Novedades

- (15/05) Ya están disponibles novedades de Mayo.

- (15/05) Ya podéis pedir Los Dracs del Mes de Mayo.

- (15/05) Nuevas normas de emisión de reportes Aquí.

- (15/05) ¡Anexo de la Hermandad Pirata! ¡Conócela!

(15/04) ¡Consecuencias de trama global!.

- (15/04) ¡Nuevas Celebridades! tras la trama.

- (15/02) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes
50/64

Afiliados Normales


Is it sick of me to want you crawling on your knees? {C'Nedra}

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Is it sick of me to want you crawling on your knees? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Mar Dic 19 2017, 04:08


Mild sexual content:
El cabello rubio de la chica se desparramaba en mi cama, lo cual me causaba cierto desagrado. No me gustaba que cualquiera yaciera en ésta, pero difícilmente podía echarla sin dejar que recuperase el aliento. El olor a sexo en el ambiente era leve y no me molestaba, pero su presencia no era de mi agrado, a pesar de que había sido yo el que había accedido a traerla a mi casa por un ambiente más íntimo en pos de quemar el fuego que últimamente se encendía con más facilidad en mi cuerpo. Había intentado buscar a alguien que se adaptara más a mis gustos recientemente descubiertos, pero después de todo, C’Nedra caía tan bien en el rol de sumisa que no podía evitar comparar y encontrar a mis conquistas decepcionantes. La inocencia fingida, las reticencias a entregarse, por muy veladas que fueran eran obvias para mí e inevitablemente me frustraban cuando podía tener algo mucho más… aluring.

Así que sexo tradicional era. Manteniendo los tantos separados, y mis deseos un tanto frustrados pero más calmados.

La chica rubia se movió. No recordaba su nombre ni me importaba. De hecho, esperaba que ella hubiera olvidado el mío. No me interesaba crear vínculos con ella. Cuanto antes se fuera de mi vista, mejor.

Unos golpes en la puerta me alertaron de la presencia de visitas. Poca gente podía visitarme o tenía razones para hacerlo, generalmente gente importante, así que fui a ver quién era sin preocuparme por estar sólo en ropa interior.

Abrí la puerta levemente para ver quién era. No era una sorpresa ver a C’Nedra ahí, después de todo venía con cierta frecuencia, pero definitivamente bad timing. Abrí la boca para decir algo pero todo lo que salió fue un gruñido de sorpresa cuando sentí sobre mi espalda un par de mullidos pechos, el roce de cabello en mi hombro y una mano que se colaba en mi ropa interior para tocar mi sexo.

-Dame un momento -dije antes de cerrar la puerta. En cuanto me giré, ella se arrodilló. Tragué saliva, recordando cuando C’Nedra estaba en esa posición. Una de mis fantasías favoritas, sin duda. Y a pesar de que no era ella, tuve la indulgencia de dejarla seguir.

Sin vergüenza ni duda la mujer bajó mis calzoncillos y tomó mi sexo en su boca, haciéndome soltar un sonido de placer mientras dejaba que mi cabeza golpeara levemente contra la puerta a mis espaldas. Muchas veces me había preguntado cómo iría con C’Nedra si aquello ocurriera. Sería tentativo e inocente? Sería desprovisto de vergüenza, algo que había hecho antes para complacer a su pirata? No lo sabía. No importaba demasiado la respuesta, pero en mis imaginaciones variaba cómo sería según mi humor.

La rubia hizo un rápido trabajo lamiendo y succionando con destreza. Ambos sabiendo que yo no iba a tomarme mucho tiempo para volver a abrir la puerta. Una mano se escurrió entre mis nalgas. Eso era definitivamente algo que no imaginaba a C’Nedra haciendo. No sin permiso, no sin un pedido mío. No. Lo nuestro sería mucho más un juego de dominación que de placer. Enredé mis dedos en los cabellos y marqué el ritmo hasta que sentí cómo aflojaba la mandíbula, pero se ahogaba fácil, no acostumbrada. Estaba bastante seguro que C’Nedra lo haría mejor de estar en su lugar. Me dejaría hacer lo que quisiera con tal de complacerme. Había sido entrenada para eso… una de las razones por las cuales no la tocaba de más.

Sentí el calor en mi vientre y agarré sus cabellos, por un momento iba a tirar su cabeza hacia atrás, terminar en su rostro en un acto de plena dominación, pero descubrí que no me apetecía tanto como cuando imaginaba a C’Nedra haciéndolo, así que simplemente la mantuve hasta que hubo lamido y succionado cada gota.

Se incorporó con una sonrisa ladina y me besó, compartiendo conmigo mi propio sabor. Rodé los ojos mientras ella reía y le hice gestos de que se fuera.
–Vístete y vete, no puedo tener todo el día esperando a mis huéspedes.

-No me vas a presentar?

-No. –Acomodé mi sexo y fui a abrir la puerta. Sabía que debía presentar un aspecto algo indecente, pero C’Nedra me había visto de maneras peores. –Pasa, voy a lavarme un momento –Dejé la puerta abierta para la rubia que al salir le susurró algo al oído de C’Nedra. Rodé los ojos y cerré la puerta.

Fui hacia el baño y dejando la puerta abierta comencé a lavarme, por alguna razón no me parecía bien estar al lado de ella oliendo a sexo.
–Acomódate, sólo tardaré un momento más –Dije sacándome la ropa interior y metiéndome a una bañadera antes de tirarme un baldazo de agua encima y pasar mi mano enjabonada por mi cuerpo.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 369

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Is it sick of me to want you crawling on your knees? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Dom Dic 24 2017, 18:47

Pasos apresurados y desordenados cabellos que la brisa insistía en enredar alrededor de mi garganta. El largo del gastado vestido que se arremolinaba entre mis piernas, una inocente ilusión encendiendo mi mirada. Podía sentir el calor quemando mis mejillas, mis dientes hundiéndose contra mi labio buscando contener la sonrisa que parecía incapaz de abandonar mis facciones. Las manos manchadas de pintura, pequeñas huellas que se perdían sobre el resto de mi cuerpo. Y entre mis brazos desnudos, apretado contra mi pecho, el calor de mi recompensa: un hipopótamo de peluche.

Un carnaval itinerante acababa de llegar a la ciudad y con él, esa eterna fascinación. Una que me había obligado a romper la promesa que me había hecho a mí misma, de no poner un pie en el carnaval hasta que no lograra convencer  a Mercurio de que me acompañara. Apreté un poco más el peluche contra mí cuerpo antes de doblar bruscamente en una esquina. Sólo había ido a un juego... porque sabía que a los demás no podía ganar sola. Y por eso ahora, corría en busca de él. Porque quería que estuviera ahí conmigo, porque él era lo único que podía competir con esa infantil excitación que latía dentro de mí.

