Novedades

- (15/02) Ya están disponibles novedades de Febrero.

- (15/02) Ya podéis pedir los dracs del mes de Febrero.

- (15/02) ¡Nueva entrevista en el Pregón. Este mes a ¡Zareb!

- (15/02) ¡Nueva trama global!.

- (15/02) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/02) ¡Anexo del Gremio! ¡Conócelos!

- (15/02) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
» Una conversación pendiente [Selene]
Hoy a las 9:38 pm por Selene Warren

» FB - Preso en la oscuridad [Celesei Lanster]
Hoy a las 9:35 pm por Celesei Lanster

» Un cliente inesperado (Sabrina)
Hoy a las 9:14 pm por Rata

» Dos cervezas por favor (Halcón)
Hoy a las 9:00 pm por Rata

» Una gloria olvidada. [Rata]
Hoy a las 8:53 pm por Rata

» ¿Que ocultas ahi? *Halcon*
Hoy a las 7:55 pm por América

» ¡Busco Rol!
Hoy a las 7:32 pm por Halcón

» Kill of the night [Ariakas]
Hoy a las 6:04 pm por Ariakas Verminaard

» I didn't expect to find you here (Noah Cephas)
Hoy a las 11:21 am por Noah Cephas

» I'm really ... Alone now?
Hoy a las 3:28 am por Cyrenia

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: ZeroTime Of HeroesCrear foro
45/60

Afiliados Normales


Hold my breath as I wish for death [Volstagg Greenclaw | FB]

Ir abajo

Hold my breath as I wish for death [Volstagg Greenclaw | FB]

Mensaje por El Juglar el Sáb Feb 10, 2018 2:11 am


Why have you forsaken me
In your eyes forsaken me
In your thoughts forsaken me
In your heart forsaken me


Ariakan era un buen marino.

A pesar de su juventud, de su explosividad y de su carácter algo aniñado y travieso; como soldado y marino, especialmente desde que le diesen la capitanía del buque de guerra “Venganza”, su trabajo había mejorado incansablemente, sus incursiones en alta mar habían sido excelentes y varios robos a buques de aristócratas y de la reina prevenidos así como barcos piratas hundidos y los piratas capturados.

Se estaba haciendo de su propio renombre rápidamente como un efectivo combatiente en el mar, y había completado varios ejercicios de instrucción para los soldados de tierra desde que su padre, el general, los implementase dentro de las actividades de la armada al subir al puesto. A cualquiera que se le preguntase, la opinion seria la misma, era un buen dragón, un excelente soldado y un buen prospecto para que tal vez en un par de décadas más pudiese ascender al puesto de almirante si continuaba por ese buen camino.

Sólo había un elemento en su vida que había fallado: su vida familiar. A pesar de que su padre era un dragón prominente no lo frecuentaba, y su madre se había esfumado por completo de su vida desde que el se fuese tras aquella dura pelea entre progenitora y cria. Más no era algo que no tuviese arreglo, contaba con un buen amigo entre la aristocracia como era el Lord Kariel Hell quien había sido para él como el hermano que jamás había tenido, además de su mejora en carácter gracias a su nueva vida en pareja con la vendedora de arcos pelirroja llamada Nimue.

Si, un futuro brillante parecía haberse abierto frente al joven dragón. Al menos...hasta aquella fatídica noche...

Veran...pues cuando uno es un joven con un futuro brillante, tan bueno en su trabajo, y con tantos casos exitoso, era imposible no hacerse de enemigos, especialmente cuando uno era un capitán de la marina que había frustrado, no una ni dos veces si no más bien muchas veces, los robos de un pirata astuto y cruel.

