Novedades

- (15/05) Ya están disponibles novedades de Mayo.

- (15/05) Ya podéis pedir Los Dracs del Mes de Mayo.

- (15/05) Nuevas normas de emisión de reportes Aquí.

- (15/05) ¡Anexo de la Hermandad Pirata! ¡Conócela!

(15/04) ¡Consecuencias de trama global!.

- (15/04) ¡Nuevas Celebridades! tras la trama.

- (15/02) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes
50/64

Afiliados Normales


Muuu, ¡la vaca! [Corah]

Ir abajo

Muuu, ¡la vaca! [Corah]

Mensaje por Limon el Mar Nov 21, 2017 7:53 pm

A fin de cuentas la puerta se dejó en paz y el guardia terminó por aceptar que Corah no tomaría cartas en el asunto. Me sentía un poco decepcionado, realmente quería que lo golpeara o algo, pero eso hubiese sido ilógico, ¿por qué lastimaría a uno de su equipo? Probablemente era un buen soldado o lo que sea, no tenía caso lastimarle. Suficiente problema ya era tener que arreglar la puerta, cuando despertara, claro. Mas todo esto es irrelevante, porque ese escenario ya quedó atrás.

El asunto que ahora traíamos entre manos, o que al menos yo tenía era comprar leche. Sin embargo, ¿para qué comprar si puedo sólo tomarla? Cierto que es un delito, pero soy un desafiado, ¡inmunidad legal! No es algo que me dé honor pero si iba a estar sufriendo las consecuencias del Desafío, quería también disfrutar de sus beneficios. Y tengo una ladrona experta como compañía, hay que aprovecharla de la misma manera.

Caminamos un pequeño tramo desde el castillo hasta una zona residencial, con payasadas en el camino y uno que otro empujón amistoso. Supongo que eran sólo golpes amistosos, la verdad no podía diferenciar si trataba de lastimarme o no. Eso sí, cada vez me costaba un poco más caminar en línea recta, siguiente un extraño ritmo oblicuo pero a fin de cuentas balanceado. Decía con orgullo que no me caí ni una sola vez.

La pregunta es... ¿Dónde conseguir leche? —Obviamente había algunas opciones, mas ya estaba decidido—. Podríamos encontrar... Un lugar donde venden leche. —Había una palabra para especificar eso pero no pude pronunciarla—. Pero eso sería un gran problema. Por lo tanto, iremos directamente a la fuente. —Nos detuvimos cerca de una cerca, o sea una casa cercada... Con malla alrededor. Y adentro, dentro del perímetro de la cerca, estaba la casa, obviamente, y una pequeña granja. Es decir, había un par de caballos, algunas gallinas y... vacas.

Ahí está tu familia, Corah. —Decía en burla, señalando una de las vacas—. ¿Cuál de ellos es tu papá? Vamos a matarlo. —Ignorando completamente el hecho de que el macho de la especie sería un toro y no una vaca—. Primero necesitamos un plan. —Con disimulo me agaché, pegándome a la cerca como si me ocultara, sigilosamente observando a las vacas y lo que había alrededor—. La parte más difícil será cruzar la cerca. ¿Ves que tiene picos arriba? Eso es peligroso, debemos evitarlos. Así que vamos a hacer un hoyo para pasar por debajo. —Sonreía, muy orgulloso de mi idea—. ¿Lista? A escarbar. —Y como perro contento me puse a sacar la tierra de la base de la cerca, con la idea de hacer un túnel. Tendría que ser muy grande para que Corah pudiera caber.





Medallas:
Lucha Religiosa
avatar
Limon
Heartless

Ocupación : Soldado
Mensajes : 189

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Muuu, ¡la vaca! [Corah]

Mensaje por Corah el Miér Nov 22, 2017 9:02 pm

Ahí se quedó el guardia, el muy pringado. Mirándolos como un bobalicón mientras ellos se iba. Jiji jaja, empujón para un lado y para el otro. Esperaba no recordar nada cuando estuviese sobria. Iban haciendo unas bonitas eses de camino. ¿Dónde acabaron? ¿En la zona de casas de dragones o en la de los pobretones humanos? ¿O en las granjas? Limon hablaba de leche. Para sus galletas, claro. No debía de haberle convencido mucho la idea del vino. Y... ¿dónde había leche? En el castillo había fijo. Pero el alcohol invitaba a meterse en problemas y hacer cosas de las que luego avergonzarse.

Lo que en la mente de la dragona le llevaba a la siguiente pregunta: ¿Limon no tenía leche en casa? Se imaginaba la despensa casi vacía con cuatro cosas rancias. La vida de todo hombre soltero que se preciase. Que nadie se ría que es la pura verdad. La dragona lo siguió hasta... ¿muuu? ¿A dónde habían ido? Unos cuantos ojos de bobas totales los miraron-. Si son vacas -soltó la inquisidora, valga la obviedad. Ni cabras ni ovejas. Vacas. Estaban en una granja. ¡La había llevado a una granja con mierda de caballo, gallina y de vaca! Viva los huevos de su desafiado. Pero era divertido. Ok, estaba borracha.