Me detuve frente  su puerta, intentando controlar mi respiración, mi pecho subiendo y bajando desesperadamente. Pero apenas podía contener la emoción que me desertaba la idea de arrastrar de la mano a Mercurio, entre coloridas carpas y espectáculos que me mantendrían despierta durante demasiadas noches. Mis nudillos repiquetearon sobre la delgada madera mientras apartaba unos molestos mechones de cabello de mi rostro. Los instantes en que sólo el silencio fue toda la respuesta que tuve, me parecieron eternos. La ansiedad me hizo dar un pequeño brinco en el lugar, escondiendo momentáneamente mi rostro contra el suave juguete.

Hasta que por fin, la puerta se abrió ligeramente. Mi sonrisa alcanzó mi mirada en el mismo instante en que distinguí aquellos iris verdosos, las cicatrices sobre su piel. Pero jamás alcancé a abrir la boca, las palabras se perdieron en mi garganta. Sus cabellos rubios se entremezclaban, sus cuerpos imposiblemente juntos. Pálidos dedos que trazaron su camino sobre su pecho hasta perderse en… Aparté rápidamente la mirada, mis pupilas clavándose en el sucio suelo. Su voz apenas un murmullo lejano. El ruido de la puerta cerrándose frente a mí resonó dolorosamente en mis oídos, la traición de saberme demás. Ya no había rastro alguno de esa felicidad, la confusión inundando mis facciones y algo más que no me atreví a reconocer, carcomiéndome por dentro.

Mis dedos se cerraron débilmente contra el suave cuerpo del pequeño animal que ahora caía a un costado de mi cuerpo. Y en el mismo instante en que me atreví a alzar la mirada, aquél ahogado sonido fue capaz de robarme cualquier atisbo de duda. Temblando y con la mirada errática clavada sobre aquella horrible puerta, retrocedí torpemente unos pasos. Pero no podía alejarme de ahí, no de verdad. Porque él me había pedido que lo esperara, porque no quería hacerlo. Porque no podía escapar de las imágenes que revoloteaban en mi mente en aquél momento, del caos que latía bajo mi piel.

No podía evitar imaginar una y otra vez, a Mercurio reclamando cada grito y cada súplica que abandonaban los labios de la mujer, adueñándose de toda su atención, de toda su voluntad. Sus manos cerrándose en torno a la fusta, el oscuro cuero deslizándose contra aquella pálida piel, arrancándole escalofríos justo antes de que el placer y el dolor se convirtieran en uno. Imponiendo por fin y sin pudor alguno, cada uno de sus caprichos, aquellos que estaban demasiado lejos para mí, aquellos que yo no era capaz de complacer. Sin pasado de por medio, sin límite alguno.

Mi fusta, mi bastón. Aquél que todavía podía sentir contra mi cuerpo, aquél que todavía hacía que inconscientemente buscara a Mercurio para sentarme sobre sus piernas, porque así dolía menos. Aquél que ahora arrancaba pesadas lágrimas y desesperados ruegos en alguien más. Las rodillas raspadas por culpa del áspero suelo, las mismas marcas de las cuerdas contra cada rincón de su cuerpo. Los dedos de Mercurio deslizándose arrogante entre su garganta y mi collar, obligándola a mirarlo. Su mirada terriblemente oscura y...

Demasiado tarde la puerta volvió a abrirse, pero la presencia de Mercurio quedó opacada tras la sonrisa de la mujer que rozó mi silueta con la suya, su voz rasgándome por dentro. No sabía cómo ocultar la tristeza que oscureció mi mirada en aquél instante, cómo negar el dolor de saber que yo no podía estar a la altura de los deseos de Mercurio. Sin atreverme a mirarlo y evitando tocarlo, pasé un tanto reticente junto a él antes dejar que cerrara la puerta a mis espaldas. Asentí levemente a sus palabras antes de sentir cómo desaparecía hacia el baño, dejándome otra vez sola.

Y en contra de mi voluntad, mi mirada se deslizó en dirección a su habitación. La cama desordenada y la ropa olvidada sobre el suelo. Inconfundibles huellas de algo que ahora ensuciaba el lugar que para mí, significaba esa retorcida seguridad que Mercurio me brindaba después de reclamar los secretos que se escondían entre esas paredes. En silencio, me escabullí por la puerta del baño que Mercurio había dejado abierta. Mis rodillas chocaron contra el piso, lo más lejos de él que el pequeño cuarto me permitía. La mirada baja y un escalofrío recorriendo mi columna. Volví a apretar con fuerza el peluche contra mi pecho, como si aquél gesto bastara para protegerme del error que significaba aquél instante.

-¿La mujer, ella…?- mordisqueé inquieta mis nudillos, hasta que mis dientes hundiéndose contra mi carne fuera lo único que llenara mi mente- ¿Usted…?- y aunque una parte de mí no quería acercarse a él, otra quería ser quien limpiara el aroma de la mujer de su piel, quien borrara las marcas de su cuerpo, el agua humedeciendo mis manos, resbalando contra él hasta que sólo quedara un lejano recuerdo- ¿Ella es como yo?- pregunté en voz baja, perdida, asustada- ¿Suya?- sólo entonces me atreví a buscar su mirada, esa traicionera y ciega confianza resplandeciendo detrás de mi mirada, esa perversa inocencia que en contra de toda cordura, me arrastraba cada vez más hacia él- ¿Pero mejor? Porque ella puede hacer todas las cosas que usted quiere... ¿Tocarlo cómo le gusta y…?- la voz se me quebró y la decepción que sentía por mí misma se enredó entre mis palabras- ¿Ya no va a querer jugar más conmigo, Mercurio?
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 408

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Is it sick of me to want you crawling on your knees? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Dom Ene 14 2018, 02:03

Me sorprendí al escuchar la puerta abrirse más y ver a C’Nedra entrar por entre las cortinas de agua que caían de mi cabeza. Esperaba que espiara y dudara. Bold. I like it.

Ladeé una sonrisa complacida mientras me limpiaba más lento, casi dándole un espectáculo.

Esperé con paciencia. No estaba seguro de qué quería preguntarme. Con ella nunca lo estaba. Parpadeé en confusión. Como C’Nedra? Entonces aclaró. Y aclaró más. Haciendo que algo en mi pecho se contrajera.

Una mano enjabonada se aferró al cuello de C’Nedra, y con ésta la atraje hacia mí. Mi rostro contra su oreja, en la cual hablé en susurros.


