Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» Draconians por Cerrar Temas
Hoy a las 23:46 por Arthyel

» Our Worst Nightmare... Our Damnation... Our Last Goodbye... (Oneshot)
Hoy a las 23:42 por Arthyel

» ¡Busco Rol!
Hoy a las 23:24 por Khanan

» ღ Rose Workshop ღ Firmería
Hoy a las 22:32 por Khanan

» Registro de Rango
Hoy a las 22:18 por Khanan

» Registro de Grupo
Hoy a las 22:16 por Khanan

» Registro de PB
Hoy a las 22:15 por Khanan

» Flowing [+18] (Kya)
Hoy a las 22:13 por Trystan

» Time to Make you Mine... (Inaya)
Hoy a las 21:52 por Karellhen

» Draconians por Mes
Hoy a las 21:40 por Yanara

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

43/64

Afiliados Normales


Sweet Revenge [Vaurien]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Sweet Revenge [Vaurien]

Mensaje por Ariakas Verminaard el Sáb Feb 17 2018, 22:12


El trato con Vaurien había sido que para prevenir que se viese sospechoso le entregaría recibos de pago como si me arrendara los servicios de Arian, así mismo que le conseguiría el falso jade, el cual finalmente me había entregado mi padre. Mas la entrega de todo eso se había retrasado con todas las situaciones que últimamente habían sucedido, desde la muerte de mi hijo, la cual aun me dolía profundamente y que por algunas semanas me hundió en un extraño mutismo en el cual me dedique solo a trabajar...después todos esos encuentros con tanta gente, tanto buenos como malos que de alguna forma me habían servido de catarsis en conjunto con los nuevos entrenamientos que mi padre me daba.

Me dirigí a la residencia de Vaurien con el falso jade prometido, así como con todos esos recibos que le servirían en caso de que alguien comenzara a meterse en asuntos que no le convinieran, lo cual no dudaba que eventualmente sucediera, había demasiadas personas que quisieran ver caer a figuras como la suya o la mía y no dudarían en utilizar cualquier hueco que encontraran.

Me vesti con ropa civil, para esa reunión no requería ir con el uniforme de la armada. Mi rostro aun tenia varias heridas visibles del entrenamiento con mi padre, así como bajo la ropa llevaba una gran cantidad de curaciones y vendajes, mi padre me había prohibido transformarme, para fortalecerme debía acostumbrarme a resistir y curarme en mi forma humana.

Pedí a sus sirvientes que me llevasen con el de forma respetuosa, espere a que me presentaran con el mientras recorría con la mirada las decoraciones del lugar.




"Cuanto más rango ostenta el caballero tanto más centellea la armadura en sus ojos."
Secret Garden:

“Un guerrero debe luchar. De lo contrario sólo es un tonto disfrazado con un sombrero de hierro.”


Old Life:



avatar
Ariakas Verminaard
Dragon

Ocupación : General del Ejercito de los Dragones
Mensajes : 1194

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet Revenge [Vaurien]

Mensaje por Vaurien el Miér Feb 21 2018, 13:15

En mi sala de estar, me encontraba sólo contemplando las llamas de la chimenea, la noche fuera olía a tormenta. Yo detestaba la lluvia, me traía recuerdos dolorosos.

Me encontraba en mis ropas de andar por casa en la noche, básicamente unos pantalones y una bata. Pronto me iría a la cama, la mayoría de los sirvientes ya se había retirado para el resto de la noche.

Las llamas danzaban mientras yo reflexionaba sobre los eventos de los últimos meses. Noctis, Dita, Arian, la muerte del joven Ariakan. Mi vida parecía entrar, poco a poco en la órbita gravitacional de Verminaard. Hasta ahora, nuestra velada rivalidad había sido entretenida para ambas partes. Pocas veces, salvo la partida de Dita o la esclavitud de Arian, ha llegado a una directa hostilidad. Pero el asunto de Nikky...eso fue la gota que colmó el vaso.

Alguien llamó a la puerta, después de darle permiso para entrar, resultó ser Bernardo. Decía que "Lord Verminaard" había venido a verme. Quizá si existiese eso a lo que llaman destino.

-No es una buena noche para esto, Verminaard-dije sin volver la cara de mi chimenea. No sabría que haría si me viera obligado a mirarle. Mi ira hacia él hervía como el metal fundido en una forja.-Márchate, Arian ya se ha acostado. No hay nada aquí para ti.-




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 480

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet Revenge [Vaurien]

Mensaje por Ariakas Verminaard el Miér Feb 21 2018, 23:16

Su tono no me gusto en lo absoluto, no estaba de humor para soportar mas sermones, bastantes tenia ya con los que mi padre me daba durante los entrenamientos como para escuchar también los de Vaurien...menos con aquel tono que decía estaba tragándose no se cuanto vomito verbal...no se que traería en mente pero eso no me gustaba...no me gustaba en lo absoluto.

—Mientras mi hija lleve la marca de tu casa...siempre va a haber algo aquí para mi— le respondí secamente mientras entraba en la estancia acercándome unos cuantos pasos —Ademas...no vine aquí solo para ver tu "linda" cara...— dije con sarcasmo —Ha llegado el jade falso que necesitas para el collar de Arian...no ha sido fácil y ha costado bastante oro...pero aquí esta...espero que con eso mi hija deje de llegar a mi casa con el cuello en carne viva—

Puse la caja con el jade falso en una de las mesas cercanas, mientras lo miraba, sentado allí, con la luz de la chimenea como le daba y por su postura parecía mas viejo y anciano de lo que en realidad.




"Cuanto más rango ostenta el caballero tanto más centellea la armadura en sus ojos."
Secret Garden:

“Un guerrero debe luchar. De lo contrario sólo es un tonto disfrazado con un sombrero de hierro.”


Old Life:



avatar
Ariakas Verminaard
Dragon

Ocupación : General del Ejercito de los Dragones
Mensajes : 1194

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet Revenge [Vaurien]

Mensaje por Vaurien el Dom Feb 25 2018, 01:05

Miré a Ariakas con un renovado desprecio hacia él. Me serví otra copa del bourbon que había en la mesa junto a mi sillón. Pero parecía que sólo le quedaba medio vaso, me había bebido el resto en el transcurso de la noche. Eso no podía ser bueno, pero me lo bebí igualmente.

-Si, por supuesto, Arian.-dije, fingiendo ignorancia-Un padre debe preocuparse por sus hijos, aunque sea de manera perversa y enfermiza. Tienes suerte de que valore la felicidad de Arian más que mis principios. O hace mucho que habría puesto fin a esa "relación" degenerada entre vosotros.-El licor me había soltado la lengua. Sabía lo de Ariakas con su hija desde hace tiempo, pero era información que había decidido guardarme hasta que me fuera útil. Soltárselo a Verminaard sólo para ver la cara que ponía era divertido, pero a la larga lo lamentaría.