Eso sí, le soltó una colleja por lo de su familia y su padre. De esas que ya te la administras tú a lo largo del día-. ¡Sabes por qué ha sido! ¡Lo sabes! -exclamó. Un plan. Sí. Estaba pensando. ¿Escarbar? No iba en serio, ¿verdad? Ladeó la cabeza observándolo mientras él sacaba tierra. Hubiera podido ser malvada y dejarlo hacer el trabajo sucio. Pero se sentía generosa.

Recordó haber sacado alas una vez... vagamente. ¿Había sido con Thunax? Creía que sí. Se concentró, movió los brazos y los hombros y... empezó el dolor en su espalda. De ella salieron dos alas doradas que batió y se elevó en el aire hasta planear encima de la cerca-. Eh... ¿te cojo o sigues escarbando? -preguntó. Coger de agarrar, malpensados.






Gracias, Frasho:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 779

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Muuu, ¡la vaca! [Corah]

Mensaje por Limon el Jue Nov 23, 2017 8:57 pm

Escarbaba, escarbaba y escarbaba. Quizá no era tan bueno escarbando como un topo o ardilla, pero me sentía muy orgulloso de mis habilidades, confiado en poder terminar el hoyo en algunos minutos, quizá media hora a lo mucho. Sabía que era de mala educación hacer esperar a una dama, así que era reconfortante que no había dama que quedase esperando, sólo Corah. En cualquier caso si trataba de hacerlo en tiempo récord, el hoyo más grande en el tiempo más corto.

Pero de pronto, sin previo aviso, una corriente muy fuerte de aire me tomó desprevenido, provocando que el hoyo se cubriera levemente por la tierra y por mí, pues caía sobre la tierra, quedando tirado en el suelo. Alzaba la mirada y me daba cuenta que Corah estaba sobre la cerca, volando, teniendo un hermoso brillo que le rodeaba. ¿Dije hermoso? Quise decir cegador y... Om... Llamativo.

¿Coger? ¿Aquí? —Volteaba al rededor con cierto escepticismo. Era una propuesta un tanto extraña y sin mencionar distractora—. Después, mejor ayuda a Limon a cruzar. —Extendía mi mano para cogerla de... Ooooh, decía coger como sinónimo de agarrar, eso tiene más sentido. En fin. Esperaba a que me sujetara para que con su magistral vuelo y definitivamente estable pudiéramos cruzar este grandísimo obstáculo que se interponía entre nosotros y esas deliciosas vacas.

OFF:
De haber sabido que iba a escribir tan poquito te hubiera contestado antes xD Lo siento





Medallas:
Lucha Religiosa
avatar
Limon
Heartless

Ocupación : Soldado
Mensajes : 189

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Muuu, ¡la vaca! [Corah]

Mensaje por Corah el Sáb Nov 25, 2017 10:45 am

La risa femenina se dejó escuchar. Debía de estar borracha para reírse divirtiéndose. Sí, eso era. Su desafiado había creído que se refería a coger de... zumbar, trincar, beneficiarse, etc. Debía de ser el verbo con más sinónimos habidos y por haber. Lo mejor es que no dijo que no. Noooo. Dijo que después. Dio una voltereta en el aire, partiéndose de risa y desestabilizándose un poco. Tuvo suerte de no ir contra los pinchos. Hubiera sido divertido decirle: Limon, por tu culpa tengo un nuevo agujero. Sólo de pensarlo volvió a reírse. Así no iban a acabar nunca.

Logró serenarse a duras penas y aterrizó enfrente del soldado. Dejó escapar una risa que sonaba como "jiji", impropio de ella sobria, y lo rodeó con sus brazos. Presionó el cuerpo masculino contra el suyo y aleteó desprendiendo destellos dorados para elevarlos a ambos. Así acabaron volando por encima de la cerca y pasando al otro lado. Claro que el aterrizaje fue algo forzoso y acabaron en el suelo. Por culpa de ella, que no había cumplido con la normativa de "si bebes, no vueles".

-Limon, pesas -le dijo, intentando que se levantase de encima-. Mira que llamo a las rubias -agregó. Las rubias eran las vacas que tenían un pelaje color ocre y que los miraban mientras movían sus mandíbulas de lado a lado con ojos bobalicones. Espectáculo extra estaban dando a los bovinos. Lo raro era que todavía no apareciese algún granjero con la hazada en mano. Quizá todavía no habían montado mucho escándalo.

Tiempo al tiempo. Con lo borrachos que iban y las ganas de hacer locuras, aquello iba a ser de todo menos tranquilo. Una vocecilla interior le decía que era probable que acabase en el calabozo. Limon mejor no, que lo colgaban. Pero ella al ser dragona era posible. O podían zafar. ¡La noche era aún joven para saberlo!