-No. Ella es sólo una mujer con la que he tenido sexo. No me interesa buscar en otro lado alguien más cuando ya tengo a una muy buena sumisa que encaja muy bien conmigo. Además tampoco te abandonaría así como así… no como tú planeabas abandonarme cuando te fuiste al barco.

Golpe bajo? Quizá. Pero me parecía importante hacerle ver lo egoístas de sus acciones para ponerla en perspectiva cuando me reclamaba de lo egoístas de las mías.

En un impulso mordí su lóbulo y tiré de él con suavidad antes de soltarlo-
Aún te falta mucho entrenamiento y disciplina, pero a pesar de todo… -me alejé, tomando su mentón en mi mano- cuando encuentras un diamante en bruto no lo tiras por uno refinado, lo cortas con cuidado hasta hacer que su belleza se luzca.

Me acerqué hasta sus labios, casi rozándolos antes de alejarme con una sonrisa malvada. Últimamente siempre terminaba mojada conmigo.

Tomé un trapo y lo puse en su mano, apenas conteniéndome de reír. Jaque. Your move.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 369

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Is it sick of me to want you crawling on your knees? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Lun Ene 15 2018, 18:09

Aquello estaba mal. Y esta vez, no era por las razones correctas, por las mismas razones que esa última vez. Su piel bronceada marcada con cicatrices y tinta, sus manos deslizándose sobre su cuerpo. Porque había sido yo la que había entrado a buscarlo aún sabiendo que era lo que estaba haciendo, lo que me esperaba detrás de aquella puerta. Rastros de agua deslizándose contra el largo de su figura, sus cabellos húmedos y el peligro latiendo bajo mi piel. Sin excusas, sin antiguas reglas. Esta vez, era yo la que elegía estar ahí: arrodillada a sus pies, su ropa olvidada y un error en las puntas de los dedos.

Fue la violencia de su gesto lo que me arrancó de esa confusión que corría por mis venas, sus dedos cerrándose firmemente contra mi garganta, el miedo y esa terrible adoración oscureciendo mi mirada. Obligándome a ponerme de pie, el peluche cayó de mi regazo hasta caer sobre el suelo, mis manos enredándose contra su muñeca débilmente. Ni siquiera fui capaz de intentar alejarme de él, de hundir mis uñas contra su piel. No quería hacerlo. No quería nada más que aquél instante, el recuerdo de su poder sobre mí, mi total rendición. Su susurro erizando mi piel.

Y esa última acusación robándose toda mi atención- ¡No me diga eso! ¡Sabe que fue sin querer, que no quise…!- protesté antes de morderme la lengua para no empeorar la situación, obligándome a enfocarme en él y sólo en él, cómo debía ser- Es que cuando abrió la puerta y… Yo pensé que estaba haciendo con ella lo mismo que hace conmigo, que estaba usando mis cosas con…- la presión de su agarre acelerando mi respiración, pequeñas gotas de agua abandonando su piel para perderse en mi cuerpo- ¡Lo lamento! Sé que usted puede hacer lo que quiera, que yo no… ¡Pero me puso triste imaginar que…!- no sabía lo que sentía, no sabía como explicar esa confusión, ese dolor que había sentido al pensarlo arrancando ruegos y lágrimas a otra persona; pero sobre todo, no sabía cómo ocultar lo que sí lograba comprender- No quiero que juegue con alguien más cómo lo hace conmigo, Mercurio.

Los restos de la pintura que adornaban mi cuerpo comenzaban a deslizarse sobre mi pecho por culpa de la mano húmeda de Mercurio. Pequeñas gotas de agua que ahora coloreadas, se perdían hasta ensuciar el escote de mi vestido y su piel. Sentí sus dientes raspar delicadamente mi lóbulo. Mi cuerpo temblando bajo aquél gesto, esa traicionera suavidad escondiendo algo más. Sostuve apenas su mirada cuando tomó mi rostro entre sus manos. Sus palabras se perdían dentro de mí, sólo capaz de enfocarme en ese latente peligro que acechaba detrás de cada uno de sus gestos, de cada palabra y cada sonrisa. La frustración de sentir el calor de su boca tan cerca de la mía, el saber el disfrute que sentía con aquella provocación, con negarme algo que quería.

Fruncí el ceño al tomar el trapo que me tendía, momentáneamente perdida. Pero sólo bastó con buscar aquella mirada verdosa para comprender que era lo que esperaba de mí en ese instante. Mis pupilas se deslizaron dudosas sobre su piel enjabonada, sintiéndome de pronto atrapada entre esa necesidad por complacerlo y el saber que estaba caminando directo a una trampa. Mis dedos se enredaron con fuerza contra aquél pedazo de tela, mi mirada perdiéndose en la bañera que ahora llena de agua, fue capaz de robarme de entre las manos aquella decisión.

-¿Quiere que yo…? ¿Lo ayude a lavarse?- pregunté con cierto reproche en la voz, todavía no estaba del todo segura de si quería tocarlo en ese momento, de limpiar las huellas que alguien más había dejado en él- ¿Eso es algo que las esclavas hacen a sus amos?- pregunté curiosa mientras volvía a arrodillarme junto a la bañera, una de mis manos hundiéndose distrída en el agua- ¡Siéntese, Mercurio!- esa inicial desconfianza ahora olvidada mientras sentía el agua contra mi piel, esa infantil adoración que sentía por el océano capaz de rivalizar con cualquier otra cosa, la tentación de perderme en él- ¡Oh! ¿Puedo meterme con usted? ¡Así es más cómodo, y no me duelen las rodillas por culpa de su piso malo!- intenté razonar, pero la súplica envolvía sin pudor alguno mis palabras- ¿Por favor?- y sin esperar su respuesta, me puse de pie y entré a la bañera, la falda del vestido húmeda contra mis piernas y el trapo entre mis manos- ¡Prometo portarme bien!- le aseguré mientras me acomodaba sobre sus piernas- ¡No voy a hacer lío ni ensuciarlo más!
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 408

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Is it sick of me to want you crawling on your knees? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Sáb Ene 20 2018, 22:04

Sonreí divertido al escucharle hablar de SUS cosas. Entendía a lo que se refería, pero sin dudas era un comentario un poco altanero. En el fondo C’Nedra escondía mucho altanerismo a su entender, que sólo dejaba salir muy de cuando en cuando. Y se estaba sintiendo posesiva de mí, lo cual me generaba una serie de sentimientos mixtos difíciles de dilucidar.


