Novedades

- (15/05) Ya están disponibles novedades de Mayo.

- (15/05) Ya podéis pedir Los Dracs del Mes de Mayo.

- (15/05) Nuevas normas de emisión de reportes Aquí.

- (15/05) ¡Anexo de la Hermandad Pirata! ¡Conócela!

(15/04) ¡Consecuencias de trama global!.

- (15/04) ¡Nuevas Celebridades! tras la trama.

- (15/02) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

Últimos temas
» The Making Pt. 1 - Nikky
Hoy a las 04:17 por El Juglar

» Again... [Birshak]
Hoy a las 01:15 por Ten Thousand

» Apuesto a que no lo veías venir (Ariakas Verminaard)
Hoy a las 00:57 por Ariakas Verminaard

» ¿Esto o lo otro?
Hoy a las 00:19 por Rata

» Regreso a Casa | D'tark
Ayer a las 23:37 por Thurdok

» Heridas de Guerra | Boynne Alexandrys
Ayer a las 23:27 por Thurdok

» See you again (Thurdok)
Ayer a las 23:16 por Thurdok

» Morghur. El Exiliado Marcado
Ayer a las 23:12 por Morghur

» Telas que tejer [Delilah]
Ayer a las 23:11 por Delilah

» No habrá paz para los malvados. (Privado)
Ayer a las 23:03 por Thurdok

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes
50/64

Afiliados Normales


Trato sinuoso - Silex

Ir abajo

Trato sinuoso - Silex

Mensaje por Raneraum el Lun Ene 15 2018, 21:27

Desgastaba los días satisfaciendo las peores fantasías de los mayores cargos de Talos. Les proporcionaba carne fresca y ellos me pagaban voluptuosas cantidades de dinero. Tanto fuera por la calidad de mi mercancía, como de mi compañía. A veces les acompañaba en sus encuentros y todos disfrutábamos más de la fiesta. Pero otras veces yo no era más que un simple tratante que, como tal, debía volver a llenar las despensas. Así que aquel día fui a por aquel cometido.

La vitalidad que desprendía el mercado de la ciudad era abrumadora. Mis fosas nasales se llenaban de aroma a inocente y del olor a mierda que otros desprendían, tanto animales como humanos. Pero no me interesaba darle ningún bocado a nadie. Quería irme con las manos llenas y rapidito. El lugar dónde iba a conseguir tal cosa eran los diversos puestos de venta de esclavos. Había multitud repartidos por el inmenso mercado. Tenía todo el día para llevar un buen pedazo de carnaza a un cliente exigente, así que me lo iba a tomar con calma y observaría cada uno de los especímenes a mis ojos.

Después de un buen rato inspeccionando a un par de esclavos que no me acababan de convencer, mostraron a uno que llamó mi atención. No supe exactamente qué fue. Tal vez esa tez limpia, blanquecina, ojos claros. Y esa serenidad de su rostro que escondía... a saber si miedo o rebeldía. Bueno, ya me encargaría de descubrirlo.

Solté el mentón de uno de los esclavos que estaba inspeccionando y me quedé mirando al que capturó mi atención. El esclavo se revolvió con asco y se contuvo por escupirme a sabiendas que podría romperle el pescuezo mientras me hacía la manicura. Me acerqué con aires de grandeza al rubiales que estaba siendo mostrado al público interesado y me planté frente a él. Después de inspeccionarle unos segundos, tomándome mi tiempo, una revisión de arriba a abajo; sonreí. — ¿Tienes nombre? —fui cortés. O al menos lo fingí. Pero rápidamente una de mis manos se aferró con firmeza en su hombro. Lo apreté con la familiaridad que lo haría un colega, pero en realidad estaba fichando cómo de buena era aquella pieza.




avatar
Raneraum
Dragon

Mensajes : 16

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.