado cuenta, Sombra. Ni siquiera sé defenderme a mí misma. Por eso, me alegro de que estés aquí, conmigo... —murmuró mirándola a los ojos mientras buscaba entrelazar sus dedos con los de ella.
avatar
Vestele
Human

Ocupación : Curandera
Mensajes : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Por los pelos [Shadow]

Mensaje por Shadow el Dom Nov 11 2018, 01:09

Esa palabra desconcertó a la sombra que sintió cómo algo se arremolinaba en su interior, algo cálido y que a la vez la hacía sentir ligera. No supo cómo actuar ante eso ni tampoco ante esa palabra así que se limitó a observar a la criatura de luz con ojos llenos de sorpresa.

No, la sombra no tenía ganas de reír, de hecho hacía mucho que no lo hacía. Cuando la criatura de luz tomó sus manos, la sombra sintió escalofríos recorrer su espalda, su cuerpo se paralizo y no pudo moverse. Se quedó observándola, mirándola directamente a los ojos.. No tenía corazón pero por un momento le pareció que algo latía aceleradamente en su pecho mientras su respiración se congelaba en su boca.

Las palabras de la criatura de luz se abrieron paso por su mente como si un martillo pilón la estuviera atravesando. Cada una de ellas golpeaban un poquito más su corazón, estuviera donde estuviera.

“¿La luz más fuerte de este mundo?” Era tan ridículo; y sin embargo todo era cierto, había matado a los monstruos y a ella no, la había acompañado hacia ahí y la llamó como ella deseaba… ¿Cómo podía ser cierto de una sombra como ella? ¡No no había ninguna luz en su interior! Solo… la luz tenía demasiado poder sobre la oscuridad, la sombra había dejado que lo tuviera. La sombra solo la había salvado porque no era su presa y los monstruos sí, eso.

-Las criaturas de luz son inocentes, la sombra perdió esa cualidad cuando la criatura de luz se oscureció.
La sombra hablo con seriedad  y rotundidad para que no se le notará ningún atisbo de duda al hablar. Tras eso se soltó del agarre de la criatura de luz y se cruzó de brazos, dirigiendo la vista hacia otro lado, para que la luz no viera los pensamientos que le cruzaban por la mente.

Cuando ella volvió a hablar pronunciando todos esos nombres estrambóticos la Sombra volvió a mirarla sorprendida ¿Realmente estaba tratando de poner un nombre a la sombra? Ella no necesitaba algo así, sabía lo que era: una sombra, no necesitaba un nombre.

-Una vez tuve un nombre: Shadow, pero no les veo mucho valor.
-Entonces ella le preguntó por el suyo mientras le revelaba algo que parecía importante para ella, eso hablando un poco a la sombra.
-Un nombre solo es un nombre, pero supongo que a ti te aporta un recuerdo valioso.


Shadow dirigió su vista a las habilidades que la criatura de luz le mostraba. El poder de control del agua. Shadow no respondió sus preguntas, ella no sabía de poderes diferentes a los de una sombra. Pero sintió como algo revoloteaba en su interior cuando dijo que se alegraba así, una mezcla de sorpresa, alegría y también cierto nerviosismo.
-La inocencia es una virtud, criatura de luz, otras criaturas desearían olvidar cosas que saben.




avatar
Shadow
Heartless

Mensajes : 37

Ver perfil de usuario http://www.eduardogomezescritor.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Por los pelos [Shadow]

Mensaje por Vestele el Lun Nov 12 2018, 11:12

"Cuando la criatura de luz se oscureció". Algo en aquellas palabras hizo que Vestele frunciera el ceño y se sintiera tremendamente triste. No entendía apenas una sola de las indirectas de Shadow, pero al menos eso creyó captarlo: quizá había cambiado con el tiempo cuando, antaño, había sido feliz, alegre... como ella. Quizá tenían más en común de lo que había pensado, pero Vestele seguía siendo así. Shadow no lo parecía.

¿Shadow? —preguntó, entreabriendo los labios y sintiendo repentino regocijo en su corazón—. Vaya... Sí, para mí, un nombre es valioso... y creo que el tuyo es precioso. Triste, pero precioso. Creo que define quién eres, al menos cómo te veo ahora mismo, y... Querría luchar por cambiarlo.

Vestele rió, asintiendo. Sí, la inocencia era la madre de las ciencias... No, no era así el proverbio. Daba lo mismo. En todo caso, Vestele se limitó a mirarse las manos y a suspirar profundamente. Después, se atrevió a mirar una vez más a Shadow.

Algunos emplean la inocencia para hacer lo que quieren. Podría hacer eso y experimentar. Probar algo. Ver cuán oscura es realmente la sombra, pero... Creo que me matarías si lo intentara, y tengo suficientes motivos para querer seguir viviendo. Ahora, contigo, he encontrado uno más. El simple hecho de que me hayas salvado...

La joven rubia tragó saliva, se perdió en los ojos de Shadow y se aproximó a ella. Puso una mano sobre su rostro, temerosa, y lo acarició con la yema de los dedos. Después, se dio cuenta de lo invasiva que estaba siendo, pero algo la impulsaba a no amedrentarse, a seguir con su afán de... ¿De qué?

Soy inocente, y quizá incluso ignorante... pero quiero hacer algo para agradecerte lo que has hecho por mí. De momento, sólo... Sólo puedo hacer esto.

Entonces, cerró los ojos y besó los labios de la sombra.

Se apartó un instante después, maldiciéndose por aquella osadía. Era su forma de darle las gracias, y Shadow podía detestarla por ello. En todo caso, Vestele mantuvo la mirada baja en aquel instante, así como las manos sobre sus hombros. Sentía a Shadow más alta que ella, como un ser superior e intimidante.

¿Ayuda eso a alumbrar el camino de la sombra? —preguntó, ofreciéndole pese a todo una dulce sonrisa.
avatar
Vestele
Human

Ocupación : Curandera
Mensajes : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Por los pelos [Shadow]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.