Alcé una ceja ante sus preguntas. Ella era una esclava, seguramente sabía que muchos amos tenían quien les talle la espalda… Cuando se arrodilló supe que había ganado, así que me senté no esperando más que me tallara la piel. Parpadeé ante su pregunta. Casi incompresible para mí en ese instante. Entrar? Ni que fuera un piletón. Pero la pregunta de dónde se pondría quedó respondida cuando se puso entre mis piernas.

Estaba seguro que mi expresión no era de mis más halagadoras. Mi cuerpo, sin embargo, tenía otras ideas ya formadas y me aparté de ella… Unos dos centímetros, que fue lo que el lugar me permitió antes de chocar contra el borde. Me llevé una mano a la nariz irritado conmigo mismo por reaccionar fuera del juego. Aunque… no creía que estuviéramos por completo fuera del juego. Ella continuaba provocándome con su inocencia e interperadas reacciones.

Sentía cómo mi autocontrol batallaba contra una parte muy primal de mi ser. Y no sabía quién había ganado, sospechaba que un tercer competidor había aprovechado la distracción para hacerle sufrir al decir:
-Te has mojado el vestido, deberías ponerlo a secar ahora si quieres que esté seco para cuando te vayas.

Quería patearse. Que C’Nedra tuviera menos ropa definitivamente no era buena idea. Aún si una parte de él lo quería. Era su parte idiota. La que no pensaba más allá. Ladeé la cabeza y tomé aire intentando calmarme. No sabía qué me pasaba últimamente, pero siempre podía confiar en mi entrenamiento para serenarme.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 369

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Is it sick of me to want you crawling on your knees? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Lun Ene 22 2018, 17:40

En el instante en que el agua aprisionó mi cuerpo, volví a perderme en esas noches en medio del océano, en aquél terrible silencio capaz de acallar los gritos, en aquél frío y cristalino líquido capaz de borrar la suciedad de mi cuerpo. Por un efímero instante, me olvidé que había traicionado a aquella niña que buscaba escapar de su pasado. Y que ahora, era ese mismo dolor el que anhelaba más allá de toda razón. Por un iluso instante, había logrado olvidar esa retorcida necesidad que se escondía bajo mi piel, esa delgada línea entre pasado y presente, esa peligrosa curiosidad, un deseo prohibido.

Mis pupilas volvieron a enfocarse en Mercurio cuando lo sentí moverse, alejándose ligeramente de mí, el agua resbalando de la bañera hasta manchar el suelo- ¡No se mueva, Mercurio! - le reprendí mientras lo salpicaba, pequeñas gotas de agua cayendo contra su rostro-  ¡No nos podemos mover porque si no vamos a mojar a Mr. Hippo! - expliqué señalando con un dedo al peluche que estaba a los pies de la bañera-  Me lo gané en un juego en el carnaval, venía a buscarlo para que fuera conmigo cuando… - me interrumpí bruscamente cuando noté que se pellizcaba la nariz, la culpa asomándose en mi mirada-  ¿Está molesto conmigo? ¿Hice algo malo, Mercurio? - pregunté en un susurro oscurecido por el pánico de haberlo irritado y esa decepción que una vez más sentía por mí misma-  No pensé que… ¿Quiere que salga del agua?

Y aunque sabía que probablemente sólo iba a molestarlo más, mis manos se aferraron al borde de la bañera, mi cuerpo alzándose ligeramente. Y antes de que pudiera detenerme, dejé un rápido beso en la  punta de su nariz-  ¡Lo lamento! - reí mientras volvía a acomodarme sobre sus piernas, fracasando estrepitosamente en el intento de parecer arrepentida- ¡Es que no me gusta que esté molesto! - hundí el trapo en el agua opacada por el jabón y la espuma, mientras trataba de acomodarme mejor en el reducido espacio que quedaba para mí, atrapada entre los límites de la bañera y el cuerpo de Mercurio-  Nunca ayudé a alguien a lavarse, Mercurio. Mi amo nunca me lo pidió y antes… - antes, no eran esas tareas las que mi pirata había grabado a fuego en mí-  ¿Cómo quiere que…?  

Pero jamás alcancé a tocarlo, mis dedos enredados en el húmedo trapo se detuvieron antes de alcanzar su piel. Porque Mercurio había elegido ese mismo momento para volver a hablar, porque lo que se escondía detrás de esa frase, era algo más que una peligrosa sugerencia. Busqué su mirada, mi mano tironeando inquieta la tela del vestido que se pegaba a mi silueta. Porque lo que me asustaba, era el saber que no encontraba dentro de mí una excusa para mantener aquella antigua regla. El trapo olvidado y mi cuerpo tenso. Era el querer rendir a los pies de Mercurio mis pesadillas, mis recuerdos, mi pasado.

No me atreví a apartar mi mirada de la suya, mis dientes hundiéndose contra mi labio. La duda y ese viejo temor que inundaba mis facciones, ahora rivalizando con esa terrible confianza, ese retorcido anhelo. Mis manos se deslizaron sobre el escote del vestido hasta alcanzar el nudo que descansaba contra la parte de atrás de mi cuello. Una lejana risa deslizándose sobre mi piel, el recuerdo de otra mirada reclamando lo que le pertenecía. Mis dedos se aferraron firmemente al precario moño que separaba esa necesidad por custodiar celosamente mi pasado de mi propias decisiones. Esa ingenua y peligrosa determinación oscureciendo mi mirada.

Pero mis dedos temblaban y no podía deshacer el nudo, no podía hacerlo sola-  ¿Mercurio? Yo no… - mis manos abandonaron mi cuerpo, ese traicionero temblor carcomiéndome por dentro-  ¿Puede…? ¿Puede ayudarme? - lentamente, estiré una mano hasta encontrar la suya, guiando sus dedos hasta rozar mi garganta, hasta sentir la gastada tela del vestido bajo su piel- ¿Por favor? - rogué con cierta desesperación, la voz a punto de quebrarse-  No quiero que el vestido termine todo mojado - añadí en voz baja mientras sacudía ligeramente el rostro antes de hacerle rozar el nudo del vestido hasta que por fin, mi mano se apartó de él-  Quiero que usted lo haga.  
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 408

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Is it sick of me to want you crawling on your knees? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Sáb Feb 24 2018, 22:13

Rodé los ojos, si no quería que se mojara hubiera sido mejor que lo dejara en un sitio elevado. Y sino, bien podría secarse. No estaba seguro de por qué quería que fuera con ella a una feria. Quizá para que ganara más premios por ella?

Fruncí el ceño. Los besos en la nariz eran incómodos. Aunque no tanto como lamidas y esas cosas, era realmente incómodo.

