Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

37/64

Afiliados Normales


Devşirme-autoconclusivo-

Ir abajo

Devşirme-autoconclusivo-

Mensaje por Frashokereti Stokehurst el Jue 5 Abr - 6:12

Un padre es dios a los ojos de un niño.
Obtuvo su nombre de su boca, como una muestra de su poder encerrado en una bondad narcisista, el amo lo nomino y le dio con ello su esencia. Su apellido era el de su madre, del mundo antiguo no conservaba más que su rareza.
La primera vez que le vio el sol era un retazo cercenado, barras brillantes a través de la rejilla de ventilación. Y a su alrededor dominaba la oscuridad difusa, cubierta de humedad, de criaturas que se arrastraban y el susurro de la enfermedad en el pecho de los moribundos. Su madre una figura distante que se mecía adelante y de cara a la esquina, el recuerdo más fuerte era su espalda pálida de huesos delgados que buscaba la luz como si bebiera de ella. Y él se esforzaba por mantenerse alejado, por cederle la huella de calor.

Con su visita, la puerta que jamás se habría chirrio lastimosa y la luz penetro por completo. Una sombra negra rodeada de un brillo naranjado crujiente. Frashokereti se quedo sin saber que hacer, pegado a la pared, respirando con dificultad. Nunca lo miro, incluso cuando pronuncio su nombre y le hizo saber con el que le pertenecía y era algo más que la negrura olorosa a humedad.

Sus ojos, puntos oscuros entre el blanco de la sombra siguieron todo el tiempo a su madre. Se quedaba minutos, apenas para molestarse por el desagradable olor. Pero su presencia era fuego sobre los presentes. Nadie se movía ni emitía ruido alguno hasta que, rendido o habiendo conseguido su proposito, se retiraba y sus pasos hacían gemir las baldosas.

Tres veces le vio antes de que desapareciera. Tres veces basto.
Con las enseñanzas del viejo favorito, vinieron los cuentos para tranquilizar la mente y las frases con significancia.

A veces Frasho soñaba, incluso ahora con esos momentos. Con el rostro oscuro que miraba por encima de él. Y recordaba que en esos momentos no era humano, sino hijo del aire. Era parte de la noche. Nadie ve a la oscuridad hasta que la siente sobre los ojos y la nariz. Sin forma su existencia no se diferenciaba a la de cualquier animal.
Supo que era humano al salir de la cárcel, con las muñecas delgadas juntas y la cintura atada con cordel a otro niño. Cuando sus circunstancias fueron las mismas y los siguió hacia las jaulas donde muchos más descansaban. el devshirme era ley en el mundo de los dragones. Los niños tributo esperaban para ser comprados y él no lloraba.
Pasarían seis años para que aprendiera a hacerlo.

Mi nombre es Frashokereti, perfecto para un esclavo. He servido con mi cuerpo a los dragones y aquellos que se amparan bajo su protección. Soy humano y nada poseo más allá de mi mente. Me llaman Hereb desde la cárcel, por un cuervo antiguo y su herencia perdida, es más fácil de pronunciar. He vivido quince amaneceres. Hoy he salido del Hamman y viajado a las montañas para cargar los ciervos que el amo desea comer.
El viento lame la carne expuesta y por primera vez siento frío. La dificultad del camino me recuerdo a él. Pienso mucho más en él que en mi madre. Y las cadenas son lo único que me acerca a él.

Únicamente en los momentos en que me hace sufrir que no corro peligro. Me llamo Hereb pero soy en realidad el lai Guigemar. Incapaz de sentir amor. Fui maldecido por disparar a la madre del rey del bosque con una herida que no cierra, invisible a los ojos. Seis años han pasado desde entonces.

Mi nombre es Frashokereti, un cuervo, el maldito Guigemar, el ladrón del reino de los antílopes...y un esclavo que sirve a un dios silencioso.







"Puedo parecer ordenado, pero soy un desastre. Puedo parecer cauteloso, pero no tengo corazón. Puedo parecer ignorante, pero soy persistente. Puedo parecer fuerte, pero de hecho soy astuto. Puedo parecer complicado, pero soy simple. Puedo parecer fuerte, pero no soy más que una persona débil."
Ryu Seung Ha

che vuoi?:





Si lloras por haber perdido el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas:



avatar
Frashokereti Stokehurst
Human

Ocupación : Bañando dragones/ Prostituto
Mensajes : 283

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.