-Hblando de degenerado...-dije, mientras me terminaba la copa-Hace unos días, entré en contacto con Väinämöinen, aunque ahora se hace llamar "Nikky". Lo hice en un intento de hacer que la muchacha dejara ese exilio autoimpuesto. Que regresara al Imperio con sus congéneres...pero parece que tu la encontraste antes, ¿verdad?-

A pesar de estar sentado, en una posición vulnerable. A pesar de mi aspecto envejecido y débil. Un guerrero veterano como Ariakas podía percibir la "intención asesina" que emanaba de mí. Me levanté de mi asiento y me acerqué a él lentamente, paso a paso.

-¿Sabes lo que has hecho, Verminaard? Has condenado a uno de los nuestros. A una dragona. A algo peor que la muerte, la has condenado a sufrir una adición eterna a tu sangre...¿Te gustó? ¿Te hizo sentirte importante? ¿Saber que ahora ella depende de tu sangre para no sufrir los efectos de la abstinencia?-

Mi furia crecía por momentos, con cada paso que daba hacia él, más lo odiaba. La parte de mí que siempre se mantenía serena, lógica, la parte que tenía que decirme que esto era una tontería...no tenía nada que decir en este momento.

-Destruyes todo lo que tocas, Verminaard. Debería matarte aquí mismo y ahorrarle al mundo un sin fin de problemas. Valdría la pena el exilio.-




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 480

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet Revenge [Vaurien]

Mensaje por Ariakas Verminaard el Mar Feb 27 2018, 00:32

Lo escuche en silencio, por un momento no supe que responder, primero cuando me reclamo por Arian, algo que no era tan difícil de imaginar el por que sabría, nunca habíamos quedado en mantener esa parte de nuestra convivencia en secreto y seguramente en algún momento Arian había hablado, aunque por supuesto el que estuviese acostándome con mi hija no era bien visto por la sociedad...pese a que los matrimonios entre la misma sangre fueran autorizados...

Lo que no me esperaba y que me tomo por sorpresa fue el que supiera que Nikky había bebido de mi...por primera vez, Vaurien me había tomado con la guardia completamente baja, no esperaba que alguien se enterase tan rápido de que Nikky y yo nos habíamos visto, y menos aun esperaba que ese alguien fuese el Inquisidor...y menos aun esperaba que supiera que ella bebió de mi sangre, pero al parecer Nikky se lo había dicho...¿que mas le habría dicho?...aquello me había puesto en jaque...y la forma en que se movía hacia mi me hacia tensarme aun mas...sentía esas ansias asesinas que emanaba, las conocía demasiado bien, demasiadas veces las había visto en el espejo...

Escuche cada palabra que me dedico, cada vez mas tenso internamente, pero manteniendo un gesto neutro frente a el...al menos hasta que dijo aquellas palabras... "destruyes todo lo que tocas"... mis labios se tensaron en una fina linea..."destruyes todo lo que tocas"...en mas de una ocasión había escuchado, había pensado en eso...a mi mente vinieron en un solo pensamiento los rostros de miedo de aquellos que me conocían...desde los humanos en la plaza, el mercado, las tabernas...hasta el rostro histérico de Nikky cuando se dio cuenta que era adicta...y el rostro de Kariel Hell con esas expresiones hostiles que enmascaraban su miedo, la forma en que palidecía o se ocultaba tras mascaras de dureza...

Exhale por la nariz profundamente —Tardaste mucho en darte cuenta...uno pensaría que con lo listo que eres...te darías cuenta que un lobo vestido de cordero seria mas que una advertencia...— sonreí de medio lado —Sabes...podrás poseer una forma horrible entre tu repertorio de armas...pero dime...¿que se siente conocer a un verdadero monstruo?— no desvié la mirada, sentía con cada palabra que respondía como la ira fluía dentro de mi...por meses había tratado de enmendar errores que había cometido, por meses había tratado de cambiar comportamientos nocivos...lo de Arian era consensuado...¡pero el que iba a saber de eso y de las advertencias que le di? lo de Nikky había sido algo que ni ella ni yo habiamos controlado y pagaba las consecuencias gravemente tratando de mantenerla bien, de protegerla y brindarle aquello que la ataba a mi para que no hiriese a nadie...pude abandonarla...¡pude matarla!...pero no lo hice por que sabia que no era justo...y en cambio, allí me encontraba frente al único hombre que podía ser mi perdición y que estaba seguro no dudaría un segundo en cambiar mi vida, libertad y estatus por un cobre...¿debía justificarme?...no...estaba harto de responder...de justificar...de buscar un perdón...era cierto...destruía todo lo que tocaba...era un monstruo...por eso todos se alejaban de mi...

—Sabes otra cosa...si..me gusto...saber que ella esta ahora bajo mi yugo y que hará lo que sea por mi, por mi sangre...saber que esta bajo mi dominio es incluso mejor que el sexo que obtengo de ella...ver su rostro ansioso por beber...— me lleve cuatro dedos a la boca besándolos con un tronido, dando a entender la señal de haber probado algún manjar, antes de emitir un siseo —delicioso...— lo mire fijamente —y se que no me harás nada...por que temes perder tu estilo de vida...eres un cobarde que no es capaz de hacer lo que debe hacer...por eso sigues aqui...escupiendo tu veneno...mientras que a mi la reina me eligió para llevar el mando de su ejercito y devolverle su antigua gloria—




"Cuanto más rango ostenta el caballero tanto más centellea la armadura en sus ojos."
Secret Garden:

“Un guerrero debe luchar. De lo contrario sólo es un tonto disfrazado con un sombrero de hierro.”


Old Life:



avatar
Ariakas Verminaard
Dragon

Ocupación : General del Ejercito de los Dragones
Mensajes : 1194

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet Revenge [Vaurien]

Mensaje por Vaurien el Jue Mar 01 2018, 01:59

Se había acabado. Mi última onza de paciencia, mi último vestigio de auto-control.  Verminaard se los había llevado con sus últimas palabras.

¿De verdad se creía que valoraba mis estilo de vida más que mi orgullo de dragón? ¿De verdad creía que todas mis advertencias no eran más que palabras vacías? ¿O simplemente se arrepentía de sus acciones y buscaba castigo a mis manos? Si era lo último, sin duda yo le daría lo que quería.