-Simplemente pasas el trapo por la piel, más suave en partes delicadas, y limpias las impurezas. No hay más ciencia que esa -al menos hasta donde yo sabía. Por supuesto, muchas veces el trapo se descartaba a mitad de camino, pero en este caso sabía que no ocurriría.

No me extrañó su temblor. La situación tenía un tono inherentemente sexual, y aunque ella estuviera en negación constante alguna parte de sí debía de percibirlo.

Dejé que guiara mis manos, y tomé el nudo entre ellas, soltándolo. Con cuidado llevanté el vestido, el cual chorreaba en la parte inferior, y lo saqué por encima de su cabeza. Agarrando el borde y estrujándolo para sacarle sobrantes de agua. Me estiré para colgarlo, sosteniendo a C’Nedra ligeramente con una mano en su espalda, para no tirarla fuera al inclinarme. Como si nuestros cuerpos mojados no estuvieran rozándose, como si no pudiera sentir la manera en que su cuerpo parecía vibrar.

Una vez colgado, me recliné de nuevo contra la tina, y alcé una ceja expectante a C’Nedra.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 369

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Is it sick of me to want you crawling on your knees? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Dom Feb 25 2018, 23:12

Sentí el preciso instante en que el nudo de mi vestido se deshizo entre sus manos, la gastada tela deslizándose sobre mi piel y el pasado olvidado. Y no fue hasta sentir aquél suave gesto, sus dedos apenas acariciando mi espalda desnuda, que fui terriblemente consciente de la amenaza que se escondía detrás de aquella decisión. Porque Mercurio estaba demasiado cerca, y ya no había escapatoria. No quería que la hubiese. El miedo de sentir su cuerpo rozando el mío, esa peligrosa necesidad por complacerlo, ese oscuro anhelo por perderme en aquello que no comprendía.

Con la piel erizada y temblando, atrapada entre el frío del agua y el error que significaba no querer apartarme de él, observé en silencio como volvía a recostarse contra el borde de la bañera. El recordatorio de qué era lo que esperaba de mí en aquél instante, obligándome a enfocarme en él. Me removí inquieta sobre sus piernas al sentir su mirada y lentamente, volví a tomar una de sus manos entre las mías. El trapo se deslizó contra el largo de sus dedos, la aspereza de su piel ahora enjabonada, mis pupilas perdidas en el movimiento de mis manos, en la tela deslizándose sobre su piel.

No me atreví a pronunciar palabra alguna mientras subía por su brazo, no me atreví a romper el silencio que nos rodeaba, temerosa de alejarlo de mí. Hasta que por fin, mi mano alcanzó la base de su cuello. Mis dedos se apartaron ligeramente de la tela para poder sentir su pulso bajo mi piel, el calor que desprendía su cuerpo. Y ahí dónde nacía una pálida cicatriz, una más de aquellas tantas que se perdían por su cuerpo junto a la tinta que impregnaba su piel, me detuve con la duda oscureciendo mis facciones. Sólo entonces, busqué su mirada. Sus palabras repiqueteando dentro de mí.

-Dijo que tenía que tener cuidado en algunas partes, Mercurio- murmuré mientras bajaba despacio por su pecho, acariciando con cuidado cada una de las heridas que marcaban su cuerpo- ¿Es por las cicatrices? ¿Cree que lo voy a lastimar?- pregunté incapaz de ocultar cierto dolor ante la idea de que fuera capaz de creer que haría algo para dañarlo- Porque voy a tener cuidado, se lo prometo- volví a hundir el trapo en el agua, en el hueco que separaba nuestros cuerpos, mis dedos enredándose inquietos en el pedazo de tela- Sé que esa noche en el barco lo lastimaron… Que tiene una cicatriz por mi culpa, Mercurio- la culpa se enredaba en mi voz, los recuerdos de aquel día latiendo bajo mi piel- ¿Me muestra cuál es? ¿Por favor?

No había sido consciente del ruego en mi voz, del momento en que por culpa de aquél último susurro, me había acercado un poco más a él. El trapo volvió a encontrar su cuerpo, su torso deslizándose bajo mis dedos. Pero esta vez, mis manos permanecieron bajo el agua, ahí dónde no podía verlas, dónde ese retorcido placer por seguir cada una de sus órdenes se volvía demasiado real. Hundí mis dientes contra mi labio y con el rostro ligeramente bajo, busqué su mirada. Busqué la seguridad que sólo podía encontrar entre aquellas manos manchadas de sangre, busqué perderme en ese instante en que su voluntad era lo único que importaba.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 408

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Is it sick of me to want you crawling on your knees? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Mar Feb 27 2018, 15:05

Tiré la cabeza hacia atrás cuando pasó el trapo por mi cuello y cerré los ojos. Sabía que muy probablemente parecía un gato, y como a todo gato, me daba igual lo que otros pensaran de mis acciones.

-No, me refería a lugares normalmente sensibles, como el rostro, los pezones, la zona genital… las cicatrices son zonas con menos sensibilidad una vez que se han curado –ladeé la cabeza al ver su gesto de dolor. A veces creía que tenía salidas muy extrañas- No creo que vayas a lastimarme, no –al menos no físicamente. Mis opiniones al respecto de cicatrices mentales o emocionales eran muy distintas, pero no era lo que ella había preguntado.

Donde más notoriamente me había lastimado era en mis garras, y ella lo sabía, había estado con ellas entre las suyas, así que probablemente quería algo más, algo más íntimo que pudiera tocar. Ella adoraba ser táctil, y conectar conmigo de aquella forma. Yo no tenía ninguna objeción.


-Aquí –Tomé su mano debajo del agua, y la guié más abajo, sobre mi muslo, donde yacía una muy pequeña cicatriz que no sabía cuándo me había hecho, simplemente la había notado allí hace algunos días. Solté su mano, pero en el movimiento mutuo la suavidad del dorso de su mano rozó algo aún más suave y delicado de mi cuerpo, haciéndome soltar un leve sonido de sorpresa, tensándome. Mientras ella me miraba, me preguntaba si había podido ver mis pupilas expandirse, porque aquello que había tenido bajo control, ahora se desequilibraba, y un deseo que sabía no iba a ser satisfecho anidaba dentro de mí.