Volstagg Greenclaw era el nombre de aquel pirata, y varias veces habían sido ya las que el buque de guerra “Venganza” había entrado en batalla con el barco pirata “Neverland”. El problema principal para el capitán Greenclaw y su tripulación al entrar en batalla era la dureza y el armamento con el “Venganza” respondía, pues a pesar de su lentitud por el peso, el blindaje del casco lo hacia casi impenetrable, armamento de mejor calidad al ser uno de los insignia de la reina y con marinos armados hasta los dientes, capitaneados por un dragón que tenía fama de no creer en situaciones sin salida. El Neverland no tenía la envergadura ni la potencia armamentista de él Venganza, así que en esas ocasiones, y para las malas pulgas del pirata, se habían visto obligados a huir aprovechando que gracias a su tamaño, el buque de guerra no les podía dar caza.

Pero los nombres de los capitanes de marina jovenes y brillantes no permanecen en el anonimato mucho tiempo, especialmente cuando dicho marino es hijo de uno de los dragones más crueles y sanguinarios que se conocían y que por cierto acababa de ascender a un puesto de importancia. Pronto Volstagg Greenclaw había conocido el nombre de aquel capitán que lo había humillado: el capitán Ariakan, hijo del general Ariakas “El Sanguinario” Verminaard.

No le había costado encontrarlo en el puerto, vestido con el uniforme de gala al bajar del Venganza. Esa noche la guardia se encontraba más relajada, pues una fiesta para los soldados se llevaba a cabo en el castillo, y los soldados emocionados por la primera reunión que era dedicada a ellos, no habían puesto suficiente atención. Un poco de belladona que era sencillo de conseguir para un pirata como Greenclaw había hecho el truco, su forma humana lo debilitaba aún más…

Ariakan capitaneaba un barco llamado “Venganza”, pero Volstagg Greenclaw pronto le haría saber el verdadero significado de esa palabra al dragón que ahora era su rehén…

Y qué mejor para el ego de un dragón que llevaba el pseudonimo de “Sanguinario” que encontrar destrozada a su prole...
avatar
El Juglar
Troubadour

Mensajes : 297

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold my breath as I wish for death [Volstagg Greenclaw | FB]

Mensaje por Volstagg Greenclaw el Dom Feb 11, 2018 3:30 am

Me encontraba en la celda de la cubierta inferior del "Neverland" con nuestro prisionero. Mi tripulación dabía el rumbo y dirección que debía tomar. Por lo que no me necesitaban en ese momento. Lo que me daba la oportunidad de estar un rato a solas con el lagarto.

En encontraba sentado sobre un barril, pelando una naranja. Teach siempre llevaba una gran cantidad de cítricos en su barco. Era algo sabio, el escorbuto había matado a más piratas a lo largo de la historia que ningún marino. La costumbre se me pegó cuando conseguí mi independencia.

-Sé que estas despierto.-dije, sin dejar de mirar la fruta.

Ariakan se encontraba encadenado. Habíamos conseguido (muy difícilmente) unos grilletes de jade parecidos a los que se usan en las mazmorras del Casitllo de la Reina. Eso haría que el dragón no pudiera cambiar de forma durante la travesía y lo bastante dolorido y debilitado para no suponer una amenaza. Pero yo sabía cuando un hombre estaba inconsciente y cuando lo fingía, demasiadas veces me han intentado apuñalar por la espalda con ese truco.

-Ariakan Verminaard...-dije, esta vez si le miraba.-Según tengo entendido, hay que haber hecho una gran gesta para que los tuyos tengan un apellido. Supongo que eres una especie de pez gordo, ¿verdad?-



El dragón no estaba amordazado, por lo que podía hablar. De hecho, quería que hablara.

-Dime, Lord Verminaard, ¿alguna vez has visto a una colonia de ratas devorar a un gato? No es algo agradable. El gato, las caza una por una. Las atosiga.
Al principio, las ratas huyen, como es su naturaleza. Pero luego ven que huir no es efectivo. Entonces, desesperadas por sobrevivir, atacan todas a la vez. El gato se ve abrumado y luego...bueno, y te lo he dicho. No es agradable.-


A mi no me importaba comparame con una rata. Las ratas eran astutas, veloces y fieras y siempre se las apañaban para sobrevivir.