Por eso no dije ni una palabra más. En su lugar, tensé mi puño y lo lancé contra su rostro con todas mis fuerzas.

Soy un guerrero veterano. Incluso en mi forma humana, de hecho, desde que desarrollé el "Pugna Draconis" me he vuelto aún más peligroso cuerpo a cuerpo. He dado muchos puñetazos a lo largo de mis 2526 años de vida. Pero estabas seguro, de que ese había sido uno de los más fuertes que había dado. Si Ariakas hubiese sido un humano normal. No habría quedado nada de esa hueca cabeza suya. Pero era un dragón, de modo que simplemente salió despedido contra la librería que había al fondo de la sala.

Bernardo, que aún estaba en la sala. Parecía estar dispuesto a ayudarme en mi empeño. Pero le aparé en seco con  la mano antes de que llegara a moverse y señalé la puerta.
-Fuera-le ordené, sacamente.-Y que no nos interrumpan-

Tras asentir levemente, Bernardo se dirigió a la salida de la sala.

Me quité el batín que llevaba, en una pelea, la ropa que cuelga es una desventaja. -Arriba-le dije a Ariakas, que seguía en el suelo, conmocionado.
-¡He dicho que arriba, maldito mocoso!-pero no esperé a que me obedeciera, en su lugar, lo levante por la camisa y lo puse en pié yo mismo.

Inmediatamente después, ejecuté una serie de golpes demoledores con los puños. Estómago, riñones, garganta...todos los puntos débiles de un cuerpo humano. Pero no buscaba acabar rápido, no buscaba noquearlo ni incapacitarlo. Lo que quería era hacerle todo el daño posible, por eso apuntó a los centros nerviosos.

Mientras lo golpeaba, Ariakas intentó defenderse, como era lógico. Pero se movía de manera extraña. Parecía estar herido de antes de la pelea. Bueno, yo estaba considerablemente ebrio, de manera que estábamos en igualdad de condiciones. Además, esta vez no buscaba una pelea justa. Esta no era una lucha honorable como la del Torneo del año pasado. Este era un castigo.





avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 480

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet Revenge [Vaurien]

Mensaje por Ariakas Verminaard el Jue Mar 01 2018, 20:57

Esperaba un golpe, si lo esperaba, el mismo golpe que el tanto había estado ansiando darme, el mismo que se había guardado desde el torneo hacia ya casi un año ...lo que no esperaba era la fuerza y la dureza con la que me lo dio, el mundo se puso en blanco y un zumbido me resonó en la cabeza, por un momento no supe en donde estaba, ni siquiera note que me había estrellado contra una librería hasta que el me levanto...

Comenzó a golpear mi cuerpo con tal fuerza que sentí varias de mis costillas quebrarse, las heridas que ya tenia se reabrieron y comencé a sentir la sangre fluir, trate de bloquear sus golpes y devolverle algunos, lo arroje contra varios muebles mientras me defendía, pero mi velocidad no estaba conmigo en cambio cada impacto suyo me atontaba mas, choque y me estrelle contra decoraciones que se rompieron con los impacto, y de la misma forma lo arroje contra las paredes que se agrietaban con nuestros golpes...el tenia una fuerza descomunal y yo no estaba en mis mejores condiciones, mis golpes no parecían afectarle en lo absoluto...me hizo devolver chorros de sangre en varias ocasiones, con lo que sentía el sabor metálico en mi boca.

Comencé a marearme, al ver hacia el suelo pude ver que toda mi ropa estaba empapada y oscurecida por el vital liquido, el suelo estaba ya con manchas por la obscena cantidad de liquido rojizo que escurría de las muchas heridas que se habían reabierto, estaba desangrándome y el no paraba de golpearme...deje de defenderme, ya no podía...me sentía débil por la perdida de sangre y estaba ya mareado y sin fuerzas, el cuerpo ya no me dolía siquiera, estaba completamente adormecido por los golpes.

Caí al suelo mirando el techo mientras sentía que el mundo se me oscurecía, no sabia si seguía golpeándome o no...solo sabia que sentía como si la vida se me escapara por las heridas abiertas, sentía escurrir el liquido por mi mentón también y me costaba respirar, reí un débilmente, inmóvil, mientras el mundo volvía a su foco y se oscurecía a intervalos —Así...que al final...todo se...va al...infierno...— reí un poco mas antes de escupir otro chorro de sangre —aunque...la paz nunca...fue una...opción...— seguí mirando el techo que se oscurecía mas y mas...

Si Vaurien hubiese estado mas sobrio...habría notado los vendajes que se asomaban por algunos sitios de su ropa desde que llego, o habría notado la palidez que lo había acompañado, si hubiese estado mas centrado habría notado que se movía con el lógico movimiento de quien ha estado entrenando bajo un régimen tan duro que solo aquellos muy dedicados lo hacían, similar a lo que el mismo realizaba cuando buscaba una mejora rápida...pero no había sido así...ahora con el peliblanco tirado en silencio...sin que pareciese estar respirando podía ver sus puños completamente enrojecidos por sangre que no era propia y un charco formándose bajo el cuerpo del peliblanco, el suelo, la alfombra, batidos de aquel liquido rojizo allí donde sus pies y movimientos los habían arrastrado a ambos...pues al parecer había cumplido la amenaza de matarlo en ese mismo momento...




"Cuanto más rango ostenta el caballero tanto más centellea la armadura en sus ojos."
Secret Garden:

“Un guerrero debe luchar. De lo contrario sólo es un tonto disfrazado con un sombrero de hierro.”


Old Life:



avatar
Ariakas Verminaard
Dragon

Ocupación : General del Ejercito de los Dragones
Mensajes : 1194

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet Revenge [Vaurien]

Mensaje por Arian el Miér Mar 07 2018, 11:23

Se despertó con el primer golpe seco que escuchó pensando en que estaban siendo atacados, ya fuese por vieja costumbre belicosa o por instinto Arian no tardó en coger un arma además de aquel brazalete de mano que le había regalado Vaurien y una bata para cubrir su pijama, no la hacía gracia pensar que batiría en duelo en pijama pero tampoco quería perder el tiempo vistiéndose, si Vaurien tenía problemas y ella no acudía ¿Qué mierda de guardaespaldas era?

Camino silente por los pasillos, no quería despertar ni delatar su posición y proximidad, aun no sabía si había más de uno o si simplemente era un mueble que se había caído, pero no pensaba jugársela y actuaría de manera discreta hasta que supiese cual era el problema.

