Novedades

- (15/07) Ya están disponibles novedades de Julio.

- (15/07) Ya podéis pedir Los Dracs del Mes de Julio.

- (15/05) Nuevas normas de emisión de reportes Aquí.

- (15/05) ¡Anexo de la Hermandad Pirata! ¡Conócela!

(15/04) ¡Consecuencias de trama global!.

- (15/04) ¡Nuevas Celebridades! tras la trama.

- (15/02) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes
32/64

Afiliados Normales


Un calzado ausente, una criada desconfiada y un sobre lacrado (Thyraxes)

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Un calzado ausente, una criada desconfiada y un sobre lacrado (Thyraxes)

Mensaje por Tizne el Sáb Mayo 12 2018, 14:26

Trepar por los muros del Castillo era lo más cercano a la libertad que conocía. La tensión, la brisa y el viento, los resquicios de la piedra se volvían de mi propiedad. Todo Talos se inclinaba ante mis pies cuando alcanzaba las torres más altas… ante mis pies desnudos, esta vez. Me quede mirando como la sandalia caía hasta desaparecer en el foso, revolviendo a los caimanes que lo poblaban. No era la primera vez que un resbalón me despojaba del calzado, y si volvía a pedirle unas sandalias nuevas a la sirvienta que se encargaba de darnos ropajes, haría demasiadas preguntas. Gruñendo una maldición, me quité la otra y la mandé a seguir el camino de su gemela. Ya le quitaría las suyas a alguien, de todos modos estaba acostumbrado a ir descalzo.

Regresaba por los patios cuando un noble me hizo señas desde lo alto de un caballo.

- ¿Cómo te llamas, esclavo? -

-Tizne, señor-

- ¿Conoces Talos? -

Asentí con la cabeza.

- ¿Sabes leer? -

Negué. Las tres respuestas debieron ser correctas, o quizá mi parquedad de palabras le resultó satisfactoria. La cosa es que se sacó un sobre lacrado de entre los ropajes y me lo entregó.

-Lleva esta carta al señor del Coliseo, Thyraxes. Vive en una edificación pegada al anfiteatro, no tiene perdida. Entrégaselo en mano. ¡Y ni se te ocurra abrirla o perderla por el camino! -

Espoleó al caballo hacia el interior y yo me quedé con el sobre pegado a la cara, inhalando el agradable aroma del lacre. No había dicho que fuera urgente, así que para ahorrar esfuerzo, esperé cerca de una hora hasta ver salir a una carreta que me llevara a la zona del Coliseo. Aunque volvería cargada de melones, fardos o personas, en ese momento estaba vacía. El conductor me dejó sentarme a su lado, y como siempre ocurría, amenizó el viaje con entretenidas historias sobre los pueblos circundantes.

No tardé demasiado en verme ante las imponentes paredes de piedra, y aún perdí un rato curioseando alrededor, dando toda la vuelta para ver por donde sería más fácil colarse y observando a los guerreros o visitantes que entraban.

Fue una sirvienta quien me abrió la puerta del hogar, y enseguida intentó echar mano del sobre, que escondí tras mi espalda.

-No, me han dicho que tengo que dárselo en persona-

Ella frunció el ceño y me miro de la cabeza a los pies, indicando que no se me ocurriera moverme de donde estaba antes de ir a buscar al dragón.
avatar
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 302

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un calzado ausente, una criada desconfiada y un sobre lacrado (Thyraxes)

Mensaje por Thyraxes el Lun Mayo 14 2018, 02:22

El dragón de escamas escarlatas había dado una pequeña fiesta privada el día anterior, comida de mucha calidad, servicio igual de bueno y mucha influencia para sacar contratos ventajosos. Sus gladiadores como siempre se quedaron de guardianes, aquellos que eran considerados muy buenos guerreros pero que se ganaron el honor de custodiar esa casa y a la gente de dentro. Se fue a dormir tarde, bastante, bien acompañado, estar en una buena cama acompañado de tres hermosuras a modo de almohadas, lo firmaría cualquier dragón. No pensaba levantarse temprano, ni hacer nada ese día, solo disfrutar de lo bueno, de las comodidades de tener su posición mientras las obligaciones las podía atender su maestro de armas, alguien muy versado en el mundillo de los gladiadores y le mejor entrenador posible.

Estaba dormido aún, con la cabeza apoyada en un muslo femenino, arropado por los brazos de un chico joven y un segundo que también le cubría con medio cuerpo. Por eso no se tomó muy bien cuando una de sus esclavas entró a la habitación para indicarle que un mensajero le traía unas cartas. Casi le grita, por poner fin a su descanso, pero se levantó y asó un poco, poniéndose unos pantalones y una camisa, abierta, ni ganas de abotonarla, total, que se le viese el torso no le molestaba, para él era natural. Estaba despeinado pero se lavó la cara en una tinaja cercana y se puso a andar hacia la entrada, con ese aspecto desenfadado. Bostezó sin cortarse, rascándose el pecho, bien tonificado por sus arduos entrenamientos y miró al chico que tenía delante, al principio con cara de pocos amigos.