Tomé aire profundamente, no importaba que tan cerca estuviera su mano, no iba a ir allí y debía dejar de pensar en ello.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 369

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Is it sick of me to want you crawling on your knees? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Vie Mar 02 2018, 01:54

Apenas podía sentir la húmeda tela que se enredaba entre mis dedos bajo el agua, el calor de su piel contrastando con el frío del agua, cada instante de su cuerpo contra mi mano apoderándose de toda mi atención. Hasta que sentí su mano contra la mía y la curiosidad, esa terrible confianza, hizo que pronto descubriera bajo mis dedos el largo de su pierna. Una pequeña cicatriz que se perdía contra su muslo, mis dedos trazando casi con reverencia ese recuerdo que marcaba su piel, la seguridad de su mano alejándose de mí.

Sólo un roce. Sólo un roce bastó para que mi mano se apartara bruscamente de él por culpa del instinto, para que el miedo y la desconfianza oscurecieran sin pudor alguno mis facciones. Sólo un roce bastó para que comprendiera que quería volver a sentir su cuerpo tensándose contra el mío, aquél sonido escapando de entre sus labios, el hambre de su mirada. A pesar de las pesadillas que me rasgaban por dentro, del pavor que corría por mis venas. Quería el peligro que significaba atreverme a dudar, a mostrarle que era yo y no mi pasado, quien ahora estaba frente a él.

La respiración ligeramente agitada por culpa del miedo, la piel erizada y esa oscura adoración acechando detrás de cada uno de mis gestos. Esquivé su mirada mientras mis dedos volvían a buscar su mano bajo el agua, un silencioso ruego para que no se alejara de mí. No ahora. Me incliné un poco más contra él, buscando en su calor esa seguridad que no me pertenecía. Mi frente apenas rozando su rostro, su respiración contra mi piel y ese instante en que entendí que él era capaz de rivalizar con mis pesadillas.

-¿Mercurio?- llamé débilmente, un escalofrío recorriendo mi espalda- ¿Puedo…? Quiero…- un imperceptible gemido cargado de frustración escapó de entre mis labios, esa confusión que no comprendía, el caos que reinaba bajo mi piel- ¿Usted está… así por mi culpa?- pregunté al fin, sin poder evitar esa mezcla de miedo y curiosidad que se enredaba en mi voz- ¿O por lo que estaba haciendo antes que yo lo interrumpiera?- lentamente, fui acomodando la palma de mi mano contra el dorso de la suya, sólo tocando sus dedos, lejos de su cuerpo- No está enojado conmigo por haberlo molestado, ¿verdad?

Pero era demasiado fácil perderme en él, en las promesas que acechaban detrás de su mirada, en ese oscuridad que no comprendía pero de la que no quería apartarme. Hundí mis dientes contra mi labio, rasgando apenas la piel, obligándome a enfocarme en él, sólo en él- ¿Qué está pensando, Mercurio?- susurré mientras empujaba lentamente su mano contra su cuerpo, más allá de su pierna, buscando aquél mismo lugar que antes mi mano había rozado- Justo ahora… ¿Me lo diría? ¿Por favor?- rogué en el mismo instante en que sentí el roce de su mano contra su propia piel, la confusión corriendo por mis venas, el calor de mi propio cuerpo reclamando mi atención- Quiero saberlo...- y en un último error, temblando y buscando su boca, obligué a su mano a moverse.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 408

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Is it sick of me to want you crawling on your knees? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Mar Mar 06 2018, 17:30

No me sorprendió que alejara su mano como si quemara. Lo que sí me sorprendió fue que volviera a tomar mi mano. Y para el momento en que apoyó su frente contra la mía, había capturado mi completa atención. Ella sabía a la perfección, de manera instintiva cómo tirar de cada uno de mis hilos, y yo los de ella. Hoy en día no me sorprendía lo mucho que nos afectábamos mutuamente en una escena.

Tragué saliva al escucharla llamarme por mi nombre. Sólo me llamaba cuando iba a preguntarme o decirme algo que la carcomía por dentro.

Poder y querer eran los principales ejes de las escenas, siempre que ella supieras que quería y se consensuara, podría. Y yo pendía de un hilo a la espera de qué quería.

Abrí la boca sin saber muy bien qué iba a decir. No era obvio acaso? Pero su siguiente pregunta me aclaró su duda-
Ya me había olvidado por completo de ella -respondí con sinceridad.

mild sexual content:
No esperaba, sin embargo, que moviera mi mano de tal manera que yo me tocara a mí mismo. Tomé aire de pronto y mi cuerpo se tensó. Ella no me tocaba, pero estaba dirigiendo la situación. Por un momento sentí que nuestros roles se habían rotado, pero luego me reprendí, un sub siempre está en control, de manera distinta al dom, era una relación sinérgica.

Qué pienso? Si apenas podía enfocarme. Solté un leve quejido cuando guió a mi mano para moverse, y capturé los labios que se me ofrecían trémulos. Los mordí, lamí y disfruté mientras profundizaba el beso, agarrando un ritmo fácil y conocido con mi mano. Me sentía arder.

-Si quieres saber qué toma predominancia en mi mente, -susurré contra sus labios- va más por las líneas de “please, please, touch me youself, come closer, there, touch me”.

Con mi mano libre acaricié el borde de su barbilla-
Pero también sé cómo se siente querer complacer. No quiero que hagas algo que no desees. Quiero tocarte? Sí. Quiero que me toques? Sí. Y he querido hacerlo cada vez que estamos en una escena. Puedo retenerme de hacerlo, pero no de desearlo.

Moví mi mano para rozar la punta de mi sexo con el dedo-
Cómo se siente?- Pregunté en un susurro.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 369

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Is it sick of me to want you crawling on your knees? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Dom Mar 11 2018, 18:10

Spoiler:
Pero yo no me había olvidado de ella. O más bien, de lo que ella representaba: la libertad de poder rendirse por completo ante los deseos de Mercurio, de satisfacer cada uno de esas promesas que oscurecían su mirada. Cada anhelo, cada fantasía. Y aunque el complacer cada retorcido capricho de un alma ajena estaba grabado en mi propia carne, enredándose y manchando cada parte de mi ser, la trampa estaba en que Mercurio jamás aceptaría que dejara a mi pasado decidir. Había hecho de eso, sus reglas. Había pedido de mí, que me atreviera a decidir, a elegir. A desear. Y en contra de toda cordura, eso era lo que estaba haciendo.

Lo sentí tensarse bajo mis manos, su respiración contra mi piel. Cada parte de su cuerpo que rozaba contra el mío, quemándome por dentro, esa delgada línea entre los recuerdos del pasado y él. Mis dedos apenas acariciando su mano, apenas una provocación. Una invitación. Y por un instante, un error. Sentí su quejido en el mismo instante en que me atreví a rogarle por más y estuve a punto de alejarme de él, aterrada ante la idea de haber cruzado algún límite que desconocía. Pero su boca pronto encontró la mía, reclamando mi atención, apoderándose de ese miedo del que sola no podía escapar. Y por culpa de ese instinto que cada vez le pertenecía un poco más, me dejé arrastrar en esa crudeza con la buscaba mi boca.