Pronto supo de donde venían los ruidos pues no paraban de sucederse llevándola lentamente a la sala de estar de Vaurien donde no era la primera vez que le encontraba en estado de embriaguez por lo que rezaba porque aquello no fuese una “remodelación” de última hora por su parte o acabaría por encadenarlo a la cama cada noche para que no hiciese cosas tan alocadas.

La sorprendió ver al llegar que Noctis se encontraba en la puerta, escuchando pero sin entrar - ¿Qué haces aquí? Vete para la cama – le dijo en susurros, con el tiempo que había pasado con él empezaba a cogerle cariño a ese pequeño humano. No obstante le hizo a un lado poniéndolo tras de ella por si acaso, para luego abrir sigilosamente la puerta.

Lo que encontró superó cualquier escenario que ella misma se había imaginado. Lo primero que vio fue a su padre ensangrentado en el suelo y a Vaurien cubierto con su sangre jadeando por lo que suponía era la pelea previa que habían tenido y parecía querer poner punto y final a esa noche pues parecía alzar de nuevo sus puños ¿Qué pretendía?

No lo pensó ni tres segundos y abrió la puerta con fuerza – ¡¡¡¡¡¡NOOOOOOOO!!!!!! – gritó en lengua de dragón, aquel grito era uno desgarrador, uno lleno de dolor y cariño. Acto seguido corrió hasta el cuerpo de su padre en el suelo… - NO, no, no, no, no, ¿Papá?,¡Papá!, no por la diosa no me dejes tu también – le dijo empezando a llorar, nerviosa, sin atreverse a mirar a Vaurien aun a la cara no quería hacerlo pues todo en su cuerpo le pedía en ese momento frenético que le partiese la cara.

Respiró agitada varias veces empezando a palpar el cuerpo se su padre del que parecía brotar demasiada sangre. Abrió bruscamente la camisa se su padre llevándose los botones y tela con ese acto, en ese momento eso la daba exactamente igual. Entonces fue cuando vio las vendas ensangrentadas que lo cubrían y supo que ahí había algo más que simples golpes con el puño aunque ese sería un tema que discutiría con ambos más tarde cuando supiese que la vida de su padre no estaba en peligro.

Sus lágrimas la impedían ver bien, pero no dudó en retirar las vendas para observar aquellas feas heridas y su primer instinto fue levantarse ir a por una de las botellas de Burbon sin mirar aún a Vaurien no tenía ganas de hacerlo en ese preciso momento y volver de nuevo con su padre. En el momento que se dio la vuelta pudo ver a Noctis muerto de miedo en el alfeizar de la puerta – Pequeño, te dije que te fueras – medio bufó – corre a por Bernardo y dile que traiga el kit médico , agua y vendas – le dijo intentando mantener la compostura el pobre no tenía la culpa de lo que estaba pasando allí, pero la pena de Arian era demasiado grande como para poder parar del todo de llorar. -  Luego ve a la cocina y prepárate un vaso con leche caliente y vete a dormir luego iré a ver, no pasa nada pequeño – le dijo aunque suponía que no sonaba muy convincente pues estaba muerta de miedo – ¡Ve! – le dijo finalmente con un tono más autoritario para luego ver que el chico salía corriendo en dirección no definida a buscar a Bernardo, conociéndole no estaría muy lejos…

De la que volvía de regreso al cuerpo de su padre miró por primera vez a Vaurien y su mirada era furiosa y de desaprobación absoluta y aunque se moría de ganas de cantarle las cuarenta no era el momento, había en Arian otras prioridades.

Se puso de rodillas de nuevo al lado de su padre y destapó la botella para luego antes que nada darle un trago tratando de calmarse sintiendo que el collar la apretaba más que nunca, igual que una sensación terrible se apoderaba de su pecho – Esto… va a escocer – le dijo tratando de mantener una voz agradable pero el llanto dificultaba esa misión en gran medida. Después empezó a verter el licor por el cuerpo de él. Se retiró la bata y empezó a presionar en las heridas de mayor profundidad, las que más la preocupaban… - No se te ocurra morirte – le dijo empezando a llorar sobre su pecho, rota, aquella disputa, aquella escena, ya no aguantaba más vivir así privada de su libertad, de la persona a quien más quería en el mundo, su madre y teniendo que ver como las únicas personas que le quedaban en esa ciudad se odiaban hasta se punto…

PD: Tengo permiso de los rolers




avatar
Arian
Dragon

Mensajes : 226

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet Revenge [Vaurien]

Mensaje por Vaurien el Sáb Mar 17 2018, 20:56

Cuando me debatía si continuar o no. Arian entró por la fuerza en la sala. Antes de que pudiera dar explicación, alguna, ella me apartó con ese ímpetu suyo y atendió a su padre entre lágrimas. Había traído a Noctis consigo, algo que lamentaba, esto sería difícil de explicar.

Pero cuando Arian abrió las ropas de su padre y vi los vendajes ensangrentados, me dí cuenta de la gravedad de la situación. Ariakas estaba en una condición mucho peor de la que había supuesto. Sabía que estaba herido al comenzar la pelea, pero no hasta ese punto.

-Yo...-empecé dudoso. ¿Debía contarle a Arian la razón de esta pelea? ¿Y que le iba a decir?, ¿que su padre había convertido a una amiga común en una esclava de su adicción a su sangre?, ¿que me había provocado? Aunque todo aquello fuera cierto, no serían más que excusas. La cruda realidad era que YO me había dejado provocar por sus palabras, y YO había decidido seguí atacándolo a pesar de su estado. Esto era culpa mía.

Tras unos instantes en lo que no me atreví a decir palabra. Noctis apareció junto a Bernardo, traía consigo un baúl pequeño con hierbas ungüentos y material para coser heridas. Mi fiel mayordomo me miró, buscando aprobación. Daba igual lo mucho que suplicara Arian, la decisión definitiva de si Bernardo atendía o no a Verminaard era mía. Su vida estaba, una vez más, en mis manos.

-Hazlo.-Dije, asintiendo. El General no moriría esta noche.

Mi mirada se dirigió entonces a Noctis, que contemplaba la escena aterrado. La sangre, las heridas, los gritos...todo le debía parecer dolorosamente familiar al día en que perdió a su madre. Igual que ese día, me acerqué a él para consolarlo.

-Tranquilo, muchacho, todo saldrá bien.-dije mientras acercaba mi mano.

Pero Noctis se alejó de mí, rechazando mi mano con un miedo terrible en sus ojos lagrimosos. Cuando conocí al joven, estaba en mi Forma de la Bestia, más dragón que humano, con colmillos, garras y escamas. Pero Noctis pudo ver más allá de todo eso y me pidió ayuda ese día. Ahora, en mi forma humana, Noctis parecía ver, irónicamente, el monstruo que era en realidad. Con agilidad, el muchacho se alejó de mí y buscó refugio junto a Arian y Bernardo, que estaban centrados en Verminaard.