Se acercó y le arrebató las cartas de la mano, viendo el remitente, el sello del dragón y sonrió un poco. -Esto lo esperaba más temprano... y que no me vinieran a despertar, supongo que el que lo entregues en mano como se te ordenó te hace buen esclavo.- miró a su esclava y tiró del tirante para cubrir el seno que mostraba, parte del vestuario de la fiesta. -Dale un poco de agua al chico, que coma algo de lo que ha quedado de anoche, tenemos muchos aperitivos sin tocar, quiero mandar una respuesta tras leer.- fue a sentarse a la mesa más cercana, indicando al esclavo que le acompañase y tomase asiento también. -No te cortes, estás delgado, se como son los esclavos del castillo- rompió el sello lacrado y empezó a leer, mientras al chico le servían un plato lleno de comida y una copa con algo de agua y vino. -Esperarás a que redacte la respuesta, espero- le miró, a ver que le respondía.




avatar
Thyraxes
Dragon

Mensajes : 276

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un calzado ausente, una criada desconfiada y un sobre lacrado (Thyraxes)

Mensaje por Tizne el Lun Mayo 14 2018, 14:12

Cuan distinto a los fríos muros del Castillo era este hogar. La calidad y los lujos eran similares, pero se notaba que la decoración había sido escogida por alguien concreto y no acumulada en siglos y siglos de tradiciones rancias y vejez gobernante. Mas luz, más calidez, más frescor. Era el contraste al Coliseo que tenía pegado, rebosando un aura de muerte y sangre en varias cuadras a la redonda.

El dragón llegó poco después, con una acompañante a la que eché una mirada fugaz antes que a él. Su aspecto tampoco entraba dentro de mi rutina, aunque la cara de molestia por mi presencia si era fácil de identificar. Retrocedí un paso cuando me arrancó la carta de malos modos, sin llegar a hacer contacto visual.

¿Y si lo esperaba mas temprano no habrían ido a despertarle de todas formas?

Me mordí la lengua ante el pensamiento, en parte por no ser impertinente con un desconocido y en parte por la orden que le dio a ella, que me tomó por sorpresa. Quede medio boquiabierto, tardando unos segundos en reaccionar y seguirle hacia la mesa.

El se puso a leer, y mi incomodidad se esfumó cuando el plato llenó mi campo visual. Lo que a sus ojos eran sobras, a los mios eran manjares de dioses. Con el primer bocado cerre los ojos y respiré hondo, y poco a poco, fui tomando velocidad y haciendo desaparecer un pedazo tras otro, apenas molestándome en bajarlo con vino y agua de tanto en tanto.

Ante su pregunta si le miré a los ojos, con ambos carrillos llenos y asintiendo vigorosamente. Tragué sin apenas masticar.

-Puedo esperar todo el día si es necesario, señor-

Y toda la noche, el tiempo que hiciera falta mientras siguiera dándome comida. El plato estuvo vacío en menos de cinco minutos, y aproveche la discreción que me daba el papel ante sus ojos para pasar los dedos por él y lamérmelos hasta que estuvo brillante.
avatar
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 302

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un calzado ausente, una criada desconfiada y un sobre lacrado (Thyraxes)

Mensaje por Thyraxes el Mar Mayo 15 2018, 01:34

El dragón se quedó enfrascado en los asuntos que tenían esas misivas y suponía por el contenido, que si se lo había dado a ese chico, no sabría leer, a parte de que el sello estaba bien lacrado cuando llegó. Lo que trataba era algo más delicado, una transacción muy secreta que podía meterles en líos con las aduanas en los puertos, pero la mejor forma de no llamar la atención era comportarse como si fuera un asunto normal. Escuchó al esclavo comer, sin ser una molestia y cuando ya supo más o menos que quería decirle a su compañero en el castillo, encargó pergamino y pluma con tinta, dejando que la esclava guardase la misiva. Fue entonces cuando vio que el plato estaba inusualmente limpio, repelado como decían vulgarmente los humanos muertos de hambre. Fue eso lo que le hizo sonreír.

Miró al chico, apuesto, delgado, se le veía ágil, sano, pero pudo apreciar que no llevaba calzado y eso le resultó muy desagradable, como sus pintas, lo tenían muy mal para ser el castillo. Cuando su esclava volvió, en vez de escribir le indicó que fuera a por más comida y esta no tardó en llenar el plato del chico con algo, incluido un dulce. -Parece que tienes bastante hambre... y esas pintas, ropa raída, sin calzado... cualquiera diría que eres un esclavo del castillo. Deberían mantenerlos en mejor estado.- reprocho sin miramientos, para levantarse en vez de escribir, mirando más de cerca al chico. Quizá podía usarlo... si, era perfecto, un esclavo mundano, en el que no reparaban, uno que podía tener por allí para enterarse de rumores. -Seguro que un esclavo como tú debe haber visto de todo en el castillo- sonrió, mostrándose muy inofensivo.

