Novedades

- (15/02) Ya están disponibles novedades de Febrero.

- (15/02) Ya podéis pedir los dracs del mes de Febrero.

- (15/02) ¡Nueva entrevista en el Pregón. Este mes a ¡Zareb!

- (15/02) ¡Nueva trama global!.

- (15/02) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/02) ¡Anexo del Gremio! ¡Conócelos!

- (15/02) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: ZeroTime Of HeroesCrear foro
45/60

Afiliados Normales


Training under the moon [Ariakas Verminaard]

Ir abajo

Training under the moon [Ariakas Verminaard]

Mensaje por Galarith el Miér Feb 14 2018, 00:41

No era un buen momento para estar cerca de él.

Ni de nadie, en realidad.

Había visto a Thurdok, lo había tenido frente a mí, en el bosque, sin nadie que le defendiese. Sin Galdrar para que pudiese frenar el filo de mi espada, sin Dela para que su estúpida fragilidad mental me obligase a no tener hacer algo de lo que después me arrepintiese... Sin Dylanh, a quien aún era el único de mis hermanos que no había visto hasta ahora y que de seguro también de alguna u otra forma habría reaccionado. Lo había tenido cerca, a solo centímetros, y aun así…aun así, no fui capaz de darle su merecido. De hacerle pagar todo el daño que su egoísmo había traído a esta familia. De hacerle pagar alejarme de ellos, a Dela y a mí.  

¿Y que pude hacer? ¡Nada, absolutamente nada!

Había cometido un error, estaba consciente de ello. Había cometido el mismo error por el cual le había recriminado a Dela hacía unos días su debilidad. Estaba cometiendo el mismo error que Galdrar, quien no había hecho nada, absolutistamente nada, para que el poco honor que aún le quedaba a esta familia se mantuviese en pie.

Los siguientes días no había querido ver a nadie, y poco había salido de la mansión, necesitaba aclarara mi mente después de haber visto de nuevo al imbécil de Thurdok. Pensé que tenía claro cuál era mi objetivo y la razón principal por la cual ahora llevaba ese uniforme negro. Por la cual había abandonado todo lo que había logrado con un arduo esfuerzo e inteligencia. Haciendo todo lo que debía hacer estando sola, para brindarle un futuro al menos memorable a Dela, y grajearme una posición en este difícil mundo que habíamos forjado. Aparentemente no era así. Pocas eran las veces que mi carácter se mostraba tan inestable y era incapaz de controlarlo, y que él se diese cuenta, el dragón que me servía, me irritaba aún más. Me hacía sentir vulnerable. Aún así, si seguía ahí, encerrada, y además, desconectada de la red, no iba a dar indicios de nada bueno, e iba a empeorar. Ese día por fin decidí salir de la habitación tras una semana de encierro, y aunque portaba el uniforme inquisitorial, estaba claro que aún seguía afectada, por más que quisiera ocultarlo, y fue algo que él notó. –Ordena que ensillen el caballo. Quedas a cargo de todo en mi ausencia.– Ordené, pasando la sala principal y viéndole junto a otros esclavos. –Galarith, ¿qué fue lo que sucedió en ese bosque?– Pude haberlo puesto en su sitio, pero solo guardé silencio. Era suficiente. –Bien, yo mismo lo prepararé.– Dijo, e hizo una señal de que me dejasen sola, y él también se retiró.  

–¿Al menos puedo saber a dónde vas? Es tarde, y aunque no lo creas, tus sirvientes se preocupan por ti, mujer. Al menos muestra algo de sutileza de vez en cuando.– No le respondí, solo me monté sobre el corcel, y di orden de galopé.

Al llegar al Castillo, no me fue difícil entrar. Con el toque de queda activo, los inquisidores podíamos movernos con tranquilidad. Las puertas se abrieron a la orden de mi llegada y el puente levadizo descendió, cabalgué hasta donde podía. Baje del caballo, yo misma lo llevé a los establos y ordené que se le diera agua a algunos esclavos. Me fui hasta el patio de armas, esperando encontrar el lugar solo por la hora, y resulto ser así. Era lo que necesitaba. Desenvaine ambas espadas, y me concentré. Estando en plena concentración, lancé varios cortes al aire, girando sobre mí misma, cubriendo con una de ellas los enemigos imaginarios que aparecían conforme danzaba, y justo cuando me disponía a lanzar un corte certero a uno de ellos, vi el rostro de Thurdok en él, y me detuve en secó, abriendo los ojos y respirando agitada. Me calmé, levanté la mirada, espada en cada mano, y respiré. Empezaría de nuevo.





Galdrar & Galarith || Gone Gone Gone:

Thurdok & Galarith || Always and Forever:

avatar
Galarith
Dragon

Ocupación : Inquisidora
Mensajes : 35

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Training under the moon [Ariakas Verminaard]

Mensaje por Ariakas Verminaard Ayer a las 22:37

No era ni la primera ni la ultima vez que me quedaba hasta tarde en mi despacho del castillo trabajando en las mejoras a la armada, los nuevos entrenamientos para los soldados, los métodos de reclutamiento y revisando evaluaciones...no era la primera vez que me quedaba varios días trabajando...vaya ironía...como un esclavo, día y noche, con apenas breves descansos para comer o dormir...alguna vez había existido un tiempo en que había vivido bajo la regla del balance entre trabajo y vida privada...pero esos tiempos ahora parecían tan lejanos...cuando apenas hace un año había comenzado aquel ritmo frenético...y cuando no estaba en el castillo, me ocupaba en los trabajos extra que conseguía bajo aquel pseudónimo...cuando no estaba trabajando en mi despacho o con mis soldados, estaba cumpliendo encargos de mercenario bajo aquel disfraz que hacia ya varios meses usaba...

Era una catarsis...todo ese trabajo, dentro y fuera del castillo, oficial o ilegal...era una catarsis para mi...un distractor que me evitaba pensar en la dolorosa muerte de mi hijo...o en el abandono que sentía por parte de mi familia...no sabia nada de mis hermanos, mi hija estaba esclavizada...solo de veía a mi padre en los entrenamientos...donde no faltaban sus sermones y reproches y que eran momentos en que no dejaba de repetirme que yo era un estúpido e idiota y que lo había decepcionado...

Me levante de mi silla, agotado ya de estar allí sentado, entumecido por la falta del movimiento, necesitaba algo de actividad física en la que no me encontrase siendo vapuleado física y emocionalmente por mi progenitor...así que tome mi espada y baje a las areas de entrenamiento cuando vi a una dragona con el uniforme de la Inquisición entrenando un poco...no era la primera vez que la veía, la había visto últimamente con los inquisidores...

Exhale y desenvaine una daga bloqueando su ataque cuando sus movimientos se extendieron de mas en sus giros y estoques llegando hasta el borde del patio, con apenas un giro de la muñeca desvié sus armas haciendo que las espadas se clavasen en el suelo —Creí que los Inquisidores tenían sus reuniones todas las noches a esta hora...o acaso tampoco se toman ya lo molestia de fingir que trabajan?—




Might controls everything, and without strength, you cannot protect anything. Let alone yourself.
The ones who seek justice, Will pray for it all their lives
Old Life:


avatar
Ariakas Verminaard
Dragon

Mensajes : 889

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.