Mientras mi mundo entero, todo lo que había construido se derrumbaba a mi alrededor, miré mis manos...estaba manchadas de sangre. No me extrañaba que el pequeño las rechazara con temor.

Una furia terrible surgió de nuevo, como las ascuas que reavivan la llama de mi odio hacia Verminaard. Él lo sabía. Vino herido aquí y me provocó a propósito, me llamó cobarde para que lo golpeara. Y ahora Arian me odia y Noctis me teme. Sin darme un sólo golpe, Verminaard se había cobrado su venganza sobre mí. Me lo había arrebatado todo.

Estuve más cerca de lo que estaba dispuesto a admitir de apartar a esos tres y rematar al dragón. Pero sabía que ese tipo de rabia era el que había provocado esta situación, no cometería el mismo error dos veces. Ahora, debía afrontar las consecuencias de sus actos.




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 480

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet Revenge [Vaurien]

Mensaje por Arian el Sáb Mar 24 2018, 17:32

¡Yo qué! Le dieron ganas de contestar eso, de plantarle cara, pero en ese momento no quería decirlo, no quería dejarse llevar por la rabia que fluía en su cuerpo. Por ahora su atención estaba centrada en mantener a su padre con vida que no iba a ser algo sencillo dadas las heridas que él tenía…

Cuando Bernardo llegó con las instrumentos Arian se apresuró a quitárselos de la mano y aunque se dejó ayudar por el mismo, quiso ella hacer todas las curas, así al menos si su padre se moría sólo podría echarle la culpa a sus manos y no a las de Bernardo.

Entonces vio a Noctis junto a él, no creía haberle dicho que volviese, pero suspirando le miró e intentando no sonar muy directa o enfadada le dijo – Vete a la cama Noctis, aquí no tienes nada que ver, no pasa nada ¿Vale? A veces los mayores discuten y van más allá de las palabras, pero no pasa nada ¿Vale? – eso le decía pero ni ella sabía si eso sería o no – ahora vete a la cama por favor, que antes no me hiciste caso – no le tocó toda ella estaba cubierta de sangre y no pensaba manchar al niño con la misma… Él tras afirmar un par de veces en silencio y volver a mirar el cuerpo del padre de Arian se fue de allí y ella esperó que por fin le hiciese caso y se hubiese ido a la cama…  

La llevó un rato contener las hemorragias sobre todo las del pecho, pero finalmente pudo hacerlo, aunque intentaba en todo momento mantenerse serena, no podía evitar llorar por una mezcla entre preocupación, tristeza, miedo y rabia.

Su pecho se hinchaba y deshinchaba con rapidez y los suspiros por su parte eran constantes, suspiros que denotaban todo el esfuerzo que estaba poniendo en curarle y en tratar de serenarse. Cuando acabó de tratarlo miró a Vaurien y su rostro era una mezcla de nuevo de sensaciones… - Bernardo ayúdame a llevar a mi padre a la habitación de invitados y sí, tienes el permiso de tu Amo, no hace falta que le mires pidiéndoselo – le dijo seria y miró de nuevo a Vaurien más le valía no contradecirla en ese aspecto, no estaba para tonterías y bastante que no había montado en cólera en ningún momento.

Miró su ropa manchada de sangre y suspiró, no tenía sentido quedarse con esa ropa ya, pues bien sabía que la sangre no saldría de ella y sin más fue a la chimenea y quitándose el camisón y la bata lo tiró todo ello al fuego con ímpetu ojalá las cosas se deshicieran tan rápido como el fuego que ahora devoraba su ropa…

En cuanto él se recupere hablaremos muy seriamente los tres, sé que no toda la culpa es tuya, ambos sois igual de culpables, por eso digo los tres… pero esto se tiene que acabar ya Vaurien – le dijo a Vaurien mientras contemplaba el fuego devorando su ropa y su voz sonaba rota. Después de esas palabras cogió por el torso a su padre para con la ayuda de Bernardo llevarle a una de las habitaciones y dejarle allí en la cama quedándose Arian con él… No sería capaz de dejarle solo en esas circunstancias.




avatar
Arian
Dragon

Mensajes : 226

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet Revenge [Vaurien]

Mensaje por Vaurien el Lun Mar 26 2018, 01:09

Tras unos instantes de confusión, miedo, y mucha sangre, Arian y Bernardo consiguieron estabilizar a Ariakas y para su hemorragia. De repente, me había quedado sólo en la sala de reuniones y me di cuenta del gran daño que mi escaramuza con Ariakas había provocado.

Los muebles estaban destrozados, había agujeros en la pared provocados por mis puños y todo, incluido yo mismo, estaba manchado de sangre. Ante tal escena, me preguntaba si aún quedaba algo de sangre en el interior de Verminaard.

Me había quedado sólo con mis pensamientos y lo cierto era que no sabía muy bien que hacer con ellos. Arian ahora me detestaba y Noctis me temía. ¿Que debía hacer ahora?

Algo era seguro, no iba a solucionar nada quedándome ahí. De manera que me fui al baño de mis aposentos,  a limpiarme la sangre y a vestirme apropiadamente. Mientras me esforzaba por quitar todo rastro de violencia de mi cuerpo, pensaba en con quién debía hablar primero, si con Arian o con Noctis. Sabía que Arian no estaría dispuesta a escucharme por ahora, aún había mucho trabajo que hacer con Verminaard y estaría demasiado ocupada para escuchar mi versión de lo sucedido, de manera que decidí ir a ver al pequeño humano.

Me paré frente a la puerta de su cuarto y llamé -Noctis, ¿puedo pasar?-no era propio de mí pedir permiso para entrar en una habitación de mi propia casa pero sentí que, esta vez, la situación lo requería.

Tras un silencio que se me hizo eterno, el muchacho me dio permiso para entrar.

Al entrar, me dí cuenta de que nunca había estado antes en la habitación de Noctis. Estaba decorada de la manera típica para los niños de la nobleza. Había vivos colores y juguetes de madera y latón. Conseguirle juguetes a Noctis no fue una tarea fácil. Los únicos que se pueden permitir tal lujo son los dragones. Y ya no hay "niños dragones" por lo que el oficio de juguetero está prácticamente extinguido.  Hubo que encargarlos a artesanos especializados bajo el pretexto de que me gustaba coleccionarlos. Pero ver el rostro de Noctis al recibirlos siempre merecía la pena.