Gracias, Frasho:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 779

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Muuu, ¡la vaca! [Corah]

Mensaje por Limon el Lun Nov 27, 2017 7:29 am

¿Qué es tan chuistoso? —Inquiría probablemente con mi rostro más desorientado y mi tono más ebrio de todos. Se paraba justo enfrente de mí, sintiendo que quería intimidarme con ese agudo grito de guerra que hacía. O risas, no estaba seguro qué era. Pero no me intimidaba, no lograría doblegar mi espíritu con sus colores de sol y su figura de estella o sus... ¿ojos de cielo? Definitivamente no estaba intimidado. Estaba... tratando de no desmayarme.

Y entonces nos levantamos del suelo, volando alto, alto, despegándonos diez... ¡no!, once metros del suelo. ¿O serán decímetros? Era muy alto, pues la cerca era enorme, casi tenía mi tamaño. Creo. Desde aquí se veía tan pequeña. Muy pequeña. Qué bueno que no tengo vértigo, lo que sí tengo es una sensación más extraña de mareo—. Oie, no muevas tan feo a Limon. —Y justo al decir eso sentí que fuimos descendiendo, era hora de aterrizar. ¡Todos a sus puestos!

Auch. —Lanzaba un quejido al caer, sujetándome la cabeza con miedo a que se me fuera a caer, y al mismo tiempo trataba inútilmente ponerme de pie. Digo inútilmente porque cuando lograba apoyarme, me caía de nuevo al suelo—. Rubias, ¿eh? —Aprovechaba mi posición en el suelo para acomodarme como si estuviera luciendo mi cuerpo ante el público de la manera más coqueta y masculina, tanto como la combinación lo permitiera—. ¿Darán leche dorada? —Expresaba entre risas, otra vez tratando de reincorporarme—. ¿O quizá sabor vainilla? —Y de pronto esa cuestión se tornaba en una discusión seria en mi mente.

Muy bien. Hemos burlado el sistema de seguridad. Paso dos... —Por un instante me quedé en silencio—. La verdad Limon no esperaba llegar tan lejos tan rápido. El plan era formular el paso dos mientras cavábamos el hoyo. —Me encogí de hombros, restándole total importancia—. Inspeccionemos las vacas, a ver cuál dará mejor leche. —Decía con mucha seguridad, muy concentrado en el plan, totalmente consciente de mis...

Auch. —Me golpeaba contra la cerca—. Las vacas están por allá. —Me daba la media vuelta, caminando esta vez en la dirección correcta—. Activa el modo sigilo, Corah. —Y conforme caminábamos hacia adelante, flexionaba mi espalda, tratando de pasar desapercibido, haciéndome uno con las sombras, encogiéndome hasta disminuir la altura al máximo pero aún así avanzando con paso firme. Me convertía en una tormenta encerrada en un enigma.

Mierda. —Rodeaba un poco, evitando el excremento en el camino—. Hay mierda ahí. —Señalaba el pedazote en el suelo que altivamente se burlaba de nosotros. Un triunfo más para nosotros—. Debes sentirte como en casa, ¿no? —Musitaba en un tono burlón—. En familia y rodeada de popó. —Ahogaba una carcajada, una que paulatinamente me fue dominando, pero sería más fuerte, no revelaría nuestra posición en una explosión de comedia. Debía... No... Reír...
We rushin' in or we goin' senaky beaky like?:





Medallas:
Lucha Religiosa
avatar
Limon
Heartless

Ocupación : Soldado
Mensajes : 189

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Muuu, ¡la vaca! [Corah]

Mensaje por Corah el Lun Nov 27, 2017 3:19 pm

-Lo gracioso es que no te has negado, sino lo has pospuesto -aclaró entre risas a su desafiado. Bendito y maldito alcohol. ¡Ella no era así! Al diablo con su reputaputación. Repu pu pu... puta  de tación. Ale, más risas. Todo esto mientras se elevaba con él en brazos (como Superman y Lois Lane). El aterrizaje fue forzoso pero siguieron vivos... y alcoholizados-. ¿Qué te pasa? ¿Ya te me estás ofreciendo? -le bromeó entre risas al ver la posición que tomaba en el suelo-. ¡Lluvia dorada con sabor a vainilla! -exclamó. De haber estado sobria, le habría resultado desagradable lo que ella solita había dicho. Pero en ese momento era gracioso y rió de nuevo.

-¿Cómo que no lo tenías pensado? Esto no es serio, ¡no es serio! -risas de nuevo de la dragona-. Hay que mugir y parecer una del grupo. ¿Cómo piensas inspeccionarlas? ¿Vas a tocar teta? -inquirió imaginándolo sobando a las vacas y diciendo "esta no, esta tampoco, esta las tiene pequeñas, esta caídas". Y se tronchó de risa cuando él se equivocó de dirección-. Yo te sigo, Limonchelo -y activó su modo sigilo. El suyo era dar unos pasos y quedarse quieta cual espantapájaros... y repitió el proceso varias veces.