Se acabó sentando en la mesa, cerca del humano. -No puedo dejar que te marches en ese estado... detesto mucho la imagen que traes, desaliñada. Creo que tengo algo de ropa en buen estado y unos zapatos para ti, incluso podría ofrecerte un baño. Me has traído la misiva en buen estado y en persona, para que no se perdiese, eso debería recompensarse.- el dragón alargó la mano a la jarra y le llenó la copa, directamente, acercándosela. -¿Sueles aceptar encargos de otros dragones? porque me gustaría mucho estar informado de lo que sucede en palacio, de las noticias más recientes.- tomó un trozo de pollo del plato ajeno y lo comió, chupándose los dedos tras eso.




avatar
Thyraxes
Dragon

Mensajes : 276

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un calzado ausente, una criada desconfiada y un sobre lacrado (Thyraxes)

Mensaje por Tizne el Mar Mayo 15 2018, 15:03

La atención del dragón volvía a estar en mí, y sin saber muy bien que hacer, fui cogiendo una a una las miguitas que se habían quedado alrededor del plato, echándole miradas esquivas.

-Nací allí, señor. He visto todo lo que puede verse, salvo a la Reina. Y si me permite decirlo, la ropa que misericordiosamente nos ofrecen, depende de nuestras tareas. Quienes sirven las mesas o atienden personalmente a los nobles llevan buenas galas-dije dándole una entonación de burla soterrada a la palabra “misericordiosamente”, tan sutil y casual que era difícil percibirla.

Podría haberle explicado que solía llevar calzado, pero no vi la necesidad. Si lo hacía podía preguntarme porque no lo llevaba y tendría que mentir para ocultar mis aficiones nocturnas. ¿Y qué mentira soltarle? ¿Me los habían robado? ¿Los había perdido por la calle? Pensaría que era un inútil o un anormal incapaz de cuidar de algo tan básico. La verdad es que así me sentía cada vez que ocurría, pero el musgo que la humedad dejaba en los torreones era traicionero, resultaba mejor llevar el calzado flojo y ver como se perdía que experimentar uno mismo esa caída. Por otra parte eran pocos los dragones que disfrutaban con explicaciones de más.

La mujer volvió a llenar mi plato, y le agradecí con una sonrisa que se truncó al ver la cara de pocos amigos que me devolvía. Tenedor en mano, me dispuse a vaciarlo como si fuera el primero, manteniendo vigilado al dueño del Coliseo por el rabillo del ojo, se había sentado demasiado cerca como para inspirarme confianza. Sus palabras hicieron que me atragantara. Era demasiado bueno para ser verdad…esa fachada de amabilidad debía ocultar alguna intención horrible. O… ¿estaba la suerte de mi lado esta vez? ¿Era esta la oportunidad de salir del estancamiento? Paseé la mirada de la jarra de vino hasta el rostro del dragón un par de veces, sin ser capaz de ocultar una expresión calculadora.

-Si señor, yo hago todo lo que me piden. Soy consciente de mi lugar en Talos. Hacer lo que me ordenan no precisa recompensa alguna, es mi obligación. Y en su caso, por ser tan generoso conmigo, entiendo como mi obligación complacerle-respondí despacio, escogiendo las palabras, intentando parecer lo más sometido posible. Me ardía la boca cada vez que tenía que arrastrarme así, pero ya se había convertido en costumbre y ahora parecía más necesario que en mucho tiempo.
avatar
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 302

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un calzado ausente, una criada desconfiada y un sobre lacrado (Thyraxes)

Mensaje por Thyraxes el Miér Mayo 16 2018, 01:17

Si era un niño criado en el castillo entonces era de alguna esclava de allí que había podido correr la suerte de tener pareja, sabría bien los recovecos, donde poder esconderse, quienes estaban por allí cuya influencia era mayor y desde luego poder acceder a todas las noticias que el administrador del coliseo deseaba, tal como lo tenía estructurado en su mente. Había tenido suerte, mucha, porque a los humanos les podía dar algunas comodidades y estos solían responder bien, aunque siempre estaba aquel que con recelo se negaba por miedo. Pero viendo como estaba ese chico, como hablaba de la ropa y de sus compañeros, entendía que su situación no era igual de buena y por ello tenía donde rascar. -Lo normal, lo más bonito a la vista y lo demás de cualquier forma, solo te preocupas porque se vea bien lo que ha de verse.- comentó, en un tono amable.