Y fue cuando lo escuché susurrar contra mis labios, en aquella profana lengua, que fui terriblemente consciente de cada uno de sus gestos, de que ya no había nada entre su cuerpo desnudo y el mío. Bajé la mirada, mi pecho subiendo y bajando acelerado, esa ligera caricia capaz de opacar esos demonios que llevaba por dentro, aquél último atisbo de cordura gritándome para que me alejara. Porque no había forma de escapar del saber que era yo la que lo había empujado a aquél instante: su piel enjabonada, mi mano contra la suya, moviéndose, tocándose. Por mí, para mí. El largo de su sexo bajo sus dedos, rodeándolo a penas con mi mano, a sólo un error de sentirlo latir bajo mi piel, de sentir cómo el pasado era capaz de rendirse ante él. Un último movimiento de su mano y un ahogado gemido cargado de anticipación y sorpresa, esa mezcla de miedo y devoción, mi perdición.

-No lo sé, yo…- rocé su boca en un susurro, tratando de enfocarme en sus palabras, en lo que sentía en aquél instante, pero no podía dejar de imaginar su mano bajo el agua, el contraste de su piel contra la mía, en el peligro que significaba no querer que me apartara de él una vez más- Siento que estoy haciendo algo malo… ¡Pero no quiero portarme mal, Mercurio!- protesté aterrada ante la idea de estar haciendo algo que a él no le gustara- La última vez, después del barco, usted no quiso que yo…- mis dedos trazaron inconscientemente cada uno de sus dedos mientras se movían bajo mi mano- Pensé que no quería hacer esas cosas conmigo, que no le gustaba que yo lo tocara… de esa forma- de la misma forma que otros habían reclamado de mí, esa que había manchado mis manos y mi alma, esa que hoy me confundía más de lo que me atrevía a admitir.

Busqué su mirada, un silencioso pedido, antes de dejar que mis labios acariciaran la línea de su mandíbula, mi mano deslizándose hasta encontrar su muñeca, alejando por fin su mano de su cuerpo- Pero a mí me gusta tocarlo, Mercurio- añadí débilmente, temblando contra él mientras guiaba su mano fuera del agua- Me gusta mucho…- mi boca pronto encontró su mano, pequeñas gotas de agua deslizándose sobre el largo de sus dedos, su piel húmeda- Y también me gusta cuando usted me acaricia a mí... ¿Lo haría ahora, por favor? ¿Tocarme?- rogué mientras dejaba esos pequeños y viejos besos contra la punta de sus dedos- ¿O no lo merezco, Mercurio?- pregunté de pronto con la duda y cierta tristeza enredándose en mis palabras, el peligroso recuerdo de su mano bajo el agua, la punta de mi lengua contra su piel- What can I do to deserve it?- pregunté con esa retorcida e infantil ilusión oscureciendo mi mirada, ese anhelo por complacer, por ganarme un instante de su atención- I’ll be a good girl, Mercurio, I promise! Please?
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 408

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Is it sick of me to want you crawling on your knees? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Mar Mar 13 2018, 16:03

Spoiler:
Apreté los labios, si ella se sentía incómoda con esto apenas momentos de haberlo iniciado… wait, ella pensaba que yo… las ganas de darme la cabeza contra algo eran apenas resistibles.

Dejé que tomara mi mano y la lamiera mis dedos. Tenía alguna idea del simbolismo de aquello que hacía? Probablemente no. Lástima que a mi entrepierna no se le escapaba ni un poco.

Sus labios en mi mandíbula, y su provocación, siempre con ese tono de niña perdida que lo hacía todo aún más perverso.

Coloqué un dedo en sus labios cuando rogó-
Shhh no te dije que no porque no lo merecieras. Te dije que no porque tienes que desearlo, no solo querer complacerme. Pero si realmente lo deseas.

Tragué saliva. Su provocación decía que realmente lo deseaba, sin embargo, era difícil de creer, tal vez porque me había resignado a que no ocurriría.

Bajé mi mano a su cuello, apretando con suavidad, sin cortar el aire, pero demostrando que podría. Con las uñas tracé un camino por debajo de su clavícula. En mi mente medio formada la idea de un traje. Nunca me habían llamado la atención antes, pero ahora podía ver el beneficio del juego.

Mi otra mano se puso a jugar con sus labios, acariciando con suavidad la suave superficie. Bajé mi mano un momento para acercarla a mí y morder su cuello de manera dolorosa. Una mordida corta, que no dejaría rastro. Lamí la marca, y succioné con suavidad antes de bajar un poco más y morder de nuevo, igual de fuerte.

Mi mano en su espalda bajó hacia sus caderas, donde agarró la piel con fuerza unos momentos antes de bajar y agarrar las carnosas nalgas y apretar. Como buena medida, le di una nalgada, que podía imaginar dejaría roja la piel unos momentos.

Mi mano en su clavícula bajó hacia su pecho con lentitud y agarró con suavidad el montículo, jugueteando con el pezón mientras sentía un tirón en la entrepierna. Deseaba hacerle tantas cosas… pero por lo pronto comencé a bajar mis mordidas en dirección de sus pechos, sintiendo mi deseo latir entre mis piernas con cada centímetro recorrido.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 369

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Is it sick of me to want you crawling on your knees? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Dom Mar 18 2018, 19:11

Spoiler:
Busqué su mirada en el mismo instante en que sentí su dedo sobre mi boca, callándome. Y lentamente, asentí con el rostro ante aquellas últimas palabras. Porque aunque para mí era cada vez más difícil negar esa retorcida y prohibida satisfacción que encontraba en complacerlo a él y sólo a él, sabía que Mercurio necesitaba asegurarse de que aquello era algo que en verdad yo quería. Y eso era lo que me asustaba más allá de toda razón: el egoísta placer que encontraba en complacerlo, en pertenecerle. En esa satisfacción que oscurecía su mirada cuando era capaz de rendirme ante él, en ese efímero instante en que por mi culpa ese oscuro control que tenía sobre mí amenazaba con escapársele.

Pero todo intento de pronunciar palabra alguna, murió en el mismo instante en que sentí el calor de su mano contra mi garganta. Sus dedos firmemente contra mi piel, presionando, recordandome cuál era mi lugar. Mis labios ligeramente separados y la respiración agitada. La desesperación de saber que no podía mirarlo a los ojos, de querer sentir como se apoderaba del escaso control que yo tenía sobre mi cuerpo. Ese afilado camino que sus uñas trazaban sobre mi piel y  aquella caricia sobre mi boca, obligándome a enfocarme en cada uno de sus gestos, temblando de anticipación.