-Pueees claaaro que hay mierda de vaca. Y esos charcos no son de agua de lluvia. Son de meada -replicó con malicia. Hasta que él jugó de nuevo con las bromas sobre la familia. La dragona le puso la zancadilla con intención de que el soldado cayese. No le importaba si era sobre la hierba o sobre la mierda. Pero ese comentario se lo pagaba-. Deja de meterte con mi familia y muge -le dijo, cruzándose de brazos. Y de repente... ¿por qué había un lobo por allí? Iba a espantar a las vacas. Espera... vacas asustadas igual a... ¡estampida!-. ¡Limon! Corre que en vez de leche tenemos puré.

Spoiler:






Gracias, Frasho:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 779

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Muuu, ¡la vaca! [Corah]

Mensaje por Limon el Jue Nov 30, 2017 8:31 pm

Dicen, yo no, pero muchas personas dicen que cuando estás ebrio sale a flote tu verdadero yo. O tu verdadero tú... Algo así. El punto es que el proceso de pensar, razonar y actuar se reducía a sólo actuar, volviéndonos más sinceros, más espontáneos, más... Simples. Otras capacidades se perdían, como la lógica o la inteligencia, y se supone que la memoria. Sin embargo, podía concluir algo que de alguna manera me daba un poco de miedo, y es que estoy con la mujer que me arrancó el corazón. Si esto fuera una confesión de amor podía sonar muy tierno, pero en realidad era un hecho que literalmente había sucedido. Y a pesar de ese pasado, aquí estábamos, infiltrándonos en una casa, compartiendo carcajadas, coqueteando. Quizá eso último no tan así, pero como dice el dicho, entre broma y broma la verdad se asoma.

Mugir sonaba a buena idea. Estoy ebrio, así que muchas cosas me pueden parecer buenas ideas. Pero genuinamente tenía sentido. Es lo que hacía yo cuando engañaba al enemigo, me hacía pasar por uno de sus aliados. Pardiez. Debí haber traído un traje de vaca para poder mezclarme con facilidad entre ellas, mugir tendría que ser suficiente entonces para que no me detectaran—. Eso es lo más brillante que Corah ha dicho en toda su vida. Muuu. —Imitaba el sonido divertido, repitiéndolo un par de veces cuando de repente...

¡Auch! —Tropezaba quién sabe con qué, provocando una caída peligrosa. Me dirigía directamente a un pedazote de excremento, me iba a dar en la cara, toda mi carita. Pero gracias a mis reflejos especiales logré moverme a un lado y solamente caer en tierra mojada, ojala que por agua y no por meada como decía la Inquisidora. Olía a humedad.

Todo forma parte del plan maestro de Limon. —Trataba de reincorporarme como si nada hubiese pasado, mas en el instante en el que volvía a mi modo sigilo, la advertencia de Corah me hacía caer en cuenta de una terrible verdad, que no éramos los únicos cazadores aquí. Al lobo a penas si lo vi, pues estaba más preocupado por mi plan de defensa. No. La mejor defensa es el ataque.

Sólo los cobarde corren, Corah. Limon no es un cobarde. ¡Limon es un guerre-! —Me había parado erguido, mirando de frente a la estampida que venía hacia nosotros. Me postraba firme como torre e inamovible como la terquedad de un burro. Pero me sobreestimé, porque la idea era frenar a la vaca con fuerza bruta, pero lo que terminó sucediendo es que me empujó con su cabeza, lanzándome fuertemente hacia atrás. Ah, pero el buen Limon no se rendiría tan fácilmente.

¡Todo forma parte del plan maestro de Limon! —Exclamaba dramáticamente, aferrándome al cuello del animal que no paraba de correr, agitándose de un lado a otro, acelerando violentamente, dando vueltas y azotándome contra el suelo y la cerca. Trataba de arrojarme, quizá hasta de matarme, mas yo no cedía y continuaba pegado a la vaca de la misma manera en la que una garrapata se amarra a un perro. O algo así. Si todo salía bien, la vaca se cansaría... Eventualmente.





Medallas:
Lucha Religiosa
avatar
Limon
Heartless

Ocupación : Soldado
Mensajes : 189

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Muuu, ¡la vaca! [Corah]

Mensaje por Corah el Sáb Dic 02, 2017 7:00 pm

Cuando Limon cayó, la dragona alzó los brazos al cielo en señal de victoria-. Ooh, yeah. Toma ya -celebró. ¿Qué? Ella no era un alma bondadosa-. ¿Y qué plan maestro es ese? -inquirió. Tenía curiosidad por los detalles. Hasta que vio al lobo y alertó de estampida. Parpadeó ante la respuesta de su desafiado. ¿De verdad se iba a quedar ahí? Se irguió de hombros.