Tal como pensó, al servirle otro plato este lo fue a devorar con gula, es como si le diesen poco de comer, no sabía si en el castillo de verdad les importaba poco la esclavitud, imaginaba que eran prescindibles pero incluso las sobras eran algo bien recibido en esclavos, se hacía mucho. No estaba delgado en exceso, de aquellos que tenían las costillas marcadas en la piel, pero si, era de buen comer y al dragón no le importaba darle aquello que iba a tirar porque sobró. Encontró divertida la reacción del otro ante el ofrecimiento, es como si no creyese que un dragón no podía querer ver a un esclavo en un estado óptimo, no hecho un desastre como ese chico.

Las palabras del chico fueran acertadas, mucho, le complació escucharle, lo tenía bien estudiado y eso ahorraba tiempo, en convencerlo, en llevarlo de su lado. -Bueno, lo que busco yo es algo más que complacer, es saber si querrías brindarme tus conocimientos y trabajar para mi, se que en el castillo las cosas son diferentes y parece que necesitas un buen dragón que se encargue de mantenerte en buen estado. Se que te pido que espíes a cierta gente influyente, que me des noticias, cotilleos, de todo... pero pareces un chico listo que no ha tenido suerte en la vida hasta ahora.- se bajó de la mesa, mirando al chico, con una sonrisa amable.

Se colocó a su lado. -Acompáñame anda... te dije que pondría remedio a tu situación y es cierto, no temas, hiciste bien tu trabajo y así lo diré en el castillo.- le dejó tomárselo con calma, caminando al interior de la casa, hacia el baño, amplio, con mucha iluminación y allí mandó a dos esclavas traer algo de ropa, una camisa, unos pantalones, un chaleco y unos zapatos. Eran nuevos prácticamente y se los dejó sobre una mesilla de madera, mirando la bañera, llena de agua. -Si quieres tomar tu baño la calentarán enseguida, tiene un sistema de leña debajo para mantenerla a la temperatura optima.- le explicó, apoyándose en una pared, queriendo enseñarle que habla enserio.




avatar
Thyraxes
Dragon

Mensajes : 276

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un calzado ausente, una criada desconfiada y un sobre lacrado (Thyraxes)

Mensaje por Tizne el Miér Mayo 16 2018, 02:06

Correspondí a su halago con una sonrisa tímida, dudosa. Era una propuesta interesante, pero tenía sus riesgos. A mis ojos los espías eran personajes misteriosos, seres con capas negras que acechaban los aposentos ajenos desde los ventanales, silenciosos, curtidos y desde luego mucho más adultos. Y aun así… ¿no había acechado yo mil veces por las ventanas? ¿No sabía moverme sin hacer el menor ruido? Quizá al fin pudiera darle un uso más allá del placer personal de no ser descubierto.

Cuando me pidió que le acompañara acabé el plato deprisa, me bebí la jarra de dos largos tragos que me dieron hipo y agarré el dulce para ir dándole bocados por el camino. El baño no era tan espectacular como las termas, pero tenía una notable ventaja sobre ellas: por lo visto iba a poder usarlo. Me acabe el dulce mirando a las mujeres y me chupé los dedos uno a uno antes de echar un vistazo a la ropa nueva, distraído como un niño noble que acaba de recibir los regalos de su cumpleaños.

-Me encantaría tomar ese baño, señor. Sois increíblemente generoso con todo esto-

Al oírlo, ellas empezaron el disponer el fuego.

-Respecto a su deseo… estaría encantado. Pero debo advertirle que no diré a nadie una palabra sobre los asuntos de la Reina. Valoro los regalos que está haciéndome, pero valoro aún más que mi cabeza siga sobre mis hombros. Por lo demás… mis oídos os pertenecen-dije dando una última caricia al chaleco.

En realidad no sabía nada sobre temas reales, pero estaba bien aclarar que mi supuesta lealtad a la regente se mantenía firme. Me desabroché la camisa de espaldas al dragón y la dejé a un lado. Entre los omoplatos y la cintura se vislumbraban tres marcas de latigazos, tan sutiles que pareciera que me las hicieran siendo muy pequeño. Luego me quité los pantalones, demorándome más para ocultar en mis manos el alambre y la aguja que tenían escondidos entre sus costuras. Ya desnudo los metí con disimulo entre mi nueva ropa y me acerqué al dueño de todo aquello, frotándome los brazos mientras la bañera empezaba a humear, expectante.

- ¿Ya? -

Me acerqué despacio y metí un poco un pie para después reírme tontamente, sacándolo.

-Está muy caliente-

Tenia algún recuerdo de haberme bañado con agua que no estuviera helada, pero era demasiado difuso.