-Quizá te preguntes a dónde vamos.-continué, mientras jugaba con mi comida.-Pues nos vamos a un sitio muy, muy especial Ariakan.
Un lugar mágico, literalmente. Es un gran honor para un dragón como tu pisar ese lugar.
Allí, haremos una gran celebración en tu honor. Mucha gente va a asistir. Va a ser todo un acontecimiento...-
dije entre risas. Técnicamente, todo lo que había dicho era verdad. Nos dirigíamos al altar del Dios Elemental del Agua, cuál mi tripulación y yo adorábamos. Cada uno tenía su motivo, yo creía que él me había salvado la vida en mi hora más baja. Hoy iba a agradecérselo. La creencia general era que a los Dioses no les gustaban los dragones...algo muy comprensible. De manera que iba a presentarle a Jiivraizel un dragón...y lo mataría en su altar. Pero no antes de que mis chicos y yo le hiciéramos pagar por todo el daño y las humillaciones que nos había provocado.

-Bueno, será mejor que trates de dormir un poco, muchacho. Mañana es el gran día.-Le dije terminándome el resto de la naranja.

Camino de la salida, me detuve en seco, como su se me hubiera olvidado algo.

-Casi se me olvida. Que mal educado. ¿No te hemos dado nada de beber en todo el día, ¿verdad?, estarás sediento.-Tomé una bota de agua y la vacié en una jarra cercana. La puse justo delante de la cara de Ariakan. Lo bastante cerca para que la oliera pero demasiado lejos para llegar con la boca.

-Hasta mañana, muchacho. Dulces sueños-




avatar
Volstagg Greenclaw
Human

Mensajes : 13

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold my breath as I wish for death [Volstagg Greenclaw | FB]

Mensaje por El Juglar el Dom Feb 11, 2018 11:39 pm

Dolor…

Un dolor lacerante y agudo era el que sentía en mis muñecas, atado como estaba con esas cadenas.

Dolor fue aquello que me despertó…

Dolor en mis muñecas, dolor en mi pecho, dolor en mi garganta, como si algo me desgarrase la garganta y los pulmones al respirar…

En varias ocasiones mi madre me había hablado de los efectos del jade y la belladona en los dragones, y de lo cuidadoso que debía ser cuando bebía y comía en sitios desconocidos...incluso en una ocasion me dio a oler un poco para que conociera su aroma y supiera cuando un alimento había sido envenenado con belladona...siempre había tenido cuidado con mis comidas, así como con las joyas, el jade nunca lo había sentido sobre mi piel, sólo lo conocía por vista, cuando el abuelo en mi niñez me llevo a ver como minaban jade para un encargo de la Reina, para el collar de un traidor...en aquella ocasión me mantuvo alejado de la mina, protegido entre sus brazos mientras observábamos a los mineros extraerlo, y luego entregarlo a los siervos de la Reina, todos dragones, protegidos con una obscena cantidad cuero y metal para colocarlo dentro de aquella caja de hierro reforzado...había sido apenas una piedra del tamaño de mi puño infantil, pero el abuelo me había dicho que era suficiente para matar a un dragón. Aquello me había asustado, y muchas veces a lo largo de mi vida agradecí no tener que volver a estar tan cerca del jade…

Pero no había sido de los alimentos de lo que me había tenido que cuidar...no había sido de las joyas de lo que había tenido que ser precavido...no...había sido mi propio barco y el puerto donde el buque que capitaneaba de lo que habría tenido que ser cuidadoso...nadie me advirtió que el peligro estaría en el sitio que era mi segundo hogar…

El dolor de la belladona quemando mi garganta fue lo que me hizo desmayar en el puerto cuando me emboscaron...y ahora el dolor del jade quemando mi piel era lo que me despertaba en aquella celda...respiraba con dificultad al despertar, y tosía un poco, mire alrededor sólo para darme cuenta que me habían hecho prisionero…

Cuando lo escuche bajar los escalones volvi a cerrar los ojos, fingiendo que aun estaba inconsciente, durante un momento todo estuvo en silencio hasta que escuche su voz...sabia que me encontraba conciente...de modo que abrí los ojos y lo mire...era aquel pirata que en más de una ocasión se nos escapó.