Con una mano enguantada en la cintura, esperó al lado de Limon. De repente, una vaca se lo llevó por delante-. ¿Limon? -parpadeó. Visto y no visto. Varias vacas más iban en su dirección, aterrorizadas. Todavía tenía las alas doradas. Las aleteó para ascender en el aire y evitarlas. Ups. La que se había preparado en un momento.

¿Debería ayudar a Limon? Nah. Parecía tenerlo todo controlado-. ¡Has ligado! ¡Dale un besito a tu novia! -le gritó a su desafiado. Adiós al sigilo. Y pasó lo que tenía que pasar. Un hombre salió de la casa caminando por el prado de la granja.

-¿Quę es todo este jaleo? -lo oyó preguntar.

-¡Un lobo! -gritó ella. Culpa todo de él.






Gracias, Frasho:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 779

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Muuu, ¡la vaca! [Corah]

Mensaje por Limon el Mar Dic 05, 2017 5:50 pm

Ah, el plan maestro de Limon, mi plan... Tantos detalles que contar, tantas variables a considerar. No sabía por dónde empezar, no creía que hubiese alguna manera realmente para compartirle mis tácticas avanzadas. Tal vez en otro idioma, porque el nuestro no contenía las palabras adecuadas para construir en vocablos mis ideas. Lo que pasaba en mi piquis era una red enigmática envuelta en misterio, un conjunto de pensamientos complejos incapaces de proyectarse en su totalidad. Podría intentarlo, pero eso requeriría años o décadas. Corah debería comprender mi objetivo por su propia cuenta.

Y ahí estaba yo, sujetado de la cabeza de la vaca fúrica, agitándome cual río lleva violentamente un tronco por el cauce. La manera en la que había llegado hasta aquí a partir de un juego de ajedrez se escapaba de mí. Pero sabía que aquí debía de estar, que estas combinaciones de sucesos conducían a mi ultimada victoria. Sólo debía mantenerme firme y aguantar, esperar el momento adecuado para recuperarme y retomar el control de esta maldita estampida.

Las palabras de la Inquisidora poco o nada ayudaban realmente, pues aunque graciosas me desconcentraban y obviamente era un terrible consejo besar al animal ahora mismo. Claramente nunca ha besado a alguien en movimiento, podría picarle el ojo con mi nariz o ella golpearía mi barbilla. Torpe Corah que no puede preveer las consecuencias de algo tan obvio. Primero la domarái y luego la besaría, hay que seguir un orden.

Poco a poco fui acomodándome al mismo tiempo que notaba que se estaba cansando. Y cuando por fin pude poner mis pies en la tierra, la frené con toda la fuerza que no sabía que poseía y la levanté del suelo, cargándola por encima de mi hombro y luego tirando mi cuerpo hacia atrás, llevando a la vaca junto conmigo hacia el suelo. Suplex. Así es como llaman a este movimiento. Honestamente no sabía muy bien qué hacía o cómo funcionaba porque yo también golpeaba el suelo, pero al menos pareció amansar a la vaca, quien se quedó en la tierra respirando agitadamente.

Gracias por ayudar a Limon. —Me podía de pie con todo el equilibrio que no tenía, inhalando y exahalando con dificultad, tambaleándome un poco. No por el torbellino o el golpe, sino por mi ebriedad. ¿Y el resto de la estampida? Seguía corriendo en círculos por ahí. Mugiendo y gruñendo, levantando tierra y haciendo sonar esas malditas campanas enfadosas.

Ignorando la presencia del dueño, no por elección sino por ignorancia debido a que no advertí su presencia, me encaminé hacia ese caótico grupo que era perseguido por el lobo feroz—. ¡Aaaltooo! —Exclamaba con potencia, lanzando una patada al lobo que estaba por morder a una de las vacas, mandándolo lejos, quién sabe hasta dónde y en qué estado, pero ya no volvió a aparecerse—. Basta, basta, basta, basta, basta, basta. —Repetía múltiples veces, frenando a las vacas poco a poco, no con mi fuerza, sino con el raciocinio de que ya no había peligro. A un par sí le di un golpe en la frente.

Me giraba victorioso hacia Corah, sin sombrero, despeinado y completamente mareado, pero victorio a fin de cuentas—. Y ahora a robar esa... —Entonces me percataba de la figura desconocida. No sabía quién era. Como narrador lo sé, mas no lo sabía realmente, pero independientemente de quién o qué era, no debía revelar nuestras intenciones. Por suerte mi astucia me permitió improvisar algo rápidamente—. Esa magnífica mano suya, señorita. Limon se deshizo de la amenaza que durante años acechó estas tierras. —Trataba de caminar en línea recta hacia ella, ojalá lo estuviera logrando—. Y con la gloria que este triunfo le concede, Limon exige su mano en matrimonio. —Me hincaba ante ella, llevando a mi mano al bolsillo, buscando algo que funcionara como sortija, hallando sólo la galleta que frágilmente se aferraba a su forma completa. La sacaba con cuidado y la exponía estoíco.