Volví a meterlo, esta vez hasta el tobillo, resoplando. Tardé casi cinco minutos en lograr meterme entero, y notaba la piel al rojo vivo. Pero la sensación pasó rápido, y me recosté dando un suspiro de placer.
avatar
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 302

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un calzado ausente, una criada desconfiada y un sobre lacrado (Thyraxes)

Mensaje por Thyraxes el Miér Mayo 16 2018, 02:48

El dragón no necesitaba tantos halagos del chico, le valía con que dijera lo que deseaba, si el chico quería baño lo tendría y el dragón indicó a las chicas que comenzasen a poner el el agua a calentar, de normal no habría problema porque sabían ya alimentar bien el fuego, el dragón acostumbraba mucho a calentarlo a un nivel no apto para humanos pero esta vez les dejó claro que un nivel normal. No tuvo que decir más, el chico lo estaba viendo todo y el Rojo se quedó escuchando que estaba dispuesto menos a contar cosas de la Reina, algo que no le interesaba pues bien sabido era que sus asuntos no los dejaba en conocimiento de nadie, más desde que disolviese el consejo. -No te preocupes por eso, solo quiero saber cosas de puestos altos del ejército, algún inquisidor, rumores... sobretodo que tengan que ver con negocios, con asuntos preocupantes como terroristas e híbridos para saber como va todo.- le intentó tranquilizar, no iba a meterle en ese lío, no era de su interés la monarca.

Cuando el chico fue a desvestirse se le quedó mirando, quizá un poco descarado pero le gustaba la belleza del cuerpo, el chico tenía incluso algunas marcas en la espalda, muy tenues, pero que daban algo de carácter. Las habría tocado, pero eso era invadir su espacio personal y el esclavo no era suyo, tenía que mantener unos límites por las leyes, pues aunque solo pensase en sí mismo, no le convenía perder su estatus. Su vista se acentuó en aquellas partes que se iban descubriendo conforme la ropa desaparecía y aunque el dragón se mordió el labio inferior sabiendo que no le veía, se mantuvo hasta que el chico se giró y preguntó de forma inocente, esperando. Cuando se rió el dragón no pudo evitar hacerlo también y asintió.

Dejó que se metiera, tras cinco minutos más en los que estuvo cerca y pudo deleitarse más con el chico. Una vez dentro sopesó la idea de acompañarle o no y viendo que fue muy natural al entrar a la bañera se desvistió para sentarse frente al chico, mirándole de forma relajada. -Supongo que lo primero será conocer tu nombre, es importante, tengo que saber como referirme a ti y seguro que quieres el mío y asegurarte de que estás a salvo y no te vas a meter en líos. Es normal tener esos pensamientos pero mi oferta es sincera, soy un dragón influyente y puedo garantizarte que lo que me cuentes no saldrá de aquí y tú podrás seguir caminando por el castillo como si nada. Pero si las dudas te corroen, puedo disiparlas todas.- aclaró, dejando que ambas esclavas enjabonasen sus propios brazos, el pelo también, sabían que debían atender a su señor.




avatar
Thyraxes
Dragon

Mensajes : 276

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un calzado ausente, una criada desconfiada y un sobre lacrado (Thyraxes)

Mensaje por Tizne el Miér Mayo 16 2018, 15:12

Off: no se si habria que poner +18, lo dudo pero por si acaso lo pongo en spoiler hasta que lo sepa

Spoiler:
A decir verdad, no tenía muchas dudas. Si él era discreto o no con las noticias que le trajera no sería mi problema: si los nobles hablaban delante de varios esclavos, podría haber sido cualquiera. Si solo hablaban delante mío podía asegurarme de que no lo recordaran con exactitud y si tenía que escucharlos a hurtadillas… bueno, era consciente de que en ese caso, estaría solo si me atrapaban. Era incluso estimulante, un motivo para mejorar mis habilidades.

Contemplé como el dragón se relajaba dejando que le atendieran y extendí mis brazos en el borde de la bañera, imitando su postura, sintiéndome un hombre de negocios.

-Me llaman Tizne, señor. No tengo otro nombre-

Por primera vez entendí que podía no ser muy adecuado fuera del ambiente de los esclavos.

-Y vos sois Thyraxes, dueño del Coliseo. Me lo dijo el hombre de la carta para que supiera a quien debía entregarlo. No tengo dudas sobre la propuesta, y si en algún momento tengo que abandonar el castillo tampoco sentiré pena alguna- sonreí con picardía- Sabría volver a entrar en caso de necesidad-

Quizá había hablado de más con ese último comentario, pero no pude evitar darme aires. Cerré los ojos y respiré el vapor aromático, hundiéndome un par de segundos y volviendo a salir para frotarme el pelo húmedo.

Las sirvientas aclararon el pelo de su amo y una voz desconocida en la puerta me hizo abrir los ojos.