El muchacho estaba en su cama, sentado sobre sus rodillas y abrazado a su almohada. La tenue luz de una lámpara de aceite iluminaba la estancia.

-Noctis...-empecé, sin saber muy bien cómo continuar-Lamento que hayas tenido que ver eso.-

-¿Quién era el dragón? El de los cabellos blancos-

Sonreí ante la sagacidad del chico, tal y como le dije, había aprendido a reconocer a algunos dragones en su forma humana.

-Se llama Ariakas Verminaard. Es un dragón bastante importante. Es el General del Ejército y el padre de Arian.-

El rostro de Noctis palideció un poco, Yo sabía la razón. Tenía órdenes estrictas de no dejarse ver por ningún dragón que entrara en la casa salvo Arian. Y menos por alguien tan dentro del gobierno imperial como Verminaard.

-No te preocupes.-le tranquilicé-No es culpa tuya que te viera, ya lo solucionaré. Además, no es seguro que te haya visto siquiera, con todo el...-me detuve. Era mejor no seguir por ahí.

-¿Por qué le hacías daño?, ¿es malo?-

-Es...complicado. Ha hecho algo muy malo, varias cosas, de hecho. Pero no, no creo que sea malo.-

-Si yo me porto muy mal, ¿me harás daño a mí?-

-No, claro que no. Yo nunca te haría daño, Noctis. Nunca-

¿Cómo podía pensar eso Noctis de mí? Pero, al meditarlo, me dí cuenta de que Noctis no sabía casi nada de mí. Desde que llegó, sólo lo he visto para instruirlo y para comer con él. Muy pocas veces he tenido ocasiones de hablar con él de verdad. Supongo que sólo empezó a llamarme "padre" en un esfuerzo de que me encariñara con él y no lo echara.

-Noctis...¿Sabes por qué te traje a casa?-

El muchacho negó con la cabeza.

-Porque, cuando me viste. Viste a un ser con garras y colmillos. Con cola y escama que luchaba contra unos soldados-Usé un viejo truco que aprendí en el sur de Europa, usé mis manos y la luz de la lámpara para crear un dragón de sombras. El muchacho miraba fascinado las formas en la pared.



-Pero tu viste más allá. Viste más allá de mi aspecto y viste a alguien que podía ayudarte. Demostraste gran visión, y el valor necesario para acercarte a mí. Supe que había grandeza en ti, Noctis. Aún lo sé.-

-Tus ojos...-susurró el niño.

-¿Qué...?-

-Eran tus ojos. Cuando me viste, no había odio en ellos. No te gustaba lo que estabas haciendo. Pero antes...padre, lo vi en tus ojos. Disfrutabas haciéndole daño a señor Verminaard. No parecías querer parar. Eso era lo que me daba miedo.-

Miré al muchacho avergonzado. Tenía razón, una parte de mí disfrutaba del hecho de haber herido a Verminaard. Aún la sentía, esa satisfacción primaria, primitiva, un remanente de tiempos más brutales.

-Sí, eso no estuvo bien. Me he portado mal con él. Aunque haya hecho cosas malas. No se debe disfrutar con la violencia.-Esas eran las palabras que le decía al muchacho. Pero parte de mí siempre tendrá gusto por el combate y el sabor de la sangre. Llegará el momento de que esos dos lados de mi vida vuelvan a colisionar como lo han hecho esta noche. Debía estar preparado para cuando eso sucediera.

-Ahora voy a ir a disculparme con él y con Arian. Eso es lo que uno debe hacer cuando uno se equivoca. Vete a dormir Noctis. Esta vez, de verdad.-

Apagué la luz de la lámpara de aceite y el muchacho se me lanzó al cuello y lo abrazó. Me tomó por sorpresa y no sabía muy bien como devolverle el abrazo, así que lo hice lo mejor que pude.

-Todo estará bien mu...hijo.-esa era la primera vez que me atrevía a llamarlo de esa forma. Sabía que ya no había vuelta atrás. Pero me daba igual.

Al salir de la habitación, aún sin la luz de la lámpara, mi visión de dragón me permitió ver como Noctis dormía plácidamente en su cama antes de cerrar la puerta.




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 480

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet Revenge [Vaurien]

Mensaje por Ariakas Verminaard el Vie Mar 30 2018, 20:11

Look at you...you failed
Who are you...?
Your father gave you everything...now you have nothing!!
Aghhsnfnngg...
Everyone you care about...everyone you love has turn their back on you...how does it feel?
AGHH!!!!...
You can't change the past. But what would you do if you had another chance?

Abrí los ojos y mire al techo, completamente desorientado ¿donde estaba?, ¿que había sucedido?...me sentía débil, ademas de que un acerado dolor me perforaba el cuerpo, trate de tomar aire pero esa simple acción hizo que mi fustigado cuerpo me diera otro castigo cuando el dolor se intensifico logrando que yo hiciera una mueca.

—No...estoy...muerto...— pensé en voz alta mientras cerraba una vez mas los ojos, recordando lo ultimo que había sucedido, Vaurien me había dado una paliza, fruncí un poco el ceño, había sido apaleado una vez mas...¿como era que siempre que iba a algún sitio en son de paz, terminaba siendo vapuleado hasta casi morir?...exhale el poco aire que había tomado, había ido a casa de Vaurien solo para entregar lo que se había contemplado en nuestro acuerdo...y ahora allí estaba, con una ínfima cantidad de sangre en mi cuerpo y con mas heridas de las que originalmente me había hecho mi padre en los entrenamientos...había creído que todo estaba bien...pero una vez mas había sido —...traicionado...—

Intente levantarme, tenia que marcharme de donde fuera que estuviese...no dudaría que ese perro rabioso me hubiese arrojado a algún sitio después de darme por muerto...o tal vez no...tal vez había logrado llegar a otro sitio por mi solo...tal vez habían pasado días...si, seguro habían pasado días...debía transformarme, debía ir a casa... no podía dejar que nadie me viese —...débil...eres débil...¿que se siente ser derrotado otra vez?— debía ir a casa...no podían verme derrotado...debía reponerme, debía volverme mas fuerte, necesitaba mas fuerza, mas habilidad mas —...Poder...necesito...mas poder...—




"Cuanto más rango ostenta el caballero tanto más centellea la armadura en sus ojos."
Secret Garden:

“Un guerrero debe luchar. De lo contrario sólo es un tonto disfrazado con un sombrero de hierro.”