¿Pero qué diantres? —Torcía su cabeza ante el acto, alzando la mirada para ver sus vacas aterradas en un grupo y otra jadeante en el suelo.

Pensándolo bien, debí haber dicho algo más. Sé por experiencia que proponer matrimonio es algo que trae muchos problemas, más aún porque se me ocurrían mejores cosas que decir y graciosos comentarios que compartirle al sujeto ese. Pero ahora me encontraba clavado en mi posición. Además, si intentaba ponerme de pie probablemente me caería. Vagamente lograba mantenerme apoyado sobre mi rodilla. Casi sentía que flotaba.





Medallas:
Lucha Religiosa
avatar
Limon
Heartless

Ocupación : Soldado
Mensajes : 189

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Muuu, ¡la vaca! [Corah]

Mensaje por Corah el Lun Dic 11, 2017 1:38 pm

Saludó a su desafiado mientras aleteaba a cierta distancia del suelo. Una sonrisa maliciosa y de diversión se dibujaba en sus labios por el comentario irónico de ayudarlo. Luego todo pasó muy rápido. Limon se enfrentó al lobo, quien no tenía mucha hambre o le hubiera mordido la pierna al moreno. Las vacas fueron calmándose, bufando y con la respiración alterada. La inquisidora agitó el sombrero del varón en su mano. Sí, lo había agarrado ella. Se lo puso con una sonrisa y se mantuvo expectante.

Lo que no esperaba era que se dirigiese al granjero y le propusiese matrimonio. ¡Con la rodilla en el suelo! Se suponía que debería ser un acto solemne, pero la dragona... bueno, primero retuvo el aire. Luego lo expulsó con un "pfffff" intentando no reírse. Al final estalló en carcajadas dando volteretas en el aire mientras revoloteaba. El sombrero cayó sobre la cabeza de una vaca que todavía jadeaba asustada-. ¡Tenemos best man! -exclamó entre risas la inquisidora.

Acabó encima del perplejo granjero y del ebrio soldado-. Por el poder que no se me ha concedido... ¡os declaro marido y marido! Juntad vuestros bigotillos. Lo que han unido las vacas, que no lo separe el hombre -sentenció la rubia aguantando la risa.

-¿Qué? Yo ya estoy casado -protestó el granjero.

-Claro, acabas de casarte. Los nervios de la boda, ya se sabe -comentó la inquisidora, agitando la mano-. Ahora para casa a consumar el matrimonio.

-¡¿Qué?! -gritó el humano.

-¿Qué pasa, cariño? -preguntó la rolliza mujer del granjero saliendo de la vivienda.

-Llegas tarde, ya se han casado -enredó más la dragona.

Y se armó la de San Quintín.






Gracias, Frasho:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 779

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Muuu, ¡la vaca! [Corah]

Mensaje por Limon el Jue Feb 01, 2018 8:54 pm

Algunas personas al imaginar la boda perfecta visualizan unas campanas tocando un sensacional sonido que retumba en el alma, incrementando el sentimiento; otras anhelan con tener las olas como coro, acompañando en un romántico sonar el instante en el que el amor evoluciona en algo más allá del sentir. Pero Limon no es como las demás personas, éste era la mejor manera de casarse, con la dragona que me arrebató el corazón riendo descontroladamente, un puñado de vacas peleándose por mi sombrero y una esposa muy confundida por la situación... ¡Pero qué diantres está pasando!

Pues nada. A seguir con lo que sea que esté sucediendo aquí—. ¿Quién es ella, Arturo? —Inquiría, no, ¡exigía respuesta inmediata en un tono de suma indignación!

Me llamo Mauricio. —Musitaba perplejo el pobre hombre. Oh, esposo mío, qué has hecho para merecer este barullo—[color:ac1f=#cyan]. Y ella es mi esposa. —Respondía luego de un instante con el ceño fruncido, poco a poco retomando compostura—[color:ac1f=#cyan]. ¡Y ustedes están en nuestra propiedad! Fuera de aquí. —Exclamaba fúrico, señalando... Bueno, señalando cualquier lugar que indicara lejanía de su hogar.

Así es. Es nuestra propiedad. Fuera, fuera, vacas mugrosas. —Miraba a Corah haciendo un ademán para que se largara y repetía con la mujer de Arturo.

Les dice a ustedes, animales. —Se cruzaba de brazos la ofendida dama, haciendo una mueca de lo más amarga.

¿A nuestras vacas? —Susurraba fingiendo demencia, observando al inocente ganado. Qué vaca tan linda la del sombrero.

¡Mis vacas! —Gritaba hasta más no poder, empujándome bruscamente, aunque no sacándome de balance, sólo retrocediendo unos pasos.

Nuestras vacas... —Se escuchaba murmurar a la mujer.

Sí, nuestras vacas, Arturo. No son sólo tuyas. Las criamos juntos.