- ¿Se puede? -

Una mujer. De gestos seguros y firmes, con ardientes ojos de dragona.  Su piel era tostada y solo estaba cubierta por un collar de cuentas que caía perezoso entre dos enormes senos y casi llegaba al vello púbico. Se agacho junto a Thyraxes y habló en su oído.

- ¿Te parece bonito desaparecer así de la cama? Chico malo…-susurró inclinándose para besarlo, mordiendo con fuerza su labio inferior- Toma, me han dicho que no has desayunado-dijo entregándole una jarra opaca.

Despidió con un gesto a las sirvientas y entró a la bañera, situándose entre ambos y mirándome con un gesto de diversión.

-El agua está muy fría. ¿Y este quién es? ¿Por eso nos has abandonado así? -comentó pasándome la mano por el pecho.

Si me hubieran preguntado por mis reacciones desde que entró, no habría sabido dar una sola respuesta. Llevaba desde ese momento sin cerrar la boca del todo y solo había sido capaz de apartar la vista cuando ella se inclinó junto a él, exponiendo aún más su desnudez. En el momento en que me puso la mano encima bajé los brazos del borde y los dejé entre mis piernas, como si estuviera protegiéndome u ocultando algo. Mi escasa musculatura se marcaba a causa de la tensión y cuando hice contacto visual con el dragón fui incapaz de mantenerlo siquiera un segundo.
avatar
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 302

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un calzado ausente, una criada desconfiada y un sobre lacrado (Thyraxes)

Mensaje por Thyraxes el Miér Mayo 16 2018, 16:19

Spoiler:
Se quedó con el nombre, repasándolo varias veces en su mente para no olvidarlo ya que a lo largo del día manejaba a muchos esclavos y gladiadores y sus nombres o apodos, todo un lío para cualquiera aunque el dragón tenía buena memoria para recordar detalles como esos. Le pilló de improvisto que supiese su nombre, aunque claro, le habían mandado a su casa, al coliseo para entregar una carta, le tuvieron que decir por narices a quien entregar. Sonrió porque estaba aún un poco aletargado, ese baño le vendría bien para despertarse por completo y se quedó con el detalle del chico de que sabría volver a entrar en el castillo, pues lo consideró relevante para posibles peticiones que tuviera hacia él y que requiriesen entrar sin ser visto, era un buen dato. -Estás dispuesto, comprometido con el trabajo... bien, eso me gusta. Además si te fueras del castillo no debes preocuparte, como trabajas para mi me haría cargo.- si sabía que el Rojo se encargaba de todo seguro que no dudaría, aunque el chico parecía muy en serio.

Estaba muy relajado, las esclavas le aclararon el pelo y los brazos cuando entró una dragona en el baño, parte de esas tres figuras que adornaban su cama, ella era la única dragona claro, los otros dos esclavos. El dragón no dijo nada, dejando que ella pasase tranquilamente y susurrase lo que le apeteciera, tomó también la jarra, que contenía café, lo mejor para desperezarse y comenzar el día con energía. La tomó y dio un trago, dejando esta tras de si, donde no pudiera caer al agua. -Está a una temperatura normal para los humanos- dijo sin más, acariciando la espalda de la fémina, mientras ella prestaba atención al chico.

Los gestos del chico cambiaron, esa seguridad de antes se esfumó totalmente, estaba muy cohibido, apenas miraba nada y el dragón se interesó más, no pudo mantenerle le mirada y sus manos estaban posicionas hacia una dirección muy específica. Sus músculos, marcados, la tensión palpable, eso le divertía, le daba ideas, susurros viperinos que estimulaban su imaginación y le hacían sacar conclusiones muy placenteras. Quiso comprobarlo y susurró algo a la dragona, que acarició el rostro de Tizne para luego acercarse hasta poder besar sus labios. La dragona fue coqueta, muy sensual y cuando terminó su besa se dejó caer contra el pecho de Thyraxes. -Si quieres puedo pedirle que se marche, no te veo muy cómodo con ella. Aunque si quisieras seguro que podría enjabonarte, te aseguro que es muy buena con las manos.- murmuró, llevando la mano hasta uno de los senos de la dragona, acariciándolo, intuyéndose por debajo del agua, por como esta se turbaba en esa zona. -Al parecer les ha molestado que abandonase la cama sin despedirme, ya sabes, marcando territorio.- clavó la mirada en Tizne, queriendo confirmar sospechas, como un depredador disfrazado.




avatar
Thyraxes
Dragon

Mensajes : 276

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un calzado ausente, una criada desconfiada y un sobre lacrado (Thyraxes)

Mensaje por Tizne el Miér Mayo 16 2018, 22:15

Spoiler:
A ver, no es que nunca hubiera visto a una mujer desnuda. Todos los esclavos jóvenes conocíamos una zona por donde se podían echar vistazos fugaces al lugar donde ellas se bañaban, aunque ir era arriesgado. Siempre había sirvientas vigilando dispuestas a llamar a los guardias, y como el alboroto que se montaba era considerable, siempre acababan llamándolos. Para poder mirar por la rendija ya había que abrirse paso a puñetazos, con el único premio de algún atisbo fugaz y la posterior carrera de huida. También estaba una de las cocineras, famosa por intentar llevarnos a la bodega con promesas de comida y una vez allí, arrinconarnos mientras mostraba dos senos como dos alforjas de leche. Mas de uno había perdido la virginidad con ella, pero la mayoría encontrábamos que sesenta años eran demasiados. Y los dibujos… los dibujos que yo había encontrado en el arcón de un guardia despistado. Pero ya habían pasado por tantas manos que ni con pinzas quería cogerlos.