Old Life:



avatar
Ariakas Verminaard
Dragon

Ocupación : General del Ejercito de los Dragones
Mensajes : 1194

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet Revenge [Vaurien]

Mensaje por Arian el Mar Abr 03 2018, 20:39

Hasta ese momento Arian se había quedado al lado de su padre velando por él casi parecía rezar a la diosa porque no le pasara nada y que saliese de aquella, entonces sintió como la respiración de él cambiaba se hacía como mas laboriosa y eso le preocupó. Luego vio los ojos de él abiertos y aquellas débiles palabras salieron de su boca y Arian no dudó en responderle – No, no estás muerto y más te vale no morirte… - le dijo medio enfadada, medio preocupada por su situación aquello era una experiencia que sentía parecida a cuando Vaurien había entrado malherido por la puerta, aunque ahora no sentía la presión de que si se moría su condición sería perpetua, si sentía la preocupación que se tiene por alguien que es de tu familia y a quien quieres, sea de una manera u otra…

La segunda vez que hablaba empezó a pensar que deliraba o estaba soñando despierto y empezó a empapar la frente de él  con una toalla fría buscando serenarle – Shuu, shuuu tranquilo, yo te voy a cuidar, no te dejaré nunca, no te traicionaré jamás – le dijo intentando que su padre se relajase pero no parecía surtir efecto, pues seguía delirando cosas terribles, cosas que ella sabía que su padre guardaba dentro, esos pensamientos tan destructivos que siempre le llevaban a hacer locuras que a Arian preocupaban, ¿Realmente su padre estaba bien mentalmente como para estar solo? Empezaba a pensar que no, que necesitaba a alguien….

¿Otra vez? ¿A qué narices se refería con derrotado otra vez? Se planteaba Arian mientras intentaba hacerle saber que estaba bien, con ella y llegado un momento su preocupación fue tanta que la última frase de él Arian contestó sin reparo – No, no necesitas más poder, necesitas centrarte, necesitas compañía, alguien te que ayude en el camino, yo te ayudaré, pero por favor no me dejes, no se te ocurra morirte – le dijo su mayor preocupación iba enfocada en ese aspecto, en que él se muriera y ella se quedase sola al ser Vaurien enjuiciado…

Eres importante para mí, eres mi padre, por favor deja de hacerte daño con ideas así, para mi eres de lo mejor que hay en este mundo, eres fuerte y tienes muchas habilidades, pero últimamente pareces solo centrarte en tus defectos que como todo el mundo existen, pero es lo que nos hace diferentes, no podíamos ser todos igual de buenos en todo, sino, no tendría gracia la vida – le dijo y casi medio sonrió al final – así que por favor, deja de pensar así y ahora sólo preocúpate en ponerte sano pronto – se acercó a su oído – te quiero papá… - dijo con dulzura…




avatar
Arian
Dragon

Mensajes : 226

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet Revenge [Vaurien]

Mensaje por Vaurien el Vie Abr 06 2018, 00:31

Llegué a la habitación de invitados donde se encontraba Ariakas. Toqué la puerta, pero entré sin preguntar. Ya había tenido bastante de eso.

Encontré a Ariakas tumbado en la cama y su hija a su lado, la cual me echó una mirada de reproche que procuré ignorar.

Diré lo que he venido a decir.-dije mintras cerraba la puerta tras de mí-Y después me marcharé.

Busqué asiento y me senté en un sillón que había frente a ellos. Un deseo de sacar mi pipa y fumar creció en mí rápidamente pero decidí que no era el mejor momento. Como era propio de mí, guardé silencio durante unos momentos, pensando mis palabras.

No me disculparé-comencé-Reconozco que lo que hice fue no fue correcto, pero no me disculparé por hacerlo. Tenía mis motivos. Y los sigo teniendo.

A juzgar por el estado de Ariakas, no podía saber si estaba consciente o no. Lo cierto era que poco me importaba, iba a decirle lo que había pensado decirle de todas maneras.

-Conocí a Ariakas Verminaard antes de que se ganara su apellido. Lo conocí antes de la guerra. Durante la Gran Reunión que precedió al Gran Sueño. Nuestra reunió fue breve, de modo que no estoy seguro de que tu lo recuerdes, Ariakas, pero yo sí. No me avergüenza decir que te aborrecí al momento que te conocí: Eras 1000 años más joven que yo, pero ya tenías todo lo que yo ansiaba en ese momento: Educación, prestigio, estatus, el seno de una familia poderosa. Los dragones somos meritocráticos pero siempre los hay que empiezan su camino con ventaja. Mi familia era muy distinta. Dragones nómadas que me dejaron cuando aprendí al cazar, pensando que eso era todo lo que necesitaba saber. Todo lo que aprendí, todo lo que obtuve, lo hice con mi propio esfuerzo. Pensé que eras tan sólo un niño mimado.

Y aún lo pienso, pero no era el momento de crear más enemistades.

Luego llegó la guerra. Mi gran oportunidad, me probaría a mi mismo ante la Reina en el campo de batalla y obtendría mi estatus y la gloria que pensaba que se me había negado toda mi vida.-reí por lo bajo, pensando en mi necedad-Pero ahí estabas tu de nuevo. Tan ambicioso como yo. EN primera línea, aceptando cualquier encargo por peligroso que fuera. Supongo que tratabas de salir de la sombra de tus progenitores.-Miré a Arian-Algo que se lleva en la familia, supongo-

-Luego...-dije, con un suspiro-Llegó Dita. La conocí cunado aún trabajaba como interrogadora. Lista, con recursos y despiadadamente hermosa. En ese momento, yo estaba con Shappira. Y siempre fui dragón de una sola hembra. Pero incluso entonces sentí la chispa. Un tirón hacia ella. Es algo con lo que tendré que vivir. Pero ella sólo tenía ojos para ti. Yo lo sabía, y mi odio por ti creció aún más.

Paré un momento y los miré a ambos a los ojos. Estaba contando cosas que nunca había oído ninguna otra alma.

-Tras la guerra, obtuve mi título, pero perdí todo lo demás. Sin Shappira, pensaba que mi vida no tenía sentido, pero acabar con ella era un crimen demasiado grande, ya entonces éramos escasos. De modo que me recluí tras estos muros durante 3 siglos. La Reina y la Inquisición me salvaron de ese destino-dije, con una extraña mezcla de melancolía y orgullo en mi voz.

-Por ese entonces, Dita volvió a Talos desde el Edén. Pensé en una forma de reunirnos. Pero, por alguna razón, era incapaz de simplemente invitarla a una copa. De manera que monté una gran fiesta. Una celebración impropia de mi, que atraería a todos los dragones de clase alta. Ahí busqué estar con ella pero...-le dirigí una mirada fría a Ariakas-Una vez más, Dita estaba contigo. Yo pensaba derrotarte en el duelo pero fui por lana y salí esquilado. Tu resultaste vencedor. Sin embargo, esa derrota me ayudó a comprenderte mejor. Uno aprende mucho de otra persona cuando lucha contra ella. Mi opinión de ti cambió un poco.