¡Maldito idiota! ¡Soy Mauricio y ésas no son tus vacas! —Se veía sumamente frustrado, apretando los dientes, condenándome con la mirada—. Debería matarlos por invadir nuestra propiedad. —Llevaba sus manos alrededor de su cintura, como si estuviera buscando una espada o algún arma.

Oh, querido, aquí no. Espera a que estemos adentro. —Me acercaba íntimamente a él, deteniendo su movimiento, ahogando una risotada por la absurda interpretación que le había dado.

¡Aléjate de mi! —Volvía a empujarme violentamente, siguiéndome mientras lanzaba un puñetazo a mi barbilla. Exageraba la reacción, rotando sobre mi propio eje para que pareciera que me había dado con una tremenda fuerza. Tal vez sí me hizo daño, pero no me dolió gracias a la magia del alcohol. ¿O algo más?

Lentamente levante la mirada hasta él, con la mano en la boca—. Me pegaste porque me quieres. —Expresaba tristeza y un desgarro emocional sin igual, haciendo que mis ojos se humedecieran. Repentinamente un objeto duro golpeó mi cabeza, rápidamente llamando mi atención. Seguí la trayectoria, encontrándome esa figura femenina de la esposa de Arturo, con una piedra en la mano.

O se van, o se van. —Miró a Corah desafiante, jugando con la roca en su mano.

¿Entonces así quieres terminar lo nuestro? ¿Después de todo lo que pasamos juntos? —Arturo me sujetaba del cuello de la camisa, con el puño arriba y aún con su mirada asesina sobre mí—. Es por ella, ¿verdad? ¿Tanto amas a esa loca de lengua bífida? —Y tras ese pequeño insulto a su esposa, recibí un golpe en la cara que me mandó al suelo. Ah, pero el buen Limon es muy hábil y en ese instante que iba cayendo entrelacé mis piernas con las de él en un torniquete para mandarlo al piso conmigo—. Así te quería ver. —Traté de reincorporarme de la única manera en la que un borracho puede hacerlo—. Muriendo a mis pies... —Y otra pedrada a la cabeza.

Maldito cabeza dura. —Gruñía la granjera.

Me di rápidamente la media vuelta y puse la cara de lunático más siniestra que me permitió mi ebriedad—. ¡Aaaah! ¡Te robaste a mi esposo! —Estallaba en falso rencor, corriendo hacia ella, con todas las intenciones de embestirla y... Y... No sé, algo más, cuando llegué sabré qué hacer.


Última edición por Limon el Lun Feb 12, 2018 10:05 pm, editado 1 vez





Medallas:
Lucha Religiosa
avatar
Limon
Heartless

Ocupación : Soldado
Mensajes : 189

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Muuu, ¡la vaca! [Corah]

Mensaje por Corah el Sáb Feb 10, 2018 10:58 am

-Se llama Arturo Mauricio Valdepeñas Pons Miramar del Sagrado Corazón de las Mercedes de Santa María Margarita -metió baza la inquisidora-. Lo que ha unido a Limon y a la Margarita que no lo separe el hombre -logró terminar seria antes de empezar a reírse con el chiste fácil que le había salido. Pero qué malo era el alcohol-. Eh, yo no soy una vaca. Me llamo Mu. ¡Muuuuu! -movió un dedo, haciendo énfasis en el nombre-. Pero, ¿por qué ese afán de poner cuernos? ¿Por qué? ¿No tenías suficiente con él? -espetó al granjero, señalando a Limon.

Estaban diciendo algo de vacas. Mis, tuyas, nuestras, suyas. Los miró con extrañeza. Si quería un chuletón, ¿a quién tenía que pagárselo? Su modo inquisidora se activó durante un instante y elevó uno de sus dedos índice-. Técnicamente, no puedes matarnos a ninguno de los dos -no creía que al granjero le importase mucho eso en ese momento. Parecía una vaca bufando.

El tal Mauricio Arturo le dio un puñetazo a su desafiado, colérico-. Si vais a pelear, hacedlo sin ropa y en barro, por favor -dijo mirándose las uñas. Hasta que un proyectil llamó su atención. ¿De dónde había salido ese? Su mirada verde jade se posó en la granjera-. Como tires otra piedra, te la comes -le avisó. Y la tiró. ¡La tiró! La inquisidora se agachó y se la tiró de regreso.

Iba a embestir contra ella, pero vio que Limon se le estaba adelantando. Así que cambió de objetivo y saltó sobre el granjero, agarrándole del pelo-. ¿Dónde tienes la leche, eh, eh? ¿Dónde la tienes guardada? Mucho golpear y poco ordeñar -lo zarandeó al decirlo, a pesar de los inútiles esfuerzos del hombre por soltarse.