Lo que jamás había visto era a una tan cerca, tan exuberante, tan poco pudorosa. Una dragona, por si fuera poco. Mostrando que había zonas más rosadas o más oscuras de lo que uno pensaba y sin sonrojarse un ápice por ello.

Estaba mirando como el agua formaba dibujos en las grietas de un azulejo cuando ella se acercó. Giré la cara alarmado, y ella posó sus labios en los míos haciéndome dar un pequeño respingo, devolviéndole el beso más por instinto que por otra cosa. Me puse aún más rojo que al entrar y solté una risita nerviosa.

-No…je… ¿cómodo? Estoy cómodo-

Intenté demostrarlo encogiéndome de hombros y haciendo con la boca un gesto de quitar importancia.

-No hay problema, solo…yo… no quiero ser un estorbo, señor. Debería irme…me iré. Enseguida-

Miré alrededor.

- ¿No hay ninguna toalla? -pregunté agitado.

Era imposible salir del agua en ese momento, pero tampoco sabía muy bien que esperaban de mí. Si ella me intimidaba el dragón lo hacía aún más: desconocía sus intenciones, y aun si estas no representaran un peligro para mi integridad física, no quería quedar como un niño ante él.
avatar
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 302

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un calzado ausente, una criada desconfiada y un sobre lacrado (Thyraxes)

Mensaje por Thyraxes el Miér Mayo 16 2018, 23:44

Spoiler:
El señor del coliseo se quedó mirando el beso, la sorpresa en el chico que dio un respingo y como se desenvolvía, ella era una experta en seducir, le gustaba y aun a los esclavos, los trataba de una forma muy peculiar. Thyraxes había compartido cama con ella muchas veces, era habitual y siempre se divertían mucho, pero en ese caso solo estaba tratando de conocer al chico y ver sus límites porque como ya había apreciado, era un poco tímido. -Si estás cómodo mejor, de eso se trata, de empezar los negocios con buen pie, además lo necesitabas, tras el baño quedarás como nuevo.- el dragón no era tonto, le notaba cada vez más reacio, queriendo irse y aunque le tentaba dejarle, iba a esperar un poco más, lo justo para que cuando se marchase tuviera claro si sus sospechas eran ciertas.

Acarició el cuello de la dragona y al pedir este toallas sonrió -No, normalmente las traen las esclavas cuando salgo, me secan, pero podemos pedir algunas, aunque aún no acabaste el baño, no tengas prisa, mejor usa jabón, relájate- y tal como lo dijo susurró algo a la dragona, que se despegó del pecho de Thyraxes para quedarse al lado del esclavo, tomando una esponja para enjabonar sus brazos, además, como le había pedido el señor del coliseo, pegó la espalda del chico contra su turgente pecho, para que este notase los senos. -Si vuelves a quedarte sin ropa o algo, puedes venir a verme sin miedo, te daré más, así como si tienes problemas con alguien, no queremos que se nos fastidie el negocio.- avisó, terminando la jarra de café.

La dragona por su parte se movió, de forma que sus senos se frotaron contra la espalda de Tizne, mientras enjabonaba su pecho. Dejó además un beso en su nuca, delicado, pero con intención de hacerle estremecer y no forzó nada, Thyraxes no quería que espantara al chico, solo que lo tratase bien, sin tocar ninguna zona comprometida. La mirada de la dragona iba dirigida al de escamas rojas, cómplices, aunque el señor del coliseo disimulaba muy bien, era experto, parecía estar en su mundo, pero su mundo era Tizne, le miraba, le estudiaba.




avatar
Thyraxes
Dragon

Mensajes : 276

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un calzado ausente, una criada desconfiada y un sobre lacrado (Thyraxes)

Mensaje por Tizne el Jue Mayo 17 2018, 00:06

Spoiler:
Sin una toalla con que cubrirme no iba a salir, eso lo tenía claro. Y si el dragón decía que me quedara, tampoco podía hacerle el desaire de marcharme si por fin lograba controlar mi cuerpo. Asentí seriamente, tragando saliva.