Me sentia debil y dolorido, sacudi las cadenas como si aquello fuese a aliviar el dolor en mis muñecas —El apellido no me pertenece...es de mi padre y del padre de mi padre...— fue lo único que dije con la voz rasposa y ronca por la belladona, esas simples palabras me habían hecho arder horriblemente la garganta.

Sus palabras no me gustaron en lo absoluto, hablaba de ratas matando gatos...no me costó comprender que era una alegoría a los humanos y los dragones...pero...yo no odiaba a los humanos...muchos de los miembros de mi tripulación eran humanos, muchos de mis amigos eran humanos...yo no odiaba a los humanos y mucho menos los veía como ratas…

Iba a responder sus palabras cuando volvió a hablar…¿un lugar especial? ¿mágico? ¿celebración? me quede dándole vueltas a sus palabra, el tono en que las dijo, esa risa...toda la combinación me hizo sentir un escalofrío que oculte frunciendo levemente el ceño —No me podrán tener aquí mucho tiempo...—

Jadee cuando puso el agua cerca de mi, podia oler la humedad, necesitaba agua, mi garganta me lo exigia pero no alcanzaba a tomarla...gruñi y comencé a tironear de las cadenas, recorri mi alrededor buscando algo que me ayudara a liberarme…

Seria una larga noche...pero no pensaba desperdiciarla...
avatar
El Juglar
Troubadour

Mensajes : 297

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold my breath as I wish for death [Volstagg Greenclaw | FB]

Mensaje por Volstagg Greenclaw el Dom Feb 18, 2018 11:35 pm

Tras cerrar con la llave la celda del dragón, subí a la cubierta intermedia. Allí estaba Harold Macgregor. Pero lo chicos y yo le llamábamos "Puntos" por las cicatrices de su cara. Nunca pareció molestarle, de hecho, se enorgullecía de sus "marcas de guerra" como las llamaba.

-Arriba, Puntos. Te toca la primera guardia del "invitado"-Puntos, como el resto de la tripulación, había estado celebrando hasta tarde la captura del dragón, por lo que se le notaba algo somnoliento. Pero no podía permitir que eso entorpeciera su deber. Le puse las llaves en la mano y le dí sus instrucciones.

-El dragón está abajo, atado y con suficiente belladona y jade para creer que está en el infierno. Que se mantenga así. dentro de unas horas vendrá El Tuerto a relevarte, ¿entendido?-

Puntos me miró y asintió con cara de caerse de sueño en cualquir momento. Di un suspiro y le puse mi garfio de acero en su garganta. Las energías le llegaron como su le hubiera caído un rayo. De repente disponía de toda su atención.

-Que quede claro, la puerta de la celda no se abre hasta el amanecer ¿entendido?. Si viene El tuerto y te dice que yo he ordenado que se abra esa puerta,
esa puerta NO se abre, si una puta baja y te dice que te dará el trote de tu vida si abres esa puerta, esa puerta NO se abre. Si vengo yo en persona, suplicándote de rodilla y diciéndote que te haré capitán si abres esa puerta...¡ESA PUERTA NO SE ABRE!-


Puntos se puso a asentir tanto y tan rápido que parecía una especie de pájaro loco. Una vez me sentí satisfecho con su reacción, me retiré a mi camarote.




avatar
Volstagg Greenclaw
Human

Mensajes : 13

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold my breath as I wish for death [Volstagg Greenclaw | FB]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.