Gracias, Frasho:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 779

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Muuu, ¡la vaca! [Corah]

Mensaje por Limon el Lun Feb 12, 2018 10:41 pm

Y llegué, de alguna manera sin tropezar, hasta la pobre granjera que en un intento desesperado trataba de mantenerse serena, con toda la fuerza de su ser por mantener lo que según ella era su propiedad. Pude haberme soltado a reír, tanto por la situación como los graciosos intercambios de palabras. Los nombres largos son tan hilarantes. O también pude sólo irme, decir alguna burrada de que se queman mis galletas en casa o que me equivoqué de casa. También pude sólo dejarme caer y fingir dormir o desmayarme o morir. Pero no hice nada de eso, sino todo lo contrario, me quedé, porque todo este escándalo era con un propósito muy específico. El chiste del matrimonio pude ser divertido, pero debía recobrar lo que realmente quería.

Había embestido a la pobre muchacha, tumbándola conmigo al suelo, quedando encima de ella con la sonrisa más retorcida del mundo. Yo, claro, yo sonreía y ella sólo apretaba los dientes desesperada, pataleando y lanzando golpes a discreción. ¿O sin discreción?

¡Quítate, maldito demente! —Tenía una piedra en mano y trataba de golpearme con ella en la cabeza, pero hábilmente y con la gracia de un chimpancé lograba mantener su brazo alejado de mí.

La verdad es que Limon ni siquiera quiere algo contigo. —Le enseñaba mi lengua cómicamente—. Limon sólo vino por un poco de leche... De vaca. —Era importante hacer esa señalización. Levantaba la mirada, siguiendo el recorrido que el ganado hacía—. Verás, Limon tiene unas galletas muy ricas y sabrán de lujo con leche calientita. —Sonreía satisfecho, suavemente llevando mi mano al bolsillo sólo para recordar un poco ese postre. Pero... No estaba. No sentía la galleta ahí. ¿Dónde estaba?

¿Oh? ¿Esta galleta? —Mis ojos se abrían como platos y por un momento dejé de sentirme ebrio, entrando en un repentino estado de alerta. La granjera había robado mi galleta, y ahora la sostenía victoriosa enfrente de mí. ¿Pero cómo? ¿Cuándo? ¿Qué pretendía hacer?

Oye, tranquila... Seamos razonables. No hagamos una locura de la cual nos podamos arrepentir. —Decía como todo un buen negociante preparado y experto en acuerdos.

Quí. Ta. Te. —Fruncía el ceño de la manera más caricaturesca, sosteniendo con ambas manos la galleta, amenazando con partirla en dos.

Vale, vale. —Decía con cautela, poniéndome de pie y retrocediendo unos pasos—. Limon ya se quitó. —Levantaba las manos tratando de lucir inofensivo.

Gracias. —Ponía una sonrisa retorcida, una vez que se reincorporaba. Notaba que ampliaba esa mueca y en sus negros ojos noté la maldad de sus intenciones.

¡No, no, no, no, no! —Pero mi súplica era inútil. Sostuvo con fuerza la galleta y...

Puta... Agh... Galleta. ¿Qué es esto? —Traba de romperla, pero sus esfuerzos eran en vanos, la galleta era muy vieja y dura, no se rompería.

¡Ajá! Vuestro ímpetu macabro palidece ante la solidez de la galleta. Habéis fracasado en su misión de destrucción. ¡Uajajaja! —Explotaba en una carcajada algo villánica, dejando la felicidad desbordarse sin control.

¡Aaah! —Súbitamente, en un acto dramático, la mujer tiró la galleta al piso, brincando sobre ella, rompiéndola del todo, dejando solamente boronas, como arena...

Y fue en ese instante en el que sentí mi mundo derrumbarse. La cabeza me daba vueltas, respirar era difícil, el pecho se me comprimía y me turbaba la mente. Sentía un vacío profundo, sentía... Sentía...

Hoy de nuevo desperté. —Comenzaba a cantar, de una manera dramática, melancólico, entristecido, derrotado, caminando perplejo hacia la pobre galleta—. Y tú no estabas ahí. Hoy volví a comprender que esta vez te perdí. —Gateaba hasta los restos del postre, tomándolos cuidadosamente entre mis manos—. Que no tengo a dónde ir. Ya no sé si volverás. —Con los pedacitos en mano, caminaba de nueva cuenta a Corah, dedicándole la mirada más angustiada de todas—. Si te quedas o te vas... Si puedo mirar atrás... —Mis pasos iban sin rumbo, solamente alejándome del lugar donde la tragedia ocurrió.

Y no verte junto a mí, no sé qué va ser de ti. Hoy mi cielo yace gris, sin estrellas que te hagan sonreír. —Levantaba la mirada en un frágil llanto que se asomaba con timidez—. Hoy la Luna se durmió y su luz se apagó. No sé qué va a ser de mí.—Y seguí... Caminando... Destrozado, con el cadáver de mi amor y una canción quebrada. No me importaba lo demás, no quería saber más... Sólo alejarme y ahogarme en mi soledad...

Canción:





Medallas:
Lucha Religiosa
avatar
Limon
Heartless

Ocupación : Soldado
Mensajes : 189

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Muuu, ¡la vaca! [Corah]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.