Y ella volvió… aún más intensa que antes. Me movió para colocarse detrás y yo lo permití con inquieta docilidad, sintiendo que estaba sudando por algo más que los vapores del baño. Sus pezones me acariciaron antes de pegarse completamente, provocándome un jadeo que entrecorté con una sonrisa estúpida, paseando la mirada por toda la habitación antes de responder.

-No… no tengo ¿problemas? Con nadie. Supongo. Buenos… los típicos. Nada-

Le miré entonces a ella, en un alarde valor, para recalcar algo que creía importante.

-No me quede sin ropa, me quedé sin zapatos-dije entre dientes, demasiado deprisa.

Besó entonces mi nuca, provocando un hormigueo eléctrico que recorrió todo mi espinazo para explotar finalmente entre mis piernas, engrandeciéndome. Estaba a un roce de hacer el ridículo más jodido de mi vida, por eso aparté sus manos con temblorosa delicadeza y le arrebaté la esponja.

-Es muy…muy agradable, pero… de verdad, no quiero dar tanto trabajo…-farfullé.
avatar
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 302

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un calzado ausente, una criada desconfiada y un sobre lacrado (Thyraxes)

Mensaje por Thyraxes el Jue Mayo 17 2018, 00:20

Spoiler:
Sonrió porque no le estaba diciendo que los tuviese. -No, solo digo si llegaras a tenerlos, sabrás que la ciudad está muy vigilada últimamente y está el toque de queda, los guardias que paran a mucha gente y ese tipo de cosas. Por eso es importante que a parte del castillo tengas la seguridad de mi nombre, de lo que implica trabajar para mi, si te parasen por algo y me llamasen, podría sacarte, no tendrías que estar en una celda. Es un supuesto, un seguro para que sepas que puedes ir tranquilo si no haces nada malo.- con eso quedaba todo claro, dicho, sellado, ahora podía más centrarse en esos movimientos leves que hacia su cuerpo mientras la dragona le limpiaba, los había visto antes, de diferentes formas, en muchos tipos de humanos y humanas y eran delatores.

Se rió por lo de los zapatos y la dragona también, no con malicia, simplemente la puntualización que hizo les resultó graciosa. Ella seguía a lo suyo, hasta que le apartó las manos con delicadeza y se volvieron a mirar ambos dragones, entonces Thyraxes se acercó al esclavo, se quedó a su lado, separado de este par ano invadir su espacio, había como un cuarto de metro entre ellos. -No molestas, te he ofrecido hospitalidad, puedes estar tranquilo, no es ningún truco, cuando estés limpio podrás probarte la ropa y yo escribiré la carta para que puedas irte, mientras tanto podrás comer algo más.- y miró a la dragona para que esta tuviera claro que hacer.

Volvió a tomar la esponja y siguió pasándola, pero esta vez por su cuello. -Ya has oído a Thyraxes, aprovecha, es un dragón con influencia, si trabajas para él, prosperarás, esto solo es una muestra de su generosidad.- dijo con voz melosa, para acto seguido tirar del chico, hundiendo su rostro entre ambos senos, para enjabonar su espalda, solo había girado su rostro, dejando que pudiera sentirlos.




avatar
Thyraxes
Dragon

Mensajes : 276

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un calzado ausente, una criada desconfiada y un sobre lacrado (Thyraxes)

Mensaje por Tizne el Jue Mayo 17 2018, 00:38

Spoiler:
Vigilada

Guardias paran gente

Seguridad, celda

Si no haces nada malo…

No haces nada malo…

Malo…


Mis conexiones cerebrales ataron cabos sobre lo que acababa de oír e hilvanaron una historia por el contexto, pues apenas me había enterado. Si percibieron el problema con lo de no hacer cosas malas, pues la mayoría de cosas que hacía en Talos se consideraban así. Tendría que andarme con ojo. Pero en ese momento parecía algo lejano en el tiempo. El dragón se había acercado. No lo suficiente como para que me apartara, pero si como para hacerme sentir aún más incómodo. Atrapado en una ratonera cuyo brazo se cerraba despacio… y ni siquiera había cogido el queso. Le sonreí con falsa seguridad durante un segundo.

Ella recuperó la esponja y la protesta murió en mis labios aun antes de nacer.

-Si señora-

Fue brusca y suave a la vez. Su aroma natural invadió mis fosas nasales, y los dioses sabían que no acabé ahí mismo por mera fuerza de voluntad… y miedo a lo que pudiera suceder. Pero el gesto anuló deprisa mi escaso sentido común y mi más desarrollado instinto de supervivencia. La dragona sintió como una mano curiosa y prudente rozaba su muslo, subía titubeante por su cintura y acariciaba uno de sus senos como si le perteneciera a una estatua de cristal.
avatar
Tizne
Human

Ocupación : Chico de los recados
Mensajes : 302

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un calzado ausente, una criada desconfiada y un sobre lacrado (Thyraxes)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.