Bajé la mirada y traté de ocultar mi sonrisa.

-Con el tiempo, la cosa pareció cambiar. Dita empezó a sentir el mismo extraño tirón hacia mí. Y Arian vino a mí para que la tomara bajo mi protección mientras se hacía pasar por esclava. De repente, empezaba a tener todo lo que había deseado...y te lo estaba arrebatando a ti. No me avergüenza decir que obtenía un perverso placer de ello.

Dije eso, pero parte de mí sí estaba avergonzada de ese hecho.

-Luego Dita se fue. Yo, por supuesto, te culpaba a ti. Aunque pensándolo bien, creo que ninguno de los dos jugó una gran parte en su decisión, puede que simplemente fuera un espíritu libre...En cualquier caso. Quedaba el asunto de Arian. Me reuní contigo en el Blue esa noche para acabar con nuestras rivalidad, o al menos, dejarla de lado por el momento. Esa noche me llamaste envidioso. Yo lo negué claro, yo no te envidiaba en absoluto...-Procuré mirar al dragón a los ojos.

-No te envidiaba a ti, pero era cierto que quería todo lo que tu tenías. Unos padres que te educaron, una familia poderosa, ahora tenías el amor de na gran mujer y la adoración de tus hijos. Una familia, Ariakas, eso es lo que yo codicio más que todo el oro y las joyas del mundo.

Hice una pausa ante esa confesión, de un dragón que nunca habá confesado nada hasta esa noche.

-A donde quiero llegar es. Que el asunto con "Nikky" ha sido la gota que ha colmado el vaso. Una mera excusa que he usado para dejar salir siglos de resentimiento y un peligroso instinto de dominación de una época más brutal e incivilizada. Eso ha sido muy injusto y si requiere disculpa. Siento haberte odiado tanto Ariakas. Lo siento de veras.

-Pese a todo, por algún extraño motivo, a pesar de todo ese resentimiento, te he considerado un hermano en el fondo. Alguien en quien podía confiar, aunque fuera para enemistarse. Es un sentimiento extraño, pero he llegado a apreciarlo. Por eso, como tu amigable enemigo y tu mal amigo, te lo advierto. Vas por un camino muy, muy peligroso. Tomas lo que tienes por sentado y no lo aprecias. Llegado el momento, lo destruirás. Ya ha pasado antes, lo sabes.

Una vez dicho esas palabras, me levanté usando mi bastón y me dirigí a la puerta.
Cuando la abrí y me dispuse a salir de la habitación, me giré hacia el padre y la hija.

-Puedes quedarte aquí hasta que te recuperes, Arian cuidará de ti. Buenas noches...a ambos.

Una vez dicho eso, me dirigí recto a mi habitación, sintiéndome mucho mas ligero en el pecho, y sabiendo que me esperaba el sueño de los justos.




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 480

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet Revenge [Vaurien]

Mensaje por Ariakas Verminaard el Lun Abr 09 2018, 21:43

Me deje caer de nuevo en el colchón, ubicándome poco a poco donde me encontraba, escuche a Arian hablarme lo cual me trajo poco a poco de vuelta a la realidad...me encontraba aun en casa de Vaurien...y mi hija estaba alli a mi lado, hablandome con dulzura para traerme de vuelta de mi mundo de pesadillas a la realidad, suspire suavemente relajandome un poco mientras parpadeaba un poco para depejarme la vista

—Arian...— la mire y le sonrei debilmente ¿que clase de poder era el que tenia mi hija que siempre me tranquilizaba con el simple sonido de su voz? —yo tambien te quiero...— le respondi debilmente son dejar de mirarla. El cuerpo me punzaba de todo a todo, habia partes que en realidad no sentia en lo absoluto, Vaurien me habia dejado hecho una piltrafa...

Y hablando del diablo...

Lo mire cuando entro y lo escuche hablar, diciendo todo aquello...todas esas cosas que yo ya sabia, claro...lo sabia...tal vez no como el lo contaba pero algo ya me sonaba, por que siempre lo habia sentido, en mis tripas siempre habia sentido aquel dejo de emociones que deja el hombre que codicia lo que otros tienen. Mire el techo frunciendo el ceño, hablaba como si me conociera realmente o supiera en realidad lo que habia sido mi vida, hablaba de estar en el seno de una familia protectora...y si...era cierto que tenia a mi familia detras de mi...pero no sabia que esa familia era la que me habia obligado a ser como era...no sabia que esos padres que me educaron jamas me dieron elección de elegir que queria para mi...no sabia que el poder de esa familia radicaba en el lema "En este mundo es asesinar o ser asesinado"...no sabia que lo que el juzgaba no era mas que una mascara, un espejo que reflejaba las añoranzas de otros mientras detras se hacian tratos entre familiares para aumentar la pureza y la fuerza de un linaje y defendernos de los primos, los tios o los abuelos de otro linaje que intentaba por medio de la sangre y el sufrimiento llegar a la linea principal...No sabia lo que ese poder nos habia costado...No sabia que mi padre me obligo a ser el perfecto asesino para proteger a sus descendientes...no sabia que la primera sangre que derrame fue la de los hijos de mi tio, el hermano de mi padre y herederos del linaje, ni tampoco sabia que mi padre le habia dado a mi hermana las armas para matar a aquellas mujeres a las que habia amado con tal de mantenernos unidos en ese matrimonio arreglado...no sabria jamas que me habian amenazado para alejarme de Nikky, mi mejor amiga en el pasado con tal de que hiciera lo que ellos ordenaban, siempre...

No sabia la realidad de lo que era...y de lo que eramos...y no lo sabria jamas...

Exhale cuando lo vi salir y me quede mirando el techo, mas despierto que nunca, mire a Arian fijamente —Me alegra que tu madre te alejase de mi...tienes una vida...y jamas tendras que ser un monstruo como lo soy yo...— suspire y volvi a mirar al techo un momento antes de levantarme, ignorando el dolor.




"Cuanto más rango ostenta el caballero tanto más centellea la armadura en sus ojos."
Secret Garden:

“Un guerrero debe luchar. De lo contrario sólo es un tonto disfrazado con un sombrero de hierro.”


Old Life:



avatar
Ariakas Verminaard
Dragon

Ocupación : General del Ejercito de los Dragones
Mensajes : 1194

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet Revenge [Vaurien]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.