Le había rogado por aquello. Por sentir sus manos contra mi cuerpo, el calor de su boca contra mi piel. Sus dientes se hundieron sin pudor alguno contra mi garganta, lastimándome, marcándome- ¡Oh!- protesté débilmente en un pequeño jadeo cargado de sorpresa, su lengua contra la piel ardiente y mi cuello arqueándose inconscientemente un poco más. Y al sentir su mano deslizarse sobre el largo de mi cuerpo, un escalofrío recorrió mi columna mientras el pasado comenzaba a enredarse dentro de mí. Pero mi cuerpo me traicionaba una vez más y al sentir su mano caer contra mí, busqué acercarme a él un poco más, busqué el calor de su cuerpo, el peligro de saberme segura entre sus manos.

Y frustrada por saber que no podía tocarlo, mis dedos se aferraron al borde de la bañera, mis uñas hundiéndose contra la áspera madera. Un iluso intento por controlar esa necesidad de sentir su piel bajo mis manos, por controlar ese temor que me desgarraba por dentro recordándome lo sucia que estaba. Sentada sobre su regazo, las piernas separadas, las rodillas a cada lado de su cuerpo y a sólo un instante de volver a rozar su sexo, de sentirlo entre mis piernas, de olvidarme de él. Su mano trazando lentamente el camino hasta mi pecho, recorriendo la curva de mi busto, sintiendo entre sus dedos cómo mi cuerpo le pertenecía, cómo yo le pertenecía.

La espalda arqueada para él, mis dientes clavándose contra mi labio. Cerré los ojos, pero no había forma de escapar de aquella imagen que se formaba en mi mente mientras Mercurio bajaba sobre mi cuerpo: sus labios contra el bronce de mi piel, sus ásperas manos terriblemente suaves mientras se perdían en mí, mi cabeza echada ligeramente hacia atrás y esa retorcida curiosidad, acechando bajo mi piel. El miedo a los recuerdos y al dolor, a esas pesadillas que tanto anhelaba. Su boca sobre mi pecho, sus dientes raspando, mordiendo. El prohibido capricho de querer más, sólo un poco más. Su nombre en un ruego, una súplica por algo que no comprendía. Sus labios húmedos rozando mi pezón, un ahogado gemido.

Mis manos abandonaron el borde de la bañera, las yemas de mis dedos apenas rozando su mejilla. Apenas una ligera caricia, un simple gesto capaz de romper una regla, capaz de esconder una adoración y una confianza que jamás debieron de pertenecerle- ¿Mercurio?- mi mirada buscando esos delgados iris verdosos, aquella intimidad que rozaba lo profano- ¿Puede…? ¿Puede ir diciéndome que es lo que va a hacer?- me atreví a preguntarle al fin, con la voz temblorosa y esa rivalidad entre mi pasado y él, acechando detrás de mi mirada- ¿Puede decirme qué le gustaría hacerme?- insistí incapaz de ocultar el miedo que sentía, incapaz de negar eso otro que comenzaba a enredarse dentro de mí y no podía comprender- ¿Así no tengo miedo?- mis dedos acariciaron lentamente su mano- Porque no quiero que se detenga, Mercurio- y en el mismo instante en que llevé su mano hasta mi dolorida garganta, mi cuerpo terminó por encontrarse con el suyo, su sexo rozando aquella piel sensible, el calor de su cuerpo devorándome por completo- Please don’t stop...
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 408

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Is it sick of me to want you crawling on your knees? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Lun Abr 09 2018, 19:40

Sexual content:
El calor aumentaba sin medida en mi cuerpo al verla arquearse en disfrute, sentirla derretirse contra mi cuerpo. La miré cuando me llamó, mostrándole que tenía mi atención. Parpadeé sin más reacción a su pedido. Ladeé una sonrisa al escuchar que así no tendría miedo. Y algo ardió en mi pecho ante sus siguientes palabras de deseo, y descendía con un claro destino.

-¿Qué quiero? Quiero probar cada rincón, marcar cada centímetro. Quiero sentir tus manos, tu boca contra mi piel. Sabes perfectamente lo que quiero. Pero también sabes mis reglas, mis límites. Quiero que los cumplas. Quiero que uses tu voz tanto como tu consciencia.

Me incliné más hacia su oído, dudaba mucho que perdiera los miedos al decirle, pero sabía que al menos no la agarraría de sorpresa, lo cual podía evitar ataques de pánico, aunque fuera un poco.

-Voy a bajar hacia tus pechos con mi boca. Voy a lamer, succionar y morder, tratando de encontrar qué combinación es la que más disfrutas. Mientras voy a… -me detuve un momento de manera contemplativa, analizando qué quería hacer y qué podría gustarle- acariciar y tirar de tus cabellos, sólo un poco.

Tras un momento, hice justamente eso. Empecé colocando una mano en su nuca, raspando con suavidad con mis uñas, y haciendo leves movimientos entre sus mechones. Recién ahí me incliné a besar las clavículas y bajar por el pecho hasta su busto. Lamí las respingadas puntas y luego metí en mi boca todo lo que pude, succionando con gusto. Justo entonces cerré mis dedos sobre los cabellos y tiré un poco para obligarla a arquearse contra mí.

Con una última lamida me separé y la miré con una sonrisa ladina. En la cama era una persona cambiante como las aguas del mar, reaccionaba a aquel con el que estuviera. Esta vez me sentía tendiente a dar.

-Ahora voy a bajar más. Te haré inclinarte aún más, y más arriba, así puedo llegar a lamer tu sexo. Te parece bien? –Pregunté con descaro antes de ayudarla a inclinarse contra el borde de la tina y alzarla. Coloqué su tersa pierna contra mi rostro y enterré mi cabeza en el hueco de sus piernas. Me detuve un momento, respirando contra su sexo, alguna vez habrían hecho esto para ella? La habrían atendido como toda persona necesitaba en la cama para exprimir su máximo potencial de goce?

Con una lamida cumplí con mi palabra, acercándome más para lamer y succionar, intentando penetrar con mi lengua, mientras mis dedos se clavaban en la suavidad de su pierna. Quería hacerla gritar, tanto de dolor, como de placer. Y en estos momentos, me inclinaba mucho más hacia lo segundo, por un cambio.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 369

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Is it sick of me to want you crawling on your knees? {C'Nedra}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.